Posts Tagged ‘inflación

22
Dic
14

Virtualidades 6

Misako Unakaka


Uno de los problemas de fertilidad de Japón es la edad del matrimonio.


Las mujeres japonesas comenzaron a asistir en mayor medida a la universidad en la década de 1970, retrasando, por tanto, el matrimonio.


Consecuentemente, en el año 2000, la edad media del primer matrimonio para las graduadas universitarias ya sobrepasaba los 30 años.


Al principio, estas mujeres simplemente pospusieron la maternidad; luego, simplemente… abandonaron la idea.


Hoy día, las mujeres japonesas con estudios universitarios tienen, en promedio, apenas 1 hijo durante su vida… Muy lejos de la tasa 2 de mantenimiento poblacional.


Y, cuando se quedan embarazadas, el 60% de las trabajadoras abandona su empleo… Una cifra enorme comparada con otros países desarrollados y desiguales como EEUU, donde el abandono es del 30%.




Yohago Mikola




Otro de los múltiples problemas a que se enfrentan las madres japonesas es encontrar una guardería, pues la demanda supera en mucho a la oferta disponible.


Menos de un tercio de los niños japoneses menores de 3 años acude a guarderías; muy pocos, en comparación con el 63% que sí lo hace en Dinamarca, el 43% de Francia, o el 40% en EEUU.


Y, cuando los hijos dejan la guardería, la cosa tampoco mejora… Los profesores exigen mucho, esperan que las madres vayan prácticamente todos los días a la escuela, y demandan su participación en un sinfín de actividades.




Tekito Lobono




En Japón, la incorporación de la mujer como fuerza de trabajo, frente a lo que se pudiera pensar, ha reafirmado su condición de inferioridad, pues, desde el comienzo se la consideró como un sujeto al margen del sistema de empleo japonés, reservando para el varón las ventajas: el empleo vitalicio, los aumentos de sueldo por antigüedad, las bonificaciones, la formación interna, la protección sindical, el acceso a la alta dirección


Y el sueldo: la mujer japonesa media gana solo el 52% de lo que gana el varón japonés medio.


Esa diferencia es la mayor de todos los países “desarrollados“, e incluso superior a la de países “en proceso de desarrollo“.


Pese a hacer más horas que el hombre.




Tulomo Separte




Típico cuando accedes al empleo precario que surge tras despedir a hombres que tenían contratos fijos con protección laboral, y, por ende, resultaban más “caros” a las empresas.


Japón fue el primero de los países de la historia reciente que sufrieron un crash de burbuja inmobiliaria , para, a continuación, aplicar políticas económicas de recorte que no funcionaron, sumiendo al país en un período de estancamiento económico pero con inflación (“estanflación“) que dura décadas.




Precariedad del empleo en Japón




En Japón, de un sistema caracterizado por el predominio de trabajadores con contrato indefinido y a tiempo completo, contratados de manera casi inmediata al finalizar sus estudios de secundaria o universitarios, se ha pasado a un sistema donde predomina la figura del trabajador a tiempo parcial y con contrato temporal.


El “modelo” occidental de “contratación y despido“.




Tusako Nokupa




La presión del sistema la sufren tanto los hombres como las mujeres.


Abundan los casos de trabajadores varones que, careciendo de suficiente sueldo para pagarse un apartamento, alquilan cubículos en “cibercafés 24 horas”para vivir.


La tasa de suicidios de trabajadores masculinos es altísima… En 2011 ocupaba el lugar mundial.


Dudoso honor, máxime teniendo en cuenta que Japón figura como una de las primeras potencias económicas del mundo.


Entre los hombres se producen casos de muerte por agotamiento en el trabajo, por sobrecarga y por exceso de horarios, como resultado de una aplicación extrema de modelos regidos por el principio ideológico del kaizen (“progreso”), que exige del trabajador más que su participación, su entrega absoluta y su superación continua.




Laketiene Keservir




Pero no cabe duda de que la mujer sigue desempeñando un papel social secundariotambién, en el trabajo.


Las japonesas sufren mayor inestabilidad laboral que los japoneses.


Eso, supuesto que las contraten, y el empresario no prefiera a una persona que no pueda quedarse embarazada.


De hecho, Japón aparece en el puesto 101 en la lista de 135 países analizados en el informe global sobre igualdad de género del Foro Económico Mundial (WEF) de 2012, que mide cómo se distribuyen recursos y oportunidades entre los hombres y las mujeres… Sólo 4 puestos por encima de India, el peor país del G-20 para ser mujer, según un estudio de la Fundación Thomson Reuters.


El 11% de las mujeres casadas son pobres.


En Japón, la feminización de la pobreza también aparece por el abandono, la incapacitación o el fallecimiento del marido.


A su vez, la mitad de las divorciadas se ve inmersa en una lucha para llegar a fin de mes, y la mitad de los hogares de madres solteras en Japón vive bajo el umbral de la pobreza, resultando que el país ocupe también los puestos más bajos de las clasificaciones de la OCDE.




Feminización japonesa de la pobreza




1 de cada 3 mujeres de entre 20 y 64 que viven solas, son pobres.


La pobreza femenina es un mal endémico en la sociedad japonesa debido al papel secundario que tradicionalmente ha desempeñado la mujer.




Tekomo Toito




Hasta hace pocas décadas, las japonesas debían caminar tras el hombre a una distancia de 10 pasos.


Y cualquier hombre japonés podía divorciarse de su esposa por ofensas tan triviales como el hecho de que hablase demasiado. La mujer sólo podían promover la separación si su marido cometía delitos graves.


Las mujeres no pueden ser maestras en la preparación del sushi, el popular plato de cocina japonés; las razones que dan los maestros son éstas: las mujeres menstruan, llevan perfume y maquillaje, se les haría muy arduo, tienen las manos pequeñas, y sobre todo, porque esas manos son “demasiado calientes para manejar el arroz“…


Entre prejuicios y falsedades, se vuelve a constatar la apropiación masculina de los trabajos más prestigiosos, y la exclusión cultural de las mujeres.




Kimona Supaya




En la naturaleza, cuando uno de los sexos invierte considerablemente más que el otro, aquel se vuelve más selectivo, obligando a los miembros de éste a competir entre sí para poder aparearse. Y, cuando ambos sexos invierten lo mismo, la selección sexual opera de manera similar en los dos sexos.


Pues bien… En Gran Bretaña, tienden a buscar pareja primando la seguridad financiera y el rango social más las mujeres que los hombres, en una proporción de 3 a 1.


Y, en Japón, la proporción es de 31 a 1.




Tejuro Temaldigo




Las denuncias de violencia doméstica en Japón durante el primer semestre de 2012 se incrementaron un significativo 46,3% respecto al mismo periodo del año anterior.


Pero, en realidad… Ninguna mujer o niña del mundo está completamente a salvo de sufrir violencia y abusos.


(Continuará)



Anuncios
27
Mar
12

Apaga y vámonos




El ministro de Industria, Energía y Turismo del gobierno de España, prepara una subida general del recibo de la luz.


Otra más.


Lo ve como la única solución al déficit de 24.000 millones de euros que le reclama el sector eléctrico tradicional (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.ON y HC).


Este oligopolio ya consiguió que un gobierno anterior del Partido Popular (PP) aprobara la Ley 54/1997 y las compensara por una posible bajada de los precios por la liberalización del sector impuesta por la Unión Europea (UE).


Pero los precios no bajaron (por cierto… son de los más altos de la UE)… Así que, además del blindaje, ganaron dinero.


Y, además el oligopolio eléctrico dice que se les debe una deuda, por haberse congelado las tarifas… El dichoso déficit de los 24.000 millones.


Un déficit que no es tal.


Esa espiral de “deuda” no tiene nada que ver con los costes de producción de la energía.


Se basa en unos cálculos realizados por las propias empresas productoras de electricidad, mezclando los distintos tipos de energía tradicionales (procedentes del carbón, petróleo, gas natural, hidroeléctrica…) y tasándolas al precio más caro de todas ellas.


Es como si vas al pescadero y le pides 1 kilo de sardinas, 1 kilo de merluza, y 100 gramos de percebes… Te lo pone todo en una bolsa, te lo pesa y te cobra como si fueran 2.100 gramos de percebes.


Así que, más que una deuda contraida, sería más bien un regalo… del Partido Popular (PP) al lobby energético tradicional.





El ministro Soria está asumiendo las recomendaciones sobre política energética de FAES, el think tank neoliberal que dirige el ex-presidente del gobierno, José María Aznar (PP).


Curiosamente, Aznar fue nombrado hace un año “asesor” por la eléctrica Endesa (cuya privatización él mismo concluyó en 1998), por unos módicos 200.000 euros anuales.


Todo un ejemplo de “moderación salarial“, para premiar una trayectoria que recuerda a la de su amigo y compañero de batallas (por lo que a Iraq se refiere), Tony Blair.


Claro, que Aznar no estará solo… La ex-ministra de economía Elena Salgado (PSOE) también ha fichado por Endesa, un destino ya antes acogedor para otro ex-ministro de economía, Pedro Solbes (PSOE), y…sí… para el actual ministro de economía español, Luis de Guindos (PP).


Fichajes de alto voltaje.


La susodicha ley de 1997, con su imposición de horarios de producción, forzó a que unas 50.000 empresas fotovoltaicas (en directa competencia con el oligopolio tradicional de la energía) se vieran abocadas a la quiebra.


La excusa del oligopolio energético tradicional es que la energía solar y eólica son caras respecto a la nuclear.





No es que las eléctricas tradicionales estén perdiendo dinero, precisamente… En 2010 obtuvieron un beneficio de más de 8.200 millones de euros, con un incremento del 8% respecto al año anterior… pese a la crisis.


Es un problema de posicionamiento: no han apostado por las energías renovables… y se sienten amenazados… como el vendedor de cables cuando llegó el Wi-Fi… Así que, obtener 24.000 millones de euros les dará fuerza para seguir “conectados“.


Entre las renovables, Abengoa es el mayor productor termosolar del mundo, y lidera el mayor proyecto mundial. Su punto fuerte: la innovación y la inversión en I+D+i.


Justo lo que los científicos e ingenieros reclaman como salida a la crisis al presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y que éste pese al fulgor propagandístico… no contempla.


De modo que, con los recortes, el proyecto de crear 100.000 puestos de trabajo con las energías renovables (una alternativa al ladrillo), se apaga, para dar brillo al lobby energético tradicional.


En un país donde los fabricantes de coches se marchan si no reciben subvenciones, donde la agricultura no existe sin subvenciones… y donde hasta la iglesia católica recibe subvenciones… se recortan las subvenciones para las renovables.


Eso sí que puede calificarse de actuación discriminatoria y no transparente.





El actual gobierno español no desea salga a la luz el lado oscuro de las eléctricas tradicionales .


Que fueron multadas por prácticas anticompetitivas en 2011.


Que cuesta lo mismo construir la termosolar Solucar que construir una central nuclear de tercera generación.


Que la energía nuclear recibió 40 veces más ayuda pública que la eólica.


Que reciben 15.000 millones de euros en subvenciones, anualmente, para la energía nuclear.


Que reciben 1.000 millones cada año para fomentar el uso del gas natural.


Que han cobrado miles de millones de euros indebidamente a los usuarios desde 1984, a los que añadir los que se están cobrando al “estimar” los consumos con los nuevos contadores de paso de la luz.


Las centrales nucleares ya están amortizadas, y se les va a sacar más jugo al conseguir que el gobierno amplíe su vida útil, por muy peligrosa que sea su tecnología.


Da igual los vertidos en el mar.


Da igual que aumente la tasa de leucemia infantil en las zonas próximas a centrales nucleares.


Da igual que las empresas que las explotan ahorren dinero en seguridad contra accidentes.





Por no hablar del problema de los residuos.


España había alquilado almacenamientos temporales centralizados de residuos nucleares de alta radioactividad (ATC) en Gran Bretaña y en Francia. Los contratos vencían, respectivamente, en 2010 y 2011, pero, al no poder asumir el retorno de esos residuos por no disponer de un lugar apropiado, el gobierno español ha venido asumiendo multas de hasta 60.000 euros diarios.


Unos y otros han hecho creer a la opinión pública que era obligación del estado, tanto pagar las multas, como constuir un ATC.


Y no era así.


¿ Qué pasaría si el gobierno no construyese el ATC ?…


Pues que habría que crear un almacén ó ampliar las piscinas de cada central nuclear, opciones que, según el gobierno, resultarían más caras… porque tendrían que pagarlo las eléctricas.


700 millones de euros (al menos), que se han ahorrado.


Por supuesto, el gobierno no ha incluido el coste del ATC en el circuito de “recortes presupuestarios” en serie.


Prefiere que paguen los de siempre… Mediante circuitos para-lelos.





Todo, para fomentar una energía que dicen limpia.


Podrían preguntar sobre ello al que limpia, o al que come y pisa Chernobil.


O poner su parte para reunir los 2.500 millones de euros que cuesta evitar los previsibles chernobiles de los países del Este de Europa.


Deben tener mucha confianza


Como la que da Fukushima y su “infabilidad“.


La misma confianza que transmiten las imágenes del ex-ministro Fraga bañándose en el “inocuoPalomares… cuando, ahora, sus herederos políticos dicen negociar con EEUU (50 años después) la limpieza de la zona…


Nos ven con pocas luces.





La energía es otro caso de escasez impuesta.


Pero las renovables han logrado que haya un superávit energético. En promedio, y salvados los picos de consumo, España exporta energía: unos 15.000 GWh año en 2010, y 20.000 en 2015, previendo unos 25.000 para 2020.


Está claro que la lucha del lobby energético tradicional con el lobby renovable es una pugna de intereses entre familias por el dinero, y por el poder para conseguir más dinero.


Pero hay cosas más trascendentes en juego.


Una, que la producción de electricidad tradicional, basada en combustibles fósiles es, a nivel mundial, la actividad que más dióxido de carbono (CO2) emite a la atmósfera: el 41% del total, en 2008.


Incluso si no crees que el cambio climático está inducido por la quema de combustibles fósiles, el agotamiento de éstos obliga a que, cuanto más rápidamente se industrialice el mundo subdesarrollado, más rápidamente deba desarrollar el mundo industrial un nuevo modo de producción.


La otra, es la tecnología de acceso a la energía en sí. En el fondo, el lobby energético tradicional y los estados temen que, en pocos años, la energía fotovoltaica y el agua caliente se abaraten, y cada consumidor o grupo de ellos sea autosuficiente en su casa y termine con los actuales privilegios.


Postulado por la “Teoría Hidráulica” de Karl Wittfogel, el peligro es tan cierto en el control del agua, como en el de la energía.


Sin una forma descentralizada y libre de acceso a los recursos y a sus tecnologías de explotación, es fácil perpetuar una tiranía con un mínimo de esfuerzo.


Y con un mínimo de inversión.





Actualmente, mientras boicotean a su competencia renovable, las eléctricas tradicionales se frotan las manos ante la perspectiva de utilizar minirreactores nucleares comercializando por EEUU, China, Rusia y Japón, porque, aún siendo instalaciones peligrosas, su despliegue requeriría una inversión financiera muy inferior a los costes nucleares tradicionales.


Eso no es precisamente, descentralizar.


Es perpetuar su control centralizado, a un menor coste.


Como si le faltase tiempo, el primer decreto-ley que aprobó el gobierno de Rajoy en 2012, el RDL 1/2012, establece una moratoria para las nuevas instalaciones de energías renovables.


Afecta, especialmente, a la eólica .


Es lógico. La eólica es la más competitiva… y su nombre le trae malos recuerdos al ministro Soria, que fue acusado de corrupción, cohecho, tráfico de influencias y prevaricación en varios casos, siendo uno de ellos el “caso Eólico” ó “caso Eolo“, no hace mucho.


Cuando suba el precio de la luz, subirán los precios de todo… Sí, el Metro también…


Toda una reacción en cadena.


Más focos para el escenario neoliberal, alumbrando un ciclo combinado de inflación y paro con un nivel de tensión e intensidad descomunales, pese a la resistencia.


Estos actores con reactores insisten en llegar al núcleo del error, con luz y taquígrafos.





Entretanto, a la gente se nos va encendiendo la bombilla.


Ante abusos similares, hay donde hasta han saltado los fusibles.


Para iluminarnos a todos, los pro-nucleares podrían dar ejemplo.


Que la claridad bien entendida, empieza por uno mismo.


A ver…


Si ese es el futuro que propugnan…


Podrían instalar los minirreactores nucleares en su propia casa.





La ubicación más lógica.


En cuanto a las pruebas de resistencia que promueve la “dúctilOIEAcualquiera podría superarlas.


Las simulaciones son claras.





Con la inspiración, llegaría la iluminación.






31
Ene
11

Vuelve Volcker




Paul Volcker ofreció apoyo moral al presidente del gobierno español, José Luis Rodriguez Zapatero, en la presentación de su “Informe Económico 2010“.


El famoso economista ha sido consejero de economía del presidente de EEUU, Barack Obama, hasta la semana pasada.


Desde finales de 2008, Volcker ha estado al frente del Consejo Asesor para la Recuperación Económica, y desde este puesto, ha acometido el llamado “plan Volcker” (también conocido como “regla Volcker“), una regulación sobre las actividades de riesgo de los bancos estadounidenses, base de la reforma financiera del presidente Obama, que desató la ira de Wall Street, al punto  que algunos banqueros afirmaron Volcker había perdido el contacto con la realidad económica actual.


Y es que el “plan Volckerimpide a cualquier banco que capte depósitos, tener inversiones financieras de alto riesgo (‘hedge funds‘) ni fondos devaluados (‘private equity‘). A los bancos se les permite ofrecer servicios de inversión a los clientes, pero no usar sus depósitos para obtener beneficios financieros de riesgo.


Con su presencia, Zapatero quiere utilizar la figura de Volcker para reforzar su imagen ante el electorado de lucha contra la Banca, dando a entender su apoyo a una regulación como respuesta a la crisis actual creada por el sistema financiero.





En el acto de presentación de su “Informe Económico 2010“, asistieron, no sólo Volcker, sino también la flor y nata de la Banca española, así como representantes de los principales bancos de inversión que operan en España (Deutsche Bank, Nomura, Citi, UBS, Goldman Sachs, BNP Paribas y Societé Generale).


Delante de todos ellos, el presidente del gobierno español puso de manifiesto su intención de completar la reforma laboral, reformar las pensiones… y acelerar la “reestructuración” de las Cajas de Ahorro.

En efecto, pocos días después, se anuncia que las Cajas de Ahorro españolas, entidades financiaras sin accionistas, obligadas a destinar sus excedentes a fines sociales, y actualmente en crisis debido al riesgo asumido en la burbuja inmobiliaria, a su atomización y a la perversa utilización política, no van a ser nacionalizadas para la reconstrucción de una Banca Pública, sino que serán reflotadas con dinero público, para, una vez saneadas con cargo al bolsillo de todos, ser despojadas y privatizadas en pro del lucro de unos pocos: la Banca, especialmente la extranjera (a precio de saldo)… con lo que se consiente y premia la usura de esa Banca, que está prestando dinero incluso al 15% a los empresarios que quieren poner en marcha actividades económicas para crear riqueza y empleo.


Una medida que el Partido Popular (PP) en la oposición, aplaude íntimamente, dado que en 2009 ya abogaban por “limitar ” la participación pública en estas entidades.


Y, pocos días después, el gobierno español, las organizaciones empresariales CEOE y CEPYME, y los sindicatos CCOO y UGT, llegan a un acuerdo para la reforma de las pensiones, consiguiendo que la media de reducción de las pensiones que percibirán los trabajadores jubilados sea de al menos un 25%, de forma que el estado dispondrá de 40000 millones de euros extra en los próximos años para engrosar el negocio de la Banca y los especuladores que operan para ella, en un penúltimo pacto social, innecesario y de dudosa responsabilidad.





Respaldados por el ideario de los neoliberales en la oposición, y la presencia de la Banca y de Volcker, los socioliberales del gobierno quieren hacernos creer que se trata de regulaciones necesarias en esos sectores, no de presiones de la Banca nacional e internacional.


Pero, si Volcker es partidario de la regulación financiera desde el estado, ¿ qué hacía en un acto de apoyo a la desregulación pública del estado ?


¿ Es el mismo Volcker que, en septiembre de 2009, dijo que “el sistema financiero de EEUU es insolvente y está quebrado” ?


¿ Cómo Volcker se queja de que el gobierno de EEUU haya tenido que nacionalizar la banca financiera privada para reflotarla, y avala con su presencia un acto donde el presidente del gobierno de España anuncia una medida similar ?


Si Zapatero presume de que la fortaleza bancaria española se debe a estar regulada, e invita a Volcker por ser un defensor de las regulaciones, ¿ por qué Volcker apoya con su imagen un acto donde se anuncia que se van a privatizar las Cajas de Ahorro, que concentran el 51% del ahorro de los españoles, exponiéndolo a manos de una Banca internacional con regulaciones menos rígidas o en pañales ?





¿ Bebe Volcker demasiado Johnnie Walker ?




La “solución Volcker”



Debido a que las reservas de oro de EEUU eran insuficientes para que el dólar jugase el papel de la única moneda “pilar” mundial en pleno despliegue de la superioridad militar de EEUU, el presidente Nixon anunció a un sorprendido mundo el 15 de agosto de 1971 que, desde ese día, EEUU incumpliría sus obligaciones respecto a los tratados internacionales de Bretton Woods, que obligaban a que la oferta monetaria (esto es, imprimir billetes de dólar) precisase del respaldo del oro.


Fue la culminación de un proceso histórico que, desde la época romana (“dinero” proviene del término latino “denario“), había venido devaluando el valor de la moneda en relación al oro, el metal precioso por antonomasia… Nerón realizó la primera devaluación, y Nixon acabó con la convertibilidad del dólar en oro.


Así que, desde 1971, el valor del dólar, ni se corresponde con las reservas de oro, ni está garantizado por el estado: es una moneda privada, emitida por los Bancos privados que componen la Reserva Federal (FED), la cual presta al estado para luego recuperarlo con intereses, eso sí, con cargo a nuestro bolsillo.


Entre los asesores más cercanos de Nixon, estaba un funcionario llamado Paul Volcker, entonces Secretario del Tesoro para Asuntos Monetarios Internacionales, que llevaba largo tiempo asociado a la familia Rockefeller.


Volcker fue el padre de la idea. La “solución Volcker” de desligar el dólar del oro, trataba de reconvertir a EEUU, de mayor prestamista del mundo, a ser el mayor deudor del mundo… y sin límite . Así, las finanzas estadounidenses y el dólar dominarían las finanzas mundiales.





Luego, fue fácil. Simplemente, la FED cerró el grifo del dinero, con lo que las monedas del mundo entraron en una fluctuación libre por la incertidumbre, acudiendo al dólar como moneda refugio. Pero el dólar ya no estaba respaldado por oro, sino sólo la por la “plena fe y confianza” en el gobierno de EEUU.


La “solución Volcker” fue tan simple, como destructiva para la salud de la economía mundial… pero perfecta para desplegar el complejo capitalista-militar de EEUU: la necesidad de dólares hizo que los países comprasen deuda estadounidense, a la par que EEUU se podía permitir endeudarse más y más…


Pero
a mayor déficit, mayor inflación.


Fue tan alta la inflación causada por la “solución Volcker“, que, ante el desplome exterior de la “confianza” en el dólar, en agosto de 1979, el presidente Jimmy Carter se vio obligado por los grandes bancos de Wall Street a aceptar… en efecto, al mismísmo Paul Volcker, como nuevo presidente de la FED, con la orden taxativa de preservar al dólar como moneda de referencia.


Volcker ejerció como presidente de la FED entre 1979 y 1987, bajo la presidencia del demócrata Jimmy Carter, y luego fue reelegido para el cargo en 1983 por el presidente republicano Ronald Reagan.


¿ Agradecidos, a ambos lados de la plutocracia ?… Pero, ¿ no era Volcker un regulador anti-Banca ?




El “plan Volcker”



Desde 2009 hasta su reciente dimisión, Volcker ha diseñado las lineas maestras de la reforma financiera auspiciada por el presidente Obama. Con el “plan Volcker“, ha intentado que los grandes bancos no utilicen los sistemas de protección de depósitos como plataforma para sus operaciones especulativas.


Pero el “plan Volcker” tiene agujeros por los cuales podría pasar un elefante:

  • Para empezar, sólo se aplica a las instituciones que manejan depósitos. Goldman Sachs o Morgan Stanley, por ejemplo, podrían eludir el “plan Volcker” y seguir adelante con sus operaciones especulativas si se deshacen de la pequeña base de depósitos que mantienen en la actualidad.


  • En realidad, el “plan Volcker” da permiso a los Bancos para mantener inversiones financieras de alto riesgo (‘hedge funds‘) y amplía el plazo hasta el año 2019 para gestionarlos como deseen, lo que significa que tendrán 9 años más de sustanciosos beneficios antes de tener que cerrar esa fábrica de riesgo. Enhorabuena a Citigroup, Morgan Stanley, JP Morgan, Goldman Sachs y Merrill Lynch.


  • Por otra parte, los Bancos van a poder seguir siendo dueños de fondos de cobertura y de otros fondos de títulos financieros, siempre y cuando las operaciones se hagan a nombre y por cuenta de sus clientes (en lugar de ser vehículos de inversión especulativa con recursos propios del Banco). Pero esto es peligroso. La crisis demostró que la línea divisoria entre operaciones a nombre de los clientes y con recursos propios de un banco, es muy tenue: en la crisis, muchos bancos grandes acabaron rescatando a clientes poderosos que habían salido “trasquilados” en operaciones de dudosa calidad. Ahora, los bancos podrán eludir el “plan Volcker” con tan sólo retirar su capital de los fondos de cobertura que manejan: de ese modo siempre podrán argumentar que todas las operaciones son de sus clientes.


  • De igual manera, el “plan Volckerno impedirá a los Bancos realizar operaciones especulativas en los mercados de futuros, de materias primas y ‘commodities‘. Sólo tienen que demostrar que se trata de operaciones por cuenta de sus clientes. De hecho, las empresas especializadas en este tipo de transacciones (como Trafigura, Glencore o Vitol), se verán beneficiadas por la exclusión de los Bancos en este sector. Muchos analistas piensan que, en la lucha por apropiarse de mayores parcelas de mercado, la volatilidad va a arreciar. No hay que olvidar que las alzas en precios de aceites y cereales hace 2 años estuvieron relacionadas con la actividad especulativa de Bancos, fondos, aseguradoras y otros grandes agentes en los mercados de futuros… La crisis por los altos precios de los alimentos puede agravarse próximamente.



La desregulación es sin duda una de las raíces de la crisis bancaria actual, pero también les ha hecho enormemente ricos. Así que, por diseño, la reforma que propone el “plan Volcker” debe ser tímida, demasiado como para que alguien piense que en algún momento contrarrestará el alud especulativo sin fin (especialmente, de la economía estadounidense)…


Como mucho, lo reconducirá. Y, en cuanto a  asumir menor riesgo… Bueno, en realidad, da igual que ahora se exija aumentar la provisión de capital (fondos propios y reservas, ‘core capital‘) al 8%… Con cualquier cifra menor del 100%,  siempre se estarán “apalancando“, siempre estarán jugando con el dinero de los demás, porque esa es la base de su negocio.


Las regulaciones de Volcker, el “sargento de hierro“, son dúctiles como el plomo… ¿ Está fuera de lugar decir “como era de esperar” ?.




Re-Volcker



En España, la economía se dirige a un estancamiento por crecimiento nulo y desempleo alto, al que se viene a sumar, por si fuera poco… una inflación alta, es decir, un aumento de los precios. En 2010 la inflación ha sido del 3%, debido sobre todo al aumento de los precios del petróleo y las materias primas, y las subidas impositivas (del IVA en julio y del tabaco en diciembre). Ya han subido, o se espera que suban, o sigan subiendo: energía (luz, gas, propano, gasolina, gas-oil), transportes, alimentos, seguros (son más caros, porque hay más robos)…


La palabra que define esta situación económica, es una palabra tabú para los economistas: estanflación.


En “estanflación” se combinan los términos “recesión” (estancamiento) e “inflación“, porque se trata de la situación económica que indica la simultaneidad del alza de precios, el estancamiento económico y el alto desempleo.





En economía clásica, la inflación se opone al desempleo: a mayor inflación, menor desempleo, situación que se describe con la curva de Phillips. La estanflación supone la ruptura de esa “ley económica“, porque coexisten el aumento de la inflación con el alto desempleo.


La estanflación, si ocurre, solo se da en situaciones económicas críticas… Es, digamos, “casi lo peor” que le puede pasar a una economía capitalista, y puede preceder a una época de “hiperinflación” , que se supone es “lo peor” que puede sucederle a esa economía. Al llegar la “hiperinflación“, se dan casos de acumulación y acaparación de bienes, principalmente, los bienes básicos para la pura subsistencia.


La estanflación se convierte en un arma de destrucción masiva dirigidas a los medios de subsistencia, no sólo de los pensionistas y de aquellos con ingresos fijos, sino también de los estudiantes, los desempleados, las familias, y casi todos los que tienen un empleo en la economía de producción.


Qué casualidad que aparezca Volcker.





Porque el mayor hito de la carrera de Volcker, por lo que mejor se le recuerda, tuvo lugar cuando era presidente de la FED.


Volcker se enfrentó a la estanflación.


Para reducir la galopante inflación provocada por las medidas adoptadas desde la etapa Nixon, subió escalofriantemente los tipos de interés hasta el 21,5%, aumentando así el valor del dólar, aunque ello impactase directamente sobre los países en desarrollo (latinoamericanos, africanos… España…). El aumento de los tipos ocasionó el incremento de los intereses que se cobraban por las deudas que habían contraido empresas y estados de todo el mundo, siendo común en la época recurrir a créditos para poder hacer frente a los pagos de préstamos anteriores… Este fenómeno recibió el nombre de “espiral de la Deuda”.


El efecto fue devastador. En los 80′, la subidas de los tipos de interés de Volcker provocaron la peor recesión de EEUU desde la década de los 30′, para las vidas de millones de estadounidenses de clase media y baja. Además, esta política supuso una sobreafluencia de capital a EEUU, dificultando enormemente la competencia de otros países, que pasaron a disponer de un menor capital.


Los más afectados por estas políticas fueron los estados latinoamericanos, que se vieron obligados a aceptar las políticas del Consenso de Washington si querían ser rescatados de esta “espiral” o “crisis de la Deuda” (otra más) que la subida de tipos originó, y se vieron sometidos a los terribles Planes de Ajuste Estructural (¿ suena familiar ?): la subida de interés no sólo allanaba el camino al neoliberalismo, sino que además, ampliaba el terreno sobre el que aplicarlo.


En este mismo sentido, los países africanos registraron un importante retroceso: en el año 2000, 24 países africanos tenían un PIB per cápita menor que 25 años antes.


Volcker causó la peor recesión desde la Gran Depresión… pero preservó el sistema capitalista y la primacía financiera estadounidense.





No parece casual que Zapatero invite al luchador anti-estanflacionista Volcker… porque estanflación es lo que se espera en España.


La subida de los tipos de interés “made in Volcker” puede volver a aplicarse.  Sabemos a quién sirve… y las consecuencias.


España no puede devaluar la peseta ni actuar con “Planes de Estabilización” porque nos metieron en el euro, sólo nos dejan actuar sobre la productividad, reducir las emisiones de Deuda, y alguna otra medida para maquillar nuestros ratios en la Unión Europea (UE). El premio Nobel de Economía, Paul Krugman, al comparar los problemas de Deuda de Islandia con los de Irlanda, dijo: ”A Islandia le ha beneficiado el hecho de que, a diferencia de Irlanda, sigue teniendo su propia moneda; la devaluación de la corona islandesa ha hecho que las exportaciones de Islandia sean más competitivas, y ha limitado la gravedad de la crisis”… En el caso español, la salida del euro, más que una posibilidad, sería una necesidad.


De modo que España, tampoco puede subir los tipos de interés unilateralmente, al estar la soberanía en su política monetaria entregada al Banco Central Europeo (BCE).



Pero cuando los suba EEUU... arrastrará a todo el mundo. Y es factible: en la situación actual, una vez sobresaturados los mercados globales, ya inundados de dólares, se puedan elevar las tasas de interés y los rendimientos de los bonos de Tesoro , para provocar una fuga masiva de capitales hacia EEUU y hacer estallar las burbujas de activos en los mercados emergentes.  De paso, provocaría además que las economías en desarrollo se viesen en la necesidad de aumentar aún más su Deuda… En fin, toda una reedición de la “espiral de la Deuda”.


Para más inri, se espera que el propio BCE suba los tipos de interés en la zona euro, porque dicha subida sería bienvenida en Alemania o Francia: el corazón del euro goza de buena salud en el empleo, está cerca de alcanzar el objetivo de déficit presupuestario de la Unión Europea (UE) y, tras un año de fuerte expansión de las exportaciones, se vaticina una sensible mejora del consumo doméstico…. Pero para el resto de países del euro, supondría una mala noticia, porque aumentaría su Deuda y la consiguiente refinanciación (Irlanda, Grecia, PortugalEspaña…). Cuando hace una década se vivió una situación inversa, y Alemania y Francia tenían apuros para salir de la recesión, además de dar pie a las primeras infracciones en el Pacto de Estabilidad, forzaron al BCE a mantener una política de tipos de interés favorable para ambas potencias, pero demasiado laxa para economías como la española o la irlandesa, inmersas entonces en un fulgurante despegue de la inversión (inmobiliaria, principalmente) y el consumo privado. La UE y el euro sirven a quienes sirven.


Ya suba los tipos EEUU, o la UE de Alemania-Francia, empeorará la vida de la clase trabajadora del resto del mundo. Pero la Banca seguirá ganando.


La solución a la estanflación es recuperar el suministro de materias primas. La estanflación se mitiga, bien por encontrar un sustituto a la falta de recursos, o bien aumentando la productividad económica y la eficiencia energética de manera se consiga una mayor producción con menos coste de recursos.


Por ejemplo, a finales de los 70′ ‘y principios de los 80′, la escasez de petróleo fue superada por el aumento de la eficiencia energética y el aumento de la producción mundial de petróleo. Este factor, más que los ajustes en la política monetaria, fue crucial para terminar con la estanflación.


Teniendo en cuenta que toda estanflación ocurre cuando hay especulación con las materias primas, que la especulación hace que el petróleo no deje de subir, que China e India precisan de  energía y materias primas, que el “plan Volcker” permite a la Banca realizar operaciones especulativas en los mercados de futuros, materias primas y ‘commodities‘, que las multinacionales de la alimentación manejan la producción y el acopio de alimentos para especular también con los precios (el propio Volcker forma parte del consejo de administración de la multinacional Nestlé), que España no puede devaluar su (inexistente) propia moneda ni competir en productividad con China… En el marco actual, no hay escapatoria a la estanflación.





La única salida sería salirse de este perverso sistema económico basado en el Dinero, e ir hacia una economía basada en Recursos.



La alternativa de gastar menos” no funciona, no ante el poder de una Globalización que opera a nivel mundial: es imposible competir a nivel global en bienes y servicios con países que sometan a seres humanos a trabajar por menos de un dólar al día. Así que no es de recibo adoptar reformas locales que tienden a reducir el de por sí precario ‘estado de bienestar‘ de la gente, sin además reducir el despilfarro… salvo que se persiga perpetuar el actual poder de unos pocos sobre la gran mayoría. Es más, cuando los “mercados” decidan ir a por este o aquel estado, por muchas reformas anti-sociales prometidas o en curso, no llamarán a la puerta… Simplemente, la derribarán… Tal es el poder de la Banca, y del sistema financiero que ha creado.


Y España no es sino otro caso más: la estanflación se repite en cada vez más países del mundo.


Objetivamente, el Capitalismo empuja hacia la estanflación: el empleo no se puede recuperar porque se fabrica en otra parte, pero la inflación amenaza siempre, aunque provenga de fuera por la especulación con las materias primas y los alimentos. Esta política de tierra quemada‘ sólo continúa adelante merced a la apertura de nuevos mercados y suministros de mano de obra, es decir… a través de la Globalización.


Visto así, la Globalización es una respuesta adaptativa temporal de la Banca para mantener su estatus… Unos se arrogan el papel de paraíso financiero. A otros, les toca, bien producir a coste irrisorio, y al resto, ser dejados de lado enfrentados a la estanflación, o directamente depredados.




Con V de Volcker



Volcker ha recibido críticas de Wall Street, que se revuelve con uñas y dientes ante cualquiera que ose insinuar poner coto a su depredación… No se paran a pensar que el veterano luchador es uno de los suyos. El dinero, ciega.


Volcker viene de ‘tour‘ a España buscando redención, el acercamiento y la reconciliación con Wall Street, y por eso apoya privatizaciones como las de las Cajas de Ahorro, y los encargos de estudios de “evaluación de políticas” y viabilidad financiera para el estado y para las desiguales autonomías españolas: son filones que engrosarán las arcas de las consultoras y la Banca estadounidenses, que vendrán, gustosamente, a ‘hacer Caja‘.





Volcker dimite, dolido, porque ya no precisan de sus consejosObama le sustituye por Jeff Immelt, republicano y presidente ejecutivo de General Electric (rescatada por el gobierno federal), para encabezar el panel de asesoría económica centrado en promover el crecimiento de la inversión empresarial.


El tal Immelt es, por cierto, un firme partidario de la externalización de los procesos de manufactura, pese a su terrible impacto en la clase trabajadora local. Pero Obama le prefiere en lugar de Volcker, porque así se atrae a sus críticos en un momento crucial: calentando los motores electorales, muestra al dividido país y al empresariado un sentido pragmático y menos ideológico, y, además, une a sus filas a alguien que puede ayudarle en sus relaciones con los republicanos en el Congreso.


La Banca mueve sus hilos para poner a cargo de las instituciones a sus presidentes, y así, pueden expander o contraer la oferta monetaria (fabricar o cerrar el flujo de dinero), y crear, abolir y modificar las normativas, según les convenga, para perpetuar y ahondar el saqueo y la soberanía de sus propios ciudadanos y de los del resto de países… desde Irán, a Haití… en una auténtica guerra contra la (verdadera) democracia.


Cuando Volcker afirma que “estamos en un sistema financiero dependiente del gobierno, nunca pensé que viviría para verlo… tenemos que luchar para salir de esa situación“, se refiere a que no cree que el estado deba rescatar Bancos de la quiebra por haberse expuesto excesivamente al riesgo.


Pero Volcker no quiere ser un aguafiestas, sólo defiende que la Banca financiera no corra riesgos para no poner en peligro la Banca comercial tradicional.





Puede que sea un veterano luchador, pero este no es el mesías-libertador que pone su coraje, saber y experiencia al servicio de presidentes que luchan contra la Banca: desde su más tierna juventud, era un acólito de la familia Rockefeller, y sigue a su servicio. Sólo quiere que no corran riesgos innecesarios que les pongan en peligro, y apoya retomar la función clásica de la Banca.


Porque cree en el Capitalismo… Además de economista, y de ex-presidente de la Reserva Federal estadounidense, es ya casi un banquero: trabajó en el Banco de la Reserva de Nueva York a los 25 años, y fue miembro fundador de la Trilateral.


Como protegido de la familia Rockefeller, ha trabajado largos años en el Chase Bank, y en el  Comité Fiduciario del Rockefeller Group, Inc. (RGI).


Y después de salir de la FED en 1987, se convirtió en presidente de la importante firma de banca de inversión y asesoramiento empresarial de Nueva York J. Rothschild, Wolfensohn & Co. (dirigida por James D. Wolfensohn, quien más tarde se convirtió en presidente del Banco Mundial. Desde octubre de 2006, es el Presidente de la influyente Junta de Síndicos, con sede en Washington. Actualmente, es presidente de la Junta de Consejeros de la Cámara Internacional de Manhattan.


Y, desde hace muchos años, Volcker asiste a las reuniones del grupo Bilderberg.


Dese su lucha por una Banca menos arriesgada, Volcker nos recuerda que las crisis se han planificado y las regulaciones modificado (con su propia participación), para que esa Banca pueda expandir sus beneficios, ramificándose y diversificándose como una hiedra se adosa a su huésped para extraerle el jugo.


Porque el Dinero es un veneno, y, el ánimo de lucro a corto plazo recorre todo el cuerpo social, así enfermo, buscando cualquier nuevo punto débil donde atacar…


Volcker teme que el ansia de dinero acabe con el enfermo, y quiere sacarlo de la UVI… pero no sanarlo.


La medicina que nos cure no se habrá de limitar a aliviar los síntomas.







Las aguas se calmarán.


Y, un día, Wall Street reconocerá que nunca podrá estar lo suficientemente agradecida a Volcker por hacer ganar dinero a sus mecenas, por lograr que el dólar fuese la referencia de la Deuda mundial, y por acometer una reforma tan liviana, que no evitará nuevas burbujas y crisis de contracción de crédito bancario… y le homenajearán.


Hoy por hoy, en este “teatrillo del dinero“, están actuando como una panda de arrogantes jovenzuelos desagradecidos.


Si Volcker no les infunde “confianza“, imaginemos lo que piensan del resto de nosotros.

28
Sep
10

SPQR




Desde el año de 508 aC, en que fue fundada la República de Roma, todos los monumentos que los romanos elevaron, llevaron las siglas latinas SPQR, que significaban “el Senado y el Pueblo de Roma”.


La palabra “Pueblo” no se correspondía en absoluto con lo que pudiéramos entender hoy día, porque Roma no incluía dentro del término “Pueblo” a toda la ciudadanía, sino tan sólo dos clases sociales: la de los patricios y la de los caballeros (‘equites’).

  • Los patricios eran los descendientes de los fundadores de la ciudad: un centenar de familias, que, naturalmente, acapararon las mejores propiedades, y que se consideraban algo así como “los dueños de la casa” con respecto al montón de gente que vino después, la clase de los plebeyos.


  • Con el tiempo, de los plebeyos se diferenció un pequeño grupo que se puede asimilar a la alta burguesía o clase media, muy fuertes desde el punto de vista financiero: los caballeros (‘equites’).



Cuando el último rey fue desalojado del poder, y se instauró la República, los patricios comprendieron que no podían quedarse solos contra todos los demás, y pensaron en tomar por aliados a los ricos caballeros, que, en el fondo, y como todos los burgueses de todos los tiempos, no aspiraban sino a formar parte de la aristocracia, es decir, del Senado (si los nobles franceses del siglo XVIII hubiesen hecho otro tanto, se habrían salvado de la guillotina).


El pueblo lo constituían, pues, solamente estos dos órdenes: patricios y caballeros. Todo el resto era plebe, y no contaba. Los plebeyos eran agricultores, artesanos, pequeños comerciantes, empleaduchos, y esclavos liberados (“libertos“)… pero no eran “Pueblo de Roma”; carecían de poder e influencia.


Con este planteamiento, es fácil prever que el primer siglo de la República de Roma estuvo enteramente ocupado por las luchas sociales entre los que querían ampliar el concepto de “Pueblo” y los que querían mantenerlo restringido para las aristocracias (la de la ‘sangre’ y la de ‘carteras llenas’).


Así, esa lucha comenzó en 494 aC, es decir, sólo 14 años después de la proclamación de la República, cuando Roma, atacada por todas partes, había perdido todo lo conquistado bajo la monarquía y, reducida a casi ‘cabeza de partido’, tuvo que conformarse con ser miembro de la Liga Latina en pie de igualdad con todas las demás ciudades.


Al final de aquella ruinosa guerra, la plebe, que había proporcionado la mano de obra para llevarla a cabo, se encontró en condiciones desesperadas. Muchos habían perdido los campos, que quedaron en territorios ocupados por el enemigo. Y todos, para mantener a la familia mientras estaban en filas, se habían cargado de Deudas.


En efecto, en Roma, existían el dinero, la inflación, los préstamos y, por ende, las crisis económicas planificadas.


¿ Qué podían hacer aquellos plebeyos para reclamar un poco de justicia ?


Comenzaron a agitarse por calles y plazas, pidiendo por boca de los más desenvueltos, que sabían hablar, la anulación de las Deudas, un nuevo reparto de tierras que les permitiese reemplazar la propiedad perdida y el derecho de elegir magistrados propios.


Pero las clases privilegiadas y su Senado hicieron oídos sordos a estas demandas.





Así que, grandes masas de plebeyos decidieron cruzarse de brazos, retirarse al Monte Sacro, a unos 5 kilómetros de la ciudad, y proclamar que, a partir de aquel momento, no aportarían ni un bracero a la tierra, ni un obrero a las industrias…y, lo más dañino… ni un soldado al ejército.


Estaban en huelga.


Finalmente, el Senado capituló. Canceló Deudas, restituyó la libertad a quienes habían caído en la esclavitud por ellas, y puso a la plebe bajo la protección de 2 tribunos y de 3 ediles elegibles por ésta cada año.


Fue la primera gran conquista del proletariado romano, la que le dio el instrumento legal para alcanzar también las demás por el camino de la justicia social.





No mucho después, Roma lograba la ley de las Doce Tablas“.


Fue otro éxito de los plebeyos: tras volver del Monte Sacro, no cejaron en pedir que las leyes no fuesen dejadas más en manos de la Iglesia,  que a su vez era monopolio de los patricios, sino que se publicasen, de modo que cada uno supiese cuáles eran sus deberes y cuáles las penas en que incurrirían en caso de infringirlas.


Hasta aquel momento, las normas en que se basaba el magistrado que juzgaba habían sido secretas, reunidas en textos que los sacerdotes conservaban celosamente, y mezcladas con ritos religiosos con los que se pretendía indagar la voluntad de los dioses. Si el dios estaba de buen humor, un asesino podía salir de apuros; si el dios tenía mal día, un pobre ladronzuelo de gallinas podía terminar en la horca. Dado que quienes interpretaban su voluntad, magistrados y sacerdotes, eran patricios, los plebeyos se sentían en clara indefensión.


Así, el Senado encargó a una comisión de 10 legisladores que redactasen el código o ley de las Doce Tablas, que constituyó la base, escrita y pública, nada más y nada menos, que del Derecho Romano, que es la base de los ordenamientos jurídicos contemporáneos.


Esta otra conquista lleva la fecha del año 451 aC, sólo 57 años después de la fundación de la República.


La letra P de las siglas SPQR comenzaba a tener otro significado.





Toda huelga general tiene como objetivo extenderse a todas las actividades laborales, y afectar al conjunto de trabajadores e incluso a otros estamentos sociales (estudiantes, jubilados, etc.).


La convocada el 29-S en España, surge como respuesta a la reciente reforma laboral.


Se puede argumentar, con razón, que llega un poco tarde.


Porque la reforma laboral ya está aprobada.


Solo podrá modificarse si otro gobierno la deroga o altera.


Es lícito pensar que tiene más sentido esperar y expresarse en las siguientes Elecciones Generales, previstas para 2012.





Claro que, con la actual ley electoral, el sistema consigue que votar a partidos de implantación nacional que no sean los 2 mayoritarios, minusvalore el voto del resto.


Pero, en realidad, la huelga general no se plantea contra las decisiones de este o cualquier otro gobierno títere de la dictadura de los mercados, sino contra los mercados mismos, y más concretamente, contra la que es hoy su principal arma contra la clase trabajadora española, europea y mundial: el sistema financiero.


Vista la delegación de la soberanía de España a manos del euro, la Unión Europea (UE) y la Banca, la huelga general del 29-S se justificaría no sólo en defensa de derechos económicos, sociales y laborales, sino frente a la tergiversación de la Democracia.


Así, la huelga ya no es una lucha exclusivamente obrera, sino una lucha de todos, porque, directa o indirectamente, a todos van a afectar las reformas, que, por cierto, forman parte de un paquete de medidas neoliberales que la UE trata de implementar vía Fondo Monetario Internacional (FMI). Con dicho conjunto de medidas, similar a los “planes de ajuste estructural” que el FMI imponía a los países latinoamericanos en los años 80’ del siglo pasado para sojuzgar a los países, tratan de imponer duros sacrificios, y hacer pagar al Pueblo por una crisis que éste no ha provocado, y que ya le está afectando seriamente.





Esta crisis no ha sido provocada por la inmensa mayoría de la población, sino por una pequeña minoría de especuladores ligados a la gran Banca que, con el pretexto del estallido de la “burbujainmobiliaria y financiera, la han trasladado a la economía real vía saqueo de las arcas públicas (con la colaboración de gobiernos cómplices) y la supresión drástica del crédito a empresas y familias, provocando miles de quiebras, y millones de parados.


El rescatar a la Banca no lo va a pagar la propia Banca. Quieren que lo paguen el Pueblo.



La reforma laboral es el primero de los ejes del ataque a la población.


De entrada, esa reforma mina el papel de los sindicatos.


Además, y en paralelo, se ha orquestado una brutal campaña de propaganda contra los sindicatos, en prensa e Internet.


Los especuladores que han creado la crisis exigen recortar salarios y derechos sociales, diciendo que los trabajadores vivían “por encima de sus posibilidades“. Los gobiernos aplican planes de ajuste contra los trabajadores… Pero la campaña se forma sólo cuando los sindicatos convocan una huelga general contra esos recortes.


Y es cierto que los sindicatos han actuado de forma excesivamente complaciente, firmando ‘pactos sociales’ que libraban de responsabilidad al gobierno de turno por las mermas sociales, pactando ERE’s a nivel autonómico o nacional, y beneficiándose de la gestión de la formación para desempleados.


Pero la explicación de los ataques tiene que ver con la hipótesis de una ofensiva en toda la UE contra el (muy básico en el caso de España) estado del bienestar.


El Partido Popular (PP) ya tiene puesta la vista más allá de la huelga general: espera ganar las próximas elecciones. Ese hipotético gobierno del PP sería el encargado de profundizar en el desmantelamiento del estado del bienestar y en el recorte aún más grave de los derechos laborales. Y para esa política, con un PSOE en la oposición después de haber dado los primeros pasos en esa línea, sólo queda un enemigo a tener en cuenta: los sindicatos.





Porque, hoy por hoy… los sindicatos son los únicos que pueden movilizar y sacar al Pueblo a la calle para defender sus derechos.


La campaña contra los sindicatos quiere facilitar las cosas a los que se aprovechan de la clase trabajadora, desmoralizar a los propios trabajadores, y dejarles sin armas de organización colectiva para responder a los recortes salariales y sociales.





Los otros 2 grandes aglutinadores de masas: los clubes de fútbol, y la Iglesia y cofradías católicas no han puesto el menor interés por defender al ciudadano, ni lo van a poner.


Y los sindicatos tienen tanta legitimidad para hacerlo como el que más. Suman tantos afiliados como los partidos políticos que dicen representar al conjunto de los españoles. Si 3’5 millones de afiliados son suficientes como aval de los partidos para presentarse a unas elecciones, 3’5 millones de afiliados también avalan a los sindicatos para representar así a los trabajadores.


Y es desde los sindicatos desde surge la mejor posibilidad de reconstrucción de la “izquierda social“, como salida política.


De ahí la importancia del éxito de la huelga general, como resistencia frente el ajuste neoliberal actual y previsible.





En España, uno de los colectivos de trabajadores más reivindicativos, con permiso de las organizaciones agrarias y ganaderas, viene siendo el de los mineros del carbón.


Resulta clarificador…


Los mineros son trabajadores de un sector “obsoleto.


Pero es que sectoresobsoletos” lo son todos los del país, porque se pide competir en cada momento con quien ofrezca, a nivel mundial (por aquello de la ‘Globalización‘), el menor coste de mano de obra, sin asumir responsabilidad alguna por el medio ambiente, cuando hay beneficios, ni por las consecuencias para las personas, cuando deja de haberlos.


Y, por eso mismo, todos los trabajadores de España y la UE ya están obsoletos. Hoy se ofrecen mejores costes de mano de obra para productos y servicios desde China, Argentina, Brasil… Pero, cuando dejen de ofrecerse desde esos países, aparecerán otros: India y Vietnam… Y luego, otros…



Y el rastro que se irá dejando es de pobreza y miseria, las raíces de los males del mundo.


Tendremos un mundo globalmente pobre.





En paralelo con el paro y los recortes de derechos sociales, asistiremos a otra oleada de privatizaciones, con la excusa de tapar el agujero de la Deuda.


Los gobiernos volverán a recurrir a la malventa de activos públicos para sanear las cuentas… que irán a parar a los de siempre, administrándolos gestores más preocupados por el lucro que por el servicio prestado.





En España, una vez avanzadas las privatizaciones en las áreas de salud y enseñanza, quedan, como bocados muy apetitosos, AENA (gestor de aeropuertos); el 20% de Red Eléctrica, el transporte de mercancías de RENFE (e incluso el ADIF, gestor de las infraestructuras ferroviarias), las cajas de ahorro (proceso ya iniciado), el agua (la Comunidad Autónoma de Madrid sacará próximamente a Bolsa el Canal de Isabel II), la lotería del Estado

Mientras tanto, el gobierno de EEUU nacionaliza empresas para salvarlas de la quiebra: la aseguradora AIG, el banco Citigroup, las automovilísticas General Motors y Chrysler… en contraste con las políticas que se aplican dentro de la UE. Estos romanos están locos.




En tiempos de la República de Roma, el Pueblo lo componían sólo los nobles y los ricos. En el Capitalismo actual, el Pueblo somos la Plebe: todos, menos los nobles y los ricos.


Los privilegios surgidos en ambas épocas son análogos, pues en ambas se lucha por el status basado en el juego de Dinero y poder.


Por eso, del mismo modo, los plebeyos de Roma se negaron a reconocer ninguna pertenencia natural a una casta inferior, e hicieron huelga.


De hecho, negarse a trabajar ha sido siempre la  única arma disponible para la Plebe.


Al menos, tenían una. Porque, por debajo en la jerarquía social, utilizados como la mano de obra más barata posible, y como base del sistema productivo, estaban los esclavos.


Los esclavos eran alojados, vestidos y alimentados por sus amos. Pero, en el Capitalismo actual, los esclavos pagan su propia manutención.




“La esclavitud posibilita la propiedad sobre el trabajo, pero obliga a tener que cuidar de los obreros, mientras que… el Capital controla el trabajo, gracias al control de los salarios. Y eso se puede conseguir, controlando el Dinero” (circular interbancaria de julio de 1862, contra el greenback, una nueva moneda libre de Deuda para EEUU).





Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 62 seguidores

Anuncios