Posts Tagged ‘PIGS

30
May
13

Antropodos

Chichas de las chinches




La FAO ha encontrado una solución al hambre en el mundo: comer insectos.


Este organismo, dependiente de la ONU, y especializado en la alimentación, afirma que muchas especies de insectos aportan tantas proteínas como la carne, y que su producción es barata.


Anima, pues, a su consumo, tanto por animales (pienso) como por seres humanos (luego existo).


El informe de la FAO dibuja un futuro prometedor:


En los países en desarrollo, los miembros más pobres de la sociedad pueden participar en la recolección, el cultivo, el procesamiento y la venta de insectos“.


Así que, pese a ser “tan saludable y nutritivo“… NO es para ricos.


Y tienes que ser rico, cuando, sólo en 2010, los alimentos se encarecieron un 39%, y la subida del precio de cereales, aceites y grasas, alimentos básicos, superó el 71%.


La FAO ve el hambre como una fatalidad inevitable, sin relación con causas políticas e intereses especulativos.


Para la FAO, que no puedas pagar un alimento básico, no es un problema… ¡Come otra cosa!.


La llave de la alimentación


Puedes comer botones, monedas, cepillos de dientes, imanes, llaves, pilas, hebillas, anillos, chicles, cristales


La FAO viene insistiendo desde 2004, en que aporta más comer insectos.


Es la misma FAO que en 2011 anunciaba que el planeta, hoy poblado por 7.000 millones de personas, ya produce comida suficiente para 12.000 millones.


Se ve que lo sostenible no es compartir, sino que los pobres dejen de aspirar a lo que ya tienen los ricos.


Por eso, se publicita que el menú propuesto por la entomofagia es variado y abundante.


Artrópodos como escarabajos, orugas, abejas, hormigas, grillos, cigarras, saltamontes, libélulas, chinches, moscas, pulgones


Todos son alimentables con residuos orgánicos.


Miseria inmisericorde


Un incentivo para vivir junto al lodo, entre las favelas miserables que rodean la ‘city‘ de muchas ciudades.


Los escarabajos proliferan en el estiércol.


Hay chinches en cualquier vivienda sucia y descuidada.


Las plagas de langostas, saltamontes o chapulines, se convierten así en un maná, y consumiendo de paso haces una obra social, protegiendo de la devastación las cosechas de cereales de los países ricos.


Los desempleados ya tienen recompensa por pasarse el día “ matando moscas“.


Es fácil imaginar el tránsito, de ser exterminadores de insectos, a su caza, recolección y cría.


El proceso es de sobra conocido.


Mascotas comestibles


Nuevas tiendas, y nuevas estanterías en las ya existentes.


El éxito de ventas provoca una regulación contra los fraudes y contra el uso de pesticidas.


Cotos, licencias, permisos y certificaciones son otorgados por la autoridad administrativa.


Se popularizan las dietas de insectos, para evitar la obesidad.


La secta de los insectos


Ahora, el insecto provoca un efecto de afecto.


El “buggy buggyes el ritmo de moda.


El “vuelo del moscardónde Rimski-Kórsakov se interpreta con asiduidad.


“La metaforfosis” de Kafka vuelve a la lista de libros más leídos.


Como es de mal gusto jugar con la comida, dejan de emitirse las antes llamadas películasde bichos“: Abejas asesinas, Ant Bully, Antz, Arac Attack, Aracnofobia, Arañas asesinas, Avispas asesinas, Bee movie, Bichos, Cuando ruge la marabunta, Hormigas asesinas, Men in Black, Mimic, Plaga letal, Spiderman, Starship Troopers, Tarantula


La plaga de langosta sufrida por Egipto en el Antiguo Testamento, no se afirma literalmente, sino que se interpreta y contextualiza en los sermones.


Los fallos de los programas de ordenadores dejan de llamarse “BUGS“, y se le renombra “PIGS“.


Para evitar las conexiones con el caos, el efecto mariposa pasa a denominarse efecto gaviota.


Planeta insecto


Tras el aprecio generalizado, llega la escalada de precios.


Las insecultoras pasan a cotizar en la Bolsa de Comercio de Chicago, CBOT (“Chicago Board of Trade“) especializada desde 1848 en la negociación de productos primarios, así como en los mercados de futuros de Londres, París, Amsterdam y Francfort.


Khepri


Es la locura de la insecultura.


¡Todo se come y se comercia!


Las multinacionales compran terrenos en todos los continentes para la cría industrializada.


Las colmenas de abejas que están desprotegidas, son asaltadas.


Los señores de la guerra de las zonas subtropicales se atacan entre ellos, subvencionados por las multinacionales, creando nuevos “estados fallidos“.


En las zonas depredadas se registran secuestros de personas, para servir de cebo en trampas con las que cazar insectos grandes.


Viviendo en una burbuja


Se adopta como producto de inversión.


La banca financiera crea nuevos complejos productos estructurados derivados CDS/CDO, no regulados ni supervisados, y a la vez, como seguros que apuestan a que las cosechas de insectos se perderán.


Las agencias de calificación otorgan esos CDO con las notas más altas.


Se venden esos productos por doquier, como acciones preferentes, a miles de cautos inversores que no son conscientes de lo que están comprando.


Gracias a unos bajos tipos de interés, los préstamos inundan el sistema.


Se asiste al aumento desproporcionado y aparentemente ilimitado de los beneficios.


Dependencia de la polinización


Se agravan los problemas en la polinización natural y agrícola.


Las heces y la madera muerta de los bosques no se degradan.


Los suelos pierden fertilidad.


Las plantas crecen sin control.


La cadena trófica se resquebraja.


En las granjas, se suministra a los insectos un cóctel de antibióticos, que al ser ingeridos por el ser humano, provocan la resistencia bacteriana.


Un virus salta de especie, provocando una “gripe metamórfica“, por lo que la OMS lanza una alerta mundial de pandemia. Algunas empresas privadas, en cuyas cúpulas figuran ex-altos cargos políticos, ya disponen de la vacuna; los estados se pertrechan sin reparar en gastos. Poco después, se desvela el desmesurado e innecesario alarmismo creado.


Más subida de precios, inversión, locura colectiva, y endeudamiento.


Bugbuja


Estallido de la “bugbuja” especulativa.


Desplome de precios.


Crash de la Bolsa.


Hundimiento de las microempresas de insecultura.


Un puñado de multinacionales acaparan el sector a precio de saldo, y operan como un oligopolio.


Apadrina un banco


Rescate de los bancos privados vinculados a la crisis, con cargo al dinero público.


Aumento de la prima de riesgo.


Pago de los intereses de la deuda a la banca exterior, a base de recortes a la población interior.


Paralización repentina y duradera del crédito.


Sucesivos aumentos de impuestos no progresivos y disminución de subsidios y prestaciones sociales.


Con la política indiscriminada de ajustes, llegan los desahucios, los suicidios y la represión.


Magnificación de los éxitos deportivos en los medios de comunicación.


Escándalos de adulteración de la carne de insecto, sustituyéndola por carne de caballo.


Para aliviar el stress, la desconsideracion, el menosprecio y los complejos que sufren los pobres, la iglesia forma con carácter urgente nuevos cuerpos de exorcistas.


Insecto controlado por chip


Los científicos insertan mecanismos electrónicos en los insectos para controlarlos en remoto, por su utilidad para volar e infiltrarse en cualquier recoveco.


Las aplicaciones de espionaje y militares son calificadas de alto secreto; para escapar a las leyes de “transparencia” gubernamentales, se desarrollan por empresas privadas del sector.


Las asociaciones de defensa de los derechos de los animales cuestionan que se utilice tecnología para anular la libre voluntad de los seres vivos.


Decapitalismo


Entre la utopía idealista y la distopía apocalíptica, está la lutopía: la negra realidad impuesta por un sistema que, al no haber cambiado, operará de igual manera frente a un mismo estímulo: el del dinero.


El hambre es consustancial al capitalismo.


Bajo este sistema, la propuesta de la FAO se descontrolará, agravando aún más la especulación alimentaria, y provocando nuevos problemas ecológicos y mediombientales.


Más miseria y destrucción, sin soluciones reales.


La FAO propone que los pobres coman y mercadeen con insectos, evitando la tentación de emular y de enfrentarse a los ricos… Algo inevitable, porque los ricos, tarde o temprano, verán esa actividad como un bocado apetecible.


La desigualdad, la segregación, la discriminación y el esclavismo persistirán en cualquier mundo donde unos crean tener más derecho a vivir que otros.


Ese es el caso de este mundo capitalista.


Un mundo hiperglobalizado e hiperconectado para ser hipercompetitivo.


Para que nadie crea tener derecho alguno por el simple hecho de vivir… Como proclama el presidente de EEUU, Barak Obama: “Nadie te da lo que tú no te ganes“… Mientras, se abandera la doctrina de la “desigualdad natural del hombre“: los de “buena posición“, tienen derechos sobre los demás.


Para que interiorices que, si no eres rico y famoso, no eres nadie, y mereces ser tratado como tal.


Pero otro mundo es posible.


Este planeta puede dar cabida a todos, si se hace un uso justo e inteligente de los recursos.




Crujiente mercado


En México, los insectos tienen una gran aceptación.


Un enclave donde la falta de megafauna para cazar, y de mesofauna para domesticar, llevó a sus élites, hace 700 años, a conservar el control político utilizando carne humana para recompensar a grupos selectos.


En efecto. Canibalismo.


Es lo que esconde cualquier sistema donde unos pocos tejan una red para beberse, gota a gota, la vida de la gran mayoría de sus congéneres.


Los insectos pequeños quedan prendidos en ella; los grandes, la rompen.


La red del capitalismo da cobijo a comehombres.


Antrópodos practicando la antropofagia.


Uno es lo que come.


Y las élites siempre han comido carne.


Cuca TV


Las cucarachas acaban de evolucionar.


Evolucionar, en el sentido individual de resistencia… Por no morir.


Sobreviven cuando huyen de lo dulce, porque ese es el sabor del veneno en el cebo de sus exterminadores.


Son criaturas muy sociales, que reconocen a los miembros de sus propias familias; de hecho, las diferentes generaciones de una misma familia viven juntas.


No les gusta que las dejen solas, y sufren problemas de salud cuando lo están.


Forman sociedades igualitarias con una estrecha relación, con estructuras y normas.


Las comunidades de cucarachas son incluso capaces de tomar decisiones colectivas por el bien común.




En TV, no paran de repetir la propuesta de la FAO.


Las élites tienen más hambre.





Anuncios
31
Ago
11

Tragedias griegas – 1 – Espejos






Presentamos el primer capítulo del documental “DEUDOCRACIA“, de Aris Hatzistefanou y Katerina Kitidi, en el que se abordan los efectos que provocan las políticas de ajuste neoliberales en la población de cualquier país.


Aborda, como ejemplo, el caso de Grecia, un espejo real donde mirarse,  porque esta moderna tragedia griega llega ahora a Europa, tras escenificarse en otros hemisferios, plena de actualidad.


¿ Pensábamos que la desigualdad provenía del Olimpo ?… Zeus es poderoso, pero no tanto.


El documental está en idioma griego, español e inglés, con nuevos subtítulos en español revisados y actualizados.


Este es el enlace para el visionado:     Deudocracia


[ DEUDOCRACIA ]




“Como diría un médico: hemos escayolado al enfermo.”
(Georgios Papadopoulos, ex-dictador griego)


“No cuestiones al médico… Aunque no te gusten sus medicinas, viene para ayudarte.”
(Dominique Strauss-Kahn, ex-Director del FMI)




Es sabido que la historia tiene la fea costumbre de ser una farsa que se repite.


El papel de médico puede ser representado por un dictador, o por el FMI




“Todo el mundo tiene que apretarse el cinturón y ser consciente de que, o la nación acaba con su enorme deuda, o esa enorme deuda acabará con la nación.”
(Andreas Papandreu, Primer Ministro de Grecia entre 19811990 y 19931996)


“Este año, la política salarial será austera e inflexible. No habrá subidas de sueldo.”
(Constantinos Mitsotakis, Primer Ministro de Grecia entre 19901993)


“Se acabaron los beneficios y las deducciones de impuestos.”
(Costas Simitis, Primer Ministro de Grecia entre 19962004)


“Tenemos que reducir el gasto público, y poner orden en la casa. En un momento de crisis como éste, no caben vuestras promesas vacías de repartir el dinero y los privilegios.”
(Costas Karamanlis, Primer Ministro de Grecia entre 20042009)


“Lamentablemente, nuestro país está en la UCI. El estancamiento económico de la nación amenaza nuestra soberanía, por primera vez, desde 1974.”
(Giorgos Papandreou, Primer Ministro de Grecia, 2010– )





En los últimos 40 años, 2 partidos políticos y 3 familias de políticos, junto a ciertos hombres de negocios, llevaron al país a la bancarrota.


Declararon la “suspensión de pagos al pueblo”, para poder salvar a sus acreedores.


Tras décadas de continua austeridad, los Zares de la economía pregonaron que Grecia era una superpotencia financiera regional…




“Hemos hecho un gran trabajo. Hemos sido los primeros en resolver los problemas económicos.”
(Yannos Papantoniou, Ministro de Economía entre 19942001)


“Una vez más, se demostrará que nuestra economía es nuestro activo más valioso.”
(Nicos Christodoulakis, Ministro de Economía entre 20012004)


“Nuestra economía dio un salto de calidad, y subió de segunda a primera división.”
(Yannos Papantoniou, Ministro de Economía entre 19942001)




Cuando su falacia se derrumbó, estas mismas personas salieron diciendo que, debido a algún trastorno genético, éramos incapaces de gestionar nuestra economía…sin ayuda externa.


“Tal vez a los estadounidenses les parezca difícil de entender, pero Grecia carece de actitud y aptitud para la firmeza y la disciplina.”
(Yannos Papantoniou, Ministro de Economía entre 19942001)





Nuestro gobierno nos llamó vagos, y nuestros prestamistas, ‘cerdos’ PIIGS»), para referirse a todos los países de la periferia de la UE.


Y nuestros ministros intentaron convencernos de que todos éramos culpables…


“Reconozco que hemos fallado, pero seamos justos: todos tenemos la culpa.”
(Brian Lenihan, Ministro de Economía de Irlanda entre 20082011)


“La respuesta a la denuncia ciudadana de «¿Adonde ha ido el dinero? », es
«¡A haceros funcionarios públicos! »… ¡Todos somos culpables!”
(Theodoros Pangalos, Vice-Presidente del gobierno griego)




¿Así que somos las ovejas negras en la exitosa y perfecta economía global de Europa?


¿O el sistema ya tenía problemas estructurales desde mucho antes?


(Habla Costas Lapavitsas, profesor de Economía)


Ha habido 2 etapas en la economía capitalista de posguerra.


En los primeros 25 años tras la II Guerra Mundial, la tasa de crecimiento fue alta, los salarios y el consumo aumentaron.


Era algo novedoso en la historia del Capitalismo.


Joe es el rey, porque con su salario puede comprar más que cualquier otro trabajador…”







(Habla David Harvey, científico social)


No existe un «Capitalismo sin crisis». Tiene que haber crisis en alguna parte.


(Habla Costas Lapavitsas, profesor de Economía)


Este período terminó a mediados de los años 70‘.


Desde entonces, entramos en un período de bajo crecimiento, crisis frecuentes, descenso de los salarios reales y alto desempleo.


A los países capitalistas maduros, les resultaba difícil acumular riqueza.


La crisis afectó, fundamentalmente, al poder adquisitivo de los trabajadores, que por entonces era muy fuerte en regiones capitalistas como Europa y EEUU.


El resultado fue una gran presión sobre los salarios.


Los trabajadores estaban organizados, tenían un gran poder político como fuerza, y a nivel electoral.


Y eso era un gran problema para el Capital.


Así que el Capital tuvo que “disciplinar” a los trabajadores.





Y lo hizo de diferentes maneras.


Abrió los mercados nacionales a la competición global.


El Capital accedió a los recursos públicos de los trabajadores.


Y apareció China.


Este período se caracterizó por un enorme crecimiento del sistema financiero, la llamada “financialización“.


La “financialización” creó más y más graves crisis.


El Capital podía moverse por donde quisiera, y acceder a mano de obra barata.


Pero entonces surgió el problema del descenso generalizado del porcentaje del salario respecto a la renta nacional.


Se precisa salario para consumir en el mercado.


Ante el problema de vender bienes sin haber poder adquisitivo para comprarlos… la solución fue… Dar préstamos a todo el mundo.


Y así surgió la “economía del crédito“, que tuvo su apogeo en los años 80‘ y 90‘, para aumentar el poder adquisitivo ante el descenso de los salarios reales.


Pero, ya a finales de los 90‘ y principios del 2000, mucha gente empezó a ver que este sistema era insostenible.


En realidad, la salida que se dio a la crisis de los años 70‘, sentó las bases de la crisis actual.





Y cuando la burbuja inmobiliaria pinchó en EEUU, el sistema financiero estuvo cerca del colapso total.


Como resultado, se vio afectada la economía real, que tenía sus propios problemas estructurales.


Los estados realizaron “rescates“.





Utilizaron el dinero de los contribuyentes para salvar a los Bancos, y restaurar la demanda.


Así, la “crisis financiera” se convirtió en una “crisis fiscal“.


Y esos mismos bancos que fueron salvados por los contribuyentes, decidieron morder la mano que les ayudó, apostando por la bancarrota de los estados.


La especulación empeora las cosas, y también en Grecia.


Sólo que, esta vez, el problema es aún más grave.


A la Zona Euro le toca pagar. El Rey Euro es débil, sobre todo, porque es un rey sin estado.


(Habla Samir Amin, economista)


No puede haber una moneda sin estado.


Pese a sus debilidades, una gran ventaja del dólar estadounidense, es que sirve a un estado, llamado EEUU.


Europa no existe como entidad política.





No hay un poder político legítimo que conecte sus estados.


En mi opinión, la Zona Euro no es viable.


A diferencia de EEUU, donde el gobierno federal y la Reserva Federal (FED) intervienen y atenúan las desigualdades entre los estados, la Zona Euro acentúa la desigualdad entre estados.


Así es como surgen los parientes pobres de la UE, los ‘cerdos’ (“PIIGS“).


La Zona Euro está claramente dividida en estados centrales y periféricos.


La crisis es más grave en los estados periféricos.


Quienes ganan con el euro son los estados del centro, especialmente, Alemania.


Se ha disparado la diferencia de competitividad entre los países de la UE.


La competitividad de los países periféricos ha caído persistente y sistemáticamente.


Por culpa del euro.


(Habla Éric Toussaint, presidente del Comité para la Abolición de la Deuda del Tercer Mundo-CADTM)


La crisis en la UE es consecuencia de cómo se realizó la integración europea.


Es como echar a pelear a un boxeador de peso pluma, como es Grecia, contra un Cassius Clay, campeón mundial de los pesos pesados, diciéndoles: “Vamos, luchad, a ver quién gana”.


Pero, ¿por qué los países de la periferia tienen peor competitividad?


Y, sobre todo, ¿por qué va a peor?


La diferencia de productividad no se debe a una “periferia perezosa” ni a una Alemania industriosa“.





Se debe, simplemente, a que los gobiernos de Alemania declararon la guerra a sus propios trabajadores, y les congelaron sus salarios durante una década.


(Habla Sahra Wagenknecht, Vice-Presidenta de “Die Linke”)


Estos últimos años, el aumento nominal de los salarios en Alemania fue del 7%, mientras que en la Zona Euro fue de un 27%.





Con esta brecha, es lógico que los demás países tengan peor competitividad.


Los salarios bajan en un país, mientras que suben en todos los demás.


Por eso la competitividad de la economía alemana ha aumentado respecto a otros países.


Pero éstos, por ser países de la Zona Euro, no pueden actuar devaluando su moneda.


De ahí, la situación actual.


(Habla Costas Lapavitsas, profesor de Economía)


La pérdida de competitividad se manifestó de 2 maneras que fueron decisivas en la crisis.


En primer lugar, se produjeron grandes déficits por cuenta corriente. Y Grecia tuvo el mayor déficit de todos.


Cuando no puedes competir al comerciar con el resto del mundo, incurres en déficit.





Y el déficit de Grecia es enorme, igual como en otros países periféricos.


Eso conlleva un aumento de la deuda.


Debes equilibrar el déficit de alguna manera.


En la Unión Europea, Grecia es el pariente pobre.


Grecia pertenece a los países semi-periféricos del continente europeo.





Como otros, Grecia estaba obligada a acumular deuda pública, dadas las circunstancias de su integración en los mercados europeos.


No tiene sentido mencionar siquiera la cuestión de si los griegos son ‘perezosos’.


Eso es racismo puro.


La Zona Euro destruye el sistema inmunológico de los países periféricos de la UE, dejándolos expuestos a la crisis global.


El talón de Aquiles de estos países son el déficit y la deuda.


En el caso del estado griego, la deuda viene de largo.


(Habla Manolis Glezos, histórico de la izquierda griega)


Grecia comenzó a pedir préstamos tras la Revolución de 1821, y ha seguido pidiendo préstamos desde entonces, con una excepción.


Sólo hubo un, digamos, “feliz” periodo en que Grecia pasó a ser prestamista.


Durante la ocupación alemana, Grecia prestó a Alemania.


Los alemanes se llevaron los recursos, forzando a Grecia a ser “prestamista” en vez de deudor.


Después de la ocupación alemana, el país volvió a su rol tradicional de deudor.


La deuda creció en los 80‘.


Los altos niveles de endeudamiento nacional de Grecia se deben a su estructura social en clases y a la forma que la economía griega ha adoptado en las últimas décadas.





Gracias a la sistemática insistencia del estado griego para evitar poner en práctica un sistema eficaz y justo de impuestos.


Historia de la deuda pública griega:

  1. Andreas Papandreou creó el reclamado “estado de bienestarsin aumentar los impuestos de las empresas ni de las rentas altas. Salvó puestos de trabajo, nacionalizando empresas privadas deficitarias… pero, sobre todo, salvó a los propietarios de esas empresas. El déficit y la deuda pública aumentaron de forma espectacular.


  1. El gobierno de Mitsotakis siguió pidiendo préstamos. El Tratado de Maastricht impuso que se delegase en el mercado mundial, evitando establecer un mecanismo de control del déficit y prohibiendo cualquier otra forma de creación de dinero. La deuda se disparó con tasas récord en la historia griega.


  1. Kostas Simitis tuvo más suerte, gracias a una “contabilidad creativa“, a la caída de los tipos de interés europeos y al crecimiento económico. De esta manera, pudo ocultar la bomba que él mismo colocó sobre la deuda. Durante su mandato, el porcentaje de deuda parece disminuir ligeramente.


  1. Kostas Karamanlis redujo los impuestos sobre el capital un 10%. Así, aceleró la caída de la economía, disparando de nuevo la deuda.


  1. Georgios Papandreou accedió al poder para dejar al país en manos de los prestamistas extranjeros. Al final de su mandato, la deuda pública ascendía al 167% del PIB.



A la mayoría de países en una situación similar, les visitó el Fondo Monetario Internacional (FMI)…





Pero nadie lo pagó tan caro como Argentina, el espejo del otro lado del Atlántico donde, a su vez, puede mirarse Grecia.


(“No tengo casa y les pido una pequeña ayuda, gracias.”)


Argentina cayó en la misma trampa de la deuda en la misma época que Grecia, en 1824, con los primeros préstamos británicos.


Pero el nudo se apretó a finales del siglo XX.





Los dirigentes argentinos anclaron su moneda al dólar con una convertibilidad 1 a 1.


Eso impidió a Argentina utilizar una política monetaria contra la deuda.


Lo mismo que la Zona Euro.


Sólo que, en lugar de mandar Berlín, manda Washington.




“Argentina entra en el nuevo siglo con una base muy sólida.”
(Michel Camdessus, Presidente del FMI, 19872000)





El FMI hizo del país otro laboratorio experimental del neoliberalismo.


(Imágenes del documental “La ocupación”)



“El FMI jugó un papel fundamental en la creación de la crisis argentina, prestando e imponiendo políticas de ajuste y privatización que aumentan los beneficios de las empresas, pero destruyen la economía del estado.”    (Avi Lewis, cineasta)


“El FMI defiende a las claras los intereses de EEUU en el mundo, como también defiende a las claras al neoliberalismo, lo cual significa que defiende a las clases altas.”     (Gerard Dumenil, economista)





Su objetivo era aumentar sus beneficios, y lo consiguieron, pero llevándonos a la crisis actual.


Tras el colapso económico de Argentina en 2001, el FMI y sus teorías neoliberales se convirtieron en el hazmerreír de los economistas de todo el mundo.


Pero algunos monstruos nunca mueren.


El FMI es una institución de “zombis“: no lo puedes matar.


El FMI ha vuelto a aparecer “en escena”, ‘salvando’ países con problemas, prestando e imponiendo sus medidas de austeridad, ahora, en toda Europa, y, de forma especialmente terrible y malévola, en Grecia.


A esta institución nunca le importó lo que le sobrevino al pueblo argentino.


“Por favor, tengo 3 hijos, tienen que ir al cole, no tengo trabajo, ayúdenme con lo que puedan, gracias”



Grecia pagará un alto precio con la “intervención” (préstamos) del FMI.


Quieren cobrar… incluso, por adelantado.


“Es irónico que, con este nuevo reglamento, Grecia deba contribuir con 2500 millones de dólares (al fondo de reserva del FMI)… Vaya estafa de sistema monetario global, si Grecia debe salvarse a sí misma, o a otros…”.
(Ron Paul, congresista estadounidense)


Pero, mientras que Argentina sólo se tuvo que enfrentar al FMI Grecia tenía que servir a 2 amos.





Porque, en Europa, las teorías neoliberales también las promueve el Banco Central Europeo (BCE).


El BCE es una mera herramienta para imponer una política neoliberal en Europa.


Irónicamente, en el caso de Grecia… la UE causó más daño que el FMI.


Las medidas del gobierno griego, en colaboración con el FMI, el BCE y la UE no sólo son injustas y peligrosas para el pueblo griego.


También están condenadas al fracaso, desde el principio.


Tienen un trágico impacto en la calidad de vida de la gente, incluso, en su vida cotidiana, y no mejoran, ni la economía, ni la deuda pública.






Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 66 seguidores

Anuncios