Posts Tagged ‘Constitución

28
Feb
12

La otra cara de la moneda




Sólo 1 semana despúes de que el banquero Emilio Botín presionase para acometer ajustes laborales rápidamente, el nuevo gobierno de España aprobó una nueva reforma laboral.


Enhorabuena a los empresarios, porque ahora:

  • Si tu empresa presenta un balance económico negativos (o incluso una perspectiva negativa) en 3 trimestres, podrás despedir de forma procedente, con 20 días de indemnización y máximo de 12 mensualidades. Como en plena crisis, casi todas las empresas presentan perspectivas negativas, hazte a la idea de que podrás despedir con 20 días. Además, para el despido improcedente, la indemnización de 45 días pasa a ser de 33. Dicen que la medida no es retroactiva… pero en realidad sí que lo es (¿ e inconstitucional ?), ya que, para los contratos firmados antes de la reforma, se hará un doble cálculo para las indemnizaciones utilizando las nuevas condiciones.
  • Si quieres bajarle (o subirle) el sueldo a un empleado, o bajarle (o subirle) el número de horas de trabajo, ahora puedes.
  • Si tu empleado no acepta la bajada de sueldo o la subida del número de horas de trabajo, podrás despedirle… Simplemente, utiliza lo del balance económico negativo o la perspectiva negativa.
  • A partir de ahora el convenio de tu empresa primará por encima del sectorial. De este modo, tu postura estará por encima de la de los sindicatos. Y, además, tu empresa podrá ‘descolgarse‘ del convenio, es decir, no aplicar, cualquier parte del mismo.
  • Si tu empresa tiene menos de 50 trabajadores, tus contratos indefinidos alargarán el período de prueba hasta los 12 meses. Pasado ese año, podrás rescindir el contrato sin preaviso y sin indemnización.
  • Si tienes pensado ejecutar (perdón, realizar) un número considerable de despidos, ya sean definitivos (ERE) o temporales (ERTE), ahora podrás hacerlo más rápido: la reforma elimina la autorización previa por parte de la Administración, con lo que tu empresa evita esa supervisión.
  • Si alguien falta al trabajo justificadamente por enfermedad, entre 9 y 20 días en 2 meses, es motivo de despido.
  • Los despedidos tendrán que denunciar a sus compañeros para ser readmitidos: los propios trabajadores podrán denunciar a otros empleados por ser ellos los despedidos y no sus compañeros de trabajo.
  • Las personas contratadas “a tiempo parcial” podrán realizarhoras extras“… El trabajador va a estar más aún (si cabe) a tu merced.
  • Utiliza las Empresas de Trabajo Temporal (ETT). Al poder actuar como agencias de colocación, basta con “no renovar” la subcontratación para castigar quejas, embarazos, rechazo a horas extras, seguimiento de huelgas, etc.





Pero no todo está al gusto de todos.





La pequeña y mediana empresa de menos de 50 trabajadores representa el 95% del tejido productivo español, y prefieren el despido improcedente: como han movido mucho dinero negro, no pueden demostrar que ahora les va peor.


Y ven que la Banca se ha quedado con el dinero público, en lugar de ir a parar a la economía real… Las pequeñas y medianas empresas dependen del consumo de la población, pero si disminuyen los salarios y sigue aumentando el desempleo, el consumo no va despegar.


Estas empresas sufren, como los particulares, el problema del acceso al crédito de la Banca, y no se benefician de las posibles facilidades para el cobro de dinero público… En efecto, muy pocas tienen cobros pendientes por parte de la Administración, porque las trabas en la licitación pública siempre las han desanimado a presentarse, debido al desconocimiento, la burocracia, los avales que se piden, la falta de economías de escala al dar precios, la inflexibilidad en los tiempos de ejecución, las barreras lingüísticas y territoriales, y la falta de experiencia previa… Todo lo cual siempre les ha supuesto una gran inversión de tiempo y dinero que nunca han podido afrontar.


No van a contratar a alguien por 1 año sin indemnización, si no hay volumen nuevo de negocio. Y el creciente desempleo provoca que aparezcan más y más nuevas pequeñas y medianas empresas, aunque sean unipersonales (‘autoempleo‘)… es decir, más competencia en una ya precaria economía.


Así que, la nueva reforma laboral no está orientada a las pequeñas y medianas empresas. Sus escasos recursos, su escaso valor añadido y productividad, su concentración en el sector servicios y el comercio, su falta de innovación y posibilidad de acceder a nuevos mercados, las deja fuera, tanto del crecimiento, como del desarrollo.


El nuevo gobierno ha desoído las nefastas experiencias de ajuste, dado un paso más en la agenda de recortes para los trabajadores, y dado de lado a las pequeñas y medianas empresas.





Los beneficiados son otros.


Por ejemplo, la nueva reforma laboral abarata a la décima parte el coste del despido en la Banca… para su “proceso de transformación, que el propio gobierno calcula afectará a un 20% de los 250.000 empleados del sector.


Más ejemplos: el cierre de 500 empresas públicas, y el despido de decenas, quizá centenares de miles de funcionarios “interinos” y “personal laboral” subcontratado… facilitando la privatización, pese a que esas empresas puedan estar dando beneficios, hasta el punto incluso de vender a precio de saldo (hasta por 1 euro).


En cuanto a “flexibilizar” el mercado laboral, no hacía falta ninguna nueva reforma…


España ya concentra el 90% de los empleos temporales y el 40% de los empleos indefinidos destruidos en la Unión Europea (UE) entre 2007 y 2011.


En España se han perdido, durante ese periodo, 1.440.000 trabajos temporales y 1.696.500 indefinidos.


La tasa de temporalidad en España es del 60,8 para los jóvenes menores de 25 años, del 40,2% para los trabajadores entre 25 y 29 años, del 26,6% en la banda de 30 a 39 años, y del 19,5% entre los 40 y los 49 años.


¿ Cómo es posible que eso sean ‘ventajas‘, y justifiquen los ajustes y recortes sociales como los que recoge esta nueva reforma laboral ?


¿ A qué país le ha ido bien ?


En Europa, hay que mirar a Alemania.


Hay que volver la vista hacia Alemania… porque, en 8 años, han reducido el desempleo, desde 5 millones de parados, a tan sólo 3.


Un nuevo “milagro alemán“, que se propone como ejemplo y modelo a seguir.





En su programa “Salvados”, el periodista Jordi Évole viaja a Alemania para ver cómo les ha funcionado la reforma laboral que iniciaron hace varios años.


Para conocer de primera mano sus efectos.



Gordon Finkbeiner es un jefe de equipo en una multinacional alemana en Colonia.


Los trabajadores entran a las 8 de la mañana y se van a las 5 de la tarde… en una jornada laboral de 9 horas, porque comen en 15 minutos, en su puesto de trabajo, bien su propia comida, bien la que pueden adquirir en una furgoneta ambulante de bocadillos.


Y eso, si te va bien.


Sara González quería ser azafata de vuelo, y de momento trabaja en un restaurante, de camarera. Cobra 364 euros al mes, por 20 horas a la semana. Y tiene un segundo empleo similar; en total, cobra unos 650 euros, por 30 horas a la semana, sin contar el tiempo de los desplazamientos.


Esto es muy común en Alemania… porque es muy rentable para los empresarios.


Muchos españoles y franceses que llegan, se ven obligados a vivir bajo esas condiciones… Les mantienen “en movimiento“.


Y eso que han aprendido el idioma. Y que se esfuerzan mucho.


Sara González estima en un 5% los que consiguen buenas condiciones, pero el resto… Muchos ingenieros trabajan de mecánico o de camarero… y muchos otros han regresado a España: para malvivir en Alemania, prefieren volverse a casa de su madre.





El sociólogo Antonio Brettschneider explica el nuevo “milagro alemán“.


Hay 2 caras de la moneda.


Una, es la versión oficial que vende el Gobierno alemán: la reducción del paro.

La otra, la que no explican, es qué tipos de trabajo se han creado, ni de qué puestos de trabajo se trata.





Los españoles, como otros muchos ciudadanos europeos, se están “alemanizando”.

Reformando las pensiones para subir la edad legal de jubilación de los 65 a los 67 años… O reformando la antes “intocable” Constitución para introducir un techo a la Deuda Pública.

Todo eso, lo hizo Alemania hace 4 años, en 2007.

Las reformas en Alemania empezaron en el año 2003; entonces había 5 millones de parados (un 11 o 12%). La idea de fondo es que el trabajo tenía que ser más barato y más flexible… y lo que se hizo fue abaratar el trabajo y desrregularizar el mercado laboral.


La patronal española dice exactamente lo mismo… Es, literalmente, el mismo discurso de cualquier patronal en cualquier país.


Ahora, en Alemania, hay muchos más trabajos mal pagados, más desprotegidos y de mala calidad; y han aumentado las jornadas de trabajo 2 ó 3 horas semanales.


¿ Han aumentado los sueldos también ?… Pues no: trabajan más horas, por el mismo dinero.


¿ Por qué lo aceptan los trabajadores ?… La alternativa que se les ofreció era llevarse (‘deslocalizar‘) cada nueva fábrica a China o a la India. Como ejemplo, ponían el de la empresa Nokia, que trasladó una gran fábrica que antes daba empleo a 2000 empleados, a Rumanía.

Así que, vienen a decir: si queremos reducir el paro, tenemos que ponérselo más fácil a las empresas, para que no se marchen y se queden aquí. Tenemos que ofrecerles algo: trabajar más y cobrar lo mismo… o trabajar lo mismo y cobrar menos.

¿ No le han montado los sindicatos ninguna huelga general a Angela Merkel ?… Pues no… Porque, en otro “ejemplo a imitar”, en Alemania, no existe el concepto de “huelga general“… En Alemania no está permitido movilizar una huelga sectorial unilateralmente.



Eso sí que es una buena solución para ganar “competitividad”…


Entre los alemanes hay una cierta resignación… En cierto modo, ven que van copiando poco a poco el “estilo americano“… Un estilo anglosajón de mercado de trabajo desrregularizado, y de sociedad más individualista donde cada uno se busque la vida a cualquier coste.





Ahora se entiende el “milagro alemán“.

Consiste en crear puestos precarios, pero muchos de ellos.

Así, tienes más gente trabajando, pero en peores trabajos que nunca.

El precio que piden a España para reducir el 23% de desempleo, es seguir este “ejemplo” alemán: más contratos basura, más trabajos por menos de 1000/800/600/... euros, menos seguridad, más desigualdad

Estos campeones del mundo en ingeniería industrial, en fabricación y ensamblaje de máquinas, han exprimido la legislación laboral alemana, para pagar 15 días por año trabajado en los despidos procedentes, y 0 (cero) en los improcedentes.


Otra de las grandes reformas de su mercado laboral fue la reducción del periodo de prestación por desempleo (el “cobro del paro”), que pasó, de durar entre 24 y 36 meses, a ser ahora de sólo 12 meses.


Y cuando se acaban esos 12 meses, te dan un subsidio que consiste en que te pagan el alquiler del piso y la calefacción… sólo si vives en un piso pequeño (no mayor de 40 m²) y estás solo. Y una cantidad de 365 euros en metálico.


¿ Es fácil acceder al subsidio ?… No. Tienes que demostrar que no tienes recursos. Por ejemplo, si tienes un coche, te van a pedir que vendas tu coche. Tampoco puedes tener un piso y cobrar el subsidio… Antes, tienes que vender el piso, e irte de alquiler.


¿ Y si vives en pareja, y tu pareja tiene trabajo ?… Pues entonces, no te conceden el subsidio… Suponen que tu pareja te mantiene.


El subsidio es sólo para gente sola, que casi no tiene recursos.





Un ejemplo reciente: cierta persona cobraba el subsidio, y además de cobrar el subsidio, estaba mendigando por la calle. Un día, pasa a su lado un controlador de la Oficina de Empleo y se fija en que esa persona, además de cobrar el subsidio, está “ganando” dinero… el de las limosnas. El controlador calcula cuántas monedas había en su platillo, y que esa persona va a ganar 3 ó 4 ó 5 euros a la hora mendigando… así que… ¡vamos a recortarle la prestación!. Y le quitó una parte del subsidio.


¿ Suena familiar ?… La nueva reforma laboral en España no toca las prestaciones por desempleo, pero aplicará la norma actual con extrema rigidez: las personas en paro que rechacen 3 ofertas de trabajo, perderán su derecho a la prestación de desempleo… sean las ofertas las que sean… Como si te piden ir a trabajar a Laponia. Y el Ministerio de Empleo ha insistido también en que se controlará el cobro injustificado de prestaciones mediante el cruce de datos de diferentes organismos.


Así es el sistema. Esa es su lógica.


No es que los alemanes sean “cuadriculados”… Simplemente, les gusta la “exactitud”.





Ahora se ve la otra cara de la moneda.


La otra cara del euro.





El lado oscuro de la frase propagandística gubernamental “Ahora, en Alemania, somos más trabajadores que nunca … Gracias, Alemania”.


Sueldos de 2 euros la hora para fregar platos y limpiar suelos, agencias de empleo que demandan personal al que pagar menos de 60 céntimos la hora…


E “ingeniería alemana” al dar las cifras de empleo y paro: hay 3 millones de parados… pero 7 millones de empleados con ‘minijobsSegún la Oficina Federal de Estadísticas alemana, de 1999 a 2009, los ‘minijobs’ crecieron un 47%, los contratos a tiempo parcial un 28% y los temporales, ¡un 131%!… mientras que los contratos indefinidos sólo subían un 4%.


Discretamente, el gobierno alemán también recalificó a más de 200.000 parados de 58 años en adelante, quitándoles de las listas del paro sin explicar el por qué. El portavoz del Ministerio de Trabajo tuvo que reconocer que “sólo un 43% de los parados de edad madura estaban registrados en las listas oficiales”.


El director de una agencia del paro de Alemania ha manifestado al periódico conservador Die Welt: “La verdadera cifra no es 3 millones de parados, sino 9 millones de precarios”.


Bueno, más bien, 10 u 11 millones.


Aleccionados por la propaganda oficial alemana, a los alemanes les parece bien que Angela Merkel dirija Europa. Creen que es mejor que 2 ó 3 personas tomen las decisiones, en lugar de todos los socios europeos.





Alemania ya exportaba coches y máquinas… y ahora, está exportando el “modelo alemán”.


Y ese “modelo alemán” NO es un modelo de “estado de bienestar” al estilo de los países nórdicos… sino el conocido modelo neoliberal anglosajón.


Antonio Brettschneider recalca:
“Lo que os queda por sufrir, en Alemania lo hemos hecho ya. Hay menos paro, pero la sociedad NO ha mejorado en los últimos 10 años, para nada”.


Jordi Évole se sorprende de que, con esa realidad, no haya una revolución social en la calle… ¿ O es que no había más remedio ?


Brettschneider frunce el ceño y lo explica: eso es lo que nos han dicho. Que no hay más remedio. Y si lo vas repitiendo, y repitiendo, diciéndole a la gente que “no hay alternativa”, que “no hay más remedio”… la gente empieza a creerlo…


Nos han dicho: o más paro, o más desigualdad… Y se ha elegido tener más desigualdad.


Aunque ya sabemos lo que acarrea la desigualdad: deterioro de la salud y aumento de la violencia.


Sin contabilizar los efectos de esta nueva reforma laboral, 580.000 hogares españoles ya no perciben ingreso alguno, ni del trabajo, ni de prestaciones de desempleo ni de la Seguridad Social.


Pero la propaganda neoliberal insiste en que ‘no hay alternativa’.


“Eso es lo que dice el gobierno alemán. Eso es lo que va a decir vuestro gobierno. Eso lo vais a escuchar muchas veces en los próximos meses en España.”


El actual presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, avisa: “Las reformas no van a funcionar a corto plazo”.


Como gurú, no tiene precio.





Sin embargo, Angela Merkel fue más explícita.


Y también los grandes empresarios, la patronal de la gran empresa, al asegurar que:
“La reforma laboral es muy importante, busca flexibilidad y seguridad, y que miles de jóvenes tengan un contrato”.





Pero ha sido José María Aznar Botella, primogénito del ex-presidente del gobierno José María Aznar y de la actual alcaldesa de Madrid, Ana Botella, con la seguridad que da conocer los entresijos del poder, quien mejor ha interpretado los efectos de la nueva reforma laboral, así:


“Esta reforma laboral seguramente no resultará en una creación neta de puestos de trabajo en el corto plazo, pero sí que contribuirá a una renovación del mercado laboral, por la que un gran flujo de trabajadores saldrá del mismo y será reemplazado por otro más productivo. Naturalmente que esto no se hará sin traumas, pero a la larga nuestra economía se beneficiará y sobre todo… los jóvenes.”


Renovación. Reemplazo.


Unos salen y otros entran.


Para los que salen, no hay planes… ¿ O sí ?


Porque ahora cobra sentido que la mamá de Aznar Junior propusiese cubrir con voluntarios los servicios públicos que se queden sin atender, tras el despido de funcionarios interinos y laborales.


Y también se entiende mejor que Engracia Hidalgo, Secretaria de Estado de Empleo de España, afirme que “los perceptores de una prestación por desempleo que no estén haciendo un curso de formación se puedan utilizar para ofrecer un servicio a la comunidad. Este es un momento para que los desempleados que cobran su prestación por paro aporten ‘valor añadido’“…
Claro, no sea que ocupen su tiempo como parados buscando un trabajo decente.





Se trata de cambiar cromos usados por unos nuevos.


Unos salen, para que otros entren… haciendo más horas por menos sueldo y menos derechos sociales.


La culpa debe ser nuestra. Hasta ahora, y merced a un sistema público de salud, hemos tenido la fea costumbre de no morirnos, y mira que lo intentan.


Así que la reforma busca un “efecto de sustitución“.


Pero, ya puestos, si son el ejemplo y el modelo a eguir, habría que fijarse más en Alemania.





En la Alemania que proclama que los países del Sur de Europa gastaron por encima de sus posibilidades, cuando, para que un país venda, ha de haber otro que compre… aunque sean armas.


En la Alemania que exige a los países que reduzcan su déficit público al 3%, y que a la vez incumplió constantemente los límites de impuestos por el Tratado de Maastrichtsin ser sancionada.


En la Alemania que dice no poder haber previsto la futura crisis cuando se creó la Unión Europea (UE)… pese a que, en febrero de 1998, 155 economistas alemanes (algunos, asesores del mismísimo gobierno alemán) ya decían que ESTE euro llevaría a la ruina a España, Portugal, Grecia


En la Alemania que está forzando el fin de esta Unión Europea con el “visto bueno” de EEUU. En efecto: cuanto más débil esté el euro, mejor para Alemania (por su modelo exportador), mejor para EEUU (y su negocio de la espiral de la deuda), peor para China (la Unión Europea es su mayor socio exterior), y peor para España, Portugal, Grecia… (atacados por “los mercados financieros“).


En la Alemania que busca forzar la situación de países como España hasta su suspensión de pagos, pero, por supuesto, garantizando que la Banca alemana cobrará su deuda.





En 2012, vence el pago de la Deuda española por un montante de 130.000 millones de euros, es decir, como todo el presupuesto de gastos estatal.


Dado que dos tercios de estos vencimientos corresponden a la deuda a corto plazo, es muy probable que se trasladen a 2013… a través de más emisiones de deuda nueva a corto plazo.


Pues muy bien.


De acuerdo.


Vamos a fijarnos en Alemania.


En la Alemania que declara que “las deudas están para ser pagadas“, pero que no pagó en 1924 su deuda de 132.000 millones contraida en virtud del Tratado de Versalles.


No sacrifiquemos nuestros sueños a cambio de nada.


Sí que hay otras alternativas.



Anuncios
04
Sep
11

Tragedias griegas – 2 – Odisea






Presentamos el capítulo del documental “DEUDOCRACIA“, de Aris Hatzistefanou y Katerina Kitidi.


Aborda el concepto de “deuda odiosa“, entendiendo como tal aquella deuda que se contrae por los gobernantes de un país de forma ilegítima, ilegal y/o inconstitucional, contraviniendo por tanto los fundamentos del Derecho.


Aplicándolo, la Deuda deja de ser “eterna“.


La Banca presenta un “punto débil“.


Y, por eso, sus mercados emiten “cantos de sirena” de apaciguamiento, y se apresuran a conseguir que sus políticos impongan, en la Constitución de cada país, la obligación de pagar la Deuda, sea cual sea el origen y destino de ésta.





El documental está en idioma griego, español e inglés, con nuevos subtítulos en español revisados y actualizados.


Este es el enlace para el visionado: Deudocracia


[DEUDOCRACIA – 2ª PARTE]





Al igual que en Argentina, el objetivo no es salvar la economía sino, más bien, a los Bancos y a las grandes empresas.





El FMI ejerció una gran presión sobre Argentina para que pagase sus deudas.


Muchas de las deudas estaban infladas, porque fueron transferidas de grandes empresas y de algunos de los Bancos más grandes del mundo, al Tesoro público, en un proceso agilizado por el FMI.


Se han adoptado medidas de “estabilización” para evitar que Grecia quiebre y deje de pagar la deuda.


Esas NO son medidas para reducir la deuda.


Es más que evidente que la deuda seguirá aumentando rápidamente, no sólo a pesar de esas medidas, sino, además, como consecuencia de las mismas.


Las medidas buscan claramente proteger a los prestamistas, proteger a los Bancos.


En pocos meses, el Gobierno griego dará a los Bancos 108.000 millones de euros, que es casi la cuantía total de los paquetes de rescate que recibió del FMI y de la UE.


(Extracto del documental “Genocidio social“)


Cuando Argentina se enfrentó a una situación similar… varios de los responsables fueron castigados.





La imagen de los presidentes que abandonan el palacio presidencial en helicóptero aún atormenta al FMI y a sus cómplices.


(Consigna: “Igual que en Argentina, una mágica noche, veremos quién es el primero en subirse al helicóptero.”)


(Graffiti: “Rebelión contra el Empobrecimiento”)


Un año después de la intervención del FMI, Grecia desplegó un intenso programa de “simplificación“, “racionalización” y “limpieza“.


Los delegados del FMI, la UE y el BCE se establecieron en Atenas de forma permanente, dictando sus políticas con un documento inconstitucional.


(Habla Dominique Strauss-Kahn, Presidente del FMI)


“La reforma de las pensiones fue un hito, pero ahora debemos ajustar los salarios a la productividad.”


Hoy día, ¿qué es Grecia?





¿Un país libre?… Si.


¿Independiente?… No.


Nos han reducido a meros vasallos.


Libertad es una cosa, soberanía nacional es otra.


El problema es que nuestro país ha perdido su soberanía nacional.


(Titular: “Hambre y pobreza para 20 años”)





(Titular: “Cierran 1.056 colegios”)


En estrecha colaboración con sus prestamistas extranjeros, el gobierno se vuelve contra los ciudadanos, al adoptar duras medidas de austeridad.


El resultado es: pobreza, cierres y desempleo.


(Habla Nikitas Kanakis, presidente de “Médicos del Mundo – Grecia”)


Lo que ocurre en en el centro de Atenas es una crisis humanitaria.


Tiene todos los rasgos distintivos: personas que padecen hambre ó están sin hogar, que carecen de medicamentos y atención médica… Personas que sólo dan vueltas por las plazas…


No es muy distinto de lo que vemos en los países del Tercer Mundo.


Y eso que nosotros sólo tratamos con los más pobres entre los pobres.





Hay personas que aún mantienen algunos derechos de la Seguridad Social, pero que son insuficientes.


Como decía una mujer jubilada: “O comida, o medicina… Pero no puedo pagar las dos”.


Las medidas del gobierno no sólo empeoran las condiciones de vida de los ciudadanos.


Además, suponen una amenaza directa e inmediata para sus vidas.


(Habla Panos Papanikolaou, neurocirujano)


“Hasta ahora, TODOS los países ‘apoyados’ por el FMI han sufrido una brutal caída de la ‘esperanza media de vida’, es decir, del número medio de años que viven las personas.


Hay países donde, tras la terrible experiencia del FMI, el promedio de vida se redujo entre 5 y 10 años.


Con los recortes a los que enfrentamos ahora, es seguro que nuestra esperanza de vida se reducirá considerablemente.”





Los ciudadanos reaccionan.


El gobierno está rompiendo los más elementales principios de la democracia.


La penalización del uso de capucha, las detenciones injustificadas, y por policías que llevan capucha… son medidas propias de un régimen paramilitar.


(Pancarta:  “Esta <<liberalización del gas lacrimógeno>> nos deja sin dinero para la educación gratuita.”)


(Habla Alain Badiou, filósofo)


Las crisis siempre desembocan en medidas antisociales y antipopulares, que pueden ser especialmente duras.


Así es como el Capitalismo controla la situación.


Por supuesto, el Capitalismo debe conseguir que estas medidas sean aceptadas.





Para ello, emplea la violencia.


En respuesta a la alerta de tormenta financiera, la Democracia deja paso a la Deudocracia.


(Graffiti:  “Pobres, no os comáis unos a otros… ¡Comeos a los ricos, están más gordos!”)


La crisis capitalista provoca una devaluación general.


La devaluación del valor se debe a la especulación financiera.


Alguien tiene que pagar esta devaluación.


Sin embargo, los capitalistas no tienen la menor intención de pagarla.


No son, para nada, altruistas.


Pero, si los que causaron la crisis no están dispuestos a pagar, ¿por qué deberíamos pagar nosotros?


En el pasado, docenas de países han logrado rechazar las deudas no contraídas por sus ciudadanos, ateniéndose a normas del Derecho Internacional, tales como el concepto de “deuda odiosa“.





(“La historia de la deuda odiosa“)


Retrocedamos a los años 20′, con Alexander Sack.


Sack era ministro, y especialista en derecho de la Rusia zarista.


Tras la Revolución de 1917, dio clases en universidades de Europa y EEUU.


En 1927, se le ocurrió una idea brillante: el concepto de “deuda odiosa“.


Una deuda es “odiosa” si concurren 3 requisitos previos:

1. El gobierno del país recibe un préstamo sin el conocimiento ni la aprobación de los ciudadanos.

2. El préstamo se destina a actividades no beneficiosas para el pueblo.

3. El prestamista está informado de esta situación, pero se hace el tonto.





Las propuestas de Sack suenan progresistas, incluso revolucionarias…


Pero, en realidad, ese concepto ya había sido usado antes para servir a los intereses de una superpotencia emergente: los EEUU de América.





EEUU ya habían usado el concepto de “deuda odiosa” en 1898, cuando ganaron la guerra hispano-estadounidense, y se anexionaron Cuba.


Su problema era que, junto con Cuba, iba la deuda contraída por el régimen colonial español.


Y, dado que el colonialismo español había durado 4 siglos, desde 1492, cuando Colón llegó a América, hasta 1898… la deuda era muy elevada.


Por supuesto, los EEUU no tenían ninguna intención de pagar por los errores de regímenes anteriores, así que declararon que la deuda de Cuba era “odiosa“, y, simplemente, se negaron a pagarla.


Pero lo mismo había sucedido en México, unas décadas antes.


Cuando los republicanos derrocaron al emperador Maximiliano I, declararon que su deuda era “odiosa“.


Maximiliano había pedido enormes sumas de dinero, a tipos de interés excesivamente altos, para hacer frente a la sublevación contra él.





Como debía mucho a sus prestamistas, pero, sobre todo, al pueblo de México, fue condenado a muerte, y fusilado.


La mayoría de declaraciones de “deuda odiosa” de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la realizaron países subdesarrollados del continente americano.


En realidad, detrás de todas esas declaraciones de cese de pagos, se encontraba la misma superpotencia emergente: EEUU.


Y esta misma superpotencia trajo el concepto de “deuda odiosa” al siglo XXI.





Diciembre de 2002: la Casa Blanca está dando los últimos retoques a los planes de invasión y ocupación de Irak.


Pero, antes de iniciar del ataque, los estadounidenses se preparan para el día después de la caída de Saddam Hussein.


El Departamento de Estado sabe que tendrá que lidiar con la enorme deuda nacional de Irak.


Por eso, buscan declarar tal deuda como “odiosa“.


Un comité secreto propone que el primer gobierno provisional de Irak declare el cese de los pagos, con el pretexto de que el pueblo iraquí no tiene por qué pagar la “deuda odiosa” contraída por el régimen iraquí.


Ahora sí que está todo listo para el ataque





“Queridos ciudadanos, en estos momentos, las Fuerzas Armadas de los EEUU y sus aliados están llevando a cabo la primera fase de una operación militar para desarmar a Irak, liberar su pueblo y defender al mundo de un gran peligro.”




(Habla Éric Toussaint, presidente del Comité para la Abolición de la Deuda del Tercer Mundo-CADTM)


En marzo de 2003, EEUU y sus aliados invadieron Irak.


Tres semanas después, el Secretario del Tesoro de EEUU convocó una cumbre de sus homólogos del G-8 en Washington, y declaró que la deuda de Sadam Hussein era “odiosa“.


Dijo: “El régimen de Sadam es dictatorial, y su deuda debe ser rechazada…El nuevo gobierno de Irak debe quedar libre de la deuda de Sadam.”





“Las operaciones militares de campo han terminado. En la batalla de Irak, EEUU y sus aliados han salido vencedores.”


George W. Bush había ordenado al ex-Secretario de Estado, James Baker, que convenciese a la comunidad internacional de que la deuda de Irak era “odiosa“.


Baker reiteró que Saddam Hussein había malgastado el dinero de su pueblo en la construcción de palacios y en la compra de armas.


Los diplomáticos estadounidenses comprobaron que Irak debía miles de millones de dólares a Francia y Rusia por la compra de misiles Exocet y aviones de combate Mirage F1 y MIG.


En realidad, el proceder de Sadam Hussein no era muy diferente al de muchos líderes occidentales.


Para el mundo árabe, los palacios son como los Juegos Olímpicos para Occidente: una demostración de dominio económico y geopolítico.





La diplomacia estadounidense consiguió que se declarase “odiosa” la deuda de Irak, y el pueblo iraquí quedó exonerado de pagarla.


Sin embargo, Washington se dio cuenta de que había sentado un peligroso precedente.


Por primera vez en el siglo XXI, la mayor superpotencia había legitimado el concepto de “deuda odiosa“.





Así que decidieron ocultar este caso bajo la alfombra.


Los otros países respondieron:


“OK, vamos a reducir la deuda de Irak un 40% a través del Club de París, pero el concepto de “deuda odiosa” no debe volver a ser utilizado oficialmente, porque otros países podrían reclamar ese derecho.”


Por ejemplo, el Congo rechazaría la deuda de Mobutu, Filipinas se negaría a pagar la deuda de la dictadura de Marcos, y Sudáfrica se negaría a pagar la deuda del régimen del apartheid


Para evitar que se extendiera el concepto de “deuda odiosa” al siglo XXI, acordaron llamarlo “decisión especial sobre Irak.


Sin embargo, es obvio que se utilizó el concepto de “deuda odiosa“.




“Creo que sería un error que Irak siguiese endeudada por los pecados de un dictador derrocado”   (Obama, 22 de julio de 2009).


EEUU siguió ayudando a Irak a cancelar viejas deudas.


Pero nadie en Washington quería ni oír hablar de la expresión “deuda odiosa“.


Irak logró eliminar una gran parte de su deuda, con el apoyo de un imperio.


Pero hubo otro país que decidió alzarse, y enfrentarse al FMI, y a sus otros grandes prestamistas.


Consiguió demostrar que su deuda no sólo era “odiosa”, sino también ilegítima e inconstitucional.





Bienvenidos a Ecuador.




Ecuador podría haber sido uno de los países más ricos de Sudamérica.


Pero, desde el momento en que se descubrió petróleo, el país sólo conoció dictadores, pobreza, deudas y “francotiradores financieros“.





(Habla John Perkins, ex-francotirador financiero)


“Mi verdadero trabajo era ofrecer préstamos a países…


Préstamos tan enormes, que sería imposible devolverlos.


Y, por ejemplo, se concedían 1000 millones de dólares a Indonesia o Ecuador, con la condición de dedicar el 90% del préstamo a contratar a empresas estadounidenses.


Empresas de infraestructuras, como Halliburton o Bechtel.


Esas empresas construirían estaciones eléctricas, ó puertos, ó autopistas…


Eso da servicio a unas pocas familias ricas del país.


Los pobres se quedan con una enorme deuda, que no podrán pagar jamás.”




En 1982, Ecuador fue visitado por el FMI y por un “comité de sabios” que representaba a los grandes acreedores.


Ecuador se había visto forzado a pedir más y más préstamos para poder pagar los préstamos anteriores.





(Habla Hugo Arias, director del Comité Auditor de Ecuador)


Ecuador ha sido continuamente saqueado por el Norte.


Por ejemplo, desde los 80‘ hasta el año 2005, casi el 50% del presupuesto del estado fue utilizado para pagar la Deuda, y sólo el 4% se destinó a la atención de la salud400 millones para salud, 800 millones de dólares para educación, y 4000 mil millones de dólares para Deuda.


Estábamos matando a nuestra población.”







El pueblo ecuatoriano se sublevó.


Cuando Lucio Gutiérrez llega al poder, la política parece tomar otro rumbo.


Gutiérrez prometió beneficios sociales.


Se presenta casi como socialista, pero, en cuanto asume el cargo, pacta un nuevo acuerdo con el FMI y aplica medidas de extrema austeridad.





El pueblo le fuerza a irse en el mismo medio de transporte que usaron los presidentes argentinos: en helicóptero.


Cuando el Vice-Presidente Palacio sube al poder, comienza con buenas intenciones, pero pronto se somete a Washington.


Así que la gente acude al único político que se resiste a ceder a la presión internacional: Rafael Correa.





Correa había estudiado economía en Europa y EEUU, y sabía muy bien cómo se puede manejar al Banco Mundial y al FMI cuando se tiene voluntad política.


Ya como Ministro de Economía, en 2005, Correa había declarado que no era normal que los ingresos del petróleo se destinaran a pagar la Deuda.


Era injusto para la población.


Anunció que el 80% de los ingresos del petróleo se destinaría a mejoras sociales como la educación, la salud, y la creación de empleo, y sólo el 20% iría al pago de la deuda.


Entonces, el Banco Mundial declaró que, si esa ley se aprobaba, dejaría de hacer más préstamos a Ecuador.


Se trataba de una intromisión evidente del Banco Mundial en la política interna de Ecuador.


Correa declaró que no se aceptarían las imposiciones del Banco Mundial.


Correa optó por dimitir, en lugar de someterse.


Esta decisión le hizo muy popular.


La gente dijo:

“Este hombre decidió dimitir de ministro para defender la dignidad y los intereses del pueblo”.






Correa fue elegido Presidente en 2006.


Una de sus primeras decisiones fue expulsar al representante del Banco Mundial y pedir a la delegación del FMI que abandonara las oficinas del Banco Central de Ecuador.


Funcionarios del FMI, como Bob Traa, que más adelante llegaría a Grecia, ya habían sido tachados de “indeseables” por el pueblo del Ecuador.


(Habla Rafael Correa, Presidente de Ecuador, 2006- )

“Esta burocracia internacional… incompetente y deshonesta, tendrá que respetar a nuestro país…Por eso hemos expulsado al representante del Banco Mundial del país, y nos reservamos el derecho de iniciar las acciones legales pertinentes por los perjuicios causados al país… Además, nos reservamos el derecho de calificar como “ilegal” la Deuda que tenemos con el Banco Mundial.”



23
Nov
10

Automanías




El domingo 28 de noviembre tendrán lugar las elecciones al Parlamento de Cataluña.


Son el pistoletazo de salida para el alud de elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2011, que finalmente culminará en las próximas elecciones generales a las Cortes Generales de España.


Como parte de la campaña a las autonómicas catalanas, se renuevan las llamadas a la independencia de Cataluña del estado español.


En concreto, CiU afirma que, si gana mayoritariamente, se da 8 años para conseguir la soberanía.


8 años.


Pero las causas para correr tanto no son:

  • Que el Tribunal Constitucional de España rechazase por inconstitucionales numerosos artículos del reciente Estatut autonómico de 2006 aprobado por las Cortes. Dado que los Estatutos de Autonomía están subordinados a la Constitución, aunque juntos conformen el marco constitucional, al menos no deben contradecirse.


  • La preocupación por reducir la brecha con el estado del bienestar catalán con la Unión Europea (UE) y con el conjunto español. Es cierto que, pese a los esfuerzos del Tripartito, hay déficit fiscal, pero se explica por la política de recorte de impuestos de los gobiernos del Partido Popular (PP) y por la falta de ingresos como consecuencia de la actual crisis económica tras el estallido de la pseudonovedosa-burbuja-inmobiliaria, más que a políticas de confrontación.



Visto que esos 2 argumentos son meras excusas, debe haber algún aliciente, una motivación extra para que resulte rentable conseguir la independencia.


Algo les dice que les irá mejor.


Y ser más ricos, teniendo actualmente un PIB del 110% respecto a la media de la UE-15 no lo justifica… Eso no mejora así como así, de un día para otro…


Salvo que tengan en mente otra fuente de financiación.





Algo que sea factible madurar de aquí a 8 años.


Eso descarta el empleo verde. Es una via factible para la creación de puestos de trabajo, pero desarrollarla no requiere construir un estado independiente sobre hecho diferencial alguno.


Debe haber algo más. Un plan maestro distinto, radical y definitivo, que precise la independencia de Cataluña para poder llevarlo a cabo.





Tras la II Guerra Mundial, las potencias aliadas de ocupación decidieron consagrar al federalismo como principio estructural de la nueva Alemania, para evitar la tendencia a la centralización que fomentara el surgimiento de nuevos afanes imperialistas.


Para acercar la administración a los ciudadanos, no se optó por desplegar ramas periféricas  (desconcentración), sino por restar poder al estado, antes un elemento aglutinador, creando estructuras que dejasen de guardar una relación de jerarquía entre sí (“descentralización“).


Ponía al día el principio de “divide y vencerás” de la antigua Roma para evitar excesivas concentraciones  de poder, y así imponer más fácilmente una debilidad a nivel militar, político y económico. Y, puesto al día, estos objetivos son los que viene persiguiendo el Capitalismo, al que modernamente llamamos Globalización, pero que sigue los mismos dictados de siempre del Dinero, manejado por la Banca.


Y ese mismo paradigma se aplicó al caso de España con la Constitución de 1978, que, al profundizar en el “estado de las autonomías“, ha hecho de ella un “Reino federal“, hasta el punto de sobrepasar al modelo alemán en cesión de competencias y asimetría.


Asimetría que se consolidó también a nivel internacional, con la entrada de España en la UE y el euro, para convertirla en un mero mercado de consumo para los productos fabricados por otros bajo una política monetaria dictada desde fuera, sin poder velar libremente por sus propios intereses.





Es cierto que, bajo esta misma bandera de “los propios intereses“, se pueden amparar (y de hecho, lo hacen) el federalismo y los nacionalismos regionalistas… y cualquier extrapolación que  reduzca el alcance hasta la provincia, el pueblo, el barrio, el bloque de viviendas, el portal y la puerta de la casa de uno.


Pero hay una diferencia fundamental.


El tamaño importa.


Un país grande, con diversas zonas, puede unir la producción de agricultura, ganadería, industria y servicios, y conformar una economía más diversificada, lo cual le confiere una mayor flexibilidad y autonomía sobre su futuro frente a otros países, empresas multinacionales u organizaciones supranacionales, que la que tendría un país pequeño, una vez realizada la fragmentación.


Y el federalismo, no es sino una fragmentación en nacionalismos de inspiración independentista, a la que se dota de bandera, himno y selección nacional deportiva.


Todo federalismo es inevitablemente inestable por la tensión entre el gobierno central y los federados (lander, regiones, autonomías, o comoquiera que cada trozo del territorio fragmentado se denomine), que se traduce en problemas como el excesivo número de leyes, las financiaciones mixtas, el establecimiento de límites al endeudamiento, la optimización de tareas, la cooperación en lo relativo a la planificación y la gestión (servicios, impuestos, compras,  sistemas informáticos…).


Un estado puede ser un estado tirano. Da igual que sea grande o pequeño. Da igual que sea centralizado o federal. Ahí no reside la “calidad” del mismo.  Ninguno de ellos está a salvo de oligarquías e intereses espúreos.


Pero el estado, antes centralizado, queda vacío de contenido y por tanto, también exento de las obligaciones para sus ciudadanos, para desesperación de éstos. Y, paradójicamente, les hace fácil presa de las críticas de los federados ante cualquier revés que se sufra.


Todo lo cual tiene consecuencias: la desigualdad de los ciudadanos entre territorios, el desamparo de los mismos frente a los caciquismos locales, y la inseguridad jurídica al atravesar sus fronteras.


Eso nos da una pista de por donde van las prisas para las solicitudes de independencia. Porque no se trata sólo de Cataluña


Veamos sólo un par de casos más.





El pasado 20 de noviembre de 2010 se clausuró en Lanzarote el II Congreso Autonómico Progreso e Identidad Canaria, evento realizado con la atenta colaboración de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria… hasta el punto de que la asistencia al congreso servía para la obtención de créditos universitarios.


Los ponencias marco del congreso giraban alrededor de las soberanías energética, alimentaria, comercial, industrial y migratoria en una eventual Canarias independiente.





El pasado 20 de julio, Jesús Gamallo, director general de Relaciones Exteriores con la Unión Europea de la Xunta de Galicia, gobernada por el PP, propuso conseguir “una mayor autonomía e independencia” en los asuntos europeos, especialmente en los ámbitos del Consejo de Ministros de la UE y en los comités de la Comisión Europea.


Así que algo un común tienen los nacionalistas de Cataluña, Canarias y Galicia, para defender la independencia.


Un plan maestro.





Al electorado, se le promociona la independencia como si de un paraíso de libertad y posibilidades económicas para sus trabajadores se tratara, ajenos éstos a la idea de que todo estado es una estructura de “saqueo interno“, una forma coercitiva de control de la violencia que ampara a las élites oligárquicas, y ajenos también al hecho de que la Globalización aprovecha sus debilidades para llevarse el empleo allí donde el coste es menor.


De modo que, a la hora de conformar un estado para la defensa de los intereses comunes de la gente,  su tamaño, diversidad y la equidad de su soberanía pueden ser cruciales para aumentar sus posibilidades de supervivencia.


Y nunca se sabe cuándo hay que echar mano de ellos. Bélgica, sumida en repetidas crisis políticas de índole independentista entre valones y flamencos, constituye un buen ejemplo. La Valonia era la zona belga tradicionalmente rica, gracias a su potente minería y siderurgia de hierro y carbón, pero, tras su declive desde los años 50′, Flandes pasó de ser la región pobre a ser la rica, al desarrollar el puerto de Amberes, el comercio y las finanzas. Si los valones hubiesen soltado el lastre flamenco, hoy estarían acabados… Hoy es al revés, pero mañana, por cierto, las tornas podrían volver a cambiar.


Esta estrategia adaptativa se resume en el refrán de que “la unión hace la fuerza“.


Pero, según los nacionalistas catalanes, canarios y gallegos (por citar algunos), su versión (reducida) de estado será “mejor”.


No porque soltando lastre les cambie la vida a mejor, de repente… Crear un nuevo estado significa incurrir en una gran Deuda. Véase el caso de Haití.


Será “mejor“, porque se basarán en ese plan maestro.


Que, según los nacionalistas catalanes, es factible de conseguir en sólo 8 años.





¿ Qué condiciones se dan para que sea posible en tan corto plazo ?


Las que propicia el Capitalismo, la dichosa Globalización, con su énfasis en el libre tráfico de capitales, y la corrupción que nace alrededor de la falta de control de los poderes públicos a la acción de los defensores del afán del lucro.



¿ En qué consiste ese plan ?


En que estos pequeños y nuevos estados se funden en connivencia con la delincuencia organizada.


Esta abarca, desde la creación de paraísos fiscales donde no se pregunta el origen del dinero (por sucio que sea), al tráfico de narcóticos (marihuana, heroina, cocaina, pastillas) y de recursos naturales escasos (petróleo, diamantes, coltán), para lucrarse luchando, paradójicamente, contra los intentos de regulación y proteccionismo por parte de los (otros) estados.


Los nacionalistas han visto los ejemplos de la historia reciente, y comprobado cómo se enriquece una pequeña élite clientelar y corrupta, amparada por un sistema financiero que no distingue la proveniencia del Dinero ni el dolor que éste ha causado una vez en el Banco.





Para evitar el pago de unos aranceles muy elevados, durante los años 50′ y 60′ se desarrolló un contrabando entre Dubai y la India que movía muchas toneladas de oro cada año . Se trataba de una industria estable, y la autoridad de los 4 padrinos de Bombay que la controlaban no fue disputada por nadie en el hampa durante tres décadas.


Dubai también ha acogido a muchos gánsteres en las 2 últimas décadas, siempre y cuando sean discretos: nada de violencia… “Los Emiratos Arabes son un estado que, si no le gustas, puede echarte sin más —señala Firoz, un abogado de Bombay que a veces ha hecho de mensajero entre la familia mafiosa de Dawood Ibrahim y el gobierno indio—. Que la mafia prosperase en Dubai no habría sido posible sin el conocimiento y, digámoslo, la complicidad de la familia gobernante“.


El jeque Rashid, el visionario pionero de Dubai, formó parte durante muchos años de la lista personal de Indira Gandhi, mandataria de la India antes de su asesinato, de contrabandistas de oro más buscados .


La ciudad acogía de buen grado a los ricos , y no se inmiscuía en absoluto en cómo ganaba dinero la gente, ni en qué pensaba hacer con él.


Dubai, que no aplica impuesto sobre la renta ni sobre las ventas, se labró la reputación de ser un lugar seguro donde colocar dinero en Oriente Medio. Desde entonces, siempre ha prosperado cuando ha estallado una crisis en la región.


A finales de los años 90′, Dubai todavía no estaba totalmente metido en el enredo cada vez más enmarañado de política internacional y bandas mafiosas de Bombay, aunque muchas de ellas se habían mudado al emirato. Pero esta ciudad-estado tiende a beneficiarse de los conflictos, siempre y cuando no tengan lugar en su territorio. La operación Tormenta del Desierto, la intifada palestina, el 11-S, la invasión estadounidense de Afganistán y la segunda guerra de Irak han canalizado enormes sumas de dinero a Dubai.


En paralelo, Dubai se había convertido en el puerto franco más grande de una región que abarcaba desde el sur de Europa hasta Singapur. Tradicionalmente había atraído a grandes capitales del subcontinente indio, Asia central, África oriental y Oriente Medio. Y, de ser el centro de distribución de productos de una vasta región que iba desde Rusia hasta la India y Sudáfrica, de forma natural, Dubai se ha convertido también en el mayor mercado financiero.


Y sin control alguno sobre todo ello: se puede introducir o sacar tanto dinero como se desee, ya sea en maletas llenas de billetes, en oro y diamantes, por transferencia bancaria (a través de alguna de las numerosas entidades que se habían fundado para aprovechar este flujo inagotable de capital), o mediante los hawaldars y hundis, los cambistas de dinero no oficiales, que constituyen el puntal de la economía financiera “informal” de la que dependen la masas de trabajadores emigrantes que allí se alojan por sueldos cada vez más bajos.


El 11-S provocó tan espectacular flujo de dinero árabe desde EEUU hacia Dubai, que las estimaciones varían entre centenares de miles de millones, y dos o tres billones de dólares… De esta forma,  ya a mediados de los años 90′, el 63% de los ingresos de los Emiratos Arabes procedían de fuentes distintas al petróleo.


Claro que Dubai atrae inversiones occidentales… Con su hermosa costa, su tiempo soleado durante todo el año y su ausencia de impuestos, bombas, asesinatos y preguntas, y suficientes centros comerciales para cubrir la demanda de un planeta pequeño, no ha tardado en llegar dinero a espuertas procedente de todos los rincones de Europa.


Todo el mundo se beneficia en Dubai, y nadie, ni siquiera los grupos terroristas pretenden dañar a este emirato.





Dubai recibe a glamurosos visitantes de todo el mundo, como David Beckham, Michael Schumacher y Tiger Woods. Famosos y empresarios de todo el mundo hacen cola para comprar un rincón en algunos de los deslumbrantes proyectos de construcción que proliferan como un virus por la costa y el desierto de esta parte del mundo. Rod Stewart se apresuró a adquirir la parcela correspondiente a Gran Bretaña de The World, un complejo compuesto por islas que, vistas desde el aire, tienen el aspecto de un mapamundi. También está el fabuloso complejo de Palm Jumeira, Palm Deira y Palm Jebel Ali, que son enormes franjas de terrenos ganados al mar que forman una silueta de palmeras tan gigantescas que se pueden ver desde el espacio.


Estas parcelas están destinadas a ser de las más solicitadas del planeta. Pasad, ved y comprad… si tenéis dinero. Ninguna o pocas preguntas os harán sobre cómo lo habéis conseguido o qué queréis hacer con él. La actitud de discreción que reina en Dubai con respecto al capital, ha hecho posible que durante la última década esta ciudad atraiga a figuras destacadas, no sólo del mundo deportivo y el espectáculo:

  • El traficante de armas ruso Viktor Bout, conocido como “el Comerciante de la Muerte“, acostumbraba a guardar sus aviones en Sharjah, el emirato vecino de Dubai, a 16 kilómetros, mientras recibía cheques extendidos por bancos occidentales con base en Dubai en pago por los servicios prestados a diversas facciones en conflicto


  • El mayor contrabandista de tabaco de los Balcanes estableció sus oficinas en el Burj al-Arab, el rascacielos en forma de vela, el primer hotel de 7 estrellas del mundo (con precios de 7 estrellas: a partir de 1500 dólares la noche)


  • 11 de los 16 imputados en el 11-S recibieron fondos procedentes de Dubai.



Siempre que se forma una burbuja inmobiliaria, los responsables del proyecto aseguran que ésta no estallará con la misma violencia que las anteriores…


Pero sostienen que Dubai es diferente, porque es una ciudad con un atractivo único para la riqueza de todo el mundo… Nunca permitirán que la pirámide se derrumbe, porque están totalmente comprometidos con que el crecimiento de Dubai sea uno de los grandes motores internacionales del Capitalismo.


En todas las burbujas inmobiliarias (incluida la actual, y por supuesto también en España), entra mucho dinero negro. Por supuesto, en Dubai, se ha verificado el origen de muy poco o nada del dinero que ha entrado.


Mucho dinero, sin vigilancia.


Demasiado goloso.


A uno le entran ganas de declararse independiente, y fundar un estado así.





Transnistria no es el escenario de ninguna aventura de Tintin.


Transnistria es una parte de la República de Moldavia, aunque está controlada por un gobierno separatista que declaró la independencia en 1990.


Desde entonces, el Presidente de Transnistria ha gobernado con el apoyo de agentes del KGB, de la oligarquía, y de una actitud curiosamente indulgente por parte de Gazprom con respecto a la enorme deuda que Transnistria ha contraído con este gigante energético.


La capital, Tiraspol, alberga al equipo de fútbol FC Sheriff , en un complejo que cuenta con dos grandes estadios de fútbol, un polideportivo homologado para celebrar encuentros internacionales de cualquier deporte de pista cubierta, un campo de entrenamiento de 5 zonas, una academia deportiva y un hotel con bar y restaurante, unas instalaciones arrendadas a menudo por los equipos más importantes de Kiev y Moscú. Y, para los transnistrianos que dispongan de tiempo y dinero, incluso hay un concesionario Mercedes en el complejo…


La UEFA, el organismo que gobierna el fútbol europeo, afirma que es el único estadio de Europa que “cumple todas y cada una de las medidas de seguridad estipuladas” por esa organización.


Para poder participar en una competición futbolística, un país tiene que ser miembro de la UEFA. Y como Transnistria se proclamó independiente de Moldavia, ha sido excluida de la UEFA.


De modo que, aunque Transnistria se niega guardar relación alguna con Moldavia en cualquier sentido oficial, “en cuestiones futbolísticas” sí reconoce la soberanía del Gobierno moldavo. Así, éste mantiene una frágil capacidad para presionar al gobierno separatista. Y el FC Sheriff , con su arrogante nombre, con su gran presupuesto, gana cómodamente el campeonato moldavo cada temporada. Y, gracias a eso, consigue proyección internacional, jugando las rondas de clasificación de la Champions League europea.


El presupuesto anual del estado de Transnistria no alcanza los 250 millones de dólares, y el estadio costó unos 180 millones.


La pregunta obvia es… ¿ de dónde saca el FC Sheriff el dinero ?


Una pista: en Transnistria estaba acantonado el 14º Ejército soviético desde 1956.


¿ Os acordáis de la preocupación por el arsenal de armas soviéticas ?… ¿Y de que hay dos o tres fábricas que se cree que producen armas sin que nadie las controle ?


Estas armas salen de Transnistria, vía Odessa, hacia los frentes de guerra del Cáucaso, Asia central, Oriente Medio y África central y occidental.


Pese a las inspecciones y retiradas de armas propugnadas por Rusia, y según un agente de inteligencia occidental, “en Transnistria hay suficientes armas para abastecer a todo un ejército, cuestan millones de dólares, y son mortíferas“.


Transnistria es un territorio pequeño, aproximadamente del tamaño de la isla de Mallorca, pero afecta y debilita a países de muchas zonas del mundo. No sólo a los receptores de armas.


La aparición de estos “estados criminales” es un veneno de corrupción y violencia también para sus vecinos. Hacer frontera con Transnistria tiene una influencia nociva tanto sobre Ucrania como sobre Moldavia.




Los ejemplos de Dubai y Transnistria son más familiares de lo que parece para Cataluña, Canarias o Galicia:

1. El comercio con Andorra y Gibraltar, paraísos fiscales muy próximos para el dinero negro, es habitual.



2. Gracias a su gran longitud de costa y falta de vigilancia apropiada, abundan las noticias de operaciones donde están involucradas las mafias napolitana, rusa, cubano-americana, y colombiana (entre otras), con personajes de la vida política catalana, gallega y canaria.


3. El presupuesto de seguridad del estado español (como de otros) está condicionado por la intervención del ejército en la guerras ilegales de Irak y Afganistán, y en la lucha policial contra ETA, de modo que la lucha contra los delitos de narcotráfico, tráfico de personas, y blanqueo de dinero está infradimensionada. Como muestra, un botón: en La Linea de la Concepción (Cádiz), los policías locales hacen su ronda en autobús, porque el ayuntamiento carece de dinero para reparar su inservible parque de vehículos, en un municipio donde el 25% está en paro y donde abunda el narcotráfico por su proximidad a Gibraltar.


4. El fútbol mueve millones de euros en un país en crisis económica general, no por su rentabilidad, sino porque sirve para el blanqueo de dinero, y es utilizado por las mafias. Ningún club se salva de la sospecha, por muy nacionalistas que declaren ser sus dirigentes.


5. El fraude fiscal en España es el doble de la media de la UE, y es el caldo de cultivo para profundizar en actividades delictivas de mayor calado. Los Bancos y también las  grandes empresas españolas llevan su dinero a paraísos fiscales… Bueno, en realidad, el 69% de las empresas incluidas en el índice bursátil Ibex-35 opera en paraísos fiscales. Los ricos, por supuesto, también, utilizando fondos unit-linked. Los políticos (máxime los que dicen ser más “patriotas“) son cazados en redes de blanqueo. El abandono de funciones del estado y la corrupción, crean el clima para que los impuestos de los “emprendedorestampoco afloren al estado de bienestar real de la gente. En fin, no te dan un ticket de compra ni al pagar el peaje de una autopista.


6. No extrañamente, la legislación española es muy blanda con el delito mafioso:  no incluye el delito de asociación mafiosa, ni tampoco recoge la posibilidad de detenciones preventivas ni la confiscación del patrimonio de los mafiosos antes de un juicio.


7. El juez Garzón, azote de las actividades ilícitas, puesto fuera de juego por destapar la trama Gürtel del PP para el blanqueo de dinero, abogaba por agilizar la liquidación de los bienes del narcotráfico, a fin de que revirtiesen a favor de las víctimas y la población en general… Y el desencanto con el sistema judicial es otro síntoma más del desencanto con los políticos socio-liberales y neo-liberales que se alternan en el poder.




España sufre el mal de la corrupción.


En 2009, sólo el Cuerpo Nacional de Policía contabilizó 750 investigaciones con políticos implicados, 1000 personas implicadas y más de 3000 millones de euros incautados en casos en casos de corrupción.





Cuando Puigcercós asegura que los andaluces “no pagan impuestos”, y lo argumenta presentando una gráfica de lo que la Agencia Tributaria recauda por via ejecutiva, que muestra que en Cataluña es el doble que en el resto de autonomías, está engañando al personal. La via ejecutiva se usa cuando se ha evadido el pago en el plazo debido: se recauda más en Cataluña, porque los demás cumplen mejor con las obligaciones fiscales, y no son necesarias tantas inspecciones y recargos fiscales.


No olvidemos que todos los inspectores de toda España reciben un bonus de productividad por cuantas más infracciones detecten, y se detectan donde se detectan: donde hay más fraude, porque todos los inspectores del estado están igual de motivados, por sus incentivos, para perseguirlas.


Y más que deberían estarlo.


Pero son pocos.


Según el sindicato Gestha de inspectores de Hacienda, un trabajo riguroso que redujera del 23% el 13% el fraude fiscal en España aportaría casi 25000 millones de euros a las arcas públicas.


Por eso, varios cientos de inspectores fueron retirados, en los últimos años, de la vigilancia de las grandes fortunas españolas.





Las élites no quieren que se investigue ahí… Pero, además, buscan otro medio de financiación.


En 2009, el índice de corrupción de España se estancó, por el pinchazo de la “burbuja inmobiliaria”.


Debido a la crisis, nuestras élites, ya acostumbradas a un alto nivel de vida, han visto cerrarse las posibilidades de mantener e incrementar su patrimonio.


Pero han aprendido por el camino.


La corrupción a gran escala, el blanqueo de dinero y la trama organizada les son familiares.


Sólo falta dar un pequeño paso más.


Aprender una nueva asignatura en la escuela de la delincuencia.





España ya es un paraíso para las mafias.


Encubierto, pero paraíso.


Y ese es un filón por explotar.


El plan de las élites nacionalistas catalanas, gallegas, canarias o de cualquiera que salga enarbolando una bandera y entonando un himno, es repartirse ese pastel para sí, cada uno a su aire en su territorio, aportando legalidad y facilidades a la captación de estas actividades ilícitas.


Lo ven muy claro.





El bajo interés de la ciudadanía catalana por la soberanía, tanto a nivel de encuestas como de participación, muestra una vez más que la gente tiene un sexto sentido, que sabe que hay “gato encerrado” tras las proclamas de independencia.


Nadie en sus cabales, en época de crisis, elige empequeñecerse en lugar de crecer.


Salvo que no quiera miradas indiscretas.





Esas tenemos.


Pero, ante la maniobra de crear mini-paraísos fiscales autonómicos independientes, estilo Dubai y Trasninstria, donde no se pregunta el origen del dinero, y se acoge al tráfico ilícito, cabe otra opción.


La opción de adelantarse.


A nivel estatal.


De hecho, ya se han dado los primeros pasos.

La Hacienda española ha negociado acuerdos con Gibraltar y con Andorra para compartir información fiscal y contable. A cambio, se permite a estos paraisos fiscales tradicionales, dejar de ser considerados como tales, lo cual legitima a las empresas y dinero allí alojados… Toda una reconversión, por ambas partes.


En paralelo, Hacienda tiene en sus manos la mayor regularización de dinero negro nunca vista. La revelación de los datos de 1500 grandes fortunas españolas, clientes del banco HSBC, repartidas en 3000 cuentas en Suiza por un montante de 6000 millones de euros, previsiblemente dé lugar a una repatriación masiva de fondos irregulares. 



Además, se estudia realizar una amnistía fiscal, similar  la realizada en Gran Bretaña en 2009 para cubrir el agujero de las cuentas públicas, algo parecido a lo que el ministro Boyer realizó mediante decreto-ley en los 80‘ para aflorar el dinero negro, y que ya aplicaron Alemania e Italia en el año 2002.



Sólo faltaría seguir el ejemplo de los paraísos fiscales, con un régimen tributario especialmente favorable a los ciudadanos y empresas no residentes, que aquí se domicilien a efectos legales… lo suficiente para atraer la inversión, con las menos preguntas posibles sobre su origen.


En cuanto a la industria, no se trataría de sólo poner la mano de obra… Lo ideal sería imitar el modelo de negocio de China, creando empresas mixtas, compartidas entre extranjeros y locales (típico régimen semiestatal), para, lógicamente, llevar a cabo la transferencia tecnológica correspondiente, tanto en proyectos de industria tradicional como en las modernas energías renovables.


Y todo ello, acompañado de medidas como, por ejemplo, la despenalización de la producción y comercio de marihuana.


Las barreras proteccionistas o legales para dificultar la importación de productos de consumo refuerzan la capacidad industrial del país y maximizan los ingresos del erario público en concepto de aranceles aduaneros, pero atraen la aparición de comercio ilícito. La “ley seca” de EEUU fue un ejemplo. Las restricciones del tráfico de oro en la India y su contrabando entre Dubai y Bombay es otro, y muy reciente.


La marihuana es legal en Canadá para uso médico, desde 2001, pero EEUU, en lugar de secundar la postura, crea un problema de orden público persiguiendo un delito que al otro lado de la frontera no lo es.


Si la hoja de coca se adoptara masivamente para usos medicinales y en bebidas energéticas, se dejaría de perseguir a los camellos que hacen el trabajo sucio a los grandes narcotraficantes, y muchos países, como Colombia, asistirían a una transición a la legalidad dejando atrás a los sórdidos cárteles mafiosos y paramilitares, encontrando sus agricultores un sustento remunerado como salida de subsistencia.


Eso no significa que todo el mundo fumará marihuana. No todo el mundo es alcohólico, ni todo el mundo fuma tabaco, ni toma café, y todas ellas son drogas “legales“; tomadas en grandes cantidades son dañinas, pero es que todo lo tomado sin medida, lo es… Y los impuestos de su industria y comercio permitirían al erario público el sostenimiento de los servicios para la población.





Pero exige cambiar de modelo de estado. Si los impuestos recaudados con las legalizaciones de actividades hoy ilícitas, sirven para seguir pagando el vaciado del estado central y el  federalismo de 17 autonomías descoordinadas, con sus miles de millones de pérdidas en televisiones al servicio del poder de turno, con un abuso demagógico que aturde a su clase trabajadora en favor de la competición interpartidista, con una tupida red de empresas, fundaciones, institutos, observatorios, consorcios y entes variopintos que sirven para proporcionar ocupaciones jugosamente remuneradas a correligionarios y clientes políticos, y para centrifugar el déficit obviando las restricciones del ‘Derecho público’, con el fin de perpetuar y ahondar las desigualdades, mal vamos, y mejor olvidarse del tema… Dejemos las cosas como están.


En ese caso, olvidémonos de legalizaciones y de paraísos fiscales.





Sigamos en la UE y en el euro… máxime cuando España experimentará una reducción notable en los fondos europeos.


Pensemos que viviremos de la sopa boba, cuando en realidad iremos cada vez a peor.


Permitamos que inunden nuestro mercado de productos, y dejemos que se hunda (más) nuestra economía.


Sigamos pagando a la Banca, cuando les vaya bien y cuando les vaya mal.


Dejemos que se fragmente el estado en multitud de reinos de taifas, en guerra interna y externa por el poder, tácita o declarada, política o económica o militar, en pequeños Kosovos (cuya independencia se celebra por los nacionalistas) a merced de las mafias, mini-estados canallas especializados en la heroína y la trata de blancas.



Emigremos a cualquier sitio, endeudémonos con “traficantes de personas“, como hacen las prostitutas que buscan salir de la miseria bajo la falsa promesa de un trabajo legal, y busquemos drogas para evadirnos de nuestra realidad.



A nuestro lado, las élites seguirán acaparando el dinero negro que hemos generado.





No hay por qué escandalizarse. Para escándalo, el de la Globalización, que nos está llevando a tener que sobrevivir en una extraña jungla de inflación, desempleo, pérdida de pensiones y de servicios públicos. También conviene recordar que, hace 200 años, los ingleses que iban a Shanghai no eran gentlemen, sino piratas.


Estamos hablando de reconvertir el dinero ilegal en un comercio que genere impuestos que se pongan al servicio de la gente.


Para ello, hacen falta políticos responsables, no sujetos a los designios de la Banca que financia sus partidos.


No los hay, pero los que hay, no son tontos.


Si la gente se echa a la calle de verdad, la élites locales habrán matado la gallina de los huevos de oro.


Antes de que eso ocurra, deberán tomar medidas.


Pueden comenzar con las puramente coercitivas, como la ya adoptada de que las únicas plazas de empleo público estatales para 2011 sean para trabajar en las Fuerzas de Seguridad del Estado y en las Fuerzas Armadas.


Teniendo en cuenta que, con la legislación vigente, quienes les darán las órdenes no están actualmente persiguiendo el delito fiscal y el tráfico ilícito, entendemos que el reclutamiento tendrá como fin que, cuando salgamos a la calle, puedan darles la orden de aporrearnos de lo lindo. Ya veremos si los chavales lo hacen.





Les servirá como ensayo el “estado de sitio” sufrido en Barcelona con motivo de la visita del Papa a principios de este mes, con el arresto domiciliario de los vecinos de varias calles.


Tomar la opción coercitiva les llevará a una espiral nada espiritual… y la gallina de los huevos de oro no resucitará.


La legalidad es una frontera modificable. Lo ilícito puede pasar a ser lícito, y hay numerosos ejemplos de ello en la historia. Basta con que se den las condiciones apropiadas.


Y en esas estamos.


Eso sí, llevándolo a cabo en un “Estado de Derecho”.


De momento, el que tenemos.





Pero reforzando su soberanía y seguridad jurídica. Y si para ello hay que poner entre la espada y la pared a la UE, al euro, al PPSOE, a CiU, a ERC, a  los cachorros canarios y al sursuncorda, y en algún momento, deshacer las competencias entregadas a las autonomías , sea.


No nos hacen falta nacionalistas de ningún signo que nos “dividan y venzan“.


Para contrarrestar las perversas manías de mirarse el ombligo y buscar la confrontación que han contraído las autonomías (“automanías“), hace falta gente con cierta capacidad de ver el sufrimiento ajeno en lugar del lucro propio, que nos “unan y ayuden“.


A todos.


Tenemos 8 años.







Participa. De momento, en cada proceso de elecciones autonómicas, municipales o generales, votemos a la izquierda no nacionalista, o, ante la injusta ley electoral española, abstengámonos de votar… y como mucho, votemos en blanco.





Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 65 seguidores

Anuncios