Posts Tagged ‘obesidad

27
Ene
14

Espalbilados

Carga


El dolor en la región lumbar, la parte baja de la espalda, sigue siendo todo un reto en cuanto a su correcto diagnóstico y tratamiento.


La lumbalgia o lumbago es muy común.


El organismo público británico NICE (‘National Institute for Health and Care Excellence‘), de gran reputación a la hora de evaluar tecnologías para la salud, publicó en 2009 las recomendaciones CG88 sobre la lumbalgia.


El resumen de las mismas sería:

  • Ofrecer una de las siguientes 3 opciones de tratamiento, teniendo en cuenta las preferencias del paciente:
  1. Un programa de ejercicio físico: actividad aeróbica, movimientos recomendados, fortalecimiento muscular, higiene postural, estiramientos.
  2. Unas sesiones de terapia manual (un máximo de 9 sesiones en un período de 12 semanas… aunque tienen poco efecto), o unas sesiones de acupuntura (un máximo de 10 sesiones en un período de 12 semanas… y da igual si se aplica formalmente o no: aunque la base de la evidencia puede ser cuestionada, parece ser un tratamiento muy seguro, relativamente barato, y útil para aliviar el dolor).
  3. Sólo si el tratamiento elegido no da lugar a una mejoría satisfactoria, considerar el ofrecer una de estas otras opciones:

3.1. Un programa de tratamiento físico y psicológico combinado (100 horas en un período máximo de 8 semanas)

3.2. Terapia farmacológica: paracetamol, medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos  (cuidado si se trata de ancianos), opiáceos

3.3. Cirugía (fusión o similar).

  • No usar terapia con láser.
  • No usar ultrasonidos.
  • No usar estimulación con corrientes interferenciales.
  • No usar neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS).
  • No usar soportes lumbares.
  • No usar tracción.
  • No usar inyecciones de sustancias terapéuticas en la parte posterior para el dolor lumbar inespecífico (no obstante, este punto se está revisando actualmente, por haberse detectado también casos en los que ha sido efectivo).



Balance




La Unión Europea (UE) publicó las suyas en 2004.


Hacía hincapié en la actividad física y las campañas educativas para los adultos.


Un resumen de sus recomendaciones, enumerando primero las más contrastadas, sería:

  • La lumbalgia se previene con ejercicio físico. No se apoya ni se desaconseja un tipo o intensidad de ejercicio en concreto.
  • No usar cinturones para la espalda ni soportes lumbares.
  • Informar y educar para prevenir los problemas de espalda, pero no basándose en modelos biomédicos o biomecánicos.
  • Para pacientes con problemas persistentes, se recomiendan programas intensivos de ejercicios teóricos y prácticos.
  • No hay pruebas sólidas a favor o en contra de recomendar cualquier silla o colchón para la prevención, si bien, los síntomas a veces se reducen utilizando un colchón medio-firme en lugar de uno duro.
  • La lumbalgia no se previene realizando tratamientos prolongados de manipulación  (fisioterapia, quiropraxia, ni osteoterapia).
  • La lumbalgia no se previene utilizando plantillas en el calzado.
  • Modificar temporalmente la ergonomía del entorno laboral, suele facilitar la reincorporación al mismo.



El Mundo por Mozilla


En el caso de los niños:

  • Para prevenir la lumbalgia, no hay pruebas a favor o en contra de recomendar el control del sobrepeso (obesidad), la modificación de los hábitos alimentarios, la limitación de la participación en deportes competitivos, el sedentarismo, la aptitud física, la movilidad, la flexibilidad o la fuerza muscular.
  • Tampoco hay evidencia científica a favor o en contra para recomendar un límite claro en el peso de las mochilas, ni para evitar su uso, ni para cambiar el tipo o el método para llevarla.
  • Tampoco hay evidencia científica suficiente para recomendar o desaprobar el modificar el mobiliario escolar para su prevención.



Espaldarazo




La lumbalgia lleva pocas veces asociada una enfermedad grave, pero el diagnóstico habitual, “dolor mecánico“, comprende diferentes disfunciones y enfermedades que siguen siendo difíciles de caracterizar.


Ello hace que sea otro terreno abonado para que proliferen estafadores y timadores buscando lucrarse con la credulidad y buena fe del enfermo, que busca una cura rápida a su dolor.


Y, cuanto más revestido de tecnología esté el “milagro“, mayor es su persuasión… Por mucho que la tecnología usada sea inapropiada o inexistente.


Hay mucho dinero en juego… La lumbalgia afecta al 40% de las personas, en un momento u otro de su vida.


La incoherencia en esta pseudociencia llega al punto de denunciar públicamente los productos de otros competidores, obviando que los propios quebrantan las mismas recomendaciones sanitarias.


Tienen el lomo ancho.


Y vienen por tu espalda


Pongámonos derechos.


Falta el aire


Nada de sillitas con alitas ni pulmoncitos… La compresión te compromete.


Nombres de pilas


Nada de masajeadores afeitadora, ni parches sanguijuela.


La silla de Quato


¿Un “estimulador del crecimiento“?… Su fabricante ha sido procesado por sobornar a médicos para obtener informes favorables.


Contra viento y marea


Util para no caerte de culo viendo un noticiario manipulado o una rueda de prensa amañada, pero menos polivalente que un cepillo de barrer… ambos.


SpongeBlack


Puedes llegar a pagar 50 euros por un trozo de esponja que vale medio en un mercadillo.




No te respaldan


Páginas y páginas de cachivaches que son inútiles, perjudiciales e incluso ilegales.




Plastidecoración


Ni alivia, ni previene, ni cura, ni decora… Te tima la tira.




Cojinetes


Posiblemente portable, genuinamente arrastrable, y preferiblemente desterrable… Puede provocar hiperlaxitud de los ligamentos y daño en los discos de la columna vertebral.


PAM para hoy


Micromanipulación manual con macrodaño físico.
Macromanipulación mental con microdaño legal.




Sin tapa


Tras pasar horas en el taburete, pero sin el consuelo del comercio ni bebercio, traspasarás un nuevo umbral… El del dolor. Debiste irte al bar.




Masojeadores


Si no quieres rascarte la espalda gratis… puedes rascarte el bolsillo y adquirir un masajeador. Pero ambos producen el mismo efecto.


Plusultra


Hace 30 años eran una “terapia”, pero hoy se sabe que los ultrasonidos no son efectivos. Eso sí, como juguete, promete.


Ergononaino


Ni ergonómico ni económico. Pero, quizá como trineo




Inmovilizador


Muy peligroso. Puedes quedar paralítico si aplica mucha fuerza. Afortunadamente, no tiene por qué ser así. La cosa puede quedarse en deformidad, fractura, accidente cerebrovascular, ataque al corazón, dolores de cabeza, mareos… Una verdadera arma de destrucción masiva .




Flexitron


Su “movimiento neuro-muscular” no funciona… Ni como terapia, ya que su movimiento repetitivo puede ser contraproducente y dañar tu columna… Ni como batidora.




Inquisitio


Traccionar no cura… La tortura y los autos de fe nunca lo hicieron.




Noguardaespaldas


Ni agente secreto… Ni cruzado mágico.




Vaya Banda


Para espuma… mejor, la del mar




Posturas tirantes


Pero si te va esa estética… Una muy apropiada para tiempos de crisis La prenda del adaptable político y del inalterable banquero… El sostén del país. Sexy.




Ovni et orbi


Mirar tanto hacia arriba, provoca mareos. Pero, si crees que sólo podrás situarte por encima de ellos si emigras hacia las estrellas, considera hacerte con un ovnidron. Ideal para un viaje… intervertebral, porque, con su respaldo… más dura será la caída.




Aburriquitas


El reverso tenebroso del dorso conforma un universo de lo más diverso.


En él, opera un principio de conservación de la carga.


Que toda recaiga sobre nuestra espalda.


Hay que evitar estirarse.


Y doblar el espinazo.









Anuncios
30
May
13

Antropodos

Chichas de las chinches




La FAO ha encontrado una solución al hambre en el mundo: comer insectos.


Este organismo, dependiente de la ONU, y especializado en la alimentación, afirma que muchas especies de insectos aportan tantas proteínas como la carne, y que su producción es barata.


Anima, pues, a su consumo, tanto por animales (pienso) como por seres humanos (luego existo).


El informe de la FAO dibuja un futuro prometedor:


En los países en desarrollo, los miembros más pobres de la sociedad pueden participar en la recolección, el cultivo, el procesamiento y la venta de insectos“.


Así que, pese a ser “tan saludable y nutritivo“… NO es para ricos.


Y tienes que ser rico, cuando, sólo en 2010, los alimentos se encarecieron un 39%, y la subida del precio de cereales, aceites y grasas, alimentos básicos, superó el 71%.


La FAO ve el hambre como una fatalidad inevitable, sin relación con causas políticas e intereses especulativos.


Para la FAO, que no puedas pagar un alimento básico, no es un problema… ¡Come otra cosa!.


La llave de la alimentación


Puedes comer botones, monedas, cepillos de dientes, imanes, llaves, pilas, hebillas, anillos, chicles, cristales


La FAO viene insistiendo desde 2004, en que aporta más comer insectos.


Es la misma FAO que en 2011 anunciaba que el planeta, hoy poblado por 7.000 millones de personas, ya produce comida suficiente para 12.000 millones.


Se ve que lo sostenible no es compartir, sino que los pobres dejen de aspirar a lo que ya tienen los ricos.


Por eso, se publicita que el menú propuesto por la entomofagia es variado y abundante.


Artrópodos como escarabajos, orugas, abejas, hormigas, grillos, cigarras, saltamontes, libélulas, chinches, moscas, pulgones


Todos son alimentables con residuos orgánicos.


Miseria inmisericorde


Un incentivo para vivir junto al lodo, entre las favelas miserables que rodean la ‘city‘ de muchas ciudades.


Los escarabajos proliferan en el estiércol.


Hay chinches en cualquier vivienda sucia y descuidada.


Las plagas de langostas, saltamontes o chapulines, se convierten así en un maná, y consumiendo de paso haces una obra social, protegiendo de la devastación las cosechas de cereales de los países ricos.


Los desempleados ya tienen recompensa por pasarse el día “ matando moscas“.


Es fácil imaginar el tránsito, de ser exterminadores de insectos, a su caza, recolección y cría.


El proceso es de sobra conocido.


Mascotas comestibles


Nuevas tiendas, y nuevas estanterías en las ya existentes.


El éxito de ventas provoca una regulación contra los fraudes y contra el uso de pesticidas.


Cotos, licencias, permisos y certificaciones son otorgados por la autoridad administrativa.


Se popularizan las dietas de insectos, para evitar la obesidad.


La secta de los insectos


Ahora, el insecto provoca un efecto de afecto.


El “buggy buggyes el ritmo de moda.


El “vuelo del moscardónde Rimski-Kórsakov se interpreta con asiduidad.


“La metaforfosis” de Kafka vuelve a la lista de libros más leídos.


Como es de mal gusto jugar con la comida, dejan de emitirse las antes llamadas películasde bichos“: Abejas asesinas, Ant Bully, Antz, Arac Attack, Aracnofobia, Arañas asesinas, Avispas asesinas, Bee movie, Bichos, Cuando ruge la marabunta, Hormigas asesinas, Men in Black, Mimic, Plaga letal, Spiderman, Starship Troopers, Tarantula


La plaga de langosta sufrida por Egipto en el Antiguo Testamento, no se afirma literalmente, sino que se interpreta y contextualiza en los sermones.


Los fallos de los programas de ordenadores dejan de llamarse “BUGS“, y se le renombra “PIGS“.


Para evitar las conexiones con el caos, el efecto mariposa pasa a denominarse efecto gaviota.


Planeta insecto


Tras el aprecio generalizado, llega la escalada de precios.


Las insecultoras pasan a cotizar en la Bolsa de Comercio de Chicago, CBOT (“Chicago Board of Trade“) especializada desde 1848 en la negociación de productos primarios, así como en los mercados de futuros de Londres, París, Amsterdam y Francfort.


Khepri


Es la locura de la insecultura.


¡Todo se come y se comercia!


Las multinacionales compran terrenos en todos los continentes para la cría industrializada.


Las colmenas de abejas que están desprotegidas, son asaltadas.


Los señores de la guerra de las zonas subtropicales se atacan entre ellos, subvencionados por las multinacionales, creando nuevos “estados fallidos“.


En las zonas depredadas se registran secuestros de personas, para servir de cebo en trampas con las que cazar insectos grandes.


Viviendo en una burbuja


Se adopta como producto de inversión.


La banca financiera crea nuevos complejos productos estructurados derivados CDS/CDO, no regulados ni supervisados, y a la vez, como seguros que apuestan a que las cosechas de insectos se perderán.


Las agencias de calificación otorgan esos CDO con las notas más altas.


Se venden esos productos por doquier, como acciones preferentes, a miles de cautos inversores que no son conscientes de lo que están comprando.


Gracias a unos bajos tipos de interés, los préstamos inundan el sistema.


Se asiste al aumento desproporcionado y aparentemente ilimitado de los beneficios.


Dependencia de la polinización


Se agravan los problemas en la polinización natural y agrícola.


Las heces y la madera muerta de los bosques no se degradan.


Los suelos pierden fertilidad.


Las plantas crecen sin control.


La cadena trófica se resquebraja.


En las granjas, se suministra a los insectos un cóctel de antibióticos, que al ser ingeridos por el ser humano, provocan la resistencia bacteriana.


Un virus salta de especie, provocando una “gripe metamórfica“, por lo que la OMS lanza una alerta mundial de pandemia. Algunas empresas privadas, en cuyas cúpulas figuran ex-altos cargos políticos, ya disponen de la vacuna; los estados se pertrechan sin reparar en gastos. Poco después, se desvela el desmesurado e innecesario alarmismo creado.


Más subida de precios, inversión, locura colectiva, y endeudamiento.


Bugbuja


Estallido de la “bugbuja” especulativa.


Desplome de precios.


Crash de la Bolsa.


Hundimiento de las microempresas de insecultura.


Un puñado de multinacionales acaparan el sector a precio de saldo, y operan como un oligopolio.


Apadrina un banco


Rescate de los bancos privados vinculados a la crisis, con cargo al dinero público.


Aumento de la prima de riesgo.


Pago de los intereses de la deuda a la banca exterior, a base de recortes a la población interior.


Paralización repentina y duradera del crédito.


Sucesivos aumentos de impuestos no progresivos y disminución de subsidios y prestaciones sociales.


Con la política indiscriminada de ajustes, llegan los desahucios, los suicidios y la represión.


Magnificación de los éxitos deportivos en los medios de comunicación.


Escándalos de adulteración de la carne de insecto, sustituyéndola por carne de caballo.


Para aliviar el stress, la desconsideracion, el menosprecio y los complejos que sufren los pobres, la iglesia forma con carácter urgente nuevos cuerpos de exorcistas.


Insecto controlado por chip


Los científicos insertan mecanismos electrónicos en los insectos para controlarlos en remoto, por su utilidad para volar e infiltrarse en cualquier recoveco.


Las aplicaciones de espionaje y militares son calificadas de alto secreto; para escapar a las leyes de “transparencia” gubernamentales, se desarrollan por empresas privadas del sector.


Las asociaciones de defensa de los derechos de los animales cuestionan que se utilice tecnología para anular la libre voluntad de los seres vivos.


Decapitalismo


Entre la utopía idealista y la distopía apocalíptica, está la lutopía: la negra realidad impuesta por un sistema que, al no haber cambiado, operará de igual manera frente a un mismo estímulo: el del dinero.


El hambre es consustancial al capitalismo.


Bajo este sistema, la propuesta de la FAO se descontrolará, agravando aún más la especulación alimentaria, y provocando nuevos problemas ecológicos y mediombientales.


Más miseria y destrucción, sin soluciones reales.


La FAO propone que los pobres coman y mercadeen con insectos, evitando la tentación de emular y de enfrentarse a los ricos… Algo inevitable, porque los ricos, tarde o temprano, verán esa actividad como un bocado apetecible.


La desigualdad, la segregación, la discriminación y el esclavismo persistirán en cualquier mundo donde unos crean tener más derecho a vivir que otros.


Ese es el caso de este mundo capitalista.


Un mundo hiperglobalizado e hiperconectado para ser hipercompetitivo.


Para que nadie crea tener derecho alguno por el simple hecho de vivir… Como proclama el presidente de EEUU, Barak Obama: “Nadie te da lo que tú no te ganes“… Mientras, se abandera la doctrina de la “desigualdad natural del hombre“: los de “buena posición“, tienen derechos sobre los demás.


Para que interiorices que, si no eres rico y famoso, no eres nadie, y mereces ser tratado como tal.


Pero otro mundo es posible.


Este planeta puede dar cabida a todos, si se hace un uso justo e inteligente de los recursos.




Crujiente mercado


En México, los insectos tienen una gran aceptación.


Un enclave donde la falta de megafauna para cazar, y de mesofauna para domesticar, llevó a sus élites, hace 700 años, a conservar el control político utilizando carne humana para recompensar a grupos selectos.


En efecto. Canibalismo.


Es lo que esconde cualquier sistema donde unos pocos tejan una red para beberse, gota a gota, la vida de la gran mayoría de sus congéneres.


Los insectos pequeños quedan prendidos en ella; los grandes, la rompen.


La red del capitalismo da cobijo a comehombres.


Antrópodos practicando la antropofagia.


Uno es lo que come.


Y las élites siempre han comido carne.


Cuca TV


Las cucarachas acaban de evolucionar.


Evolucionar, en el sentido individual de resistencia… Por no morir.


Sobreviven cuando huyen de lo dulce, porque ese es el sabor del veneno en el cebo de sus exterminadores.


Son criaturas muy sociales, que reconocen a los miembros de sus propias familias; de hecho, las diferentes generaciones de una misma familia viven juntas.


No les gusta que las dejen solas, y sufren problemas de salud cuando lo están.


Forman sociedades igualitarias con una estrecha relación, con estructuras y normas.


Las comunidades de cucarachas son incluso capaces de tomar decisiones colectivas por el bien común.




En TV, no paran de repetir la propuesta de la FAO.


Las élites tienen más hambre.





24
Mar
11

Zeitgeist Hacia Adelante -1- La naturaleza humana






Se estrena en todo el mundo “Zeitgeist: Moving Forward”, dirigida por Peter Joseph, el tercer documental de la saga Zeitgeist (‘El espíritu de los tiempos‘), que promueve salir del actual sistema socioeconómico basado en el Dinero, y adoptar un nuevo paradigma social sostenible: una economía basada en Recursos.


Moving Forward” significa “Hacia adelante“… Este nuevo paso es el lanzamiento cinematográfico independiente y sin ánimo de lucro más amplio de la historia.


Presentamos el primer capítulo dentro de este documental, que se titula “La naturaleza humana“, en el que se abordan los mitos del relativismo cultural y la ideología tradicional, su relación con la supervivencia humana y social y las verdaderas necesidades humanas.


Está en idioma inglés, subtitulado al español.


Estos son los enlaces para el visionado:



A continuación, adjuntamos la transcripción de lo que nos parece más relevante para responder a preguntas como éstas:

  • ¿ Podemos librarnos del cáncer modificando nuestro ADN ?
  • ¿ Qué tienen en común los suicidas ?
  • ¿ Por qué aumentan las adicciones ?
  • ¿ El embarazo va en piloto automático ?
  • ¿ La falta de luz mejora la vista del niño ?
  • ¿ Qué recuerdas ?
  • ¿ Es bueno tomar en brazos a los niños que no duermen bien ?
  • ¿ Qué haces cuando llegas a casa ?
  • ¿ Se vive mejor solo ?
  • ¿ Cómo de violentos somos ?
  • ¿ Ves a la gente y al mundo como enemiga o amiga ?
  • ¿ Uno, dos, o más cerebros ?
  • ¿ Está justificada una visión idílica del ser humano ?







[ZEITGEIST: HACIA ADELANTE]


Capítulo 1: LA NATURALEZA HUMANA


[Habla Robert Sapolsky, profesor de Ciencias Neurológicas, Universidad de Stanford]


Como científico, al final siempre te surge esa pregunta: quién influye más, la “Genética” o el “Ambiente“.


Tan famosa como el duelo de Coca-Cola frente a Pepsi, o Griegos frente a Troyanos.


Genética” frente a “Ambiente” es una visión totalmente simplista de las influencias.


¿ Importan las influencias ejercidas sobre una célula ante una crisis de nutrientes, o las que nos hacen ser individualistas como personas ?.




Se trata de una dicotomía completamente falsa.


Unos asumen que la genética es determinista, que está detrás de toda causalidad.


Que el ADN es la vida, el código de los códigos, el Santo Grial, y que todo es impulsado por él…


En el otro extremo, se defiende la ciencia social, que somos organismos sociales, que la biología sólo puede aplicarse a los bichos, y que los humanos estamos libres de los efectos de la biología.


Obviamente, ambas visiones son incorrectas.


En realidad, no se puede entender la biología fuera del contexto del entorno.



Una de las falacias más sin sentido pero muy difundida y muy peligrosa, es: “Oh, ese comportamiento es genético”.


Pero, ¿eso qué significa?


Pues un montón de cosas sutiles para los pocos que saben de biología moderna, pero para la mayoría significa una visión determinista de la vida, con base en la biología y la genética.


Los genes serían cosas que no pueden ser cambiadas; los genes vienen a ser lo inevitable, y no vale la pena malgastar recursos intentando arreglarlas, ni invertir energía social en tratar de mejorar nada porque es algo inevitable e inmutable…


Y eso es un completo disparate.


[Enfermedad]


[Habla el Dr. Gabor Maté, físico, autor, Sociedad de Portland]


Comúnmente se cree que trastornos como el Déficit de Atención están genéticamente programados, y que enfermedades como la esquizofrenia están genéticamente programadas.


En realidad, es lo contrario.


Nada está genéticamente programado.


Hay algunas enfermedades muy poco comunes, un pequeño puñado, con una incidencia extremadamente escasa en la población, que están verdaderamente determinadas por la genética.


La mayoría de las enfermedades complejas, quizás tengan una predisposición por un componente genético, pero “predisposición” no es lo mismo que “predeterminación“.





La búsqueda del origen de las enfermedades en el genoma humano estaba condenada al fracaso, incluso a nivel teórico, porque la mayoría de las enfermedades no están predeterminadas genéticamente.


Las enfermedades del corazón, el cáncer, los derrames cerebrales, las enfermedades reumatoides, la enfermedades autoinmunes en general, las enfermedades mentales, las adiccionesNinguna de ellas está determinada genéticamente.





Por ejemplo, de cada 100 mujeres que padecen cáncer de mama, sólo 7 son portadoras de genes cancerígenos. El 93% no lo son, y, de cada 100 mujeres que sí son portadoras, no todas contraerán cáncer.


[Comportamiento]


[Habla Richard Wilkinson, profesor emérito de Epidemiología Social, Universidad de Nottingham]


Los genes no son cosas que nos hacen comportarnos de una forma particular, sin tener en cuenta nuestro entorno.


Los genes nos dotan de diferentes formas de responder a nuestro entorno.


Y parece que, de hecho, algunas de las primeras influencias recibidas en la infancia y el tipo de educación afectan a la expresión genética, activando o desactivando diferentes genes, y situándonos en una trayectoria evolutiva distinta, para adaptarnos al mundo en el que nos toca vivir.


Pongamos un ejemplo.




En un estudio realizado sobre víctimas de suicidio en Montreal, se analizaron las autopsias de los cerebros de los suicidas, y resultó que si el suicida (normalmente, un adulto joven) había sufrido abusos de pequeño.


Estos abusos causaban, realmente, un cambio genético en el cerebro, ausente en los cerebros de los que no habían sufrido abusos.


Esto es un efecto epigenético. El prefijo “epi” significa encima de, de modo que la influencia “epigenética” es la que provoca que se activen o desactiven ciertos genes en función del entorno.


[Habla el Dr. James Gilligan, ex_director del Centro para el Estudio de la Violencia, Escuela Médica de Harvard]


En Nueva Zelanda se realizó un estudio en un pueblo llamado Dunedin, donde varios miles de individuos fueron estudiados desde su nacimiento hasta los 20 años.


En este estudio, se pudo identificar una mutación genética, un gen anormal que estaba relacionado con la predisposición a cometer actos de violencia, pero sólo cuando el individuo también había sido en su infancia víctima de graves abusos.





Es decir, un niño con este gen anormal no era más propenso que otros a ser violento y, de hecho, tenía una tasa de violencia menor que uno con genes normales, siempre y cuando no fuera maltratado en su niñez.

Esto sirve como ejemplo para demostrar que los genes no marcan el resultado.


[Habla Robert Sapolsky]


En otro estudio, quitaron un gen específico a un ratón. Ese ratón y sus descendientes pasaron a carecer de ese gen… Los científicos fulminaron ese gen.


Como era el gen específico que codifica una proteína involucrada en el aprendizaje y la memoria, al “fulminarlo“, esperaban obtener un ratón que no consiguiese aprender.


“¡Claro!… ¡La base genética de la inteligencia!”.





Pero, cuando se publicó este estudio con ratones, todos los medios de comunicación obviaron señalar que al tomar esos ratones genéticamente dañados, y criarlos en un ambiente mucho más enriquecido y estimulante que el de los ratones normales de laboratorio, superaron completamente el déficit del gen.


Así que, cuando alguien dice: “Ah, ese comportamiento es genético”, supuesto que sea válido usar esa frase, lo que realmente está diciendo es, que hay una contribución genética a la forma en que este organismo responde al entorno.


Los genes pueden influir en la disposición con la que un organismo puede enfrentarse a un desafío ambiental concreto.


Pero esa no es la interpretación que mucha gente hace, y no quiero parecer un predicador, pero si se usa la vieja cantinela de “¡Es genético!”, luego aparecen las historias de eugenesia, selección aria… y aberraciones por el estilo.





[Habla James Gilligan]


Es un concepto erróneo muy extendido y, potencialmente, muy peligroso.


Peligroso, porque esa hipótesis de dar a la violencia una explicación biológica no sólo es falsa, sino que realmente puede hacer daño…





Porque si crees eso, podrías decir, fácilmente… “en fin, no hay nada que podamos hacer para cambiar la predisposición que tienen las personas a volverse violentas… Si alguien se vuelve violento, sólo podemos castigarle, encerrarle o ejecutarle, pero no necesitamos preocuparnos por cambiar el entorno social o las condiciones sociales que pueden llevar a la gente a volverse violenta, porque ‘el entorno no influye’.”.


[Habla Gabor Maté]


El argumento genético nos permite el lujo de ignorar los factores históricos y sociales del pasado y del presente, como lúcidamente escribió Louis Menand en el New Yorker:


Todo está en los genes… Esa explicación de cómo son las cosas no pone en peligro esas cosas. ¿Por qué si no, alguien debería sentirse infeliz o adoptar un comportamiento antisocial si está viviendo en una de las naciones más libres y prósperas de la Tierra?… No puede ser el sistema. La avería debe estar en alguna parte del cableado.


Es una buena excusa.


En efecto, el argumento genético es simplemente una salida fácil que nos permite ignorar los factores sociales, económicos y políticos que, en realidad, subyacen bajo muchos comportamientos problemáticos.


[Caso de Estudio: La adicción]


Normalmente, las adicciones se asocian a problemas relacionados con las drogas, pero, en un contexto más amplio, ‘adicción’ es cualquier comportamiento que está asociado con el ansia, con un alivio temporal que luego tiene consecuencias negativas a largo plazo, junto con una imposibilidad de controlarlo: aunque la persona desea dejarlo o promete hacerlo, no puede.


Pero, con ese mismo patrón, existen muchas más adicciones además de las relacionadas con las drogas.


Existe la adicción al trabajo, la adicción a las compras, a Internet, a los videojuegos


Igual que existe la adicción al poder. Los adictos al poder, quieren más y más, y nunca tienen suficiente.


La adicción a la adquisición, con empresas que quieren más y más.





También existe la adicción al petróleo o, cuanto menos, a la riqueza y a los productos que obtenemos de él. Y mira las consecuencias negativas en el medioambiente. Estamos destruyendo la misma tierra que habitamos, por causa de dicha adicción.


En realidad, estas adicciones son mucho más devastadoras, por sus consecuencias sociales, que el consumo de cocaína y heroína de mis pacientes de barrios marginales.


Sin embargo, son recompensadas y consideradas respetables.


El directivo que aumenta las ganancias para una tabacalera, obtiene mayores incentivos. No sufre ninguna consecuencia negativa, ni legal ni de otro tipo. De hecho, se le considera un miembro respetado de la directiva de esa, y de otras empresas en las que también esté. Pero las enfermedades asociadas al humo del tabaco matan a 5,5 millones de personas en el mundo cada año. Sólo en EEUU, matan a 400.000 personas cada año.


Y, ¿a qué son adictos esos directivos?… A los beneficios.


Su adicción llega incluso al extremo de negar las consecuencias de sus actividades, algo que es típico de los adictos: la negación.


Y eso se considera respetable. Es respetable ser adicto a los beneficios, sin importar el coste.


Por tanto, el concepto de aceptable y respetable en nuestra sociedad, es muy arbitrario y parece que, cuanto mayor sea el daño, más respetable es la adicción.


[El Mito]


Existe el mito generalizado de que las drogas, por sí solas, son adictivas.


De hecho, la guerra contra las drogas se fundamenta en la idea de que, si prohíbes el suministro de drogas, puedes resolver el problema de la adicción.


Ahora bien, si contemplas la adicción en un sentido más amplio, compruebas que nada, por sí mismo, es adictivo.





Ninguna sustancia o droga es adictiva por sí misma, y ningún comportamiento es adictivo por sí mismo.


Muchas personas van de compras sin volverse compradores compulsivos. No todo el mundo se hace adicto a la comida. No todo el que bebe una copa de vino se convierte en alcohólico.


Lo que realmente hace a la gente adicta es la combinación entre un individuo propenso, y una sustancia o comportamiento potencialmente adictivos.


Esa combinación hace que aparezca la adicción.


En resumen, no es que la droga sea adictiva, lo que crea la adicción es la propensión del individuo a volverse adicto a una sustancia o a un comportamiento particular.


[El Entorno]


Para comprender qué es lo que hace a algunas personas propensas, hay que revisar sus experiencias en la vida.





La vieja idea, que pese a ser vieja, todavía se mantiene, de que las adicciones se deben a una causa genética, es simple y científicamente insostenible.


La realidad es que algunas experiencias de la vida son las que hacen propensas a las personas.


Experiencias que, no sólo moldean la personalidad y las necesidades psicológicas de la persona, sino también, y de varias formas, al mismísimo cerebro.





Y ese proceso comienza en el útero.


[Prenatal]


Se ha demostrado, por ejemplo, que si una madre sufre estrés durante el embarazo, es más probable que sus hijos tengan rasgos que los predispongan a adicciones.


Y eso es debido a que el desarrollo está muy influenciado por el entorno psicológico y social.


La biología de los seres humanos se ve muy afectada: queda programada por experiencias de la vida que comienzan en el útero.


[Habla Robert Sapolsky]


La percepción del entorno no empieza al nacer.


El entorno actúa desde que tienes un entorno.


Desde que eres un feto, estás sujeto a cualquier información que venga a través de la circulación de tu madre.


Hormonas, niveles de nutrientes…


Un buen ejemplo al respecto, es el llamado “Invierno de la Hambruna Holandesa“.


En 1944, los Nazis que ocupaban Holanda, decidieron embargar toda la comida, y enviarla a Alemania.





Durante 3 meses, los holandeses pasaron hambre.


Decenas de miles de personas murieron de hambre.


El efecto del “Invierno de la Hambruna Holandesa” fue que, si durante la hambruna fuiste un feto en su 2º ó 3º trimestre, tu cuerpo “aprendió” algo único durante ese tiempo.


Resulta que en el 2º ó 3º trimestre es cuando tu cuerpo está tratando de aprender acerca del entorno que le rodea: ¿lo de fuera es un entorno amenazador?… ¿hay abundancia?… ¿cuántos nutrientes estoy recibiendo a través de la circulación de mamá?…





Si eres un feto durante una hambruna, tu cuerpo se programa para ser, de ahí en adelante, muy, muy avaro con el azúcar y la grasa, y te dedicas a almacenar todo lo que puedas.


Si fuiste un feto del “Invierno de la Hambruna Holandesa“, 50 años después, en comparación, eres más propenso a sufrir de hipertensión, obesidad o síndrome metabólico.


He aquí al entorno, que aparece inesperadamente.


[Habla Gabor Maté]


Cuando se estresan animales de laboratorio hembras, embarazadas, sus descendientes son más propensos a consumir cocaína y alcohol de adultos.


Las madres humanas también se estresan.


Por ejemplo, en un estudio británico, las mujeres que sufrieron abusos durante el embarazo, al dar a luz, tenían en su placenta niveles más altos de cortisol, la hormona del estrés, y sus hijos eran más propensos a las adicciones, al cumplir los 7 u 8 años de edad.


El estrés intrauterino es un detonante de todo tipo de problemas de salud mental.





Otro estudio israelí, con niños nacidos de madres que estuvieron embarazadas cuando se inició la guerra de 1967… Estas mujeres, desde luego, estuvieron muy estresadas y su descendencia tiene un mayor índice de esquizofrenia que la media.


Ya hay muchas evidencias de que la vida prenatal tiene un impacto enorme en el desarrollo del ser humano.


[La Infancia]


El desarrollo humano y específicamente, el desarrollo del cerebro humano, se deben abrumadoramente al impacto del entorno, sobre todo, después del nacimiento.





Ahora bien, comparándonos con los caballos, que pueden correr desde el primer día de vida, nacemos muy poco desarrollados.


No disponemos de coordinación neurológica, equilibrio, fuerza muscular ni agudeza visual hasta el año y medio, o dos de vida.


Es así porque el desarrollo cerebral del caballo tiene lugar en la seguridad del útero, pero en el ser humano, ocurre después del nacimiento, y se debe a una simple lógica evolutiva.


Una cabeza grande, característica de los humanos, debido al crecimiento cerebral inherente a nuestra especie, entra en conflicto con caminar sobre 2 piernas. Nuestra pelvis se estrecha para adaptarse a caminar. Y con una pelvis más angosta, pero una cabeza más grande… ¡Bingo!… No queda más remedio que nacer prematuramente.





Y eso conlleva que el desarrollo cerebral, que en otros animales tiene lugar dentro del útero, en nosotros ocurre después del nacimiento, y por tanto, en buena parte bajo el impacto del entorno exterior.





El concepto de “Darwinismo Neural” significa simplemente que los circuitos que reciben la información apropiada del entorno se desarrollarán de manera óptima, y los que no, o bien no se desarrollarán óptimamente o tal vez no lo harán en absoluto.


Si se toma a un niño recién nacido con los ojos en perfecto estado, y se le pone en una habitación oscura durante 5 años, se quedará ciego, desde entonces, y para el resto de su vida, porque los circuitos de la visión requieren luz para su desarrollo, y sin luz, hasta los incipientes circuitos que están presentes y activos al nacer, se atrofiarán y morirán, y no se desarrollarán otros nuevos.


[La Memoria]


Las primeras experiencias moldean el comportamiento del adulto, incluso, y especialmente, esas primeras experiencias de las que no tenemos ningún recuerdo.





Resulta que hay 2 tipos de memoria. Una es la memoria “explícita“, que alberga recuerdos. Gracias a ella, se pueden recordar hechos, detalles, episodios, circunstancias…


Pero la parte del cerebro llamada “hipocampo“, que codifica los recuerdos, se empieza a desarrollar plenamente al año y medio de vida, y no se desarrolla completamente hasta mucho después.


Por esa razón, casi nadie tiene ningún recuerdo previo a cumplir los 18 meses.


El otro tipo de memoria, llamada memoria “implícita“, es una memoria “emocional” del cerebro donde se almacenan, tanto el impacto emocional sufrido, como la interpretación que el niño hace de cada experiencia emocional, en forma de circuitos nerviosos, listos para dispararse sin necesidad de un recuerdo específico.





Así, por dar un ejemplo claro, las personas siendo niños fueron adoptados a muy temprana edad, muy a menudo tienen un sentimiento permanente de rechazo.


No pueden recordar la adopción.


No pueden recordar la separación de su madre biológica, porque no hay recuerdos.


Pero la memoria “emocional” de separación y rechazo está profundamente grabada en sus cerebros.


Por ello, son mucho más propensos a experimentar una sensación de rechazo, y a sentir un gran trastorno emocional cuando perciben que son rechazados por otras personas.


Esto no es exclusivo de los adoptados, pero es particularmente fuerte en ellos debido a lo que albergan en la memoria “implícita“.


En base a las investigaciones, y por mi experiencia profesional, prácticamente todas las personas que son adictas, sufrieron abusos cuando eran niños.





Y todos los verdaderamente adictos, sufrieron abusos de niños, o padecieron terribles pérdidas emocionales.


Sus recuerdos “emocionales” o “implícitos” son los de un mundo que no es un lugar seguro para vivir y que no te ayuda, de cuidadores en los que no se podía confiar, y de relaciones que no son lo bastante fiables como para abrirse y mostrarse vulnerables.


En consecuencia, como respuesta, tienden a rehuir las relaciones verdaderamente íntimas; a no confiar en sus cuidadores, ni en médicos u otras personas que estén tratando de ayudarles; ven al mundo como un lugar peligroso





Esa es la función de la memoria “implícita“, aunque a veces tenga que ver con incidentes que ni siquiera se recuerdan.


[El Contacto]


En el caso de los bebés prematuros y de los que precisan incubadora, quizá conectados a dispositivos o máquinas durante semanas o meses, ahora se sabe que si esos niños son tocados y acariciados en la espalda durante apenas 10 minutos al día, eso estimula su desarrollo cerebral.





Así que, el contacto humano es esencial para el desarrollo y, de hecho, los bebés que nunca son alzados en brazos, mueren.


Esto muestra cuán fundamental es para los seres humanos la necesidad del contacto.


En nuestra sociedad, existe una desafortunada tendencia a decirle a los padres que no tomen en brazos a sus hijos, que no los sostengan, que no levanten a los bebés que lloran, por miedo a malcriarlos o para fomentar que duerman durante toda la noche. Y no los toman en brazos… que es justo lo contrario de lo que el niño necesita.


Si esos niños vuelven a dormirse, es porque han desistido y sus cerebros simplemente se han desconectado como mera forma de protección frente a la vulnerabilidad de haber sido realmente abandonados por sus padres, pero sus recuerdos implícitos serán los de un mundo al que ellos le importa un bledo.


[La Infancia]


[Habla James Gilligan]


Muchos de los rasgos se estructuran a muy temprana edad.



De algún modo, las experiencias de los padres contra la adversidad, y la percepción parental de cuán dura o fácil es la vida, se transmite a los hijos.


Ya sea por una depresión materna o por el mal humor de los padres con sus hijos por haber tenido un día duro, o sencillamente por estar muy cansados al final del día…





Ahora sabemos que todo ello tiene un fuerte efecto en la programación del desarrollo infantil.


Pero esa sensibilidad temprana no es un error evolutivo. Existe también en otras muchas especies. Hasta las semillas que germinan tienen un proceso adaptativo inicial al tipo de entorno donde van a desarrollarse.


En cambio, los humanos se adaptan a la calidad de las relaciones sociales.





Por eso, a una edad temprana, el cómo te alimentan, cuántos conflictos hay o cuánta atención recibes valen como muestras del tipo de mundo en el que estás creciendo.


¿ Estás creciendo en un mundo donde tienes que pelear para conseguir cualquier cosa, vigilar tu espalda, valerte por ti mismo, aprender a no confiar en otros… ?


¿ O estás creciendo en una sociedad donde dependes de la reciprocidad, la cooperación, donde la empatía es importante, donde tu seguridad depende de mantener buenas relaciones con otra gente…?


Ambos escenarios requieren desarrollos muy diferentes a nivel emocional y cognitivo.


De ahí que exista una sensibilidad temprana. Y ser padre viene a ser, aunque sea a nivel inconsciente, un sistema de transmitir esta experiencia a los hijos… Para que así sepan la clase de mundo en el que están.


[Habla Gabor Maté]


El gran psiquiatra infantil DW Winnicott, dijo que hay 2 grandes tipos de cosas que pueden ir mal en la infancia. Una es que ocurra lo que no debería ocurrir, y la otra, que lo que debería ocurrir, no ocurra.


En la primera categoría, están las experiencias traumáticas de abuso y abandono que sufren pacientes de barrios marginales, y muchos adictos. Eso es lo que no debió ocurrir, pero ocurrió.


Por otro lado, está la atención armoniosa de los padres, sin estrés, sin distracciones, que es lo que todo niño necesita pero que muchas veces no tienen. No sufren abusos, ni abandono, ni tampoco están traumatizados; pero lo que debería ocurrir, la presencia de un progenitor disponible emocionalmente, simplemente no existe para ellos, debido al estrés en nuestra sociedad y en el entorno paterno.





El psicólogo Allan Schore lo llama “abandono de proximidad“… Es cuando el padre/madre está físicamente presente, pero emocionalmente ausente.


[Habla Richard Wilkinson]


He estado trabajando durante 40 años con las personas más violentas que produce nuestra sociedad: asesinos, violadores y demás.





Investigando qué causa esta violencia, descubrí que los más violentos criminales de nuestras prisiones habían sido víctimas de maltrato infantil a una escala que iba más allá de lo que jamás pensé que existiera en el abuso infantil.


No tenía ni idea de la depravación con la que son tratados los niños en nuestra sociedad con demasiada frecuencia. Las personas más violentas eran los supervivientes de intentos de asesinato, a menudo a manos de sus padres, o de otras personas de su entorno social más cercano; o habían sobrevivido al asesinato de familiares cercanos, que habían sido asesinados por otras personas.


[Habla Gabor Maté]


Buda sostenía que cada cosa depende de todas las demás. Decía: “el todo contiene las partes y las partes contienen el todo”. Y que no puedes comprender nada si lo aíslas de su entorno. La hoja contiene al sol, el cielo y la tierra, obviamente.


Esto ha demostrado ser cierto, como regla general, y específicamente, en el desarrollo humano.


El término científico para ello es la naturaleza bio-psico-social” del desarrollo humano: la biología de los seres humanos depende en gran medida de la interacción con su entorno social y psicológico.





El psiquiatra e investigador Daniel J. Siegel, de la Universidad de UCLA, en Los Angeles, EEUU, acuñó la expresión “Neurobiología Interpersonal”, porque el funcionamiento de nuestro sistema nervioso depende, en gran medida, de nuestras relaciones personales… En primer lugar, con los padres que nos crían; en segundo lugar, con otros personajes influyentes en nuestras vidas, y en tercer lugar, con toda nuestra cultura.


Así que, no se puede separar el funcionamiento neurológico del ser humano del entorno en el que creció, y del entorno en el que vive.


Esto es cierto en cualquier momento de la vida.


Y particularmente cierto, cuando dependes de alguien, y estás indefenso, mientras tu cerebro se desarrolla, pero igualmente cierto en adultos e incluso al final de la vida.


[La Cultura]


[Habla James Gilligan]


Los seres humanos han vivido en casi todo tipo de sociedades, también en las más igualitarias





Las de cazadores y recolectores, han sido, y son, muy igualitarias, basándose, por ejemplo, en compartir comida, intercambiar regalos…


[Habla Robert Sapolsky]


Grupos pequeños viviendo de la de la búsqueda de alimentos y también, algo de caza, formados por personas que has conocido toda la vida, rodeados de primos cercanos y lejanos; en un mundo donde hay muchos lazos de parentesco entre grupos diferentes; en un mundo donde no hay apenas cultura materialista…


En este mundo hemos vivido durante casi toda nuestra historia homínida.


Resulta obvio decir que es un mundo muy diferente.


Registra mucha menos violencia.


En ese tipo de sociedad humana, pasada o actual, no existe violencia grupal organizada.


Así que… ¿ qué hicimos mal ?


[Habla Richard Wilkinson]


La violencia no es universal. No se reparte uniformemente dentro de la especie humana.


Hay enormes diferencias en la cantidad de violencia de las distintas sociedades. Algunas sociedades prácticamente carecen de violencia. Otras, se destruyen a sí mismas.


Hay grupos religiosos anabaptistas, que son completa y estrictamente pacifistas, como los amish, los menonitas, los huteritas





Entre los huteritas, no se ha registrado ni un solo homicidio. Los huteritas se negaron a ser reclutados en todas las grandes guerras, incluso en la 2ª Guerra Mundial. Preferían ir a la cárcel, en lugar de servir en el ejército.





En los kibutz de Israel, el nivel de violencia es tan bajo, que los tribunales penales a menudo les envían delincuentes violentos. Envían a criminales a vivir en los kibutz, con el fin de que aprendan cómo vivir una vida no violenta…Porque así es como se vive allí.


Los humanos estamos profundamente moldeados por la sociedad.


Nuestras sociedades engloban todas las influencias teológicas, metafísicas, lingüísticas, etc.


Nuestras sociedades moldean distintos aspectos, como creer o no que la vida es pecado o belleza; si hay vida en el más allá y si seremos juzgados dependiendo de nuestros actos, o si éstos resultan irrelevantes…


De unas sociedades individualistas a otras colectivistas, la gente es muy diferente, tienen diferentes mentalidades, y por ende, entiendo que también diferentes cerebros.


La sociedad de EEUU es una de las más individualistas de todas.





El sistema capitalista te permite llegar teóricamente cada vez más alto en la pirámide, pero se asciende a costa de no tener redes de seguridad.


Por definición, cuanto más estratificada está una sociedad, a menos personas tienes como iguales, y hay menos gente con quien mantener relaciones simétricas y recíprocas.


Sólo hay discrepancias y un sinfín de jerarquías


Un mundo en donde tenemos pocas relaciones recíprocas, es un mundo con mucho menos altruismo.


[La Naturaleza Humana]


Así que, es incorrecto adoptar un enfoque puramente biológico de la naturaleza humana, ya que, en gran medida, nuestra naturaleza se escapa de las restricciones de la naturaleza.





Hemos desarrollado mayor variabilidad social que cualquier otra especie. Más sistemas de creencias, más tipos de estructura familiar, más formas de criar a los niños, que ninguna otra especie…


Poseemos una capacidad para la variedad, que es extraordinaria.


En una sociedad que fomenta la competitividad, y, muy a menudo, la explotación despiadada de unos seres humanos por otros, obteniendo beneficios a costa de los problemas de terceros, inventando frecuentemente nuevos problemas con el solo propósito de obtener provecho económico, la ideología dominante justifica ese comportamiento, apelando a que la naturaleza humana es rígida e inalterable.


Una sociedad así fomenta la mentira de que la gente es competitiva por naturaleza, que la gente es individualista y egoísta.


La verdaderamente cierto es lo contrario.


Como humanos, tenemos unas necesidades concretas. Hablar con propiedad de la naturaleza humana es reconocer que los humanos tenemos esas necesidades concretas.


La necesidad de compañía, de un contacto cercano, la necesidad de ser amados, incluidos y aceptados, de ser vistos, de ser acogidos tal cual.


Cuando esas necesidades quedan cubiertas, nos convertimos en personas compasivas, colaboradoras y empáticas con los demás.


Y lo contrario, que tan a menudo vemos en nuestra sociedad es, en realidad, una mera distorsión de la naturaleza humana, debido a que muy pocas personas tienen sus necesidades cubiertas.


De modo que sí, se puede hablar de ‘naturaleza humana’, pero entendiendo como tal, las necesidades humanas básicas que subyacen instintivamente.


La ‘naturaleza humana’ son esas necesidades humanas, que nos hacen adoptar ciertos rasgos cuando están cubiertas, u otro conjunto muy diferente de rasgos, cuando son negadas.





Así que… una vez reconocido el hecho de que el ser humano, cuya gran flexibilidad adaptativa le permite sobrevivir bajo muchas condiciones diferentes, está también rígidamente programado por ciertos requerimientos del entorno o necesidades humanas, es cuando cobra sentido la importancia de la sociedad.


Igual que nuestros cuerpos necesitan nutrientes físicos, nuestro cerebro demanda estímulos positivos del entorno en todas las fases del desarrollo, necesitando, asimismo, ser protegido de los estímulos negativos.





Y si las cosas que deberían ocurrir, no ocurren… o si las cosas que no deberían ocurrir, ocurren… es evidente que la puerta queda abierta, no sólo para que entren un montón de enfermedades físicas y mentales, sino también muchos comportamientos humanos perjudiciales.


Así que, si echamos un vistazo alrededor y vemos cómo están las cosas, tenemos que plantearnos preguntas





¿ Son saludables las condiciones del mundo moderno para nuestra especie ?


¿ Actúa nuestro sistema socioeconómico como una fuerza positiva para el progreso y el desarrollo humano y social ?


¿O, más bien, va en contra de las necesidades evolutivas imprescindibles para crear y mantener nuestro bienestar personal y social ?




Esto tiene que acabar.




“Nunca dudes de que un pequeño grupo de ciudadanos reflexivos y comprometidos, puede cambiar el mundo. De hecho, es lo único que lo cambia”.
(Margaret Mead)



29
Jul
10

Diíta



La coordinadora del Grupo de Obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la doctora Susana Monereo, pone de manifiesto que “sólo nos acordamos de los kilos de más cuando hay que quitarse la ropa, y esto es un gran error”.


Cierto. Un gran error. Porque no habría que acordarse nunca. Siempre es buen momento para el disfrute, sin importar los kilos estéticos.



Pero, en este caso, Monereo se refiere a la “operación bikini” típica de cada verano, y a los  efectos adversos de las dietas milagro, en esa o en cualquier otra estación del año, ya que pueden causar problemas sobre el metabolismo, además de producir un “efecto yó-yó”, que no se refiere al egocentrismo propio de la sociedad de consumo, sino al efecto de recuperar (e incluso superar) el peso perdido en un breve periodo de tiempo.  El 90% de las personas que empiezan una dieta recuperan el peso a los 5 años.





Es una curiosa y desafortunada paradoja que este problema afecte a las sociedades del primer y segundo mundo debido a factores de riesgo directamente relacionados con los hábitos de vida sedentaria, con la ingesta de alimentos hipercalóricos (ricos en grasas y azúcares, pero escasos en vitaminas, minerales y otros micronutrientes)… y con la TV. Mientras unos tienen que recorrer 20 kilómetros para llegar a los pozos de agua, para otros, mana de un grifo situado a pocos metros. Mientras unos solicitan donaciones de leche (como en Haití), otros la tiran. Mientras unos intentan prolongar su esperanza de vida más allá de los 45 años, otros se enfrentan a la obesidad, como su principal causa de “muerte previsible“. Así es este sistema de desigualdad sin sentido.

Según los dietistas-nutricionistas como Julio Basulto, verdaderos profesionales especializados del tema, las dietas saludables son sólo aquellas que son eficaces a medio y largo plazo, contribuyendo a prevenir la mayoría de enfermedades crónicas, y a ser un pilar de la salud.


Esto descarta todas aquellas que proclaman ser “rápidas y sin esfuerzo“, pero son perjudiciales, y, por tanto, fraudulentas, como las pobres en hidratos de carbono, las ricas en proteinas, las de ayuno y/o semiayuno, las de la sangre, las disociadas, la macrobiótica, las tóxicas, las orgánicas, de la sopa quemagrasas, del pomelo, del limón, la del calendario, la de la hora, la de los colores, la de la alcachofa


Son dietas peligrosas. Y todas cuestan dinero, bien en pastillas, zumos, jarabes y otros complementos.


Prometen ser naturales. Pero lo natural no siempre es lo recomendable. La coca y la cicuta también son naturales, pero no por ello son de ingesta habitual recomendable (sí… en ambos casos, está confirmado).



No hay una “educación nutricional“. Por qué iba a haberla… tampoco se enseña a cocinar (asignatura que debiera ser obligatoria en los colegios). Nada sorprendente en un sistema basado en el Dinero, donde no se explica a los niños por qué hay hambre en el mundo (ni a los mayores), donde no se forma a las parejas para ser padres (criar y educar), ni se evita que los que nacen desarrollen psicopatía (dado que 1 de cada 5 se comporta como tal de adulto).



¿ Es importante la “educación nutricional” , comparada con esos y otras posibles conocimientos ?



En principio, sí. Este tema, no sólo aglutina aspectos tan diversos como sanidad, industria agroalimentaria y desarrollo sostenible… de él, también depende la salud de cada uno. Sólo decíamos, “en principio”, porque, salvo que seas miembro del exclusivo club de los 144.000 que se salvarán en el Apocalipsis cristiano, no te queda por vivir más vida que ésta.





Y, por esa misma razón, hay quien se quiere aprovechar de ello. Como ya vimos, no una, ni dos, sino ya en varias ocasiones, se trata de un terreno abonado para que, al calor de la superstición, proliferen estafadores y timadores, cuando, en nuestro afán por mejorar nuestro peso (un 23% por salud, y un 73%… por estética), bajamos la guardia y nos convertimos en crédulos snobs,  suponiendo que “a nadie se le ocurriría mentir, engañar o robar con estas cosas“.


Y, bajo el amplio abanico de dietas, se esconden multitud de falacias sobre la alimentación.


Algunas mitos y verdades sobre la alimentación



No comas pan”.


Es una falacia. La revisión de estudios científicos realizada por el Grupo de Investigación de Nutrición de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, demuestra que una dieta rica en pan, y particularmente, integral, se asocia con un menor Indice de Masa Corporal y con una  menor circunferencia de cintura a lo largo del tiempo; en cambio, no se asocia a incrementos de la adiposidad.


Por cierto, los ‘hidratos de carbono’ (también llamados ‘glúcidos’‘carbohidratos’) del pan, arroz, pasta, legumbres y fruta deberían suponer al menos el 50% de nuestro aporte energético.


Reducir el consumo de fibra es pésimo para el intestino. Tomar muchas grasas saturadas, es quebrar la salud del corazón; máxime cuando casi el 70% de los adultos tenemos el colesterol elevado.


La Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2007, establecía: “Las dietas ricas en hidratos de carbono son cruciales para el control del sobrepeso y la obesidad“.


En agosto de 2000, la revista The Proceedings of the Nutrition Society, concluía: “Aconsejar un incremento del consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono, conduce a mejores resultados que aconsejar la disminución del consumo de alimentos grasos“.


Para llenar el estómago, si no comes lo que debes, es que estás comiendo lo que no debes (como dicen en Andalucía, “donde entra tajá, no entra rebaná“). Mejor rebanadas de pan, que lonchas de chicha.


“Los alimentos orgánicos son más nutritivos que los convencionales”


En agosto de 2008, un estudio llevado a cabo por investigadores del Departamento de Nutrición Humana de la Universidad de Copenhague, y publicado en la revista Journal of the Science of Food and Agriculture, concluyó que no existen razones científicas para sostener que la comida orgánica es mejor que la que ha crecido con pesticidas y productos químicos. Los expertos analizaron zanahorias, coles, guisantes, manzanas y patatas tras su cultivo en 3 medios: ‘tierra con poco estiércol’, ‘estiércol con pesticidas’, y ‘tierra con fertilizantes minerales y pesticidas’. No hubo diferencias nutricionales tras la cosecha.


A continuación, alimentaron con estas cosechas durante 2 años a 3 grupos de animales, y tampoco detectaron diferencias. Por tanto, las conclusiones desautorizan la creencia de que los alimentos cultivados de forma orgánica contengan más nutrientes que aquellos cultivados de forma convencional.


Por supuesto, lo anterior no exime de lavar los alimentos, no legitima el uso de cualquier pesticida, ni tampoco sirve de excusa para cultivar transgénicos. Pero no merece la pena pagar 3 veces más, por lo mismo.


“El calcio es bueno para la osteoporosis”


Eso es un mito. El calcio, tomado de manera aislada, no ha demostrado efecto significativo sobre la incidencia de fracturas en mujeres con osteoporosis posmenopáusica, según concluyó la Sociedad Española de Reumatología en 2006. Una extensa revisión de la literatuta científica publicada en diciembre de 2007 en la revista The American Journal of Clinical Nutrition confirmó que los suplementos de calcio (pastillas o similares) podrían aumentar el riesgo de fracturarnos la cadera. Al parecer, tomar calcio poor encima de las recomendaciones, hacen más frágiles nuestros huesos.


Demasiados productos lácteos, especialmente en la forma desnaturalizada que se venden en los supermercados, pueden ser el origen de muchos problemas de salud; los problemas de calcio se evitan mejor manteniendo una dieta equilibrada. Enfermedades como la osteoporosis, están íntimamente relacionadas con factores como la mala alimentación, el sobrepeso y el estrés.


“La miel es maravillosa, porque brinda un sinfín de propiedades medicinales”


Otra falacia. La cantidad de nutrientes que contiene la miel es irrisoria. Legalmente, para que un alimento sea “fuente” de una vitamina o mineral, debe aportar al menos un 15% de las recomendaciones de ese nutriente por cada 100 gramos de alimento ingerido. Pero, 100 gramos de miel contienen un 0% (nada) de tiamina (vitamina B1), y un 0,121% de niacina (vitamina B3)… Habría que tomar 2 Kg de miel diarios para cubrir el 15% de niacina recomendada. Mejor que no.


La miel tampoco tiene propiedades antioxidantes, ni cura quemaduras, ni actúa como antibiótico, ni mejora los constipados… Es un mero azúcar, que aporta calorías “vacías“… y produce mucha más caries que el azúcar
refinado
.


“Las legumbres no son saludables, porque inhiben o bloquean a otros nutrientes más importantes, y por eso hay que comerlas con mucha moderación… Es más, las lentejas son tóxicas.”


Todo lo contrario. Las legumbres son un alimento básico en una dieta sana y equilibrada. Son fuente de hidratos de carbono y de proteínas de buena calidad, aportan minerales esenciales como hierro -algunas de ellas, incluso más que la carne-, calcio, zinc, potasio, fósforo y magnesio, y algunas vitaminas, como la B y la E. Son un lujo nutritivo, a un precio inmejorable.


Puede que el intestino se “resista” un poco a la comida sana… pero, según el Colegio Americano de Gastroenterología.. emitir unos 14 gases al día es una prueba de salud intestinal. Aún así, hay trucos para evitar los gases: comer 6 veces al día en lugar de 2 ó 3; comer despacio; masticar bien; beber agua; cocinar bien las legumbres y luego dejarlas reposar 1 hora en el agua de la cocción… Las sustancias responsables del mal olor de los gases se encuentran, sobre todo, en huevos, carne, coliflor, ajo y cebolla. Pero, por cierto, comparativamente, ¿ qué provoca más flatulencias ?… Pues las bebidas carbonatadas, como refrescos y cerveza (por las burbujas… otra razón para beber agua), y el fumar (por tragar el aire).


“El Omega-3 debe ser una de la principales armas para tener un corazón sano”


Falso. La publicación British Medical Journal afirma que no se ha demostrado un efecto claro de los Omega-3 sobre la mortalidad general, sobre los eventos cardiovasculares combinados, sobre el  cáncer ni sobre la demencia (). Tampoco mejoran ni el rendimiento intelectual ni el físico, según queda registrado en la base de datos médica http://www.pubmed.gov.


No comas fruta después de las comidas principales, porque produce malas digestiones y genera obesidad”


Otro mito. El orden en que se ingieren los alimentos no importa, porque la cantidad de calorías es la misma. Tampoco es cierto el mito que afirma que si se toma la fruta después de las comidas, ésta fermenta en el estómago: la fruta no fermenta en el estómago, independientemente de que se tome antes o después de comer; el estómago no es un departamento dividido en diferentes alturas, por lo que el hecho de que la fruta se tome al final de la comida no significa que ésta quede en la parte superior del estómago y vaya a fermentar. Por cierto, es conveniente tomar todos los días al menos 3 piezas de fruta para poder llevar a cabo una dieta sana y equilibrada que favorezca nuestro estado de salud.


“El limón es bueno como depurativo del ácido úrico”


No ha podido demostrarse el supuesto efecto del limón sobre la fatiga, la acidez gástrica, la hipertensión, la insuficiencia renal o la gota. Y, especialmente en verano, es conveniente saber que un granizado de limón lleva 16 terrones de azúcar.


“La valeriana te relaja para dormir bien”


Pues no. En junio de 2007, investigadores de la Universidad de Washington concluyeron que las evidencias no apoyan la eficacia clínica de la valeriana como una ayuda para dormir o para tratar el insomnio; un placebo, sirve igual.



“El ajo es muy eficaz en la reducción del colesterol y triglicéridos en sangre”
Es otra falacia. Según los estudios de Archives of Internal Medicine de 2007, ni el ajo baja el colesterol, ni mejora otros parámetros sanguíneos relacionados con el riesgo cardiovascular.



“Los frutos secos engordan



Sin embargo, los estudios muestran que incorporar frutos secos en la alimentación no sólo no conduce a un aumento de peso, sin que, incluso, podría ayudar a su control. La clave está, en parte, en el consumo razonable. En este sentido, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) recomienda consumir entre 1 y 5 raciones por semana de frutos secos al natural, de los que haya que pelar, entendiéndose como ración el equivalente de 25 gramos de frutos secos (peso sin cáscara).


Según los resultados del estudio PREDIMED, las personas que suplementaron su dieta con aceite de oliva tenían una disminución del 8% en los indicadores de inflamación en las arterias; para las personas que suplementaron su dieta con frutos secos, la cifra mejoró: disminuyó el 9%.



“La ingesta de leche y de productos lácteos
no fomenta el colesterol, ni aumenta los riesgos cardiovasculares”


La principal fuente de grasas saturadas en Occidente son los cárnicos y los lácteos. Le siguen los pescados y los huevos. Tres vasos de leche entera contienen tanta grasa saturada como 150 gramos de beicon, y eso que sólo contienen un 3% de materia grasa. Y con los quesos es aún peor: el “curado” suele tener en torno al 60%, y el “fresco“, un 15%. Escoge lácteos desnatados.


“La leche artificial puede sustituir a la leche materna”
La artifical es la peor opción. A veces, es inevitable administrarla, sobre todo, si la madre trabaja fuera y otra persona ha de alimentar al bebé. Pero habrá que asumir varias cosas. Es sabido que la leche artificial no contribuye a la defensa contra las infecciones, a prevenir alergias y a proteger contra diversas afecciones crónicas, como lo hace la materna. Pero existe un efecto menos conocido… La leche artificial favorece que se tenga obesidad en la edad adulta. Eso es así porque en la leche materna hay presentes hormonas, como la lectina, que facilitan que el niño/la niña vayan regulando el quilibrio entre hambre, saciedad y grasa corporal, de forma correcta.


El estado de ánimo

A pesar de que el cerebro sólo representa un 3% del peso corporal total, es responsable del consumo del 20% de la energía que extraemos de los alimentos. Su funcionamiento requiere  oxígeno y de glucosa, pero, además, son necesarios otros nutrientes para el desarrollo de funciones de la mente, como la memoria, la concentración y el pensamiento.


Una alimentación desequilibrada puede producir carencias específicas de vitaminas o minerales que se manifiestan mediante síntomas o sensaciones como apatía, desgana, irritabilidad, nerviosismo, cansancio, falta de atención, fallos de memoria, de concentración, e incluso depresión.


En las personas bulímicas, la depresión aparece como causa y como consecuencia. Casi en la mitad de los casos, tienen o han tenido un trastorno afectivo. Otras alteraciones psíquicas que pueden estar presentes son: intentos de suicidio, consumo de drogas o alcoholtrastornos de pánicoansiedad (previo o posterior al esporádico,  voraz e impulsivo atracón), fobia social (porque no se gustan), puede ser la causa definitiva de abandono del trabajo o estudios, irritabilidadalteraciones del sueño, alteraciones de la personalidad… incluso cleptomanía (el impulso obsesivo e incontrolable de robar objetos sin ningún valor monetario ni sentimental).





La psicopatología de la bulimia se basa en la profunda, arraigada, pero errada, idea de que sólo a través de la delgadez y su “atractivo“, se podrá triunfar en la sociedad. La bulimia suele presentarse junto con un fuerte sentimiento de inseguridad y con problemas graves en la autoestima, en relación directa con el peso o con la imagen corporal (‘autoimagen’).


Pues bien. Varios estudios han demostrado que las personas con bulimia presentan una disminución en la función de la serotonina, lo cual explicaría la ausencia de saciedad y las consiguientes comilonas, sobre todo a base de azúcares.


Cuando éstos se encuentran en niveles bajos en el organismo, puede desencadenar episodios de tristeza, ansiedad, irritabilidad, insomnio… y todo el cuadro bulímico. De ahí la apetencia e ingesta excesiva, sobre todo de azúcares industriales (pasteles, golosinas, galletas y repostería en general), y particularmente por el chocolate, el alimento preferido para favorecer la síntesis cerebral de serotonina.


La serotonina es importante…. porque hace la felicidad. Es una hormona que influye en el humor, regula el sueño, la presión sanguínea… y el apetito.


Es una paradoja que comer equilibrado sea vital para regular la hormona que sacia el apetito por comer. Pero así es.


Tradicionalmente, la bulimia se consideraba una enfermedad mental.


La doctora Sabine Naessén, que trabaja en el Instituto Karolinska, descubrió que algunas mujeres con bulimia tienen también un desequilibrio hormonal que consiste en la sobreproducción de testosterona; este enfoque aún requiere más estudios…


Pero, entretanto, ¿ no tiene más sentido cuidar la alimentación, para así favorecer la regulación correcta de serotonina ?


Digo yo.




En la salud, no hay (tampoco) milagros



No existen “dietas milagro” ni “dietas rápidas”… Sólo existen “dietas para vaciar tu bolsillo con una rapidez milagrosa“.


Veamos 9 pistas para detectar esas dietas fraudulentas:

  1. Prometen resultados rápidos
  2. Profetizan resultados asombrosos, mágicos
  3. Prohíben el consumo de un alimento, o de un grupo de alimentos
  4. Contienen listados de alimentos buenos y malos
  5. Exageran o distorsionan la realidad científica de un nutriente
  6. Incluyen o se basan en el consumo de preparados que, casualmente, vende quien promueve el tratamiento dietético
  7. Los preparados (productos dietéticos o similares) son carísimos… comparados con el coste de los alimentos comunes que sí que reportarían los mismos resultados prometidos
  8. Incluyen relatos, historias o testimonios para aportar credibilidad
  9. Contienen afirmaciones que contradicen a la comunidad científica



Es más. Hablando de los productos basados en “hierbas naturales” para adelgazar, la Food and Drug Administration (FDA), tras analizar 28 de ellos, comprobó que contienen sustancias tóxicas y prohibidas, como la sibutramina, el ribonamant, la fenitoína, la fenoftaleína y la bumetanida.
Y en lo que respecta a los “complementos de última generación“, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) ha verificado que carecen de ensayos clínicos que los avalen y, en este sentido, citan como ejemplo varios estudios presentados en el Congreso Internacional de Obesidad, que se celebró en Estocolmo, que demuestran que su consumo no es eficaz. Entre estas sustancias, se encuentra algunas tan ‘populares’ como L-Carnitina, la fibra soluble, el polvo de guaraná, el té verde, el chitosán, el ácido linoleico conjugado (CLA), la goma guar y el glucomanano.




No más dieta: haz tu diíta

  • Ninguna dieta saludable requiere comprar botes, pastillas o suplementos.
  • Los nutrientes, de forma “aislada“, no producen maravillas; vender productos con ese anuncio no es ético, ni científico… y además es ilegal y denunciable (por el Real Decreto 1275/2003).
  • Comer de todo ó “comer variado” no son lo mismo que “comer equilibrado“: las proporciones de cada tipo de alimento son cruciales. Comer equilibrado significa, sencillamente, escoger más cantidad de unos alimentos que de otros. Los que debemos seleccionar y priorizar, según todas las organizaciones sanitarias, son a los que no necesitan anunciarse para que sepamos que son sanos, y que están recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS): “tu dieta” debe estar basada en alimentos de origen vegetal:
    Frutas enteras
    Hortalizas (espinacas, acelgas, apio, alcachofa, guisante, cebolla, nabo, puerro, zanahoria, remolacha, patata, berenjena, lechuga, pimiento, tomate, coliflor, remolacha, rábano…)
    Legumbres (garbanzos, lentejas, alubias, habas, guisantes…)
    – Frutos secos
    Cereales integrales (pan integral, arroz integral, pasta integral…)
  • La “dieta mediterránea” no significa atiborrarse de paella, sino en el consumo habitual de esos alimentos, más el pescado y el aceite de oliva. Como hemos comentado, son muy importantes los hidratos de carbono. Pero fijaros que se recomiendan los hidratos de carbonocomplejos“, de “combustión lenta”: una verdura, un fruta…Lo que no tiene sentido es tomar aspirinas para prevenir los infartos, en lugar de dejar de comer hamburguesas con queso.
  • La regla de oro para poder adelgazar es no tener hambre. Comer 6 veces ó más al día, disminuye el riesgo de padecer afecciones cardíacas entre un 10 y un 20%, en comparación con quien come 1 ó 2 veces al día.
  • Restringe el consumo de carne roja y de embutidos. En 2009Archives of Internal Medicine publicó, sobre una base de 500.000 individuos, que el descenso del consumo de carne roja podría evitar la muerte por enfermedades cardiovasculares y cáncer del 11% de varones y del 16% de las mujeres, debido a su alto contenido en grasas saturadas (3 veces mayor que en las carnes blancas). Por cierto, esas grasas saturadas se acumulan en la zona abdominal
  • Entonces, ¿ cuánto de grasas saturadas ?… Lo mínimo posible, huye de ellas. Sólo precisamos el 7% de ese tipo de nutriente, y está ya tan extendido…
  • Los lácteos, desnatados.
  • Bebe agua… La cantidad: según tu sed.
  • Toma poca sal
  • Nada de azúcares “simples”, de “absorción rápida”, presentes en los refrescos, así como los zumos de fruta, mermeladas y bollería industriales… como ya vimos.
  • Del alcohol y tabaco, ni hablamos.






Finalmente, no hay una buena dieta sin ejercicio físico. Quien te diga lo contrario, miente. La revista Obesity Review pulicó en febrero de 2006 una investigación relacionada con la costumbre de subir en ascensor en vez de por las escaleras, llegando a la siguiente conclusión: un incremento del 2,8% en el uso de escaleras en lugar del ascensor, se traduce en una pérdida de peso (y/o prevención de ganancia de peso) de 300 gramos al año. Si te parece poco, aumenta el porcentaje y el número de años, y verás.


Eso de que hay gente que come de todo y no engorda es un mito… Hay excepciones, pero la mayoría de los que no engordan, cuando analizas lo que comen durante un buen periodo, averiguas que ajustan lo que comen, con lo que gastan.


El tener alimentos industriales a nuestro alcance, combinado con un actividad física muy baja, hacen que, como no hagamos un esfuerzo continuo para cuidar el peso, éste aumente sin remedio.


El 71% de los españoles –el 68,5% de los hombres y el 73,7% de las mujeres- no realizan ningún tipo de actividad física en su tiempo libre.


Qué casualidad más causal, que las cifras coincidan con las del número de personas que han hecho o hacen dieta.


Las ventajas y beneficios de realizar de manera sistemática ejercicio físico, incluyen la mejoría del sistema respiratorio, circulatorio, nervioso, óseo, endocrino, etc, sin olvidar los muchos condicionantes positivos que tiene sobre nuestro estado mental… Todo eso, si haces,  al menos, 30 minutos diarios andando a buen ritmo.





En suma, para mejorar nuestra salud y además perder peso: una dieta sensata y más ejercicio físico.


La fecha objetivo, que sea también realista: mínimo, a 6 meses.


Sin tomarlo como un “esfuerzo“, sino, como una “costumbre“.


En lugar de dieta de choque temporal,  hagamos dieta saludable cada día.


Sería hacer… en lugar de tu dieta, tu diíta.


26
Feb
10

Burbujas


El consumo de refrescos aumenta el riesgo de padecer cáncer de páncreas.



Un grupo de investigadores de la Universidad de Minnesota han analizado a más de 60.000 personas durante 14 años. Con los 140 casos de cáncer de páncreas que se detectaron entre su muestra durante ese período, determinaron que la mayoría de los procesos cancerígenos se produjeron entre personas que consumían bebidas gaseosas de forma habitual.


Los altos niveles de azúcar en los refrescos pueden aumentar el nivel de insulina en el cuerpo,  contribuyendo al crecimiento del cáncer de  las células del páncreas.


Como conclusión, las personas que consumen 5 refrescos a la semana tenían un 87 % más de riesgo de padecer esta enfermedad que las personas sin ese hábito.


Este estudio viene a sumarse a otros sobre el consumo de bebidas carbonatadas.



Ya en 2004, un estudio estadounidense aseguraba que las bebidas gaseosas azucaradas son la principal causa de la obesidad y de la diabetes.


El estudio abarcó 91.000 enfermos de ambos sexos entre 1977 y 1997, investigando la relación entre el consumo de bebidas gaseosas azucaradas y la diabetes.


Se observó una correlación entre el consumo de bebidas gaseosas  (que en ese período aumentó en un 61% entre los adultos, y se duplicó entre los niños), con la diabetes, la obesidad adulta y el sobrepeso infantil.


Una de las conclusiones fue que las mujeres que consumieron refrescos al menos una vez al día, tenían un 80% más de probabilidades de contraer diabetes en comparación con las que raramente las bebían.


Por cada lata de bebida carbonatada consumida se incrementa en un 60% el riesgo de obesidad. Además de limitar la ingesta de otras bebidas saludables, como la leche, el consumo de bebidas gaseosas puede erosionar el esmalte de los dientes y favorecer la aparición de caries.

"Lo light al final pesa"


Y este efecto tiene lugar, ya sea el refresco normal, ó light


Un estudio publicado en 2007 afirma que los refrescos con gas, aunque sean light, están relacionados con un incremento de factores de riesgos asociados a enfermedades coronarias y diabetes.


Según este estudio, los adultos que consume una lata de refresco con gas al día, tienen un 50% más de riesgo que aquellos que no consumen este tipo de bebidas de desarrollar un síndrome metabólico, con factores de riesgo como un incremento de grasa en la cintura, una disminución del colesterol bueno, tensión arterial alta, y otros síntomas.



La típica lata de refrescos contiene el equivalente a 7 cucharaditas de azúcar, y a 5 sobres de azúcar de las cafeterías.


Por otro lado, un estudio de la Universidad de Harvard había observado que todas las adolescentes que toman bebidas con gas tienen un riesgo de sufrir una fractura multiplicado por 3, en comparación con las que no consumen estos refrescos.



La Universidad de Loyola (EEUU) demostró en otro estudio que las mujeres que beben dos ó más  latas de refrescos con gas al día tienen el doble de riesgo de sufrir enfermedades renales. Si el 11% de la población padece de albuminuria, entre aquellos que beben dos ó más latas de refrescos diariamente, el porcentaje aumenta hasta el 17%.


Por si fuera poco, los refrescos suelen contener aditivos que resultan nocivos para la salud:

  • El glutamato monosódico, un potenciador de sabor “totalmente contraindicado para niños pequeños”, provoca alergias, urticaria, angioedemas
  • El butilhidroxitolueno (bht), un antioxidante que produce alergias y afecciones hepáticasEl butilhidroxianisol (bha), que también está relacionado con distintos tipos de alergias y alteraciones en la relación lípidos-colesterol
  • El antioxidante lactato sódico (E-326), que, en contacto con otros aditivos y conservantes, también produce procesos de asma y trastornos psicosomáticos.
  • El edulcorante sorbitol, que produce flatulencia, diarreas e intolerancias alimentarias.
  • El edulcorante ciclamato sódico (E-952), cuyos efectos cancerígenos ya vimos en este Blog.
  • Por no hablar de los localismos… Una botella de Coca-Cola comprada en 2006 la ciudad de Calcuta excedía el nivel permitido del pesticida Lindane en 140 veces, y  otra botella distribuida en Bombay superaba 200 veces el límite establecido para el nivel de la neurotoxina Clorpirifos.


Y… qué coincidencia…


… Las embarazadas , las personas con osteoporosis,  y los enfermos diagnosticados de síndrome de “colon irritable” siempre tienen prescripción de ‘evitar las bebidas con gas‘.



En efecto… los refrescos son la chispa de la vida.


En fin… finalmente… todo esto no ha pasado inadvertido a algunas autoridades sanitarias.


En 2004, la Academia Americana de Pediatría (AAP) de EEUU recomendó la eliminación de las bebidas carbonatadas de los menús escolares y la prohibición de máquinas expendedoras de bebidas gaseosas en el entorno escolar, con el fin de evitar la sobreingesta de azúcares.


En 2009, el Senado de México aprobó una reforma para prohibir la publicidad de refrescos en centros e instituciones de educación pública.



A finales de 2009, la Unión Europea sugirió la retirada de las máquinas de refrescos de los colegios y planeó una campaña para fomentar la venta o el consumo de leche y de fruta, bajo el lema “Come, bebe y muévete” orientada a los 22 millones de chic@s europe@s con sobrepeso, de los que 5 millones son obesos.


La campaña se lanza en España en 2010, con este portal web.


1 de cada 3 niños españoles padece sobrepeso u obesidad.


Y parece que las autoridades están manos a la obra…


"Roberto Sabrido ante la Comision del Senado, el 19 de octubre de 2009"


Decimos parece, porque,  en 2011, parece que  se aprobará por fin la nueva ‘Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición’ en España, cuyo anteproyecto se presentó al Consejo de Ministros a finales de 2009, previéndose que la tramitación parlamentaria no se produzca hasta los últimos meses de este año.


A través de esta Ley Alimentaria, se prohibirá la venta de refrescos y bollos en los colegios.


En el Artículo 40.5, incluye la prohibición de que los alimentos superen un nivel de contenido de grasas trans superior al 2%. Este tipo de grasa es muy perjudicial, tal como han demostrado una y otra vez las investigaciones científicas, por su influencia en los infartos cardíacos y cerebrales.


En Europa, sólo Dinamarca y Austria cuentan con una legislación en esta línea… que, por otro lado, es INSUFICIENTE… teniendo en cuenta que las hamburguesas de vacuno de las cadenas comerciales más extendidas ya cumplen esa normativa (qué curioso) pero contienen 1 gramo de grasas trans por cada 250 gr de hamburguesa, y que en 2006 la revista ‘The New England Journal of Medicine‘  apuntaba que consumir ingerir 5 gramos diarios de grasas trans aumenta 25% el riesgo de sufrir un infarto.



Más apropiado sería desterrar TOTALMENTE las grasas trans de la alimentación… como se ha hecho, desde el 1 de enero de 2010, en California (compromiso, por cierto, visible en la etiqueta).


Esperemos que la tramitación parlamentaria lo enmiende… llegados a este punto…



Asimismo, la nueva Ley Alimentaria prohibirá los anuncios de famosos que inciten al consumo de alimentos, y más en concreto (Artículo 17), la entrega de un premio u obsequio vinculado a la venta de un producto…



En efecto: adiós al Happy Meal de McDonalds, y a los huevos Kinder


Todo ello, para erradicar la tendencia que desde hace tiempo se ha instalado en los hogares españoles de que son los niños los que “presionan” a los padres sobre los productos que deben incorporar a la cesta de la compra, empujados por una “excesiva presión comercial”, como señala Roberto Sabrido, responsable de la Agencia de Seguridad Alimentaria (AESAN).



Adiós también a la venta de pastelería industrial, de bolsas de patatas, y de chuches en los centros escolares…


Ya puestos… a ver si los adultos tomamos nota… fuera del entorno escolar.


Por cierto, casi todas las gominolas del mercado español tendrán que adaptarse a partir del 20 de julio de 2010 a un nuevo Reglamento que regula el uso de ‘colorantes azoicos’: o los sustituyen o advierten  (ninguno lo hace hoy) en el etiquetado de los riesgos que su consumo entraña… Pueden afectar negativamente a la actividad y la atención de los niños.


Además de la salud, existen poderosas razones medioambientales y de derechos humanos para prohibir la producción de refrescos.


Las cifras tomadas en la India muestran que cada fábrica de Coca-Cola y Pepsi extrae entre 1 y 2 millones de litros de agua diarios, y hay 90 fábricas, por lo que la extracción diaria se encuentra entre 90 y 180 millones de litros.


Esa cantidad cubriría las necesidades diarias de agua potable de millones de personas.


Pero es que, además, cada litro de refrescos destruye y contamina 10 litros de agua y produce lodos tóxicos con  altos niveles de cadmio y plomo.


A tal punto, que se ha llegado a clausurar una planta de embotellado de Coca-Cola en India por contaminar aguas subterráneas y cultivos locales.


En California y en México, en 2006, se descubrieron altos niveles de plomo tanto en la pintura de las botellas de Coca-Cola, como en la bebida.



Los intereses comerciales no nos permiten ver la realidad.


Uno de los mayores mitos alimenticios es el de la relación del gas y de las burbujas de los refrescos con el aumento de peso.


Realmente, las burbujas no son las que te hacen engordar, sino la gran cantidad de azúcar que estas bebidas tienen en su composición.


Desde aquí, y en base a todos los estudios, también queremos contribuir a romper el mito


Las refrescos con gas no engordan.


Matan.


"Una dulce condena"


Los refrescos tienen tras de sí a las grandes multinacionales, que cuentan con medios de sobra para capear las embestidas de investigaciones médicas y escándalos como los apuntados.


Pero evitar que nos hagan daño es sencillo.


Basta con restringir su consumo al mínimo… o mejor…

NO TOMAR NINGUNO.


¿ Lo mejor para nuestra salud cuando tenemos sed ?


Agua.


Y del grifo.


Nada de procesos privativos, inversión inútil de energía, y embotellado con plásticos que contienen ‘bisfenol A’ y antimonio.


En 2003, cada metro cúbico (1.000 litros) de agua embotellada costaba en España unos 340 euros, mientras que la misma cantidad del grifo cuesta 1,5 euros.


Se ha de exigir un suministro público de agua, el cual posea las garantías y controles suficientes de calidad.


Porque el 25% del agua del mundo ya está en manos de las multinacionales: Nestlé, Danone, Pepsico, Coca-Cola


Gracias al ámbito público, la normativa vigente para el agua potable del grifo es más estricta que la que controla el agua embotellada.



Así, de paso, presionaremos para evitar la contaminación de los recursos hídricos con vertidos químicos.


En cuanto a las burbujas, ya las haremos nosotros.



Claro que, para burbujas… la burbuja inmobiliaria en España.


“Nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo”entre 1996 y 2004.



Esta particular burbuja, sigue latente


Y, de momento, sólo podemos desfogarnos, explotando burbujas del plástico de embalar





Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 62 seguidores