Archivos para 21 agosto 2013

21
Ago
13

Publinformes 3

Tahuromaquia



3. Yes you can





Un hombre ha sido condenado a 3 meses de prisión tras matar a su perro de una patada, por defecar en casa.


Murió por una rotura hepática de origen traumático, debido a la gravedad de las lesiones.


Un juez destacóla cobardía y vileza que encierra el comportamiento de quienes se aprovechan de un animal indefenso para dar riendas sueltas a los bajos instintos de venganza“.


El maltrato a un animal puede ser delito.


Al poco, un novillero terminó en la cárcel por negarse a matar a un toro.


“Tuve mucho miedo, y no pude matarlo”, declaró.




Be-more-dog




Un estudio publicado por la revista Science señaló que los animales también ríen.


El psicólogo Jaak Panksepp precisó que los circuitos neurológicos de la risa existen en las regiones más antiguas del cerebro.


Los estudios neurológicos muestran que a los perros se les activa la misma zona cerebral que a los humanos cuando ríen.


Lo expresan con un jadeo, y su risa es tan contagiosa como la nuestra: cuando un perro jadea, los de alrededor también lo hacen.


Los perros se ríen, se deprimen, se enamoran, se aman, se disculpan…


Perrea, perrea




Martin Seligman, profesor de psicología en la Universidad de Pennsylvania y ex-presidente de la American Psychological Association, experimentó enviando pequeñas descargas eléctricas, tanto a personas como a perros, y obtuvo el mismo resultado con ambos.


Un grupo de perros las podía evitar presionando una barra con el hocico.


Otro grupo de control recibía las descargas sin remedio; no podían librarse de ellas por mucho que hicieran, no tenían control sobre su aparición, intensidad y duración… Las descargas eléctricas se producían con independencia de sus acciones, incluso aunque presionaran la barra. Eran algoimpredecible” e “inevitable“.


Los perros del primer grupo aprendieron con rapidez a presionar la barra.


En cambio, los del segundo, acabaron rindiéndose, y soportaron inmóviles las descargas.




Hot dogs




En otra serie de pruebas, se permitió que los perros escaparan a una jaula contigua aislada de la electricidad, a la que podían saltar. Además, se habilitó un preaviso de descarga mediante una señal luminosa.


Los perros del primer grupo de control escaparon de la descarga saltando al otro compartimento, y, tras varias repeticiones, fueron incluso capaces de evitarla saltando ágil e inmediatamente a ese compartimento “seguro“.


La mayoría de los perros del segundo grupo, que antes aprendieron que no podían hacer nada para evitar las descargas, se quedaban inmóviles, a pesar de que esta vez sí era posible escapar.


Habían entrado en un estado de “indefensión aprendida“.


Con grupos de personas, Seligman utilizó ruidos molestos en lugar de descargas eléctricas, pero obtuvo los mismos resultados.


A este investigador le llamó la atención que un pequeño porcentaje de personas y animales no caía en la “indefensión aprendida“, sino que continuaba buscando una solución y luchando a pesar de todo.




Idiotek




Una profesora de instituto ha sido denunciada por castigar a sus alumnos poniéndoles conos de plástico alrededor de la cabeza, parecidos a los protectores que se usan para los perros.


La profesora había trabajado previamente en el sector veterinario.


Ahora, el centro estudia su expulsión.


El superintendente recomendó su despido.


Sin embargo, la junta escolar ha respaldado la labor de la docente en el centro desde 2002.


Da clase de ciencias.










Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 62 seguidores