Posts Tagged ‘préstamos

22
Sep
14

Virtualidades 3



Opium den sentado




En realidad, el prometedor negocio del “internet de las cosas” promoverá tu pasividad.


Nuestros propios hogares y oficinas nos vigilarán y responderán a nuestras supuestas necesidades sin darles instrucciones, al haberles otorgado la misma autorización tácita y poder delegado que a las castas y clanes que, supuestamente, velan por nosotros.


Reemplazar lo vital por lo virtual ampara tanto la táctica del avestruz de esconder la cabeza, como la del divide y vencerás… El telecontrol les ayudará a mantener el control.




Infiltrado informatizado no uniformado




La única manera de llegar a la Casa Blanca será por globo aerostático en un ficción de “realidad aumentada“.


Porque la auténtica y descomunal realidad del poder parecerá empequeñecida dentro de globos-sonda.


Matemáticamente reducida hasta parecer despreciable.




Consumismo de Santandreu con su mismo conformismo




Y si protestas contra la injusticia propia y ajena, te dirán que no es obligación del estado (y, mucho menos, gratuita), quetoda muerte es natural“, que “la felicidad no depende de logros o situaciones ideales, sino de nuestra salud mental“, que debesmirar el mundo a través de unos ojos que no se quejan“, que tu interacción social debe ser egoísta y sólo aceptar los contactos “útiles“, aunque sean “eneamigos“…




Mempleo




Y tendrá su razón de ser…


Deberás adular sinceramente, por si en ese momento leen tu mente.


Y lo harás con agrado, porque serás, inexorablemente, un autoempleado.




Con-su-mismo




Trabajarás en empresas virtuales tan “flexibles“, que carecerán de empleados fijos.


Los contratos operarán sobre la base temporal de horas.


Despídete de sueldo mínimo, indemnizaciones por despido, vacaciones pagadas, préstamos




Sin Sin




Será como Sin Sin.


Sin seguridad… Ni laboral, ni seguro médico, ni seguro de vida


Sin planes: ni de formación, ni de carrera, ni de pensiones, ni de continuidad, ni de contingencia, ni de futuro


Voluntario para el empleo precario.


A la orden de lo que mande la demanda.


Empresas de meros revendedores, que hacen y deshacen alianzas temporales, operando en paraísos fiscales.


Empresas tan virtuales, que se crean en 10 minutos.




Dentro de negocios




Y que carecen de oficina propia…


Cuando un Banco se asienta en un lugar físico, es para intentar mostrar que es de fiar.


Y cuando no revisten sus sucursales de bronce y mármol y de costosos expositores y mobiliario, se interpreta que no quieren acometer la inversión porque no planean quedarse mucho tiempo… Que se trata de sinvergüenzas que planean huir con el dinero.


Es como pagar un caro anuncio publicitario o una carrera universitaria difícil: para una empresa, mantener una oficina física para sus empleados es un indicio de credibilidad.


Dudosa credibilidad, si parten de que lo intangible supone más del 80% de su valor.


Un trabajador que se cree emprendedor por llevar chancletas y bañador, al sol, no se distingue de un emprestador con una chabola por vestidor.


Normal que las empresas apuesten por la realidad virtual


Intentan disimular su simulación.




Real humans Pilot Episode




Sin robots, ya parecíamos meros autómatas programados.


Siervomecanismos.




Pro-tesis




La robótica y los ordenadores tienen todo el sentido sólo cuando contribuyen a nuestra realización biopsicológica, como especie.


Su potencia, eficiencia y precisión en actividades complejas, repetitivas o arriesgadas, ha de servir para mejorar el nivel de vida humano, no para empeorarlo.


Lo importante no son las tareas, sino nosotros.


Los robots no defraudan, pero tampoco perdonan.




Virtual habitual




¿Por qué hacer de la virtualidad vital, una virtud viral?




Turista virtual accidental




¿Hay que dar la bienvenida a que el turista del futuro, sin tiempo ni dinero, a falta de la experiencia real, tenga que conformarse con la virtual?




Atasca sin tasca




¿Hay que albergar refugiarse en una “segunda vida” vivida en un mundo virtual, como haría un impedido físico que no ve a nadie ni habla con nadie, para poder conseguir una vida social de relaciones cercanas e intensas, o para disfrutar de miniespacios de tranquilidad e incluso soledad (¿paz?) en este sistema de masificación y falta de infraestructuras?




Burbuja virtual




¿Hay que suspirar por sólo respirar desde pequeñas burbujas de autosatisfacción?




Tu virtualidad




¿A eso le llamaremos “vivencias“?


Virtualizar algo, es abstraerlo de su componente físico.


De ahí a extraer su esencia, a desdibujarlo, a convertirlo en una caricatura con mirada métalica, a difuminarlo hasta borrarlo…




Desalmado




¿Sin alma?


Desalmados.




Telecontrol




A menos que tu yo no sea tuyo.




(Continuará)





27
Sep
12

Pararratos 3




Rodrigo Rato, al frente del FMI, y con la ventaja del idioma, realiza varias giras por Hispanoamérica entre 2004 y 2006 para cambiar la percepción de la gente sobre el FMI y su responsabilidad en las desastrosas políticas macroeconómicas apadrinadas en la región.


Entre bambalinas, no duda en alentar a sus políticos a, en palabras del presidente argentino Néstor Kichner, “cambiar el bienestar del pueblo por el pago de deuda a terceros“.




Pero Rato no consigue contener la ola de cancelaciones anticipadas de la deuda contraida por muchos países con el FMI.


Lejos de aplaudir la decisión de pagar las deudas pendientes, Rato intenta convencer a los mandatarios para que “no cancelen la hipoteca“.





Lula da Silva, presidente de Brasil, narra la conversación con Rato sobre terminar de pagar la deuda pendiente:

Y ellos, los del Fondo, no querían. El titular del FMI, que era el español Rodrigo Rato, me decía: «Lula, no, no. No hace falta que nos pague, no lo necesitamos». Y yo les respondí: «, yo quiero pagarles, y les voy a pagar»“.



Como director gerente del FMI, Rato avala personalmente el propósito de la organización: actuar de prestamista, que, además de lucrarse, empobrece a los países para acceder fácilmente a sus recursos.




Eso es lo que hacen el FMI ó el Banco Mundial.


En palabras de John Perkins, un ex-francotirador financiero subcontratado como asesor por el propio FMI:

Mi verdadero trabajo era ofrecer préstamos a países… Préstamos tan enormes, que sería imposible devolverlos.

Por ejemplo, se concedían 1000 millones de dólares a Indonesia o Ecuador, con la condición de dedicar el 90% del préstamo a contratar a empresas estadounidenses... Empresas de infraestructuras, como Halliburton o Bechtel...

Esas empresas construirían estaciones eléctricas, ó puertos, ó autopistas…

Eso beneficia a unas pocas familias ricas del país... Los pobres se quedan con una enorme deuda, que no podrán pagar jamás.”







Cansados de verse inmersos en una espiral de pago de la deuda que les impide el crecimiento y acarrea la injerencia de terceros en su soberanía, ya nadie quiere recibir los préstamos del FMI.


Bolivia se rebela contra la subida del privatizado suministro de agua.


Ecuador realiza una auditoría de su deuda con el FMI, y descubre que se trata, en realidad, de deuda ilegítima, y declara el cese de pagos del 70% de su deuda en bonos.


Brasil, Argentina, Serbia, Indonesia, Uruguay, Filipinas y muchos otros, renegocian su deuda con el FMI, algunos amenazando con el impago (‘default‘), y anticipan la cancelación total de la misma.


Brasil se proclama liberado del FMI, pero Rato sigueaconsejando“: más autonomía al Banco Central, supresión de barreras comerciales





Néstor Kichner, presidente de Argentina, también se queja de que, pese a ya haber cancelado la deuda con el FMI, su director gerente Rodrigo Rato siga insistiendo en que se sigan las políticas económicas dictadas desde el FMI:

Voy a contestarle al presidente del Fondo Monetario Internacional, que ya no nos puede indicar lo que tenemos que hacer, que ya vimos cómo nos fueYa vimos cómo nos fue.”







El FMI se queda al borde de la insolvencia, al perder la mayor parte de sus ingresos, provenientes de los altos intereses de esos préstamos.


Turquía es el único cliente de importancia que le queda.


Rato empieza a considerar considerar mecanismos de financiación alternativos.


Ante la perspectiva de no poder justificar su existencia, y ni tan siquiera costear su propia estructura como organización, el FMI se orientará a dejar de prestar a los países de bajos ingresos.


Es una forma que decir que pone el punto de mira en sitios… como la vieja Europa.


El shock de la crisis subprime lo propicia.


El FMI retomará su papel de inversor bursátil y financiero, pero en países “viables“, en los que sea factible realizar operaciones de envergadura… en el futuro.


Porque, de momento, las arcas están vacías.







Y, en esas, el 27 de junio de 2007, tres años después de llegar al FMI para un mandato de cinco, Rato anuncia su dimisión del puesto de Director Gerente.


Alega: “he tomado esta decisión por razones personales“, y añadecircunstancias y responsabilidades familiares, en particular la educación de mis hijos“.


En el FMI, la postura oficial es de “sorpresa” y “nadie se lo esperaba“.


Tras abandonar de forma efectiva el FMI el 31 de octubre de 2007, Rato vuelve a España.







Apenas un mes después, el 4 de diciembre de 2007, un banco de inversión en horas bajas, Lazard, anuncia que Rato se incorpora a su estructura internacional a partir del 1 de febrero de 2008 en calidad de Director General Sénior.


Bruce Wasserstein, presidente ejecutivo del grupo Lazard, reconoce que Rato aporta abundantes relaciones en los sectores público y privado por su perfil en altos cargos financieros, y admite que su función será:

Abrir puertas, asesorar grandes fusiones y adquisiciones, aprovechar una agenda llena de políticos, banqueros y empresarios de todo el mundo.”





Además, el 11 de enero de 2008, el Banco Santander anuncia el fichaje de Rato para incorporarle a su consejo asesor internacional.

Lejos queda el caso judicial “Aguas de Fuensanta”, nombre de una empresa de Rato quebrada en 1999, por la que Botín pagó en lugar de ejecutar el preceptivo embargo tras la quiebra.







Consecuentemente, Caruana deja el FMI en la primavera de 2009, y se centra en el BIS, donde alcanza la cúpula al ser ascendido a Director General.









El 10 de enero de 2011, la Oficina de Evaluación Independiente (OEI) del FMI publica un análisis del comportamiento de esta institución durante el periodo de gestación de la crisis, titulado «El desempeño del FMI en el periodo previo a la crisis financiera y económica: la supervisión del FMI de 2004 a 2007».


Precisamente, los años de gestión de Rato al frente del FMI.


El resultado es una crítica devastadora, denunciando el nulo papel de la institución:

El FMI no previo la crisis, ni el momento en que se produciría, ni su magnitud (…)


He aquí el resumen:


Esta evaluación concluye que el FMI proporcionó pocas señales claras de advertencia sobre los riesgos y vulnerabilidades vinculados a la crisis inminente antes de que esta estallara. El mensaje general fue de continuo optimismo tras más de una década de condiciones económicas benignas y un bajo nivel de inestabilidad macroeconómica.


La creencia de que los mercados financieros eran fundamentalmente sólidos y de que las grandes instituciones financieras podrían sobrellevar cualquier problema que pudiera surgir, disminuyeron la necesidad urgente de hacer frente a los riesgos o la preocupación por la posibilidad de serias consecuencias adversas.


Tampoco se prestó la suficiente atención en la supervisión a los riesgos de contagio o propagación de una crisis en las economías avanzadas (…), pese a las discusiones internas y a las solicitudes presentadas a tal efecto por miembros del Directorio y otros.


Algunos de los riesgos que posteriormente se materializaron, fueron identificados en diferentes momentos, pero se presentaron en términos generales… sin una evaluación de la magnitud de los problemas, y quedaron oscurecidos por el tono en general positivo de la evaluación global presentada.


Estos riesgos no quedaron reflejados en el informeWorld Economic Outlook” (‘Perspectivas económicas mundiales’), ni en las declaraciones públicas del FMI.


El FMI vio la urgencia de hacer frente a los grandes desequilibrios mundiales en la balanza de pagos por cuenta corriente, que podrían desencadenar una recesión mundial, pero no estableció una vinculación entre estos desequilibrios y los riesgos sistémicos que se estaban acumulando en los sistemas financieros.”







¿Por qué el FMI fue incapaz de detectar los eslabones de la crisis, y actuar en consecuencia?




Los auditores señalan:


La capacidad del FMI para identificar correctamente los crecientes riesgos se vio obstaculizada por un alto grado de pensamiento de grupo, una tendencia general a pensar que era improbable una fuerte crisis financiera en las grandes economías avanzadas, y unos enfoques analíticos inadecuados.


Un débil régimen de gobierno interno, la falta de incentivos para integrar el trabajo de las distintas unidades y plantear opiniones contrarias, y un proceso de revisión que no lograba atar cabos o asegurar que se siguieran todos los pasos necesarios, también jugaron un papel importante.







Dicho de otra manera… unos “intereses creados” que obstaculizan, dificultan e ignoran el análisis de economistas e inspectores.


A pesar de cubrir los años de gestión de Rodrigo Rato como director gerente del FMI, el estudio no le nombra directamente, pero su presencia al frente de la institución durante el periodo analizado resulta obvia.





Rodrigo Rato no hizo un seguimiento a los análisis e inquietudes planteadas por Raghu Rajan en 2005 y 2006, pese a su cargo (Consejero Económico y Director de Investigación del FMI), a sus expertas objeciones y a los documentos (argumentarios, estadísticas y gráficas) aportados por él y sus colaboradores.


Como Consejero Económico y Director de Investigación, Raghu Rajan, dependía directamente, según el organigrama del FMI, del Director Gerente, Rodrigo Rato.


Esas opiniones no influyeron en el programa de trabajo del FMI ni en los documentos emblemáticos difundidos por la organización.


El informe es demoledor.


Pero Rato hace ya idem que ha puesto tierra de por medio, y no oye los truenos.


La publicación del informe pilla a Rodrigo Rato bien cubierto, al frente de la entidad financiera Caja Madrid desde hace un año.


(Continuará)

28
Sep
10

SPQR




Desde el año de 508 aC, en que fue fundada la República de Roma, todos los monumentos que los romanos elevaron, llevaron las siglas latinas SPQR, que significaban “el Senado y el Pueblo de Roma”.


La palabra “Pueblo” no se correspondía en absoluto con lo que pudiéramos entender hoy día, porque Roma no incluía dentro del término “Pueblo” a toda la ciudadanía, sino tan sólo dos clases sociales: la de los patricios y la de los caballeros (‘equites’).

  • Los patricios eran los descendientes de los fundadores de la ciudad: un centenar de familias, que, naturalmente, acapararon las mejores propiedades, y que se consideraban algo así como “los dueños de la casa” con respecto al montón de gente que vino después, la clase de los plebeyos.


  • Con el tiempo, de los plebeyos se diferenció un pequeño grupo que se puede asimilar a la alta burguesía o clase media, muy fuertes desde el punto de vista financiero: los caballeros (‘equites’).



Cuando el último rey fue desalojado del poder, y se instauró la República, los patricios comprendieron que no podían quedarse solos contra todos los demás, y pensaron en tomar por aliados a los ricos caballeros, que, en el fondo, y como todos los burgueses de todos los tiempos, no aspiraban sino a formar parte de la aristocracia, es decir, del Senado (si los nobles franceses del siglo XVIII hubiesen hecho otro tanto, se habrían salvado de la guillotina).


El pueblo lo constituían, pues, solamente estos dos órdenes: patricios y caballeros. Todo el resto era plebe, y no contaba. Los plebeyos eran agricultores, artesanos, pequeños comerciantes, empleaduchos, y esclavos liberados (“libertos“)… pero no eran “Pueblo de Roma”; carecían de poder e influencia.


Con este planteamiento, es fácil prever que el primer siglo de la República de Roma estuvo enteramente ocupado por las luchas sociales entre los que querían ampliar el concepto de “Pueblo” y los que querían mantenerlo restringido para las aristocracias (la de la ‘sangre’ y la de ‘carteras llenas’).


Así, esa lucha comenzó en 494 aC, es decir, sólo 14 años después de la proclamación de la República, cuando Roma, atacada por todas partes, había perdido todo lo conquistado bajo la monarquía y, reducida a casi ‘cabeza de partido’, tuvo que conformarse con ser miembro de la Liga Latina en pie de igualdad con todas las demás ciudades.


Al final de aquella ruinosa guerra, la plebe, que había proporcionado la mano de obra para llevarla a cabo, se encontró en condiciones desesperadas. Muchos habían perdido los campos, que quedaron en territorios ocupados por el enemigo. Y todos, para mantener a la familia mientras estaban en filas, se habían cargado de Deudas.


En efecto, en Roma, existían el dinero, la inflación, los préstamos y, por ende, las crisis económicas planificadas.


¿ Qué podían hacer aquellos plebeyos para reclamar un poco de justicia ?


Comenzaron a agitarse por calles y plazas, pidiendo por boca de los más desenvueltos, que sabían hablar, la anulación de las Deudas, un nuevo reparto de tierras que les permitiese reemplazar la propiedad perdida y el derecho de elegir magistrados propios.


Pero las clases privilegiadas y su Senado hicieron oídos sordos a estas demandas.





Así que, grandes masas de plebeyos decidieron cruzarse de brazos, retirarse al Monte Sacro, a unos 5 kilómetros de la ciudad, y proclamar que, a partir de aquel momento, no aportarían ni un bracero a la tierra, ni un obrero a las industrias…y, lo más dañino… ni un soldado al ejército.


Estaban en huelga.


Finalmente, el Senado capituló. Canceló Deudas, restituyó la libertad a quienes habían caído en la esclavitud por ellas, y puso a la plebe bajo la protección de 2 tribunos y de 3 ediles elegibles por ésta cada año.


Fue la primera gran conquista del proletariado romano, la que le dio el instrumento legal para alcanzar también las demás por el camino de la justicia social.





No mucho después, Roma lograba la ley de las Doce Tablas“.


Fue otro éxito de los plebeyos: tras volver del Monte Sacro, no cejaron en pedir que las leyes no fuesen dejadas más en manos de la Iglesia,  que a su vez era monopolio de los patricios, sino que se publicasen, de modo que cada uno supiese cuáles eran sus deberes y cuáles las penas en que incurrirían en caso de infringirlas.


Hasta aquel momento, las normas en que se basaba el magistrado que juzgaba habían sido secretas, reunidas en textos que los sacerdotes conservaban celosamente, y mezcladas con ritos religiosos con los que se pretendía indagar la voluntad de los dioses. Si el dios estaba de buen humor, un asesino podía salir de apuros; si el dios tenía mal día, un pobre ladronzuelo de gallinas podía terminar en la horca. Dado que quienes interpretaban su voluntad, magistrados y sacerdotes, eran patricios, los plebeyos se sentían en clara indefensión.


Así, el Senado encargó a una comisión de 10 legisladores que redactasen el código o ley de las Doce Tablas, que constituyó la base, escrita y pública, nada más y nada menos, que del Derecho Romano, que es la base de los ordenamientos jurídicos contemporáneos.


Esta otra conquista lleva la fecha del año 451 aC, sólo 57 años después de la fundación de la República.


La letra P de las siglas SPQR comenzaba a tener otro significado.





Toda huelga general tiene como objetivo extenderse a todas las actividades laborales, y afectar al conjunto de trabajadores e incluso a otros estamentos sociales (estudiantes, jubilados, etc.).


La convocada el 29-S en España, surge como respuesta a la reciente reforma laboral.


Se puede argumentar, con razón, que llega un poco tarde.


Porque la reforma laboral ya está aprobada.


Solo podrá modificarse si otro gobierno la deroga o altera.


Es lícito pensar que tiene más sentido esperar y expresarse en las siguientes Elecciones Generales, previstas para 2012.





Claro que, con la actual ley electoral, el sistema consigue que votar a partidos de implantación nacional que no sean los 2 mayoritarios, minusvalore el voto del resto.


Pero, en realidad, la huelga general no se plantea contra las decisiones de este o cualquier otro gobierno títere de la dictadura de los mercados, sino contra los mercados mismos, y más concretamente, contra la que es hoy su principal arma contra la clase trabajadora española, europea y mundial: el sistema financiero.


Vista la delegación de la soberanía de España a manos del euro, la Unión Europea (UE) y la Banca, la huelga general del 29-S se justificaría no sólo en defensa de derechos económicos, sociales y laborales, sino frente a la tergiversación de la Democracia.


Así, la huelga ya no es una lucha exclusivamente obrera, sino una lucha de todos, porque, directa o indirectamente, a todos van a afectar las reformas, que, por cierto, forman parte de un paquete de medidas neoliberales que la UE trata de implementar vía Fondo Monetario Internacional (FMI). Con dicho conjunto de medidas, similar a los “planes de ajuste estructural” que el FMI imponía a los países latinoamericanos en los años 80’ del siglo pasado para sojuzgar a los países, tratan de imponer duros sacrificios, y hacer pagar al Pueblo por una crisis que éste no ha provocado, y que ya le está afectando seriamente.





Esta crisis no ha sido provocada por la inmensa mayoría de la población, sino por una pequeña minoría de especuladores ligados a la gran Banca que, con el pretexto del estallido de la “burbujainmobiliaria y financiera, la han trasladado a la economía real vía saqueo de las arcas públicas (con la colaboración de gobiernos cómplices) y la supresión drástica del crédito a empresas y familias, provocando miles de quiebras, y millones de parados.


El rescatar a la Banca no lo va a pagar la propia Banca. Quieren que lo paguen el Pueblo.



La reforma laboral es el primero de los ejes del ataque a la población.


De entrada, esa reforma mina el papel de los sindicatos.


Además, y en paralelo, se ha orquestado una brutal campaña de propaganda contra los sindicatos, en prensa e Internet.


Los especuladores que han creado la crisis exigen recortar salarios y derechos sociales, diciendo que los trabajadores vivían “por encima de sus posibilidades“. Los gobiernos aplican planes de ajuste contra los trabajadores… Pero la campaña se forma sólo cuando los sindicatos convocan una huelga general contra esos recortes.


Y es cierto que los sindicatos han actuado de forma excesivamente complaciente, firmando ‘pactos sociales’ que libraban de responsabilidad al gobierno de turno por las mermas sociales, pactando ERE’s a nivel autonómico o nacional, y beneficiándose de la gestión de la formación para desempleados.


Pero la explicación de los ataques tiene que ver con la hipótesis de una ofensiva en toda la UE contra el (muy básico en el caso de España) estado del bienestar.


El Partido Popular (PP) ya tiene puesta la vista más allá de la huelga general: espera ganar las próximas elecciones. Ese hipotético gobierno del PP sería el encargado de profundizar en el desmantelamiento del estado del bienestar y en el recorte aún más grave de los derechos laborales. Y para esa política, con un PSOE en la oposición después de haber dado los primeros pasos en esa línea, sólo queda un enemigo a tener en cuenta: los sindicatos.





Porque, hoy por hoy… los sindicatos son los únicos que pueden movilizar y sacar al Pueblo a la calle para defender sus derechos.


La campaña contra los sindicatos quiere facilitar las cosas a los que se aprovechan de la clase trabajadora, desmoralizar a los propios trabajadores, y dejarles sin armas de organización colectiva para responder a los recortes salariales y sociales.





Los otros 2 grandes aglutinadores de masas: los clubes de fútbol, y la Iglesia y cofradías católicas no han puesto el menor interés por defender al ciudadano, ni lo van a poner.


Y los sindicatos tienen tanta legitimidad para hacerlo como el que más. Suman tantos afiliados como los partidos políticos que dicen representar al conjunto de los españoles. Si 3’5 millones de afiliados son suficientes como aval de los partidos para presentarse a unas elecciones, 3’5 millones de afiliados también avalan a los sindicatos para representar así a los trabajadores.


Y es desde los sindicatos desde surge la mejor posibilidad de reconstrucción de la “izquierda social“, como salida política.


De ahí la importancia del éxito de la huelga general, como resistencia frente el ajuste neoliberal actual y previsible.





En España, uno de los colectivos de trabajadores más reivindicativos, con permiso de las organizaciones agrarias y ganaderas, viene siendo el de los mineros del carbón.


Resulta clarificador…


Los mineros son trabajadores de un sector “obsoleto.


Pero es que sectoresobsoletos” lo son todos los del país, porque se pide competir en cada momento con quien ofrezca, a nivel mundial (por aquello de la ‘Globalización‘), el menor coste de mano de obra, sin asumir responsabilidad alguna por el medio ambiente, cuando hay beneficios, ni por las consecuencias para las personas, cuando deja de haberlos.


Y, por eso mismo, todos los trabajadores de España y la UE ya están obsoletos. Hoy se ofrecen mejores costes de mano de obra para productos y servicios desde China, Argentina, Brasil… Pero, cuando dejen de ofrecerse desde esos países, aparecerán otros: India y Vietnam… Y luego, otros…



Y el rastro que se irá dejando es de pobreza y miseria, las raíces de los males del mundo.


Tendremos un mundo globalmente pobre.





En paralelo con el paro y los recortes de derechos sociales, asistiremos a otra oleada de privatizaciones, con la excusa de tapar el agujero de la Deuda.


Los gobiernos volverán a recurrir a la malventa de activos públicos para sanear las cuentas… que irán a parar a los de siempre, administrándolos gestores más preocupados por el lucro que por el servicio prestado.





En España, una vez avanzadas las privatizaciones en las áreas de salud y enseñanza, quedan, como bocados muy apetitosos, AENA (gestor de aeropuertos); el 20% de Red Eléctrica, el transporte de mercancías de RENFE (e incluso el ADIF, gestor de las infraestructuras ferroviarias), las cajas de ahorro (proceso ya iniciado), el agua (la Comunidad Autónoma de Madrid sacará próximamente a Bolsa el Canal de Isabel II), la lotería del Estado

Mientras tanto, el gobierno de EEUU nacionaliza empresas para salvarlas de la quiebra: la aseguradora AIG, el banco Citigroup, las automovilísticas General Motors y Chrysler… en contraste con las políticas que se aplican dentro de la UE. Estos romanos están locos.




En tiempos de la República de Roma, el Pueblo lo componían sólo los nobles y los ricos. En el Capitalismo actual, el Pueblo somos la Plebe: todos, menos los nobles y los ricos.


Los privilegios surgidos en ambas épocas son análogos, pues en ambas se lucha por el status basado en el juego de Dinero y poder.


Por eso, del mismo modo, los plebeyos de Roma se negaron a reconocer ninguna pertenencia natural a una casta inferior, e hicieron huelga.


De hecho, negarse a trabajar ha sido siempre la  única arma disponible para la Plebe.


Al menos, tenían una. Porque, por debajo en la jerarquía social, utilizados como la mano de obra más barata posible, y como base del sistema productivo, estaban los esclavos.


Los esclavos eran alojados, vestidos y alimentados por sus amos. Pero, en el Capitalismo actual, los esclavos pagan su propia manutención.




“La esclavitud posibilita la propiedad sobre el trabajo, pero obliga a tener que cuidar de los obreros, mientras que… el Capital controla el trabajo, gracias al control de los salarios. Y eso se puede conseguir, controlando el Dinero” (circular interbancaria de julio de 1862, contra el greenback, una nueva moneda libre de Deuda para EEUU).





Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 66 seguidores