Posts Tagged ‘patronal

28
Mar
14

Antropoceno 2

Coliticos



¿Podemos confiar en que los gobiernos reduzcan el CO2?



No.


Desde luego, no al ritmo que sería deseable para minimizar el cambio climático y sus consecuencias sobre los hábitats humanos.


Ya existen tecnologías eficientes, en términos de Coste/Beneficio, para disminuir las emisiones.


Sin embargo, la mayor parte de las inversiones se dirigen hacia el descubrimiento y desarrollo de más recursos fósiles, convencionales o no.


Un estudio de Greenpeace demuestra que el 98% de créditos del Banco Mundial (BM) van a proyectos que agravan el calentamiento del planeta.


En lugar de contemplar el problema desde una perspectiva global y responsable a medio plazo, los gobiernos, hasta ahora, abanderan intereses locales, materialistas y efímeros.


Ponen barreras institucionales, dan incentivos inadecuados, favorecen los intereses creados, evitan crear agencias reguladoras efectivas, y dan información inexacta, sesgada o falsa.




Emisiones de CO2 desde 1980




Los países que más CO2 emiten, EEUU y China, no se han comprometido a ninguna reducción en base al Protocolo de Kioto.


Tampoco se han comprometido otros países que han registrado un rápido desarrollo, como India, Brasil, Indonesia o Vietnam… Y, al no estar obligados a reducir sus emisiones, se han convertido en los destinos perfectos donde los países desarrollados externalizan sus operaciones industriales.


Gran Bretaña, Francia y Alemania pueden presumir de que sus economías se han vuelto “más ecológicas”, pero, en realidad, el trabajo sucio lo están haciendo por ellos los países en desarrollo, que de paso emiten más gases de efecto invernadero de los que es capaz de reducir Europa.


De forma que China, EEUU e India, sin ataduras, suman prácticamente el 50% de las emisiones de CO2 a la atmósfera.


Es más: gracias a una filtración, sabemos que EEUU, que alberga al 4% de la población mundial pero emite el 25% del CO2, llevó en su agenda para la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP19) de 2013 celebrada en Varsovia, los objetivos de:
Minimizar la importancia de los daños y pérdidas del calentamiento global, promover los intereses privados en el Fondo Verde para el Clima [un instrumento para financiar a las empresas multinacionales], y retrasar los plazos para reducir las emisiones“.




COP 19 Compromiso 0




Es fácil adivinar que la cumbre COP19 terminó en otro sonoro fracaso de la lucha contra el cambio climático para la transición hacia un futuro sostenible.


Por ello, organizaciones y movimientos como Greenpeace, OXFAM, CSI, ACTIONAID, AMIGOS DE LA TIERRA y WWF decidieron retirar a sus delegaciones del evento.


Europa lidera las intenciones de reducción de emisiones de CO2 en el mundo, en efecto… al estilo neoliberal.


Y han creado un mercado bursátil de “Bonos de CO2“, asignando cuotas de CO2 a las empresas. Si una empresa no agota su cuota, puede vender ese sobrante a las empresas que sí rebasaron el cupo que les fue asignado.


Al amparo de este esquema de asignación de cuotas, el Sistema Europeo de transacciones de Emisiones (ETS) se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos en materia de especulación financiera.


Casi todos los Bancos europeos importantes, y la mayoría de las grandes corporaciones multinacionales de la Unión Europea (UE), están involucrados en esta especulación con “Bonos de CO2“, también llamados “Derechos de Emisión“.


Por eso, no sorprende que la Asociación Internacional de Comercio de Emisiones (AICE; en inglés, IETA), el principal lobby de los especuladores del mercado mundial de “Bonos de CO2“, haya sido uno de los organismos con mayor presencia en todas las conferencias sobre el clima.




Bobos de carbobo




En 2003, se compraron y vendieron bonos que sumaron 78 millones de toneladas de CO2; en 2005, aumentó a 799 millones de toneladas, con un valor de 9401 millones de euros, y en 2006 se comercializaron 1600 millones de toneladas por 22500 millones de euros.


Los países europeos dominaron este mercado del CO2 con el 86% de las compras.


Y eso que es falso el postulado que lo sostiene, porque las reducciones de emisiones no son equivalentes, y no se pueden intercambiar los derechos a emitir gases invernadero entre agentes tan diferentes como una planta termoeléctrica, una siderúrgica o una granja de cerdos.


Por lo tanto, las reducciones de emisiones correspondientes no pueden ser iguales, ni desde el punto de vista de equidad, ni desde el punto de vista tecnológico.


La UE, nacida de un núcleo de países con intereses en el carbón y el acero (CECA) anuncia que abanderará la “lucha” contra el cambio climático… sólo si “es razonable“.


“Razonable”… para la patronal europea BusinessEurope, que ya ha afirmado que un recorte del 40% en las emisiones de CO2 para el año 2030 sería excesivo, porque el resto de socios internacionales de la UE no están haciendo esfuerzos “comparables”.


Por cierto… Las organizaciones ecologistas creen que ese objetivo del 40% ni siquiera es lo suficientemente ambicioso como para frenar el cambio climático.




Incómodo CO2 Cómodos impuestos




Otro problema de fondo en la lucha contra el calentamiento global causado por la acción humana, es la tentación de utilizar a los concienciados para convertirlos en “tontos útiles” al servicio del poder político y económico.


Todos sabemos que a medio plazo el petróleo se acaba, y con él, la principal fuente de energía de nuestra civilización. Hay que cambiar de combustible y de tecnología, y eso… cuesta dinero.


¿Qué hacer?… Fácil. Si convencemos a los suficientes millones de personas de que son culpables de la destrucción del planeta, serán éstos quienes cargarán con el coste del cambio tecnológico.


Y ya está en marcha.




GCF al rescate




Así es como se ha creado el Fondo Verde para el Clima (FVC, en inglés GCF), al que los países han de aportar dinero.


Una vez conseguido, buena parte del FVC se destinará a aplicar las tecnologías de almacenamiento geológico del CO2 (“captura de carbono”, algo similar al sísmico Proyecto Castor de gas), una tecnología ineficiente que luego analizaremos, pero que propicia la corrupción de gobernantes de países en desarrollo: por un poco de dinero, permiten que sus territorios y compatriotas carguen con el CO2.


El turismo del desecho ya tiene precedentes. Por ejemplo: en 2011, la asolada y maltratada Haití recibió los restos de la incineración de la basura de todo un año de la ciudad de Los Ángeles (California, EEUU), a cambio de “ayuda monetaria y humanitaria” tras el terremoto que sacudió este país caribeño.




CO2mentera




Como buen mercado, el mercado del CO2 es un negocio para las fábricas, y una ruina para el Estado.


En España, por ejemplo, entre 2008 y 2012, ha resultado un enorme negocio para la industria “pesada”: cementeras, azulejeras, ladrilleras, etc.


Como han funcionado a medio gas por la crisis, han vendido sus derechos de emisión de CO2 no usados por 1279 millones de euros.


No parece se haya destinado para mantener a sus plantillas fuera del paro.


Mientras, en el mismo periodo, el gobierno español debe compensar el exceso de emisiones de los ciudadanos (que se ve son los “culpables”), destinando 1250 millones a comprar Derechos de CO2 en el extranjero.


Una vez más, se aplica la regla de oro del capitalismo neoliberal: “privatizar las ganancias y socializar las pérdidas“.


No sorprende que, en 2009, de los 144000 millones de dólares que se destinaron a los mercados de
carbono, sólo el 0,2% se dirigiese a proyectos concretos… El grueso se destinó a gastos de intermediación, consultorías, estudios, inversiones estilo “compra con vocación ambiental de tierras”…


Estas cifras encajan con la estrategia de presión de los lobbies que actúan en representación de las multinacionales implicadas.




Emisiones mundiales de CO2 en 2010 por sectores de producción




Por ejemplo.


El transporte marítimo mueve el 80% del volumen, y un 70% del valor del comercio mundial.


A su vez, la aviación civil soporta el 8% de la actividad económica internacional y, con sólo un 0,5% del volumen, mueve más del 25% del valor del comercio mundial.


El Protocolo de Kioto permite, gracias a la redacción de su Artículo 2.2, que ninguna nación se vea obligada, de forma individual, a reducir ninguna de sus emisiones en los sectores del transporte marítimo y la aviación civil.


Las propuestas de reducción no prosperaron por ir en contra de los intereses de las navieras, las compañías aéreas, el sector turístico, el comercio


Sólo hubo acuerdo para implantar un impuesto internacional… que se aplica al pasajero aéreo.




Emisiones mundiales del transporte


No se quiso poner en peligro el lucro global de estas actividades, cuyo coste medioambiental podría reducirse con alternativas de consumo locales o más cercanas.


Y estos 2 sectores, transporte marítimo y aéreo, sólo son responsables del 5% de las emisiones de CO2 mundiales.


Así que es fácil suponer la presión que ejercerán los lobbies de las industrias petrolera, nuclear, agrícola y forestal, para evitar que se acuerden medidas de reducción de sus emisiones, que son las mayoritarias.




Coches futuros




En cuanto a la responsabilidad de los países, y asumiendo un trato igualitario, los estados en vías de desarrollo se niegan a adoptar medidas al mismo nivel que los países desarrollados.


El futuro, a medio plazo, se juega en Asia.


En 2030, la flota de automóviles de China habrá superado a la de EEUU (que, a su vez, se habrá incrementado en un 60%), y en 2050, China tendrá casi tantos coches como todo el mundo tiene en la actualidad. E India “avanzará” también con una flota de 367 millones, 45 veces el número en sus carreteras congestionadas hoy.


El número de automóviles en todo el mundo crecerá desde los 600 millones de 2005 a unos 2900 millones en 2050.


Más aceromás carbón.


Muchos de esos vehículos serán de bajo precio (‘low-cost’), con lo que su consumo de petróleo no será “muy refinado“.


Quizá, en este contexto, el previsible consiguiente aumento del precio del petróleo actúe como paulatino efecto disuasorio.




Volutas polutas




Pero, entretanto, da miedo pensar en la polución del aire.


O en el terreno que se ganará para construir carreteras y autopistas a costa de la agricultura tradicional.


O, incluso, en coches eléctricos recargados con energía procedentes de carbón “limpio”, de centrales nucleares y de otras fuentes no-renovables.




CACa




En paralelo, oiremos hablar de “soluciones” tecnológicas que no son efectivas, pero sobre las que nos desinformarán para hacernos creer que lo son… o que lo pueden ser pronto.


Por ejemplo, la captura y almacenamiento de CO2 (CAC, en inglés CCS).


Se anuncia como un método práctico y de bajo coste que ya está casi listo para reducir las emisiones de CO2 de las centrales eléctricas.


Sin embargo, la mayoría de sus ensayos y proyectos piloto ya se han abandonado en (casi) todo el mundo.


¿Por qué?


Porque estos “prometedores” sistemas CAC consumen energía, lo que obliga a gastar más combustible, y por tanto, deviene en mayores emisiones de CO2 … En efecto: así, no tiene sentido aplicarlos.


Pero es útil divulgar su supuesta bondad: beneficia a quien lo va a desarrollar, y a quien podrá seguir emitiendo CO2 dando por sentado que en algún momento se conseguirá hacerlo viable.




CEO-dos




Ni el cambio climático es reversible… ni nos va a esperar.


Hay soluciones tecnológicas limpias, ya disponibles. Implementarlas, sólo requiere voluntad política.


Cabe pensar, parafraseando a Eduardo Galeano, que “si la naturaleza fuera un banco, ya la habrían salvado“.






(Continuará)



Anuncios
19
Dic
12

Pararratos 6

Deconstruyendo un Rato con papel higiénico


Rodrigo Rato lleva practicando yoga desde hace 30 años.


Su maestro destaca que, últimamente, Rato se ha dedicado más a cultivar la “espiritualidad” y la “meditación“, gracias a las cuales, esun político reflexivo y claro en sus acciones“.


Los demás entendemos que ello no implica ser responsable ni compasivo.


Su maestro afirma que, a Rato, el yoga mental le ha dado “ecuanimidad en todos los aspectos“…


Contorsionismo


Cualquiera diría que se ha liado, y ha terminado en una postura contorsionista.


Rato también estudió con los jesuitas, y les favorece con asiduidad, pero no significa que ejerza la caridad para con los demás.


Porque Rato es “un hombre de negocios“.


Para eso se preparó.


La historia de los Rato tiene lugar en la trastienda de la política.


Su familia forma parte de las élites que gobiernan el país desde hace 200 años, con una base de contactos y lazos familiares.


Su familia ha estado presente, a lo largo de 2 siglos, en los consejos de administración de la minería del carbón, la siderometalurgia y la Banca de Asturias.


Ratos


Uno de sus bisabuelos fue alcalde de Madrid y ministro con Alfonso XIII.


Su padre fue un joven emprendedor que se entusiasmó con el ambiente de la Alemania nazi, como plasmó en libros de juventud muy reveladores.


De hecho, participó en el arranque de Radio Nacional de España en Salamanca, y montó la Rueda de Emisoras Rato, después de conocer el funcionamiento de la propaganda nazi a través de la radio en Alemania.


Se reunía con Don Juan de Borbón, el padre del Rey y su entorno, junto a Manuel Fraga, a quien ayudó económicamente a fundar Alianza Popular, luego convertida en el Partido Popular (PP).


Quiso ser también ministro de Hacienda de una monarquía restaurada, y uno de los grandes banqueros del país.


No logró ni lo uno ni lo otro.


Rato, el resplandor


Pero Rodrigo Rato, sí.


Su padre y su hermano fueron encarcelados por evasión de impuestos, dejando 2 bancos en quiebra.


A pesar de ello, o precisamente por ello, Rato estudia primero Derecho.


Pero su padre quiere vengar la humillación; su mayor ilusión es que su hijo favorito, Rodrigo, llegue a restaurar el honor de la familia convirtiéndose en gobernador del Banco de España.


Así que Rodrigo da el salto a la economía sin ser economista, gracias a un mero programa máster de administración de empresas en la Universidad de Berkeley, EEUU.


Por eso, cuando Rato presidió Caja Madrid, y luego Bankia, algunos pensaban que, además de cumplir los sueños de su padre, había logrado el objetivo de limpiar el mal nombre que dejaron tanto su padre como su hermano al quebrar 2 bancos en los 60′.


Ajá.


Rato en Berkeley


Con 30 años recién cumplidos, Rato era un niño bien.


Mejor dicho: un niño mal de familia bien.


Rico, listo y seductor.


Viajado y con idiomas.


Vestido a medida.


Aficionado a los deportivos y los caballos.


Regular estudiante.


Como abogado, nunca ejerció.


Su porvenir eran el imperio familiar y los sueños de su padre.


El padre de Rodrigo Rato y Franco


Cuentan que, una mañana de 1979, éste lanzó la chequera sobre la mesa de su amigo Manuel Fraga y le dijo: “Manolo, mi chico quiere ser diputado“.


Y añadió: “Seamos claros. Si tú pones a mi hijo Rodrigo el primero o el segundo de una lista, te doy el apoyo de mis emisoras. Si no, olvídate“.


La cercanía tanto al régimen franquista como a los sectores monárquicos, y las generosas aportaciones financieras, propiciaron que entrase sin problemas en política de la mano de Fraga en el continuísta partido conservador Alianza Popular.


Los viejos del lugar recuerdan a Rato como un señorito.


Un yuppie exuberante y expansivo.


Se siente seguro.


Le respaldan decenas de empresas familiares.


Rato desembarca con otros empresarios en la derecha española


El joven diputado se erige en defensor ideológico del sector neoliberal, y es nombrado portavoz de temas económicos en el Congreso de los Diputados.


Es designado interlocutor de la patronal CEOE para la defensa en el Congreso de las propuestas legislativas más relevantes para el empresariado español.


Por raigambre y necesidad de epatar, nadie mejor que él.


Es uno de los diputados jóvenes de su partido más activos del Congreso.


Algunos históricos de la CEOE todavía le recuerdan llegando en Vespa para hacerse con los puntos relevantes de las propuestas de la patronal.


Poco después, era el primer diputado que acudía al Congreso con un Porsche, y bromeaba con lo “caro” que resultaba echarle gasolina.


Reagan en Madrid


En mayo de 1985, el presidente de EEUU, Ronald Reagan, dio una conferencia en la sede de la Banca March de Madrid.


La atalaya perfecta para mostrar el camino a la “tierra prometida” a 200 personajes de la vida política, el periodismo, la Banca y la empresa post-franquistas.


Un mensaje parahombres y mujeres con ideas nuevas y con la tenacidad necesaria para hacerlas florecer“.


El título de la conferencia: “Democracia y economía“.


A la cabeza política de los asistentes, y por delante de José María Aznar , estaba Rodrigo Rato.


Es el más indicado para portar la bandera neoliberal, con su dominio del inglés, sus estudios en Berkeley, su hambre de fortuna y su sed de redención.


Reagan repasa los principios neoliberales enseñados por la Escuela de Chicago:


– La regulacion y supervisión estatales coartan la sabia libertad empresarial. “Contra el dirigismo estatal, libertad económica.”
– Los impuestos deben ser menores para los que más tienen. En consecuencia, el estado comienza a extraer los tributos directa y mensualmente de las nóminas de los trabajadores.
– Los recursos públicos son privatizables a bajo precio si previamente se consigue endeudar al estado, aunque el origen de la deuda sea privado.




Actualmente, el neoliberalismo se sintetiza en la palabra “neofeudalismo“, y en la frase “privatizar los beneficios pero socializar las pérdidas”.


Por entonces, y viendo el terreno abonado, Reagan se limitó a la frase: “Me siento en España, en Madrid, como en mi propio rancho“.


No en vano, Reagan declara su satisfacción por el ingreso de España en la Comunidad Económica Europea (CEE), antecedente de la Unión Europea (UE).


Reagan muestra a la élite post-franquista, de viva voz, las “oportunidades” del neoliberalismo.


La gran “oportunidad” para hacer dinero y carrera.


Rato del 86'


Desde ese momento, Rato aporta la “nueva” ideología neoliberal al partido, y consigue imponerse para que la redefinición ideológica de Alianza Popular sea simplementeLiberalismo económico a ultranza“.


El franquismo da paso a una etapa de Transición Económica, que no Democrática, por no haber un relevo real en el poder.


Rato asiste a cócteles y recepciones de la embajada de EEUU, y a las reuniones Bilderberg anuales.





Simultanea su actividad neoliberal económica, con la militar en el seno de la OTAN.


En 1987, es elegido vicepresidente de la Comisión de Defensa y Seguridad de la OTAN, y reelegido en 1988; ese mismo año es nombrado miembro del Comité Especial de Estrategia y Control de Armamento, y en 1993 es nombrado portavoz de la comisión política de “Seguridad en el Mediterráneo” de la OTAN.


Y eso que, por difícil de creer que parezca, por entonces, su partido no gobernaba.


Daba visibilidad exterior a una ya polifacética pero sólida trayectoria “neoliberal“, que en su momento fue recompensada con apoyos para dirigir el FMI.


Rato utiliza el Instituto de Estudios Económicos (IEE) que dirige Cristóbal Montoro, para cimentar un entramado de asesoramiento y tráfico de influencias, y posicionarse en el entorno de Aznar.


Rato de celebración


Tras la victoria del PP en las elecciones de 1996, se convierte en el arquitecto y ejecutante de la burbuja inmobiliaria en España.


Al mejor estilo neoliberal, la crea en privado y la niega en público.


Trae millones de inmigrantes para construir la burbuja. No les pide papeles: sólo que consuman y que inviertan en ladrillo… Cuando la burbuja explota, ejecuta los desahucios y se desentiende de los suicidios.


Saca a la luz leyes para expoliar el suelo público, y exprimirlo como urbanizable.


Legitima las participaciones preferentes para que la gente financie la aventura inmobiliaria de la Banca.


Modifica una ley “de tapadillo” en el Senado, para excluir del control del Ministerio de Economía a las entidades de inversión en bienes tangibles, y dejarlas en manos de las autoridades autonómicas de consumo, pese a la oposición general y a las advertencias de una ministra de su propio partido… Y, tres años después, 350000 familias quedan afectadas por el timo filatélico de Fórum y Afinsa.


Pero no toca la Ley Hipotecaria, no persigue los delitos bancarios, no hace política fiscal redistributiva, no lucha contra la evasión de impuestos, no actualiza los precios de la vivienda, no pide responsabilidades penales por las tasaciones fraudulentas, no ataca los intereses usureros…


Ni siquiera es capaz de autonegarse una financiación barata para una empresa privada de su familia, durante su mandato como ministro de Economía, dejando que su fiel Jaime Caruana lo oculte desde el Banco de España (BdE).


Aunque el banco que le financie sea el mismo que financia a los timadores del escándalo Gescartera, Rato considera que es algo “sin trascendencia política alguna“… Pues resulta curioso, al menos. Especialmente, cuando algunos aseguran que Gescartera era su lavadora de dinero negro para el partido.


No ve inconveniente en ejercer de diputado, ministro o vicepresidente del gobierno, a la vez que mantiene intereses en decenas de empresas privadas.


Boicotea los consejos, advertencias e investigaciones internas del FMI sobre los efectos de la burbuja.


Al frente del organismo, es muy duro con los países emergentes, pero muy complaciente con los países ricos, en especial con EEUU.


Le parece muy oportuno formar el conglomerado Bankia para salvar las cajas de ahorro del PP, con cargo al erario público, aunque eso signifique empujar al país hacia una espiral de deuda.


Tampoco se arredra para financiar, siendo presidente de Bankia, al Grupo Intereconomía, pese a ser accionista del mismo.


Ni se sonroja al animar a las entidades financieras españolas a aprovecharse de las “oportunidades” que genera toda crisis.


No duda en apoyar la pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora a base de impuestos y de reformas laborales esclavistas.


Las finanzas de su partido quedan a salvo con Bankia.


Rato se parte


Su trayectoria no es un cúmulo “errores garrafales“.


Es un triunfo.


Un triunfo, cimentado en la falta de piedad.


Es la maldad inmisericorde de quien está envenenado por el dinero.


Pertenece a una familia adinerada, pero algunos de sus propios allegados reconocenenfermiza e insana” su obsesión por el dinero.


Para eso se preparó.


Por eso tiene esa trayectoria.


Un Rato Zen


Una persona que, descalza, con una camiseta deportiva, se sienta en posición de loto, como uno más, para recibir enseñanzas de yoga y meditación.


Una persona de ojos sagaces, de fuego, que pasa a transmitir una mirada serena y a mostrar distensión facial tras el viaje interior de la relajación.


Esa persona reúne fuerzas.


Cada día.


Porque esa persona persigue aumentar su currículum.


Porque es la misma persona que edifica ilegalmente, que deseca el cauce de un río y que desvía toda el agua al molino decorativo que construyó en su casa.


La misma persona que, en calidad de ministro de economía, lleva a cabo la mayor privatización de empresas del país: Argentaria, Tabacalera, Telefónica, Endesa, Repsol


La misma que, en calidad de presidente de Caja Madrid, accede a la vicepresidencia de Iberia y avala la fusión entre Iberia y British Airways, jugando contra los intereses de la operadora española.


Rato prologa sobre yoga


Esa persona, prologa el libro de su maestro de yoga, diciendo:


Ordene sus emociones y su mente; si consigue hacer de ello un hábito, irá avanzando paso a paso por la senda de la atención y la armonía.
Sus instrumentos son su respiración, su mente y su yo.
Su hábitat es usted.
Piense que usted está siempre consigo mismo.
No se huya.





Mira que su maestro ya avisó.


Afirmó que la gente debería desconfiarcuando se mezclan yoga y religión“.


Y, ¿cómo detectarlo?… “Con el discernimiento y sentido común es suficiente.


Por supuesto, también están los hechos.


Y entendemos que la mezcla de un jesuíta yuppie con el yoga, trae yugo.




Cuídate De Rato


Pero, siguiendo su filosofía orioccidental, las crisis pueden ser una oportunidad.


En efecto, no hay mal que por bien no venga, y Rato va a tener la oportunidad de recordar y aplicar sus olvidados estudios de Derecho.


Tendrá que preparar sus juicios y apelaciones para evitar 15 años de prisión.


Por si acaso, él y los demás imputados han blindado su defensa contratando a ex-magistrados del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo.


Cárcel para Rato


Rato será el último miembro del consejo de administración de Bankia que declare como imputado.


Su línea de defensa ya la esbozó cuando compareció en comisión parlamentaria: la culpa la tuvo “el ciclo económico“, que lo ha “deteriorado todo“.


Para Rato, un balance de 306 millones de euros de beneficios que acaba transformándose en uno de más de 3000 millones de pérdidas, se justifica diciendo: “No existe un agujero: son cambios de criterios contables”.


Quizá no tenga razón, pero tiene precedentes.


Hace 30 años, el ex-presidente autonómico Jordi Pujol estuvo imputado en la quiebra de Banca Catalana, el estado la rescató, y él se libró pese a haber llevado a cabo “una gestión imprudente e incluso desastrosa“.


Y, ante un inesperado veredicto de culpabilidad, Rato siempre podrá esperar el consabido indulto del gobierno a ex-banqueros.


De Rato meditatio


Rato lleva más de 30 años haciendo meditación y yoga.


Su postura favorita es la “postura del sastre“.


¿Sastre… o desastre?


En fin… A la “postura del sastre” también se la conoce como “postura fácil“.


Lo sospechábamos.


Se sienta sobre sus piernas, y se ilumina.


Se siente de nuevo en la niñez.


Y recuerda cuando, en su colegio de jesuitas, durante el curso 1965-1966, mostró su talento, dirigiendo “Melocotón en almíbar“, de Miguel Mihura.


La obra de teatro va de una familia de ladrones que quieren fugarse con el botín (qué coincidencia), pero al final son descubiertos y se quedan sin nada.


Hasta otro Rato.



28
Feb
12

La otra cara de la moneda




Sólo 1 semana despúes de que el banquero Emilio Botín presionase para acometer ajustes laborales rápidamente, el nuevo gobierno de España aprobó una nueva reforma laboral.


Enhorabuena a los empresarios, porque ahora:

  • Si tu empresa presenta un balance económico negativos (o incluso una perspectiva negativa) en 3 trimestres, podrás despedir de forma procedente, con 20 días de indemnización y máximo de 12 mensualidades. Como en plena crisis, casi todas las empresas presentan perspectivas negativas, hazte a la idea de que podrás despedir con 20 días. Además, para el despido improcedente, la indemnización de 45 días pasa a ser de 33. Dicen que la medida no es retroactiva… pero en realidad sí que lo es (¿ e inconstitucional ?), ya que, para los contratos firmados antes de la reforma, se hará un doble cálculo para las indemnizaciones utilizando las nuevas condiciones.
  • Si quieres bajarle (o subirle) el sueldo a un empleado, o bajarle (o subirle) el número de horas de trabajo, ahora puedes.
  • Si tu empleado no acepta la bajada de sueldo o la subida del número de horas de trabajo, podrás despedirle… Simplemente, utiliza lo del balance económico negativo o la perspectiva negativa.
  • A partir de ahora el convenio de tu empresa primará por encima del sectorial. De este modo, tu postura estará por encima de la de los sindicatos. Y, además, tu empresa podrá ‘descolgarse‘ del convenio, es decir, no aplicar, cualquier parte del mismo.
  • Si tu empresa tiene menos de 50 trabajadores, tus contratos indefinidos alargarán el período de prueba hasta los 12 meses. Pasado ese año, podrás rescindir el contrato sin preaviso y sin indemnización.
  • Si tienes pensado ejecutar (perdón, realizar) un número considerable de despidos, ya sean definitivos (ERE) o temporales (ERTE), ahora podrás hacerlo más rápido: la reforma elimina la autorización previa por parte de la Administración, con lo que tu empresa evita esa supervisión.
  • Si alguien falta al trabajo justificadamente por enfermedad, entre 9 y 20 días en 2 meses, es motivo de despido.
  • Los despedidos tendrán que denunciar a sus compañeros para ser readmitidos: los propios trabajadores podrán denunciar a otros empleados por ser ellos los despedidos y no sus compañeros de trabajo.
  • Las personas contratadas “a tiempo parcial” podrán realizarhoras extras“… El trabajador va a estar más aún (si cabe) a tu merced.
  • Utiliza las Empresas de Trabajo Temporal (ETT). Al poder actuar como agencias de colocación, basta con “no renovar” la subcontratación para castigar quejas, embarazos, rechazo a horas extras, seguimiento de huelgas, etc.





Pero no todo está al gusto de todos.





La pequeña y mediana empresa de menos de 50 trabajadores representa el 95% del tejido productivo español, y prefieren el despido improcedente: como han movido mucho dinero negro, no pueden demostrar que ahora les va peor.


Y ven que la Banca se ha quedado con el dinero público, en lugar de ir a parar a la economía real… Las pequeñas y medianas empresas dependen del consumo de la población, pero si disminuyen los salarios y sigue aumentando el desempleo, el consumo no va despegar.


Estas empresas sufren, como los particulares, el problema del acceso al crédito de la Banca, y no se benefician de las posibles facilidades para el cobro de dinero público… En efecto, muy pocas tienen cobros pendientes por parte de la Administración, porque las trabas en la licitación pública siempre las han desanimado a presentarse, debido al desconocimiento, la burocracia, los avales que se piden, la falta de economías de escala al dar precios, la inflexibilidad en los tiempos de ejecución, las barreras lingüísticas y territoriales, y la falta de experiencia previa… Todo lo cual siempre les ha supuesto una gran inversión de tiempo y dinero que nunca han podido afrontar.


No van a contratar a alguien por 1 año sin indemnización, si no hay volumen nuevo de negocio. Y el creciente desempleo provoca que aparezcan más y más nuevas pequeñas y medianas empresas, aunque sean unipersonales (‘autoempleo‘)… es decir, más competencia en una ya precaria economía.


Así que, la nueva reforma laboral no está orientada a las pequeñas y medianas empresas. Sus escasos recursos, su escaso valor añadido y productividad, su concentración en el sector servicios y el comercio, su falta de innovación y posibilidad de acceder a nuevos mercados, las deja fuera, tanto del crecimiento, como del desarrollo.


El nuevo gobierno ha desoído las nefastas experiencias de ajuste, dado un paso más en la agenda de recortes para los trabajadores, y dado de lado a las pequeñas y medianas empresas.





Los beneficiados son otros.


Por ejemplo, la nueva reforma laboral abarata a la décima parte el coste del despido en la Banca… para su “proceso de transformación, que el propio gobierno calcula afectará a un 20% de los 250.000 empleados del sector.


Más ejemplos: el cierre de 500 empresas públicas, y el despido de decenas, quizá centenares de miles de funcionarios “interinos” y “personal laboral” subcontratado… facilitando la privatización, pese a que esas empresas puedan estar dando beneficios, hasta el punto incluso de vender a precio de saldo (hasta por 1 euro).


En cuanto a “flexibilizar” el mercado laboral, no hacía falta ninguna nueva reforma…


España ya concentra el 90% de los empleos temporales y el 40% de los empleos indefinidos destruidos en la Unión Europea (UE) entre 2007 y 2011.


En España se han perdido, durante ese periodo, 1.440.000 trabajos temporales y 1.696.500 indefinidos.


La tasa de temporalidad en España es del 60,8 para los jóvenes menores de 25 años, del 40,2% para los trabajadores entre 25 y 29 años, del 26,6% en la banda de 30 a 39 años, y del 19,5% entre los 40 y los 49 años.


¿ Cómo es posible que eso sean ‘ventajas‘, y justifiquen los ajustes y recortes sociales como los que recoge esta nueva reforma laboral ?


¿ A qué país le ha ido bien ?


En Europa, hay que mirar a Alemania.


Hay que volver la vista hacia Alemania… porque, en 8 años, han reducido el desempleo, desde 5 millones de parados, a tan sólo 3.


Un nuevo “milagro alemán“, que se propone como ejemplo y modelo a seguir.





En su programa “Salvados”, el periodista Jordi Évole viaja a Alemania para ver cómo les ha funcionado la reforma laboral que iniciaron hace varios años.


Para conocer de primera mano sus efectos.



Gordon Finkbeiner es un jefe de equipo en una multinacional alemana en Colonia.


Los trabajadores entran a las 8 de la mañana y se van a las 5 de la tarde… en una jornada laboral de 9 horas, porque comen en 15 minutos, en su puesto de trabajo, bien su propia comida, bien la que pueden adquirir en una furgoneta ambulante de bocadillos.


Y eso, si te va bien.


Sara González quería ser azafata de vuelo, y de momento trabaja en un restaurante, de camarera. Cobra 364 euros al mes, por 20 horas a la semana. Y tiene un segundo empleo similar; en total, cobra unos 650 euros, por 30 horas a la semana, sin contar el tiempo de los desplazamientos.


Esto es muy común en Alemania… porque es muy rentable para los empresarios.


Muchos españoles y franceses que llegan, se ven obligados a vivir bajo esas condiciones… Les mantienen “en movimiento“.


Y eso que han aprendido el idioma. Y que se esfuerzan mucho.


Sara González estima en un 5% los que consiguen buenas condiciones, pero el resto… Muchos ingenieros trabajan de mecánico o de camarero… y muchos otros han regresado a España: para malvivir en Alemania, prefieren volverse a casa de su madre.





El sociólogo Antonio Brettschneider explica el nuevo “milagro alemán“.


Hay 2 caras de la moneda.


Una, es la versión oficial que vende el Gobierno alemán: la reducción del paro.

La otra, la que no explican, es qué tipos de trabajo se han creado, ni de qué puestos de trabajo se trata.





Los españoles, como otros muchos ciudadanos europeos, se están “alemanizando”.

Reformando las pensiones para subir la edad legal de jubilación de los 65 a los 67 años… O reformando la antes “intocable” Constitución para introducir un techo a la Deuda Pública.

Todo eso, lo hizo Alemania hace 4 años, en 2007.

Las reformas en Alemania empezaron en el año 2003; entonces había 5 millones de parados (un 11 o 12%). La idea de fondo es que el trabajo tenía que ser más barato y más flexible… y lo que se hizo fue abaratar el trabajo y desrregularizar el mercado laboral.


La patronal española dice exactamente lo mismo… Es, literalmente, el mismo discurso de cualquier patronal en cualquier país.


Ahora, en Alemania, hay muchos más trabajos mal pagados, más desprotegidos y de mala calidad; y han aumentado las jornadas de trabajo 2 ó 3 horas semanales.


¿ Han aumentado los sueldos también ?… Pues no: trabajan más horas, por el mismo dinero.


¿ Por qué lo aceptan los trabajadores ?… La alternativa que se les ofreció era llevarse (‘deslocalizar‘) cada nueva fábrica a China o a la India. Como ejemplo, ponían el de la empresa Nokia, que trasladó una gran fábrica que antes daba empleo a 2000 empleados, a Rumanía.

Así que, vienen a decir: si queremos reducir el paro, tenemos que ponérselo más fácil a las empresas, para que no se marchen y se queden aquí. Tenemos que ofrecerles algo: trabajar más y cobrar lo mismo… o trabajar lo mismo y cobrar menos.

¿ No le han montado los sindicatos ninguna huelga general a Angela Merkel ?… Pues no… Porque, en otro “ejemplo a imitar”, en Alemania, no existe el concepto de “huelga general“… En Alemania no está permitido movilizar una huelga sectorial unilateralmente.



Eso sí que es una buena solución para ganar “competitividad”…


Entre los alemanes hay una cierta resignación… En cierto modo, ven que van copiando poco a poco el “estilo americano“… Un estilo anglosajón de mercado de trabajo desrregularizado, y de sociedad más individualista donde cada uno se busque la vida a cualquier coste.





Ahora se entiende el “milagro alemán“.

Consiste en crear puestos precarios, pero muchos de ellos.

Así, tienes más gente trabajando, pero en peores trabajos que nunca.

El precio que piden a España para reducir el 23% de desempleo, es seguir este “ejemplo” alemán: más contratos basura, más trabajos por menos de 1000/800/600/... euros, menos seguridad, más desigualdad

Estos campeones del mundo en ingeniería industrial, en fabricación y ensamblaje de máquinas, han exprimido la legislación laboral alemana, para pagar 15 días por año trabajado en los despidos procedentes, y 0 (cero) en los improcedentes.


Otra de las grandes reformas de su mercado laboral fue la reducción del periodo de prestación por desempleo (el “cobro del paro”), que pasó, de durar entre 24 y 36 meses, a ser ahora de sólo 12 meses.


Y cuando se acaban esos 12 meses, te dan un subsidio que consiste en que te pagan el alquiler del piso y la calefacción… sólo si vives en un piso pequeño (no mayor de 40 m²) y estás solo. Y una cantidad de 365 euros en metálico.


¿ Es fácil acceder al subsidio ?… No. Tienes que demostrar que no tienes recursos. Por ejemplo, si tienes un coche, te van a pedir que vendas tu coche. Tampoco puedes tener un piso y cobrar el subsidio… Antes, tienes que vender el piso, e irte de alquiler.


¿ Y si vives en pareja, y tu pareja tiene trabajo ?… Pues entonces, no te conceden el subsidio… Suponen que tu pareja te mantiene.


El subsidio es sólo para gente sola, que casi no tiene recursos.





Un ejemplo reciente: cierta persona cobraba el subsidio, y además de cobrar el subsidio, estaba mendigando por la calle. Un día, pasa a su lado un controlador de la Oficina de Empleo y se fija en que esa persona, además de cobrar el subsidio, está “ganando” dinero… el de las limosnas. El controlador calcula cuántas monedas había en su platillo, y que esa persona va a ganar 3 ó 4 ó 5 euros a la hora mendigando… así que… ¡vamos a recortarle la prestación!. Y le quitó una parte del subsidio.


¿ Suena familiar ?… La nueva reforma laboral en España no toca las prestaciones por desempleo, pero aplicará la norma actual con extrema rigidez: las personas en paro que rechacen 3 ofertas de trabajo, perderán su derecho a la prestación de desempleo… sean las ofertas las que sean… Como si te piden ir a trabajar a Laponia. Y el Ministerio de Empleo ha insistido también en que se controlará el cobro injustificado de prestaciones mediante el cruce de datos de diferentes organismos.


Así es el sistema. Esa es su lógica.


No es que los alemanes sean “cuadriculados”… Simplemente, les gusta la “exactitud”.





Ahora se ve la otra cara de la moneda.


La otra cara del euro.





El lado oscuro de la frase propagandística gubernamental “Ahora, en Alemania, somos más trabajadores que nunca … Gracias, Alemania”.


Sueldos de 2 euros la hora para fregar platos y limpiar suelos, agencias de empleo que demandan personal al que pagar menos de 60 céntimos la hora…


E “ingeniería alemana” al dar las cifras de empleo y paro: hay 3 millones de parados… pero 7 millones de empleados con ‘minijobsSegún la Oficina Federal de Estadísticas alemana, de 1999 a 2009, los ‘minijobs’ crecieron un 47%, los contratos a tiempo parcial un 28% y los temporales, ¡un 131%!… mientras que los contratos indefinidos sólo subían un 4%.


Discretamente, el gobierno alemán también recalificó a más de 200.000 parados de 58 años en adelante, quitándoles de las listas del paro sin explicar el por qué. El portavoz del Ministerio de Trabajo tuvo que reconocer que “sólo un 43% de los parados de edad madura estaban registrados en las listas oficiales”.


El director de una agencia del paro de Alemania ha manifestado al periódico conservador Die Welt: “La verdadera cifra no es 3 millones de parados, sino 9 millones de precarios”.


Bueno, más bien, 10 u 11 millones.


Aleccionados por la propaganda oficial alemana, a los alemanes les parece bien que Angela Merkel dirija Europa. Creen que es mejor que 2 ó 3 personas tomen las decisiones, en lugar de todos los socios europeos.





Alemania ya exportaba coches y máquinas… y ahora, está exportando el “modelo alemán”.


Y ese “modelo alemán” NO es un modelo de “estado de bienestar” al estilo de los países nórdicos… sino el conocido modelo neoliberal anglosajón.


Antonio Brettschneider recalca:
“Lo que os queda por sufrir, en Alemania lo hemos hecho ya. Hay menos paro, pero la sociedad NO ha mejorado en los últimos 10 años, para nada”.


Jordi Évole se sorprende de que, con esa realidad, no haya una revolución social en la calle… ¿ O es que no había más remedio ?


Brettschneider frunce el ceño y lo explica: eso es lo que nos han dicho. Que no hay más remedio. Y si lo vas repitiendo, y repitiendo, diciéndole a la gente que “no hay alternativa”, que “no hay más remedio”… la gente empieza a creerlo…


Nos han dicho: o más paro, o más desigualdad… Y se ha elegido tener más desigualdad.


Aunque ya sabemos lo que acarrea la desigualdad: deterioro de la salud y aumento de la violencia.


Sin contabilizar los efectos de esta nueva reforma laboral, 580.000 hogares españoles ya no perciben ingreso alguno, ni del trabajo, ni de prestaciones de desempleo ni de la Seguridad Social.


Pero la propaganda neoliberal insiste en que ‘no hay alternativa’.


“Eso es lo que dice el gobierno alemán. Eso es lo que va a decir vuestro gobierno. Eso lo vais a escuchar muchas veces en los próximos meses en España.”


El actual presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, avisa: “Las reformas no van a funcionar a corto plazo”.


Como gurú, no tiene precio.





Sin embargo, Angela Merkel fue más explícita.


Y también los grandes empresarios, la patronal de la gran empresa, al asegurar que:
“La reforma laboral es muy importante, busca flexibilidad y seguridad, y que miles de jóvenes tengan un contrato”.





Pero ha sido José María Aznar Botella, primogénito del ex-presidente del gobierno José María Aznar y de la actual alcaldesa de Madrid, Ana Botella, con la seguridad que da conocer los entresijos del poder, quien mejor ha interpretado los efectos de la nueva reforma laboral, así:


“Esta reforma laboral seguramente no resultará en una creación neta de puestos de trabajo en el corto plazo, pero sí que contribuirá a una renovación del mercado laboral, por la que un gran flujo de trabajadores saldrá del mismo y será reemplazado por otro más productivo. Naturalmente que esto no se hará sin traumas, pero a la larga nuestra economía se beneficiará y sobre todo… los jóvenes.”


Renovación. Reemplazo.


Unos salen y otros entran.


Para los que salen, no hay planes… ¿ O sí ?


Porque ahora cobra sentido que la mamá de Aznar Junior propusiese cubrir con voluntarios los servicios públicos que se queden sin atender, tras el despido de funcionarios interinos y laborales.


Y también se entiende mejor que Engracia Hidalgo, Secretaria de Estado de Empleo de España, afirme que “los perceptores de una prestación por desempleo que no estén haciendo un curso de formación se puedan utilizar para ofrecer un servicio a la comunidad. Este es un momento para que los desempleados que cobran su prestación por paro aporten ‘valor añadido’“…
Claro, no sea que ocupen su tiempo como parados buscando un trabajo decente.





Se trata de cambiar cromos usados por unos nuevos.


Unos salen, para que otros entren… haciendo más horas por menos sueldo y menos derechos sociales.


La culpa debe ser nuestra. Hasta ahora, y merced a un sistema público de salud, hemos tenido la fea costumbre de no morirnos, y mira que lo intentan.


Así que la reforma busca un “efecto de sustitución“.


Pero, ya puestos, si son el ejemplo y el modelo a eguir, habría que fijarse más en Alemania.





En la Alemania que proclama que los países del Sur de Europa gastaron por encima de sus posibilidades, cuando, para que un país venda, ha de haber otro que compre… aunque sean armas.


En la Alemania que exige a los países que reduzcan su déficit público al 3%, y que a la vez incumplió constantemente los límites de impuestos por el Tratado de Maastrichtsin ser sancionada.


En la Alemania que dice no poder haber previsto la futura crisis cuando se creó la Unión Europea (UE)… pese a que, en febrero de 1998, 155 economistas alemanes (algunos, asesores del mismísimo gobierno alemán) ya decían que ESTE euro llevaría a la ruina a España, Portugal, Grecia


En la Alemania que está forzando el fin de esta Unión Europea con el “visto bueno” de EEUU. En efecto: cuanto más débil esté el euro, mejor para Alemania (por su modelo exportador), mejor para EEUU (y su negocio de la espiral de la deuda), peor para China (la Unión Europea es su mayor socio exterior), y peor para España, Portugal, Grecia… (atacados por “los mercados financieros“).


En la Alemania que busca forzar la situación de países como España hasta su suspensión de pagos, pero, por supuesto, garantizando que la Banca alemana cobrará su deuda.





En 2012, vence el pago de la Deuda española por un montante de 130.000 millones de euros, es decir, como todo el presupuesto de gastos estatal.


Dado que dos tercios de estos vencimientos corresponden a la deuda a corto plazo, es muy probable que se trasladen a 2013… a través de más emisiones de deuda nueva a corto plazo.


Pues muy bien.


De acuerdo.


Vamos a fijarnos en Alemania.


En la Alemania que declara que “las deudas están para ser pagadas“, pero que no pagó en 1924 su deuda de 132.000 millones contraida en virtud del Tratado de Versalles.


No sacrifiquemos nuestros sueños a cambio de nada.


Sí que hay otras alternativas.



23
Jun
10

La, la, la… la reforma laboral




Tras varias rondas de consultas con empresarios y sindicatos, el gobierno redactó un  decreto-ley de reforma laboral, que fue convalidado por el Congreso el pasado 22 de junio.


Y sólo con 8 votos en contra.


Qué felicidad.


Yuju.


La, la, la…



Poco importa que el abaratamiento del despido para las empresas favorezca más despidos, gracias a que el contribuyente aportará los 8 primeros días de cualquier despido en los nuevos contratos (el coste, de momento, se estima en 740 millones de euros de 2010 a 2012).


O que sea posible facilitar el despido ante dificultades económicas de las empresas (como si las finanzas no fuesen manipulables coyunturalmente, junta o separadamente de reajustes, mejora de productividad, causas tecnológicas, organizativas o de producción…), y así justificar despidos colectivos indemnizando sólo 20 días por año trabajado, frente a los 45 previos a esta reforma.


O que, para el resto de casos, se universalice el contrato con despido más barato (33 días frente a los 45 ordinarios).


O que ahora los contratos temporales por obra puedan tener una duración de 3 años.


O que, además, las empresas ya puedan incumplir los aumentos salariales pactados en convenio.


O que las Empresas de Trabajo Temporal (ETTs), privadas, ahora puedan intermediar, con ánimo de lucro, en el mercado laboral de la construcción y la Administración.


O que se liberalicen las Agencias privadas de colocación (pagar por trabajar).


O que los Bancos se froten las manos ante la perspectiva de gestionar el también aprobado “fondo austriaco de capitalización individual“, que no es sino un seguro obligatorio, como el del automóvil, que el trabajador llevará consigo, aunque cambie de empresa. Y, por cierto, en cuanto a financiar el fondo, una cosa ya quedó clara en el Decreto-Ley del gobierno: que no lo financiarán las empresas. De modo que, por exclusión, lo financiarán los trabajadores, directa (aportaciones) o indirectamente (impuestos como contribuyentes).


No importa.


Pues venga.


Alegría.

Lo que haga falta para mejorar la “escasa flexibilidad” del mercado laboral actual.




¿ “Escasa flexibilidad” ?



No parece… salvo que se pretenda ir hacia el contorsionismo, o fomentar nuevas olas de emigración masiva al extranjero… porque a todos (y, especialmente, a 4,6 millones de parados) nos gustaría saber quién y en qué sectores se ha venido ofreciendo empleo dentro del país… sin incurrir en precariedad laboral.


Y tampoco se deben poder referir a la estabilidad en el empleo… El 90% de las contrataciones se vienen haciendo mediante contratos temporales.


Pero, para erradicar eso, no se incluye nada en la nueva reforma laboral.



Y eso que la temporalidad es endémica en España, desde hace décadas.





Por si algún político quiere ponerse la medalla de haber reducido la temporalidad, es interesante denotar que ha sido la crisis la que ha provocado la rebaja de la tasa de temporalidad del conjunto del mercado hasta el 25,2%, nueve puntos menos que hace tres años…


Ea, alegría.


En temporalidad, España tiene el dudoso honor de ser líder europeo.





Es más, en el actual escenario laboral, el 50,8% de l@s jóvenes que trabajan tiene firmado un contrato temporal


El problema llega, incluso, al sector público, donde las cifras de temporalidad son aún más chocantes (si cabe): el 53,5% para los varones y el 71,7% para las mujeres.


¿ De verdad, alguien cree que es posible una mejora de productividad de los temporales respecto a los fijos ?


Está claro que la reforma no se ha diseñado para evitar la temporalidad.


Y que el mercado laboral ya era suficientemente flexible… Demasiado flexible.


De tanto, uno de estos días igual se rompe. Pero, a la vez, se pide a la juventud compromiso con el futuro. Se refieren a su voto, claro.


No problem.


Alegría.


De seguro que los 3.720.500 trabajadores temporales entre 31 y 44 años agradecerán les paguen 33 días por año trabajado frente a los 45 anteriormente vigentes, gracias a la ampliación del contrato de fomento del empleo.



¿ La reforma laboral creará empleo ?



Pues tampoco.


En realidad, se prevé que cree menos empleo que la anterior legislación.


¿ Entonces, para qué sirve la reforma laboral ?



La reforma no está pensada para acabar con la temporalidad, ni va a aumentar la movilidad laboral, ni va a modificar el comportamiento de la contratación.


La reforma incide en conseguir extinguir contratos indefinidos, a un menor coste para las empresas, para crear más contratos temporales.


Están por reducir los costes laborales. Lo que antes éramos los “activos más importantes” de las empresas, ahora somos denominados, sin rubor, “costes laborales“. Ahora, los activos primordiales son la marca y la información. Dejad paso.


El objetivo final es reducir salarios a toda la población.


Es un marco de cesión a los intereses financieros… que pasa por desproteger a los trabajadores.


Se ve que, de momento, no se les ocurre nada mejor… Y como les parece que todo vale… Maldito dinero.


A  los mercados financieros no les importa nuestro mercado de trabajo.


Sólo les importa que se venda, al menor coste, por el mayor precio, en producto originario desde cualquier lugar, para obtener el máximo beneficio.


No buscan avivar el consumo interno para reflotar la economía;  por eso reducen la inversión pública como motor económico.


En lugar de salir de la UE y del euro (como ya vimos), y proteger el tejido productivo y empresarial, España se suma a las medidas para que la clase trabajadora pague el lucro de los Bancos y élites financieras que invierten allí donde se trabaja más por menos, y para eso, los Estados deben dejar a su población desprotegida, y desinvertir en salud, educación y vivienda, y quedando la clase trabajadora a merced de los nuevos esclavistas, en las condiciones que el neocolonialismo liberal de la Globalización decida.


Política de tierra quemada.


Caiga quien caiga.


En España, hasta ahora, se daba un “conflicto intergeneracional“: protección a los padres, frente a desprotección de los hijos. Estos ven casi imposible dejar el hogar y proponerse un proyecto de vida con trabajos temporales y mal pagados, en un país donde ya es caro vivir… especialmente, desde la llegada del euro.


Y, ahora, van a por los padres, tíos y abuelos.


A por todos.





Pero Obama está contento.


La, la, la…


Y también el Fondo Monetario Internacional (FMI), su brazo armado para esclavizar a los países mediante la Deuda.


Saben que nos hemos plegado… y que no se parará ahí la cosa.


¿ Por qué si no, felicitarían al gobierno español ?


Es como si un banquero te felicitara por no endeudarte. No es por eso… no tendría sentido.


Es más que un rumor que el FMI ya tiene preparado el préstamo… no se le quiere llamar “rescate“, queda mejorlínea de créditos flexibles”. En cualquier momento.


Felicitan a España porque saben que pagará los intereses de la (actual y nueva) Deuda… aunque sea a costa de sus trabajadores y parados.


Y, de paso, España ha tomado posición a favor de EEUU frente a China


Felicitan a España porque saben que ya está en sus manos, y que se va a endeudar… pero con ellos.




Todo ello, a la mayor gloria de la derecha estatal y autonómica, en el gobierno… y en la oposición. El Partido Popular (PP) no sólo no votó contra la reforma laboral en el Congreso, sino que, además, sale a los medios intentando arrullar a la clase trabajadora con cantos de sirena del estilo de:

“El PP va a apoyar todo aquello que sea bueno para nuestro país, va a apoyar todas las reformas que sean buenas para los trabajadores de toda España.”


Sólo que, si la actual reforma laboral no es buena, la que haría el PP sería peor.


Desde una mayor desregularización (¿ quién quedará vigilando al “todo vale” del lucro ?), a quitar las prestaciones por desempleo (neoesclavismo).


Olvidan que Aznar nos metió en el euro, introdujo el modelo estadounidense de burbuja inmobiliaria (un espejismo cuyos efectos ahora padecemos), nos hizo perder poder adquisitivo, estimuló la insolidaridad fiscal interna, y la brecha social con Europa… por no hablar del oropel, de la malversación de fondos públicos, de la ilegal guerra de Iraq, del 11-M… y hasta tiene implicaciones en el caso Gürtel de corrupción política.


En EspañaNO hay un verdadero estado del bienestar, y, pese a saberlo aún en construcción, ya quieren recortarlo.


Pero, por mucho que intentan segmentar a los trabajadores españoles en funcionarios/privados, empleados/parados, indefinido/temporal, y dividirnosla gente se da cuenta de lo que pasa.


No en vano, España es el país cuya población se declara más de izquierdas de Europa. Que a nadie le extrañe, visto lo que tiene que aguantar.





Ante esta crisis, la gente sabe que si el PSOE está a la derecha, el PP está en la ultraderecha. Es como elegir entre un conservador y un liberal. Misma escuela (por cierto, casi literalmente). Algo a considerar, sobre ambos, cuando haya que manifestarse en próximas votaciones.


De modo que cuando Rajoy, el neoliberal jefe de la oposición al gobierno social-liberal de Zapatero, dice que “cuando se hacen las cosas bien, la sociedad española responde“, debería tener cuidado.


No sea que también se lleve una sorpresa electoral.



¿ Cómo se crea empleo ?



Haciendo lo contrario de lo que nos predican.


Lógico, porque no buscan nuestro beneficio, sino el de las élites financieras.


EEUU predica un modelo neoliberal de creación de empleo.


Pero la causa de que la recuperación económica sea mayor y el desempleo sea menor en EEUU que en la UE, no se debe a la mayor desregulación de los mercados de trabajo de EEUU, sino al mayor estímulo económico realizado por el gobierno federal, basado en una elevada expansión del gasto público en actividades y sectores que generan mucho empleo. Son las políticas de austeridad del gasto público en la UE, las responsables de la escasa recuperación económica y elevado desempleo.


La mayoría de países de la Unión Europea (UE) han dedicado muchos más fondos a “salvar” a la Banca que a estimular la economía (al revés que en EEUU, donde los fondos públicos para estimular la economía han sido mayores que los dedicados a salvar a los bancos).


Así, Gran Bretaña se ha gastado el equivalente al 29% de su PIB, Alemania el 20%, Francia el 18%, España el 14% y Portugal el 6% de su PIB en “salvar” a los bancos, todos ellos porcentajes mayores que EEUU (un 5%).


Durante el periodo 1950-1980, el desempleo de la mayoría de países de lo que más tarde pasaría a ser la  UE-15 fue menor que el existente en EEUU.


Es sólo desde el establecimiento de la UE (con un Pacto de Estabilidad que limita los déficits del estado a un porcentaje del PIB menor del 3% y con unos intereses bancarios dictados por el Banco Central Europeo, BCE, más elevados que en EEUU), que el desempleo es mayor en la UE que en EEUU.


Un análisis riguroso del mal llamado modelo liberal estadounidense, muestra que su éxito en su crecimiento económico se debe primordialmente a políticas públicas de tipo keynesiano, tales como:

  1. Un déficit del gobierno federal que alcanzó durante la Administración Bush el equivalente a un 5.4% del PIB. Es decir, EEUU no respetó el criterio de Maastricht que se fijó para el interior de la UE.

  2. Una política de intereses bajos por parte de la Reserva Federal (FED), el banco central privado de EEUU, que se ha mantenido por mucho tiempo y que se ha modificado sólo hace unos meses, contrastando con la política de intereses altos que ha caracterizado la política del Banco Central Europeo (BCE), que ha priorizado sistemáticamente el control de los precios y de la inflación sobre la función de estímulo de crecimiento económico

  3. Un gasto público federal que representa el 19% del PIB estadounidense, permitiéndole, no sólo el estímulo del crecimiento económico, sino también la reducción de las desigualdades regionales existentes en aquel país. La UE-15, sin embargo, no tiene en la práctica un Gobierno federal europeo: la Comisión Europea, al controlar sólo un 1,17% del PIB europeo, limita enormemente su capacidad de incidir en la economía europea y en la corrección de las desigualdades regionales de renta y de desempleo, que son mucho mayores en la UE que en EEUU.



En definitiva, hace falta gasto público, especialmente, cuando hace falta amortiguar el descenso del gasto privado. Eso lo saben EEUU y el mundo económico y financiero. Y, por eso, predican lo contrario. Porque no puede haber amos sin esclavos.


Y eso lo reconocen hasta los propios empresarios españoles, hablando de los recientes ajustes.


Con esta crisis, y visto que la gente tiene la fea costumbre de comer todos los días, dormir bajo techo, y pagar las facturas… y que para ello tiene que trabajar, el gobierno, sea del signo que sea, debe utilizar el gasto público.


Y si el marco actual no es el adecuado, se cambia.


De entrada, España debería abandonar las políticas regresivas, salirse fuera de este euro, y salirse fuera de la UE, de forma que se centre en estimular su recomposición interna.


Para que ese gasto público se use con sentido común, y sin desmanes ni despilfarro. Así, sí que se podría conseguir un estado de bienestar real.





El gobernador del Banco de España, el ínclito neoliberal Miguel Angel Fernandez Ordoñez, no nos cuenta eso.


Porque está, literalmente, “muy feliz” con la reforma laboral.


La, la, la…


Aún así, lamentó que tal reforma no fuera más ambiciosa, incluyendo flexibilidad en los convenios (es decir, que la empresas puedan saltárselos alegremente) y retirar las trabas a la temporalidad.


Pero Fernández Ordóñez no dice nada de fomentar el crédito a autónomos, pequeñas y medianas empresas, y rechaza la creación de un impuesto a la Banca… virando aún más a la derecha que la propia UE… Entendido. A los Bancos, ni tocarlos.


¿ Sorprendente ?


No tanto… si se parte del hecho de que Fernández Ordóñez fue directivo del FMI.



El futuro desarrollo de la reforma laboral mediante Proyecto de Ley y posteriores Reglamentos ahondarán en mayores profundidades… No hemos tocado fondo. Y luego, irán a por el grueso de las pensiones.


Entretanto…


Alegría.


La, la, la…


Ya llegó… La, la, la… la reforma laboral.






Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 66 seguidores

Anuncios