Posts Tagged ‘Indonesia

28
Mar
14

Antropoceno 2

Coliticos



¿Podemos confiar en que los gobiernos reduzcan el CO2?



No.


Desde luego, no al ritmo que sería deseable para minimizar el cambio climático y sus consecuencias sobre los hábitats humanos.


Ya existen tecnologías eficientes, en términos de Coste/Beneficio, para disminuir las emisiones.


Sin embargo, la mayor parte de las inversiones se dirigen hacia el descubrimiento y desarrollo de más recursos fósiles, convencionales o no.


Un estudio de Greenpeace demuestra que el 98% de créditos del Banco Mundial (BM) van a proyectos que agravan el calentamiento del planeta.


En lugar de contemplar el problema desde una perspectiva global y responsable a medio plazo, los gobiernos, hasta ahora, abanderan intereses locales, materialistas y efímeros.


Ponen barreras institucionales, dan incentivos inadecuados, favorecen los intereses creados, evitan crear agencias reguladoras efectivas, y dan información inexacta, sesgada o falsa.




Emisiones de CO2 desde 1980




Los países que más CO2 emiten, EEUU y China, no se han comprometido a ninguna reducción en base al Protocolo de Kioto.


Tampoco se han comprometido otros países que han registrado un rápido desarrollo, como India, Brasil, Indonesia o Vietnam… Y, al no estar obligados a reducir sus emisiones, se han convertido en los destinos perfectos donde los países desarrollados externalizan sus operaciones industriales.


Gran Bretaña, Francia y Alemania pueden presumir de que sus economías se han vuelto “más ecológicas”, pero, en realidad, el trabajo sucio lo están haciendo por ellos los países en desarrollo, que de paso emiten más gases de efecto invernadero de los que es capaz de reducir Europa.


De forma que China, EEUU e India, sin ataduras, suman prácticamente el 50% de las emisiones de CO2 a la atmósfera.


Es más: gracias a una filtración, sabemos que EEUU, que alberga al 4% de la población mundial pero emite el 25% del CO2, llevó en su agenda para la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP19) de 2013 celebrada en Varsovia, los objetivos de:
Minimizar la importancia de los daños y pérdidas del calentamiento global, promover los intereses privados en el Fondo Verde para el Clima [un instrumento para financiar a las empresas multinacionales], y retrasar los plazos para reducir las emisiones“.




COP 19 Compromiso 0




Es fácil adivinar que la cumbre COP19 terminó en otro sonoro fracaso de la lucha contra el cambio climático para la transición hacia un futuro sostenible.


Por ello, organizaciones y movimientos como Greenpeace, OXFAM, CSI, ACTIONAID, AMIGOS DE LA TIERRA y WWF decidieron retirar a sus delegaciones del evento.


Europa lidera las intenciones de reducción de emisiones de CO2 en el mundo, en efecto… al estilo neoliberal.


Y han creado un mercado bursátil de “Bonos de CO2“, asignando cuotas de CO2 a las empresas. Si una empresa no agota su cuota, puede vender ese sobrante a las empresas que sí rebasaron el cupo que les fue asignado.


Al amparo de este esquema de asignación de cuotas, el Sistema Europeo de transacciones de Emisiones (ETS) se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos en materia de especulación financiera.


Casi todos los Bancos europeos importantes, y la mayoría de las grandes corporaciones multinacionales de la Unión Europea (UE), están involucrados en esta especulación con “Bonos de CO2“, también llamados “Derechos de Emisión“.


Por eso, no sorprende que la Asociación Internacional de Comercio de Emisiones (AICE; en inglés, IETA), el principal lobby de los especuladores del mercado mundial de “Bonos de CO2“, haya sido uno de los organismos con mayor presencia en todas las conferencias sobre el clima.




Bobos de carbobo




En 2003, se compraron y vendieron bonos que sumaron 78 millones de toneladas de CO2; en 2005, aumentó a 799 millones de toneladas, con un valor de 9401 millones de euros, y en 2006 se comercializaron 1600 millones de toneladas por 22500 millones de euros.


Los países europeos dominaron este mercado del CO2 con el 86% de las compras.


Y eso que es falso el postulado que lo sostiene, porque las reducciones de emisiones no son equivalentes, y no se pueden intercambiar los derechos a emitir gases invernadero entre agentes tan diferentes como una planta termoeléctrica, una siderúrgica o una granja de cerdos.


Por lo tanto, las reducciones de emisiones correspondientes no pueden ser iguales, ni desde el punto de vista de equidad, ni desde el punto de vista tecnológico.


La UE, nacida de un núcleo de países con intereses en el carbón y el acero (CECA) anuncia que abanderará la “lucha” contra el cambio climático… sólo si “es razonable“.


“Razonable”… para la patronal europea BusinessEurope, que ya ha afirmado que un recorte del 40% en las emisiones de CO2 para el año 2030 sería excesivo, porque el resto de socios internacionales de la UE no están haciendo esfuerzos “comparables”.


Por cierto… Las organizaciones ecologistas creen que ese objetivo del 40% ni siquiera es lo suficientemente ambicioso como para frenar el cambio climático.




Incómodo CO2 Cómodos impuestos




Otro problema de fondo en la lucha contra el calentamiento global causado por la acción humana, es la tentación de utilizar a los concienciados para convertirlos en “tontos útiles” al servicio del poder político y económico.


Todos sabemos que a medio plazo el petróleo se acaba, y con él, la principal fuente de energía de nuestra civilización. Hay que cambiar de combustible y de tecnología, y eso… cuesta dinero.


¿Qué hacer?… Fácil. Si convencemos a los suficientes millones de personas de que son culpables de la destrucción del planeta, serán éstos quienes cargarán con el coste del cambio tecnológico.


Y ya está en marcha.




GCF al rescate




Así es como se ha creado el Fondo Verde para el Clima (FVC, en inglés GCF), al que los países han de aportar dinero.


Una vez conseguido, buena parte del FVC se destinará a aplicar las tecnologías de almacenamiento geológico del CO2 (“captura de carbono”, algo similar al sísmico Proyecto Castor de gas), una tecnología ineficiente que luego analizaremos, pero que propicia la corrupción de gobernantes de países en desarrollo: por un poco de dinero, permiten que sus territorios y compatriotas carguen con el CO2.


El turismo del desecho ya tiene precedentes. Por ejemplo: en 2011, la asolada y maltratada Haití recibió los restos de la incineración de la basura de todo un año de la ciudad de Los Ángeles (California, EEUU), a cambio de “ayuda monetaria y humanitaria” tras el terremoto que sacudió este país caribeño.




CO2mentera




Como buen mercado, el mercado del CO2 es un negocio para las fábricas, y una ruina para el Estado.


En España, por ejemplo, entre 2008 y 2012, ha resultado un enorme negocio para la industria “pesada”: cementeras, azulejeras, ladrilleras, etc.


Como han funcionado a medio gas por la crisis, han vendido sus derechos de emisión de CO2 no usados por 1279 millones de euros.


No parece se haya destinado para mantener a sus plantillas fuera del paro.


Mientras, en el mismo periodo, el gobierno español debe compensar el exceso de emisiones de los ciudadanos (que se ve son los “culpables”), destinando 1250 millones a comprar Derechos de CO2 en el extranjero.


Una vez más, se aplica la regla de oro del capitalismo neoliberal: “privatizar las ganancias y socializar las pérdidas“.


No sorprende que, en 2009, de los 144000 millones de dólares que se destinaron a los mercados de
carbono, sólo el 0,2% se dirigiese a proyectos concretos… El grueso se destinó a gastos de intermediación, consultorías, estudios, inversiones estilo “compra con vocación ambiental de tierras”…


Estas cifras encajan con la estrategia de presión de los lobbies que actúan en representación de las multinacionales implicadas.




Emisiones mundiales de CO2 en 2010 por sectores de producción




Por ejemplo.


El transporte marítimo mueve el 80% del volumen, y un 70% del valor del comercio mundial.


A su vez, la aviación civil soporta el 8% de la actividad económica internacional y, con sólo un 0,5% del volumen, mueve más del 25% del valor del comercio mundial.


El Protocolo de Kioto permite, gracias a la redacción de su Artículo 2.2, que ninguna nación se vea obligada, de forma individual, a reducir ninguna de sus emisiones en los sectores del transporte marítimo y la aviación civil.


Las propuestas de reducción no prosperaron por ir en contra de los intereses de las navieras, las compañías aéreas, el sector turístico, el comercio


Sólo hubo acuerdo para implantar un impuesto internacional… que se aplica al pasajero aéreo.




Emisiones mundiales del transporte


No se quiso poner en peligro el lucro global de estas actividades, cuyo coste medioambiental podría reducirse con alternativas de consumo locales o más cercanas.


Y estos 2 sectores, transporte marítimo y aéreo, sólo son responsables del 5% de las emisiones de CO2 mundiales.


Así que es fácil suponer la presión que ejercerán los lobbies de las industrias petrolera, nuclear, agrícola y forestal, para evitar que se acuerden medidas de reducción de sus emisiones, que son las mayoritarias.




Coches futuros




En cuanto a la responsabilidad de los países, y asumiendo un trato igualitario, los estados en vías de desarrollo se niegan a adoptar medidas al mismo nivel que los países desarrollados.


El futuro, a medio plazo, se juega en Asia.


En 2030, la flota de automóviles de China habrá superado a la de EEUU (que, a su vez, se habrá incrementado en un 60%), y en 2050, China tendrá casi tantos coches como todo el mundo tiene en la actualidad. E India “avanzará” también con una flota de 367 millones, 45 veces el número en sus carreteras congestionadas hoy.


El número de automóviles en todo el mundo crecerá desde los 600 millones de 2005 a unos 2900 millones en 2050.


Más aceromás carbón.


Muchos de esos vehículos serán de bajo precio (‘low-cost’), con lo que su consumo de petróleo no será “muy refinado“.


Quizá, en este contexto, el previsible consiguiente aumento del precio del petróleo actúe como paulatino efecto disuasorio.




Volutas polutas




Pero, entretanto, da miedo pensar en la polución del aire.


O en el terreno que se ganará para construir carreteras y autopistas a costa de la agricultura tradicional.


O, incluso, en coches eléctricos recargados con energía procedentes de carbón “limpio”, de centrales nucleares y de otras fuentes no-renovables.




CACa




En paralelo, oiremos hablar de “soluciones” tecnológicas que no son efectivas, pero sobre las que nos desinformarán para hacernos creer que lo son… o que lo pueden ser pronto.


Por ejemplo, la captura y almacenamiento de CO2 (CAC, en inglés CCS).


Se anuncia como un método práctico y de bajo coste que ya está casi listo para reducir las emisiones de CO2 de las centrales eléctricas.


Sin embargo, la mayoría de sus ensayos y proyectos piloto ya se han abandonado en (casi) todo el mundo.


¿Por qué?


Porque estos “prometedores” sistemas CAC consumen energía, lo que obliga a gastar más combustible, y por tanto, deviene en mayores emisiones de CO2 … En efecto: así, no tiene sentido aplicarlos.


Pero es útil divulgar su supuesta bondad: beneficia a quien lo va a desarrollar, y a quien podrá seguir emitiendo CO2 dando por sentado que en algún momento se conseguirá hacerlo viable.




CEO-dos




Ni el cambio climático es reversible… ni nos va a esperar.


Hay soluciones tecnológicas limpias, ya disponibles. Implementarlas, sólo requiere voluntad política.


Cabe pensar, parafraseando a Eduardo Galeano, que “si la naturaleza fuera un banco, ya la habrían salvado“.






(Continuará)



27
Sep
12

Pararratos 3




Rodrigo Rato, al frente del FMI, y con la ventaja del idioma, realiza varias giras por Hispanoamérica entre 2004 y 2006 para cambiar la percepción de la gente sobre el FMI y su responsabilidad en las desastrosas políticas macroeconómicas apadrinadas en la región.


Entre bambalinas, no duda en alentar a sus políticos a, en palabras del presidente argentino Néstor Kichner, “cambiar el bienestar del pueblo por el pago de deuda a terceros“.




Pero Rato no consigue contener la ola de cancelaciones anticipadas de la deuda contraida por muchos países con el FMI.


Lejos de aplaudir la decisión de pagar las deudas pendientes, Rato intenta convencer a los mandatarios para que “no cancelen la hipoteca“.





Lula da Silva, presidente de Brasil, narra la conversación con Rato sobre terminar de pagar la deuda pendiente:

Y ellos, los del Fondo, no querían. El titular del FMI, que era el español Rodrigo Rato, me decía: «Lula, no, no. No hace falta que nos pague, no lo necesitamos». Y yo les respondí: «, yo quiero pagarles, y les voy a pagar»“.



Como director gerente del FMI, Rato avala personalmente el propósito de la organización: actuar de prestamista, que, además de lucrarse, empobrece a los países para acceder fácilmente a sus recursos.




Eso es lo que hacen el FMI ó el Banco Mundial.


En palabras de John Perkins, un ex-francotirador financiero subcontratado como asesor por el propio FMI:

Mi verdadero trabajo era ofrecer préstamos a países… Préstamos tan enormes, que sería imposible devolverlos.

Por ejemplo, se concedían 1000 millones de dólares a Indonesia o Ecuador, con la condición de dedicar el 90% del préstamo a contratar a empresas estadounidenses... Empresas de infraestructuras, como Halliburton o Bechtel...

Esas empresas construirían estaciones eléctricas, ó puertos, ó autopistas…

Eso beneficia a unas pocas familias ricas del país... Los pobres se quedan con una enorme deuda, que no podrán pagar jamás.”







Cansados de verse inmersos en una espiral de pago de la deuda que les impide el crecimiento y acarrea la injerencia de terceros en su soberanía, ya nadie quiere recibir los préstamos del FMI.


Bolivia se rebela contra la subida del privatizado suministro de agua.


Ecuador realiza una auditoría de su deuda con el FMI, y descubre que se trata, en realidad, de deuda ilegítima, y declara el cese de pagos del 70% de su deuda en bonos.


Brasil, Argentina, Serbia, Indonesia, Uruguay, Filipinas y muchos otros, renegocian su deuda con el FMI, algunos amenazando con el impago (‘default‘), y anticipan la cancelación total de la misma.


Brasil se proclama liberado del FMI, pero Rato sigueaconsejando“: más autonomía al Banco Central, supresión de barreras comerciales





Néstor Kichner, presidente de Argentina, también se queja de que, pese a ya haber cancelado la deuda con el FMI, su director gerente Rodrigo Rato siga insistiendo en que se sigan las políticas económicas dictadas desde el FMI:

Voy a contestarle al presidente del Fondo Monetario Internacional, que ya no nos puede indicar lo que tenemos que hacer, que ya vimos cómo nos fueYa vimos cómo nos fue.”







El FMI se queda al borde de la insolvencia, al perder la mayor parte de sus ingresos, provenientes de los altos intereses de esos préstamos.


Turquía es el único cliente de importancia que le queda.


Rato empieza a considerar considerar mecanismos de financiación alternativos.


Ante la perspectiva de no poder justificar su existencia, y ni tan siquiera costear su propia estructura como organización, el FMI se orientará a dejar de prestar a los países de bajos ingresos.


Es una forma que decir que pone el punto de mira en sitios… como la vieja Europa.


El shock de la crisis subprime lo propicia.


El FMI retomará su papel de inversor bursátil y financiero, pero en países “viables“, en los que sea factible realizar operaciones de envergadura… en el futuro.


Porque, de momento, las arcas están vacías.







Y, en esas, el 27 de junio de 2007, tres años después de llegar al FMI para un mandato de cinco, Rato anuncia su dimisión del puesto de Director Gerente.


Alega: “he tomado esta decisión por razones personales“, y añadecircunstancias y responsabilidades familiares, en particular la educación de mis hijos“.


En el FMI, la postura oficial es de “sorpresa” y “nadie se lo esperaba“.


Tras abandonar de forma efectiva el FMI el 31 de octubre de 2007, Rato vuelve a España.







Apenas un mes después, el 4 de diciembre de 2007, un banco de inversión en horas bajas, Lazard, anuncia que Rato se incorpora a su estructura internacional a partir del 1 de febrero de 2008 en calidad de Director General Sénior.


Bruce Wasserstein, presidente ejecutivo del grupo Lazard, reconoce que Rato aporta abundantes relaciones en los sectores público y privado por su perfil en altos cargos financieros, y admite que su función será:

Abrir puertas, asesorar grandes fusiones y adquisiciones, aprovechar una agenda llena de políticos, banqueros y empresarios de todo el mundo.”





Además, el 11 de enero de 2008, el Banco Santander anuncia el fichaje de Rato para incorporarle a su consejo asesor internacional.

Lejos queda el caso judicial “Aguas de Fuensanta”, nombre de una empresa de Rato quebrada en 1999, por la que Botín pagó en lugar de ejecutar el preceptivo embargo tras la quiebra.







Consecuentemente, Caruana deja el FMI en la primavera de 2009, y se centra en el BIS, donde alcanza la cúpula al ser ascendido a Director General.









El 10 de enero de 2011, la Oficina de Evaluación Independiente (OEI) del FMI publica un análisis del comportamiento de esta institución durante el periodo de gestación de la crisis, titulado «El desempeño del FMI en el periodo previo a la crisis financiera y económica: la supervisión del FMI de 2004 a 2007».


Precisamente, los años de gestión de Rato al frente del FMI.


El resultado es una crítica devastadora, denunciando el nulo papel de la institución:

El FMI no previo la crisis, ni el momento en que se produciría, ni su magnitud (…)


He aquí el resumen:


Esta evaluación concluye que el FMI proporcionó pocas señales claras de advertencia sobre los riesgos y vulnerabilidades vinculados a la crisis inminente antes de que esta estallara. El mensaje general fue de continuo optimismo tras más de una década de condiciones económicas benignas y un bajo nivel de inestabilidad macroeconómica.


La creencia de que los mercados financieros eran fundamentalmente sólidos y de que las grandes instituciones financieras podrían sobrellevar cualquier problema que pudiera surgir, disminuyeron la necesidad urgente de hacer frente a los riesgos o la preocupación por la posibilidad de serias consecuencias adversas.


Tampoco se prestó la suficiente atención en la supervisión a los riesgos de contagio o propagación de una crisis en las economías avanzadas (…), pese a las discusiones internas y a las solicitudes presentadas a tal efecto por miembros del Directorio y otros.


Algunos de los riesgos que posteriormente se materializaron, fueron identificados en diferentes momentos, pero se presentaron en términos generales… sin una evaluación de la magnitud de los problemas, y quedaron oscurecidos por el tono en general positivo de la evaluación global presentada.


Estos riesgos no quedaron reflejados en el informeWorld Economic Outlook” (‘Perspectivas económicas mundiales’), ni en las declaraciones públicas del FMI.


El FMI vio la urgencia de hacer frente a los grandes desequilibrios mundiales en la balanza de pagos por cuenta corriente, que podrían desencadenar una recesión mundial, pero no estableció una vinculación entre estos desequilibrios y los riesgos sistémicos que se estaban acumulando en los sistemas financieros.”







¿Por qué el FMI fue incapaz de detectar los eslabones de la crisis, y actuar en consecuencia?




Los auditores señalan:


La capacidad del FMI para identificar correctamente los crecientes riesgos se vio obstaculizada por un alto grado de pensamiento de grupo, una tendencia general a pensar que era improbable una fuerte crisis financiera en las grandes economías avanzadas, y unos enfoques analíticos inadecuados.


Un débil régimen de gobierno interno, la falta de incentivos para integrar el trabajo de las distintas unidades y plantear opiniones contrarias, y un proceso de revisión que no lograba atar cabos o asegurar que se siguieran todos los pasos necesarios, también jugaron un papel importante.







Dicho de otra manera… unos “intereses creados” que obstaculizan, dificultan e ignoran el análisis de economistas e inspectores.


A pesar de cubrir los años de gestión de Rodrigo Rato como director gerente del FMI, el estudio no le nombra directamente, pero su presencia al frente de la institución durante el periodo analizado resulta obvia.





Rodrigo Rato no hizo un seguimiento a los análisis e inquietudes planteadas por Raghu Rajan en 2005 y 2006, pese a su cargo (Consejero Económico y Director de Investigación del FMI), a sus expertas objeciones y a los documentos (argumentarios, estadísticas y gráficas) aportados por él y sus colaboradores.


Como Consejero Económico y Director de Investigación, Raghu Rajan, dependía directamente, según el organigrama del FMI, del Director Gerente, Rodrigo Rato.


Esas opiniones no influyeron en el programa de trabajo del FMI ni en los documentos emblemáticos difundidos por la organización.


El informe es demoledor.


Pero Rato hace ya idem que ha puesto tierra de por medio, y no oye los truenos.


La publicación del informe pilla a Rodrigo Rato bien cubierto, al frente de la entidad financiera Caja Madrid desde hace un año.


(Continuará)

04
Sep
11

Tragedias griegas – 2 – Odisea






Presentamos el capítulo del documental “DEUDOCRACIA“, de Aris Hatzistefanou y Katerina Kitidi.


Aborda el concepto de “deuda odiosa“, entendiendo como tal aquella deuda que se contrae por los gobernantes de un país de forma ilegítima, ilegal y/o inconstitucional, contraviniendo por tanto los fundamentos del Derecho.


Aplicándolo, la Deuda deja de ser “eterna“.


La Banca presenta un “punto débil“.


Y, por eso, sus mercados emiten “cantos de sirena” de apaciguamiento, y se apresuran a conseguir que sus políticos impongan, en la Constitución de cada país, la obligación de pagar la Deuda, sea cual sea el origen y destino de ésta.





El documental está en idioma griego, español e inglés, con nuevos subtítulos en español revisados y actualizados.


Este es el enlace para el visionado: Deudocracia


[DEUDOCRACIA – 2ª PARTE]





Al igual que en Argentina, el objetivo no es salvar la economía sino, más bien, a los Bancos y a las grandes empresas.





El FMI ejerció una gran presión sobre Argentina para que pagase sus deudas.


Muchas de las deudas estaban infladas, porque fueron transferidas de grandes empresas y de algunos de los Bancos más grandes del mundo, al Tesoro público, en un proceso agilizado por el FMI.


Se han adoptado medidas de “estabilización” para evitar que Grecia quiebre y deje de pagar la deuda.


Esas NO son medidas para reducir la deuda.


Es más que evidente que la deuda seguirá aumentando rápidamente, no sólo a pesar de esas medidas, sino, además, como consecuencia de las mismas.


Las medidas buscan claramente proteger a los prestamistas, proteger a los Bancos.


En pocos meses, el Gobierno griego dará a los Bancos 108.000 millones de euros, que es casi la cuantía total de los paquetes de rescate que recibió del FMI y de la UE.


(Extracto del documental “Genocidio social“)


Cuando Argentina se enfrentó a una situación similar… varios de los responsables fueron castigados.





La imagen de los presidentes que abandonan el palacio presidencial en helicóptero aún atormenta al FMI y a sus cómplices.


(Consigna: “Igual que en Argentina, una mágica noche, veremos quién es el primero en subirse al helicóptero.”)


(Graffiti: “Rebelión contra el Empobrecimiento”)


Un año después de la intervención del FMI, Grecia desplegó un intenso programa de “simplificación“, “racionalización” y “limpieza“.


Los delegados del FMI, la UE y el BCE se establecieron en Atenas de forma permanente, dictando sus políticas con un documento inconstitucional.


(Habla Dominique Strauss-Kahn, Presidente del FMI)


“La reforma de las pensiones fue un hito, pero ahora debemos ajustar los salarios a la productividad.”


Hoy día, ¿qué es Grecia?





¿Un país libre?… Si.


¿Independiente?… No.


Nos han reducido a meros vasallos.


Libertad es una cosa, soberanía nacional es otra.


El problema es que nuestro país ha perdido su soberanía nacional.


(Titular: “Hambre y pobreza para 20 años”)





(Titular: “Cierran 1.056 colegios”)


En estrecha colaboración con sus prestamistas extranjeros, el gobierno se vuelve contra los ciudadanos, al adoptar duras medidas de austeridad.


El resultado es: pobreza, cierres y desempleo.


(Habla Nikitas Kanakis, presidente de “Médicos del Mundo – Grecia”)


Lo que ocurre en en el centro de Atenas es una crisis humanitaria.


Tiene todos los rasgos distintivos: personas que padecen hambre ó están sin hogar, que carecen de medicamentos y atención médica… Personas que sólo dan vueltas por las plazas…


No es muy distinto de lo que vemos en los países del Tercer Mundo.


Y eso que nosotros sólo tratamos con los más pobres entre los pobres.





Hay personas que aún mantienen algunos derechos de la Seguridad Social, pero que son insuficientes.


Como decía una mujer jubilada: “O comida, o medicina… Pero no puedo pagar las dos”.


Las medidas del gobierno no sólo empeoran las condiciones de vida de los ciudadanos.


Además, suponen una amenaza directa e inmediata para sus vidas.


(Habla Panos Papanikolaou, neurocirujano)


“Hasta ahora, TODOS los países ‘apoyados’ por el FMI han sufrido una brutal caída de la ‘esperanza media de vida’, es decir, del número medio de años que viven las personas.


Hay países donde, tras la terrible experiencia del FMI, el promedio de vida se redujo entre 5 y 10 años.


Con los recortes a los que enfrentamos ahora, es seguro que nuestra esperanza de vida se reducirá considerablemente.”





Los ciudadanos reaccionan.


El gobierno está rompiendo los más elementales principios de la democracia.


La penalización del uso de capucha, las detenciones injustificadas, y por policías que llevan capucha… son medidas propias de un régimen paramilitar.


(Pancarta:  “Esta <<liberalización del gas lacrimógeno>> nos deja sin dinero para la educación gratuita.”)


(Habla Alain Badiou, filósofo)


Las crisis siempre desembocan en medidas antisociales y antipopulares, que pueden ser especialmente duras.


Así es como el Capitalismo controla la situación.


Por supuesto, el Capitalismo debe conseguir que estas medidas sean aceptadas.





Para ello, emplea la violencia.


En respuesta a la alerta de tormenta financiera, la Democracia deja paso a la Deudocracia.


(Graffiti:  “Pobres, no os comáis unos a otros… ¡Comeos a los ricos, están más gordos!”)


La crisis capitalista provoca una devaluación general.


La devaluación del valor se debe a la especulación financiera.


Alguien tiene que pagar esta devaluación.


Sin embargo, los capitalistas no tienen la menor intención de pagarla.


No son, para nada, altruistas.


Pero, si los que causaron la crisis no están dispuestos a pagar, ¿por qué deberíamos pagar nosotros?


En el pasado, docenas de países han logrado rechazar las deudas no contraídas por sus ciudadanos, ateniéndose a normas del Derecho Internacional, tales como el concepto de “deuda odiosa“.





(“La historia de la deuda odiosa“)


Retrocedamos a los años 20′, con Alexander Sack.


Sack era ministro, y especialista en derecho de la Rusia zarista.


Tras la Revolución de 1917, dio clases en universidades de Europa y EEUU.


En 1927, se le ocurrió una idea brillante: el concepto de “deuda odiosa“.


Una deuda es “odiosa” si concurren 3 requisitos previos:

1. El gobierno del país recibe un préstamo sin el conocimiento ni la aprobación de los ciudadanos.

2. El préstamo se destina a actividades no beneficiosas para el pueblo.

3. El prestamista está informado de esta situación, pero se hace el tonto.





Las propuestas de Sack suenan progresistas, incluso revolucionarias…


Pero, en realidad, ese concepto ya había sido usado antes para servir a los intereses de una superpotencia emergente: los EEUU de América.





EEUU ya habían usado el concepto de “deuda odiosa” en 1898, cuando ganaron la guerra hispano-estadounidense, y se anexionaron Cuba.


Su problema era que, junto con Cuba, iba la deuda contraída por el régimen colonial español.


Y, dado que el colonialismo español había durado 4 siglos, desde 1492, cuando Colón llegó a América, hasta 1898… la deuda era muy elevada.


Por supuesto, los EEUU no tenían ninguna intención de pagar por los errores de regímenes anteriores, así que declararon que la deuda de Cuba era “odiosa“, y, simplemente, se negaron a pagarla.


Pero lo mismo había sucedido en México, unas décadas antes.


Cuando los republicanos derrocaron al emperador Maximiliano I, declararon que su deuda era “odiosa“.


Maximiliano había pedido enormes sumas de dinero, a tipos de interés excesivamente altos, para hacer frente a la sublevación contra él.





Como debía mucho a sus prestamistas, pero, sobre todo, al pueblo de México, fue condenado a muerte, y fusilado.


La mayoría de declaraciones de “deuda odiosa” de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la realizaron países subdesarrollados del continente americano.


En realidad, detrás de todas esas declaraciones de cese de pagos, se encontraba la misma superpotencia emergente: EEUU.


Y esta misma superpotencia trajo el concepto de “deuda odiosa” al siglo XXI.





Diciembre de 2002: la Casa Blanca está dando los últimos retoques a los planes de invasión y ocupación de Irak.


Pero, antes de iniciar del ataque, los estadounidenses se preparan para el día después de la caída de Saddam Hussein.


El Departamento de Estado sabe que tendrá que lidiar con la enorme deuda nacional de Irak.


Por eso, buscan declarar tal deuda como “odiosa“.


Un comité secreto propone que el primer gobierno provisional de Irak declare el cese de los pagos, con el pretexto de que el pueblo iraquí no tiene por qué pagar la “deuda odiosa” contraída por el régimen iraquí.


Ahora sí que está todo listo para el ataque





“Queridos ciudadanos, en estos momentos, las Fuerzas Armadas de los EEUU y sus aliados están llevando a cabo la primera fase de una operación militar para desarmar a Irak, liberar su pueblo y defender al mundo de un gran peligro.”




(Habla Éric Toussaint, presidente del Comité para la Abolición de la Deuda del Tercer Mundo-CADTM)


En marzo de 2003, EEUU y sus aliados invadieron Irak.


Tres semanas después, el Secretario del Tesoro de EEUU convocó una cumbre de sus homólogos del G-8 en Washington, y declaró que la deuda de Sadam Hussein era “odiosa“.


Dijo: “El régimen de Sadam es dictatorial, y su deuda debe ser rechazada…El nuevo gobierno de Irak debe quedar libre de la deuda de Sadam.”





“Las operaciones militares de campo han terminado. En la batalla de Irak, EEUU y sus aliados han salido vencedores.”


George W. Bush había ordenado al ex-Secretario de Estado, James Baker, que convenciese a la comunidad internacional de que la deuda de Irak era “odiosa“.


Baker reiteró que Saddam Hussein había malgastado el dinero de su pueblo en la construcción de palacios y en la compra de armas.


Los diplomáticos estadounidenses comprobaron que Irak debía miles de millones de dólares a Francia y Rusia por la compra de misiles Exocet y aviones de combate Mirage F1 y MIG.


En realidad, el proceder de Sadam Hussein no era muy diferente al de muchos líderes occidentales.


Para el mundo árabe, los palacios son como los Juegos Olímpicos para Occidente: una demostración de dominio económico y geopolítico.





La diplomacia estadounidense consiguió que se declarase “odiosa” la deuda de Irak, y el pueblo iraquí quedó exonerado de pagarla.


Sin embargo, Washington se dio cuenta de que había sentado un peligroso precedente.


Por primera vez en el siglo XXI, la mayor superpotencia había legitimado el concepto de “deuda odiosa“.





Así que decidieron ocultar este caso bajo la alfombra.


Los otros países respondieron:


“OK, vamos a reducir la deuda de Irak un 40% a través del Club de París, pero el concepto de “deuda odiosa” no debe volver a ser utilizado oficialmente, porque otros países podrían reclamar ese derecho.”


Por ejemplo, el Congo rechazaría la deuda de Mobutu, Filipinas se negaría a pagar la deuda de la dictadura de Marcos, y Sudáfrica se negaría a pagar la deuda del régimen del apartheid


Para evitar que se extendiera el concepto de “deuda odiosa” al siglo XXI, acordaron llamarlo “decisión especial sobre Irak.


Sin embargo, es obvio que se utilizó el concepto de “deuda odiosa“.




“Creo que sería un error que Irak siguiese endeudada por los pecados de un dictador derrocado”   (Obama, 22 de julio de 2009).


EEUU siguió ayudando a Irak a cancelar viejas deudas.


Pero nadie en Washington quería ni oír hablar de la expresión “deuda odiosa“.


Irak logró eliminar una gran parte de su deuda, con el apoyo de un imperio.


Pero hubo otro país que decidió alzarse, y enfrentarse al FMI, y a sus otros grandes prestamistas.


Consiguió demostrar que su deuda no sólo era “odiosa”, sino también ilegítima e inconstitucional.





Bienvenidos a Ecuador.




Ecuador podría haber sido uno de los países más ricos de Sudamérica.


Pero, desde el momento en que se descubrió petróleo, el país sólo conoció dictadores, pobreza, deudas y “francotiradores financieros“.





(Habla John Perkins, ex-francotirador financiero)


“Mi verdadero trabajo era ofrecer préstamos a países…


Préstamos tan enormes, que sería imposible devolverlos.


Y, por ejemplo, se concedían 1000 millones de dólares a Indonesia o Ecuador, con la condición de dedicar el 90% del préstamo a contratar a empresas estadounidenses.


Empresas de infraestructuras, como Halliburton o Bechtel.


Esas empresas construirían estaciones eléctricas, ó puertos, ó autopistas…


Eso da servicio a unas pocas familias ricas del país.


Los pobres se quedan con una enorme deuda, que no podrán pagar jamás.”




En 1982, Ecuador fue visitado por el FMI y por un “comité de sabios” que representaba a los grandes acreedores.


Ecuador se había visto forzado a pedir más y más préstamos para poder pagar los préstamos anteriores.





(Habla Hugo Arias, director del Comité Auditor de Ecuador)


Ecuador ha sido continuamente saqueado por el Norte.


Por ejemplo, desde los 80‘ hasta el año 2005, casi el 50% del presupuesto del estado fue utilizado para pagar la Deuda, y sólo el 4% se destinó a la atención de la salud400 millones para salud, 800 millones de dólares para educación, y 4000 mil millones de dólares para Deuda.


Estábamos matando a nuestra población.”







El pueblo ecuatoriano se sublevó.


Cuando Lucio Gutiérrez llega al poder, la política parece tomar otro rumbo.


Gutiérrez prometió beneficios sociales.


Se presenta casi como socialista, pero, en cuanto asume el cargo, pacta un nuevo acuerdo con el FMI y aplica medidas de extrema austeridad.





El pueblo le fuerza a irse en el mismo medio de transporte que usaron los presidentes argentinos: en helicóptero.


Cuando el Vice-Presidente Palacio sube al poder, comienza con buenas intenciones, pero pronto se somete a Washington.


Así que la gente acude al único político que se resiste a ceder a la presión internacional: Rafael Correa.





Correa había estudiado economía en Europa y EEUU, y sabía muy bien cómo se puede manejar al Banco Mundial y al FMI cuando se tiene voluntad política.


Ya como Ministro de Economía, en 2005, Correa había declarado que no era normal que los ingresos del petróleo se destinaran a pagar la Deuda.


Era injusto para la población.


Anunció que el 80% de los ingresos del petróleo se destinaría a mejoras sociales como la educación, la salud, y la creación de empleo, y sólo el 20% iría al pago de la deuda.


Entonces, el Banco Mundial declaró que, si esa ley se aprobaba, dejaría de hacer más préstamos a Ecuador.


Se trataba de una intromisión evidente del Banco Mundial en la política interna de Ecuador.


Correa declaró que no se aceptarían las imposiciones del Banco Mundial.


Correa optó por dimitir, en lugar de someterse.


Esta decisión le hizo muy popular.


La gente dijo:

“Este hombre decidió dimitir de ministro para defender la dignidad y los intereses del pueblo”.






Correa fue elegido Presidente en 2006.


Una de sus primeras decisiones fue expulsar al representante del Banco Mundial y pedir a la delegación del FMI que abandonara las oficinas del Banco Central de Ecuador.


Funcionarios del FMI, como Bob Traa, que más adelante llegaría a Grecia, ya habían sido tachados de “indeseables” por el pueblo del Ecuador.


(Habla Rafael Correa, Presidente de Ecuador, 2006- )

“Esta burocracia internacional… incompetente y deshonesta, tendrá que respetar a nuestro país…Por eso hemos expulsado al representante del Banco Mundial del país, y nos reservamos el derecho de iniciar las acciones legales pertinentes por los perjuicios causados al país… Además, nos reservamos el derecho de calificar como “ilegal” la Deuda que tenemos con el Banco Mundial.”






Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 66 seguidores