Posts Tagged ‘carbón

28
Abr
14

Antropoceno 3

Las manos van al pan



¿Podemos hacer algo a nivel individual?



Sí.


Se podría pensar que la acción de un consumidor poco o nada puede hacer ante un problema tan grande y global como el cambio climático.


Sin embargo, un pequeño gesto realizado a diario por millones de consumidores puede tener un efecto considerable.


Una sola bombilla puede parecer insignificante, pero si todos los consumidores del mundo sustituyeran las bombillas incandescentes por las de bajo consumo, la reducción del consumo mundial de electricidad permitiría el cierre de más de 270 centrales eléctricas de carbón de 500 megavatios.


Hay más de 100 posibles acciones cotidianas.


Unas son fáciles:


• No dejes el coche en marcha si estás parado
• Mantén una correcta presión de los neumáticos
• Reemplaza los filtros de aire del vehículo con más frecuencia
• Apaga los electrodomésticos, evitando dejarlos en stand-by.
• Utiliza bombillas de bajo consumo
• Repara las juntas exteriores
• Si dispones de calefacción, ajusta el termostato en invierno y en verano.
• Baja 2ºC la temperatura del agua caliente
• Cierra el grifo al lavarte los dientes o afeitarte
• Dúchate en vez de bañarte
• Si el agua del grifo es de buena calidad, no consumas agua embotellada
• Cocina con ollas a presión
• Compra electrodomésticos de bajo consumo energético
• Compra productos locales y de temporada.
• Compra cerca de tu casa
• Compra a granel cuando te sea posible; tú decides cuanto necesitas: evita embalajes innecesarios
• Reutiliza las bolsas
Rechaza de plano los alimentos presentados en bandejas de corcho blanco.
• Compra botellas de vidrio reutilizables, en lugar de “botes” de bebida
• Recicla lo más posible
• Pide que no te envíen más facturas ni folletos en papel
Evita dejar enchufados cargadores, transformadores y aparatos (como los ordenadores)


Tierramar


Otras, demandan algo más de voluntad:


• Utiliza un transporte limpio, compartido y/o público.
• Planta un árbol. Un solo árbol absorbe una tonelada de CO2 durante su vida. Eso sí, que el árbol sea de una especie adaptada y sostenible.
• Haz un uso responsable del agua: instala cisternas de doble carga para inodoro (y no lo uses como cubo de basura); usa la lavadora y el lavaplatos/lavavajillas solamente cuando estén llenos; mancha un sólo vaso para el consumo de agua diario… Por cada grado que se eleve la temperatura del planeta, disminuirá, al menos, un 20% su disponibilidad.
• Reduce el consumo de carne. Su producción es responsable de, al menos, un 18% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero… ¿Qué tal un “Lunes sin carne“?
• Evita los alimentos enlatados, especialmente con especies en peligro de extinción, como la sardina o el atún.
• Instala sensores para encender la luz automáticamente, e interruptor manual para desconectarla, al menos, en las escaleras y zonas comunes de tu edificio.
• En lugar de viajar, intenta reunirte por audio o videoconferencia.




Stop Co2


Y, aparte de todo lo anterior, puedes conseguir mucho más.


Basta con que influyas en los que te gobiernan.


Vigila que se gasten tu dinero en proyectos eficientes y de futuro.


Reprende ocurrencias políticas como la de destinar a la lucha contra el cambio climático cantidades tan exiguas como una décima parte del gasto en armamento“. No apoyes esas “bienintencionadas” declaraciones de intenciones.


Exige a tu gobierno que se lea y se comprometa con las 102 páginas de medidas que ha publicado el IPCC para los sectores de la construcción, el transporte, la industria, energético, agrícola, tratamiento de desechos sólidos y de aguas residuales


Pide también planes concretos para detener y revertir la deforestación, que es la mayor fuente emisora de CO2, tras la quema de combustibles fósiles.




Reciclables


Que un envase sea “reciclable” sólo significa que “podría ser reciclado”… no que lo vaya a ser. La realidad es que sólo se recupera entre el 1% y el 15% de lo reciclable… Hablamos de vidrios, plásticos, papel, envases, pilas, aparatos electrónicos, medicamentos


Y, con mucho, lo peor que se puede hacer, es incinerarlos.


Pide sistemas de depósito, devolución y retorno.




Fugas huidizas




Advierte de cualquier fuga de agua, y demanda que se reparen las pérdidas en la red de distribución, que pueden suponer un 25% del volumen en el recorrido hasta los grifos domésticos.




A gotas




No apoyes las “falsas soluciones” contra el cambio climático: la captura y secuestro de carbono (CAC, o CCS en inglés, como ya vimos), la energía nuclear, las plantaciones comerciales de monocultivos forestales utilizando agroquímicos contaminantes…


Las fuentes renovables no producen residuos tóxicos o radiactivos.


Ya hay 7 tecnologías diferentes para generar electricidad de forma renovable: solar fotovoltaica, solar térmica de concentración, eólica terrestre y marina, geotérmica, bioenergía, hidro-eléctricidad y oceánica.


Conectadas a una red eléctrica eficiente (lo suficientemente dispersa), son fuentes “permanentes“: siempre hay viento o sol en alguna parte.


Además, los sistemas renovables modernos contemplan métodos para almacenar la energía.


Por tanto, no hay excusa… Aplica:

• Demandar una planificación energética integrada
• Abogar por la eliminación de todas las subvenciones a los combustibles fósiles y a la energía nuclear (cuyo cierre ha de ser progresivo pero urgente)
• Desincentivar la tentación de invertir en nuevas centrales térmicas
• Apoyar nuevos y ambiciosos objetivos de reducción de emisiones




Desiertech




Cualquier control del suministro de energía ejercido centralizadamente por unos pocos, se convertirá en otra fuente de poder despótico y control dictatorial: en nuevos oligopolios.


Sin un acceso descentralizado y libre a los recursos y a sus tecnologías de explotación, es fácil perpetuar una tiranía con el mínimo esfuerzo, tal como predecía la Teoría Hidráulica de Karl Wittfogel, referida originalmente al control del agua para el riego, y extensible al resto de recursos naturales.


Así, un ejemplo altamente cuestionable, como ya vimos, es el proyecto DESERTEC, patrocinado por la UE y el Club de Roma, pese a estar basado en energía solar.




Ley Virus


Presta atención a repentinas leyes, supuestamente ecológicas, que, en realidad, se diseñan a la medida de ciertos intereses muy determinados… Esas, estilo “Ley Virus“, que autorizan la construcción de viviendas en suelo rural no urbanizable, para convertirlo en viviendas, palacetes, hoteles y urbanizaciones de lujo… si eres un gran propietario de terreno… Leyes para que las grandes fortunas legalicen sus cortijitos, creen otros nuevos, e inflen nuevas burbujas inmobiliarias lucrándose a costa del medio ambiente y el patrimonio de todos.




Pescando basura


El cambio climático es uno de los efectos de la acción del ser humano.


Pero hay muchos más, y se retroalimentan entre ellos.


De hecho, la contaminación en China parece aumentar la virulencia de los ciclones en el Océano Pacífico.


Reconocemos la creciente necesidad de dar más prioridad a problemas medioambientales, como la contaminación del aire (77% en las encuestas) y del agua (75%), al uso de pesticidas, al desperdicio de envases y plásticos, y a la escasez de agua.


No es para menos.


Grandes manchas de basura en el mar


Televisores, frigoríficos, lámparas


Casi todo lo que hay en un centro comercial… Podemos encontrarlo flotando en mitad del océano.


Y las corrientes marinas están transportando esta basura por todo el mundo.


Así, la Gran Mancha de Basura del Pacífico ya ocupa 1.400.000 km².


A su vez, la Gran Mancha de Basura Plástica del Atlántico Norte mide cientos de kilómetros de largo, con una densidad de 200.000 fragmentos de basura flotante por kilómetro cuadrado… Estacionalmente, cambia de posición hasta 1600 km de norte a sur, y se desplaza aún más lejos durante el fenómeno climático de El Niño.




Arde la bola




Son todos efectos de un sistema productivo insostenible.


Y, aunque no funciona, el neoliberalismo sigue desbocado.


Además de no ser valorado como productor, tendrás que darte a valer también como consumidor.


Es absurdo que nos induzcan a comprar todas y cada uno de los objetos del mundo, a cualquier precio, pudiendo tener a nuestro alcance “bibliotecas” para compartirlos, a un precio bajo, dentro de una economía orientada a los recursos.


Se fomenta que cada uno se construya su tramo de carretera, su tramo de saneamiento, su escuela, su hospital, su automóvil…


Que cada uno tenga su planeta.


Ya.


Por muy ridícula que pueda sonar… Esa es la idea neoliberal.


Mundos para-lelos, separados por vallas y protegidos con guardias, perros y cámaras.


Afortunadamente, hay otras visiones, y existen la tecnología y los medios para llevarlas a cabo.






(Continuará)

28
Mar
14

Antropoceno 2

Coliticos



¿Podemos confiar en que los gobiernos reduzcan el CO2?



No.


Desde luego, no al ritmo que sería deseable para minimizar el cambio climático y sus consecuencias sobre los hábitats humanos.


Ya existen tecnologías eficientes, en términos de Coste/Beneficio, para disminuir las emisiones.


Sin embargo, la mayor parte de las inversiones se dirigen hacia el descubrimiento y desarrollo de más recursos fósiles, convencionales o no.


Un estudio de Greenpeace demuestra que el 98% de créditos del Banco Mundial (BM) van a proyectos que agravan el calentamiento del planeta.


En lugar de contemplar el problema desde una perspectiva global y responsable a medio plazo, los gobiernos, hasta ahora, abanderan intereses locales, materialistas y efímeros.


Ponen barreras institucionales, dan incentivos inadecuados, favorecen los intereses creados, evitan crear agencias reguladoras efectivas, y dan información inexacta, sesgada o falsa.




Emisiones de CO2 desde 1980




Los países que más CO2 emiten, EEUU y China, no se han comprometido a ninguna reducción en base al Protocolo de Kioto.


Tampoco se han comprometido otros países que han registrado un rápido desarrollo, como India, Brasil, Indonesia o Vietnam… Y, al no estar obligados a reducir sus emisiones, se han convertido en los destinos perfectos donde los países desarrollados externalizan sus operaciones industriales.


Gran Bretaña, Francia y Alemania pueden presumir de que sus economías se han vuelto “más ecológicas”, pero, en realidad, el trabajo sucio lo están haciendo por ellos los países en desarrollo, que de paso emiten más gases de efecto invernadero de los que es capaz de reducir Europa.


De forma que China, EEUU e India, sin ataduras, suman prácticamente el 50% de las emisiones de CO2 a la atmósfera.


Es más: gracias a una filtración, sabemos que EEUU, que alberga al 4% de la población mundial pero emite el 25% del CO2, llevó en su agenda para la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP19) de 2013 celebrada en Varsovia, los objetivos de:
Minimizar la importancia de los daños y pérdidas del calentamiento global, promover los intereses privados en el Fondo Verde para el Clima [un instrumento para financiar a las empresas multinacionales], y retrasar los plazos para reducir las emisiones“.




COP 19 Compromiso 0




Es fácil adivinar que la cumbre COP19 terminó en otro sonoro fracaso de la lucha contra el cambio climático para la transición hacia un futuro sostenible.


Por ello, organizaciones y movimientos como Greenpeace, OXFAM, CSI, ACTIONAID, AMIGOS DE LA TIERRA y WWF decidieron retirar a sus delegaciones del evento.


Europa lidera las intenciones de reducción de emisiones de CO2 en el mundo, en efecto… al estilo neoliberal.


Y han creado un mercado bursátil de “Bonos de CO2“, asignando cuotas de CO2 a las empresas. Si una empresa no agota su cuota, puede vender ese sobrante a las empresas que sí rebasaron el cupo que les fue asignado.


Al amparo de este esquema de asignación de cuotas, el Sistema Europeo de transacciones de Emisiones (ETS) se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos en materia de especulación financiera.


Casi todos los Bancos europeos importantes, y la mayoría de las grandes corporaciones multinacionales de la Unión Europea (UE), están involucrados en esta especulación con “Bonos de CO2“, también llamados “Derechos de Emisión“.


Por eso, no sorprende que la Asociación Internacional de Comercio de Emisiones (AICE; en inglés, IETA), el principal lobby de los especuladores del mercado mundial de “Bonos de CO2“, haya sido uno de los organismos con mayor presencia en todas las conferencias sobre el clima.




Bobos de carbobo




En 2003, se compraron y vendieron bonos que sumaron 78 millones de toneladas de CO2; en 2005, aumentó a 799 millones de toneladas, con un valor de 9401 millones de euros, y en 2006 se comercializaron 1600 millones de toneladas por 22500 millones de euros.


Los países europeos dominaron este mercado del CO2 con el 86% de las compras.


Y eso que es falso el postulado que lo sostiene, porque las reducciones de emisiones no son equivalentes, y no se pueden intercambiar los derechos a emitir gases invernadero entre agentes tan diferentes como una planta termoeléctrica, una siderúrgica o una granja de cerdos.


Por lo tanto, las reducciones de emisiones correspondientes no pueden ser iguales, ni desde el punto de vista de equidad, ni desde el punto de vista tecnológico.


La UE, nacida de un núcleo de países con intereses en el carbón y el acero (CECA) anuncia que abanderará la “lucha” contra el cambio climático… sólo si “es razonable“.


“Razonable”… para la patronal europea BusinessEurope, que ya ha afirmado que un recorte del 40% en las emisiones de CO2 para el año 2030 sería excesivo, porque el resto de socios internacionales de la UE no están haciendo esfuerzos “comparables”.


Por cierto… Las organizaciones ecologistas creen que ese objetivo del 40% ni siquiera es lo suficientemente ambicioso como para frenar el cambio climático.




Incómodo CO2 Cómodos impuestos




Otro problema de fondo en la lucha contra el calentamiento global causado por la acción humana, es la tentación de utilizar a los concienciados para convertirlos en “tontos útiles” al servicio del poder político y económico.


Todos sabemos que a medio plazo el petróleo se acaba, y con él, la principal fuente de energía de nuestra civilización. Hay que cambiar de combustible y de tecnología, y eso… cuesta dinero.


¿Qué hacer?… Fácil. Si convencemos a los suficientes millones de personas de que son culpables de la destrucción del planeta, serán éstos quienes cargarán con el coste del cambio tecnológico.


Y ya está en marcha.




GCF al rescate




Así es como se ha creado el Fondo Verde para el Clima (FVC, en inglés GCF), al que los países han de aportar dinero.


Una vez conseguido, buena parte del FVC se destinará a aplicar las tecnologías de almacenamiento geológico del CO2 (“captura de carbono”, algo similar al sísmico Proyecto Castor de gas), una tecnología ineficiente que luego analizaremos, pero que propicia la corrupción de gobernantes de países en desarrollo: por un poco de dinero, permiten que sus territorios y compatriotas carguen con el CO2.


El turismo del desecho ya tiene precedentes. Por ejemplo: en 2011, la asolada y maltratada Haití recibió los restos de la incineración de la basura de todo un año de la ciudad de Los Ángeles (California, EEUU), a cambio de “ayuda monetaria y humanitaria” tras el terremoto que sacudió este país caribeño.




CO2mentera




Como buen mercado, el mercado del CO2 es un negocio para las fábricas, y una ruina para el Estado.


En España, por ejemplo, entre 2008 y 2012, ha resultado un enorme negocio para la industria “pesada”: cementeras, azulejeras, ladrilleras, etc.


Como han funcionado a medio gas por la crisis, han vendido sus derechos de emisión de CO2 no usados por 1279 millones de euros.


No parece se haya destinado para mantener a sus plantillas fuera del paro.


Mientras, en el mismo periodo, el gobierno español debe compensar el exceso de emisiones de los ciudadanos (que se ve son los “culpables”), destinando 1250 millones a comprar Derechos de CO2 en el extranjero.


Una vez más, se aplica la regla de oro del capitalismo neoliberal: “privatizar las ganancias y socializar las pérdidas“.


No sorprende que, en 2009, de los 144000 millones de dólares que se destinaron a los mercados de
carbono, sólo el 0,2% se dirigiese a proyectos concretos… El grueso se destinó a gastos de intermediación, consultorías, estudios, inversiones estilo “compra con vocación ambiental de tierras”…


Estas cifras encajan con la estrategia de presión de los lobbies que actúan en representación de las multinacionales implicadas.




Emisiones mundiales de CO2 en 2010 por sectores de producción




Por ejemplo.


El transporte marítimo mueve el 80% del volumen, y un 70% del valor del comercio mundial.


A su vez, la aviación civil soporta el 8% de la actividad económica internacional y, con sólo un 0,5% del volumen, mueve más del 25% del valor del comercio mundial.


El Protocolo de Kioto permite, gracias a la redacción de su Artículo 2.2, que ninguna nación se vea obligada, de forma individual, a reducir ninguna de sus emisiones en los sectores del transporte marítimo y la aviación civil.


Las propuestas de reducción no prosperaron por ir en contra de los intereses de las navieras, las compañías aéreas, el sector turístico, el comercio


Sólo hubo acuerdo para implantar un impuesto internacional… que se aplica al pasajero aéreo.




Emisiones mundiales del transporte


No se quiso poner en peligro el lucro global de estas actividades, cuyo coste medioambiental podría reducirse con alternativas de consumo locales o más cercanas.


Y estos 2 sectores, transporte marítimo y aéreo, sólo son responsables del 5% de las emisiones de CO2 mundiales.


Así que es fácil suponer la presión que ejercerán los lobbies de las industrias petrolera, nuclear, agrícola y forestal, para evitar que se acuerden medidas de reducción de sus emisiones, que son las mayoritarias.




Coches futuros




En cuanto a la responsabilidad de los países, y asumiendo un trato igualitario, los estados en vías de desarrollo se niegan a adoptar medidas al mismo nivel que los países desarrollados.


El futuro, a medio plazo, se juega en Asia.


En 2030, la flota de automóviles de China habrá superado a la de EEUU (que, a su vez, se habrá incrementado en un 60%), y en 2050, China tendrá casi tantos coches como todo el mundo tiene en la actualidad. E India “avanzará” también con una flota de 367 millones, 45 veces el número en sus carreteras congestionadas hoy.


El número de automóviles en todo el mundo crecerá desde los 600 millones de 2005 a unos 2900 millones en 2050.


Más aceromás carbón.


Muchos de esos vehículos serán de bajo precio (‘low-cost’), con lo que su consumo de petróleo no será “muy refinado“.


Quizá, en este contexto, el previsible consiguiente aumento del precio del petróleo actúe como paulatino efecto disuasorio.




Volutas polutas




Pero, entretanto, da miedo pensar en la polución del aire.


O en el terreno que se ganará para construir carreteras y autopistas a costa de la agricultura tradicional.


O, incluso, en coches eléctricos recargados con energía procedentes de carbón “limpio”, de centrales nucleares y de otras fuentes no-renovables.




CACa




En paralelo, oiremos hablar de “soluciones” tecnológicas que no son efectivas, pero sobre las que nos desinformarán para hacernos creer que lo son… o que lo pueden ser pronto.


Por ejemplo, la captura y almacenamiento de CO2 (CAC, en inglés CCS).


Se anuncia como un método práctico y de bajo coste que ya está casi listo para reducir las emisiones de CO2 de las centrales eléctricas.


Sin embargo, la mayoría de sus ensayos y proyectos piloto ya se han abandonado en (casi) todo el mundo.


¿Por qué?


Porque estos “prometedores” sistemas CAC consumen energía, lo que obliga a gastar más combustible, y por tanto, deviene en mayores emisiones de CO2 … En efecto: así, no tiene sentido aplicarlos.


Pero es útil divulgar su supuesta bondad: beneficia a quien lo va a desarrollar, y a quien podrá seguir emitiendo CO2 dando por sentado que en algún momento se conseguirá hacerlo viable.




CEO-dos




Ni el cambio climático es reversible… ni nos va a esperar.


Hay soluciones tecnológicas limpias, ya disponibles. Implementarlas, sólo requiere voluntad política.


Cabe pensar, parafraseando a Eduardo Galeano, que “si la naturaleza fuera un banco, ya la habrían salvado“.






(Continuará)



19
Dic
12

Pararratos 6

Deconstruyendo un Rato con papel higiénico


Rodrigo Rato lleva practicando yoga desde hace 30 años.


Su maestro destaca que, últimamente, Rato se ha dedicado más a cultivar la “espiritualidad” y la “meditación“, gracias a las cuales, esun político reflexivo y claro en sus acciones“.


Los demás entendemos que ello no implica ser responsable ni compasivo.


Su maestro afirma que, a Rato, el yoga mental le ha dado “ecuanimidad en todos los aspectos“…


Contorsionismo


Cualquiera diría que se ha liado, y ha terminado en una postura contorsionista.


Rato también estudió con los jesuitas, y les favorece con asiduidad, pero no significa que ejerza la caridad para con los demás.


Porque Rato es “un hombre de negocios“.


Para eso se preparó.


La historia de los Rato tiene lugar en la trastienda de la política.


Su familia forma parte de las élites que gobiernan el país desde hace 200 años, con una base de contactos y lazos familiares.


Su familia ha estado presente, a lo largo de 2 siglos, en los consejos de administración de la minería del carbón, la siderometalurgia y la Banca de Asturias.


Ratos


Uno de sus bisabuelos fue alcalde de Madrid y ministro con Alfonso XIII.


Su padre fue un joven emprendedor que se entusiasmó con el ambiente de la Alemania nazi, como plasmó en libros de juventud muy reveladores.


De hecho, participó en el arranque de Radio Nacional de España en Salamanca, y montó la Rueda de Emisoras Rato, después de conocer el funcionamiento de la propaganda nazi a través de la radio en Alemania.


Se reunía con Don Juan de Borbón, el padre del Rey y su entorno, junto a Manuel Fraga, a quien ayudó económicamente a fundar Alianza Popular, luego convertida en el Partido Popular (PP).


Quiso ser también ministro de Hacienda de una monarquía restaurada, y uno de los grandes banqueros del país.


No logró ni lo uno ni lo otro.


Rato, el resplandor


Pero Rodrigo Rato, sí.


Su padre y su hermano fueron encarcelados por evasión de impuestos, dejando 2 bancos en quiebra.


A pesar de ello, o precisamente por ello, Rato estudia primero Derecho.


Pero su padre quiere vengar la humillación; su mayor ilusión es que su hijo favorito, Rodrigo, llegue a restaurar el honor de la familia convirtiéndose en gobernador del Banco de España.


Así que Rodrigo da el salto a la economía sin ser economista, gracias a un mero programa máster de administración de empresas en la Universidad de Berkeley, EEUU.


Por eso, cuando Rato presidió Caja Madrid, y luego Bankia, algunos pensaban que, además de cumplir los sueños de su padre, había logrado el objetivo de limpiar el mal nombre que dejaron tanto su padre como su hermano al quebrar 2 bancos en los 60′.


Ajá.


Rato en Berkeley


Con 30 años recién cumplidos, Rato era un niño bien.


Mejor dicho: un niño mal de familia bien.


Rico, listo y seductor.


Viajado y con idiomas.


Vestido a medida.


Aficionado a los deportivos y los caballos.


Regular estudiante.


Como abogado, nunca ejerció.


Su porvenir eran el imperio familiar y los sueños de su padre.


El padre de Rodrigo Rato y Franco


Cuentan que, una mañana de 1979, éste lanzó la chequera sobre la mesa de su amigo Manuel Fraga y le dijo: “Manolo, mi chico quiere ser diputado“.


Y añadió: “Seamos claros. Si tú pones a mi hijo Rodrigo el primero o el segundo de una lista, te doy el apoyo de mis emisoras. Si no, olvídate“.


La cercanía tanto al régimen franquista como a los sectores monárquicos, y las generosas aportaciones financieras, propiciaron que entrase sin problemas en política de la mano de Fraga en el continuísta partido conservador Alianza Popular.


Los viejos del lugar recuerdan a Rato como un señorito.


Un yuppie exuberante y expansivo.


Se siente seguro.


Le respaldan decenas de empresas familiares.


Rato desembarca con otros empresarios en la derecha española


El joven diputado se erige en defensor ideológico del sector neoliberal, y es nombrado portavoz de temas económicos en el Congreso de los Diputados.


Es designado interlocutor de la patronal CEOE para la defensa en el Congreso de las propuestas legislativas más relevantes para el empresariado español.


Por raigambre y necesidad de epatar, nadie mejor que él.


Es uno de los diputados jóvenes de su partido más activos del Congreso.


Algunos históricos de la CEOE todavía le recuerdan llegando en Vespa para hacerse con los puntos relevantes de las propuestas de la patronal.


Poco después, era el primer diputado que acudía al Congreso con un Porsche, y bromeaba con lo “caro” que resultaba echarle gasolina.


Reagan en Madrid


En mayo de 1985, el presidente de EEUU, Ronald Reagan, dio una conferencia en la sede de la Banca March de Madrid.


La atalaya perfecta para mostrar el camino a la “tierra prometida” a 200 personajes de la vida política, el periodismo, la Banca y la empresa post-franquistas.


Un mensaje parahombres y mujeres con ideas nuevas y con la tenacidad necesaria para hacerlas florecer“.


El título de la conferencia: “Democracia y economía“.


A la cabeza política de los asistentes, y por delante de José María Aznar , estaba Rodrigo Rato.


Es el más indicado para portar la bandera neoliberal, con su dominio del inglés, sus estudios en Berkeley, su hambre de fortuna y su sed de redención.


Reagan repasa los principios neoliberales enseñados por la Escuela de Chicago:


– La regulacion y supervisión estatales coartan la sabia libertad empresarial. “Contra el dirigismo estatal, libertad económica.”
– Los impuestos deben ser menores para los que más tienen. En consecuencia, el estado comienza a extraer los tributos directa y mensualmente de las nóminas de los trabajadores.
– Los recursos públicos son privatizables a bajo precio si previamente se consigue endeudar al estado, aunque el origen de la deuda sea privado.




Actualmente, el neoliberalismo se sintetiza en la palabra “neofeudalismo“, y en la frase “privatizar los beneficios pero socializar las pérdidas”.


Por entonces, y viendo el terreno abonado, Reagan se limitó a la frase: “Me siento en España, en Madrid, como en mi propio rancho“.


No en vano, Reagan declara su satisfacción por el ingreso de España en la Comunidad Económica Europea (CEE), antecedente de la Unión Europea (UE).


Reagan muestra a la élite post-franquista, de viva voz, las “oportunidades” del neoliberalismo.


La gran “oportunidad” para hacer dinero y carrera.


Rato del 86'


Desde ese momento, Rato aporta la “nueva” ideología neoliberal al partido, y consigue imponerse para que la redefinición ideológica de Alianza Popular sea simplementeLiberalismo económico a ultranza“.


El franquismo da paso a una etapa de Transición Económica, que no Democrática, por no haber un relevo real en el poder.


Rato asiste a cócteles y recepciones de la embajada de EEUU, y a las reuniones Bilderberg anuales.





Simultanea su actividad neoliberal económica, con la militar en el seno de la OTAN.


En 1987, es elegido vicepresidente de la Comisión de Defensa y Seguridad de la OTAN, y reelegido en 1988; ese mismo año es nombrado miembro del Comité Especial de Estrategia y Control de Armamento, y en 1993 es nombrado portavoz de la comisión política de “Seguridad en el Mediterráneo” de la OTAN.


Y eso que, por difícil de creer que parezca, por entonces, su partido no gobernaba.


Daba visibilidad exterior a una ya polifacética pero sólida trayectoria “neoliberal“, que en su momento fue recompensada con apoyos para dirigir el FMI.


Rato utiliza el Instituto de Estudios Económicos (IEE) que dirige Cristóbal Montoro, para cimentar un entramado de asesoramiento y tráfico de influencias, y posicionarse en el entorno de Aznar.


Rato de celebración


Tras la victoria del PP en las elecciones de 1996, se convierte en el arquitecto y ejecutante de la burbuja inmobiliaria en España.


Al mejor estilo neoliberal, la crea en privado y la niega en público.


Trae millones de inmigrantes para construir la burbuja. No les pide papeles: sólo que consuman y que inviertan en ladrillo… Cuando la burbuja explota, ejecuta los desahucios y se desentiende de los suicidios.


Saca a la luz leyes para expoliar el suelo público, y exprimirlo como urbanizable.


Legitima las participaciones preferentes para que la gente financie la aventura inmobiliaria de la Banca.


Modifica una ley “de tapadillo” en el Senado, para excluir del control del Ministerio de Economía a las entidades de inversión en bienes tangibles, y dejarlas en manos de las autoridades autonómicas de consumo, pese a la oposición general y a las advertencias de una ministra de su propio partido… Y, tres años después, 350000 familias quedan afectadas por el timo filatélico de Fórum y Afinsa.


Pero no toca la Ley Hipotecaria, no persigue los delitos bancarios, no hace política fiscal redistributiva, no lucha contra la evasión de impuestos, no actualiza los precios de la vivienda, no pide responsabilidades penales por las tasaciones fraudulentas, no ataca los intereses usureros…


Ni siquiera es capaz de autonegarse una financiación barata para una empresa privada de su familia, durante su mandato como ministro de Economía, dejando que su fiel Jaime Caruana lo oculte desde el Banco de España (BdE).


Aunque el banco que le financie sea el mismo que financia a los timadores del escándalo Gescartera, Rato considera que es algo “sin trascendencia política alguna“… Pues resulta curioso, al menos. Especialmente, cuando algunos aseguran que Gescartera era su lavadora de dinero negro para el partido.


No ve inconveniente en ejercer de diputado, ministro o vicepresidente del gobierno, a la vez que mantiene intereses en decenas de empresas privadas.


Boicotea los consejos, advertencias e investigaciones internas del FMI sobre los efectos de la burbuja.


Al frente del organismo, es muy duro con los países emergentes, pero muy complaciente con los países ricos, en especial con EEUU.


Le parece muy oportuno formar el conglomerado Bankia para salvar las cajas de ahorro del PP, con cargo al erario público, aunque eso signifique empujar al país hacia una espiral de deuda.


Tampoco se arredra para financiar, siendo presidente de Bankia, al Grupo Intereconomía, pese a ser accionista del mismo.


Ni se sonroja al animar a las entidades financieras españolas a aprovecharse de las “oportunidades” que genera toda crisis.


No duda en apoyar la pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora a base de impuestos y de reformas laborales esclavistas.


Las finanzas de su partido quedan a salvo con Bankia.


Rato se parte


Su trayectoria no es un cúmulo “errores garrafales“.


Es un triunfo.


Un triunfo, cimentado en la falta de piedad.


Es la maldad inmisericorde de quien está envenenado por el dinero.


Pertenece a una familia adinerada, pero algunos de sus propios allegados reconocenenfermiza e insana” su obsesión por el dinero.


Para eso se preparó.


Por eso tiene esa trayectoria.


Un Rato Zen


Una persona que, descalza, con una camiseta deportiva, se sienta en posición de loto, como uno más, para recibir enseñanzas de yoga y meditación.


Una persona de ojos sagaces, de fuego, que pasa a transmitir una mirada serena y a mostrar distensión facial tras el viaje interior de la relajación.


Esa persona reúne fuerzas.


Cada día.


Porque esa persona persigue aumentar su currículum.


Porque es la misma persona que edifica ilegalmente, que deseca el cauce de un río y que desvía toda el agua al molino decorativo que construyó en su casa.


La misma persona que, en calidad de ministro de economía, lleva a cabo la mayor privatización de empresas del país: Argentaria, Tabacalera, Telefónica, Endesa, Repsol


La misma que, en calidad de presidente de Caja Madrid, accede a la vicepresidencia de Iberia y avala la fusión entre Iberia y British Airways, jugando contra los intereses de la operadora española.


Rato prologa sobre yoga


Esa persona, prologa el libro de su maestro de yoga, diciendo:


Ordene sus emociones y su mente; si consigue hacer de ello un hábito, irá avanzando paso a paso por la senda de la atención y la armonía.
Sus instrumentos son su respiración, su mente y su yo.
Su hábitat es usted.
Piense que usted está siempre consigo mismo.
No se huya.





Mira que su maestro ya avisó.


Afirmó que la gente debería desconfiarcuando se mezclan yoga y religión“.


Y, ¿cómo detectarlo?… “Con el discernimiento y sentido común es suficiente.


Por supuesto, también están los hechos.


Y entendemos que la mezcla de un jesuíta yuppie con el yoga, trae yugo.




Cuídate De Rato


Pero, siguiendo su filosofía orioccidental, las crisis pueden ser una oportunidad.


En efecto, no hay mal que por bien no venga, y Rato va a tener la oportunidad de recordar y aplicar sus olvidados estudios de Derecho.


Tendrá que preparar sus juicios y apelaciones para evitar 15 años de prisión.


Por si acaso, él y los demás imputados han blindado su defensa contratando a ex-magistrados del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo.


Cárcel para Rato


Rato será el último miembro del consejo de administración de Bankia que declare como imputado.


Su línea de defensa ya la esbozó cuando compareció en comisión parlamentaria: la culpa la tuvo “el ciclo económico“, que lo ha “deteriorado todo“.


Para Rato, un balance de 306 millones de euros de beneficios que acaba transformándose en uno de más de 3000 millones de pérdidas, se justifica diciendo: “No existe un agujero: son cambios de criterios contables”.


Quizá no tenga razón, pero tiene precedentes.


Hace 30 años, el ex-presidente autonómico Jordi Pujol estuvo imputado en la quiebra de Banca Catalana, el estado la rescató, y él se libró pese a haber llevado a cabo “una gestión imprudente e incluso desastrosa“.


Y, ante un inesperado veredicto de culpabilidad, Rato siempre podrá esperar el consabido indulto del gobierno a ex-banqueros.


De Rato meditatio


Rato lleva más de 30 años haciendo meditación y yoga.


Su postura favorita es la “postura del sastre“.


¿Sastre… o desastre?


En fin… A la “postura del sastre” también se la conoce como “postura fácil“.


Lo sospechábamos.


Se sienta sobre sus piernas, y se ilumina.


Se siente de nuevo en la niñez.


Y recuerda cuando, en su colegio de jesuitas, durante el curso 1965-1966, mostró su talento, dirigiendo “Melocotón en almíbar“, de Miguel Mihura.


La obra de teatro va de una familia de ladrones que quieren fugarse con el botín (qué coincidencia), pero al final son descubiertos y se quedan sin nada.


Hasta otro Rato.



27
Mar
12

Apaga y vámonos




El ministro de Industria, Energía y Turismo del gobierno de España, prepara una subida general del recibo de la luz.


Otra más.


Lo ve como la única solución al déficit de 24.000 millones de euros que le reclama el sector eléctrico tradicional (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.ON y HC).


Este oligopolio ya consiguió que un gobierno anterior del Partido Popular (PP) aprobara la Ley 54/1997 y las compensara por una posible bajada de los precios por la liberalización del sector impuesta por la Unión Europea (UE).


Pero los precios no bajaron (por cierto… son de los más altos de la UE)… Así que, además del blindaje, ganaron dinero.


Y, además el oligopolio eléctrico dice que se les debe una deuda, por haberse congelado las tarifas… El dichoso déficit de los 24.000 millones.


Un déficit que no es tal.


Esa espiral de “deuda” no tiene nada que ver con los costes de producción de la energía.


Se basa en unos cálculos realizados por las propias empresas productoras de electricidad, mezclando los distintos tipos de energía tradicionales (procedentes del carbón, petróleo, gas natural, hidroeléctrica…) y tasándolas al precio más caro de todas ellas.


Es como si vas al pescadero y le pides 1 kilo de sardinas, 1 kilo de merluza, y 100 gramos de percebes… Te lo pone todo en una bolsa, te lo pesa y te cobra como si fueran 2.100 gramos de percebes.


Así que, más que una deuda contraida, sería más bien un regalo… del Partido Popular (PP) al lobby energético tradicional.





El ministro Soria está asumiendo las recomendaciones sobre política energética de FAES, el think tank neoliberal que dirige el ex-presidente del gobierno, José María Aznar (PP).


Curiosamente, Aznar fue nombrado hace un año “asesor” por la eléctrica Endesa (cuya privatización él mismo concluyó en 1998), por unos módicos 200.000 euros anuales.


Todo un ejemplo de “moderación salarial“, para premiar una trayectoria que recuerda a la de su amigo y compañero de batallas (por lo que a Iraq se refiere), Tony Blair.


Claro, que Aznar no estará solo… La ex-ministra de economía Elena Salgado (PSOE) también ha fichado por Endesa, un destino ya antes acogedor para otro ex-ministro de economía, Pedro Solbes (PSOE), y…sí… para el actual ministro de economía español, Luis de Guindos (PP).


Fichajes de alto voltaje.


La susodicha ley de 1997, con su imposición de horarios de producción, forzó a que unas 50.000 empresas fotovoltaicas (en directa competencia con el oligopolio tradicional de la energía) se vieran abocadas a la quiebra.


La excusa del oligopolio energético tradicional es que la energía solar y eólica son caras respecto a la nuclear.





No es que las eléctricas tradicionales estén perdiendo dinero, precisamente… En 2010 obtuvieron un beneficio de más de 8.200 millones de euros, con un incremento del 8% respecto al año anterior… pese a la crisis.


Es un problema de posicionamiento: no han apostado por las energías renovables… y se sienten amenazados… como el vendedor de cables cuando llegó el Wi-Fi… Así que, obtener 24.000 millones de euros les dará fuerza para seguir “conectados“.


Entre las renovables, Abengoa es el mayor productor termosolar del mundo, y lidera el mayor proyecto mundial. Su punto fuerte: la innovación y la inversión en I+D+i.


Justo lo que los científicos e ingenieros reclaman como salida a la crisis al presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y que éste pese al fulgor propagandístico… no contempla.


De modo que, con los recortes, el proyecto de crear 100.000 puestos de trabajo con las energías renovables (una alternativa al ladrillo), se apaga, para dar brillo al lobby energético tradicional.


En un país donde los fabricantes de coches se marchan si no reciben subvenciones, donde la agricultura no existe sin subvenciones… y donde hasta la iglesia católica recibe subvenciones… se recortan las subvenciones para las renovables.


Eso sí que puede calificarse de actuación discriminatoria y no transparente.





El actual gobierno español no desea salga a la luz el lado oscuro de las eléctricas tradicionales .


Que fueron multadas por prácticas anticompetitivas en 2011.


Que cuesta lo mismo construir la termosolar Solucar que construir una central nuclear de tercera generación.


Que la energía nuclear recibió 40 veces más ayuda pública que la eólica.


Que reciben 15.000 millones de euros en subvenciones, anualmente, para la energía nuclear.


Que reciben 1.000 millones cada año para fomentar el uso del gas natural.


Que han cobrado miles de millones de euros indebidamente a los usuarios desde 1984, a los que añadir los que se están cobrando al “estimar” los consumos con los nuevos contadores de paso de la luz.


Las centrales nucleares ya están amortizadas, y se les va a sacar más jugo al conseguir que el gobierno amplíe su vida útil, por muy peligrosa que sea su tecnología.


Da igual los vertidos en el mar.


Da igual que aumente la tasa de leucemia infantil en las zonas próximas a centrales nucleares.


Da igual que las empresas que las explotan ahorren dinero en seguridad contra accidentes.





Por no hablar del problema de los residuos.


España había alquilado almacenamientos temporales centralizados de residuos nucleares de alta radioactividad (ATC) en Gran Bretaña y en Francia. Los contratos vencían, respectivamente, en 2010 y 2011, pero, al no poder asumir el retorno de esos residuos por no disponer de un lugar apropiado, el gobierno español ha venido asumiendo multas de hasta 60.000 euros diarios.


Unos y otros han hecho creer a la opinión pública que era obligación del estado, tanto pagar las multas, como constuir un ATC.


Y no era así.


¿ Qué pasaría si el gobierno no construyese el ATC ?…


Pues que habría que crear un almacén ó ampliar las piscinas de cada central nuclear, opciones que, según el gobierno, resultarían más caras… porque tendrían que pagarlo las eléctricas.


700 millones de euros (al menos), que se han ahorrado.


Por supuesto, el gobierno no ha incluido el coste del ATC en el circuito de “recortes presupuestarios” en serie.


Prefiere que paguen los de siempre… Mediante circuitos para-lelos.





Todo, para fomentar una energía que dicen limpia.


Podrían preguntar sobre ello al que limpia, o al que come y pisa Chernobil.


O poner su parte para reunir los 2.500 millones de euros que cuesta evitar los previsibles chernobiles de los países del Este de Europa.


Deben tener mucha confianza


Como la que da Fukushima y su “infabilidad“.


La misma confianza que transmiten las imágenes del ex-ministro Fraga bañándose en el “inocuoPalomares… cuando, ahora, sus herederos políticos dicen negociar con EEUU (50 años después) la limpieza de la zona…


Nos ven con pocas luces.





La energía es otro caso de escasez impuesta.


Pero las renovables han logrado que haya un superávit energético. En promedio, y salvados los picos de consumo, España exporta energía: unos 15.000 GWh año en 2010, y 20.000 en 2015, previendo unos 25.000 para 2020.


Está claro que la lucha del lobby energético tradicional con el lobby renovable es una pugna de intereses entre familias por el dinero, y por el poder para conseguir más dinero.


Pero hay cosas más trascendentes en juego.


Una, que la producción de electricidad tradicional, basada en combustibles fósiles es, a nivel mundial, la actividad que más dióxido de carbono (CO2) emite a la atmósfera: el 41% del total, en 2008.


Incluso si no crees que el cambio climático está inducido por la quema de combustibles fósiles, el agotamiento de éstos obliga a que, cuanto más rápidamente se industrialice el mundo subdesarrollado, más rápidamente deba desarrollar el mundo industrial un nuevo modo de producción.


La otra, es la tecnología de acceso a la energía en sí. En el fondo, el lobby energético tradicional y los estados temen que, en pocos años, la energía fotovoltaica y el agua caliente se abaraten, y cada consumidor o grupo de ellos sea autosuficiente en su casa y termine con los actuales privilegios.


Postulado por la “Teoría Hidráulica” de Karl Wittfogel, el peligro es tan cierto en el control del agua, como en el de la energía.


Sin una forma descentralizada y libre de acceso a los recursos y a sus tecnologías de explotación, es fácil perpetuar una tiranía con un mínimo de esfuerzo.


Y con un mínimo de inversión.





Actualmente, mientras boicotean a su competencia renovable, las eléctricas tradicionales se frotan las manos ante la perspectiva de utilizar minirreactores nucleares comercializando por EEUU, China, Rusia y Japón, porque, aún siendo instalaciones peligrosas, su despliegue requeriría una inversión financiera muy inferior a los costes nucleares tradicionales.


Eso no es precisamente, descentralizar.


Es perpetuar su control centralizado, a un menor coste.


Como si le faltase tiempo, el primer decreto-ley que aprobó el gobierno de Rajoy en 2012, el RDL 1/2012, establece una moratoria para las nuevas instalaciones de energías renovables.


Afecta, especialmente, a la eólica .


Es lógico. La eólica es la más competitiva… y su nombre le trae malos recuerdos al ministro Soria, que fue acusado de corrupción, cohecho, tráfico de influencias y prevaricación en varios casos, siendo uno de ellos el “caso Eólico” ó “caso Eolo“, no hace mucho.


Cuando suba el precio de la luz, subirán los precios de todo… Sí, el Metro también…


Toda una reacción en cadena.


Más focos para el escenario neoliberal, alumbrando un ciclo combinado de inflación y paro con un nivel de tensión e intensidad descomunales, pese a la resistencia.


Estos actores con reactores insisten en llegar al núcleo del error, con luz y taquígrafos.





Entretanto, a la gente se nos va encendiendo la bombilla.


Ante abusos similares, hay donde hasta han saltado los fusibles.


Para iluminarnos a todos, los pro-nucleares podrían dar ejemplo.


Que la claridad bien entendida, empieza por uno mismo.


A ver…


Si ese es el futuro que propugnan…


Podrían instalar los minirreactores nucleares en su propia casa.





La ubicación más lógica.


En cuanto a las pruebas de resistencia que promueve la “dúctilOIEAcualquiera podría superarlas.


Las simulaciones son claras.





Con la inspiración, llegaría la iluminación.






28
Sep
10

SPQR




Desde el año de 508 aC, en que fue fundada la República de Roma, todos los monumentos que los romanos elevaron, llevaron las siglas latinas SPQR, que significaban “el Senado y el Pueblo de Roma”.


La palabra “Pueblo” no se correspondía en absoluto con lo que pudiéramos entender hoy día, porque Roma no incluía dentro del término “Pueblo” a toda la ciudadanía, sino tan sólo dos clases sociales: la de los patricios y la de los caballeros (‘equites’).

  • Los patricios eran los descendientes de los fundadores de la ciudad: un centenar de familias, que, naturalmente, acapararon las mejores propiedades, y que se consideraban algo así como “los dueños de la casa” con respecto al montón de gente que vino después, la clase de los plebeyos.


  • Con el tiempo, de los plebeyos se diferenció un pequeño grupo que se puede asimilar a la alta burguesía o clase media, muy fuertes desde el punto de vista financiero: los caballeros (‘equites’).



Cuando el último rey fue desalojado del poder, y se instauró la República, los patricios comprendieron que no podían quedarse solos contra todos los demás, y pensaron en tomar por aliados a los ricos caballeros, que, en el fondo, y como todos los burgueses de todos los tiempos, no aspiraban sino a formar parte de la aristocracia, es decir, del Senado (si los nobles franceses del siglo XVIII hubiesen hecho otro tanto, se habrían salvado de la guillotina).


El pueblo lo constituían, pues, solamente estos dos órdenes: patricios y caballeros. Todo el resto era plebe, y no contaba. Los plebeyos eran agricultores, artesanos, pequeños comerciantes, empleaduchos, y esclavos liberados (“libertos“)… pero no eran “Pueblo de Roma”; carecían de poder e influencia.


Con este planteamiento, es fácil prever que el primer siglo de la República de Roma estuvo enteramente ocupado por las luchas sociales entre los que querían ampliar el concepto de “Pueblo” y los que querían mantenerlo restringido para las aristocracias (la de la ‘sangre’ y la de ‘carteras llenas’).


Así, esa lucha comenzó en 494 aC, es decir, sólo 14 años después de la proclamación de la República, cuando Roma, atacada por todas partes, había perdido todo lo conquistado bajo la monarquía y, reducida a casi ‘cabeza de partido’, tuvo que conformarse con ser miembro de la Liga Latina en pie de igualdad con todas las demás ciudades.


Al final de aquella ruinosa guerra, la plebe, que había proporcionado la mano de obra para llevarla a cabo, se encontró en condiciones desesperadas. Muchos habían perdido los campos, que quedaron en territorios ocupados por el enemigo. Y todos, para mantener a la familia mientras estaban en filas, se habían cargado de Deudas.


En efecto, en Roma, existían el dinero, la inflación, los préstamos y, por ende, las crisis económicas planificadas.


¿ Qué podían hacer aquellos plebeyos para reclamar un poco de justicia ?


Comenzaron a agitarse por calles y plazas, pidiendo por boca de los más desenvueltos, que sabían hablar, la anulación de las Deudas, un nuevo reparto de tierras que les permitiese reemplazar la propiedad perdida y el derecho de elegir magistrados propios.


Pero las clases privilegiadas y su Senado hicieron oídos sordos a estas demandas.





Así que, grandes masas de plebeyos decidieron cruzarse de brazos, retirarse al Monte Sacro, a unos 5 kilómetros de la ciudad, y proclamar que, a partir de aquel momento, no aportarían ni un bracero a la tierra, ni un obrero a las industrias…y, lo más dañino… ni un soldado al ejército.


Estaban en huelga.


Finalmente, el Senado capituló. Canceló Deudas, restituyó la libertad a quienes habían caído en la esclavitud por ellas, y puso a la plebe bajo la protección de 2 tribunos y de 3 ediles elegibles por ésta cada año.


Fue la primera gran conquista del proletariado romano, la que le dio el instrumento legal para alcanzar también las demás por el camino de la justicia social.





No mucho después, Roma lograba la ley de las Doce Tablas“.


Fue otro éxito de los plebeyos: tras volver del Monte Sacro, no cejaron en pedir que las leyes no fuesen dejadas más en manos de la Iglesia,  que a su vez era monopolio de los patricios, sino que se publicasen, de modo que cada uno supiese cuáles eran sus deberes y cuáles las penas en que incurrirían en caso de infringirlas.


Hasta aquel momento, las normas en que se basaba el magistrado que juzgaba habían sido secretas, reunidas en textos que los sacerdotes conservaban celosamente, y mezcladas con ritos religiosos con los que se pretendía indagar la voluntad de los dioses. Si el dios estaba de buen humor, un asesino podía salir de apuros; si el dios tenía mal día, un pobre ladronzuelo de gallinas podía terminar en la horca. Dado que quienes interpretaban su voluntad, magistrados y sacerdotes, eran patricios, los plebeyos se sentían en clara indefensión.


Así, el Senado encargó a una comisión de 10 legisladores que redactasen el código o ley de las Doce Tablas, que constituyó la base, escrita y pública, nada más y nada menos, que del Derecho Romano, que es la base de los ordenamientos jurídicos contemporáneos.


Esta otra conquista lleva la fecha del año 451 aC, sólo 57 años después de la fundación de la República.


La letra P de las siglas SPQR comenzaba a tener otro significado.





Toda huelga general tiene como objetivo extenderse a todas las actividades laborales, y afectar al conjunto de trabajadores e incluso a otros estamentos sociales (estudiantes, jubilados, etc.).


La convocada el 29-S en España, surge como respuesta a la reciente reforma laboral.


Se puede argumentar, con razón, que llega un poco tarde.


Porque la reforma laboral ya está aprobada.


Solo podrá modificarse si otro gobierno la deroga o altera.


Es lícito pensar que tiene más sentido esperar y expresarse en las siguientes Elecciones Generales, previstas para 2012.





Claro que, con la actual ley electoral, el sistema consigue que votar a partidos de implantación nacional que no sean los 2 mayoritarios, minusvalore el voto del resto.


Pero, en realidad, la huelga general no se plantea contra las decisiones de este o cualquier otro gobierno títere de la dictadura de los mercados, sino contra los mercados mismos, y más concretamente, contra la que es hoy su principal arma contra la clase trabajadora española, europea y mundial: el sistema financiero.


Vista la delegación de la soberanía de España a manos del euro, la Unión Europea (UE) y la Banca, la huelga general del 29-S se justificaría no sólo en defensa de derechos económicos, sociales y laborales, sino frente a la tergiversación de la Democracia.


Así, la huelga ya no es una lucha exclusivamente obrera, sino una lucha de todos, porque, directa o indirectamente, a todos van a afectar las reformas, que, por cierto, forman parte de un paquete de medidas neoliberales que la UE trata de implementar vía Fondo Monetario Internacional (FMI). Con dicho conjunto de medidas, similar a los “planes de ajuste estructural” que el FMI imponía a los países latinoamericanos en los años 80’ del siglo pasado para sojuzgar a los países, tratan de imponer duros sacrificios, y hacer pagar al Pueblo por una crisis que éste no ha provocado, y que ya le está afectando seriamente.





Esta crisis no ha sido provocada por la inmensa mayoría de la población, sino por una pequeña minoría de especuladores ligados a la gran Banca que, con el pretexto del estallido de la “burbujainmobiliaria y financiera, la han trasladado a la economía real vía saqueo de las arcas públicas (con la colaboración de gobiernos cómplices) y la supresión drástica del crédito a empresas y familias, provocando miles de quiebras, y millones de parados.


El rescatar a la Banca no lo va a pagar la propia Banca. Quieren que lo paguen el Pueblo.



La reforma laboral es el primero de los ejes del ataque a la población.


De entrada, esa reforma mina el papel de los sindicatos.


Además, y en paralelo, se ha orquestado una brutal campaña de propaganda contra los sindicatos, en prensa e Internet.


Los especuladores que han creado la crisis exigen recortar salarios y derechos sociales, diciendo que los trabajadores vivían “por encima de sus posibilidades“. Los gobiernos aplican planes de ajuste contra los trabajadores… Pero la campaña se forma sólo cuando los sindicatos convocan una huelga general contra esos recortes.


Y es cierto que los sindicatos han actuado de forma excesivamente complaciente, firmando ‘pactos sociales’ que libraban de responsabilidad al gobierno de turno por las mermas sociales, pactando ERE’s a nivel autonómico o nacional, y beneficiándose de la gestión de la formación para desempleados.


Pero la explicación de los ataques tiene que ver con la hipótesis de una ofensiva en toda la UE contra el (muy básico en el caso de España) estado del bienestar.


El Partido Popular (PP) ya tiene puesta la vista más allá de la huelga general: espera ganar las próximas elecciones. Ese hipotético gobierno del PP sería el encargado de profundizar en el desmantelamiento del estado del bienestar y en el recorte aún más grave de los derechos laborales. Y para esa política, con un PSOE en la oposición después de haber dado los primeros pasos en esa línea, sólo queda un enemigo a tener en cuenta: los sindicatos.





Porque, hoy por hoy… los sindicatos son los únicos que pueden movilizar y sacar al Pueblo a la calle para defender sus derechos.


La campaña contra los sindicatos quiere facilitar las cosas a los que se aprovechan de la clase trabajadora, desmoralizar a los propios trabajadores, y dejarles sin armas de organización colectiva para responder a los recortes salariales y sociales.





Los otros 2 grandes aglutinadores de masas: los clubes de fútbol, y la Iglesia y cofradías católicas no han puesto el menor interés por defender al ciudadano, ni lo van a poner.


Y los sindicatos tienen tanta legitimidad para hacerlo como el que más. Suman tantos afiliados como los partidos políticos que dicen representar al conjunto de los españoles. Si 3’5 millones de afiliados son suficientes como aval de los partidos para presentarse a unas elecciones, 3’5 millones de afiliados también avalan a los sindicatos para representar así a los trabajadores.


Y es desde los sindicatos desde surge la mejor posibilidad de reconstrucción de la “izquierda social“, como salida política.


De ahí la importancia del éxito de la huelga general, como resistencia frente el ajuste neoliberal actual y previsible.





En España, uno de los colectivos de trabajadores más reivindicativos, con permiso de las organizaciones agrarias y ganaderas, viene siendo el de los mineros del carbón.


Resulta clarificador…


Los mineros son trabajadores de un sector “obsoleto.


Pero es que sectoresobsoletos” lo son todos los del país, porque se pide competir en cada momento con quien ofrezca, a nivel mundial (por aquello de la ‘Globalización‘), el menor coste de mano de obra, sin asumir responsabilidad alguna por el medio ambiente, cuando hay beneficios, ni por las consecuencias para las personas, cuando deja de haberlos.


Y, por eso mismo, todos los trabajadores de España y la UE ya están obsoletos. Hoy se ofrecen mejores costes de mano de obra para productos y servicios desde China, Argentina, Brasil… Pero, cuando dejen de ofrecerse desde esos países, aparecerán otros: India y Vietnam… Y luego, otros…



Y el rastro que se irá dejando es de pobreza y miseria, las raíces de los males del mundo.


Tendremos un mundo globalmente pobre.





En paralelo con el paro y los recortes de derechos sociales, asistiremos a otra oleada de privatizaciones, con la excusa de tapar el agujero de la Deuda.


Los gobiernos volverán a recurrir a la malventa de activos públicos para sanear las cuentas… que irán a parar a los de siempre, administrándolos gestores más preocupados por el lucro que por el servicio prestado.





En España, una vez avanzadas las privatizaciones en las áreas de salud y enseñanza, quedan, como bocados muy apetitosos, AENA (gestor de aeropuertos); el 20% de Red Eléctrica, el transporte de mercancías de RENFE (e incluso el ADIF, gestor de las infraestructuras ferroviarias), las cajas de ahorro (proceso ya iniciado), el agua (la Comunidad Autónoma de Madrid sacará próximamente a Bolsa el Canal de Isabel II), la lotería del Estado

Mientras tanto, el gobierno de EEUU nacionaliza empresas para salvarlas de la quiebra: la aseguradora AIG, el banco Citigroup, las automovilísticas General Motors y Chrysler… en contraste con las políticas que se aplican dentro de la UE. Estos romanos están locos.




En tiempos de la República de Roma, el Pueblo lo componían sólo los nobles y los ricos. En el Capitalismo actual, el Pueblo somos la Plebe: todos, menos los nobles y los ricos.


Los privilegios surgidos en ambas épocas son análogos, pues en ambas se lucha por el status basado en el juego de Dinero y poder.


Por eso, del mismo modo, los plebeyos de Roma se negaron a reconocer ninguna pertenencia natural a una casta inferior, e hicieron huelga.


De hecho, negarse a trabajar ha sido siempre la  única arma disponible para la Plebe.


Al menos, tenían una. Porque, por debajo en la jerarquía social, utilizados como la mano de obra más barata posible, y como base del sistema productivo, estaban los esclavos.


Los esclavos eran alojados, vestidos y alimentados por sus amos. Pero, en el Capitalismo actual, los esclavos pagan su propia manutención.




“La esclavitud posibilita la propiedad sobre el trabajo, pero obliga a tener que cuidar de los obreros, mientras que… el Capital controla el trabajo, gracias al control de los salarios. Y eso se puede conseguir, controlando el Dinero” (circular interbancaria de julio de 1862, contra el greenback, una nueva moneda libre de Deuda para EEUU).





Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 66 seguidores

Anuncios