Posts Tagged ‘angustia

30
Jun
15

Virtualidades 12

Tellevo Papeo




Al aumento de la integración entre personas y robots, le llaman “hibridación“.


Convivirán e interactuarán en cada vez más áreas; trabajarán codo con biela.


Se incorporarán prótesis robotizadas al cuerpo humano; piezas de recambio a falta de tornillos.


Habrá robots con forma de serpiente.


Con forma de araña.


O con forma de niño.




Miniyo




Dicen que no hay que fabricarlos demasiado parecidos a nosotros, porque cuando el robot se parece demasiado a un humano, la confiada aceptación se torna en abrupto rechazo.


Está por ver… porque el ser humano es muy adaptable.




Tokorto bakalao




Ya hay robots humanoides que son loados por mostrar una expresión facial.


Pero los seres humanos con mucho menos nos conformamos.


Taprieto Yteguta




En Japón se comercializa una “silla de los abrazos” para combatir la soledad.


No es tan siquiera un robot.


Es una muñeca que “se parece a una madre“.


Su contacto hace recordar lo que se sentía al recibir el “afectuoso abrazo” materno, algo que con el paso del tiempo “tiende a olvidarse“…


Todo un éxito de ventas… Especialmente, entre los ancianos que viven solos.


El fabricante sostiene que la mayoría de los pacientes que la han probado un tiempo prolongado, experimentaron una reducción de la ansiedad, el miedo y la ira.


No anda desencaminado.




Tesako Sonrisa




Está científicamente demostrado, como ya vimos, que dar y recibir abrazos ayuda al cuerpo a producir oxitocina, una hormona natural presente en la conducta sexual y en el sentimiento materno-filial, que calma el sistema nervioso y estimula las emociones positivas.


Así que no hace falta que las máquinas consigan replicar la calidad de las emociones humanas.


Nosotros llenamos la diferencia.


Somos tan adaptables, que nos autoengañamos con suma facilidad, para conseguir paz de espíritu.




Temiro Sitemueve


Que un bebé reconozca un ser de entre varios objetos, no suele deberse a la similitud visual con una persona… Los bebés reconocen como “humana” la capacidad de interactuar socialmente, no la apariencia.


Da igual lo humano que pueda parecer… Es la socialización del robot la que hace que el bebé le trate como a un ser.


Aunque “una vez que uno aprende cómo funciona un robot, ya sabe cómo funcionan todos“, su software no deja de avanzar para articular gestos, pestañear… Interactuar con el espacio que les rodea.


Les hacen más humanos.


Otra cosa es el “problema” de la conciencia de uno mismo, y la inteligencia.


El Test de Turing es una prueba propuesta en 1950 por Alan Turing para demostrar la existencia de inteligencia en una máquina.


Sea o no la prueba idónea, dado el aumento de su capacidad de procesamiento… es una cuestión de tiempo.


Al ritmo de los algoritmos.




Tekasko Lokesea




Ya hay programas que consiguen imitar conversaciones humanas (‘chatbots‘).


Y se saben chistes.


No es noticia que un programa inconsciente, sin ninguna inteligencia identificable, logre engañar a sus interrogadores.


No es que éstos sean ingenuos.


En el contexto apropiado, los humanos pondremos lo que falte para lograr socializar.


Aún se considera difícil que un robot tome conciencia de sí mismo… pero se le puede programar para que lo parezca.




Temiro Ynoveo


Conforme los robots entran por la puerta de la socialización, los humanos saltan por la ventana.


Un investigador japonés ha inventado unas gafas para fingir sentimientos; con ojos falsos, sirven para ocultar las emociones, evitando que los ojos delaten los sentimientos.


Perfectas para traducir la dicotomía entre lo que se muestra y lo que realmente se piensa.


Un robot podría pensar que se trata de humanos imitando ser humanos.


Pero no.


Es también un comportamiento humano genuino… En este caso, una sofisticada forma de adaptación defensiva frente a una sociedad agresiva construida para fomentar el lucro y la explotación de unos sobre otros.


Lo que, en el reino animal, viene a ser un mimetismo defensivo.




Tetoko Terompo


Se pregona por doquier que el ser humano es “el animal más inteligente“.


Está por ver. De momento, no acaba de usar la tecnología para preservar a todos y cada uno de los miembros de su propia especie.




Tusako Tepongo




Y si a alguien le choca que los robots puedan mejorar las relaciones humanas poco satisfactorias, puede reparar en las mascotas.


La función de las mascotas no es otra que sustituir a los seres humanos.


Sí. Como los robots.


Las mascotas ayudan a superar el anonimato y la falta de comunidad, haciendo mucho más llevadera la vida.


Proporcionan a muchísima gente un motivo, en forma de ser vivo, para volver a casa.


Reemplazan a maridos, esposas o hijos ausentes o poco cariñosos, llenan el vacío hogar y alivian la pesada carga de la soledad en las sociedades post-industriales; máxime, para la gente que vive sola, en las grandes ciudades y/o en la vejez.




Tesigo Alrato




Pueden entretenernos como consumados comediantes, formarnos en biología y robótica, ponernos en forma como entrenadores deportivos, relajarnos, querernos


Las mascotas pueden hacer todo esto sin imponer el maltrato y los castigos que propinan los seres humanos “reales” atrapados en relaciones altamente competitivas, estratificadas y explotadoras.


Por todo ello, a las “mascotas” se les llama “animales de compañía“.


Para sustituir del todo a los humanos, las mascotas tendrían que poder comunicarse, pero, afortunada o desafortunadamente, no pueden sostener realmente una conversación.


Pero escuchan, y, como bien saben psicoanalistas y sacerdotes católicos, las frustraciones y la angustia se alivian por el mero hecho de tener a alguien que nos escuche… o que aparente escucharnos.




Maskota Teamo




Los robots escuchan… pero también pueden hablar, y cada vez mejor.


Las razones para tener robots de compañía en casa podrían ser las mismas que para tener una mascota, con la ventaja de que no se esclaviza a un animal en una jaula de hormigón.


Teniendo en cuenta que las grandes ciudades ya no tienen espacio para las mascotas, no extraña que se agote en las tiendas y haya colas para adquirir un Pepper, el robot “con corazón“, capaz de comunicarse con personas y de interpretar sus emociones.


Para sustituir a los seres humanos reales en derredor, sus dueños les preferirán para llenar sus carencias sociales en relaciones cálidas, apoyo mutuo y amor.




Telate Porarte




Los robots no son la solución.


Son otra respuesta a un mismo problema.


¿ Miedo porquelas máquinas no tienen escrúpulos ?”


Depende de quien las controle. Depende de cómo se programen.


Como los perros guardianes… según su educación.


Como sus propios amos… según la ocasión.


La mayor amenaza para la especie humana no son los robots, ni tan siquiera los marcianos: es la propia raza humana.




Temiro Konmiedo




Nosotros hemos creado las armas de destrucción masiva… y los hemos puesto en manos de “androides” egoístas a los que no puedes distinguir, porque viven entre nosotros, piensan como nosotros… pero prefieren que sangremos nosotros, y no ellos.


Son como geminoids, marionetas de alta tecnología, de carne y hueso, guiadas por el control remoto del afán de lucro despreciativo del sufrimiento ajeno, insensibles enfermos por golpes cerebrales o por maltratos conductuales que se comportan como psicópatas desaprensivos.


No es nuestra “estupidez innata” ni nuestra “arrogancia irresponsable”.


Son los “intereses” de unos pocos los que deciden que las máquinas sirven para ahorrar trabajo humano, mientras se despreocupan de las consecuencias para quienes pierden su empleo.




Temiro Teveo




Los humanos somos, en efecto, “cíborgs tecnológicos”.


Pero aún parecemos máquinas idiotas, porque, ante la tesitura de “evitar el sufrimiento humano“, vemos cómo la decisión óptima elegida históricamente es “matar a la gente“.


Por qué los robots habrían de respetar las 3 leyes, cuando sus programadores humanos no las aplican entre sus congéneres…


Dan más miedo los humanos roboides (te roban la vida), que los robots humanoides.


Todos, máquinas.


Deambulantes.


Controladores, controlados y controlables.





Anuncios
25
Feb
15

Virtualidades 8

Suboka Magrede




Derechos torcidos, y retorcidos.


Muchas veces, el maltratador provoca el conflicto: lo busca, para “descargar” su frustración.


Socialmente, su actuación se suele considerar un asunto de índole privada y personal. No perciben la presión. No se sienten cuestionados ni estigmatizados. Su acción carece de repercusión.


Se añade sumisión a la posesión.




Kiyoshi Okubo




Y el problema se retroalimenta: el 81% de los agresores aprendieron esta conducta en una familia “tradicional” patriarcal, donde, o habían sido maltratados durante su infancia, o habían sido testigos de la violencia familiar.


Es la semilla de un engendro.


Todos los “asesinos en serie” sufrieron malos tratos en su niñez: tortura física y sexual, o una humillación extrema, o maltrato emocional… Aislados del contacto social pleno, liberados así de escrúpulos de conciencia, poseídos por un infantil egocentrismo egoísta carente de empatía y necesitado de autoafirmación (“narcisismo“), colocan sus sórdidas necesidades por encima de todo, y, eventualmente, cruzan el umbral.


Igualmente cierto es, que ningún “asesino en serie” surge de un hogar feliz y saludableTodos ellos son fruto de hogares disfuncionales.




Misako Mekita




Las personas no aprenden tanto de sus propias conductas, como de la observación de la conducta de los demás.


Y, aunque podamos aprender conductas nuevas, no las pondremos en práctica, a menos que exista una razón para ello…


¿Como para avasallar a una novia o esposa, madre o no, criada y compañera sexual siempre, para que sirva de punching ball doliente y pague los platos rotos permanentemente?


Trata de esclavas.




Nomemire Tanasolo




La dependencia económica de la mujer de los ingresos que aporta el varón es, a menudo en una losa adicional a la espiral de miedo, angustia y vergüenza en que se sumen las víctimas.


Bajo una coyuntura de crisis económica, las mujeres se separan y se divorcian menos, porque tienen menos recursos económicos.


Y por eso disminuye el número de asesinatos: el peligro de sufrir una agresión aumenta cuando abandonan a sus parejas.




Hay para todas




Las cifras son escalofriantes: 1 de 3 mujeres de Japón sufre violencia doméstica.


El 98% de las denuncias de violencia doméstica tiene a una mujer como víctima.


El matrimonio les sirve el vendaje en bandeja.


No son las únicas.




Nogiro Nimiro




La cultura europea clásica siempre mostró una fuerte misoginia.


Platón consideraba a las mujeres una degeneración física del ser humano, y Aristóteles las describía como ‘varones estériles’ incapaces de preparar su fluido menstrual con el refinamiento suficiente para convertirlo en semen (“semilla”).


En la Atenas clásica, las mujeres acomodadas no podían tener propiedadesEllas eran propiedad de su marido. Vivían recluidas en los gineceos, y no se relacionaban socialmente con su esposo, demasiado ocupado con sus múltiples actividades sociales, políticas, intelectuales y lúdicas.


Las curanderas y las hetairas (similares al rol de las geishas de Japón) eran las únicas mujeres que gozaban de cierta libertad y estatus: eran fundamentales para la juerga… “Tenemos las hetairas para el placer; las concubinas para el uso diario y las esposas de nuestra misma clase para criar a los hijos y cuidar la casa“, sostenía Demóstenes sin ningún rubor.




Kelito Kesoy




En junio de 2014, Akihiro Suzuki, diputado japonés del partido del gobierno, fue obligado a pedir disculpas a su colega en la oposición Ayaka Shiomura; cuando esta parlamentaria tomó la palabra para reflexionar sobre las dificultades con que tropiezan las mujeres japonesas para compaginar la vida profesional con su labor de madres, fue interrumpida por Akihiro Suzuki con comentarios groseros, seguidos de burlas marcadamente sexistas“¡Vete y cásate ya!”, seguido de otros comentarios más vulgares, para luego añadir “¿Y tú, qué?, ¿Ya no puedes tener hijos?”, entre las risas jocosas de los parlamentarios masculinos.




Tedigo Nokeja




Desde temprana edad, se enseña a las japonesas a someterse a los hombres de su familia, a cubrirse la boca cuando se ríen, y a cultivar una personalidad sumisa que apuntala el ego del varón.


En Japón, el marido tenía la misión de trabajar, de producir, mientras la mujer se concentraba en llevar las riendas de la familia.


Antes y ahora, ella asume la completa responsabilidad de la educación de los hijos y de administrar los ingresos del hogar, incluso asignándole al marido un cantidad periódica para sus gastos.


Ella ha llevado la carga del éxito o del fracaso escolar de los niños.


Los maridos han pasado largas horas alejados de sus hogares, delegando prácticamente todos los asuntos de la casa a las esposas… Así que muchas mujeres abandonan sus empleos una vez se casan, para poder dedicarse a tan exigente y absorbente trabajo en el hogar.




Cruel atadura




Así, la tasa de participación de la mujer en la fuerza laboral de Japón permanece casi constante desde el año 1965.




(Continuará)



31
Mar
13

Trabajaderas

Agua va




Cielo gris plomizo.


La cosa, dudosa.


El riesgo de lluvia pone en peligro el ajuar.


Cruz guía


Cruz de guía.


Capuchas, capuces, capirotes, capillos y capiruchos.


Algunos tronos son tan enormes, que no caben en la iglesia.


Estandartes como parte del patrimonio.


Tramos de costaleros.


Legio prima


Somos Legión. No olvidamos. No perdonamos. Espéranos.


A 170 pasos por minuto.




Banderitas, tú eres gualda


De a 50.000 euros el desfile con himno nacional, malabares y cuplé de Lolita Montes incluidos.


Gorro extra para Antonio Banderas por ser persona trabajadora, honrada, con principios, muy amigo de sus amigos, muy hermano de sus hermanos, y muy propietario de sus propiedades.


Transporte excluido.


Tributación, exenta.


Desgravación total de las cuotas de la hermandad, en PProyecto.


La carrera oficial.


Ruido sordo.


Tabarra de tambores de Tobarra de 104 horas ininterrumpidas.


Sol impenitente


Con el augurio de la base militar de EEUU en Rota, las nubes se abren, y el sol ilumina las coronas y diademas de las deidades solares.


Brilla la sangre de heridas y llagas.


Los picaos y los flagelantes se autoinfligen.


Los talcigüines infligen a los demás.


La vía dolorosa.


Ratón, el ‘toro asesino‘, muere de fallo multiorgánico.


Cultura popular proteica, en crudo y desnaturalizada.


Los tambores acompañan, con igual precisión, un pasodoble y la marcha imperial deStar Wars“.


Estacionando


Estación de penitencia.


El alcalde llama a la puerta, y la cofradía se la abre.


Un grandísimo escenario.


Cada hermandad tiene sus hermanos.


Puerta del Perdón.


Pasos gigantes de caoba oscura. Muy elegantes.


Bajo palio.


Que no lo toque ni el aire, siquiera.


La policía no realiza turnos de refuerzo, por la falta de acuerdo con el consistorio.


Subastas


Subasta de puestos de costaleros.


Subasta de sillas y palcos para ver pasar los pasos.


El puente cimbrea con la hermandad.


Levantá


El capataz coordina la levantá.


El público del desfile estalla en clics, flashes y aplausos.


Se para el tiempo.


Hasta 1833, el mapa no se delimita por provincias, sino por diócesis.


Trono


Trono estilo carrete, sobre un tronco piramidal.


Gran Poder.


Lágrimas de dolor


Nadie debería ver morir a su hijo.


Nadie debería ser muerto por nadie.


Esperanza.


A todas horas


Los sentimientos afloran.


Muchas emociones.


Muchos deseos.


Ruegan a quien corresponda, así en la tierra devastada como en el cielo arrasado.


Al representado y al representante.


Al trono y a la silla.


Salud, dinero y amor


Piden Buen Día, Buen Viaje, Buen Encuentro, Buen Parto, Buen Reposo, Buen Suceso, Buen Socorro, Buen Retiro, Buena Muerte y Buen Fin.


Alejar la Amargura, la Angustia, el Desamparo, el Desconsuelo, la Pena, la Pobreza y la Soledad.


Precisan Alegría, Amor, Buen Aire, Buen Olor, Buen Consejo, Concordia y Paz.


Invocan la protección para pueblos, ciudades, países, continentes y el mismo Universo.


Evocan las Conjuras, las Batallas, el Triunfo y el Imperio.


Se encomiendan a la Transfiguración, la Transustanciación y la Transverberación.


Al oro.


A cualquiera.


Dios Sol


Hasta al mito inmortal inventado para un revolucionario muerto.




Bajo el manto


Piden calor, protección y bienestar.


Encuentran un manto para envolver a los niños.


Un manto de 130.000 euros.


Un manto con 60.000 claveles.


Un manto de 7 millones de flores.


Un manto de 40 kilos de oro y 200 kilogramos de peso.


Se ve y se siente el peso del paso.


Un manto de terciopelo azul.


Blue velvet.


Pan de oro


Pan de oro.


INRIs de oro.


Plata. Piedras preciosas. Cera pura de abeja.


Flores frescas. Terciopelo.


Cofradías de 4 tronos.


De 5 tronos.


Tambores militares.


Lluvia pro nobis


Rompe a llover.


Rompen a correr.


Choque de cofradías.


Encapotado


Un capote color benemérito protege los bordados.


Tristeza.


Desolación.


Ríos de lágrimas.


El trabajo de todo un año.


Agua para el campo.


El fruto de toda una vida de rogativas en épocas de sequía.


El arzobispo Crisóstomo pone a disposición la riqueza de su iglesia


Por TV, la iglesia ortodoxa de Chipre ofrecetoda su riqueza“, que es “inmensa“, para salvar al país.


Nadie lo ve.


Nadie se vuelve sobre sus pasos.


Preso liberado por Jesús El Rico en 2013


Puerta del Perdón.


Perdón para el preso liberado por el brazo articulado del Rico.


Condenado a cuatro años y medio por un delito contra la salud pública, el drogadicto quemó su salud en privado, se rehabilitó, y al Tercer Trienio de su recuperación, con un hijo pequeño y otro en camino, fue prendido y penado.


De inmortalidad a inmoralidad, sólo hay una T.


O una “crux commissa“.


Costaleros


Hombres de trono“.


Via crucis.


De costalero contratado por jornal, a costalero despedido por la automatización (‘pasos con ruedas‘), a costalero voluntario por un bocadillo, a costalero que paga para procesionar.


Para pedir.


El peso del paso descansa en la cruz que forman los hombros con la nuca.


Ecce homos trabajadores en las trabajaderas.










Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 62 seguidores