Posts Tagged ‘ETT

28
Feb
12

La otra cara de la moneda




Sólo 1 semana despúes de que el banquero Emilio Botín presionase para acometer ajustes laborales rápidamente, el nuevo gobierno de España aprobó una nueva reforma laboral.


Enhorabuena a los empresarios, porque ahora:

  • Si tu empresa presenta un balance económico negativos (o incluso una perspectiva negativa) en 3 trimestres, podrás despedir de forma procedente, con 20 días de indemnización y máximo de 12 mensualidades. Como en plena crisis, casi todas las empresas presentan perspectivas negativas, hazte a la idea de que podrás despedir con 20 días. Además, para el despido improcedente, la indemnización de 45 días pasa a ser de 33. Dicen que la medida no es retroactiva… pero en realidad sí que lo es (¿ e inconstitucional ?), ya que, para los contratos firmados antes de la reforma, se hará un doble cálculo para las indemnizaciones utilizando las nuevas condiciones.
  • Si quieres bajarle (o subirle) el sueldo a un empleado, o bajarle (o subirle) el número de horas de trabajo, ahora puedes.
  • Si tu empleado no acepta la bajada de sueldo o la subida del número de horas de trabajo, podrás despedirle… Simplemente, utiliza lo del balance económico negativo o la perspectiva negativa.
  • A partir de ahora el convenio de tu empresa primará por encima del sectorial. De este modo, tu postura estará por encima de la de los sindicatos. Y, además, tu empresa podrá ‘descolgarse‘ del convenio, es decir, no aplicar, cualquier parte del mismo.
  • Si tu empresa tiene menos de 50 trabajadores, tus contratos indefinidos alargarán el período de prueba hasta los 12 meses. Pasado ese año, podrás rescindir el contrato sin preaviso y sin indemnización.
  • Si tienes pensado ejecutar (perdón, realizar) un número considerable de despidos, ya sean definitivos (ERE) o temporales (ERTE), ahora podrás hacerlo más rápido: la reforma elimina la autorización previa por parte de la Administración, con lo que tu empresa evita esa supervisión.
  • Si alguien falta al trabajo justificadamente por enfermedad, entre 9 y 20 días en 2 meses, es motivo de despido.
  • Los despedidos tendrán que denunciar a sus compañeros para ser readmitidos: los propios trabajadores podrán denunciar a otros empleados por ser ellos los despedidos y no sus compañeros de trabajo.
  • Las personas contratadas “a tiempo parcial” podrán realizarhoras extras“… El trabajador va a estar más aún (si cabe) a tu merced.
  • Utiliza las Empresas de Trabajo Temporal (ETT). Al poder actuar como agencias de colocación, basta con “no renovar” la subcontratación para castigar quejas, embarazos, rechazo a horas extras, seguimiento de huelgas, etc.





Pero no todo está al gusto de todos.





La pequeña y mediana empresa de menos de 50 trabajadores representa el 95% del tejido productivo español, y prefieren el despido improcedente: como han movido mucho dinero negro, no pueden demostrar que ahora les va peor.


Y ven que la Banca se ha quedado con el dinero público, en lugar de ir a parar a la economía real… Las pequeñas y medianas empresas dependen del consumo de la población, pero si disminuyen los salarios y sigue aumentando el desempleo, el consumo no va despegar.


Estas empresas sufren, como los particulares, el problema del acceso al crédito de la Banca, y no se benefician de las posibles facilidades para el cobro de dinero público… En efecto, muy pocas tienen cobros pendientes por parte de la Administración, porque las trabas en la licitación pública siempre las han desanimado a presentarse, debido al desconocimiento, la burocracia, los avales que se piden, la falta de economías de escala al dar precios, la inflexibilidad en los tiempos de ejecución, las barreras lingüísticas y territoriales, y la falta de experiencia previa… Todo lo cual siempre les ha supuesto una gran inversión de tiempo y dinero que nunca han podido afrontar.


No van a contratar a alguien por 1 año sin indemnización, si no hay volumen nuevo de negocio. Y el creciente desempleo provoca que aparezcan más y más nuevas pequeñas y medianas empresas, aunque sean unipersonales (‘autoempleo‘)… es decir, más competencia en una ya precaria economía.


Así que, la nueva reforma laboral no está orientada a las pequeñas y medianas empresas. Sus escasos recursos, su escaso valor añadido y productividad, su concentración en el sector servicios y el comercio, su falta de innovación y posibilidad de acceder a nuevos mercados, las deja fuera, tanto del crecimiento, como del desarrollo.


El nuevo gobierno ha desoído las nefastas experiencias de ajuste, dado un paso más en la agenda de recortes para los trabajadores, y dado de lado a las pequeñas y medianas empresas.





Los beneficiados son otros.


Por ejemplo, la nueva reforma laboral abarata a la décima parte el coste del despido en la Banca… para su “proceso de transformación, que el propio gobierno calcula afectará a un 20% de los 250.000 empleados del sector.


Más ejemplos: el cierre de 500 empresas públicas, y el despido de decenas, quizá centenares de miles de funcionarios “interinos” y “personal laboral” subcontratado… facilitando la privatización, pese a que esas empresas puedan estar dando beneficios, hasta el punto incluso de vender a precio de saldo (hasta por 1 euro).


En cuanto a “flexibilizar” el mercado laboral, no hacía falta ninguna nueva reforma…


España ya concentra el 90% de los empleos temporales y el 40% de los empleos indefinidos destruidos en la Unión Europea (UE) entre 2007 y 2011.


En España se han perdido, durante ese periodo, 1.440.000 trabajos temporales y 1.696.500 indefinidos.


La tasa de temporalidad en España es del 60,8 para los jóvenes menores de 25 años, del 40,2% para los trabajadores entre 25 y 29 años, del 26,6% en la banda de 30 a 39 años, y del 19,5% entre los 40 y los 49 años.


¿ Cómo es posible que eso sean ‘ventajas‘, y justifiquen los ajustes y recortes sociales como los que recoge esta nueva reforma laboral ?


¿ A qué país le ha ido bien ?


En Europa, hay que mirar a Alemania.


Hay que volver la vista hacia Alemania… porque, en 8 años, han reducido el desempleo, desde 5 millones de parados, a tan sólo 3.


Un nuevo “milagro alemán“, que se propone como ejemplo y modelo a seguir.





En su programa “Salvados”, el periodista Jordi Évole viaja a Alemania para ver cómo les ha funcionado la reforma laboral que iniciaron hace varios años.


Para conocer de primera mano sus efectos.



Gordon Finkbeiner es un jefe de equipo en una multinacional alemana en Colonia.


Los trabajadores entran a las 8 de la mañana y se van a las 5 de la tarde… en una jornada laboral de 9 horas, porque comen en 15 minutos, en su puesto de trabajo, bien su propia comida, bien la que pueden adquirir en una furgoneta ambulante de bocadillos.


Y eso, si te va bien.


Sara González quería ser azafata de vuelo, y de momento trabaja en un restaurante, de camarera. Cobra 364 euros al mes, por 20 horas a la semana. Y tiene un segundo empleo similar; en total, cobra unos 650 euros, por 30 horas a la semana, sin contar el tiempo de los desplazamientos.


Esto es muy común en Alemania… porque es muy rentable para los empresarios.


Muchos españoles y franceses que llegan, se ven obligados a vivir bajo esas condiciones… Les mantienen “en movimiento“.


Y eso que han aprendido el idioma. Y que se esfuerzan mucho.


Sara González estima en un 5% los que consiguen buenas condiciones, pero el resto… Muchos ingenieros trabajan de mecánico o de camarero… y muchos otros han regresado a España: para malvivir en Alemania, prefieren volverse a casa de su madre.





El sociólogo Antonio Brettschneider explica el nuevo “milagro alemán“.


Hay 2 caras de la moneda.


Una, es la versión oficial que vende el Gobierno alemán: la reducción del paro.

La otra, la que no explican, es qué tipos de trabajo se han creado, ni de qué puestos de trabajo se trata.





Los españoles, como otros muchos ciudadanos europeos, se están “alemanizando”.

Reformando las pensiones para subir la edad legal de jubilación de los 65 a los 67 años… O reformando la antes “intocable” Constitución para introducir un techo a la Deuda Pública.

Todo eso, lo hizo Alemania hace 4 años, en 2007.

Las reformas en Alemania empezaron en el año 2003; entonces había 5 millones de parados (un 11 o 12%). La idea de fondo es que el trabajo tenía que ser más barato y más flexible… y lo que se hizo fue abaratar el trabajo y desrregularizar el mercado laboral.


La patronal española dice exactamente lo mismo… Es, literalmente, el mismo discurso de cualquier patronal en cualquier país.


Ahora, en Alemania, hay muchos más trabajos mal pagados, más desprotegidos y de mala calidad; y han aumentado las jornadas de trabajo 2 ó 3 horas semanales.


¿ Han aumentado los sueldos también ?… Pues no: trabajan más horas, por el mismo dinero.


¿ Por qué lo aceptan los trabajadores ?… La alternativa que se les ofreció era llevarse (‘deslocalizar‘) cada nueva fábrica a China o a la India. Como ejemplo, ponían el de la empresa Nokia, que trasladó una gran fábrica que antes daba empleo a 2000 empleados, a Rumanía.

Así que, vienen a decir: si queremos reducir el paro, tenemos que ponérselo más fácil a las empresas, para que no se marchen y se queden aquí. Tenemos que ofrecerles algo: trabajar más y cobrar lo mismo… o trabajar lo mismo y cobrar menos.

¿ No le han montado los sindicatos ninguna huelga general a Angela Merkel ?… Pues no… Porque, en otro “ejemplo a imitar”, en Alemania, no existe el concepto de “huelga general“… En Alemania no está permitido movilizar una huelga sectorial unilateralmente.



Eso sí que es una buena solución para ganar “competitividad”…


Entre los alemanes hay una cierta resignación… En cierto modo, ven que van copiando poco a poco el “estilo americano“… Un estilo anglosajón de mercado de trabajo desrregularizado, y de sociedad más individualista donde cada uno se busque la vida a cualquier coste.





Ahora se entiende el “milagro alemán“.

Consiste en crear puestos precarios, pero muchos de ellos.

Así, tienes más gente trabajando, pero en peores trabajos que nunca.

El precio que piden a España para reducir el 23% de desempleo, es seguir este “ejemplo” alemán: más contratos basura, más trabajos por menos de 1000/800/600/... euros, menos seguridad, más desigualdad

Estos campeones del mundo en ingeniería industrial, en fabricación y ensamblaje de máquinas, han exprimido la legislación laboral alemana, para pagar 15 días por año trabajado en los despidos procedentes, y 0 (cero) en los improcedentes.


Otra de las grandes reformas de su mercado laboral fue la reducción del periodo de prestación por desempleo (el “cobro del paro”), que pasó, de durar entre 24 y 36 meses, a ser ahora de sólo 12 meses.


Y cuando se acaban esos 12 meses, te dan un subsidio que consiste en que te pagan el alquiler del piso y la calefacción… sólo si vives en un piso pequeño (no mayor de 40 m²) y estás solo. Y una cantidad de 365 euros en metálico.


¿ Es fácil acceder al subsidio ?… No. Tienes que demostrar que no tienes recursos. Por ejemplo, si tienes un coche, te van a pedir que vendas tu coche. Tampoco puedes tener un piso y cobrar el subsidio… Antes, tienes que vender el piso, e irte de alquiler.


¿ Y si vives en pareja, y tu pareja tiene trabajo ?… Pues entonces, no te conceden el subsidio… Suponen que tu pareja te mantiene.


El subsidio es sólo para gente sola, que casi no tiene recursos.





Un ejemplo reciente: cierta persona cobraba el subsidio, y además de cobrar el subsidio, estaba mendigando por la calle. Un día, pasa a su lado un controlador de la Oficina de Empleo y se fija en que esa persona, además de cobrar el subsidio, está “ganando” dinero… el de las limosnas. El controlador calcula cuántas monedas había en su platillo, y que esa persona va a ganar 3 ó 4 ó 5 euros a la hora mendigando… así que… ¡vamos a recortarle la prestación!. Y le quitó una parte del subsidio.


¿ Suena familiar ?… La nueva reforma laboral en España no toca las prestaciones por desempleo, pero aplicará la norma actual con extrema rigidez: las personas en paro que rechacen 3 ofertas de trabajo, perderán su derecho a la prestación de desempleo… sean las ofertas las que sean… Como si te piden ir a trabajar a Laponia. Y el Ministerio de Empleo ha insistido también en que se controlará el cobro injustificado de prestaciones mediante el cruce de datos de diferentes organismos.


Así es el sistema. Esa es su lógica.


No es que los alemanes sean “cuadriculados”… Simplemente, les gusta la “exactitud”.





Ahora se ve la otra cara de la moneda.


La otra cara del euro.





El lado oscuro de la frase propagandística gubernamental “Ahora, en Alemania, somos más trabajadores que nunca … Gracias, Alemania”.


Sueldos de 2 euros la hora para fregar platos y limpiar suelos, agencias de empleo que demandan personal al que pagar menos de 60 céntimos la hora…


E “ingeniería alemana” al dar las cifras de empleo y paro: hay 3 millones de parados… pero 7 millones de empleados con ‘minijobsSegún la Oficina Federal de Estadísticas alemana, de 1999 a 2009, los ‘minijobs’ crecieron un 47%, los contratos a tiempo parcial un 28% y los temporales, ¡un 131%!… mientras que los contratos indefinidos sólo subían un 4%.


Discretamente, el gobierno alemán también recalificó a más de 200.000 parados de 58 años en adelante, quitándoles de las listas del paro sin explicar el por qué. El portavoz del Ministerio de Trabajo tuvo que reconocer que “sólo un 43% de los parados de edad madura estaban registrados en las listas oficiales”.


El director de una agencia del paro de Alemania ha manifestado al periódico conservador Die Welt: “La verdadera cifra no es 3 millones de parados, sino 9 millones de precarios”.


Bueno, más bien, 10 u 11 millones.


Aleccionados por la propaganda oficial alemana, a los alemanes les parece bien que Angela Merkel dirija Europa. Creen que es mejor que 2 ó 3 personas tomen las decisiones, en lugar de todos los socios europeos.





Alemania ya exportaba coches y máquinas… y ahora, está exportando el “modelo alemán”.


Y ese “modelo alemán” NO es un modelo de “estado de bienestar” al estilo de los países nórdicos… sino el conocido modelo neoliberal anglosajón.


Antonio Brettschneider recalca:
“Lo que os queda por sufrir, en Alemania lo hemos hecho ya. Hay menos paro, pero la sociedad NO ha mejorado en los últimos 10 años, para nada”.


Jordi Évole se sorprende de que, con esa realidad, no haya una revolución social en la calle… ¿ O es que no había más remedio ?


Brettschneider frunce el ceño y lo explica: eso es lo que nos han dicho. Que no hay más remedio. Y si lo vas repitiendo, y repitiendo, diciéndole a la gente que “no hay alternativa”, que “no hay más remedio”… la gente empieza a creerlo…


Nos han dicho: o más paro, o más desigualdad… Y se ha elegido tener más desigualdad.


Aunque ya sabemos lo que acarrea la desigualdad: deterioro de la salud y aumento de la violencia.


Sin contabilizar los efectos de esta nueva reforma laboral, 580.000 hogares españoles ya no perciben ingreso alguno, ni del trabajo, ni de prestaciones de desempleo ni de la Seguridad Social.


Pero la propaganda neoliberal insiste en que ‘no hay alternativa’.


“Eso es lo que dice el gobierno alemán. Eso es lo que va a decir vuestro gobierno. Eso lo vais a escuchar muchas veces en los próximos meses en España.”


El actual presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, avisa: “Las reformas no van a funcionar a corto plazo”.


Como gurú, no tiene precio.





Sin embargo, Angela Merkel fue más explícita.


Y también los grandes empresarios, la patronal de la gran empresa, al asegurar que:
“La reforma laboral es muy importante, busca flexibilidad y seguridad, y que miles de jóvenes tengan un contrato”.





Pero ha sido José María Aznar Botella, primogénito del ex-presidente del gobierno José María Aznar y de la actual alcaldesa de Madrid, Ana Botella, con la seguridad que da conocer los entresijos del poder, quien mejor ha interpretado los efectos de la nueva reforma laboral, así:


“Esta reforma laboral seguramente no resultará en una creación neta de puestos de trabajo en el corto plazo, pero sí que contribuirá a una renovación del mercado laboral, por la que un gran flujo de trabajadores saldrá del mismo y será reemplazado por otro más productivo. Naturalmente que esto no se hará sin traumas, pero a la larga nuestra economía se beneficiará y sobre todo… los jóvenes.”


Renovación. Reemplazo.


Unos salen y otros entran.


Para los que salen, no hay planes… ¿ O sí ?


Porque ahora cobra sentido que la mamá de Aznar Junior propusiese cubrir con voluntarios los servicios públicos que se queden sin atender, tras el despido de funcionarios interinos y laborales.


Y también se entiende mejor que Engracia Hidalgo, Secretaria de Estado de Empleo de España, afirme que “los perceptores de una prestación por desempleo que no estén haciendo un curso de formación se puedan utilizar para ofrecer un servicio a la comunidad. Este es un momento para que los desempleados que cobran su prestación por paro aporten ‘valor añadido’“…
Claro, no sea que ocupen su tiempo como parados buscando un trabajo decente.





Se trata de cambiar cromos usados por unos nuevos.


Unos salen, para que otros entren… haciendo más horas por menos sueldo y menos derechos sociales.


La culpa debe ser nuestra. Hasta ahora, y merced a un sistema público de salud, hemos tenido la fea costumbre de no morirnos, y mira que lo intentan.


Así que la reforma busca un “efecto de sustitución“.


Pero, ya puestos, si son el ejemplo y el modelo a eguir, habría que fijarse más en Alemania.





En la Alemania que proclama que los países del Sur de Europa gastaron por encima de sus posibilidades, cuando, para que un país venda, ha de haber otro que compre… aunque sean armas.


En la Alemania que exige a los países que reduzcan su déficit público al 3%, y que a la vez incumplió constantemente los límites de impuestos por el Tratado de Maastrichtsin ser sancionada.


En la Alemania que dice no poder haber previsto la futura crisis cuando se creó la Unión Europea (UE)… pese a que, en febrero de 1998, 155 economistas alemanes (algunos, asesores del mismísimo gobierno alemán) ya decían que ESTE euro llevaría a la ruina a España, Portugal, Grecia


En la Alemania que está forzando el fin de esta Unión Europea con el “visto bueno” de EEUU. En efecto: cuanto más débil esté el euro, mejor para Alemania (por su modelo exportador), mejor para EEUU (y su negocio de la espiral de la deuda), peor para China (la Unión Europea es su mayor socio exterior), y peor para España, Portugal, Grecia… (atacados por “los mercados financieros“).


En la Alemania que busca forzar la situación de países como España hasta su suspensión de pagos, pero, por supuesto, garantizando que la Banca alemana cobrará su deuda.





En 2012, vence el pago de la Deuda española por un montante de 130.000 millones de euros, es decir, como todo el presupuesto de gastos estatal.


Dado que dos tercios de estos vencimientos corresponden a la deuda a corto plazo, es muy probable que se trasladen a 2013… a través de más emisiones de deuda nueva a corto plazo.


Pues muy bien.


De acuerdo.


Vamos a fijarnos en Alemania.


En la Alemania que declara que “las deudas están para ser pagadas“, pero que no pagó en 1924 su deuda de 132.000 millones contraida en virtud del Tratado de Versalles.


No sacrifiquemos nuestros sueños a cambio de nada.


Sí que hay otras alternativas.



Anuncios
23
Jun
10

La, la, la… la reforma laboral




Tras varias rondas de consultas con empresarios y sindicatos, el gobierno redactó un  decreto-ley de reforma laboral, que fue convalidado por el Congreso el pasado 22 de junio.


Y sólo con 8 votos en contra.


Qué felicidad.


Yuju.


La, la, la…



Poco importa que el abaratamiento del despido para las empresas favorezca más despidos, gracias a que el contribuyente aportará los 8 primeros días de cualquier despido en los nuevos contratos (el coste, de momento, se estima en 740 millones de euros de 2010 a 2012).


O que sea posible facilitar el despido ante dificultades económicas de las empresas (como si las finanzas no fuesen manipulables coyunturalmente, junta o separadamente de reajustes, mejora de productividad, causas tecnológicas, organizativas o de producción…), y así justificar despidos colectivos indemnizando sólo 20 días por año trabajado, frente a los 45 previos a esta reforma.


O que, para el resto de casos, se universalice el contrato con despido más barato (33 días frente a los 45 ordinarios).


O que ahora los contratos temporales por obra puedan tener una duración de 3 años.


O que, además, las empresas ya puedan incumplir los aumentos salariales pactados en convenio.


O que las Empresas de Trabajo Temporal (ETTs), privadas, ahora puedan intermediar, con ánimo de lucro, en el mercado laboral de la construcción y la Administración.


O que se liberalicen las Agencias privadas de colocación (pagar por trabajar).


O que los Bancos se froten las manos ante la perspectiva de gestionar el también aprobado “fondo austriaco de capitalización individual“, que no es sino un seguro obligatorio, como el del automóvil, que el trabajador llevará consigo, aunque cambie de empresa. Y, por cierto, en cuanto a financiar el fondo, una cosa ya quedó clara en el Decreto-Ley del gobierno: que no lo financiarán las empresas. De modo que, por exclusión, lo financiarán los trabajadores, directa (aportaciones) o indirectamente (impuestos como contribuyentes).


No importa.


Pues venga.


Alegría.

Lo que haga falta para mejorar la “escasa flexibilidad” del mercado laboral actual.




¿ “Escasa flexibilidad” ?



No parece… salvo que se pretenda ir hacia el contorsionismo, o fomentar nuevas olas de emigración masiva al extranjero… porque a todos (y, especialmente, a 4,6 millones de parados) nos gustaría saber quién y en qué sectores se ha venido ofreciendo empleo dentro del país… sin incurrir en precariedad laboral.


Y tampoco se deben poder referir a la estabilidad en el empleo… El 90% de las contrataciones se vienen haciendo mediante contratos temporales.


Pero, para erradicar eso, no se incluye nada en la nueva reforma laboral.



Y eso que la temporalidad es endémica en España, desde hace décadas.





Por si algún político quiere ponerse la medalla de haber reducido la temporalidad, es interesante denotar que ha sido la crisis la que ha provocado la rebaja de la tasa de temporalidad del conjunto del mercado hasta el 25,2%, nueve puntos menos que hace tres años…


Ea, alegría.


En temporalidad, España tiene el dudoso honor de ser líder europeo.





Es más, en el actual escenario laboral, el 50,8% de l@s jóvenes que trabajan tiene firmado un contrato temporal


El problema llega, incluso, al sector público, donde las cifras de temporalidad son aún más chocantes (si cabe): el 53,5% para los varones y el 71,7% para las mujeres.


¿ De verdad, alguien cree que es posible una mejora de productividad de los temporales respecto a los fijos ?


Está claro que la reforma no se ha diseñado para evitar la temporalidad.


Y que el mercado laboral ya era suficientemente flexible… Demasiado flexible.


De tanto, uno de estos días igual se rompe. Pero, a la vez, se pide a la juventud compromiso con el futuro. Se refieren a su voto, claro.


No problem.


Alegría.


De seguro que los 3.720.500 trabajadores temporales entre 31 y 44 años agradecerán les paguen 33 días por año trabajado frente a los 45 anteriormente vigentes, gracias a la ampliación del contrato de fomento del empleo.



¿ La reforma laboral creará empleo ?



Pues tampoco.


En realidad, se prevé que cree menos empleo que la anterior legislación.


¿ Entonces, para qué sirve la reforma laboral ?



La reforma no está pensada para acabar con la temporalidad, ni va a aumentar la movilidad laboral, ni va a modificar el comportamiento de la contratación.


La reforma incide en conseguir extinguir contratos indefinidos, a un menor coste para las empresas, para crear más contratos temporales.


Están por reducir los costes laborales. Lo que antes éramos los “activos más importantes” de las empresas, ahora somos denominados, sin rubor, “costes laborales“. Ahora, los activos primordiales son la marca y la información. Dejad paso.


El objetivo final es reducir salarios a toda la población.


Es un marco de cesión a los intereses financieros… que pasa por desproteger a los trabajadores.


Se ve que, de momento, no se les ocurre nada mejor… Y como les parece que todo vale… Maldito dinero.


A  los mercados financieros no les importa nuestro mercado de trabajo.


Sólo les importa que se venda, al menor coste, por el mayor precio, en producto originario desde cualquier lugar, para obtener el máximo beneficio.


No buscan avivar el consumo interno para reflotar la economía;  por eso reducen la inversión pública como motor económico.


En lugar de salir de la UE y del euro (como ya vimos), y proteger el tejido productivo y empresarial, España se suma a las medidas para que la clase trabajadora pague el lucro de los Bancos y élites financieras que invierten allí donde se trabaja más por menos, y para eso, los Estados deben dejar a su población desprotegida, y desinvertir en salud, educación y vivienda, y quedando la clase trabajadora a merced de los nuevos esclavistas, en las condiciones que el neocolonialismo liberal de la Globalización decida.


Política de tierra quemada.


Caiga quien caiga.


En España, hasta ahora, se daba un “conflicto intergeneracional“: protección a los padres, frente a desprotección de los hijos. Estos ven casi imposible dejar el hogar y proponerse un proyecto de vida con trabajos temporales y mal pagados, en un país donde ya es caro vivir… especialmente, desde la llegada del euro.


Y, ahora, van a por los padres, tíos y abuelos.


A por todos.





Pero Obama está contento.


La, la, la…


Y también el Fondo Monetario Internacional (FMI), su brazo armado para esclavizar a los países mediante la Deuda.


Saben que nos hemos plegado… y que no se parará ahí la cosa.


¿ Por qué si no, felicitarían al gobierno español ?


Es como si un banquero te felicitara por no endeudarte. No es por eso… no tendría sentido.


Es más que un rumor que el FMI ya tiene preparado el préstamo… no se le quiere llamar “rescate“, queda mejorlínea de créditos flexibles”. En cualquier momento.


Felicitan a España porque saben que pagará los intereses de la (actual y nueva) Deuda… aunque sea a costa de sus trabajadores y parados.


Y, de paso, España ha tomado posición a favor de EEUU frente a China


Felicitan a España porque saben que ya está en sus manos, y que se va a endeudar… pero con ellos.




Todo ello, a la mayor gloria de la derecha estatal y autonómica, en el gobierno… y en la oposición. El Partido Popular (PP) no sólo no votó contra la reforma laboral en el Congreso, sino que, además, sale a los medios intentando arrullar a la clase trabajadora con cantos de sirena del estilo de:

“El PP va a apoyar todo aquello que sea bueno para nuestro país, va a apoyar todas las reformas que sean buenas para los trabajadores de toda España.”


Sólo que, si la actual reforma laboral no es buena, la que haría el PP sería peor.


Desde una mayor desregularización (¿ quién quedará vigilando al “todo vale” del lucro ?), a quitar las prestaciones por desempleo (neoesclavismo).


Olvidan que Aznar nos metió en el euro, introdujo el modelo estadounidense de burbuja inmobiliaria (un espejismo cuyos efectos ahora padecemos), nos hizo perder poder adquisitivo, estimuló la insolidaridad fiscal interna, y la brecha social con Europa… por no hablar del oropel, de la malversación de fondos públicos, de la ilegal guerra de Iraq, del 11-M… y hasta tiene implicaciones en el caso Gürtel de corrupción política.


En EspañaNO hay un verdadero estado del bienestar, y, pese a saberlo aún en construcción, ya quieren recortarlo.


Pero, por mucho que intentan segmentar a los trabajadores españoles en funcionarios/privados, empleados/parados, indefinido/temporal, y dividirnosla gente se da cuenta de lo que pasa.


No en vano, España es el país cuya población se declara más de izquierdas de Europa. Que a nadie le extrañe, visto lo que tiene que aguantar.





Ante esta crisis, la gente sabe que si el PSOE está a la derecha, el PP está en la ultraderecha. Es como elegir entre un conservador y un liberal. Misma escuela (por cierto, casi literalmente). Algo a considerar, sobre ambos, cuando haya que manifestarse en próximas votaciones.


De modo que cuando Rajoy, el neoliberal jefe de la oposición al gobierno social-liberal de Zapatero, dice que “cuando se hacen las cosas bien, la sociedad española responde“, debería tener cuidado.


No sea que también se lleve una sorpresa electoral.



¿ Cómo se crea empleo ?



Haciendo lo contrario de lo que nos predican.


Lógico, porque no buscan nuestro beneficio, sino el de las élites financieras.


EEUU predica un modelo neoliberal de creación de empleo.


Pero la causa de que la recuperación económica sea mayor y el desempleo sea menor en EEUU que en la UE, no se debe a la mayor desregulación de los mercados de trabajo de EEUU, sino al mayor estímulo económico realizado por el gobierno federal, basado en una elevada expansión del gasto público en actividades y sectores que generan mucho empleo. Son las políticas de austeridad del gasto público en la UE, las responsables de la escasa recuperación económica y elevado desempleo.


La mayoría de países de la Unión Europea (UE) han dedicado muchos más fondos a “salvar” a la Banca que a estimular la economía (al revés que en EEUU, donde los fondos públicos para estimular la economía han sido mayores que los dedicados a salvar a los bancos).


Así, Gran Bretaña se ha gastado el equivalente al 29% de su PIB, Alemania el 20%, Francia el 18%, España el 14% y Portugal el 6% de su PIB en “salvar” a los bancos, todos ellos porcentajes mayores que EEUU (un 5%).


Durante el periodo 1950-1980, el desempleo de la mayoría de países de lo que más tarde pasaría a ser la  UE-15 fue menor que el existente en EEUU.


Es sólo desde el establecimiento de la UE (con un Pacto de Estabilidad que limita los déficits del estado a un porcentaje del PIB menor del 3% y con unos intereses bancarios dictados por el Banco Central Europeo, BCE, más elevados que en EEUU), que el desempleo es mayor en la UE que en EEUU.


Un análisis riguroso del mal llamado modelo liberal estadounidense, muestra que su éxito en su crecimiento económico se debe primordialmente a políticas públicas de tipo keynesiano, tales como:

  1. Un déficit del gobierno federal que alcanzó durante la Administración Bush el equivalente a un 5.4% del PIB. Es decir, EEUU no respetó el criterio de Maastricht que se fijó para el interior de la UE.

  2. Una política de intereses bajos por parte de la Reserva Federal (FED), el banco central privado de EEUU, que se ha mantenido por mucho tiempo y que se ha modificado sólo hace unos meses, contrastando con la política de intereses altos que ha caracterizado la política del Banco Central Europeo (BCE), que ha priorizado sistemáticamente el control de los precios y de la inflación sobre la función de estímulo de crecimiento económico

  3. Un gasto público federal que representa el 19% del PIB estadounidense, permitiéndole, no sólo el estímulo del crecimiento económico, sino también la reducción de las desigualdades regionales existentes en aquel país. La UE-15, sin embargo, no tiene en la práctica un Gobierno federal europeo: la Comisión Europea, al controlar sólo un 1,17% del PIB europeo, limita enormemente su capacidad de incidir en la economía europea y en la corrección de las desigualdades regionales de renta y de desempleo, que son mucho mayores en la UE que en EEUU.



En definitiva, hace falta gasto público, especialmente, cuando hace falta amortiguar el descenso del gasto privado. Eso lo saben EEUU y el mundo económico y financiero. Y, por eso, predican lo contrario. Porque no puede haber amos sin esclavos.


Y eso lo reconocen hasta los propios empresarios españoles, hablando de los recientes ajustes.


Con esta crisis, y visto que la gente tiene la fea costumbre de comer todos los días, dormir bajo techo, y pagar las facturas… y que para ello tiene que trabajar, el gobierno, sea del signo que sea, debe utilizar el gasto público.


Y si el marco actual no es el adecuado, se cambia.


De entrada, España debería abandonar las políticas regresivas, salirse fuera de este euro, y salirse fuera de la UE, de forma que se centre en estimular su recomposición interna.


Para que ese gasto público se use con sentido común, y sin desmanes ni despilfarro. Así, sí que se podría conseguir un estado de bienestar real.





El gobernador del Banco de España, el ínclito neoliberal Miguel Angel Fernandez Ordoñez, no nos cuenta eso.


Porque está, literalmente, “muy feliz” con la reforma laboral.


La, la, la…


Aún así, lamentó que tal reforma no fuera más ambiciosa, incluyendo flexibilidad en los convenios (es decir, que la empresas puedan saltárselos alegremente) y retirar las trabas a la temporalidad.


Pero Fernández Ordóñez no dice nada de fomentar el crédito a autónomos, pequeñas y medianas empresas, y rechaza la creación de un impuesto a la Banca… virando aún más a la derecha que la propia UE… Entendido. A los Bancos, ni tocarlos.


¿ Sorprendente ?


No tanto… si se parte del hecho de que Fernández Ordóñez fue directivo del FMI.



El futuro desarrollo de la reforma laboral mediante Proyecto de Ley y posteriores Reglamentos ahondarán en mayores profundidades… No hemos tocado fondo. Y luego, irán a por el grueso de las pensiones.


Entretanto…


Alegría.


La, la, la…


Ya llegó… La, la, la… la reforma laboral.






Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 66 seguidores

Anuncios