Archivos para 30 junio 2009

30
Jun
09

Ciclamato ye-yé

E-dulcorantes

 


Venezuela acaba de retirar el refresco Coca-Cola Zero por tener entre sus componentes un aditivo edulcorante con riesgos cancerígenos, el E-952, ciclamato sódico ó ciclohexilsulfamato, prohibido en numerosos paises desde 1969.


 ¿ Una mini-vendetta de Chávez dedicada a su amigo del norte ?

 Abigo bío

 

La polémica sobre este edulcorante no es nueva…


Fue descubierto en 1937 en la Universidad de Illinois (EEUU), comprado inicialmente por el gigante químico DuPont, y vendido más tarde a los Laboratorios Abbott, quienes lo propusieron como nuevo producto en 1950 para enmascarar el amargor de algunos antibióticos y del pentobarbital.


En 1958 fue declarado apto para el consumo, Sin embargo, en EEUU está prohibido su uso desde el 21 de ocubre de 1969 por la FDA, y no disponible desde el 11 de septiembre de 1970,  porque las pruebas de laboratorio hallaron casos de cáncer de vejiga en ratas.


Resulta sospechoso de originar mutaciones genéticas cancerígenas, porque la flora bacteriana intestinal convierte el ciclamato en cyclohexilamina (CHA), que es una sustancia tóxica.

E-952 en perspectiva caballera

 

También está prohibido en Gran Bretaña, Australia o Nueva Zelanda.


Cuando se lanzó en México, pese a la cercanía del nunca bien ponderado vecino, Coca-Cola se vio obligada a cambiar la composición de Zero, evitando utilizar E-952.


Éste había sido autorizado aprovechando los últimos meses del gobierno de Vicente Fox, lo cual no resulta extraño… ¡¡¡ teniendo en cuenta que Fox había trabajado en Coca-Cola !!!


Sin embargo, esta batalla la ganaron los  consumidores, que presionaron hasta conseguir que Coca-Cola retirase el E-952 de la Coca-Cola Zero, si bien lo sustituyó por aspartamo (E-951)…


De modo que el refresco sigue consumiéndose…


No obstante, la compañía disfrazó el rechazo social, con el anuncio de un cambio de sabor del producto…

Eso duele...

 

En el caso de Venezuela, Coca-Cola defiende que Zero no contenía E-952, sino acesulfamo-K (E-950…) y aspartamo (E-951). Por qué no. Y lo que haga falta.


 
Sin embargo, el ciclamato ha sido declarado apto para el consumo en 55 países.


Varias organizaciones, como la FAO y la OMS, avalan su uso sin aparentes daños a la salud en más de cien países del mundo, tales como la Canadá, China, Brasil, y prácticamente toda Latinoamérica…


¿ Y en la Unión Europea ?


A todo trapo


Pues, por supuesto… está permitido, salvo excepciones como Irlanda y Bélgica.


Sí, es legal en casi toda Europa: Italia, Grecia, Portugal, Polonia,… en Estonia, Lituania… 


Y en España. De hecho, la Coca-Cola Zero comercializada en España contiene ciclamato (E-952).

A-sus-órdenes

 



Sin embargo, pese al peso económico sin poso de estos países consumidores, y a ser tan inocuo, el E-952 sigue generando alarmas.


La Unión Europea está preocupada porque los edulcorantes no se están limpiando al reciclar el agua con destino a acuíferos y al riego,  contaminando las plantas y la fruta que luego ingerimos.


A buenas horas… después de promulgar la Directiva 94/34/CE, por la que la Unión Europea desbloquease el uso de ciclamatos como E-952 siempre que los fabricantes restringiesen su uso en el agua, la leche, los zumos de fruta, las bebidas azucaradas, y otros productos, como los chicles sin azúcar o los cereales de desayuno.


Ya en marzo de 2004, la Unión Europea tuvo que revisar parcialmente su opinión: pese a no haber nuevos datos epidemiológicos de daño en humanos, se había demostrado que la tasa de conversión del ciclamato a CHA era mayor de lo “previamente pensado“…


Pero no prohibió el ciclamato (E-952)… 


Sólo  decidió reducir la cifra de ingesta diaria admisible de 11 (recomendados pro la FAO y OMS) a 7 mg/kg de peso para la UE.


Bravo.


Asimismo, añadían que habría una “observación permanente de los aditivos en la UE, y que la EFSA sería la autoridad europea que avisaría a la Comisión si alguno llegase a ser peligroso“.


Tranquilizador.


Por entonces, David Byrne (el politico, no el músico, claro está) era el Comisario de Salud y Defensa del Consumidor de la Unión Europea; pese a reducir el uso de ciclamatos, estaba encantado de haber logrado que se aprobase el uso de otros dos endulcorantes (aspartamo y sucralosa), agradeció al Consejo su apoyo a los edulcorantes “basados en las pruebas científicas, y en el interés de la protección de los consumidores.”


David Byrne desempeñó ese cargo entre septiembre de 1999 y mayo de 2004. Actualmente co-lidera “Health First Europe”, una alianza de intereses de la industria médica…


Qué raro, ¿ no ?


Pues es una pena que no patrocine (ni antes ni ahora) una solución menos extendida y más apropiada que el ciclamato, pese a que una de sus organizaciones miembro sea “IDF-Europe” (“International Diabetes Federation – Europe“)…


En fin…


Si es inocuo, ¿ por qué prohibirlo en algunos países, incluidos los EEUU ?… 


¿ Por qué EEUU lo exporta pero no autoriza su consumo interno ?…


¿ Por qué Gran Bretaña prohibe su fabricación pero no su importación ?…


Y si existen restricciones de la OMS y la FAO recomendando de ingesta diaria admisible, ¿ por qué a EEUU, Gran Bretaña, etc no les son suficientes para aprobarlo ?…


Pero, si no es inocuo, ¿ qué conciencia social tiene la UE cuando rebaja esas restricciones (como si el resto del planeta pudiera envenenarse más) en lugar de prohibirlo ?…


¿ Y las de la OMS y la FAO, directamente ?


Porque las multinacionales presionan más que los consumidores. Cash frente a Quejas.


James nunca dice no... 


El ciclamato sólo parece indicado, y como último recurso, para los diabéticos, porque, en cuanto a su eficacia para perder peso, existen estudios sobre adultos sanos en los que, cuando se sustituyen los productos con un contenido normal de azúcar por otros sin azúcar, no se produce una reducción significativa de la ingesta total de calorías.


Esto sería debido a que interviene el apetito, y acaba equilibrando la situación.


La mera inclusión de edulcorantes en nuestra dieta no producirá necesariamente una pérdida de peso espontánea; sólo se perderá peso si se reduce el consumo global de calorías…


Algo que, por evidente que parezca, olvidamos a menudo.


Bueno… puede que no resulte demasiado eficaz, pero, toda esta polémica…


… ¿ Es para tanto ?


Cuerpazo se te queda... 


Pues veamos.


La Coca-Cola Zero comercializada en España contiene 27 mg de ciclamato (E-952) por cada 100ml, es decir, 81 mg en una lata.


Es decir, para 50 Kg de peso corporal, necesitarías consumir 6,79 latas al día de Coca-Cola Zero para exceder del consumo “seguro” de la FAO y la OMS.


Claro que el edulcorante E-952 no solo se encuentra en la Coca-Cola Zero, sino en muchos otros productos… Suma y sigue.


Los ensayos clínicos realizados estos últimos años muestran resultados preocupantes en ratas, cerdos, perros: atrofia testicular, y daños genéticos, con casos de tumores malignos ‘casuales’ en monos…


Ratones y mazmorras 


En cuanto a humanos, las conclusiones se diluyen cual azucarillos (eso sí, ‘light’) en el agua:

“Proporcionando 512 mg/dia (las 6,7 latas) de ciclamato por via oral a varios sujetos, se observó que se convertía menos del 28% del ciclamato ingerido a CHA en los 3-5 días posteriores a la ingesta”.

 

A esos científicos les parece poco… pero, a mí, qué puedo decir, cualquier cifra mayor de cero me preocupa.


 
El ciclamato essospechoso de inducir efectos citogenéticos no deseados en los linfocitos humanos… pero “no se pudo establecer una relación causal“. Qué le vamos a hacer…

El dulce libre albedrío

 

Y, ojo, en el último encuentro del ‘Codex Alimentarius’ (Comisión internacional creada por la FAO y la OMS para unificar estándares alimenticios), EEUU y Japón ratificaron la alerta sobre el uso de ciclamato (E-952).


Y pese a los sucesivos intentos,  los Laboratorios Abbott no han conseguido que la FDA levante su prohibición… Lógico: esta agencia, hoy por hoy, no puede aprobar ninguna sustancia que cause cáncer en animales (y aparecen de los más variadito: de ovarios, riñones, piel, útero…).


Así que Abbott sigue perdiendo batallas… Pero sólo de momento… Y sólo en EEUU y pocas excepciones más.


“Ha habido muchos estudios que no han encontrado efectos secundarios, la mayoría pagados por la industria, para demostrar su seguridad”, reconoce Eduard Rodríguez Farré, profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que trabaja en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona:

“La toxicidad del E-952 no es elevada, pero en el ámbito de la salud pública, cuando un producto se utiliza a diario por millones de personas, el riesgo, por mínimo que sea, no es nada despreciable. En esta situación el principio que se suele aplicar es el de precaución, y, por tanto, se suele prohibir”.

 

¿ Para cuándo ?


 El ciclamato me mata


Pero es tan alto el beneficio económico del ciclamato respecto a otros edulcorantes… Y tan bajo el valor de la salud general frente al beneficio de unos pocos.


No obstante, presionemos para conseguir la prohibición del ciclamato (E-952).

La alternativa sería asumir el riesgo que nos aporta “la chispa de la vida”…

Ah, por cierto… la COCA-COLA LIGHT también contiene ciclamato (E-952) !!!

E-xacto !!!

 Caco_Cala-light

Por si acaso…

Precaución, amigo consumidor.. 


Utilización del ciclamato (E-952):

• batidos
• bebidas instantáneas
• bebidas refrescantes
• bebidas para deportistas
• cereales para desayuno
• caramelos
• chicles/gomas de mascar
• chocolates
• dulces, bizcochos, tartas, repostería y productos horneados
• edulcorantes de mesa
• frutas en conserva
• galletas
• mermeladas
• productos lácteos
• pudings, flanes y gelatinas
• té frío
• productos farmacéuticos

 

Ejemplos:

– COCA-COLA ZERO y COCA-COLA LIGHT
– FANTA ZERO
– Mermelada HERO DIET
– NESTEA sin Azúcar
– Zumos BISOLAN




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 62 seguidores