Posts Tagged ‘miedo

30
Jun
15

Virtualidades 12

Tellevo Papeo




Al aumento de la integración entre personas y robots, le llaman “hibridación“.


Convivirán e interactuarán en cada vez más áreas; trabajarán codo con biela.


Se incorporarán prótesis robotizadas al cuerpo humano; piezas de recambio a falta de tornillos.


Habrá robots con forma de serpiente.


Con forma de araña.


O con forma de niño.




Miniyo




Dicen que no hay que fabricarlos demasiado parecidos a nosotros, porque cuando el robot se parece demasiado a un humano, la confiada aceptación se torna en abrupto rechazo.


Está por ver… porque el ser humano es muy adaptable.




Tokorto bakalao




Ya hay robots humanoides que son loados por mostrar una expresión facial.


Pero los seres humanos con mucho menos nos conformamos.


Taprieto Yteguta




En Japón se comercializa una “silla de los abrazos” para combatir la soledad.


No es tan siquiera un robot.


Es una muñeca que “se parece a una madre“.


Su contacto hace recordar lo que se sentía al recibir el “afectuoso abrazo” materno, algo que con el paso del tiempo “tiende a olvidarse“…


Todo un éxito de ventas… Especialmente, entre los ancianos que viven solos.


El fabricante sostiene que la mayoría de los pacientes que la han probado un tiempo prolongado, experimentaron una reducción de la ansiedad, el miedo y la ira.


No anda desencaminado.




Tesako Sonrisa




Está científicamente demostrado, como ya vimos, que dar y recibir abrazos ayuda al cuerpo a producir oxitocina, una hormona natural presente en la conducta sexual y en el sentimiento materno-filial, que calma el sistema nervioso y estimula las emociones positivas.


Así que no hace falta que las máquinas consigan replicar la calidad de las emociones humanas.


Nosotros llenamos la diferencia.


Somos tan adaptables, que nos autoengañamos con suma facilidad, para conseguir paz de espíritu.




Temiro Sitemueve


Que un bebé reconozca un ser de entre varios objetos, no suele deberse a la similitud visual con una persona… Los bebés reconocen como “humana” la capacidad de interactuar socialmente, no la apariencia.


Da igual lo humano que pueda parecer… Es la socialización del robot la que hace que el bebé le trate como a un ser.


Aunque “una vez que uno aprende cómo funciona un robot, ya sabe cómo funcionan todos“, su software no deja de avanzar para articular gestos, pestañear… Interactuar con el espacio que les rodea.


Les hacen más humanos.


Otra cosa es el “problema” de la conciencia de uno mismo, y la inteligencia.


El Test de Turing es una prueba propuesta en 1950 por Alan Turing para demostrar la existencia de inteligencia en una máquina.


Sea o no la prueba idónea, dado el aumento de su capacidad de procesamiento… es una cuestión de tiempo.


Al ritmo de los algoritmos.




Tekasko Lokesea




Ya hay programas que consiguen imitar conversaciones humanas (‘chatbots‘).


Y se saben chistes.


No es noticia que un programa inconsciente, sin ninguna inteligencia identificable, logre engañar a sus interrogadores.


No es que éstos sean ingenuos.


En el contexto apropiado, los humanos pondremos lo que falte para lograr socializar.


Aún se considera difícil que un robot tome conciencia de sí mismo… pero se le puede programar para que lo parezca.




Temiro Ynoveo


Conforme los robots entran por la puerta de la socialización, los humanos saltan por la ventana.


Un investigador japonés ha inventado unas gafas para fingir sentimientos; con ojos falsos, sirven para ocultar las emociones, evitando que los ojos delaten los sentimientos.


Perfectas para traducir la dicotomía entre lo que se muestra y lo que realmente se piensa.


Un robot podría pensar que se trata de humanos imitando ser humanos.


Pero no.


Es también un comportamiento humano genuino… En este caso, una sofisticada forma de adaptación defensiva frente a una sociedad agresiva construida para fomentar el lucro y la explotación de unos sobre otros.


Lo que, en el reino animal, viene a ser un mimetismo defensivo.




Tetoko Terompo


Se pregona por doquier que el ser humano es “el animal más inteligente“.


Está por ver. De momento, no acaba de usar la tecnología para preservar a todos y cada uno de los miembros de su propia especie.




Tusako Tepongo




Y si a alguien le choca que los robots puedan mejorar las relaciones humanas poco satisfactorias, puede reparar en las mascotas.


La función de las mascotas no es otra que sustituir a los seres humanos.


Sí. Como los robots.


Las mascotas ayudan a superar el anonimato y la falta de comunidad, haciendo mucho más llevadera la vida.


Proporcionan a muchísima gente un motivo, en forma de ser vivo, para volver a casa.


Reemplazan a maridos, esposas o hijos ausentes o poco cariñosos, llenan el vacío hogar y alivian la pesada carga de la soledad en las sociedades post-industriales; máxime, para la gente que vive sola, en las grandes ciudades y/o en la vejez.




Tesigo Alrato




Pueden entretenernos como consumados comediantes, formarnos en biología y robótica, ponernos en forma como entrenadores deportivos, relajarnos, querernos


Las mascotas pueden hacer todo esto sin imponer el maltrato y los castigos que propinan los seres humanos “reales” atrapados en relaciones altamente competitivas, estratificadas y explotadoras.


Por todo ello, a las “mascotas” se les llama “animales de compañía“.


Para sustituir del todo a los humanos, las mascotas tendrían que poder comunicarse, pero, afortunada o desafortunadamente, no pueden sostener realmente una conversación.


Pero escuchan, y, como bien saben psicoanalistas y sacerdotes católicos, las frustraciones y la angustia se alivian por el mero hecho de tener a alguien que nos escuche… o que aparente escucharnos.




Maskota Teamo




Los robots escuchan… pero también pueden hablar, y cada vez mejor.


Las razones para tener robots de compañía en casa podrían ser las mismas que para tener una mascota, con la ventaja de que no se esclaviza a un animal en una jaula de hormigón.


Teniendo en cuenta que las grandes ciudades ya no tienen espacio para las mascotas, no extraña que se agote en las tiendas y haya colas para adquirir un Pepper, el robot “con corazón“, capaz de comunicarse con personas y de interpretar sus emociones.


Para sustituir a los seres humanos reales en derredor, sus dueños les preferirán para llenar sus carencias sociales en relaciones cálidas, apoyo mutuo y amor.




Telate Porarte




Los robots no son la solución.


Son otra respuesta a un mismo problema.


¿ Miedo porquelas máquinas no tienen escrúpulos ?”


Depende de quien las controle. Depende de cómo se programen.


Como los perros guardianes… según su educación.


Como sus propios amos… según la ocasión.


La mayor amenaza para la especie humana no son los robots, ni tan siquiera los marcianos: es la propia raza humana.




Temiro Konmiedo




Nosotros hemos creado las armas de destrucción masiva… y los hemos puesto en manos de “androides” egoístas a los que no puedes distinguir, porque viven entre nosotros, piensan como nosotros… pero prefieren que sangremos nosotros, y no ellos.


Son como geminoids, marionetas de alta tecnología, de carne y hueso, guiadas por el control remoto del afán de lucro despreciativo del sufrimiento ajeno, insensibles enfermos por golpes cerebrales o por maltratos conductuales que se comportan como psicópatas desaprensivos.


No es nuestra “estupidez innata” ni nuestra “arrogancia irresponsable”.


Son los “intereses” de unos pocos los que deciden que las máquinas sirven para ahorrar trabajo humano, mientras se despreocupan de las consecuencias para quienes pierden su empleo.




Temiro Teveo




Los humanos somos, en efecto, “cíborgs tecnológicos”.


Pero aún parecemos máquinas idiotas, porque, ante la tesitura de “evitar el sufrimiento humano“, vemos cómo la decisión óptima elegida históricamente es “matar a la gente“.


Por qué los robots habrían de respetar las 3 leyes, cuando sus programadores humanos no las aplican entre sus congéneres…


Dan más miedo los humanos roboides (te roban la vida), que los robots humanoides.


Todos, máquinas.


Deambulantes.


Controladores, controlados y controlables.





Anuncios
25
Feb
15

Virtualidades 8

Suboka Magrede




Derechos torcidos, y retorcidos.


Muchas veces, el maltratador provoca el conflicto: lo busca, para “descargar” su frustración.


Socialmente, su actuación se suele considerar un asunto de índole privada y personal. No perciben la presión. No se sienten cuestionados ni estigmatizados. Su acción carece de repercusión.


Se añade sumisión a la posesión.




Kiyoshi Okubo




Y el problema se retroalimenta: el 81% de los agresores aprendieron esta conducta en una familia “tradicional” patriarcal, donde, o habían sido maltratados durante su infancia, o habían sido testigos de la violencia familiar.


Es la semilla de un engendro.


Todos los “asesinos en serie” sufrieron malos tratos en su niñez: tortura física y sexual, o una humillación extrema, o maltrato emocional… Aislados del contacto social pleno, liberados así de escrúpulos de conciencia, poseídos por un infantil egocentrismo egoísta carente de empatía y necesitado de autoafirmación (“narcisismo“), colocan sus sórdidas necesidades por encima de todo, y, eventualmente, cruzan el umbral.


Igualmente cierto es, que ningún “asesino en serie” surge de un hogar feliz y saludableTodos ellos son fruto de hogares disfuncionales.




Misako Mekita




Las personas no aprenden tanto de sus propias conductas, como de la observación de la conducta de los demás.


Y, aunque podamos aprender conductas nuevas, no las pondremos en práctica, a menos que exista una razón para ello…


¿Como para avasallar a una novia o esposa, madre o no, criada y compañera sexual siempre, para que sirva de punching ball doliente y pague los platos rotos permanentemente?


Trata de esclavas.




Nomemire Tanasolo




La dependencia económica de la mujer de los ingresos que aporta el varón es, a menudo en una losa adicional a la espiral de miedo, angustia y vergüenza en que se sumen las víctimas.


Bajo una coyuntura de crisis económica, las mujeres se separan y se divorcian menos, porque tienen menos recursos económicos.


Y por eso disminuye el número de asesinatos: el peligro de sufrir una agresión aumenta cuando abandonan a sus parejas.




Hay para todas




Las cifras son escalofriantes: 1 de 3 mujeres de Japón sufre violencia doméstica.


El 98% de las denuncias de violencia doméstica tiene a una mujer como víctima.


El matrimonio les sirve el vendaje en bandeja.


No son las únicas.




Nogiro Nimiro




La cultura europea clásica siempre mostró una fuerte misoginia.


Platón consideraba a las mujeres una degeneración física del ser humano, y Aristóteles las describía como ‘varones estériles’ incapaces de preparar su fluido menstrual con el refinamiento suficiente para convertirlo en semen (“semilla”).


En la Atenas clásica, las mujeres acomodadas no podían tener propiedadesEllas eran propiedad de su marido. Vivían recluidas en los gineceos, y no se relacionaban socialmente con su esposo, demasiado ocupado con sus múltiples actividades sociales, políticas, intelectuales y lúdicas.


Las curanderas y las hetairas (similares al rol de las geishas de Japón) eran las únicas mujeres que gozaban de cierta libertad y estatus: eran fundamentales para la juerga… “Tenemos las hetairas para el placer; las concubinas para el uso diario y las esposas de nuestra misma clase para criar a los hijos y cuidar la casa“, sostenía Demóstenes sin ningún rubor.




Kelito Kesoy




En junio de 2014, Akihiro Suzuki, diputado japonés del partido del gobierno, fue obligado a pedir disculpas a su colega en la oposición Ayaka Shiomura; cuando esta parlamentaria tomó la palabra para reflexionar sobre las dificultades con que tropiezan las mujeres japonesas para compaginar la vida profesional con su labor de madres, fue interrumpida por Akihiro Suzuki con comentarios groseros, seguidos de burlas marcadamente sexistas“¡Vete y cásate ya!”, seguido de otros comentarios más vulgares, para luego añadir “¿Y tú, qué?, ¿Ya no puedes tener hijos?”, entre las risas jocosas de los parlamentarios masculinos.




Tedigo Nokeja




Desde temprana edad, se enseña a las japonesas a someterse a los hombres de su familia, a cubrirse la boca cuando se ríen, y a cultivar una personalidad sumisa que apuntala el ego del varón.


En Japón, el marido tenía la misión de trabajar, de producir, mientras la mujer se concentraba en llevar las riendas de la familia.


Antes y ahora, ella asume la completa responsabilidad de la educación de los hijos y de administrar los ingresos del hogar, incluso asignándole al marido un cantidad periódica para sus gastos.


Ella ha llevado la carga del éxito o del fracaso escolar de los niños.


Los maridos han pasado largas horas alejados de sus hogares, delegando prácticamente todos los asuntos de la casa a las esposas… Así que muchas mujeres abandonan sus empleos una vez se casan, para poder dedicarse a tan exigente y absorbente trabajo en el hogar.




Cruel atadura




Así, la tasa de participación de la mujer en la fuerza laboral de Japón permanece casi constante desde el año 1965.




(Continuará)



26
Ene
15

Virtualidades 7

Bajo la sombra del monte Fuji


Si una mujer que va paseando 10 horas por Manhattan recibe más de 100 increpaciones de varones, es fácil imaginar por lo que pasan las mujeres de Japón, Malasia, Filipinas, Corea, Uganda, Nicaragua, Costa Rica, Chequia, Polonia, Suiza


Bueno, la lista incluye, en mayor o menor escala, a todos los países.


Los hombres no se considerarían con derecho a maltratar a sus compañeras si la sociedad no les hubiera convencido de que éstas son una cosa más de su propiedad.


Y las mujeres no se dejarían maltratar si no hubieran sido socializadas para ser seres dependientes, siempre “al servicio”.




Yanonoto Tukarma




Las mujeres sometidas desarrollan un autoengaño psíquico para sobrevivir, similares a los que se han visto en los campos de concentración: se enganchan a rutinas; sus días pasan sin emociones; sin querer pensar.


Verdaderamente, viven en un mundo virtual.


Automáticamente.


Toman como una verdad absoluta que “haga lo que haga, nada va a cambiar”, limitando así su acción… Es el mismo mecanismo de “indefensión aprendida” de los experimentos de Martin Seligman que ya vimos.




Nikato Nidejo




Los hombres que maltratan a las mujeres suelen tener baja autoestima.


Y suelen tener una baja autoestima, porque no consiguen cumplir con las expectativas que automáticamente se le atribuyen: ser “el hombre de la casa“, llevar suficiente dinero, hacerse el fuerte, ser dominante, ostentar poder, mostrarse intimidante


Se le exige, en aras de maximizar la obtención de beneficios, que ejerza un rol injusto para él y su pareja; un papel que, en realidad, no beneficia a ninguno de los dos.


Eso cuadra con las altísimas tasas de suicidio de los trabajadores varones japoneses… El suicidio en Japón no tiene la connotación de huida, sino de protesta.




Toito Metomo




Y cuadra, también, con su alto grado de alcoholismo.


Japón es el país más tolerante con el consumo de alcohol.


El número de adictos que reciben tratamiento supera el millón.


Nada sorprendente.


El 60% de los hombres que padecen problemas con el alcohol son trabajadores asalariados… Beben con clientes y compañeros por miedo a ser excluidos del grupo y a fracasar en sus aspiraciones profesionales en una sociedad con tan rígidas relaciones sociales como la japonesa.


No obstante, el maltrato no es fruto del problema de alcoholismo masculino; la ingesta de alcohol no produce violencia: sólo desinhibe la que el maltratador lleva dentro.


De una manera distinta y complementaria, el hombre también vive autoengañado, interiorizando un personaje con poder que no es real.


Pero suele resultar mucho más fácil y gratificante representar el papel de amo que el de esclavo.


Especialmente, cuando llegan a casa por la noche, después de haberse controlado, eso sí, con su jefe, durante todo el día.


Y manifiesta esa falta de autoestima y exceso de frustración, agrediendo a su pareja.




Mikara Tedoy




Se trata de otra manifestación del “estrés de la pobreza” de las sociedades más desiguales y deshumanizadas: las que te hacen sentir inferior, incompetente, inútil, con frustración, y alientan desconsideracion, menosprecio y complejos de inferioridad.


Sociedades que no valoran la vida humana; sólo su valor económico.


Las agresiones domésticas se contabilizan en las estadísticas, porque sólo se denuncia un 5% de los casos.


Si todos los hechos se denunciasen, estaríamos hablando de una violencia social sólo comparable con una esclavitud a escala global.


Además, con impunidad.




Kitesako Losojo




Japón no aprobó su primera ley contra la violencia doméstica hasta 2002… De poca utilidad cuando no se aplica, ni no incluye tratamiento psicológico para el maltratador ni realojo y un medio de subsistencia para la víctima.


Además, ninguna ley persigue a quienes fomentan, promueven o incitan directa o indirectamente con mensajes sexistas en la publicidad, los programas de TV, e incluso con lenguaje sexista en los medios de comunicación o de entretenimiento, incluido el infantil.


Se discrimina a la mujer mediante imágenes, actitudes, decisiones, expresiones, omisionesAbiertamente.




Asako Palmito




Se puede reconocer todo tipo de estereotipos sexistas…


Se transmite inferioridad intelectual de las mujeres respecto a los hombres.


Se las desplaza a un segundo plano.


Se manifiesta su dependencia del hombre.


Se la invisibiliza , dándole el monopolio al hombre.


Se exponen y normalizan agresiones físicas o psicológicas hacia la mujer.


Se difunde la necesidad de que la mujer se ajuste a un físico establecido.


Se la utiliza como reclamo sexual, como mujer-objeto.


Se atribuye a la mujer el cuidado de los demás (hijos, marido, mayores, enfermos…) y la realización de las tareas del hogar como labores propias de su género.




Kedibu Maflojo




Se transmiten comportamientos diferentes para hombres y mujeres…


Ocurre hasta en los cómics y en los dibujos animadosEspecialmente, en los manga japoneses, donde las escenas de violencia de género y los estereotipos sexistas se acentúan aún más, si cabe.


Tiene delitoque el nacimiento determine el porvenir, pero, en eso, no haya delito asociado.




Mikosa Mekita




De antemano, es un problema con las mujeres.


Pero, de hecho, es un problema con los Derechos Humanos.




(Continuará)



28
Mar
14

Antropoceno 2

Coliticos



¿Podemos confiar en que los gobiernos reduzcan el CO2?



No.


Desde luego, no al ritmo que sería deseable para minimizar el cambio climático y sus consecuencias sobre los hábitats humanos.


Ya existen tecnologías eficientes, en términos de Coste/Beneficio, para disminuir las emisiones.


Sin embargo, la mayor parte de las inversiones se dirigen hacia el descubrimiento y desarrollo de más recursos fósiles, convencionales o no.


Un estudio de Greenpeace demuestra que el 98% de créditos del Banco Mundial (BM) van a proyectos que agravan el calentamiento del planeta.


En lugar de contemplar el problema desde una perspectiva global y responsable a medio plazo, los gobiernos, hasta ahora, abanderan intereses locales, materialistas y efímeros.


Ponen barreras institucionales, dan incentivos inadecuados, favorecen los intereses creados, evitan crear agencias reguladoras efectivas, y dan información inexacta, sesgada o falsa.




Emisiones de CO2 desde 1980




Los países que más CO2 emiten, EEUU y China, no se han comprometido a ninguna reducción en base al Protocolo de Kioto.


Tampoco se han comprometido otros países que han registrado un rápido desarrollo, como India, Brasil, Indonesia o Vietnam… Y, al no estar obligados a reducir sus emisiones, se han convertido en los destinos perfectos donde los países desarrollados externalizan sus operaciones industriales.


Gran Bretaña, Francia y Alemania pueden presumir de que sus economías se han vuelto “más ecológicas”, pero, en realidad, el trabajo sucio lo están haciendo por ellos los países en desarrollo, que de paso emiten más gases de efecto invernadero de los que es capaz de reducir Europa.


De forma que China, EEUU e India, sin ataduras, suman prácticamente el 50% de las emisiones de CO2 a la atmósfera.


Es más: gracias a una filtración, sabemos que EEUU, que alberga al 4% de la población mundial pero emite el 25% del CO2, llevó en su agenda para la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP19) de 2013 celebrada en Varsovia, los objetivos de:
Minimizar la importancia de los daños y pérdidas del calentamiento global, promover los intereses privados en el Fondo Verde para el Clima [un instrumento para financiar a las empresas multinacionales], y retrasar los plazos para reducir las emisiones“.




COP 19 Compromiso 0




Es fácil adivinar que la cumbre COP19 terminó en otro sonoro fracaso de la lucha contra el cambio climático para la transición hacia un futuro sostenible.


Por ello, organizaciones y movimientos como Greenpeace, OXFAM, CSI, ACTIONAID, AMIGOS DE LA TIERRA y WWF decidieron retirar a sus delegaciones del evento.


Europa lidera las intenciones de reducción de emisiones de CO2 en el mundo, en efecto… al estilo neoliberal.


Y han creado un mercado bursátil de “Bonos de CO2“, asignando cuotas de CO2 a las empresas. Si una empresa no agota su cuota, puede vender ese sobrante a las empresas que sí rebasaron el cupo que les fue asignado.


Al amparo de este esquema de asignación de cuotas, el Sistema Europeo de transacciones de Emisiones (ETS) se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos en materia de especulación financiera.


Casi todos los Bancos europeos importantes, y la mayoría de las grandes corporaciones multinacionales de la Unión Europea (UE), están involucrados en esta especulación con “Bonos de CO2“, también llamados “Derechos de Emisión“.


Por eso, no sorprende que la Asociación Internacional de Comercio de Emisiones (AICE; en inglés, IETA), el principal lobby de los especuladores del mercado mundial de “Bonos de CO2“, haya sido uno de los organismos con mayor presencia en todas las conferencias sobre el clima.




Bobos de carbobo




En 2003, se compraron y vendieron bonos que sumaron 78 millones de toneladas de CO2; en 2005, aumentó a 799 millones de toneladas, con un valor de 9401 millones de euros, y en 2006 se comercializaron 1600 millones de toneladas por 22500 millones de euros.


Los países europeos dominaron este mercado del CO2 con el 86% de las compras.


Y eso que es falso el postulado que lo sostiene, porque las reducciones de emisiones no son equivalentes, y no se pueden intercambiar los derechos a emitir gases invernadero entre agentes tan diferentes como una planta termoeléctrica, una siderúrgica o una granja de cerdos.


Por lo tanto, las reducciones de emisiones correspondientes no pueden ser iguales, ni desde el punto de vista de equidad, ni desde el punto de vista tecnológico.


La UE, nacida de un núcleo de países con intereses en el carbón y el acero (CECA) anuncia que abanderará la “lucha” contra el cambio climático… sólo si “es razonable“.


“Razonable”… para la patronal europea BusinessEurope, que ya ha afirmado que un recorte del 40% en las emisiones de CO2 para el año 2030 sería excesivo, porque el resto de socios internacionales de la UE no están haciendo esfuerzos “comparables”.


Por cierto… Las organizaciones ecologistas creen que ese objetivo del 40% ni siquiera es lo suficientemente ambicioso como para frenar el cambio climático.




Incómodo CO2 Cómodos impuestos




Otro problema de fondo en la lucha contra el calentamiento global causado por la acción humana, es la tentación de utilizar a los concienciados para convertirlos en “tontos útiles” al servicio del poder político y económico.


Todos sabemos que a medio plazo el petróleo se acaba, y con él, la principal fuente de energía de nuestra civilización. Hay que cambiar de combustible y de tecnología, y eso… cuesta dinero.


¿Qué hacer?… Fácil. Si convencemos a los suficientes millones de personas de que son culpables de la destrucción del planeta, serán éstos quienes cargarán con el coste del cambio tecnológico.


Y ya está en marcha.




GCF al rescate




Así es como se ha creado el Fondo Verde para el Clima (FVC, en inglés GCF), al que los países han de aportar dinero.


Una vez conseguido, buena parte del FVC se destinará a aplicar las tecnologías de almacenamiento geológico del CO2 (“captura de carbono”, algo similar al sísmico Proyecto Castor de gas), una tecnología ineficiente que luego analizaremos, pero que propicia la corrupción de gobernantes de países en desarrollo: por un poco de dinero, permiten que sus territorios y compatriotas carguen con el CO2.


El turismo del desecho ya tiene precedentes. Por ejemplo: en 2011, la asolada y maltratada Haití recibió los restos de la incineración de la basura de todo un año de la ciudad de Los Ángeles (California, EEUU), a cambio de “ayuda monetaria y humanitaria” tras el terremoto que sacudió este país caribeño.




CO2mentera




Como buen mercado, el mercado del CO2 es un negocio para las fábricas, y una ruina para el Estado.


En España, por ejemplo, entre 2008 y 2012, ha resultado un enorme negocio para la industria “pesada”: cementeras, azulejeras, ladrilleras, etc.


Como han funcionado a medio gas por la crisis, han vendido sus derechos de emisión de CO2 no usados por 1279 millones de euros.


No parece se haya destinado para mantener a sus plantillas fuera del paro.


Mientras, en el mismo periodo, el gobierno español debe compensar el exceso de emisiones de los ciudadanos (que se ve son los “culpables”), destinando 1250 millones a comprar Derechos de CO2 en el extranjero.


Una vez más, se aplica la regla de oro del capitalismo neoliberal: “privatizar las ganancias y socializar las pérdidas“.


No sorprende que, en 2009, de los 144000 millones de dólares que se destinaron a los mercados de
carbono, sólo el 0,2% se dirigiese a proyectos concretos… El grueso se destinó a gastos de intermediación, consultorías, estudios, inversiones estilo “compra con vocación ambiental de tierras”…


Estas cifras encajan con la estrategia de presión de los lobbies que actúan en representación de las multinacionales implicadas.




Emisiones mundiales de CO2 en 2010 por sectores de producción




Por ejemplo.


El transporte marítimo mueve el 80% del volumen, y un 70% del valor del comercio mundial.


A su vez, la aviación civil soporta el 8% de la actividad económica internacional y, con sólo un 0,5% del volumen, mueve más del 25% del valor del comercio mundial.


El Protocolo de Kioto permite, gracias a la redacción de su Artículo 2.2, que ninguna nación se vea obligada, de forma individual, a reducir ninguna de sus emisiones en los sectores del transporte marítimo y la aviación civil.


Las propuestas de reducción no prosperaron por ir en contra de los intereses de las navieras, las compañías aéreas, el sector turístico, el comercio


Sólo hubo acuerdo para implantar un impuesto internacional… que se aplica al pasajero aéreo.




Emisiones mundiales del transporte


No se quiso poner en peligro el lucro global de estas actividades, cuyo coste medioambiental podría reducirse con alternativas de consumo locales o más cercanas.


Y estos 2 sectores, transporte marítimo y aéreo, sólo son responsables del 5% de las emisiones de CO2 mundiales.


Así que es fácil suponer la presión que ejercerán los lobbies de las industrias petrolera, nuclear, agrícola y forestal, para evitar que se acuerden medidas de reducción de sus emisiones, que son las mayoritarias.




Coches futuros




En cuanto a la responsabilidad de los países, y asumiendo un trato igualitario, los estados en vías de desarrollo se niegan a adoptar medidas al mismo nivel que los países desarrollados.


El futuro, a medio plazo, se juega en Asia.


En 2030, la flota de automóviles de China habrá superado a la de EEUU (que, a su vez, se habrá incrementado en un 60%), y en 2050, China tendrá casi tantos coches como todo el mundo tiene en la actualidad. E India “avanzará” también con una flota de 367 millones, 45 veces el número en sus carreteras congestionadas hoy.


El número de automóviles en todo el mundo crecerá desde los 600 millones de 2005 a unos 2900 millones en 2050.


Más aceromás carbón.


Muchos de esos vehículos serán de bajo precio (‘low-cost’), con lo que su consumo de petróleo no será “muy refinado“.


Quizá, en este contexto, el previsible consiguiente aumento del precio del petróleo actúe como paulatino efecto disuasorio.




Volutas polutas




Pero, entretanto, da miedo pensar en la polución del aire.


O en el terreno que se ganará para construir carreteras y autopistas a costa de la agricultura tradicional.


O, incluso, en coches eléctricos recargados con energía procedentes de carbón “limpio”, de centrales nucleares y de otras fuentes no-renovables.




CACa




En paralelo, oiremos hablar de “soluciones” tecnológicas que no son efectivas, pero sobre las que nos desinformarán para hacernos creer que lo son… o que lo pueden ser pronto.


Por ejemplo, la captura y almacenamiento de CO2 (CAC, en inglés CCS).


Se anuncia como un método práctico y de bajo coste que ya está casi listo para reducir las emisiones de CO2 de las centrales eléctricas.


Sin embargo, la mayoría de sus ensayos y proyectos piloto ya se han abandonado en (casi) todo el mundo.


¿Por qué?


Porque estos “prometedores” sistemas CAC consumen energía, lo que obliga a gastar más combustible, y por tanto, deviene en mayores emisiones de CO2 … En efecto: así, no tiene sentido aplicarlos.


Pero es útil divulgar su supuesta bondad: beneficia a quien lo va a desarrollar, y a quien podrá seguir emitiendo CO2 dando por sentado que en algún momento se conseguirá hacerlo viable.




CEO-dos




Ni el cambio climático es reversible… ni nos va a esperar.


Hay soluciones tecnológicas limpias, ya disponibles. Implementarlas, sólo requiere voluntad política.


Cabe pensar, parafraseando a Eduardo Galeano, que “si la naturaleza fuera un banco, ya la habrían salvado“.






(Continuará)



26
Sep
13

Publinformes 4

Campaña para todos

4. Campaña para todos



Desahuciada una familia de exiliados cubanos acogidos por España.


La familia, con tres hijos, dos de ellos menores de edad, fue desalojada de la vivienda por la policía, destapando la vulnerabilidad en la que se encuentran.


Los altercados se saldaron con varias personas heridas leves, entre ellas la hija de 15 años del matrimonio desahuciado, y dos agentes de la policía.


Tras momentos de tensión entre la policía y los manifestantes, se detuvo a dos cubanos, un hombre y una mujer; precisamente, la detenida es quien se enfrenta a la orden de desahucio.


La familia desalojada viajó a España en 2011 por un convenio entre el gobierno español y el gobierno cubano para acoger ex-presos políticos y sus respectivas familias.


Llegaron “de la mano” de la iglesia católica, pero, sin prestación alguna, dejaron de pagar los 400 euros mensuales del alquiler de la vivienda, la luz y el agua.


Ropa nueva


Nos han engañado“, dice la mujer.


La Administración española argumenta que las ayudas no pueden ser permanentes.


Los dos detenidos fueron esposados y trasladados a la comisaría por los supuestos delitos de “atentado a agentes de la autoridad, resistencia y desobediencia”.




Meta




Conrad Schumann en precario


Entre los abucheos del público que se arremolinaba, un suboficial de 19 años, hijo de pastores, saltó el alambre de espino del muro en construcción.


La estupefacción fue general, salvo para los policías que le recogieron en un coche, y para los medios preavisados para recoger y dar publicidad al espectáculo.


El peso de la traición, de la culpa y del miedo, devino en depresión y alcohol.


Nunca consiguió conciliar el oropel de la fama y el esplendor de la recepción de Ronald Reagan, con la realidad de sus humildes empleos: 2 años como cuidador, 8 años en una embotelladora, y 27 en una cadena de montaje de automóviles de lujo.


Nunca entendió por qué un estandarte de la ideología capitalista y de su “moral superior“, era loado, pero no mantenido como correspondía a un héroe multinacional.


Nunca comprendió que una celebridad que firmaba autógrafos en el Museo del Muro de Berlín, nunca viera un céntimo de la venta de fotos, videos, carteles y otros productos de marketing con su imagen.


Nunca asimiló que hubiese un Código de Derecho Laboral en el Este, pero no en el Oeste occidental, unificado y globalizado, hasta hoy.


Nunca entendió que hubiera más de un millón de muertos a consecuencia del desempleo, las privatizaciones y la aplicación de las recetas neoliberales que destruyeron la economía del bloque oriental, extendiendo el hambre y la miseria.


Conrad Schumann con Conrad Schumann


Empezó a entender que un 70% de la población de la antigua Europa del Este tuviese nostalgia del socialismo.


Vio de primera mano que, aunque la aspiración a formas de participación directas fue ignorada en esos países, a pesar de todo, la vida era más humana que en el salvaje Oeste.


Revivió que era real el derecho al trabajo, que no había paro, ni personas sin techo, ni especulación sobre la tierra, ni usura sobre los préstamos.


Recordó que toda la producción de las industrias de propiedad social servía al bien común, y que así se podía garantizar la Seguridad Social. Sueldos justos. E igual sueldo por igual trabajo para hombres y mujeres.


Vio cómo la primer ministro occidental de Alemania Occidental (RFA), nacida en el Este, ex-ciudadana de la Alemania Oriental (RDA), Angela Merkel, desde que entró en política en 1989, fue olvidando su pasado en el estado socialista alemán, calificándolo de ‘sistema de mentiras‘, pero dejando sin explicar cómo logró estudiar, doctorarse en Física y encontrar un puesto de trabajo en la prestigiosa Academia de las Ciencias de la RDA sin militar en otro partido, o cómo logró viajar en 1986 unos días al lado occidental, estando tal privilegio al alcance sólo de aquellos ciudadanos de la RDA cuya lealtad hacia el estado socialista estaba fuera de toda duda… Suficiente como para espiar para la Stasi.


Presenció cómo la RFA se embolsaba el patrimonio nacional de la RDA, valorado en un billón de marcos (500.000 millones de euros).


Un pequeño salto para el hombre


Decidió dar otro salto.


El último.


Desde un árbol en el jardín de su casa.


Cuando se suicidó, tenía 56 años.





21
Ago
13

Publinformes 3

Tahuromaquia



3. Yes you can





Un hombre ha sido condenado a 3 meses de prisión tras matar a su perro de una patada, por defecar en casa.


Murió por una rotura hepática de origen traumático, debido a la gravedad de las lesiones.


Un juez destacóla cobardía y vileza que encierra el comportamiento de quienes se aprovechan de un animal indefenso para dar riendas sueltas a los bajos instintos de venganza“.


El maltrato a un animal puede ser delito.


Al poco, un novillero terminó en la cárcel por negarse a matar a un toro.


“Tuve mucho miedo, y no pude matarlo”, declaró.




Be-more-dog




Un estudio publicado por la revista Science señaló que los animales también ríen.


El psicólogo Jaak Panksepp precisó que los circuitos neurológicos de la risa existen en las regiones más antiguas del cerebro.


Los estudios neurológicos muestran que a los perros se les activa la misma zona cerebral que a los humanos cuando ríen.


Lo expresan con un jadeo, y su risa es tan contagiosa como la nuestra: cuando un perro jadea, los de alrededor también lo hacen.


Los perros se ríen, se deprimen, se enamoran, se aman, se disculpan…


Perrea, perrea




Martin Seligman, profesor de psicología en la Universidad de Pennsylvania y ex-presidente de la American Psychological Association, experimentó enviando pequeñas descargas eléctricas, tanto a personas como a perros, y obtuvo el mismo resultado con ambos.


Un grupo de perros las podía evitar presionando una barra con el hocico.


Otro grupo de control recibía las descargas sin remedio; no podían librarse de ellas por mucho que hicieran, no tenían control sobre su aparición, intensidad y duración… Las descargas eléctricas se producían con independencia de sus acciones, incluso aunque presionaran la barra. Eran algoimpredecible” e “inevitable“.


Los perros del primer grupo aprendieron con rapidez a presionar la barra.


En cambio, los del segundo, acabaron rindiéndose, y soportaron inmóviles las descargas.




Hot dogs




En otra serie de pruebas, se permitió que los perros escaparan a una jaula contigua aislada de la electricidad, a la que podían saltar. Además, se habilitó un preaviso de descarga mediante una señal luminosa.


Los perros del primer grupo de control escaparon de la descarga saltando al otro compartimento, y, tras varias repeticiones, fueron incluso capaces de evitarla saltando ágil e inmediatamente a ese compartimento “seguro“.


La mayoría de los perros del segundo grupo, que antes aprendieron que no podían hacer nada para evitar las descargas, se quedaban inmóviles, a pesar de que esta vez sí era posible escapar.


Habían entrado en un estado de “indefensión aprendida“.


Con grupos de personas, Seligman utilizó ruidos molestos en lugar de descargas eléctricas, pero obtuvo los mismos resultados.


A este investigador le llamó la atención que un pequeño porcentaje de personas y animales no caía en la “indefensión aprendida“, sino que continuaba buscando una solución y luchando a pesar de todo.




Idiotek




Una profesora de instituto ha sido denunciada por castigar a sus alumnos poniéndoles conos de plástico alrededor de la cabeza, parecidos a los protectores que se usan para los perros.


La profesora había trabajado previamente en el sector veterinario.


Ahora, el centro estudia su expulsión.


El superintendente recomendó su despido.


Sin embargo, la junta escolar ha respaldado la labor de la docente en el centro desde 2002.


Da clase de ciencias.







18
Nov
11

Koo Vadis






Richard Koo, economista jefe de la más grande consultora de Japón, Nomura Research Institute, y antiguo miembro del consejo de directores de la Reserva Federal (FED) de EEUU, ha visitado recientemente España, en vísperas de sus elecciones generales.


Quizá como contrapunto a la temeridad de instalar centrales nucleares en zona sísmica, Koo ha hecho gala de una proverbial sabiduría japonesa, que lamentablemente ha tenido escasa repercusión en los medios de comunicación locales.


Vino a decir que las políticas de recorte no funcionan, aportando el ejemplo de su país, Japón, donde se vivió una crisis similar a la actual.





En los años 80‘, Japón padeció una extraordinaria burbuja inmobiliaria… Y el estallido de aquella burbuja sumió al país en un período de estancamiento económico pero con inflación… Una “estanflación” al mejor estilo Volcker.


Koo ha estudiado a fondo la llamada “ushinawareta jūnen“, la década perdida japonesa.


Hay un juego de palabras entre “jūnen” (década) y “yume” (esperanza).


Koo avisa, no es traidor…





España, como EEUU, y como antes Japón, sufre un tipo de recesión que ocurre cada 50 ó 70 años por el estallido de una burbuja especulativa nacional.


Ya pasó en 1929… Cuando se produce una recesión de este tipo, familias y empresas sólo piensan en ahorrar y reducir sus deudas. Nadie pide prestado, y nadie presta, porque no se fía. La economía no responde a la bajada de tipos de interés, ni aunque lleguen a casi el cero.


Koo es claro:“La política monetaria es la primera víctima: pierde efectividad, la economía se reduce y se reduce, y la única manera de frenar la recesión es que el Estado tome prestado dinero y lo inyecte de nuevo en el sistema”.


Justo lo contrario de lo que se propugna en Europa.


Cada vez que Japón puso por delante la reducción del déficit, la economía volvió a recaer, y eso es exactamente lo mismo está ocurriendo en España… con el agravante de que España tiene mucho más paro y es mucho menos industrial que Japón.


En base a la experiencia de Japón, ¿cuánto puede durar esta crisis?


Koo responde: “Si el gobierno intenta recortar el déficit presupuestario cuando el sector privado aún se está desendeudando, que es el error que Japón cometió en 1997, entonces la recesión se alarga al 5 años más, por lo menos…”





La “década perdida” japonesa no duró 10 años, sino 15… al menos, porque hay quien sostiene que, 2 décadas después, aún no se vislumbra el final del estancamiento.


El problema es que España pertenece al euro (no al revés), y eso, como vimos, penaliza la capacidad del Estado para endeudarse y tirar de la economía, a diferencia de lo que ocurre en Japón, en EEUU ó Gran Bretaña.


La Unión Europea (UE) dice esperar que las medidas de ajuste conseguirán que los países se recuperen.


No es verdad.





Y no hace falta remitirse al caso de Japón, para demostrarlo:

  • Grecia recibió un préstamo de 110.000 millones de euros inicial, seguido de otro comprometido por 109.000 millones, a cambio de recortes en salarios y gastos, y aún así, el déficit ha empeorado un 15%. El objetivo inicial de déficit de 17.000 millones para todo el 2011 se ha tenido que aumentar hasta 22.000 millones…hasta la próxima revisión.


  • En Portugal, las medidas de ajuste por los 78.000 millones recibidos también fracasaron: se consiguió reducir el déficit en 2.200 millones y el gobierno declaró que “estaba sentando un ejemplo recortando gasto en la Administración”… Pero 6 meses después, el gobierno anunciaba un déficit extra del 1,1%, una reducción en los pedidos de sus fábricas del 16% y un aumento de las necesidades de las entidades al Banco Central Europeo(BCE) del 17%.


  • Irlanda recibió un préstamo de 85.000 millones de euros, y pese a sus fuertes exportaciones hacia EEUU y Gran Bretaña, se estima (optimistamente) que su PIB crecerá en 2012 un ridículo 1,1%… Y eso que han reducido el coste laboral medio de cada trabajador un 5%… Toda una “devaluación interna“.


  • En la España que ha visitado Koo, el crecimiento del PIB ronda el 0%, y se han perdido 326.000 empleos tras la reforma laboral de hace un año, el paro ronda los 5 millones, la crisis del débil tejido industrial se agrava… Y es firme candidata para un “rescate“.



Los políticos achacan los problemas económicos a la gran deuda pública.


Pero las cifras lo desmienten.







La deuda pública es muy inferior a la deuda privada contraída por Bancos, empresas y ciudadanos.









Pero todavía no hay ningún Rafael Correa entre los políticos, que, desde el poder, anteponga el patrimonio público a los intereses de la Banca privada.


Los países “rescatados“, fueron, más bien, “entregados” a un futuro incierto por castas socio-liberales y neo-liberales que se alternan en los sucesivos mandatos.


Y, en el caso de España, los “guardianes del statu quo capitalista” gobiernan, tanto a nivel estatal (PPSOE) como autonómico (CiU, EAJ-PNV, CC),  explotando el miedo y ocultando la realidad de las cifras.







“El euro fue mal diseñado”, dice Richard Koo.


Eso es ser muy magnánimo… como poco.


En realidad, este euro era una trampa, a sabiendas de ser inviable para algunos países…


De hecho, ya lo advirtieron, en febrero de 1998, nada menos que 155 (sí… ciento cincuenta y cinco) economistas alemanes, al afirmar que este euro llevaría a la ruina a Grecia, Portugal... y España, entre otros.





Este euro fue un diseño deliberado… Un engaño con himno y bandera.


Y sólo así se explica cuán lamentable es que la UE se tenga que financiar al tipo de interés que la Banca impone, mientras que EEUU lo hace gratis a través de la Reserva Federal (FED).


O que los “mercadosataquen, no a uno ni a dos, sino a 12 de los 17 países que componen la Zona Euro.


La Banca quiere enriquecerse a costa de lo público, para que no peligre lo que ya posee en privado.


Es una vergüenza tener los medios para solucionar la crisis y no usarlos… salvo que en realidad se trate de subyugar a los países utilizando el libro de estilo del FMI


Porque, cómo no… En efecto, el FMI ha participado en los rescates financieros de los países europeos a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), e incluso se plantea el rescate directo… ¡ subvencionado por el propio BCE !.


Y la tragedia griega de países latinoamericanos como Ecuador y Argentina, podría repetirse por toda Europa.


Koo vino a recordar dónde, con este sistema, iremos a parar.


A un “harakiri” global.


Los políticos que defienden las medidas de ajuste y los recortes sociales, con la excusa de luchar contra el déficit público, están sirviendo a la Banca, no al pueblo.


No les votes… ¡ Bótales !







Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 62 seguidores