Posts Tagged ‘salarios

28
Nov
12

Pararratos 5




Muchos califican la gestión de Rato al frente de Bankia como de fracaso.


Nada más lejos de la realidad.


Las cajas que integran Bankia , y la propia Bankia una vez constituída, han sido una impagable fuente de financiación barata… y un refugio de puestos de trabajo bien pagados para familiares y allegados.


Medio PP trabaja en Bankia.





El caso más sintomático es el de Mercedes Rojo.


Fue la secretaria de la “liberal” y nobiliaria (pero a la postre, funcionaria de carrera) Esperanza Aguirre, ex-ministra y ex-presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid.


Por esa razón, percibía una retribución de 374000 euros al año como consejera , primero de Caja Madrid, y luego de Bankia.


Pese a llevar 6 años sentada en el consejo de administración, y pertenecer al Comité de Auditoria, reconoció ante el juez que ella “no tenía conocimientos financieros“.


Eso explicaría también que, durante 3 años, fuese también consejera de la corporación financiera Caja Madrid Cibeles.


Esta es la forma en que el sector privado compra un trato de favor al sector público: repartiendo prebendas y representación a los grupos políticos con capacidad de decisión.


Los “únicos” descontentos son los accionistas, los usuarios y el resto de cuidadanos, cuando la burbuja de la avaricia desborda todos los límites, y los “mercados” vienen a presentar la factura.





Se le echa en cara a Rato, que, como las ratas, siempre abandona su puesto justo antes del hundimiento.


Sin embargo, en cada puesto que ha ocupado, ha cubierto sus objetivos.





Como ministro de economía, creando la burbuja inmobiliaria.





Como máximo mandatario del FMI, convenciendo a los mandatarios para que contraigan una espiral de deuda con cargo al bolsillo del contribuyente, y orientando a la organización hacia los países que realmente podían pagarla.





Y, como presidente de Bankia… También ha triunfado.


Bankia nace del deseo de la cúpula del Partido Popular (PP) en general, y de su presidente Mariano Rajoy en particular, para crear un potente “banco del PP“.


Así de sencillo.


Rato siempre ha dicho siempre que su fidelidad al PP está por encima de las personas y de quién mande en el partido en cada momento.


En el PP decían que, si Rato vuelve a España, “sólo puede ser porque quiere volver con Mariano Rajoy o por una causa grave“.


Y ese era el caso.





Volvió a España para salvar los restos del naufragio de las cajas de ahorro controladas por el PP y formar un gran banco que saliese a flote gracias al rescate del estado.


Y lo ha conseguido.


Cuando la crisis arreció y las cajas de ahorro estuvieron a punto de irse a pique todas ellas, él fue la cara sonriente y carismática de la operación de la que nació Bankia: crea un ‘banco malo’ privado, y sólo tiene que esperar a que el gobierno de su partido lo rescate a través del ‘banco malo’ público que luego crea, el SAREB.


Y así, puede continuar el juego del dinero en manos de muy pocos, con cargo al rescate que sale del bolsillo de todos los demás.


Un juego de y para la Banca, en el que entra el PP.





Por eso no pactó la fusión de Bankia con La Caixa.


No es ya una cuestión de recelos entre las derechas españolista del PP y catalanista de CiU


Cada una tenía una gallina de los huevos de oro a la que rescatar con dinero público.


Eso sí.


Todas, una vez rescatadas, aceleraron los desahucios a los ciudadanos que no podían pagar, para traspasar sus viviendas al ‘banco malo‘.





Desde 1985, las Cajas de Ahorro habían quedado expuestas a la influencia del partido político de turno en su provincia o comunidad autónoma, confundiendo los intereses personales y partidistas de los consejeros con los de la entidad.


Mientras el negocio bancario se centro más en la actividad comercial que en la financiera, hicieron dinero plácidamente.


Ahora, tras la burbuja inmobiliaria hinchada con complejos “productos financieros”, pese al expolio, y gracias al reflote y a las fusiones, pueden conseguir un tamaño crítico lo suficientemente grande para blindar los intereses de quien quede dentro… si los grandes Bancos no les hincan antes el diente.





La unión entre Caja Madrid y Bancaja es el fruto de un compromiso político.


Del deseo de Mariano Rajoy de crear un fuerte Banco PPopular que sirviera a los intereses del partido, y de contrapeso frente a los núcleos regionales en la órbita de los partidos nacionalistas (La Caixa, por un lado, y las cajas vascas, por otro), y frente al poder aglutinador de las Cajas en las comunidades gobernadas por el PSOE, de Asturias, Aragón y Andalucía, especialmente a través de Unicaja.


El PP ha perdido el resto de sus ‘posesiones’, con la única excepción de Bankia y el pequeño consuelo de una Caja Murcia relativamente fuerte dentro de Banco Mare Nostrum.


El barón popular Nuñez Feijóo tuvo que desligar Galicia de la operación Bankia, porque Caixanova y Caixa Galicia tuvieron que ser nacionalizadas de urgencia por el gobierno socialista anterior… Pero el actual gobierno del PP ya está planeando integrarlas… Sí, dentro de Bankia.


La alicantina Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) hizo equilibrios entre la intervención del Banco de España y la garras de Cajastur de influencia socialista, para finalmente ser nacionalizada… y acabar comprada por 1 euro por el Banco Sabadell a partir del 1 de diciembre de 2012.


Las castellano-leonesas Caja España y Caja Duero han caído en manos de Unicaja.


Es un juego de bastiones financieros… y Bankia es el único bastión financiero del PP.


Bankia salió a Bolsa para que sobreviviese el control financiero del PP, frente al control del entonces gobernante PSOE.





De esta manera, Bankia resulta demasiado grande para dejar que caiga.


Forma los brazos que rodean y unen a “la gran familia del PP“.


Una “gran familia liberal” que se reúne  alrededor del dinero y los sueldos con cargo al erario público.





La cúpula de Bankia es, en realidad, una cúpula del PP.


Y ésta, como otras cúpulas de poder en torno al dinero de los Bancos, han preferido hundir al país, antes de perder uno solo de sus privilegios.


A eso, le llamanhacer política en las instituciones públicas“.


Desde su nombramiento hasta su dimisión, lo que hizo Rato en Bankia no fue economía, sino política.


El PP quería un gran banco, y Rato vino para dirigir la operación desde dentro.





Rato nunca dejó de ser un ‘animal político‘ durante su mandato como presidente de Bankia.


Lo demuestra además su continua presencia en actos del partido.


Sólo un político, y no un tecnócrata, puede ser “ministro de economía” sin ser economista.


Porque, en efecto, Rato se doctoró en economía política en 2003, cuando ya llevaba casi 8 años como “ministro de economía”, y estaba a punto dejar el cargo.


Y, por ser un político, su partido le protege.


Así, el PP impide  (con el respaldo del grupo parlamentario catalán de CiU y el silencio mediático del PSOE)  la celebración de la asamblea general de Caja Madrid, de la que Rato sigue siendo presidente… para evitar su escarnio público, con turnos de intervención demoledores, preguntas incontestables y medios de comunicación entre bambalinas.


De paso, impide cualquier oportunidad de que Rato deslice qué se encontró tras la presidencia en Caja Madrid del también afín al partido Miguel Blesa, bajo la “supervisión” de los presidentes madrileños, también del partido, Alberto Ruiz Gallardón, primero, y Esperanza Aguirre, después… y cómo Rato tuvo que maniobrar para salvar los privilegios de todos ellos.


Por eso, Rato es más que apreciado dentro del PP.


Le adoran.




Rato vuelve a la tierra prometida de España para ser un mesías entre su gente.


Viene a servir a su partido, y a dar ejemplo siendo el primero en servirse.


Es perseguido, y sufre un martirio.


Pero tiene poder.


A este pastor no le fulmina ningún rayo… Sólo perecen las ovejas.


Para Rato, el dinero es su pararrayos.


Su fortaleza, su escudo, su defensa y su paz.





Por eso es inmune a las tormentas inmobiliarias, del FMI ó de Bankia.


Por eso domina los “elementos“.


Sus fieles no temen caer en “idolatría“, ni le tienen por “falso profeta“, cuando, al revisar las hemerotecas, releen su aparente falta de clarividencia, y testimonios tan poco neoliberales como éste:


Es conocido que una economía en la que se bajan los salarios y se suben los impuestos, seguro que, antes o después, se detiene.”
(Rodrigo Rato. DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS. 11ª Legislatura; Sesión Plenaria núm. 206, celebrada el jueves 16 de mayo de 1985)


Todo pecado le va a ser perdonado.


Está en una misión.


Y, como decía Karl Rove, el siniestro consejero de George W. Bush en plena época de recorte neoliberal de derechos y libertades en EEUU:


Nosotros somos actores de la historia, y ustedes… todos ustedes… se limitarán a estudiar lo que hacemos.”


(Continuará)



Anuncios
04
Sep
11

Tragedias griegas – 2 – Odisea






Presentamos el capítulo del documental “DEUDOCRACIA“, de Aris Hatzistefanou y Katerina Kitidi.


Aborda el concepto de “deuda odiosa“, entendiendo como tal aquella deuda que se contrae por los gobernantes de un país de forma ilegítima, ilegal y/o inconstitucional, contraviniendo por tanto los fundamentos del Derecho.


Aplicándolo, la Deuda deja de ser “eterna“.


La Banca presenta un “punto débil“.


Y, por eso, sus mercados emiten “cantos de sirena” de apaciguamiento, y se apresuran a conseguir que sus políticos impongan, en la Constitución de cada país, la obligación de pagar la Deuda, sea cual sea el origen y destino de ésta.





El documental está en idioma griego, español e inglés, con nuevos subtítulos en español revisados y actualizados.


Este es el enlace para el visionado: Deudocracia


[DEUDOCRACIA – 2ª PARTE]





Al igual que en Argentina, el objetivo no es salvar la economía sino, más bien, a los Bancos y a las grandes empresas.





El FMI ejerció una gran presión sobre Argentina para que pagase sus deudas.


Muchas de las deudas estaban infladas, porque fueron transferidas de grandes empresas y de algunos de los Bancos más grandes del mundo, al Tesoro público, en un proceso agilizado por el FMI.


Se han adoptado medidas de “estabilización” para evitar que Grecia quiebre y deje de pagar la deuda.


Esas NO son medidas para reducir la deuda.


Es más que evidente que la deuda seguirá aumentando rápidamente, no sólo a pesar de esas medidas, sino, además, como consecuencia de las mismas.


Las medidas buscan claramente proteger a los prestamistas, proteger a los Bancos.


En pocos meses, el Gobierno griego dará a los Bancos 108.000 millones de euros, que es casi la cuantía total de los paquetes de rescate que recibió del FMI y de la UE.


(Extracto del documental “Genocidio social“)


Cuando Argentina se enfrentó a una situación similar… varios de los responsables fueron castigados.





La imagen de los presidentes que abandonan el palacio presidencial en helicóptero aún atormenta al FMI y a sus cómplices.


(Consigna: “Igual que en Argentina, una mágica noche, veremos quién es el primero en subirse al helicóptero.”)


(Graffiti: “Rebelión contra el Empobrecimiento”)


Un año después de la intervención del FMI, Grecia desplegó un intenso programa de “simplificación“, “racionalización” y “limpieza“.


Los delegados del FMI, la UE y el BCE se establecieron en Atenas de forma permanente, dictando sus políticas con un documento inconstitucional.


(Habla Dominique Strauss-Kahn, Presidente del FMI)


“La reforma de las pensiones fue un hito, pero ahora debemos ajustar los salarios a la productividad.”


Hoy día, ¿qué es Grecia?





¿Un país libre?… Si.


¿Independiente?… No.


Nos han reducido a meros vasallos.


Libertad es una cosa, soberanía nacional es otra.


El problema es que nuestro país ha perdido su soberanía nacional.


(Titular: “Hambre y pobreza para 20 años”)





(Titular: “Cierran 1.056 colegios”)


En estrecha colaboración con sus prestamistas extranjeros, el gobierno se vuelve contra los ciudadanos, al adoptar duras medidas de austeridad.


El resultado es: pobreza, cierres y desempleo.


(Habla Nikitas Kanakis, presidente de “Médicos del Mundo – Grecia”)


Lo que ocurre en en el centro de Atenas es una crisis humanitaria.


Tiene todos los rasgos distintivos: personas que padecen hambre ó están sin hogar, que carecen de medicamentos y atención médica… Personas que sólo dan vueltas por las plazas…


No es muy distinto de lo que vemos en los países del Tercer Mundo.


Y eso que nosotros sólo tratamos con los más pobres entre los pobres.





Hay personas que aún mantienen algunos derechos de la Seguridad Social, pero que son insuficientes.


Como decía una mujer jubilada: “O comida, o medicina… Pero no puedo pagar las dos”.


Las medidas del gobierno no sólo empeoran las condiciones de vida de los ciudadanos.


Además, suponen una amenaza directa e inmediata para sus vidas.


(Habla Panos Papanikolaou, neurocirujano)


“Hasta ahora, TODOS los países ‘apoyados’ por el FMI han sufrido una brutal caída de la ‘esperanza media de vida’, es decir, del número medio de años que viven las personas.


Hay países donde, tras la terrible experiencia del FMI, el promedio de vida se redujo entre 5 y 10 años.


Con los recortes a los que enfrentamos ahora, es seguro que nuestra esperanza de vida se reducirá considerablemente.”





Los ciudadanos reaccionan.


El gobierno está rompiendo los más elementales principios de la democracia.


La penalización del uso de capucha, las detenciones injustificadas, y por policías que llevan capucha… son medidas propias de un régimen paramilitar.


(Pancarta:  “Esta <<liberalización del gas lacrimógeno>> nos deja sin dinero para la educación gratuita.”)


(Habla Alain Badiou, filósofo)


Las crisis siempre desembocan en medidas antisociales y antipopulares, que pueden ser especialmente duras.


Así es como el Capitalismo controla la situación.


Por supuesto, el Capitalismo debe conseguir que estas medidas sean aceptadas.





Para ello, emplea la violencia.


En respuesta a la alerta de tormenta financiera, la Democracia deja paso a la Deudocracia.


(Graffiti:  “Pobres, no os comáis unos a otros… ¡Comeos a los ricos, están más gordos!”)


La crisis capitalista provoca una devaluación general.


La devaluación del valor se debe a la especulación financiera.


Alguien tiene que pagar esta devaluación.


Sin embargo, los capitalistas no tienen la menor intención de pagarla.


No son, para nada, altruistas.


Pero, si los que causaron la crisis no están dispuestos a pagar, ¿por qué deberíamos pagar nosotros?


En el pasado, docenas de países han logrado rechazar las deudas no contraídas por sus ciudadanos, ateniéndose a normas del Derecho Internacional, tales como el concepto de “deuda odiosa“.





(“La historia de la deuda odiosa“)


Retrocedamos a los años 20′, con Alexander Sack.


Sack era ministro, y especialista en derecho de la Rusia zarista.


Tras la Revolución de 1917, dio clases en universidades de Europa y EEUU.


En 1927, se le ocurrió una idea brillante: el concepto de “deuda odiosa“.


Una deuda es “odiosa” si concurren 3 requisitos previos:

1. El gobierno del país recibe un préstamo sin el conocimiento ni la aprobación de los ciudadanos.

2. El préstamo se destina a actividades no beneficiosas para el pueblo.

3. El prestamista está informado de esta situación, pero se hace el tonto.





Las propuestas de Sack suenan progresistas, incluso revolucionarias…


Pero, en realidad, ese concepto ya había sido usado antes para servir a los intereses de una superpotencia emergente: los EEUU de América.





EEUU ya habían usado el concepto de “deuda odiosa” en 1898, cuando ganaron la guerra hispano-estadounidense, y se anexionaron Cuba.


Su problema era que, junto con Cuba, iba la deuda contraída por el régimen colonial español.


Y, dado que el colonialismo español había durado 4 siglos, desde 1492, cuando Colón llegó a América, hasta 1898… la deuda era muy elevada.


Por supuesto, los EEUU no tenían ninguna intención de pagar por los errores de regímenes anteriores, así que declararon que la deuda de Cuba era “odiosa“, y, simplemente, se negaron a pagarla.


Pero lo mismo había sucedido en México, unas décadas antes.


Cuando los republicanos derrocaron al emperador Maximiliano I, declararon que su deuda era “odiosa“.


Maximiliano había pedido enormes sumas de dinero, a tipos de interés excesivamente altos, para hacer frente a la sublevación contra él.





Como debía mucho a sus prestamistas, pero, sobre todo, al pueblo de México, fue condenado a muerte, y fusilado.


La mayoría de declaraciones de “deuda odiosa” de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la realizaron países subdesarrollados del continente americano.


En realidad, detrás de todas esas declaraciones de cese de pagos, se encontraba la misma superpotencia emergente: EEUU.


Y esta misma superpotencia trajo el concepto de “deuda odiosa” al siglo XXI.





Diciembre de 2002: la Casa Blanca está dando los últimos retoques a los planes de invasión y ocupación de Irak.


Pero, antes de iniciar del ataque, los estadounidenses se preparan para el día después de la caída de Saddam Hussein.


El Departamento de Estado sabe que tendrá que lidiar con la enorme deuda nacional de Irak.


Por eso, buscan declarar tal deuda como “odiosa“.


Un comité secreto propone que el primer gobierno provisional de Irak declare el cese de los pagos, con el pretexto de que el pueblo iraquí no tiene por qué pagar la “deuda odiosa” contraída por el régimen iraquí.


Ahora sí que está todo listo para el ataque





“Queridos ciudadanos, en estos momentos, las Fuerzas Armadas de los EEUU y sus aliados están llevando a cabo la primera fase de una operación militar para desarmar a Irak, liberar su pueblo y defender al mundo de un gran peligro.”




(Habla Éric Toussaint, presidente del Comité para la Abolición de la Deuda del Tercer Mundo-CADTM)


En marzo de 2003, EEUU y sus aliados invadieron Irak.


Tres semanas después, el Secretario del Tesoro de EEUU convocó una cumbre de sus homólogos del G-8 en Washington, y declaró que la deuda de Sadam Hussein era “odiosa“.


Dijo: “El régimen de Sadam es dictatorial, y su deuda debe ser rechazada…El nuevo gobierno de Irak debe quedar libre de la deuda de Sadam.”





“Las operaciones militares de campo han terminado. En la batalla de Irak, EEUU y sus aliados han salido vencedores.”


George W. Bush había ordenado al ex-Secretario de Estado, James Baker, que convenciese a la comunidad internacional de que la deuda de Irak era “odiosa“.


Baker reiteró que Saddam Hussein había malgastado el dinero de su pueblo en la construcción de palacios y en la compra de armas.


Los diplomáticos estadounidenses comprobaron que Irak debía miles de millones de dólares a Francia y Rusia por la compra de misiles Exocet y aviones de combate Mirage F1 y MIG.


En realidad, el proceder de Sadam Hussein no era muy diferente al de muchos líderes occidentales.


Para el mundo árabe, los palacios son como los Juegos Olímpicos para Occidente: una demostración de dominio económico y geopolítico.





La diplomacia estadounidense consiguió que se declarase “odiosa” la deuda de Irak, y el pueblo iraquí quedó exonerado de pagarla.


Sin embargo, Washington se dio cuenta de que había sentado un peligroso precedente.


Por primera vez en el siglo XXI, la mayor superpotencia había legitimado el concepto de “deuda odiosa“.





Así que decidieron ocultar este caso bajo la alfombra.


Los otros países respondieron:


“OK, vamos a reducir la deuda de Irak un 40% a través del Club de París, pero el concepto de “deuda odiosa” no debe volver a ser utilizado oficialmente, porque otros países podrían reclamar ese derecho.”


Por ejemplo, el Congo rechazaría la deuda de Mobutu, Filipinas se negaría a pagar la deuda de la dictadura de Marcos, y Sudáfrica se negaría a pagar la deuda del régimen del apartheid


Para evitar que se extendiera el concepto de “deuda odiosa” al siglo XXI, acordaron llamarlo “decisión especial sobre Irak.


Sin embargo, es obvio que se utilizó el concepto de “deuda odiosa“.




“Creo que sería un error que Irak siguiese endeudada por los pecados de un dictador derrocado”   (Obama, 22 de julio de 2009).


EEUU siguió ayudando a Irak a cancelar viejas deudas.


Pero nadie en Washington quería ni oír hablar de la expresión “deuda odiosa“.


Irak logró eliminar una gran parte de su deuda, con el apoyo de un imperio.


Pero hubo otro país que decidió alzarse, y enfrentarse al FMI, y a sus otros grandes prestamistas.


Consiguió demostrar que su deuda no sólo era “odiosa”, sino también ilegítima e inconstitucional.





Bienvenidos a Ecuador.




Ecuador podría haber sido uno de los países más ricos de Sudamérica.


Pero, desde el momento en que se descubrió petróleo, el país sólo conoció dictadores, pobreza, deudas y “francotiradores financieros“.





(Habla John Perkins, ex-francotirador financiero)


“Mi verdadero trabajo era ofrecer préstamos a países…


Préstamos tan enormes, que sería imposible devolverlos.


Y, por ejemplo, se concedían 1000 millones de dólares a Indonesia o Ecuador, con la condición de dedicar el 90% del préstamo a contratar a empresas estadounidenses.


Empresas de infraestructuras, como Halliburton o Bechtel.


Esas empresas construirían estaciones eléctricas, ó puertos, ó autopistas…


Eso da servicio a unas pocas familias ricas del país.


Los pobres se quedan con una enorme deuda, que no podrán pagar jamás.”




En 1982, Ecuador fue visitado por el FMI y por un “comité de sabios” que representaba a los grandes acreedores.


Ecuador se había visto forzado a pedir más y más préstamos para poder pagar los préstamos anteriores.





(Habla Hugo Arias, director del Comité Auditor de Ecuador)


Ecuador ha sido continuamente saqueado por el Norte.


Por ejemplo, desde los 80‘ hasta el año 2005, casi el 50% del presupuesto del estado fue utilizado para pagar la Deuda, y sólo el 4% se destinó a la atención de la salud400 millones para salud, 800 millones de dólares para educación, y 4000 mil millones de dólares para Deuda.


Estábamos matando a nuestra población.”







El pueblo ecuatoriano se sublevó.


Cuando Lucio Gutiérrez llega al poder, la política parece tomar otro rumbo.


Gutiérrez prometió beneficios sociales.


Se presenta casi como socialista, pero, en cuanto asume el cargo, pacta un nuevo acuerdo con el FMI y aplica medidas de extrema austeridad.





El pueblo le fuerza a irse en el mismo medio de transporte que usaron los presidentes argentinos: en helicóptero.


Cuando el Vice-Presidente Palacio sube al poder, comienza con buenas intenciones, pero pronto se somete a Washington.


Así que la gente acude al único político que se resiste a ceder a la presión internacional: Rafael Correa.





Correa había estudiado economía en Europa y EEUU, y sabía muy bien cómo se puede manejar al Banco Mundial y al FMI cuando se tiene voluntad política.


Ya como Ministro de Economía, en 2005, Correa había declarado que no era normal que los ingresos del petróleo se destinaran a pagar la Deuda.


Era injusto para la población.


Anunció que el 80% de los ingresos del petróleo se destinaría a mejoras sociales como la educación, la salud, y la creación de empleo, y sólo el 20% iría al pago de la deuda.


Entonces, el Banco Mundial declaró que, si esa ley se aprobaba, dejaría de hacer más préstamos a Ecuador.


Se trataba de una intromisión evidente del Banco Mundial en la política interna de Ecuador.


Correa declaró que no se aceptarían las imposiciones del Banco Mundial.


Correa optó por dimitir, en lugar de someterse.


Esta decisión le hizo muy popular.


La gente dijo:

“Este hombre decidió dimitir de ministro para defender la dignidad y los intereses del pueblo”.






Correa fue elegido Presidente en 2006.


Una de sus primeras decisiones fue expulsar al representante del Banco Mundial y pedir a la delegación del FMI que abandonara las oficinas del Banco Central de Ecuador.


Funcionarios del FMI, como Bob Traa, que más adelante llegaría a Grecia, ya habían sido tachados de “indeseables” por el pueblo del Ecuador.


(Habla Rafael Correa, Presidente de Ecuador, 2006- )

“Esta burocracia internacional… incompetente y deshonesta, tendrá que respetar a nuestro país…Por eso hemos expulsado al representante del Banco Mundial del país, y nos reservamos el derecho de iniciar las acciones legales pertinentes por los perjuicios causados al país… Además, nos reservamos el derecho de calificar como “ilegal” la Deuda que tenemos con el Banco Mundial.”



31
Ago
11

Tragedias griegas – 1 – Espejos






Presentamos el primer capítulo del documental “DEUDOCRACIA“, de Aris Hatzistefanou y Katerina Kitidi, en el que se abordan los efectos que provocan las políticas de ajuste neoliberales en la población de cualquier país.


Aborda, como ejemplo, el caso de Grecia, un espejo real donde mirarse,  porque esta moderna tragedia griega llega ahora a Europa, tras escenificarse en otros hemisferios, plena de actualidad.


¿ Pensábamos que la desigualdad provenía del Olimpo ?… Zeus es poderoso, pero no tanto.


El documental está en idioma griego, español e inglés, con nuevos subtítulos en español revisados y actualizados.


Este es el enlace para el visionado:     Deudocracia


[ DEUDOCRACIA ]




“Como diría un médico: hemos escayolado al enfermo.”
(Georgios Papadopoulos, ex-dictador griego)


“No cuestiones al médico… Aunque no te gusten sus medicinas, viene para ayudarte.”
(Dominique Strauss-Kahn, ex-Director del FMI)




Es sabido que la historia tiene la fea costumbre de ser una farsa que se repite.


El papel de médico puede ser representado por un dictador, o por el FMI




“Todo el mundo tiene que apretarse el cinturón y ser consciente de que, o la nación acaba con su enorme deuda, o esa enorme deuda acabará con la nación.”
(Andreas Papandreu, Primer Ministro de Grecia entre 19811990 y 19931996)


“Este año, la política salarial será austera e inflexible. No habrá subidas de sueldo.”
(Constantinos Mitsotakis, Primer Ministro de Grecia entre 19901993)


“Se acabaron los beneficios y las deducciones de impuestos.”
(Costas Simitis, Primer Ministro de Grecia entre 19962004)


“Tenemos que reducir el gasto público, y poner orden en la casa. En un momento de crisis como éste, no caben vuestras promesas vacías de repartir el dinero y los privilegios.”
(Costas Karamanlis, Primer Ministro de Grecia entre 20042009)


“Lamentablemente, nuestro país está en la UCI. El estancamiento económico de la nación amenaza nuestra soberanía, por primera vez, desde 1974.”
(Giorgos Papandreou, Primer Ministro de Grecia, 2010– )





En los últimos 40 años, 2 partidos políticos y 3 familias de políticos, junto a ciertos hombres de negocios, llevaron al país a la bancarrota.


Declararon la “suspensión de pagos al pueblo”, para poder salvar a sus acreedores.


Tras décadas de continua austeridad, los Zares de la economía pregonaron que Grecia era una superpotencia financiera regional…




“Hemos hecho un gran trabajo. Hemos sido los primeros en resolver los problemas económicos.”
(Yannos Papantoniou, Ministro de Economía entre 19942001)


“Una vez más, se demostrará que nuestra economía es nuestro activo más valioso.”
(Nicos Christodoulakis, Ministro de Economía entre 20012004)


“Nuestra economía dio un salto de calidad, y subió de segunda a primera división.”
(Yannos Papantoniou, Ministro de Economía entre 19942001)




Cuando su falacia se derrumbó, estas mismas personas salieron diciendo que, debido a algún trastorno genético, éramos incapaces de gestionar nuestra economía…sin ayuda externa.


“Tal vez a los estadounidenses les parezca difícil de entender, pero Grecia carece de actitud y aptitud para la firmeza y la disciplina.”
(Yannos Papantoniou, Ministro de Economía entre 19942001)





Nuestro gobierno nos llamó vagos, y nuestros prestamistas, ‘cerdos’ PIIGS»), para referirse a todos los países de la periferia de la UE.


Y nuestros ministros intentaron convencernos de que todos éramos culpables…


“Reconozco que hemos fallado, pero seamos justos: todos tenemos la culpa.”
(Brian Lenihan, Ministro de Economía de Irlanda entre 20082011)


“La respuesta a la denuncia ciudadana de «¿Adonde ha ido el dinero? », es
«¡A haceros funcionarios públicos! »… ¡Todos somos culpables!”
(Theodoros Pangalos, Vice-Presidente del gobierno griego)




¿Así que somos las ovejas negras en la exitosa y perfecta economía global de Europa?


¿O el sistema ya tenía problemas estructurales desde mucho antes?


(Habla Costas Lapavitsas, profesor de Economía)


Ha habido 2 etapas en la economía capitalista de posguerra.


En los primeros 25 años tras la II Guerra Mundial, la tasa de crecimiento fue alta, los salarios y el consumo aumentaron.


Era algo novedoso en la historia del Capitalismo.


Joe es el rey, porque con su salario puede comprar más que cualquier otro trabajador…”







(Habla David Harvey, científico social)


No existe un «Capitalismo sin crisis». Tiene que haber crisis en alguna parte.


(Habla Costas Lapavitsas, profesor de Economía)


Este período terminó a mediados de los años 70‘.


Desde entonces, entramos en un período de bajo crecimiento, crisis frecuentes, descenso de los salarios reales y alto desempleo.


A los países capitalistas maduros, les resultaba difícil acumular riqueza.


La crisis afectó, fundamentalmente, al poder adquisitivo de los trabajadores, que por entonces era muy fuerte en regiones capitalistas como Europa y EEUU.


El resultado fue una gran presión sobre los salarios.


Los trabajadores estaban organizados, tenían un gran poder político como fuerza, y a nivel electoral.


Y eso era un gran problema para el Capital.


Así que el Capital tuvo que “disciplinar” a los trabajadores.





Y lo hizo de diferentes maneras.


Abrió los mercados nacionales a la competición global.


El Capital accedió a los recursos públicos de los trabajadores.


Y apareció China.


Este período se caracterizó por un enorme crecimiento del sistema financiero, la llamada “financialización“.


La “financialización” creó más y más graves crisis.


El Capital podía moverse por donde quisiera, y acceder a mano de obra barata.


Pero entonces surgió el problema del descenso generalizado del porcentaje del salario respecto a la renta nacional.


Se precisa salario para consumir en el mercado.


Ante el problema de vender bienes sin haber poder adquisitivo para comprarlos… la solución fue… Dar préstamos a todo el mundo.


Y así surgió la “economía del crédito“, que tuvo su apogeo en los años 80‘ y 90‘, para aumentar el poder adquisitivo ante el descenso de los salarios reales.


Pero, ya a finales de los 90‘ y principios del 2000, mucha gente empezó a ver que este sistema era insostenible.


En realidad, la salida que se dio a la crisis de los años 70‘, sentó las bases de la crisis actual.





Y cuando la burbuja inmobiliaria pinchó en EEUU, el sistema financiero estuvo cerca del colapso total.


Como resultado, se vio afectada la economía real, que tenía sus propios problemas estructurales.


Los estados realizaron “rescates“.





Utilizaron el dinero de los contribuyentes para salvar a los Bancos, y restaurar la demanda.


Así, la “crisis financiera” se convirtió en una “crisis fiscal“.


Y esos mismos bancos que fueron salvados por los contribuyentes, decidieron morder la mano que les ayudó, apostando por la bancarrota de los estados.


La especulación empeora las cosas, y también en Grecia.


Sólo que, esta vez, el problema es aún más grave.


A la Zona Euro le toca pagar. El Rey Euro es débil, sobre todo, porque es un rey sin estado.


(Habla Samir Amin, economista)


No puede haber una moneda sin estado.


Pese a sus debilidades, una gran ventaja del dólar estadounidense, es que sirve a un estado, llamado EEUU.


Europa no existe como entidad política.





No hay un poder político legítimo que conecte sus estados.


En mi opinión, la Zona Euro no es viable.


A diferencia de EEUU, donde el gobierno federal y la Reserva Federal (FED) intervienen y atenúan las desigualdades entre los estados, la Zona Euro acentúa la desigualdad entre estados.


Así es como surgen los parientes pobres de la UE, los ‘cerdos’ (“PIIGS“).


La Zona Euro está claramente dividida en estados centrales y periféricos.


La crisis es más grave en los estados periféricos.


Quienes ganan con el euro son los estados del centro, especialmente, Alemania.


Se ha disparado la diferencia de competitividad entre los países de la UE.


La competitividad de los países periféricos ha caído persistente y sistemáticamente.


Por culpa del euro.


(Habla Éric Toussaint, presidente del Comité para la Abolición de la Deuda del Tercer Mundo-CADTM)


La crisis en la UE es consecuencia de cómo se realizó la integración europea.


Es como echar a pelear a un boxeador de peso pluma, como es Grecia, contra un Cassius Clay, campeón mundial de los pesos pesados, diciéndoles: “Vamos, luchad, a ver quién gana”.


Pero, ¿por qué los países de la periferia tienen peor competitividad?


Y, sobre todo, ¿por qué va a peor?


La diferencia de productividad no se debe a una “periferia perezosa” ni a una Alemania industriosa“.





Se debe, simplemente, a que los gobiernos de Alemania declararon la guerra a sus propios trabajadores, y les congelaron sus salarios durante una década.


(Habla Sahra Wagenknecht, Vice-Presidenta de “Die Linke”)


Estos últimos años, el aumento nominal de los salarios en Alemania fue del 7%, mientras que en la Zona Euro fue de un 27%.





Con esta brecha, es lógico que los demás países tengan peor competitividad.


Los salarios bajan en un país, mientras que suben en todos los demás.


Por eso la competitividad de la economía alemana ha aumentado respecto a otros países.


Pero éstos, por ser países de la Zona Euro, no pueden actuar devaluando su moneda.


De ahí, la situación actual.


(Habla Costas Lapavitsas, profesor de Economía)


La pérdida de competitividad se manifestó de 2 maneras que fueron decisivas en la crisis.


En primer lugar, se produjeron grandes déficits por cuenta corriente. Y Grecia tuvo el mayor déficit de todos.


Cuando no puedes competir al comerciar con el resto del mundo, incurres en déficit.





Y el déficit de Grecia es enorme, igual como en otros países periféricos.


Eso conlleva un aumento de la deuda.


Debes equilibrar el déficit de alguna manera.


En la Unión Europea, Grecia es el pariente pobre.


Grecia pertenece a los países semi-periféricos del continente europeo.





Como otros, Grecia estaba obligada a acumular deuda pública, dadas las circunstancias de su integración en los mercados europeos.


No tiene sentido mencionar siquiera la cuestión de si los griegos son ‘perezosos’.


Eso es racismo puro.


La Zona Euro destruye el sistema inmunológico de los países periféricos de la UE, dejándolos expuestos a la crisis global.


El talón de Aquiles de estos países son el déficit y la deuda.


En el caso del estado griego, la deuda viene de largo.


(Habla Manolis Glezos, histórico de la izquierda griega)


Grecia comenzó a pedir préstamos tras la Revolución de 1821, y ha seguido pidiendo préstamos desde entonces, con una excepción.


Sólo hubo un, digamos, “feliz” periodo en que Grecia pasó a ser prestamista.


Durante la ocupación alemana, Grecia prestó a Alemania.


Los alemanes se llevaron los recursos, forzando a Grecia a ser “prestamista” en vez de deudor.


Después de la ocupación alemana, el país volvió a su rol tradicional de deudor.


La deuda creció en los 80‘.


Los altos niveles de endeudamiento nacional de Grecia se deben a su estructura social en clases y a la forma que la economía griega ha adoptado en las últimas décadas.





Gracias a la sistemática insistencia del estado griego para evitar poner en práctica un sistema eficaz y justo de impuestos.


Historia de la deuda pública griega:

  1. Andreas Papandreou creó el reclamado “estado de bienestarsin aumentar los impuestos de las empresas ni de las rentas altas. Salvó puestos de trabajo, nacionalizando empresas privadas deficitarias… pero, sobre todo, salvó a los propietarios de esas empresas. El déficit y la deuda pública aumentaron de forma espectacular.


  1. El gobierno de Mitsotakis siguió pidiendo préstamos. El Tratado de Maastricht impuso que se delegase en el mercado mundial, evitando establecer un mecanismo de control del déficit y prohibiendo cualquier otra forma de creación de dinero. La deuda se disparó con tasas récord en la historia griega.


  1. Kostas Simitis tuvo más suerte, gracias a una “contabilidad creativa“, a la caída de los tipos de interés europeos y al crecimiento económico. De esta manera, pudo ocultar la bomba que él mismo colocó sobre la deuda. Durante su mandato, el porcentaje de deuda parece disminuir ligeramente.


  1. Kostas Karamanlis redujo los impuestos sobre el capital un 10%. Así, aceleró la caída de la economía, disparando de nuevo la deuda.


  1. Georgios Papandreou accedió al poder para dejar al país en manos de los prestamistas extranjeros. Al final de su mandato, la deuda pública ascendía al 167% del PIB.



A la mayoría de países en una situación similar, les visitó el Fondo Monetario Internacional (FMI)…





Pero nadie lo pagó tan caro como Argentina, el espejo del otro lado del Atlántico donde, a su vez, puede mirarse Grecia.


(“No tengo casa y les pido una pequeña ayuda, gracias.”)


Argentina cayó en la misma trampa de la deuda en la misma época que Grecia, en 1824, con los primeros préstamos británicos.


Pero el nudo se apretó a finales del siglo XX.





Los dirigentes argentinos anclaron su moneda al dólar con una convertibilidad 1 a 1.


Eso impidió a Argentina utilizar una política monetaria contra la deuda.


Lo mismo que la Zona Euro.


Sólo que, en lugar de mandar Berlín, manda Washington.




“Argentina entra en el nuevo siglo con una base muy sólida.”
(Michel Camdessus, Presidente del FMI, 19872000)





El FMI hizo del país otro laboratorio experimental del neoliberalismo.


(Imágenes del documental “La ocupación”)



“El FMI jugó un papel fundamental en la creación de la crisis argentina, prestando e imponiendo políticas de ajuste y privatización que aumentan los beneficios de las empresas, pero destruyen la economía del estado.”    (Avi Lewis, cineasta)


“El FMI defiende a las claras los intereses de EEUU en el mundo, como también defiende a las claras al neoliberalismo, lo cual significa que defiende a las clases altas.”     (Gerard Dumenil, economista)





Su objetivo era aumentar sus beneficios, y lo consiguieron, pero llevándonos a la crisis actual.


Tras el colapso económico de Argentina en 2001, el FMI y sus teorías neoliberales se convirtieron en el hazmerreír de los economistas de todo el mundo.


Pero algunos monstruos nunca mueren.


El FMI es una institución de “zombis“: no lo puedes matar.


El FMI ha vuelto a aparecer “en escena”, ‘salvando’ países con problemas, prestando e imponiendo sus medidas de austeridad, ahora, en toda Europa, y, de forma especialmente terrible y malévola, en Grecia.


A esta institución nunca le importó lo que le sobrevino al pueblo argentino.


“Por favor, tengo 3 hijos, tienen que ir al cole, no tengo trabajo, ayúdenme con lo que puedan, gracias”



Grecia pagará un alto precio con la “intervención” (préstamos) del FMI.


Quieren cobrar… incluso, por adelantado.


“Es irónico que, con este nuevo reglamento, Grecia deba contribuir con 2500 millones de dólares (al fondo de reserva del FMI)… Vaya estafa de sistema monetario global, si Grecia debe salvarse a sí misma, o a otros…”.
(Ron Paul, congresista estadounidense)


Pero, mientras que Argentina sólo se tuvo que enfrentar al FMI Grecia tenía que servir a 2 amos.





Porque, en Europa, las teorías neoliberales también las promueve el Banco Central Europeo (BCE).


El BCE es una mera herramienta para imponer una política neoliberal en Europa.


Irónicamente, en el caso de Grecia… la UE causó más daño que el FMI.


Las medidas del gobierno griego, en colaboración con el FMI, el BCE y la UE no sólo son injustas y peligrosas para el pueblo griego.


También están condenadas al fracaso, desde el principio.


Tienen un trágico impacto en la calidad de vida de la gente, incluso, en su vida cotidiana, y no mejoran, ni la economía, ni la deuda pública.



27
May
10

Cartas de ajuste




Los trabajadores sólo ven ajustes en sus condiciones de vida y trabajo.


El gobierno español, previa consulta a las Cortes, acaba de aprobar varios ajustes para reducir el déficit público, que afectan a la inversión pública, al sueldo de los funcionarios, las pensiones, la edad de jubilación, los medicamentos, la dependencia de los ancianos, la ayuda al desarrollo…


El objetivo, ahorrar 15.000 millones de euros adicionales, de aquí a 2011, para devolver el déficit al límite del 3% fijado por el Tratado de Maastrich de la Unión Europea (UE) antes de 2013.


A estos, hay que añadir los ajustes anunciados a finales de 2009 (la subida de los tipos impositivos sobre las ganancias de capital y del IVA), y la actual aunque encubierta subida de los impuestos sobre la gasolina.


Y sumar la parte correspondiente a los 750.000 millones de euros que la UE ha destinado a la banca.


Faltan por llegar la reforma laboral y la reducción de las prestaciones por desempleo solicitadas por el gobernador del Banco de España y también por el Fondo Monetario Internacional (FMI).


Pese al gesto del gobierno con la aprobación de la prestación de desempleo para el colectivo de trabajadores autónomos, la clase trabajadora percibe estos ajustes como un ataque contra sus derechos sociales, demandando medidas más justas, progresivas y redistributivas, como:

  • subida del IRPF para las rentas más altas
  • reimplantación del impuesto de patrimonio
  • nacionalización de la banca (especialmente, las cajas de ahorro) para que el crédito llegue a las empresas y a las familias, y con un coste razonable
  • rebaja de sueldos de cargos públicos
  • cuestionamiento de sueldos y pensiones vitalicios de ex-cargos públicos
  • control de las TV’s públicas estatales (deuda acumulada de 3100 millones, más otros 8000 millones condonados por el Estado en 2007) y autonómicas (pérdidas de 1000 millones cada año)
  • sustanciales recortes en Defensa y sus misiones militares
  • finalizar la ayudas a las religiones, y la exención de que paguen el IBI
  • lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida
  • un más sustancial ahorro en la asignación a la Casa Real
  • reducir el conglomerado de sociedades mercantiles, fundaciones, consorcios, agencias y otras entidades que, pese a ser creados por el Estado y las Autonomías, esquivan el control del gasto público
  • reducir el número de asesores de los cargos estatales y autonómicos
  • recorte de subvenciones de toda índole
  • campaña de recogida de firmas para que se cambie el color a los billetes de 500 euros, y así sacar a la luz los 108 millones de billetes de 500 euros que existen en España (lo que supone 54000 millones de euros), con el fin de que los defraudadores no se salgan con la suya, y paguen lo que les corresponde, puesto que España tiene un PIB que supone el 13% del PIB de la Eurozona, pero, sin embargo, posee el 26.6% de los billetes de 500 euros circulantes en la misma
  • una variante de la opción anterior,  es eliminar los billetes de 500 euros. De hecho, en Reino unido, ya no se suministran, porque han constatado que el 90% de la demanda de estos billetes se realiza para actividades criminales



Los ajustes no sólo tienen lugar en España, cuyo Estado del Bienestar, si de la clase trabajadora se trata, está tan poco desarrollado, que se sitúa a la cola de Europa


En toda Europa se están tomando medidas similares que afectan, incluso, a los trabajadores de los estados “motores” de la UE.




Pero la crisis actual, ¿ no provenía de una burbuja de crédito, sobre todo, inmobiliario ?



Eso nos han dicho… Parece que:

  1. A las entidades financieras, y en contra de la más elemental y arraigada práctica bancaria, no se les ocurrió otra cosa que conceder créditos sabiendo, de antemano, que no podían pagarlos, y exponiéndose voluntariamente a la quiebra.
  2. Entretanto, se podría pensar que los gobiernos y los reguladores no sabían nada, denotando que todos eran/son unos inútiles e incapaces. Entre ellos el Banco Central Europeo (BCE), que no tenía otra cosa mejor que hacer que bajar los tipos, y fomentar una burbuja para financiar los excesos de Grecia, Portugal o España
  3. Se podría deducir que ninguno de ellos había estudiado las crisis anteriores.



Pero nada de eso tiene sentido. Respetando todas las opiniones, ni los expertos independientes (no sujetos a ataduras de intereses), ni la Historia, corroboran esa versión.


La Historia muestra que, antes de la surgida en 2008, ha habido multitud de crisis, todas relacionadas con la contracción del crédito; es decir, los bancos han dejado de prestar y han querido cobrar.


Por citar algunas, en 1857 y en 1929, y más recientemente, en 1973, 1990 y 2000, más las innumerables locales en las que ha intervenido el Fondo Monetario Internacional (FMI), más las de materias primas


El dinero, de natural, inquieto, cambia de titulares hasta llegar, en forma de depósito, a los Bancos. Éstos, a su vez, sólo necesitan mantener una pequeña parte de sus depósitos, entre nada y el 10%, como reservas en sus respectivas cuentas, para  garantizar sus obligaciones frente a sus depositantes. A cambio, pueden prestar e invertir hasta 9 veces las reservas, 10 veces los depósitos iniciales.


Es decir, los Bancos crean dinero, expanden el crédito en base a depósitos que no tienen, y cobran intereses por un dinero que no existe y que se multiplica, como “los panes y peces”, gracias a este sistema, técnicamente llamado sistema monetario de reserva fraccional, exportado por la Reserva Federal (FED) de EEUU, desde 1913, como ya vimos, al resto del mundo.


En dos años, el saldo bruto de la Deuda externa ha crecido un 55% en España, casi el 50% en Francia, 42% en Alemania, un 31% en Reino Unido, el 27% en EEUU y un meritorio 95% en Rusia… Y, observando la progresión de la Deuda norteamericana entre 1950 y 1999, con la de los últimos 8 años, se comprueba el trabajo a destajo de las imprentas monetarias.


La particularidad de la crisis de 2008 es que los Bancos no sólo habrían contraído el crédito y buscado cobrar, sino que además obtuvieron ganancias extra, gracias a poder y haber apostado a que ello provocaría una crisis.






El por qué de las crisis



Las crisis se planifican, son racionales y premeditadas.


Y en ellas, siempre hay alguien que sale beneficiado, y siempre son los mismos: la Banca y su élite financiera. En la crisis actual, el FMI, como brazo armado de EEUU, juega un papel clave, intentando confundir a la opinión pública, permitiendo y no denunciando el origen verdadero, la génesis de la creación de las crisis.


Antiguamente las guerras se libraban en los campos de batalla. Hoy se libran en los despachos, planificando y tomando las medidas que hace 2.500 años escribía Sun Tzu.


Como resultado de unas medidas sujetas a una planificación, se destruyen empresas, estados y economías, con la misma intención que hace siete décadas ó siete siglos. Lo que ahora llamamos “mercados”, siguen siendo los Bancos, y las élites en torno a ellos.


Los métodos ya no son físicamente tan violentos como entonces, pero los objetivos son los mismos.


Como explica John Perkins en su libro ”Confesiones de un Gangster Económico”, EEUU se sirve de un gangster ó francotirador económico para allanar el camino a la concesión de créditos a los países. El FMI, al igual que el Banco Mundial y otras organizaciones afines, juegan para EEUU ese mismo rol.


El país que contrae la Deuda, además del pago de intereses, se ve inmerso en el cumplimiento de contrapartidas y obligaciones, entre las que se incluye la venta de sus activos y recursos a precio de saldo a las multinacionales que proveen de beneficios a la Banca, así como seguir políticas favorables a los países acreedores.


Como ya habíamos visto en este Blog, la Deuda es un instrumento neocolonial para facilitar el acceso externo a los múltiples recursos naturales de los países. Y si no, que le pregunten a Haití, a Irán, a Iraq, y a tantos países de Latinoamérica.


A veces, para destruir un país (o una Unión Monetaria), se necesita destruir económicamente a otro país en su lugar, o a uno que ya esté dentro de esa Unión y tenga cierto tamaño.


Por eso ni Grecia, ni Portugal, ni Islandia, ni Letonia, ni Irlanda, son casos equiparables al de España: la quiebra de la economía española significaría una ruptura del euro.


No sólo hay una partida, existen varias. La más importante es la de EEUU contra China, con la UE de por medio. EEUU puede acosar a China con el dólar y la Organización Mundial del Comercio (proteccionismo/aranceles/sanciones) pero no va a hacerlo directamente… para eso están la UE y el euro.


La guerra comercial entre EEUU y China tiene muchos frentes.


Uno de ellos es la lucha por las materias primas (ya vimos el caso del petróleo, con Rusia e Irán de por medio).



Otro es el de las monedas, y por eso es importante lo que le ocurra a España, ya que de ello depende el futuro del euro.


El gobierno español sabía que se podía endeudar, porque sabe que le compran la deuda que emite. Por eso los Presupuestos Generales del Estado han sido y son, los que han sido y son… China está comprando deuda española para atacar a EEUU y en su momento puede atacar a la propia UE, si se alinea con EEUU.





China se deshace de Deuda estadounidense, pero compra Deuda española


¿ Por qué iba China a comprar deuda soberana española ?

Porque España tiene algo valioso que ofrecer a China en esta guerra, el derecho de “veto” sobre tres materias cruciales en la UE: política exterior, defensa y fiscalidad (sobre todo de cara a las Perspectivas Financieras 2014-2021), lo que de facto le facilitaría la capacidad de influir en decisiones claves de la política comunitaria.


Por otro lado, en Europa gusta decir que a EEUU no le interesa que la UE se revele como competidor… Una afirmación demasiado optimista, teniendo en cuenta que 21 de los 27 miembros de la UE son también miembros de la OTAN, la cual que está liderada por EEUUEuropa no ha escapado a su control desde la II Guerra Mundial, y nunca hubo la más mínima posibilidad real de ello. Eso no ha ocurrido ni va a ocurrir: la UE tiene un mero papel de súbdita de los intereses económicos de las multinacionales y, por ende, la Banca de EEUU


Lo cual no es óbice para que a Alemania y Francia les interese la UE: ésta les sirve para sus propósitos de expansión económica, aunque haya que pactar con el diablo americano, a través de los recientes fondos de rescate (bancario, realmente) del FMI.  Y de ahí la ampliación constante de la UE hacia los países del Este de Europa: nuevos mercados y mano de obra barata, sin mirar atrás, en una suerte de “política de tierra quemada“, propia de la Globalización.


Francia y Alemania también participan en el juego de la Deuda.  Y, como si no tuviesen bastante con tener los bancos más solventes del mundo, tienen colocados a varios de sus Bancos entre los Primary Dealers (PD) de la Deuda española… Los PD son los compradores preferenteslos que, en cada subasta que hace el Tesoro, tienen ventaja a la hora de realizar peticiones, derecho de elegir qué comprar, cuánto comprar, cómo comprar… antes que cualquier fondo.


No nos extrañe, pues, ver cómo toman posiciones estratégicas en cada sector, p.ej. en el sector agroalimentario, en la gran distribución comercial, en el sector de automoción…

La implantación de las empresas francesas y alemanas en España es tal, que mantienen el 23,5% de la cuota de mercado y controlan el 10% del PIB español.


La hegemonía del capital extranjero en España, no es sino neocolonialismo, especialmente por la dependencia del capital y relevancia de EEUU, Alemania, Francia y Reino Unido, en los sectores más importantes de la economía.


EEUU y China saben que España es el sitio indicado para “hacérselas pasar canutas” a la UE.


En China lo que sobran son dólares. Por eso, y dentro de la guerra de China contra EEUU, cada lado desestabiliza lo que puede. En el caso chino, por ejemplo, comprando Deuda soberana española. ¿ Por qué, si no,  iba a estar China interesada en comprar tanta Deuda española?


España podría jugar a dos barajas, e incluso “venderse” a China, como mejor postor, pero, como contrapunto, ya están Alemania y Francia empujando a la UE para que la alianza sea con EEUU, a través del FMI,  y del Tratado de Libre Comercio (TLC), a cambio de su expansión al Este…


¿ A quién sirve el euro ?



El euro NO disciplina a los países.


Muchos países, hasta los motores de la construcción europea, han incumplido las condiciones de Maastricht entre 2002 y 2005.



Las cuentas estaban sobre la mesa desde 1991 con múltiples informes, hasta de economistas y profesores alemanes que explicaron lo que pasaría, pero, aún así, se optó por ESTE euro, pese a ser, no sólo inviable, sino sus condiciones imposibles de cumplir matemáticamente.


EEUU lo sabía, pero como le interesaba expandir su dominio, lo permitió.


Alemania y Francia, lo sabían, pero encajaba con su estrategia de producir y vender, y siguieron adelante.


Y las élites del resto de países, se frotaron las manos, y aceptaron.


Élites como las de de España, donde, a finales del año 2006:

  • 20 familias eran propietarias del 20,14% del capital de las empresas del IBEX-35.
  • 1.440 personas controlaban una cantidad de recursos que equivalía al 80,5% del PIB español.



En 2010, nada ha cambiado: un selecto grupo de 20 familias y empresarios controlan cerca del 37,1% del IBEX.


Son élites que, como las dinastías del poder de Grecia, han esquilmado a sus países para enriquecerse, a costa del sufrimiento de la inmensa mayoría de la población, y de la pesada carga que dejan a las generaciones futuras, todo para asegurar que su dominio actual se perpetúa.


Élites que se rodean de un aparato de medios de comunicación para crear opinión favorable a sus intereses, revestidos del más escandaloso patrioterío.


Porque, quien controla la Deuda, controla a los individuos.


Poco importa el coste interno: cuando un país se hace deudor, los Bancos, el FMI, el Banco Mundial y demás agentes, le imponen sus condiciones… Sí, sus archi-conocidas políticas liberales: fin de aranceles, asentamiento de inversores y empresas extranjeras, privatizaciones a precio de saldo en el sector público (luz, agua, comunicaciones, prisiones, sistemas de tratamiento, de residuos…), reducción de los salarios de los trabajadores, flexi-precariedad del empleo en el mercado de trabajo, etc etc.





Fuera del euro


El Banco Central Europeo (BCE) se diseñó para que tuviese un limitado control de actuación. No puede rescatar países (hay una cláusula que lo impide). No obliga a que los Bancos faciliten créditos a las economías locales, con lo que les permite financiarse sólo con la venta de los bonos adquiridos al BCE. No tiene control práctico sobre la base monetaria, porque no ejerce su autonomía monetaria para crear dinero: aunque el BCE crea el “primer” dinero, el circulante en sí lo crean los Bancos cuando prestan.


Al estar bajo el sistema monetario de reserva fraccional, la mayor parte del dinero en circulación lo crea la Banca con sus préstamos. Si la Banca no presta, no hay creación de dinero, ni expansión del dinero.


Y cuando, al final,  interviene el FMI, al no poder imponer el BCE ajustes en el tipo de cambio ni en el interéstodo el ajuste recae sobre el empleo. Sí, es el caso de Grecia, de Portugal, de España, y podría ocurrir en cualquier otro país dentro del euro.


Ante esta perspectiva, ¿ alguien se atreve a vaticinar dónde parará la sangría del desempleo en España ?… ¿ En 5 millones de parados ?… ¿ En 6 ?… ¿ En 10 ?


Por eso, ¿no sería mejor salir del euro, realizar el ajuste usando la política monetaria y luego replantearse si volver al euro, o no, después de la recuperación de la economía?


No todo el ajuste sería sobre el empleo, y se salvarían puestos de trabajoporque, cuando no se puede devaluar la moneda, se devalúan el empleo y los salarios.


La economía española sólo tiene dos opciones:


a) Seguir dentro de la Unión Monetaria y del Euro: a falta de política monetaria, el ajuste sólo podrá continuar vía desempleo. Confiar solamente en la política fiscal para salir de la crisis es utópico. La mejora en las tasas de ahorro de las familias es positiva, pero insuficiente. Quedaría como alternativa una depreciación interna sui-generis vía precios y salarios, que, a todas luces, parece imposible que ocurra.


b) Salida de la Unión Monetaria y del Euro: recuperación de la política monetaria, devaluación, recuperación de la producción y del mercado interior, recuperación de la competitividad perdida.


Cuidado, no será más sencilla que la anterior. Pero sólo nosotros nos podemos ayudar, porque sólo nosotros nos queremos ayudar… gratis.


Y, llegados a este punto, si se pone difícil…

  • La deuda se renegocia, y si es injusta y onerosa, se deja de pagar
  • Ante la quiebra de bancos, nacionalización
  • Ante la fuga de capitales, incautación de propiedades
  • Ante el control de los sectores económicos nacionales por multinacionales extranjeras, recuperación mediante copropiedad (y el dinero, en cuentas nacionales)
  • Nuevos tratados, bilaterales, de comercio justo… los que nos interesen: nada de trangénicos.
  • Salida de la OTAN



Las consecuencias serían problemáticas a corto plazo, pero la permanencia en ESTE euro, es inviable.


No sólo es factible. También es posible que un país miembro abandone el euro.


Los Tratados de la Unión no establecen ninguna restricción a la salida de un país.




Fuera de la Unión Europea



La UE ha destruido el tejido productivo de la agricultura, la industria y los servicios de los países europeos, para importar productos y manufacturas del exterior (sí… como no… mucho, de China), externalizando el empleo local, degradando el medio ambiente y extendiendo la pobreza de las “neocolonias” a las que se explota, a nivel mundial.


La UE es un vehículo para la Globalización del sistema financiero… pero, qué curioso, carece de una armonización fiscal, lo que hace legal la existencia de paraísos fiscales en su seno (el más relevante, Luxemburgo, que no es un país, sino un “canalizador” de inversiones), que evitan que se pueda perseguir la responsabilidad fiscal de las oligarquías financieras locales.


España ya ha cumplido su papel en el euro: mano de obra barata y mercado grande (40 millones de habitantes) para productos alemanes, franceses, holandeses… Es el papel que la asignaron, muy distinto del que vendieron los políticos (salvo Julio Anguita) a la opinión pública.


Pero, por cada euro entregado por la UE a España en forma de Fondos de Cohesión, las multinacionales de Alemania y Francia se han llevado 4,5 de España.


El modelo es siempre es mismo: integrar a muchos países para seguir creciendo, y seguir creciendo y seguir creciendo… Sangre fresca para los vampiros.


Para los que mandan (Alemania y Francia),  que otros países entren es condición obligatoria para que el sistema continúe funcionando, o de lo contrario, se colapsaría.


Es bastante simple: dentro de cualquier Unión Monetaria, para que un país tenga superávit comercial, otros países deben ser deficitarios. Los países excedentarios ya estaban claros, por tanto, se necesitaban (y necesitan) países deficitarios.

A cambio, se les permite tener la Presidencia de la UE cada cierto tiempo.


España ya no interesa, los mercados están en el Este: mano de obra barata y nuevos mercados abiertos para los productos de aquellos a los que les interesa estar en el euro.


El problema ahora no es si nos echarán del euro, o nos dejarán quedarnos… es si nos interesa estar.


Que nadie espere sacrificios de Alemania ni de FranciaNada es gratis.


Y, en lo que a la clase trabajadora toca, la UE, ni está, ni se la espera.


Así que, no tiene sentido permanecer en ella.

Fuera de la Deuda



La solución al problema de la Deuda es que el Tesoro emita sus propios billetes.


Poniendo el caso de EEUU, por ser el iniciador del proceso, ya que emite dólares al mundo desde la Reserva Federal (FED):


a) El Tesoro recompra su deuda en el mercado y la paga con la emisión de dólares, con lo que se ahorra pagarle a la FED los 43 billones de dólares de intereses, porque, en este caso, el Tesoro estará creando moneda sin crear intereses, y por tanto, sin crear inflación.

b) Una parte del dinero que reciban los tenedores de bonos se deposita en los Bancos, que de esta forma se recapitalizan y sanean sus balances, y el resto se consume, con lo que se reactiva la economía.

c) Una vez que no existan bonos en el mercado, se prohíbe el sistema monetario de reserva fraccional, se eliminan las funciones de los Bancos Centrales, y los Bancos vuelven a prestar por las cantidades de depósitos que tengan. Es el fin de la creación de dinero sin respaldo.

d) La oferta monetaria, creada por el Tesoro, no por la FED, sólo aumenta una tasa preestablecida (el 4% ó el 5%) de acuerdo con la tasa de aumento de la población, y se hace pública a través de los Presupuestos Generales del Estado.

e) En el caso de que los bancos no quisieran prestar, sería el Tesoro quien prestaría directamente a empresas y ciudadanos.


Con este sistema, no habría deuda pública. Sería cero. Nada de bonos.


Se podría aplicar en cada país.


Eso sí: habríamos pasado de emisión controlada por manos privadas, a emisión controlada por manos públicas… Por eso va a ser difícil que se adopte: porque va en contra de los intereses privados de la Globalización bancaria.


Y, como todas las depresiones financieras de importancia tienen su raiz en la manipulación de la oferta monetaria, sin tal manipulación, no habría depresiones. De modo que el FMI sobraría.


Fin de las crisis actual y futuras.


Y, un primer paso, para luego adoptar soluciones de futuro.


Pero, si no cambiamos de sistema, ya sabemos lo que nos espera…





Los ajustes de corte neoliberal



Porque los neoliberales sólo quieren ir hablar de lo público si es para apropiarse de ello, pasándolo a (sus) manos privadas.


Durante al menos dos años los estados bálticos de Lituania, Letonia y Estonia han recurrido reiteradamente a la aplicación de ajustes y medidas draconianas, recortando severamente el gasto público y aumentando los impuestos para tratar de salir del agujero por sí mismos.


Lituania se apretó el cinturón de un modo tan brutal, que provocó que su PIB disminuyera un 17%Letonia y Estonia han sufrido caídas parecidas.


De esta forma, lo que han conseguido estos países ha sido recortar salvajemente el empleo y los salarios (primero los del sector público, y luego, por imitación y difusión, los del ámbito privado), y sufrir una fiscalidad injusta, no progresiva, para acabar hundiéndose en la pobreza, en lugar de conseguir acercarse a los niveles de prosperidad de la Europa Occidental que les prometieron cuando se independizaron de Rusia en 1991.


Se está transfiriendo el poder político, social, fiscal y económico a la UE, y el control financiero a la Banca internacional a través del BCE y del FMI, cuyos planes de ajuste estructural contra los trabajadores abocan a los gobiernos a liquidar el dominio público y sus recursos (económicos y naturales), y a comprometerse a aplicar medidas para pagar los intereses de la Deuda que han tenido que contraer.



Así avanza la Globalización, apropiándose totalmente de la soberanía y bienestar populares, hasta que el proceso de esclavización culmine en un Nuevo Orden Mundial, una unidad de poder en lo financiero, que nos quieren vender utilizando palabras nobles como cooperación, ecología, crisis y “revolución imparable”, para engañarnos, porque realmente se trata de un saqueo a nivel global por parte de la Banca y sus adláteres.





Esa “revolución imparable”, no es tal…  Y es “parable“.





No será fácil, ellos tienen muchos medios, y nosotros, muchos miedos.





Pero contamos con el ánimo de la gente que intenta sobreponerse y ganar la lucha de cada día,  y con muchos y buenos ejemplos de otros, que consiguieron vencer grandes batallas. Ejemplos reales: Gandhi, Luther King, Vicente Ferrer





Podemos boicotear esta Europa de vodevil.



Y aplicarnos la copla en casa.




Gobiernos



Hemos de tener claro que los gobiernos de los países europeos, de todo signo y color, en ésta o en pasadas legislaturas, han sido y son instrumentos de la Banca, desde el momento en que sus partidos tienen que financiarse, hasta el momento en que elaboran y ejecutan unos Presupuestos, dentro de un sistema diseñado para el dominio del Dinero.



El centro-izquierda ha renunciado a los ideales de socialdemocracia, y abandera el socioliberalismo. La derecha permanece fiel al más puro liberalismo, actualizado bajo la doctrina del neoliberalismo.


Por eso, sean del signo y color que sean, aplican a la clase trabajadora ajustes, recortes, y medidas. Nos están haciendo un traje, sin bolsillos…





Por eso no baja el  precio de la vivienda, y, por eso, no están quebrando los bancos en España.


Porque es probable que los bancos ya estén quebrados, y que sólo se sostengan gracias a la opacidad financiera que se les permite, por estar amparada legalmente:

  • El Real Decreto-ley 10/2008, de 12 de diciembre, autorizó a las empresas, “en situación de quiebra” a seguir sus actividades con normalidad (lo cual tiene una gran repercusión en las empresas del sector inmobiliario), y el Real Decreto-ley 5/2010, de 31 de marzo, amplió la vigencia de esa medida 2 años más
  • El Real Decreto-ley 6/2010, de 9 de abril, permite mantener valorado como urbano el suelo que lleve mucho  tiempo sin construir; al no volver a ser rústico, se mantiene el precio del suelo.



Quieren que se lo prestemos, y también que se lo paguemos nosotros, una vez más.


Desrregular. Privatizar el beneficio. Socializar las pérdidas.



Pero se puede cambiar…

  • Fuera de ESTE euro. La moneda común europea ha privado a los países de la zona euro expuestos a esta ofensiva exportadora franco-alemana, de la posibilidad de restaurar la competitividad de sus economías a través de la devaluación de sus monedas, con EEUU a la espera de recoger las intereses de más deuda emitida través del FMI, y beneficiar, de nuevo, a las élites alimentadas por la Banca.
  • Fuera de ESTA Unión Europea. Casi la mitad de la deuda privada con el exterior de los bancos y empresas españolas está en manos de Alemania y Francia. Un gigantesco negocio que les permite apoderarse, vía intereses de la deuda, de hasta un 25% de la ganancia capitalista producida en España.

Han cegado la posibilidad de construir una economía independiente, nos han reducido a un país de servicios y ladrillo, sin posibilidad de competir en sectores de mayor calidad, y nos han hecho depender de la financiación exterior, por la que nos cobran intereses de usura.



Este es el saldo, para España, tras 24 años de pertenencia a la UE.


Nadie regala duros a pesetas… mientras exista el Dinero.



Lo que nos enseña la crisis de Grecia, y su probable extensión a otros países, como España, es “Dejemos que el neoliberalismo muera con el euro”.







Y, en España, empecemos por reformar este sistema electoral bipartitidista (diseñado para favorecer a los partidos con intereses bancarios), por estar carente de la representatividad necesaria para poder avanzar con las reformas pro-sociales que demanda la gente que vive en él.


Si el 75% de la población española expresa que el desempleo es su principal problema, y éste ya ha alcanzado los 4,6 millones, y sigue subiendo… NO se deben realizar ajustes que lo agraven ni lo consoliden. La población  NO quiere una década de estancamiento.


Y, en las urnas, ese VOTO debe poder contar, de forma que la distribución de escaños refleje la voluntad del electorado. Hasta si es en blanco, como protesta frente a un sistema injusto.





Todo esto no sale en ninguna TV… Sólo nos emiten cartas de ajuste.




Sin embargo, otro mundo es posible.




(Entrevista de Iñaki Gabilondo a Carlos Martínez, presidente de ATTAC España, en CNN+ el 27 de mayo de 2010: enlace )




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 66 seguidores

Anuncios