Archivos para 30 noviembre 2009

30
Nov
09

Vibraciones



Las ventas de plataformas vibratorias no han parado de crecer desde que el producto se introdujo en España hace dos años.








Así lo han confirmado los responsables de los principales suministradores de home fitness, que han coincidido en señalar además que el pico de ventas llegará a su cénit durante la actual campaña de Navidad, como regalo estrella.


Las terapias de vibración se remontan a la Grecia Clásica. Los precedentes más recientes son los del Dr. Harvey Kellog a finales del siglo XIX, y los del programa espacial soviético en la década de los 60′, hasta que, en 1998, el entrenador y preparador fisico holandés Guus van der Meer adopta la idea yla integra en sus programas de trabajo con atletas y deportistas. El mismo diseña la máquina y la patenta, con el nombre de Power-Plate®, en 1999.


Una plataforma vibratoria es una máquina dotada de una base elevada, que vibra de forma vertical/multidireccional, o bien oscila.

En base a que la acción de las vibraciones estimula las estructuras neuromusculares con resultados similares a los logrados por la actividad física, los suministradores proclaman estos beneficios por su uso:

• Provocan una contracción muscular completa sin esfuerzo, estimulando tanto las fibras rojas como blancas
• Mejoran la circulación sanguínea
• Aumentan la liberación de hormonas del crecimiento y de la testosterona, mejorando el metabolismo y una mayor combustión de las grasas
• Aumento del tono, de la fuerza y de la masa muscular
• Aumento de la flexibilidad articular
• Aumento del consumo energético y en consecuencia, reducción del peso corporal
• Reducción de la celulitis
• Rehabilitación motora
• Prevención de la osteoporosis
• Tratamiento del dolor
• Tratamiento del Parkinson


Para ello, esgrimen una serie de estudios científicos.

El más citado es el del Dr. Clinton Rubin, de 2001.



Tras colocar pavos en una placa vibratoria todos los días durante 20 minutos, concluyó que la exposición a frecuencias de 20-50 Hz (1 Hz = 1 ciclo por segundo) mejoraba la densidad ósea y la morfología muscular, con lo que se podía estar ante la base para ayudar a mantener unos huesos sanos.



El estudio de Rubin estaba subvencionado por la NASA, que desde entonces ha experimentado con un dispositivo vibratorio Juvent creado por el popio Rubin para prevenir la pérdida ósea de los astronautas en el espacio (una osteoporosis galopante del 2% mensual), sometiéndolos a sesiones de 10 a 20 minutos diarios.



Otros estudios se han venido sucediendo. Uno de los más recientes es el realizado por  investigadores del Ibiomed (Instituto de Biomedicina de la Universidad de León), analizando por primera vez los efectos de una plataforma vibratoria en personas mayores sometidas a condiciones de fatiga; concretamente , en un grupo de usuarias del centro de deportes de Eras de Renueva (León).





Como conclusión, el entrenamiento mediante estas plataformas incrementaría la fuerza de los mayores hasta casi un 40%, y su movilidad en un 9% , tras 10 semanas con sesiones de trabajo de 10 minutos como máximo a frecuencias entre 20 y 60 Hz.



Esto cuadra con el hecho, muy conocido anteriormente, de que el cuerpo humano es muy sensible a vibraciones, especialmente entre 0-25 Hz. Es más: las diferentes partes del cuerpo poseen unas determinadas frecuencias de resonancia; por ejemplo, el sistema tórax-abdomen la experimenta entre 3 y 6 Hz, y el sistema mano-brazo, entre 12 y 16 Hz.



De hecho, diversos organismos e instituciones (como la Unión Europea), han regulado, en base a las normas ISO 2631 (ya en 1974) y 5349 (del 2001), la idoneidad de las vibraciones transmitidas al cuerpo humano por aparatos industriales.



No obstante, frente a las potenciales ventajas, la literatura producida también incluye una serie de riesgos y contraindicaciones respecto al entrenamiento con plataformas oscilantes o vibratorias :



Embarazo
• Trombosis (especialmente la venosa profunda, TVP)
• Enfermedades cardiovasculares
• Heridas recientes de una intervención quirúrgica
• Prótesis sintéticas/artificiales de articulaciones
• Hernia aguda / discopatía / espondilólisis
• Diabetes grave
• Epilepsia
• Enfermedades agudas / procesos inflamatorios
• Migraña grave
• Marcapasos
• Implante reciente de DIU, espirales, clavos, pernos o placas de metal
• Tumores
• Problemas/disfunción de la retina



A esta lista de efectos asociados a la vibración, hay que incluir otros problemas menos aparentemente relacionados: hipertiroidismo, retención de líquidos, problemas con hormonas en los ovarios de la mujer,…



Incluso, hay expertos que temen que las plataformas de vibración puedan sacudir demasiado la cabeza, causando visión borrosa, pérdida de la audición… e incluso daños cerebrales.


Continente... con contenido



La lista es lo suficientemente extensa como para considerar que el uso de estas plataformas es inocuo, pero su compra es fácilsin supervisión alguna: al alcance de cualquiera al que se le plantee la posibilidad de invertir en salud para sí mismo y sus allegados… es decir, al alcance de cualquiera.



El trabajo en las plataformas vibratorias es muy dependiente del tiempo, la frecuencia de uso, la frecuencia de vibración seleccionada, la amplitud de la vibración, y la postura adoptada.



Para las articulaciones, músculos, órganos y vísceras varias, no es muy recomendable vibrar sin parar. Sólo hay que fijarse que, industrialmente, para los test de resistencia de anclajes, rótulas y demás, se usan sistemas de vibración continua para comprobar su resistencia.



La vibración en sí estimula las enfermedades y lesiones de la médula espinal, como les sucede a los trabajadores que utilizan maquinaria de construcción.



Otro de los problemas de las plataformas vibratorias es que las articulaciones tienen varios músculos que permiten sus movimientos y aseguran su estabilidad,y muy pocas personas (menos del 10%) están preparadas para entrenar sobre una máquina o material que provoque inestabilidad, como éstas. Aunque se mejorase el tono muscular, se fomentará que los músculos más fuertes soporten más trabajo, con lo que el patrón de descompensación aumenta: el músculo fuerte se hace más fuerte y el más débil se hace más débil. A largo plazo la probabilidad de dolor por descompensación es alta, aunque no está aún probado…



Porque estas y otras consecuencias se verán después de 10, 20 o 30 años de uso. Y para entonces, no habrá compañías a las que reclamar, y miríadas de otros productos habrán inundado cíclicamente el mercado, abusando del afán de la gente por mejorar su salud y bienestar.



También por internet



Más allá del buen uso de estas herramientas y de su accesibilidad sin las correctas indicaciones de utilización, el mayor problema es que ni siquiera se está vendiendo lo que se dice estar vendiendo. Hay más de 180 productos comerciales, pero no más de 10 cumplen las especificaciones técnicas, normativas, o ni tan siquiera las comprometidas en su manual, inundando el mercado con productos peligrosos, de baja calidad, a menor precio (pese a no llegar a ser, realmente, asequible).



Porque cualquier vibración no produce efectos beneficiosos.



Ya hay algunos estudios (muy pocos) que se molestan en comparar, y en mostrar que algunos de los dispositivos están induciendo vibraciones muy altas, y potencialmente peligrosas, al cuerpo, muy por encima de las normas ISO de seguridad, fuera de los límites de tolerancia humana.



Y no hay organismos que regulen su disponibilidad, ni hagan frente al afán de lucro de las compañías sin escrúpulos.



Los anuncios que vemos en TV, prensa y radio los realizan suministradores que son realmente minoristas de fabricantes localizados principalmente en China, cuyo control de  componentes está orientado al descenso de costes en lugar de a especificaciones sanitarias o de calidad:


  • Qingdao Kingdom Plastic & Steel Co., Ltd.
  • Shanghai Yinmengtaofu Industrial Development Co., Ltd.
  • Wuyi Enpower Fitness Co., Ltd.
  • Zhejiang Healthstart Fitness Equipment Co., Ltd.
  • Yongkang Jiuling Industry & Trade Co., Ltd.
  • Wuyi Ruicheng Mechanical Power Co., Ltd.
  • Luck Rich Commodities Co., Ltd.
  • EVERTOP Hardware Industrial Co., Ltd.
  • Wuyi QiMeiJia Motion Apparatus Co., Ltd.



Lloyd Shaw



Lloyd Shaw fue  director de producción de PowerPlate entre 2003 y 2004, hasta que se fue de la empresa debido a “prácticas poco éticas y mala calidad …. Se trasladaron a China para hacer copias baratas, eso es un hecho, y no va a cambiar“.



Desde el año 2000 hasta marzo de 2004, Power Plate International comercializaba bajo la marca Power Plate un equipo diseñado, fabricado y patentado por una empresa holandesa.  En 2003, Power Plate International fueron descubiertos por hacer copias falsificadas en China para luego venderlas bajo la marca Power Plate.  Se supone que, al menos, 300 Power Plates falsos recalaron durante 2002 en  Sudáfrica, EEUU, Alemania, España,… Tras el conflicto de patentes, Power Plate International no tuvo reparos en crear una plataforma desde cero, pero utilizando materiales más baratos, y a toda prisa.


Cuando se pone más cuidado en el dinero y menos en las personas, más se obvian los controles de peligrosidad y calidad, y más anónima, distante y deslocalizada es la producción, dificultando la trazabilidad de la responsabilidad.



Ningún organismo vigila.



Con total impunidad, se mercadea con la Salud.

Y estamos ante dispositivos que, vista la lista de riesgos y contraindicaciones… deberían usarse bajo prescripción y supervisión médica.

Receta... y seguimiento



Las suministradoras no han tenido reparos en publicitarse citando como fuentes las investigaciones médicas, adulterando su ámbito y conclusiones, para ofertar productos que no están de acuerdo ni con uno ni con otras, pero que, a la vista del público, lleven el marchamo de “probado científicamente”.



Las máquinas vibratorias de ejercicio que se publicitan en los medios de entretenimiento no deben confundirse con las máquinas de vibración, mucho menos agresivas, que a veces se utiliza para el tratamiento de la osteoporosis y otros problemas del músculo esquelético. En palabras del Dr. Clifford Rosen, director del Maine Medical Center for Osteoporosis Research and Education de Scarborough:Las otras máquinas, las máquinas de ejercicio, tienen una régimen demasiado alto de vibración, por lo el cuerpo se ve agitado excesivamente.”



Hay máquinas, y máquinas.



Bill Amonette, uno de los científicos que colaboran con la NASA, dice:  “La ‘vibración’ funciona … pero todavía estamos tratando de averiguar cómo usarla bien, y creo que eso nos va a llevar bastantes años “.



Porque, por ejemplo, las plataformas que utiliza la NASA, no son las de la teletienda, sino las de Juvent Inc., la empresa que parte de los desarrollos del Dr Clinton Rubin, cuyos estudios antes mencionamos.


El Juvent 1000 parece una báscula, es bastante menos intrusivo...



El propio Rubin advierte:




“Antes de examinar las vibraciones como una vía de intervención para la osteoporosis, es importante considerar los beneficios de las vibraciones en comparación con los posibles riesgos y complicaciones de su uso.




Porque las vibraciones pueden ser sumamente peligrosas, y provocar varias patologías.

Las industrias como el transporte (camioneros, tractoristas) y la construcción (carpinteros, perforadores), así como los militares, están trabajando para minimizar la exposición de los trabajadores a estos estímulos mecánicos potencialmente nocivos, en lugar de fomentarlos como solución para las enfermedades del aparato locomotor.




Haciendo caso omiso de estos peligros,  los productos de PowerPlate, Galileo, Soloflex, Galaxy, Nemes, y otros, desarrollan  fuerzas G que exceden con mucho 1g, y por tanto deben abordarse con suma cautela. Están utilizando magnitudes entre 8 y 25g, mucho más allá de los límites de tolerancia humana recomendados por ISO y OSHA… Son 35 veces mayores en amplitud que las señales mecánicas que estudiamos, son inherentemente peligrosos, y a nuestro entender, muestran poca o ninguna evidencia de que sean seguros para los huesos, cartílagos, músculos, tendones, ligamentos o cualquiera de los órganos principales…




Que lo usen los atletas, aún a sabiendas de conocer estos peligros, es una cosa, pero que lo usen las personas mayores, las que padezcan osteorporosis, o las que tengan limitaciones funcionales, es otra cosa… muy dudosa, en el mejor de los casos.”



Por cierto, la plataforma Juvent trabaja por debajo de 0,3 g, que está dentro de los límites de seguridad establecidos por la ISO 2631. Y no se publicita para “perder peso”… sólo como tratamiento alternativo a los medicamentos contra la osteoporosis… Y  cuesta 2000€.




Nuria Garatachea



Y por eso, Nuria Garatachea, investigadora del Ibiomed, afirma: “la plataforma de vibraciones es una técnica muy novedosa y todavía no se conoce bien cómo deben ser los protocolos de ejercicio que deben realizar de forma segura los usuarios“.



De hecho, fue el propio Clinton Rubin quien sugirió realizar más experimentos científicos para estar seguros de que la terapia de vibración es efectiva para las personas: “Los animales son diferentes a los seres humanos” (Rubin había trabajado con pavos). Y añadió:  “Incluso entre los seres humanos hay muchas variables importantes, como la nutrición y la genética; lo que funciona para las mujeres post-menopáusicas (que a menudo sufren osteoporosis) puede no funcionar para los astronautas en el espacio“.



Finalmente, tampoco hay que descartar el efecto placebo. En un experimento se dividió en dos grupos a 23 enfermos de Parkinson, un grupo recibió vibración sobre una plataforma vibratoria y el otro grupo fue sometido a una sesión idéntica pero con la plataforma desconectada. Los resultados obtenidos indican que se produjo un aumento de la capacidad motora de los sujetos participantes, y que ese aumento fue de igual magnitud en ambos grupos.



Así que, quien vaya a utilizar las plataformas vibratorias comerciales, más vale que tenga suerte…


  • Para el consumidor, es difícil luchar contra la propaganda y las falsas promesas de salud y bienestar, sin organismos que validen, informen y legislen su uso.
  • Y para los gimnasios, es una tentación demasiado fuerte el montar clases de “power plate” ó “vibración“, que sólo duren 10 minutos, y les permitan acoger un gran número de clientes.



Hoy por hoy, el mejor y más fiable sustituto de un ejercicio cardiovascular es… algún otro ejercicio cardiovascular.



Y sale gratis, o casi.



Porque, puestos a vibrar de cuerpo entero, nada mejor que el genuino Vibromax:




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 62 seguidores