Posts Tagged ‘adicción

27
Abr
15

Virtualidades 10

suvida-


Aunque una huelga de partos caídos podría parecer una medida de presión desmesurada, ni siquiera es nueva.


Los gobiernos ya la han venido utilizando, con su peculiar y característico estilo: esterilizando a todo tipo de población.


Incluso, ilegalmente.


A mujeres, generalmente.


Hay precedentes de “huelgas de sexo”, “boicots sexuales” y “huelgas de piernas cruzadas”: mujeres que se han negado a mantener relaciones sexuales con sus maridos o compañeros para resolver un conflicto, lograr una reivindicación, e incluso, conseguir la paz en una guerra.


Qué menos, si la guerra declarada es contra ellas.




suvida-0




Las consecuencias de una huelga de partos caídos serían embarazosas… Alumbrarían la mala concepción de la sociedad: sin suficiente conocimiento ni legítimo consentimiento.


Replantearía el papel de hombre y mujer, y plantaría nuevas y saludables raíces sociales.


Suvida 1




Se acabó el matrimonio por amor… al patrimonio. Allí donde hay amor puntual, estará plenamente justificado que no exista ningún vínculo legal.


Se acabó la adicción a la oxitocina paternofilial… Pero quedará la jovial, generada a base de tocarse, besarse y masajearse; sin parto, pero con pacto.


Se acabó la pensión de viudedad, las herencias, los impuestos sobre sucesiones, y los gastos de notario… Habrá que exigir un subsidio justo después de 40 años de trabajo y 8 de paro.


Se acabó la preferencia por la primogenitura masculina como estratagema para preservar su concentración de riqueza y poder.


Se acabó el derecho de pernada.




Suvida 2




Se acabó el casamiento obligatorio de millones de mujeres cada año.


Se acabó la maternidad obligatoria de millones de adolescentes cada año.


Se acabó el hacerse cirugía plástica como consecuencia del maltrato.


Se tipificará como “delito contra la salud pública” la posesión de mujeres.


Se acabó la muerte prematura de decenas de miles de mujeres cada año a causa de los embarazos infantiles y adolescentes.


Se acabó poner precio a los niños.


Se acabó el arrojar bebés por el inodoro.


Se acabó tirarlos por el balcón.




Suvida 3




Se acabó la homilía eclesiástica que declara a la mujer como traedora de hijos y cuidadora del marido.


Se acabó el rendir la educación a cualquier mesiánica manipulación.


Se acabó imputar culpabilidad o amedrentar calificando de pecado el sexo.


Se reinterpretará el puritano párrafo atribuido a la figura de Pablo de Tarso de que “Es bueno que el hombre no toque a la mujer”.


Se acabaron la impunidad de los abusos de monjas realizados por curas, guías espirituales y misioneros.


Se acabó el tenerse que comer la propia placenta.




Suvida 4




Se acabaron las falsas denuncias.


Se acabaron los secuestros.


Se acabaron los abandonos.


Se acabaron las imprudencias paternales.


Se acabó la explotación en el trabajo femenino e infantil.


Se acabó cobrar menos por el mismo trabajo.


Se acabó el problema laboral de quedarse embarazada.


Se acabó refugiarse en una botella de alcohol.




Suvida 5




Se acabó la violencia machista.


Se acabó utilizarlos como reclamos publicitarios.


Se acabó el buscar tiempo y ganas para educar.


Se acabó el malcriarlos conscientemente.


Se acabó el darles “lo que sea” para ocultar el abandono de cuidados por parte de los padres, del profesorado, de los médicos…


Se acabó protestar por la sobrecarga de deberes escolares.


Se acabó recurrir a un elemento para que las provea de alimento, y la caza de marido mediante embarazo malquerido.




Suvida 6




Se acabó la necesidad de dar el pego.


Se acabó echar el lazo.


Se acabó emparejarse para no pasar hambre.


Se acabó el convivir con alguien sin conocerle.


Se acabó poner a los hijos como excusa o represalia.


Se acabó tomarlos como rehenes.




Suvida 7




Se acabó fingir que te gustan los hijos de los demás.


Se acabaron las masacres de escolares.


Se acabaron las maternidades donde procrear una raza pura para el estado.


Se acabaron las casas-cuna.


Se acabó fabricar madres.


Se acabó que UNICEF, un organismo dependiente de la ONU, pida dinero a la gente en vez de a los gobiernos.




Suvida 8




No más abandono psicológico.


No más robos de niños.


No más adopciones, negocios ni explicaciones.


No más utilización de niños en manifestaciones independentistas o religiosas.


Se acabó la vocación para los curas pederastas.


Se acabó predicar moral mientras se realiza un abuso sexual.


Se acabaron las monjas cantando “Like a Virgin“.




Suvida 9




Se acabaron los niños soldado.


Se acabó la liturgia de la custodia.


Se acabaron los niños que tienen niños.


Se acabaron los añejos antojos.


Se acabó aparecer en segundo plano.


Se acabó dar de lado a los demás para centrarse sólo en la descendencia.




Suvida 10




Se acabó mentir a los niños.


Se acabó mentir a los adultos.


Se acabó el ir a la cárcel por no visitar a los padres.


Se acabó el complejo de Edipo.


Se acabaron las demandas de paternidad por fealdad.


Se acabaron las visitas de mujeres al psiquiatra.


Se acabaron los atascos de tráfico a la entrada y la salida de los centros.


Se acabaron los 7.000 años de desigualdad sexual y social.




Nogana Sinkeja




No será viable que el niño-robot de la película Inteligencia Artificial se encariñe con un humano no confiable.


Ser amado y convertirse en un “niño de verdad” es la interminable búsqueda de cualquiera que se sienta abandonado, maltratado, explotado y perdido en una sociedad consumista. De cualquiera.


Quienes sí harían realidad la fábula de Pinocho, serían ellas.


Las muñecas habrían cobrado vida.




(Continuará)



Anuncios
26
Ene
15

Virtualidades 7

Bajo la sombra del monte Fuji


Si una mujer que va paseando 10 horas por Manhattan recibe más de 100 increpaciones de varones, es fácil imaginar por lo que pasan las mujeres de Japón, Malasia, Filipinas, Corea, Uganda, Nicaragua, Costa Rica, Chequia, Polonia, Suiza


Bueno, la lista incluye, en mayor o menor escala, a todos los países.


Los hombres no se considerarían con derecho a maltratar a sus compañeras si la sociedad no les hubiera convencido de que éstas son una cosa más de su propiedad.


Y las mujeres no se dejarían maltratar si no hubieran sido socializadas para ser seres dependientes, siempre “al servicio”.




Yanonoto Tukarma




Las mujeres sometidas desarrollan un autoengaño psíquico para sobrevivir, similares a los que se han visto en los campos de concentración: se enganchan a rutinas; sus días pasan sin emociones; sin querer pensar.


Verdaderamente, viven en un mundo virtual.


Automáticamente.


Toman como una verdad absoluta que “haga lo que haga, nada va a cambiar”, limitando así su acción… Es el mismo mecanismo de “indefensión aprendida” de los experimentos de Martin Seligman que ya vimos.




Nikato Nidejo




Los hombres que maltratan a las mujeres suelen tener baja autoestima.


Y suelen tener una baja autoestima, porque no consiguen cumplir con las expectativas que automáticamente se le atribuyen: ser “el hombre de la casa“, llevar suficiente dinero, hacerse el fuerte, ser dominante, ostentar poder, mostrarse intimidante


Se le exige, en aras de maximizar la obtención de beneficios, que ejerza un rol injusto para él y su pareja; un papel que, en realidad, no beneficia a ninguno de los dos.


Eso cuadra con las altísimas tasas de suicidio de los trabajadores varones japoneses… El suicidio en Japón no tiene la connotación de huida, sino de protesta.




Toito Metomo




Y cuadra, también, con su alto grado de alcoholismo.


Japón es el país más tolerante con el consumo de alcohol.


El número de adictos que reciben tratamiento supera el millón.


Nada sorprendente.


El 60% de los hombres que padecen problemas con el alcohol son trabajadores asalariados… Beben con clientes y compañeros por miedo a ser excluidos del grupo y a fracasar en sus aspiraciones profesionales en una sociedad con tan rígidas relaciones sociales como la japonesa.


No obstante, el maltrato no es fruto del problema de alcoholismo masculino; la ingesta de alcohol no produce violencia: sólo desinhibe la que el maltratador lleva dentro.


De una manera distinta y complementaria, el hombre también vive autoengañado, interiorizando un personaje con poder que no es real.


Pero suele resultar mucho más fácil y gratificante representar el papel de amo que el de esclavo.


Especialmente, cuando llegan a casa por la noche, después de haberse controlado, eso sí, con su jefe, durante todo el día.


Y manifiesta esa falta de autoestima y exceso de frustración, agrediendo a su pareja.




Mikara Tedoy




Se trata de otra manifestación del “estrés de la pobreza” de las sociedades más desiguales y deshumanizadas: las que te hacen sentir inferior, incompetente, inútil, con frustración, y alientan desconsideracion, menosprecio y complejos de inferioridad.


Sociedades que no valoran la vida humana; sólo su valor económico.


Las agresiones domésticas se contabilizan en las estadísticas, porque sólo se denuncia un 5% de los casos.


Si todos los hechos se denunciasen, estaríamos hablando de una violencia social sólo comparable con una esclavitud a escala global.


Además, con impunidad.




Kitesako Losojo




Japón no aprobó su primera ley contra la violencia doméstica hasta 2002… De poca utilidad cuando no se aplica, ni no incluye tratamiento psicológico para el maltratador ni realojo y un medio de subsistencia para la víctima.


Además, ninguna ley persigue a quienes fomentan, promueven o incitan directa o indirectamente con mensajes sexistas en la publicidad, los programas de TV, e incluso con lenguaje sexista en los medios de comunicación o de entretenimiento, incluido el infantil.


Se discrimina a la mujer mediante imágenes, actitudes, decisiones, expresiones, omisionesAbiertamente.




Asako Palmito




Se puede reconocer todo tipo de estereotipos sexistas…


Se transmite inferioridad intelectual de las mujeres respecto a los hombres.


Se las desplaza a un segundo plano.


Se manifiesta su dependencia del hombre.


Se la invisibiliza , dándole el monopolio al hombre.


Se exponen y normalizan agresiones físicas o psicológicas hacia la mujer.


Se difunde la necesidad de que la mujer se ajuste a un físico establecido.


Se la utiliza como reclamo sexual, como mujer-objeto.


Se atribuye a la mujer el cuidado de los demás (hijos, marido, mayores, enfermos…) y la realización de las tareas del hogar como labores propias de su género.




Kedibu Maflojo




Se transmiten comportamientos diferentes para hombres y mujeres…


Ocurre hasta en los cómics y en los dibujos animadosEspecialmente, en los manga japoneses, donde las escenas de violencia de género y los estereotipos sexistas se acentúan aún más, si cabe.


Tiene delitoque el nacimiento determine el porvenir, pero, en eso, no haya delito asociado.




Mikosa Mekita




De antemano, es un problema con las mujeres.


Pero, de hecho, es un problema con los Derechos Humanos.




(Continuará)



29
Oct
13

Publinformes 5

Liers

5. Nadalid



El adicto al juego es muy maniático.


Está llenos de rituales, rutinas y tics. Es una estrategia de concentración. Elabora una secuencia de conducta que le tranquiliza. Calma la ansiedad, al creer tenerlo todo “bajo control“.


Realiza las más increíbles compulsiones antes de jugar.


La limpieza, el calzado, el pelo, el agua, la ropa


Incluso, olisquear el dedo que traen de su ano… Otra curiosa forma de “pasar a los anales“.


Esas manías componen una conducta obsesiva, que, de no repetirse con exactitud, provoca malestar, e incluso, ansiedad.


Se trata de una neurosis obsesivo-compulsiva típica del jugador.


Todas estas arbitrariedades son, en realidad, conductas supersticiosas: en alguna ocasión se asociaron con la obtención de un premio. Por eso, además de ser difíciles de erradicar, se favorece su repetición.


Se le llama “correlación ilusoria“, y también, “pensamiento mágico”.




Poké


El adicto al juego presenta anomalías en su funcionamiento cerebral.


Y lo que aparece como “ejemplo para los jóvenes”, desuperación” y otros loables valores: constancia, esfuerzo, sacrificio, humildad, generosidad


En realidad, se trata sólo de eso.


Apariencia.


Porque los valores que difunde son otros… a juzgar, no por la propaganda patriótica, sino por los hechos.




3Pasa




El valor de ser un producto de laboratorio: el jugador automusculado de la era moderna, al que hacen jugar de zurdo pese a ser diestro, habiendo dejado de estudiar a temprana edad.


El valor de la instrucción, sacrificando íntegramente la niñez y la juventud por el afán de ganar (más) dinero.


El valor de la contención, admirando a los sangrientos gladiadores, y viendo películas violentas: «Comando», «Terminator», «Rocky», Van Damme


El valor de la falsahumildad“: “No es que sea humilde. Toda la gente debería saber su ubicación en el mundo. Y el mundo es suficientemente grande… A veces la gente exagera en este tema de la humildad. Yo creo que es más que un sentido de ubicación: tú sabes quien eres, tú sabes que el mundo seguirá exactamente igual sin ti…“. Eso no es humildad, es arrogancia: “No es humilde. El ya sabe cuál es su lugar en el mundo. Todos deberían conocer su lugar en el mundo.”


El valor de la insensibilidad: “Hay que encerrarse tras una armadura protectora, convertirse en un guerrero sin emociones.”


El valor de la hostilidad: “Para mí es importante ganar en todo. No me tomo las derrotas con buen humor“… Cuando empieza el juego, deja “a un lado” la amistad: “No es nada personal. Lo hago con todos los que me rodean, incluso con mi familia. En juego, soy otra persona.”


El valor del avasallador: “De pequeño detestaba perder en lo que fuera. Si perdía, me daban ataques de ira… Me irritaba muchísimo perder en cualquier juego, fuese al nivel que fuese… Y nunca quería parar… No quiero volver a sentirme así nunca más.”


El valor del soberbio divo: “No veo que los políticos pasen controles antidoping, ¿por qué nosotros sí hemos de hacerlos?.”


El valor del servilismo: “Siempre hace lo mismo: espaguetis con champiñones. Uno de los de su equipo confesó en voz baja: «Los hace muy bien pero, francamente, estamos hasta las narices de los champiñones».”


El valor de la enemistad: “Creo que intimida a sus rivales adrede… Los acobarda.”




Con pito




El valor de la avaricia: “Por la intensidad con que entrenaba, me daba cuenta de que era superambicioso y de que estaba desesperado (por subir)… En los momentos cruciales, es un asesino; su concentración es absoluta… Una ambición, sin límites. Yo gané un torneo de los grandes, y fui feliz, habia cumpliao la misión de mi vida… (Él) necesita ganar muchas veces, y nunca será suficiente.”


El valor de la hipocresía: “A primera vista, es muy sencillo, y también muy buena persona, pero es muy contradictorio. Aunque lo conozcas a fondo, ves que tiene cosas que no acaban de cuadrar.”


El valor de la inseguridad: “Está lleno de temores e inseguridades que la gente que no lo conoce ni se imaginaría. No le gusta la oscuridad, por ejemplo, y prefiere dormir con la luz o la tele encendidas. Tampoco le gustan los rayos ni los truenos… Si hay que salir a la calle a buscar algo, y hay tormenta, no deja que salgas.


El valor del inapetentecaprichoso: “No soporta el queso ni el tomate, ni el jamón… Es un poco raro“… ¿Alimentos, o adicmentos?: “Marisco y chocolate“.


El valor de la demagogia: dice negarse a volar en medios de transporte que 2 años antes no tuvo problemas en utilizar.


El valor de la sumisión al poderoso y al adinerado.


En fin.


Hay que tener valor para malinterpretar como valores las rutinas del adicto al juego.




Rififi




En cualquier “juego de suma cero“, para que haya un ganador, ha de haber al menos un perdedor.


Al fomentar socialmente ese tipo de juegos, se condicionan las pautas y fórmulas sociales para interaccionar con otras personas.


Se promueve aceptar la desigualdad, admitir como natural la derrota y la jerarquía, y tolerar la indefensión.


Por no hablar del materialismo del dinero.


Con el juego se puede obtener dinero, y, según dice la publicidad, la felicidad.


No obstante, numerosos estudios científicos muestran que, una vez superado un nivel mínimo de ingresos económicos para vivir con dignidad, no existe relación entre dinero y felicidad.


Incluso existen variables asociadas al materialismo que hacen que la relación pueda llegar a ser inclusonegativa.


Este sistema enfermo promueve admirar la obtención de dinero fácil


Bolsa, actividades financieras, actividades inmobiliarias especulativas, timos, robos, saqueo, malversación, estafa, etc… Y, mejor, lo proscrito ya prescrito.


En suma: rico a base de “pelotazos”.




Jua




El adicto al juego pierde la noción del dinero.


Toma “malas decisiones” en cuanto a su reconocimiento y su valoración.


Provoca afirmaciones del tipo “no sé exactamente cuánto dinero tengo”, mientras firma la compra de propiedades inmobiliarias de lujo en Manacor, México y la República Dominicana.


Hace gala del valor de la solidaridad, aunque tiene que pagar a Hacienda una cantidad cercana a los 9,5 millones de euros, porque 3 de sus sociedades se habrían beneficiado durante6 años de las ventajas del régimen fiscal de un sitio donde no vive.


Ante el revuelo, primero, niega las cifras.


Aduce que “la realidad dista mucho de lo que se ha publicado“.


Pero la realidad publicada es veraz, y el caso, verídico.


Luego, esgrime estar “mal aconsejado“… Pero ese consejo fue un “buen consejo“, mientras le benefició, porque había tributado sólo el 0’02% de lo ganado.


Vaya golpe con efecto.


Porque, pese a su escándalo fiscal, y a las múltiples contradicciones entre los valores que dicen fomentar y los que realmente está difundiendo… su imagen de esforzadosalvador de la patria” y de “yerno que toda suegra quiere”, no ha se ha visto dañada ni un ápice.


Otro más que no puede ser estigmatizado públicamente.




Dale no más




El presidente de la Federación de Jugadores de Azar Rehabilitados lanza su protesta:


Era un modelo de esfuerzo y entrenamiento diario… y aparece anunciando una página de juego de póker online… La gente se deja arrastrar por esta publicidad.”




Sólo en su país natal, España, el número de jugadores se ha disparado de 195.000 a más de 1.000.000 (un millón) desde que se concedieron las licencias de juego online en junio de 2012, con un gasto medio de 550 euros al año.


Ahí no se incluyen los juegos de quiniela y lotería nacional… Son cifras sólo de juegos online.


De ese millón de jugadores, un 2% se convertirá en adicto al juego.


La Federación de Jugadores de Azar Rehabilitados ve con estupefacción la campaña publicitaria en la el “héroe nacional“, el “icono de la cultura del esfuerzo”, se ha prestado para convencer a la gente, “de manera responsable”, talonario de por medio, de que pueden “jugar”.


En los cientos de miles de adictos, guiados por el estandarte del héroe, se incluirán muchos niños y adolescentes.


Basta con conseguir un nº de tarjeta de crédito y mentir sobre su fecha de nacimiento.


El valor de la responsabilidad pública es saber es saber que son víctimas, tanto el ludópata, como las personas más allegadas de su entorno.


Pero un adicto al juego no se para a evaluar las consecuencias de sus actos.


Y el entorno es más que favorable… Y no sólo por el beneplácito de los que ocupan el poder.


Con la crisisactual, las perspectivas no son buenas, así que… ¿ por qué no buscarse la vida con el póker, sin salir de casa ?.


En realidad, ser un jugador de póker se parece a ser un broker.




Rifa




Y resulta que, intelectualmente, al juego “online” se le considera un “segmento clave” en el e-commerce ó Comercio electrónico.


Para remate.


Debe tratarse de la modalidad b2B… de tu bolsillo a su Business.


Un golpe maestro.




Valore$


De todos los personajes públicos que anuncian y participan en juegos online, el más importante en activo, con diferencia, resulta ser un adicto.


A la victoria.


Preferiblemente, con sufrimiento.


Un tipo raro y contradictorio en lo personal, se erige en nuevafachada del régimen oficial.


Un “rey de la arcilla“, ahora también “rey del ladrillo“, que desea ser “rey de la jungla“.


No un animal más… El mejor depredador. El genuino y legítimo “rey de la selva“.


Pero la leyenda construida alrededor de este “rey de la tierra” tiene los pies de barro.


Y no solo porque el hoy utilizado, admirado, ensalzado, idolatrado y elevado a los cielos por su juego, mañana pase a ser olvidado, despreciado, denostado y denigrado juguete roto arrojado al infierno.




Farra


Anunciar póker online es compartir sus “valores“… Especialmente, si se está dispuesto a pasar de lo virtual a lo real.


Pero, a la vez, es reconocer públicamente que tiene un problema.


Un problema que se esconde tras la imagen proyectada por el espejo mediático institucional.


Punto a punto:

  • ¿ Un tipo ultracompetitivo ?


  • ¿ Que prefiere la sensación de sufrimiento y de pelea continua, y elige no aliviar el sufrimiento de su rival, sino administrarle tortura ?


  • ¿ Que gana merced a un túnel de concentración en el que se instala… A un “espacio mental” en el que entra ?



  • ¿ Un tipo maniático y raro, con rutinas y rituales muy poco usuales, que no soportan el menor cambio, para no generarle inmediatamente una ansiedad insoportable ?


  • ¿ Con una genialidad equiparable a las de Albert Einstein, Isaac Newton, Bill Gates, Tim Burton o Steven Spielberg ?






Dr Eam




Se viene especulando con ello desde hace tiempo.


En algunos libros, se sugiere que padece padece del Síndrome o Trastorno Obsesivo-Compulsivo.


Pero podría tratarse de otro problema… Por máspistas“:

  • No le preocupan sus pensamientos ni comportamientos obsesivos.


  • Sus obsesiones le permiten llegar a sus objetivos.


  • Sus rituales reducen su ansiedad, y, si se interrumpen, le causan frustración.


  • Socialmente, no tienen fácil la interacción, pero no le importa lo que los demás piensen de su conducta.


  • Le ocurre desde pequeño.




Esta parte del “cuadro” supera lo Obsesivo-Compulsivo, para encajar bajo el Síndrome de Asperger.


Los desórdenes del Síndrome de Asperger forman parte de los trastornos del espectro autista.


De modo que es muy posible que se loe a un “héroe” al que le avergüenza reconocer públicamente que sus logros se deben a que su familia encauzó hacia el juego sus desórdenes psíquicos.


Es muy probable que el “mito del ganador” se haya construido sobre la obsesión de una mente enferma, y que la perfección eugenésica de su esfuerzo no sea más que un cuadro de tics ocultados hipócritamente.


Es verosímil que el adalid de nada constructivos “anti-valores” sociales, no sea sino un enfermo psíquico empujado a la adicción.


Qué “revés“.


Y qué paradoja, no exenta de ironía, cuando nace en un estado que falsifica a sus deportistas discapacitados, con tal de ganar medallas en los Juegos Paralímpicos.











24
Mar
11

Zeitgeist Hacia Adelante -1- La naturaleza humana






Se estrena en todo el mundo “Zeitgeist: Moving Forward”, dirigida por Peter Joseph, el tercer documental de la saga Zeitgeist (‘El espíritu de los tiempos‘), que promueve salir del actual sistema socioeconómico basado en el Dinero, y adoptar un nuevo paradigma social sostenible: una economía basada en Recursos.


Moving Forward” significa “Hacia adelante“… Este nuevo paso es el lanzamiento cinematográfico independiente y sin ánimo de lucro más amplio de la historia.


Presentamos el primer capítulo dentro de este documental, que se titula “La naturaleza humana“, en el que se abordan los mitos del relativismo cultural y la ideología tradicional, su relación con la supervivencia humana y social y las verdaderas necesidades humanas.


Está en idioma inglés, subtitulado al español.


Estos son los enlaces para el visionado:



A continuación, adjuntamos la transcripción de lo que nos parece más relevante para responder a preguntas como éstas:

  • ¿ Podemos librarnos del cáncer modificando nuestro ADN ?
  • ¿ Qué tienen en común los suicidas ?
  • ¿ Por qué aumentan las adicciones ?
  • ¿ El embarazo va en piloto automático ?
  • ¿ La falta de luz mejora la vista del niño ?
  • ¿ Qué recuerdas ?
  • ¿ Es bueno tomar en brazos a los niños que no duermen bien ?
  • ¿ Qué haces cuando llegas a casa ?
  • ¿ Se vive mejor solo ?
  • ¿ Cómo de violentos somos ?
  • ¿ Ves a la gente y al mundo como enemiga o amiga ?
  • ¿ Uno, dos, o más cerebros ?
  • ¿ Está justificada una visión idílica del ser humano ?







[ZEITGEIST: HACIA ADELANTE]


Capítulo 1: LA NATURALEZA HUMANA


[Habla Robert Sapolsky, profesor de Ciencias Neurológicas, Universidad de Stanford]


Como científico, al final siempre te surge esa pregunta: quién influye más, la “Genética” o el “Ambiente“.


Tan famosa como el duelo de Coca-Cola frente a Pepsi, o Griegos frente a Troyanos.


Genética” frente a “Ambiente” es una visión totalmente simplista de las influencias.


¿ Importan las influencias ejercidas sobre una célula ante una crisis de nutrientes, o las que nos hacen ser individualistas como personas ?.




Se trata de una dicotomía completamente falsa.


Unos asumen que la genética es determinista, que está detrás de toda causalidad.


Que el ADN es la vida, el código de los códigos, el Santo Grial, y que todo es impulsado por él…


En el otro extremo, se defiende la ciencia social, que somos organismos sociales, que la biología sólo puede aplicarse a los bichos, y que los humanos estamos libres de los efectos de la biología.


Obviamente, ambas visiones son incorrectas.


En realidad, no se puede entender la biología fuera del contexto del entorno.



Una de las falacias más sin sentido pero muy difundida y muy peligrosa, es: “Oh, ese comportamiento es genético”.


Pero, ¿eso qué significa?


Pues un montón de cosas sutiles para los pocos que saben de biología moderna, pero para la mayoría significa una visión determinista de la vida, con base en la biología y la genética.


Los genes serían cosas que no pueden ser cambiadas; los genes vienen a ser lo inevitable, y no vale la pena malgastar recursos intentando arreglarlas, ni invertir energía social en tratar de mejorar nada porque es algo inevitable e inmutable…


Y eso es un completo disparate.


[Enfermedad]


[Habla el Dr. Gabor Maté, físico, autor, Sociedad de Portland]


Comúnmente se cree que trastornos como el Déficit de Atención están genéticamente programados, y que enfermedades como la esquizofrenia están genéticamente programadas.


En realidad, es lo contrario.


Nada está genéticamente programado.


Hay algunas enfermedades muy poco comunes, un pequeño puñado, con una incidencia extremadamente escasa en la población, que están verdaderamente determinadas por la genética.


La mayoría de las enfermedades complejas, quizás tengan una predisposición por un componente genético, pero “predisposición” no es lo mismo que “predeterminación“.





La búsqueda del origen de las enfermedades en el genoma humano estaba condenada al fracaso, incluso a nivel teórico, porque la mayoría de las enfermedades no están predeterminadas genéticamente.


Las enfermedades del corazón, el cáncer, los derrames cerebrales, las enfermedades reumatoides, la enfermedades autoinmunes en general, las enfermedades mentales, las adiccionesNinguna de ellas está determinada genéticamente.





Por ejemplo, de cada 100 mujeres que padecen cáncer de mama, sólo 7 son portadoras de genes cancerígenos. El 93% no lo son, y, de cada 100 mujeres que sí son portadoras, no todas contraerán cáncer.


[Comportamiento]


[Habla Richard Wilkinson, profesor emérito de Epidemiología Social, Universidad de Nottingham]


Los genes no son cosas que nos hacen comportarnos de una forma particular, sin tener en cuenta nuestro entorno.


Los genes nos dotan de diferentes formas de responder a nuestro entorno.


Y parece que, de hecho, algunas de las primeras influencias recibidas en la infancia y el tipo de educación afectan a la expresión genética, activando o desactivando diferentes genes, y situándonos en una trayectoria evolutiva distinta, para adaptarnos al mundo en el que nos toca vivir.


Pongamos un ejemplo.




En un estudio realizado sobre víctimas de suicidio en Montreal, se analizaron las autopsias de los cerebros de los suicidas, y resultó que si el suicida (normalmente, un adulto joven) había sufrido abusos de pequeño.


Estos abusos causaban, realmente, un cambio genético en el cerebro, ausente en los cerebros de los que no habían sufrido abusos.


Esto es un efecto epigenético. El prefijo “epi” significa encima de, de modo que la influencia “epigenética” es la que provoca que se activen o desactiven ciertos genes en función del entorno.


[Habla el Dr. James Gilligan, ex_director del Centro para el Estudio de la Violencia, Escuela Médica de Harvard]


En Nueva Zelanda se realizó un estudio en un pueblo llamado Dunedin, donde varios miles de individuos fueron estudiados desde su nacimiento hasta los 20 años.


En este estudio, se pudo identificar una mutación genética, un gen anormal que estaba relacionado con la predisposición a cometer actos de violencia, pero sólo cuando el individuo también había sido en su infancia víctima de graves abusos.





Es decir, un niño con este gen anormal no era más propenso que otros a ser violento y, de hecho, tenía una tasa de violencia menor que uno con genes normales, siempre y cuando no fuera maltratado en su niñez.

Esto sirve como ejemplo para demostrar que los genes no marcan el resultado.


[Habla Robert Sapolsky]


En otro estudio, quitaron un gen específico a un ratón. Ese ratón y sus descendientes pasaron a carecer de ese gen… Los científicos fulminaron ese gen.


Como era el gen específico que codifica una proteína involucrada en el aprendizaje y la memoria, al “fulminarlo“, esperaban obtener un ratón que no consiguiese aprender.


“¡Claro!… ¡La base genética de la inteligencia!”.





Pero, cuando se publicó este estudio con ratones, todos los medios de comunicación obviaron señalar que al tomar esos ratones genéticamente dañados, y criarlos en un ambiente mucho más enriquecido y estimulante que el de los ratones normales de laboratorio, superaron completamente el déficit del gen.


Así que, cuando alguien dice: “Ah, ese comportamiento es genético”, supuesto que sea válido usar esa frase, lo que realmente está diciendo es, que hay una contribución genética a la forma en que este organismo responde al entorno.


Los genes pueden influir en la disposición con la que un organismo puede enfrentarse a un desafío ambiental concreto.


Pero esa no es la interpretación que mucha gente hace, y no quiero parecer un predicador, pero si se usa la vieja cantinela de “¡Es genético!”, luego aparecen las historias de eugenesia, selección aria… y aberraciones por el estilo.





[Habla James Gilligan]


Es un concepto erróneo muy extendido y, potencialmente, muy peligroso.


Peligroso, porque esa hipótesis de dar a la violencia una explicación biológica no sólo es falsa, sino que realmente puede hacer daño…





Porque si crees eso, podrías decir, fácilmente… “en fin, no hay nada que podamos hacer para cambiar la predisposición que tienen las personas a volverse violentas… Si alguien se vuelve violento, sólo podemos castigarle, encerrarle o ejecutarle, pero no necesitamos preocuparnos por cambiar el entorno social o las condiciones sociales que pueden llevar a la gente a volverse violenta, porque ‘el entorno no influye’.”.


[Habla Gabor Maté]


El argumento genético nos permite el lujo de ignorar los factores históricos y sociales del pasado y del presente, como lúcidamente escribió Louis Menand en el New Yorker:


Todo está en los genes… Esa explicación de cómo son las cosas no pone en peligro esas cosas. ¿Por qué si no, alguien debería sentirse infeliz o adoptar un comportamiento antisocial si está viviendo en una de las naciones más libres y prósperas de la Tierra?… No puede ser el sistema. La avería debe estar en alguna parte del cableado.


Es una buena excusa.


En efecto, el argumento genético es simplemente una salida fácil que nos permite ignorar los factores sociales, económicos y políticos que, en realidad, subyacen bajo muchos comportamientos problemáticos.


[Caso de Estudio: La adicción]


Normalmente, las adicciones se asocian a problemas relacionados con las drogas, pero, en un contexto más amplio, ‘adicción’ es cualquier comportamiento que está asociado con el ansia, con un alivio temporal que luego tiene consecuencias negativas a largo plazo, junto con una imposibilidad de controlarlo: aunque la persona desea dejarlo o promete hacerlo, no puede.


Pero, con ese mismo patrón, existen muchas más adicciones además de las relacionadas con las drogas.


Existe la adicción al trabajo, la adicción a las compras, a Internet, a los videojuegos


Igual que existe la adicción al poder. Los adictos al poder, quieren más y más, y nunca tienen suficiente.


La adicción a la adquisición, con empresas que quieren más y más.





También existe la adicción al petróleo o, cuanto menos, a la riqueza y a los productos que obtenemos de él. Y mira las consecuencias negativas en el medioambiente. Estamos destruyendo la misma tierra que habitamos, por causa de dicha adicción.


En realidad, estas adicciones son mucho más devastadoras, por sus consecuencias sociales, que el consumo de cocaína y heroína de mis pacientes de barrios marginales.


Sin embargo, son recompensadas y consideradas respetables.


El directivo que aumenta las ganancias para una tabacalera, obtiene mayores incentivos. No sufre ninguna consecuencia negativa, ni legal ni de otro tipo. De hecho, se le considera un miembro respetado de la directiva de esa, y de otras empresas en las que también esté. Pero las enfermedades asociadas al humo del tabaco matan a 5,5 millones de personas en el mundo cada año. Sólo en EEUU, matan a 400.000 personas cada año.


Y, ¿a qué son adictos esos directivos?… A los beneficios.


Su adicción llega incluso al extremo de negar las consecuencias de sus actividades, algo que es típico de los adictos: la negación.


Y eso se considera respetable. Es respetable ser adicto a los beneficios, sin importar el coste.


Por tanto, el concepto de aceptable y respetable en nuestra sociedad, es muy arbitrario y parece que, cuanto mayor sea el daño, más respetable es la adicción.


[El Mito]


Existe el mito generalizado de que las drogas, por sí solas, son adictivas.


De hecho, la guerra contra las drogas se fundamenta en la idea de que, si prohíbes el suministro de drogas, puedes resolver el problema de la adicción.


Ahora bien, si contemplas la adicción en un sentido más amplio, compruebas que nada, por sí mismo, es adictivo.





Ninguna sustancia o droga es adictiva por sí misma, y ningún comportamiento es adictivo por sí mismo.


Muchas personas van de compras sin volverse compradores compulsivos. No todo el mundo se hace adicto a la comida. No todo el que bebe una copa de vino se convierte en alcohólico.


Lo que realmente hace a la gente adicta es la combinación entre un individuo propenso, y una sustancia o comportamiento potencialmente adictivos.


Esa combinación hace que aparezca la adicción.


En resumen, no es que la droga sea adictiva, lo que crea la adicción es la propensión del individuo a volverse adicto a una sustancia o a un comportamiento particular.


[El Entorno]


Para comprender qué es lo que hace a algunas personas propensas, hay que revisar sus experiencias en la vida.





La vieja idea, que pese a ser vieja, todavía se mantiene, de que las adicciones se deben a una causa genética, es simple y científicamente insostenible.


La realidad es que algunas experiencias de la vida son las que hacen propensas a las personas.


Experiencias que, no sólo moldean la personalidad y las necesidades psicológicas de la persona, sino también, y de varias formas, al mismísimo cerebro.





Y ese proceso comienza en el útero.


[Prenatal]


Se ha demostrado, por ejemplo, que si una madre sufre estrés durante el embarazo, es más probable que sus hijos tengan rasgos que los predispongan a adicciones.


Y eso es debido a que el desarrollo está muy influenciado por el entorno psicológico y social.


La biología de los seres humanos se ve muy afectada: queda programada por experiencias de la vida que comienzan en el útero.


[Habla Robert Sapolsky]


La percepción del entorno no empieza al nacer.


El entorno actúa desde que tienes un entorno.


Desde que eres un feto, estás sujeto a cualquier información que venga a través de la circulación de tu madre.


Hormonas, niveles de nutrientes…


Un buen ejemplo al respecto, es el llamado “Invierno de la Hambruna Holandesa“.


En 1944, los Nazis que ocupaban Holanda, decidieron embargar toda la comida, y enviarla a Alemania.





Durante 3 meses, los holandeses pasaron hambre.


Decenas de miles de personas murieron de hambre.


El efecto del “Invierno de la Hambruna Holandesa” fue que, si durante la hambruna fuiste un feto en su 2º ó 3º trimestre, tu cuerpo “aprendió” algo único durante ese tiempo.


Resulta que en el 2º ó 3º trimestre es cuando tu cuerpo está tratando de aprender acerca del entorno que le rodea: ¿lo de fuera es un entorno amenazador?… ¿hay abundancia?… ¿cuántos nutrientes estoy recibiendo a través de la circulación de mamá?…





Si eres un feto durante una hambruna, tu cuerpo se programa para ser, de ahí en adelante, muy, muy avaro con el azúcar y la grasa, y te dedicas a almacenar todo lo que puedas.


Si fuiste un feto del “Invierno de la Hambruna Holandesa“, 50 años después, en comparación, eres más propenso a sufrir de hipertensión, obesidad o síndrome metabólico.


He aquí al entorno, que aparece inesperadamente.


[Habla Gabor Maté]


Cuando se estresan animales de laboratorio hembras, embarazadas, sus descendientes son más propensos a consumir cocaína y alcohol de adultos.


Las madres humanas también se estresan.


Por ejemplo, en un estudio británico, las mujeres que sufrieron abusos durante el embarazo, al dar a luz, tenían en su placenta niveles más altos de cortisol, la hormona del estrés, y sus hijos eran más propensos a las adicciones, al cumplir los 7 u 8 años de edad.


El estrés intrauterino es un detonante de todo tipo de problemas de salud mental.





Otro estudio israelí, con niños nacidos de madres que estuvieron embarazadas cuando se inició la guerra de 1967… Estas mujeres, desde luego, estuvieron muy estresadas y su descendencia tiene un mayor índice de esquizofrenia que la media.


Ya hay muchas evidencias de que la vida prenatal tiene un impacto enorme en el desarrollo del ser humano.


[La Infancia]


El desarrollo humano y específicamente, el desarrollo del cerebro humano, se deben abrumadoramente al impacto del entorno, sobre todo, después del nacimiento.





Ahora bien, comparándonos con los caballos, que pueden correr desde el primer día de vida, nacemos muy poco desarrollados.


No disponemos de coordinación neurológica, equilibrio, fuerza muscular ni agudeza visual hasta el año y medio, o dos de vida.


Es así porque el desarrollo cerebral del caballo tiene lugar en la seguridad del útero, pero en el ser humano, ocurre después del nacimiento, y se debe a una simple lógica evolutiva.


Una cabeza grande, característica de los humanos, debido al crecimiento cerebral inherente a nuestra especie, entra en conflicto con caminar sobre 2 piernas. Nuestra pelvis se estrecha para adaptarse a caminar. Y con una pelvis más angosta, pero una cabeza más grande… ¡Bingo!… No queda más remedio que nacer prematuramente.





Y eso conlleva que el desarrollo cerebral, que en otros animales tiene lugar dentro del útero, en nosotros ocurre después del nacimiento, y por tanto, en buena parte bajo el impacto del entorno exterior.





El concepto de “Darwinismo Neural” significa simplemente que los circuitos que reciben la información apropiada del entorno se desarrollarán de manera óptima, y los que no, o bien no se desarrollarán óptimamente o tal vez no lo harán en absoluto.


Si se toma a un niño recién nacido con los ojos en perfecto estado, y se le pone en una habitación oscura durante 5 años, se quedará ciego, desde entonces, y para el resto de su vida, porque los circuitos de la visión requieren luz para su desarrollo, y sin luz, hasta los incipientes circuitos que están presentes y activos al nacer, se atrofiarán y morirán, y no se desarrollarán otros nuevos.


[La Memoria]


Las primeras experiencias moldean el comportamiento del adulto, incluso, y especialmente, esas primeras experiencias de las que no tenemos ningún recuerdo.





Resulta que hay 2 tipos de memoria. Una es la memoria “explícita“, que alberga recuerdos. Gracias a ella, se pueden recordar hechos, detalles, episodios, circunstancias…


Pero la parte del cerebro llamada “hipocampo“, que codifica los recuerdos, se empieza a desarrollar plenamente al año y medio de vida, y no se desarrolla completamente hasta mucho después.


Por esa razón, casi nadie tiene ningún recuerdo previo a cumplir los 18 meses.


El otro tipo de memoria, llamada memoria “implícita“, es una memoria “emocional” del cerebro donde se almacenan, tanto el impacto emocional sufrido, como la interpretación que el niño hace de cada experiencia emocional, en forma de circuitos nerviosos, listos para dispararse sin necesidad de un recuerdo específico.





Así, por dar un ejemplo claro, las personas siendo niños fueron adoptados a muy temprana edad, muy a menudo tienen un sentimiento permanente de rechazo.


No pueden recordar la adopción.


No pueden recordar la separación de su madre biológica, porque no hay recuerdos.


Pero la memoria “emocional” de separación y rechazo está profundamente grabada en sus cerebros.


Por ello, son mucho más propensos a experimentar una sensación de rechazo, y a sentir un gran trastorno emocional cuando perciben que son rechazados por otras personas.


Esto no es exclusivo de los adoptados, pero es particularmente fuerte en ellos debido a lo que albergan en la memoria “implícita“.


En base a las investigaciones, y por mi experiencia profesional, prácticamente todas las personas que son adictas, sufrieron abusos cuando eran niños.





Y todos los verdaderamente adictos, sufrieron abusos de niños, o padecieron terribles pérdidas emocionales.


Sus recuerdos “emocionales” o “implícitos” son los de un mundo que no es un lugar seguro para vivir y que no te ayuda, de cuidadores en los que no se podía confiar, y de relaciones que no son lo bastante fiables como para abrirse y mostrarse vulnerables.


En consecuencia, como respuesta, tienden a rehuir las relaciones verdaderamente íntimas; a no confiar en sus cuidadores, ni en médicos u otras personas que estén tratando de ayudarles; ven al mundo como un lugar peligroso





Esa es la función de la memoria “implícita“, aunque a veces tenga que ver con incidentes que ni siquiera se recuerdan.


[El Contacto]


En el caso de los bebés prematuros y de los que precisan incubadora, quizá conectados a dispositivos o máquinas durante semanas o meses, ahora se sabe que si esos niños son tocados y acariciados en la espalda durante apenas 10 minutos al día, eso estimula su desarrollo cerebral.





Así que, el contacto humano es esencial para el desarrollo y, de hecho, los bebés que nunca son alzados en brazos, mueren.


Esto muestra cuán fundamental es para los seres humanos la necesidad del contacto.


En nuestra sociedad, existe una desafortunada tendencia a decirle a los padres que no tomen en brazos a sus hijos, que no los sostengan, que no levanten a los bebés que lloran, por miedo a malcriarlos o para fomentar que duerman durante toda la noche. Y no los toman en brazos… que es justo lo contrario de lo que el niño necesita.


Si esos niños vuelven a dormirse, es porque han desistido y sus cerebros simplemente se han desconectado como mera forma de protección frente a la vulnerabilidad de haber sido realmente abandonados por sus padres, pero sus recuerdos implícitos serán los de un mundo al que ellos le importa un bledo.


[La Infancia]


[Habla James Gilligan]


Muchos de los rasgos se estructuran a muy temprana edad.



De algún modo, las experiencias de los padres contra la adversidad, y la percepción parental de cuán dura o fácil es la vida, se transmite a los hijos.


Ya sea por una depresión materna o por el mal humor de los padres con sus hijos por haber tenido un día duro, o sencillamente por estar muy cansados al final del día…





Ahora sabemos que todo ello tiene un fuerte efecto en la programación del desarrollo infantil.


Pero esa sensibilidad temprana no es un error evolutivo. Existe también en otras muchas especies. Hasta las semillas que germinan tienen un proceso adaptativo inicial al tipo de entorno donde van a desarrollarse.


En cambio, los humanos se adaptan a la calidad de las relaciones sociales.





Por eso, a una edad temprana, el cómo te alimentan, cuántos conflictos hay o cuánta atención recibes valen como muestras del tipo de mundo en el que estás creciendo.


¿ Estás creciendo en un mundo donde tienes que pelear para conseguir cualquier cosa, vigilar tu espalda, valerte por ti mismo, aprender a no confiar en otros… ?


¿ O estás creciendo en una sociedad donde dependes de la reciprocidad, la cooperación, donde la empatía es importante, donde tu seguridad depende de mantener buenas relaciones con otra gente…?


Ambos escenarios requieren desarrollos muy diferentes a nivel emocional y cognitivo.


De ahí que exista una sensibilidad temprana. Y ser padre viene a ser, aunque sea a nivel inconsciente, un sistema de transmitir esta experiencia a los hijos… Para que así sepan la clase de mundo en el que están.


[Habla Gabor Maté]


El gran psiquiatra infantil DW Winnicott, dijo que hay 2 grandes tipos de cosas que pueden ir mal en la infancia. Una es que ocurra lo que no debería ocurrir, y la otra, que lo que debería ocurrir, no ocurra.


En la primera categoría, están las experiencias traumáticas de abuso y abandono que sufren pacientes de barrios marginales, y muchos adictos. Eso es lo que no debió ocurrir, pero ocurrió.


Por otro lado, está la atención armoniosa de los padres, sin estrés, sin distracciones, que es lo que todo niño necesita pero que muchas veces no tienen. No sufren abusos, ni abandono, ni tampoco están traumatizados; pero lo que debería ocurrir, la presencia de un progenitor disponible emocionalmente, simplemente no existe para ellos, debido al estrés en nuestra sociedad y en el entorno paterno.





El psicólogo Allan Schore lo llama “abandono de proximidad“… Es cuando el padre/madre está físicamente presente, pero emocionalmente ausente.


[Habla Richard Wilkinson]


He estado trabajando durante 40 años con las personas más violentas que produce nuestra sociedad: asesinos, violadores y demás.





Investigando qué causa esta violencia, descubrí que los más violentos criminales de nuestras prisiones habían sido víctimas de maltrato infantil a una escala que iba más allá de lo que jamás pensé que existiera en el abuso infantil.


No tenía ni idea de la depravación con la que son tratados los niños en nuestra sociedad con demasiada frecuencia. Las personas más violentas eran los supervivientes de intentos de asesinato, a menudo a manos de sus padres, o de otras personas de su entorno social más cercano; o habían sobrevivido al asesinato de familiares cercanos, que habían sido asesinados por otras personas.


[Habla Gabor Maté]


Buda sostenía que cada cosa depende de todas las demás. Decía: “el todo contiene las partes y las partes contienen el todo”. Y que no puedes comprender nada si lo aíslas de su entorno. La hoja contiene al sol, el cielo y la tierra, obviamente.


Esto ha demostrado ser cierto, como regla general, y específicamente, en el desarrollo humano.


El término científico para ello es la naturaleza bio-psico-social” del desarrollo humano: la biología de los seres humanos depende en gran medida de la interacción con su entorno social y psicológico.





El psiquiatra e investigador Daniel J. Siegel, de la Universidad de UCLA, en Los Angeles, EEUU, acuñó la expresión “Neurobiología Interpersonal”, porque el funcionamiento de nuestro sistema nervioso depende, en gran medida, de nuestras relaciones personales… En primer lugar, con los padres que nos crían; en segundo lugar, con otros personajes influyentes en nuestras vidas, y en tercer lugar, con toda nuestra cultura.


Así que, no se puede separar el funcionamiento neurológico del ser humano del entorno en el que creció, y del entorno en el que vive.


Esto es cierto en cualquier momento de la vida.


Y particularmente cierto, cuando dependes de alguien, y estás indefenso, mientras tu cerebro se desarrolla, pero igualmente cierto en adultos e incluso al final de la vida.


[La Cultura]


[Habla James Gilligan]


Los seres humanos han vivido en casi todo tipo de sociedades, también en las más igualitarias





Las de cazadores y recolectores, han sido, y son, muy igualitarias, basándose, por ejemplo, en compartir comida, intercambiar regalos…


[Habla Robert Sapolsky]


Grupos pequeños viviendo de la de la búsqueda de alimentos y también, algo de caza, formados por personas que has conocido toda la vida, rodeados de primos cercanos y lejanos; en un mundo donde hay muchos lazos de parentesco entre grupos diferentes; en un mundo donde no hay apenas cultura materialista…


En este mundo hemos vivido durante casi toda nuestra historia homínida.


Resulta obvio decir que es un mundo muy diferente.


Registra mucha menos violencia.


En ese tipo de sociedad humana, pasada o actual, no existe violencia grupal organizada.


Así que… ¿ qué hicimos mal ?


[Habla Richard Wilkinson]


La violencia no es universal. No se reparte uniformemente dentro de la especie humana.


Hay enormes diferencias en la cantidad de violencia de las distintas sociedades. Algunas sociedades prácticamente carecen de violencia. Otras, se destruyen a sí mismas.


Hay grupos religiosos anabaptistas, que son completa y estrictamente pacifistas, como los amish, los menonitas, los huteritas





Entre los huteritas, no se ha registrado ni un solo homicidio. Los huteritas se negaron a ser reclutados en todas las grandes guerras, incluso en la 2ª Guerra Mundial. Preferían ir a la cárcel, en lugar de servir en el ejército.





En los kibutz de Israel, el nivel de violencia es tan bajo, que los tribunales penales a menudo les envían delincuentes violentos. Envían a criminales a vivir en los kibutz, con el fin de que aprendan cómo vivir una vida no violenta…Porque así es como se vive allí.


Los humanos estamos profundamente moldeados por la sociedad.


Nuestras sociedades engloban todas las influencias teológicas, metafísicas, lingüísticas, etc.


Nuestras sociedades moldean distintos aspectos, como creer o no que la vida es pecado o belleza; si hay vida en el más allá y si seremos juzgados dependiendo de nuestros actos, o si éstos resultan irrelevantes…


De unas sociedades individualistas a otras colectivistas, la gente es muy diferente, tienen diferentes mentalidades, y por ende, entiendo que también diferentes cerebros.


La sociedad de EEUU es una de las más individualistas de todas.





El sistema capitalista te permite llegar teóricamente cada vez más alto en la pirámide, pero se asciende a costa de no tener redes de seguridad.


Por definición, cuanto más estratificada está una sociedad, a menos personas tienes como iguales, y hay menos gente con quien mantener relaciones simétricas y recíprocas.


Sólo hay discrepancias y un sinfín de jerarquías


Un mundo en donde tenemos pocas relaciones recíprocas, es un mundo con mucho menos altruismo.


[La Naturaleza Humana]


Así que, es incorrecto adoptar un enfoque puramente biológico de la naturaleza humana, ya que, en gran medida, nuestra naturaleza se escapa de las restricciones de la naturaleza.





Hemos desarrollado mayor variabilidad social que cualquier otra especie. Más sistemas de creencias, más tipos de estructura familiar, más formas de criar a los niños, que ninguna otra especie…


Poseemos una capacidad para la variedad, que es extraordinaria.


En una sociedad que fomenta la competitividad, y, muy a menudo, la explotación despiadada de unos seres humanos por otros, obteniendo beneficios a costa de los problemas de terceros, inventando frecuentemente nuevos problemas con el solo propósito de obtener provecho económico, la ideología dominante justifica ese comportamiento, apelando a que la naturaleza humana es rígida e inalterable.


Una sociedad así fomenta la mentira de que la gente es competitiva por naturaleza, que la gente es individualista y egoísta.


La verdaderamente cierto es lo contrario.


Como humanos, tenemos unas necesidades concretas. Hablar con propiedad de la naturaleza humana es reconocer que los humanos tenemos esas necesidades concretas.


La necesidad de compañía, de un contacto cercano, la necesidad de ser amados, incluidos y aceptados, de ser vistos, de ser acogidos tal cual.


Cuando esas necesidades quedan cubiertas, nos convertimos en personas compasivas, colaboradoras y empáticas con los demás.


Y lo contrario, que tan a menudo vemos en nuestra sociedad es, en realidad, una mera distorsión de la naturaleza humana, debido a que muy pocas personas tienen sus necesidades cubiertas.


De modo que sí, se puede hablar de ‘naturaleza humana’, pero entendiendo como tal, las necesidades humanas básicas que subyacen instintivamente.


La ‘naturaleza humana’ son esas necesidades humanas, que nos hacen adoptar ciertos rasgos cuando están cubiertas, u otro conjunto muy diferente de rasgos, cuando son negadas.





Así que… una vez reconocido el hecho de que el ser humano, cuya gran flexibilidad adaptativa le permite sobrevivir bajo muchas condiciones diferentes, está también rígidamente programado por ciertos requerimientos del entorno o necesidades humanas, es cuando cobra sentido la importancia de la sociedad.


Igual que nuestros cuerpos necesitan nutrientes físicos, nuestro cerebro demanda estímulos positivos del entorno en todas las fases del desarrollo, necesitando, asimismo, ser protegido de los estímulos negativos.





Y si las cosas que deberían ocurrir, no ocurren… o si las cosas que no deberían ocurrir, ocurren… es evidente que la puerta queda abierta, no sólo para que entren un montón de enfermedades físicas y mentales, sino también muchos comportamientos humanos perjudiciales.


Así que, si echamos un vistazo alrededor y vemos cómo están las cosas, tenemos que plantearnos preguntas





¿ Son saludables las condiciones del mundo moderno para nuestra especie ?


¿ Actúa nuestro sistema socioeconómico como una fuerza positiva para el progreso y el desarrollo humano y social ?


¿O, más bien, va en contra de las necesidades evolutivas imprescindibles para crear y mantener nuestro bienestar personal y social ?




Esto tiene que acabar.




“Nunca dudes de que un pequeño grupo de ciudadanos reflexivos y comprometidos, puede cambiar el mundo. De hecho, es lo único que lo cambia”.
(Margaret Mead)






Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 65 seguidores

Anuncios