Posts Tagged ‘Sudáfrica

31
Dic
13

Publinformes 7

Sweet shirts

7. Mandelamancha




Cuando Mandela muera, será cuando todos los sudafricanos dejen a un lado sus diferencias políticas, unan sus manos, y honren juntos al que, probablemente, sea el más grande sudafricano de la historia
(Frederik Willem de Klerk, último presidente blanco del régimen de apartheid de Sudáfrica en el siglo XX)






En 1998, tras dejar atrás 27 años de prisión y 5 de gobierno del país, el periodista John Pilger recordó a Mandela su promesa electoral de 1990 de “tomar el control” de la economía:


La política del Congreso Nacional Africano, es nacionalizar las minas, los bancos y las industrias, y resulta inconcebible cambiar o modificar nuestro punto de vista al respecto. El emprendimiento económico negro es un objetivo que plenamente apoyamos y alentamos, pero, en nuestra situación actual, el control estatal de varios sectores de la economía es inevitable“.




Pero la economía mixta con sectores nacionalizados y sectores de libre mercado, nunca ocurrió.




Unos años antes, durante la década de los 80′, el régimen de segregación racial (‘apartheid‘) presidido por P. W. Botha, ofreció generosos préstamos a empresarios negros, permitiéndoles crear empresas fuera de los territorios asignados a la mayoría negra por la minoría blanca.


Rápidamente emergió una burguesía negra, pareja a un creciente clientelismo.


Unos pocos negros redujeron las diferencias de nivel de vida con los blancos, pero aumentándolas con la gran mayoría negra.


En paralelo, Mandela realizaba negociaciones secretas. En 1982, fue trasladado, junto con la cúpula de su partido, el ANC, desde la prisión de Robben Island a la de Pollsmoor, donde podían mantener entrevistas.


El régimen de apartheid quería separar del entorno más joven y radical a los viejos “moderados” del ANC: Mandela, Thabo Mbeki y Oliver Tambo), con los cuales “se podía negociar“.


Además, la élite del ANS en el exilio se reunió con la élite afrikaner en Mells Park House (cerca de Bath, Inglaterra). Asistieron las mismas grandes empresas sudafricanas que habían apoyado y sustentado el régimen de apartheid.


El 5 de julio de 1989, el “Gran Cocodrilo“, P.W. Botha, sirvió un té a Mandela fuera de los muros de su prisión.


El 11 de febrero de 1990, Mandela era liberado.




Biz bis




Para las empresas extranjeras, incluir un rostro negro en el consejo de administración de las empresas venía a significar que nada había cambiado.


Los jefes del ANC, incluido el propio Mandela, se mudaron a mansiones y resorts con campo de golf.


Con las elecciones democráticas de 1994, el apartheid racial terminaba, pero el apartheid económico se mantenía, con un nuevo rostro al frente.


En la mismísima apertura del Parlamento, en 1995, Mandela soltóEl gobierno literalmente carece del dinero para acometer las demandas propuestas“, añadiendo que, respecto a la política social: “Hay que terminar con la cultura de dar por hecho que el gobierno está obligado a hacer sin demora lo que se le demanda“.


En 1996, la fraseNo queremos enfadar a las grandes empresas, y que vuelen y se lleven su dinero“, quedaba desmentida por las medidas para permitir a los empresarios sacar su dinero del país, y a las empresas trasladar su sede al extranjero, casi siempre a Londres y Nueva York.


Poco tiempo después, Mandela afirmaba: “Puede llamarme Thatcherita, pero, para este país, la privatización es la política fundamental“.


Como resultado, en 2001, el especulador George Soros anunciaba en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza): “Sudáfrica está en manos del capital internacional.”




Bailongo




Las frases de que la riqueza y la creación de empleo llegarían como un “goteo“, se olvidaron en la firma de acuerdos de fusión y reestructuraciones amiguistas que costaron cientos de miles de puestos de trabajo.


En los arrabales, la gente volvía a padecer los desalojos de la era del apartheid, y veía cómo las incipientes mejoras eran socavadas por los excesos y la corrupción del “neoliberalismo” al que el ANC se consagró.


La agenda incluyó todos los servicios: agua, teléfonos, salud, transporte, electricidad, vivienda, medio ambiente


Reaparecieron los crímenes de estado, como la masacre de 34 mineros de Lonmin (Marikana) en 2012, que evocaban la infame matanza de Sharpeville más de medio siglo antes… En ambos casos, con motivo de manifestaciones que clamaban justicia.


El 70% de los jóvenes negros y el 50% de los adultos negros está desempleado. En muchas zonas aún faltan no sólo electricidad y agua potable, sino unas mínimas condiciones higiénicas.


Una familia blanca promedio gana 6 veces más que una negra; el 98% del 60% de niños que pasan hambre son de piel negra; el 17% de toda la población mundial afectada con el virus del VIH (SIDA) es sudafricana.


Decenas de miles mueren cada año por falta de atención médica.


Mandela fomentó el amiguismo con los empresarios blancos ricos, incluidos los que se habían beneficiado con el apartheid.


Lo veía natural, como parte de la “reconciliación“.


La Comisión para la Verdad y la Reconciliación proporcionó impunidad a criminales confesos.


Tampoco hubo compensaciones para las víctimas.


En esta “reconciliación”, sólo una de las partes realizó sacrificios.


Otratransición modélica“… Otro traspaso no rupturista… Otrademocracia de baja intensidad“.






Mariondela




27 años en prisión.


Muchos… o pocos… para según qué lucha.


Suficientes para convertir el objetivo de vencer, en un mero contemporizar.


Para convertir al rebelde en negociador.


Reconocía lo que un sistema puede hacer, al manifestar que muchos de sus carceleros se habían convertido en animales debido al “sistema“.


Conocía lo que el sistema entrañaba, porque era abogado y había leído a Marx.


Le montaron un préstamo del Banco Mundial, y cedió.


Le montaron un movimiento terrorista nacionalista (‘Inkatha‘) enfrente, y cedió.


Le montaron un fraude electoral en las elecciones de 1994 y cedió.


Sabía la importancia de llevar cabo una política de nacionalizaciones en 1990.


Sabía la importancia de abandonar una política de nacionalizaciones, y abordar un política neoliberal en 1995.


Por eso, cuando llegó al poder, prohibió las manifestaciones y huelgas contra su régimen.


No declaró ilegítima y “odiosa” la deuda financiera contraída por el apartheid, y dio prioridad a la política de privatizaciones para pagar esa deuda, en lugar de dedicar los recursos a programas de desarrollo social.


Invadió Lesotho para asegurarse agua barata que luego cobraba cara al pueblo.


El Producto Interior Bruto (PIB) neto ha llegado a cifras per capita con valor “negativo“.




Flores decorativas




Más que vencer, se propuso conquistar a los defensores del apartheid a base de carisma y sonrisas.


Le llamaron “genio político” por su talento para reducir la política al mero arte de la persuasión.


Por ganarse a la gente.


Por su capacidad para seducir al otro.


Por avanzar de obstáculo en obstáculo, venciendo cada uno de ellos, no por ser más fuerte que sus enemigos, sino por ser “más seductor” y “más listo“.


Y creérselo.


Y suponer que los demás se lo creían.


No le importó que le estuvieran manipulando.


Que sus carceleros le fueran abriendo las puertas.


Que fuera transigiendo en cada etapa de transición.


Ir rodeado de neoliberales educados en su propio partido.


Todo ello sólo es posible cuando te da igual la manera de llegar al poder.




Mande




27 años.


Demasiados para un ser humano.


Era un preso conciliador con sus carceleros, aun enfrentándose a sus compañeros, que les consideraban “menos que humanos“, porque cualquiera que hiciese ese trabajo, no podía tener respeto por la humanidad.


No era un revolucionario; sólo un reformador, un negociador.


Al fin y al cabo, conocía de primera mano la adulación.


Era un aristócrata, un miembro de la casa real de Eastern Cape, de modales británicos.


Con sangre real, con envergadura y ademanes de rey.


Un dandy mesiánico cuyo destino de gobernar vio ya trazado de antemano.


Sólo emprendió la lucha cuando se interpusieron en su camino de grandeza.


Cuando le ofendieron a él.


Le llevó muchos años comprender que el apartheid también había ofendido al pueblo.


Ya, desde pequeño, carecía de opinión propia:
A menudo, mi propia opinión simplemente resume lo oído en una discusión“.




Siempre iba en la misma dirección que su adversario.


En prisión, vivía protegido en una burbuja.


Renunciaba a la dignidad cada vez que intercambiaba colaboración por privilegios.


Y eso que la mayoría de privilegios provenían de las huelgas de hambre de los jóvenes presos.


Esos a los que luego daría la espalda al negociar el nuevo régimen.


Prefería vivir de rodillas a morir de pie.


Siempre en la misma dirección que sus rivales.




Popgrama




Y, tras ser liberado, iba a seguirsonriendo“:


“Saliendo hacia mi libertad, sabía que, de no dejar atrás mi amargura y mi odio, hubiera seguido en prisión.”




Y por qué no. Esa trama funcionaba.


Se puede estar en prisión albergando odio y amargura.


Se puede salir en libertad siendo prisionero del odio y de la amargura.


Se puede salir en libertad fingiendo no ser ya un prisionero del odio y de la amargura.


Y se puede sonreír a la galería fingiendo satisfacción cuando en realidad se trata de una farsa. Un montaje. Un engaño. Incluso un chantaje.


El caso es salir.


La adulación corría a raudales.


Le podía el star-system.




Innocuous




Pero el pueblo era ajeno a todo ello.


No supieron leer los signos.


En vida, el pueblo interpretó a Mandela igual de mal que el intérprete esquizofrénico infrapagado por una empresa fantasma interpretó a los oradores que intervinieron en su funeral.


Y eso que sus antiguos compañeros de años de prisión le tildaron de “traidor“, de “vencido” y de “vendido“.


Se aferró a la imagen que le construyeron de icono de la paz y la reconciliación.


No terminaría en el mismo anonimato que los cientos de miles de personas torturadas o ejecutadas en el mundo por no rendirse, sin que su sacrificio haya sido reconocido.


Y, viendo el colapso de la URSS, eligió no ser un proscrito de Occidente.


Por eso, decidió no seguir los pasos de sus, una vez, admirados Fidel Castro y Che Guevara.


Eligió vivir, sin vencer.




Mas-cara


De este modo, a quien consiguió emular fue a Ronald Reagan.


Por lo de actor.


El Tío Tom que sonríe al Tío Sam.


Dijo que había madurado en prisión, pero, en realidad, nunca lo hizo. Parafraseando a Erich Fromm en “El arte de amar“, sus dones y talentos especiales le permitieron utilizar su encanto y ser admirado, como tantos otros políticos de éxito, pero, una cosa es “adaptarse“, y otra, «alcanzar la madurez».


Tampoco supo nunca juzgar a las personas. Confió ciegamente en algunas en las que no debió confiar… Pero fingían adularle y respetarle.


Sólo fingían.


Para él, era suficiente.




Financier




Como boxeador, no es preciso ser pacifista, ni tampoco renegar de la violencia.


Basta con apostar puntualmente por la no-violencia cuando estás contra las cuerdas… No desde los valores éticos, sino desde la conveniencia táctica.


Moverse y protegerse.


Planear el ataque y la retirada.




Mandalo




Su verdadero nombre en lengua xhosa era Rolihlahla, que significa “alborotador“, “el que trae o causa problemas“, pero en el primer día de escuela, siguiendo una costumbre colonial, la maestra asignaba nombres ingleses, y le llamó Nelson.


Durante su vida, recibió más nombres.


Pero acabó siendo otro caso de “revolucionario” caído que se adapta y convierte en culto a un “mesías” dócil y pacífico.


Ofreció una reconciliación basada en “poner la otra mejilla” para que también esa la abofetease el poderoso.


Perdón, compasión, humildad y paciencia son magnánimos sólo cuando se ha vencido; cuando existe legitimidad para ejercerlos sin estar forzado a ello.


De lo contrario, son sólo una máscara.


Una adaptación más, para perpetuar lo mismo.


Mandela murió el día de su liberación. Nació Madiba, con 76 años, solo y aislado. Creció rodeado de estrellas del show-business, de millonarios y de reyes de Occidente que fueron a adorarle. Fue chantajeado por EEUU, el GATT y la deuda con el FMI y el Banco Mundial. Se cambió de ropa varias veces al día, casi con la misma rapidez con que cambiaba sus políticas. Denunció a EEUU por “cometer inenarrables atrocidades en el mundo“, pero bloqueaba y falsificaba un informe de elecciones fraudulentas en Lesotho para invadirlo y asegurarse el acceso barato al agua de uno de los países más pobres del mundo. Descendió al infierno de asistir a las confesiones de crímenes, sin perseguirlos ni resarcirlos. Resucitó de entre los olvidados por la pobreza y el SIDA, subió a los cielos en múltiples vuelos huidizos, y se ha sentado a la derecha de De Klerk, cuyo reino no ha tenido fin.


Vino para liberarnos de la esclavitud racial, y nos condenó a la esclavitud económica.


Pero habían sido 27 años en prisión.


Era un anciano.


No le mereció la pena.


Prefirió comer, jugar, conducir y seducir.


Su muerte ha derramado lágrimas de cocodrilo propias de P.W. Botha.


Su gloria ha sido globalizada porque no incomodó al orden establecido por el poder global.


Una gran obra que ha fracasado por el mutis de un actor de porte aristocrático, que, tras la máscara del triunfo político personal de Madiba y su elevación al Olimpo de los héroes universales, escondía la amarga e incoherente derrota del hundido pueblo de Mandela.




Congratulaciones




Cuando el ex-presidente terminó su incómoda entrevista con John Pilger de 1998, le fue dando palmaditas condescendientes, como perdonándole por haberle contrariado.


Caminaron juntos hasta su Mercedes, plateado como sus sienes, y desapareció entre un montón de hombres blancos con brazos enormes y cables en los oídos.


Uno de ellos dio una orden en la blanca lengua afrikaner, y se esfumaron.











Anuncios
04
Sep
11

Tragedias griegas – 2 – Odisea






Presentamos el capítulo del documental “DEUDOCRACIA“, de Aris Hatzistefanou y Katerina Kitidi.


Aborda el concepto de “deuda odiosa“, entendiendo como tal aquella deuda que se contrae por los gobernantes de un país de forma ilegítima, ilegal y/o inconstitucional, contraviniendo por tanto los fundamentos del Derecho.


Aplicándolo, la Deuda deja de ser “eterna“.


La Banca presenta un “punto débil“.


Y, por eso, sus mercados emiten “cantos de sirena” de apaciguamiento, y se apresuran a conseguir que sus políticos impongan, en la Constitución de cada país, la obligación de pagar la Deuda, sea cual sea el origen y destino de ésta.





El documental está en idioma griego, español e inglés, con nuevos subtítulos en español revisados y actualizados.


Este es el enlace para el visionado: Deudocracia


[DEUDOCRACIA – 2ª PARTE]





Al igual que en Argentina, el objetivo no es salvar la economía sino, más bien, a los Bancos y a las grandes empresas.





El FMI ejerció una gran presión sobre Argentina para que pagase sus deudas.


Muchas de las deudas estaban infladas, porque fueron transferidas de grandes empresas y de algunos de los Bancos más grandes del mundo, al Tesoro público, en un proceso agilizado por el FMI.


Se han adoptado medidas de “estabilización” para evitar que Grecia quiebre y deje de pagar la deuda.


Esas NO son medidas para reducir la deuda.


Es más que evidente que la deuda seguirá aumentando rápidamente, no sólo a pesar de esas medidas, sino, además, como consecuencia de las mismas.


Las medidas buscan claramente proteger a los prestamistas, proteger a los Bancos.


En pocos meses, el Gobierno griego dará a los Bancos 108.000 millones de euros, que es casi la cuantía total de los paquetes de rescate que recibió del FMI y de la UE.


(Extracto del documental “Genocidio social“)


Cuando Argentina se enfrentó a una situación similar… varios de los responsables fueron castigados.





La imagen de los presidentes que abandonan el palacio presidencial en helicóptero aún atormenta al FMI y a sus cómplices.


(Consigna: “Igual que en Argentina, una mágica noche, veremos quién es el primero en subirse al helicóptero.”)


(Graffiti: “Rebelión contra el Empobrecimiento”)


Un año después de la intervención del FMI, Grecia desplegó un intenso programa de “simplificación“, “racionalización” y “limpieza“.


Los delegados del FMI, la UE y el BCE se establecieron en Atenas de forma permanente, dictando sus políticas con un documento inconstitucional.


(Habla Dominique Strauss-Kahn, Presidente del FMI)


“La reforma de las pensiones fue un hito, pero ahora debemos ajustar los salarios a la productividad.”


Hoy día, ¿qué es Grecia?





¿Un país libre?… Si.


¿Independiente?… No.


Nos han reducido a meros vasallos.


Libertad es una cosa, soberanía nacional es otra.


El problema es que nuestro país ha perdido su soberanía nacional.


(Titular: “Hambre y pobreza para 20 años”)





(Titular: “Cierran 1.056 colegios”)


En estrecha colaboración con sus prestamistas extranjeros, el gobierno se vuelve contra los ciudadanos, al adoptar duras medidas de austeridad.


El resultado es: pobreza, cierres y desempleo.


(Habla Nikitas Kanakis, presidente de “Médicos del Mundo – Grecia”)


Lo que ocurre en en el centro de Atenas es una crisis humanitaria.


Tiene todos los rasgos distintivos: personas que padecen hambre ó están sin hogar, que carecen de medicamentos y atención médica… Personas que sólo dan vueltas por las plazas…


No es muy distinto de lo que vemos en los países del Tercer Mundo.


Y eso que nosotros sólo tratamos con los más pobres entre los pobres.





Hay personas que aún mantienen algunos derechos de la Seguridad Social, pero que son insuficientes.


Como decía una mujer jubilada: “O comida, o medicina… Pero no puedo pagar las dos”.


Las medidas del gobierno no sólo empeoran las condiciones de vida de los ciudadanos.


Además, suponen una amenaza directa e inmediata para sus vidas.


(Habla Panos Papanikolaou, neurocirujano)


“Hasta ahora, TODOS los países ‘apoyados’ por el FMI han sufrido una brutal caída de la ‘esperanza media de vida’, es decir, del número medio de años que viven las personas.


Hay países donde, tras la terrible experiencia del FMI, el promedio de vida se redujo entre 5 y 10 años.


Con los recortes a los que enfrentamos ahora, es seguro que nuestra esperanza de vida se reducirá considerablemente.”





Los ciudadanos reaccionan.


El gobierno está rompiendo los más elementales principios de la democracia.


La penalización del uso de capucha, las detenciones injustificadas, y por policías que llevan capucha… son medidas propias de un régimen paramilitar.


(Pancarta:  “Esta <<liberalización del gas lacrimógeno>> nos deja sin dinero para la educación gratuita.”)


(Habla Alain Badiou, filósofo)


Las crisis siempre desembocan en medidas antisociales y antipopulares, que pueden ser especialmente duras.


Así es como el Capitalismo controla la situación.


Por supuesto, el Capitalismo debe conseguir que estas medidas sean aceptadas.





Para ello, emplea la violencia.


En respuesta a la alerta de tormenta financiera, la Democracia deja paso a la Deudocracia.


(Graffiti:  “Pobres, no os comáis unos a otros… ¡Comeos a los ricos, están más gordos!”)


La crisis capitalista provoca una devaluación general.


La devaluación del valor se debe a la especulación financiera.


Alguien tiene que pagar esta devaluación.


Sin embargo, los capitalistas no tienen la menor intención de pagarla.


No son, para nada, altruistas.


Pero, si los que causaron la crisis no están dispuestos a pagar, ¿por qué deberíamos pagar nosotros?


En el pasado, docenas de países han logrado rechazar las deudas no contraídas por sus ciudadanos, ateniéndose a normas del Derecho Internacional, tales como el concepto de “deuda odiosa“.





(“La historia de la deuda odiosa“)


Retrocedamos a los años 20′, con Alexander Sack.


Sack era ministro, y especialista en derecho de la Rusia zarista.


Tras la Revolución de 1917, dio clases en universidades de Europa y EEUU.


En 1927, se le ocurrió una idea brillante: el concepto de “deuda odiosa“.


Una deuda es “odiosa” si concurren 3 requisitos previos:

1. El gobierno del país recibe un préstamo sin el conocimiento ni la aprobación de los ciudadanos.

2. El préstamo se destina a actividades no beneficiosas para el pueblo.

3. El prestamista está informado de esta situación, pero se hace el tonto.





Las propuestas de Sack suenan progresistas, incluso revolucionarias…


Pero, en realidad, ese concepto ya había sido usado antes para servir a los intereses de una superpotencia emergente: los EEUU de América.





EEUU ya habían usado el concepto de “deuda odiosa” en 1898, cuando ganaron la guerra hispano-estadounidense, y se anexionaron Cuba.


Su problema era que, junto con Cuba, iba la deuda contraída por el régimen colonial español.


Y, dado que el colonialismo español había durado 4 siglos, desde 1492, cuando Colón llegó a América, hasta 1898… la deuda era muy elevada.


Por supuesto, los EEUU no tenían ninguna intención de pagar por los errores de regímenes anteriores, así que declararon que la deuda de Cuba era “odiosa“, y, simplemente, se negaron a pagarla.


Pero lo mismo había sucedido en México, unas décadas antes.


Cuando los republicanos derrocaron al emperador Maximiliano I, declararon que su deuda era “odiosa“.


Maximiliano había pedido enormes sumas de dinero, a tipos de interés excesivamente altos, para hacer frente a la sublevación contra él.





Como debía mucho a sus prestamistas, pero, sobre todo, al pueblo de México, fue condenado a muerte, y fusilado.


La mayoría de declaraciones de “deuda odiosa” de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la realizaron países subdesarrollados del continente americano.


En realidad, detrás de todas esas declaraciones de cese de pagos, se encontraba la misma superpotencia emergente: EEUU.


Y esta misma superpotencia trajo el concepto de “deuda odiosa” al siglo XXI.





Diciembre de 2002: la Casa Blanca está dando los últimos retoques a los planes de invasión y ocupación de Irak.


Pero, antes de iniciar del ataque, los estadounidenses se preparan para el día después de la caída de Saddam Hussein.


El Departamento de Estado sabe que tendrá que lidiar con la enorme deuda nacional de Irak.


Por eso, buscan declarar tal deuda como “odiosa“.


Un comité secreto propone que el primer gobierno provisional de Irak declare el cese de los pagos, con el pretexto de que el pueblo iraquí no tiene por qué pagar la “deuda odiosa” contraída por el régimen iraquí.


Ahora sí que está todo listo para el ataque





“Queridos ciudadanos, en estos momentos, las Fuerzas Armadas de los EEUU y sus aliados están llevando a cabo la primera fase de una operación militar para desarmar a Irak, liberar su pueblo y defender al mundo de un gran peligro.”




(Habla Éric Toussaint, presidente del Comité para la Abolición de la Deuda del Tercer Mundo-CADTM)


En marzo de 2003, EEUU y sus aliados invadieron Irak.


Tres semanas después, el Secretario del Tesoro de EEUU convocó una cumbre de sus homólogos del G-8 en Washington, y declaró que la deuda de Sadam Hussein era “odiosa“.


Dijo: “El régimen de Sadam es dictatorial, y su deuda debe ser rechazada…El nuevo gobierno de Irak debe quedar libre de la deuda de Sadam.”





“Las operaciones militares de campo han terminado. En la batalla de Irak, EEUU y sus aliados han salido vencedores.”


George W. Bush había ordenado al ex-Secretario de Estado, James Baker, que convenciese a la comunidad internacional de que la deuda de Irak era “odiosa“.


Baker reiteró que Saddam Hussein había malgastado el dinero de su pueblo en la construcción de palacios y en la compra de armas.


Los diplomáticos estadounidenses comprobaron que Irak debía miles de millones de dólares a Francia y Rusia por la compra de misiles Exocet y aviones de combate Mirage F1 y MIG.


En realidad, el proceder de Sadam Hussein no era muy diferente al de muchos líderes occidentales.


Para el mundo árabe, los palacios son como los Juegos Olímpicos para Occidente: una demostración de dominio económico y geopolítico.





La diplomacia estadounidense consiguió que se declarase “odiosa” la deuda de Irak, y el pueblo iraquí quedó exonerado de pagarla.


Sin embargo, Washington se dio cuenta de que había sentado un peligroso precedente.


Por primera vez en el siglo XXI, la mayor superpotencia había legitimado el concepto de “deuda odiosa“.





Así que decidieron ocultar este caso bajo la alfombra.


Los otros países respondieron:


“OK, vamos a reducir la deuda de Irak un 40% a través del Club de París, pero el concepto de “deuda odiosa” no debe volver a ser utilizado oficialmente, porque otros países podrían reclamar ese derecho.”


Por ejemplo, el Congo rechazaría la deuda de Mobutu, Filipinas se negaría a pagar la deuda de la dictadura de Marcos, y Sudáfrica se negaría a pagar la deuda del régimen del apartheid


Para evitar que se extendiera el concepto de “deuda odiosa” al siglo XXI, acordaron llamarlo “decisión especial sobre Irak.


Sin embargo, es obvio que se utilizó el concepto de “deuda odiosa“.




“Creo que sería un error que Irak siguiese endeudada por los pecados de un dictador derrocado”   (Obama, 22 de julio de 2009).


EEUU siguió ayudando a Irak a cancelar viejas deudas.


Pero nadie en Washington quería ni oír hablar de la expresión “deuda odiosa“.


Irak logró eliminar una gran parte de su deuda, con el apoyo de un imperio.


Pero hubo otro país que decidió alzarse, y enfrentarse al FMI, y a sus otros grandes prestamistas.


Consiguió demostrar que su deuda no sólo era “odiosa”, sino también ilegítima e inconstitucional.





Bienvenidos a Ecuador.




Ecuador podría haber sido uno de los países más ricos de Sudamérica.


Pero, desde el momento en que se descubrió petróleo, el país sólo conoció dictadores, pobreza, deudas y “francotiradores financieros“.





(Habla John Perkins, ex-francotirador financiero)


“Mi verdadero trabajo era ofrecer préstamos a países…


Préstamos tan enormes, que sería imposible devolverlos.


Y, por ejemplo, se concedían 1000 millones de dólares a Indonesia o Ecuador, con la condición de dedicar el 90% del préstamo a contratar a empresas estadounidenses.


Empresas de infraestructuras, como Halliburton o Bechtel.


Esas empresas construirían estaciones eléctricas, ó puertos, ó autopistas…


Eso da servicio a unas pocas familias ricas del país.


Los pobres se quedan con una enorme deuda, que no podrán pagar jamás.”




En 1982, Ecuador fue visitado por el FMI y por un “comité de sabios” que representaba a los grandes acreedores.


Ecuador se había visto forzado a pedir más y más préstamos para poder pagar los préstamos anteriores.





(Habla Hugo Arias, director del Comité Auditor de Ecuador)


Ecuador ha sido continuamente saqueado por el Norte.


Por ejemplo, desde los 80‘ hasta el año 2005, casi el 50% del presupuesto del estado fue utilizado para pagar la Deuda, y sólo el 4% se destinó a la atención de la salud400 millones para salud, 800 millones de dólares para educación, y 4000 mil millones de dólares para Deuda.


Estábamos matando a nuestra población.”







El pueblo ecuatoriano se sublevó.


Cuando Lucio Gutiérrez llega al poder, la política parece tomar otro rumbo.


Gutiérrez prometió beneficios sociales.


Se presenta casi como socialista, pero, en cuanto asume el cargo, pacta un nuevo acuerdo con el FMI y aplica medidas de extrema austeridad.





El pueblo le fuerza a irse en el mismo medio de transporte que usaron los presidentes argentinos: en helicóptero.


Cuando el Vice-Presidente Palacio sube al poder, comienza con buenas intenciones, pero pronto se somete a Washington.


Así que la gente acude al único político que se resiste a ceder a la presión internacional: Rafael Correa.





Correa había estudiado economía en Europa y EEUU, y sabía muy bien cómo se puede manejar al Banco Mundial y al FMI cuando se tiene voluntad política.


Ya como Ministro de Economía, en 2005, Correa había declarado que no era normal que los ingresos del petróleo se destinaran a pagar la Deuda.


Era injusto para la población.


Anunció que el 80% de los ingresos del petróleo se destinaría a mejoras sociales como la educación, la salud, y la creación de empleo, y sólo el 20% iría al pago de la deuda.


Entonces, el Banco Mundial declaró que, si esa ley se aprobaba, dejaría de hacer más préstamos a Ecuador.


Se trataba de una intromisión evidente del Banco Mundial en la política interna de Ecuador.


Correa declaró que no se aceptarían las imposiciones del Banco Mundial.


Correa optó por dimitir, en lugar de someterse.


Esta decisión le hizo muy popular.


La gente dijo:

“Este hombre decidió dimitir de ministro para defender la dignidad y los intereses del pueblo”.






Correa fue elegido Presidente en 2006.


Una de sus primeras decisiones fue expulsar al representante del Banco Mundial y pedir a la delegación del FMI que abandonara las oficinas del Banco Central de Ecuador.


Funcionarios del FMI, como Bob Traa, que más adelante llegaría a Grecia, ya habían sido tachados de “indeseables” por el pueblo del Ecuador.


(Habla Rafael Correa, Presidente de Ecuador, 2006- )

“Esta burocracia internacional… incompetente y deshonesta, tendrá que respetar a nuestro país…Por eso hemos expulsado al representante del Banco Mundial del país, y nos reservamos el derecho de iniciar las acciones legales pertinentes por los perjuicios causados al país… Además, nos reservamos el derecho de calificar como “ilegal” la Deuda que tenemos con el Banco Mundial.”



30
Jun
11

Zeitgeist Hacia Adelante -4- Levantamiento




Presentamos el cuarto y último capítulo del documental “Zeitgeist: Moving Forward”, que se titula “Levantamiento”. El sistema socioeconómico actual basado en el Dinero es totalmente insostenible: no sólo no cubre las necesidades de todos y cada uno los seres humanos, sino que constituye una amenaza real que no parará hasta nuestra extinción. Ante el peligro de atravesar un punto sin retorno, urge el tránsito a una economía apolítica basada en los Recursos.


Está en idioma inglés, con subtítulos en español.


Estos son los enlaces para el visionado:





Esta es la transcripción:








– Buenos días, queridos alumnos. Sentaos, por favor. La pregunta de hoy es: ¿qué os gustaría ser de mayor?… ¿Quién quiere responder primero ?… ¿Tú, Sara?

– ¡Cuando sea mayor, quiero trabajar en McDonald’s, como mi mamá!

– Seguirás la tradición familiar, ¿eh?… ¿Y tú, Linda?

– ¡Yo seré prostituta en Nueva York!

– Ah, una chica con glamour. Qué ambición… ¿Y tú, Tommy?

– Yo voy a ser un hombre de negocios rico y elitista, trabajaré en Wall Street, y me lucraré con la bancarrota de las economías extranjeras.

– Qué emprendedor… ¡ Bien por tu interés en otras culturas !





[Víctimas de la Cultura]

Como vimos antes, una Economía basada en los Recursos aplica el método científico en bien de la sociedad, y no sólo en el ámbito de la eficiencia técnica.

También busca, sin rodeos, el completo bienestar social y humano.

¿Acaso el propósito de un sistema social no es sino producir la felicidad y la convivencia pacífica?





Eliminando el sistema monetario y cubriendo nuestras necesidades vitales, veríamos una reducción del 95% de los delitos casi inmediatamente, porque no habría nada que robar, estafar, ni malversar…

El 95% de las personas están en prisión por un delito relacionado con el dinero o la adicción a las drogas, y la adicción a las drogas es un trastorno, no un delito.

¿Y el 5% restante?

Los verdaderamente violentos… De los que se dice que son violentos sólo por el “placer” de serlo…

¿Son simplemente gente malvada?

Sinceramente, hacer juicios morales acerca de la violencia de las personas, es perder el tiempo, no aporta nada.

No ayuda, ni a comprender las causas, ni a prevenir el comportamiento violento.

A veces me preguntan si creo en lo de “perdonar” al delincuente.

Mi respuesta es: “No, no creo en el perdón, pero tampoco creo en la condena”.

Cuando nuestra sociedad consiga tratar la violencia como un problema de salud pública y medicina preventiva, en vez de como el mal moral… Cuando cambiemos nuestras actitudes, suposiciones y valores, entonces que lograremos reducir la violencia, porque, actualmente, lo que hacemos es estimularla.





Cuanto más busques justicia, más daño te harás, porque hoy la justicia no existe.

Ahí fuera, hay lo que hay.


Y ya está.


O sea, si se condiciona a la gente para que sean racistas intolerantes, si se les educa en un entorno que lo promueve, ¿por qué se les culpa por ser así?

Son víctimas de una subcultura.

Y debemos ayudarlas.


Debemos rediseñar el entorno que causa ese comportamiento aberrante.

Así se soluciona el problema.

No se soluciona encerrando a una persona en la cárcel.

Por eso, los conceptos de “juez“, “abogado” o “libre albedrío“, son peligrosos, porque aportan desinformación.

Que si esa persona es “mala“…

Que si esa otra es un “asesino en serie“…





Los “asesinos en serie“… no son, se hacen, igual que los soldados se hacen asesinos en serie con metralletas.

Se hacen máquinas de matar, pero nadie los ve como homicidas o asesinos, lo ven “innato“.

Así que, culpamos a la gente.

Decimos: “Mira, este fue un nazi, torturó judíos“.

No: le educaron para torturar judíos.

Se acepta como cierto que las personas pueden elegir libremente, pero “elegir libremente” significa “sin influencia”, y eso no es posible.

Estamos influidos en todas nuestras decisiones por la cultura en que vivimos, por nuestros padres y por los valores dominantes.

Estamos influidos. No hay “libre albedrío“.





¿Cuál es el mejor país del mundo?

La respuesta lógica sería: “No conozco todo el mundo ni todas las culturas como para responder a esa pregunta“.

Pero no conozco a nadie que dijera eso.

Es fácil decir: “El mejor país es EEUU, claro“.
– ¿Cómo lo sabes? ¿Has estado en la India?
– No.
– ¿Y en Inglaterra?
– No.
– ¿Y en Francia?
– No.
– Entonces, ¿por qué afirmas eso?”

No pueden responder, pero se enfadan contigo.

Dicen: “¡Maldita sea!… ¿Quién eres tú para decirme lo que debo pensar?

En fin… No olvides que es gente anómala.

No se les puede responsabilizar, son víctimas de la cultura, están influidos por su cultura.





[Parte 4:  Levantamiento]

La idea de una Economía basada en los Recursos suele encontrar cierta oposición…

– ¡Eh!
– ¡Eh! ¡Oiga!
– ¡Un momento!
– Ya sé de qué va. Se llama “marxismo”, amigo.
– Con estas ideas, Stalin mató a 800 millones de personas …
– ¡Mi padre murió en el Gulag!
– ¡Comunista!
– ¡Fascista!
– ¡Si no te gusta este país, deberías irte!
– Vale, mantengan la calma…
– ¡Muerte al Nuevo Orden Mundial!
– ¡Muerte al Nuevo Orden Mundial!

La irracionalidad se abría paso en una sorprendida y confundida audiencia, cuando, de repente, el narrador sufrió un mortal ataque al corazón.

Y el supuesto documental de propaganda comunista, terminó.

[Error del sistema]

[Copia de seguridad… Restaurada]





– Mira, esto mismo se lo he explicado a teóricos, a “think tanks” como el Club de Roma, y a otros… y me dicen “¡Marxista!”.

¿Cómo?… ¿”Marxista“?… ¿De qué?…

Sólo conocen lo actual, y se aferran a ello.

Es su Santo Grial, y es muy fácil de usar, ya sabes.

La gente me pregunta si soy Socialista o Comunista o Capitalista… Yo respondo que no soy ninguno de ellos.

¿Por qué deberían ser las únicas opciones?

Todas esas teorías políticas las crearon escritores que asumieron que vivíamos en un planeta con recursos ilimitados.

Ninguna de esas teorías políticas se planteaba que alguna vez pudiera haber escasez de algo.

Yo creo que comunismo, socialismo, libre empresa y fascismo son parte de una evolución social.

No puede haber grandes saltos de una cultura a otra, se pasa por sistemas intermedios.

Las necesidades vitales se imponen a cualquier “ismo“, y esas necesidades vitales, reitero, incluyen todo lo necesario para poder seguir viviendo: el aire, el agua, la seguridad, la educación… todas esas cosas que precisamos y compartimos, y que son imprescindibles para la vida, en cualquier cultura.

Hay que ceñirse a las necesidades vitales, y eso no lo hace ningún “ismo“.

Analizar el valor de la vida.






[Inaceptable]

Es un hecho histórico probado y recurrente que la cultura intelectual dominante de cualquier sociedad, defiende los intereses del grupo dominante en esa sociedad.

Una sociedad con esclavos, sostiene ideas sobre el ser humano, los derechos humanos, etc., conforme al punto del vista de los esclavistas.

Si una sociedad se basa en que pocas personas controlen y se lucren con las vidas y el trabajo de millones de personas, la cultura intelectual dominante defenderá los intereses del grupo dominante.

Se refleja en todos los ámbitos, si te das cuenta…

Las ideas que difunden la Psicología, la Sociología, la Historia, la Economía y la Política reflejan fundamentalmente los intereses de la élite.

Y las voces académicas disidentes suelen ser dadas de lado, o son vistas como “radicales“.


Los valores dominantes de una cultura tienden a sostener y perpetuarlo que es recompensado por esa cultura.




Y en una sociedad donde el éxito y el estatus se miden por la riqueza material, y no por la contribución a la sociedad, es fácil ver por qué hoy el mundo está como está.

Nos enfrentamos a una perversión del sistema de valores.

Los valores están completamente desnaturalizados, porque la salud personal y social son secundarias frente a esos conceptos nocivos de riqueza artificial y crecimiento ilimitado.

Y la perversión se propaga, como un virus, e invade todos los ámbitos, ya sean los medios de comunicación, los de entretenimiento, e incluso el ámbito académico.

Y se aplican mecanismos de protección contra cualquiera que discrepe.





Los discípulos de la religión del Mercado Monetario, los autoproclamados guardianes del statu quo, buscan continuamente formas de evitar cualquier tipo de pensamiento que pueda interferir con su credo.

La manera más típica es crear una “dualidad obligatoria“.

Si no eres Republicano, debes ser Demócrata.

Si no eres Cristiano, entonces eres Satánico.

Y si crees que la sociedad se puede mejorar, proponiendo, por ejemplo, una cobertura universal, te tachan de “Utópico“.

Y la más maligna de las acusaciones, es: si no estás a favor del “libre mercado“, debes estar contra la libertad en sí.

¡Yo creo en la libertad!





Cada vez que oigas la palabra “libertad” dicha desde cualquier instancia donde “influya” el poder, significa, decodificada: “desviar masivamente el dinero de todos para dárselo a los que ya acumulan dinero privado“.

Así es.


Y todo lo demás que añadan: “Oh, la gente demanda más productos”…”Oh, es la lucha de la libertad frente a la tiranía“, etc… Todo se decodifica igual.

Siempre que lo dicen, viene a significar eso, no falla, siempre usan la misma sintaxis.

Es una sintaxis para controlar las creencias y los valores.

Esa sintaxis se emplea incluso inconscientemente, aunque luego uno se excuse con:

“¡Oh, no quería decir eso!”… En realidad, lo ha dicho.

Es igual que la gramática: uno sigue las reglas gramaticales, aunque no se dé cuenta.

Así subyace esa “sintaxis del valor dominante”.

Por eso, cada vez que usan expresiones como: “injerencia del gobierno”, “falta de libertad”, “libertad”, “progreso” o “desarrollo“… todas se traducen en lo mismo.

Por supuesto, la palabra “libertad” se suele oír en la misma frase que la palabra “democracia“.

Es increíble que tantas personas de veras piensen que pueden influir en las decisiones de sus gobiernos, y olviden que lo que el actual sistema realmente propugna es que “todo está en venta”.






El único voto que cuenta es el voto del dinero, por mucho que se reclamen ética y responsabilidades.

En una economía de mercado, cada político, cada ley, y, por tanto, cada gobierno, están en venta.





Incluso, pese a los 15 billones de euros destinados a rescates bancarios desde 2007, dinero que habría bastado para cambiar, por ejemplo, toda la infraestructura energética del planeta a fuentes totalmente renovables, si no se hubiera destinado a salvar unas instituciones financieras que, literalmente, no hacen nada para ayudar a la sociedad, y que podrían ser eliminadas mañana mismo, sin problemas… Aún así, estamos condicionados para seguir creyendo a pies juntillas, que la política y los políticos, existen “por el bien del pueblo“.

En realidad, en una economía de mercado, la política es un negocio como cualquier otro, y a los políticos sólo les preocupan sus propios intereses.




(Habla George Carlin)

– Sinceramente, yo no creo en la acción política.

El sistema se contrae y se expande según él mismo lo requiera.

Engulle y mitiga los cambios.

Por ejemplo, el movimiento pro-derechos civiles fue descafeinado por los dueños del país.

Saben lo que les interesa, sueltan un atisbo de libertad, una ficción de libertad: el poder votar de vez en cuando, para así mantener este espejismo de libertad.

De qué les sirve a los esclavos decir: “¡Oh, he votado!“…

Los límites del debate están ya fijados antes de que el debate siquiera comience, y a todos los demás, se les deja al margen, y se les hace parecer comunistas, o gente desleal, o chalados

En realidad, es una “conspiración“, pero han conseguido que parezca descabellado pensar que los poderosos puedan reunirse y tener un plan… “¡Eso no es verdad!… ¡Eres un ‘chalado’!… ¡Un ‘conspiranoico’!”





Y, de todos los mecanismos de defensa de este sistema, los más que más reiteran son dos…

El primero, es la idea de que el sistema ha sido la “causa” del progreso material que hemos visto en este planeta.

Pues… No.


Las 2 causas fundamentales del aumento de la supuesta “riqueza” y del aumento de la población, son:


  1. El avance exponencial de las tecnologías de producción, fruto del genio científico.
  2. El descubrimiento de la abundante energía de los hidrocarburos, en que se basa el actual sistema socio-económico.


El sistema de libre mercado / capitalista / economía de mercado, no ha hecho nada, excepto subirse al carro de esos acontecimientos con un canallesco sistema de incentivos, y un muy dispar y desigual uso y reparto de lo obtenido.





La segunda defensa es un prejuicio social agresivo, causado por tantos años de propaganda, que ve cualquier otro sistema social como un camino a “la tiranía“, en referencia a Stalin, Mao, Hitler… y las muertes que causaron.

Pero, por muy despóticos que estos hombres y sus sociedades hayan sido, en lo que a matar respecta, en lo que al asesinato sistemático diario y masivo de seres humanos respecta, nada en la historia se puede comparar con el sistema actual.

Las hambrunas de, al menos, el siglo pasado, no las causó la falta de alimentos.

Las causó la pobreza.





Cuando los recursos económicos están tan injustamente distribuidos, los pobres no tienen suficiente dinero para comprar comida.

Esto es un ejemplo de la “violencia estructural”.

Otro ejemplo: en muchas zonas, y particularmente en África, decenas de millones de personas están muriendo de SIDA.

¿Por qué mueren?


No porque no sepamos cómo tratar el SIDA.

Hay millones de personas en los países ricos que sobreviven fenomenalmente porque pueden tomar medicinas.




Las personas que mueren de SIDA en África no están muriendo a causa del virus VIH… Están muriendo porque no tienen dinero para pagar esas medicinas que los mantendrían con vida.



Gandhi ya lo advirtió. Dijo: “La forma más letal de violencia es la pobreza”.




Y eso es totalmente cierto.


La pobreza mata mucha más gente que todas las guerras de la historia; mata más personas que todos los asesinos de la historia; mata más que todos los suicidios de la historia…

La “violencia estructural” no solo mata más gente que toda la “violencia conductual” junta…

La “violencia estructural” es, además, la mayor causa de “violencia conductual“.

[El pico máximo se ha sobrepasado]





El petróleo es la base de la civilización humana, y se utiliza en todos sus ámbitos.

Se consumen 10 calorías de energía de hidrocarburos (petróleo y gas natural) para producir cada caloría de la comida que comemos en el mundo industrializado.

Los fertilizantes se hacen a partir de gas natural.

Los pesticidas se hacen con petróleo.

Las máquinas para plantar, arar, irrigar, cosechar, transportar y empaquetar, se propulsan por petróleo.

Todo el plástico para envolver la comida procede del petróleo.

Hay 26 litros de petróleo en cada neumático.

El petróleo está en todos lados; es omnipresente.

El petróleo es la única causa de que haya 7 mil millones de personas en este planeta.

La llegada de esta energía fácil y barata, equivalente, por cierto, al trabajo de miles de millones de esclavos las 24 horas del día, cambió el mundo radicalmente durante el último siglo, permitiendo multiplicar por 10 la población.

Pero, para el 2050, las reservas petrolíferas sólo permitirán mantener a menos de la mitad de la población mundial, al ritmo actual.

Habrá que realizar enormes ajustes con respecto al actual modo de vida.

Hoy, las nuevas prospecciones de petróleo sólo cubren la sexta parte del consumo.

Hace 5 años, cubrían la cuarta parte.

Dentro de 1 año, sólo cubrirán la octava parte.

Lo que me inquieta es la pasividad de los gobiernos mundiales y de los líderes de la industria mundial, para hacer algo diferente.

Se genera algo más de energía eólica, se comienza a utilizar la energía mareomotriz, se hacen los coches un poco más eficientes, pero no se atisba ninguna revolución energética, sólo se aplican pequeñas medidas, lo cual, es bastante aterrador.

Y los gobiernos, dirigidos por estos economistas a los que les importa un comino todo esto, tratan de estimular el consumismo y recuperar la prosperidad pasada, como si se pudiera volver al pasado.





Están imprimiendo aún más dinero sin disponer de aval o garantía.

Aunque la economía mejore, y se consiga ese estupendo crecimiento, será solamente pasajero: en poco tiempo, más en meses que en años, volverá de nuevo el problema del abastecimiento, habrá otra alza súbita de los precios, y otra recesión, aún más profunda.

Hemos entrado en una sucesión de círculos viciosos.

Llega el crecimiento económico, los precios se disparan, y todo se viene abajo.

Como ahora.


Luego, empieza a subir de nuevo, pero la energía ya es más cara.

Hemos sobrepasado el pico máximo, y la producción de petróleo desciende.




Ya no se puede incrementar el ritmo de extracción.

Si la economía se ralentiza, el precio del petróleo cae, como sucedió en 2009, pero luego viene una “recuperación“, y el precio del petróleo vuelve a subir.

Y, aunque el precio del barril ronde los 80 dólares, con esta crisis financiera y económica, a la gente le cuesta pagarlo.

Actualmente, la producción mundial de petróleo es de 86 millones de barriles diarios.

Dentro de 10 años, se producirán 14 millones de barriles diarios menos.

No hay alternativas preparadas para poder satisfacer ni siquiera el 1% de esa reducción.

Si no hacemos algo rápidamente, habrá un gran déficit energético.

Creo que hace 10 años cometieron el gran error de no reconocer que se precisaba un esfuerzo coordinado para desarrollar las energías sostenibles.

Nuestros nietos nos recordarán con total estupefacción… “Sabíais que era un recurso limitado… ¿Por qué diantres construísteis la economía sobre algo que iba a desaparecer?”




Por primera vez en la historia de la Humanidad, nuestra especie se enfrenta al total agotamiento del recurso básico en el que se basa nuestro actual sistema de supervivencia.

Y para colmo, pese a la escasez de petróleo, el sistema económico sigue impulsando ciegamente su canceroso modelo de crecimiento…

Para que la gente salga a comprar más vehículos propulsados por petróleo que generan más PIB y empleo

Empeorando el declive.






¿Hay soluciones para reemplazar los hidrocarburos?

Por supuesto.


Pero los pasos que hay que dar para realizar los cambios, no los puede definir la economía de mercado, la cual sólo implementa nuevas soluciones si se pueden obtener beneficios de ellas.

No se invierte en energías renovables porque no dan beneficios, ni a corto ni a largo plazo.

Pero la necesaria transición conllevará grandes pérdidas económicas.

En fin, que no hay ningún incentivo monetario.

Y, en este sistema, si no hay incentivo monetario, no se hace nada.

Y además, el agotamiento del petróleo es sólo una de las muchas consecuencias de este tren en llamas que sigue ganando velocidad.





También ha disminuido el agua dulce que nos sustenta.

Hoy sufren escasez de agua 2800 millones de personas, y para 2030, la sufrirán 4000 millones de personas.

En cuanto a la producción de alimentos, las tierras cultivables, de las que procede el 99,7% de nuestros alimentos, se están destruyendo 40 veces más rápido de lo que se crean, y en los últimos 40 años, el 30% de la tierra cultivable se ha convertido en tierra improductiva.

Además, los hidrocarburos son la columna vertebral de la agricultura actual, y, al disminuir, también lo hará el suministro de alimentos.





En cuanto a los recursos en general, con el ritmo actual de consumo, para el año 2030, necesitaremos 2 planetas.

Por no hablar de la continua destrucción de la biodiversidad, que provoca extinciones y desestabilización del medioambiente en todo el mundo.

A todo este declive, se suma el crecimiento casi exponencial de la población: para el 2030, podría haber más de 8000 millones de personas en el planeta.

Para satisfacer esa demanda en 2030, la producción de energía tendría que aumentarse un 44%.





Y, de nuevo: visto que sólo el dinero promueve la acción, ¿es previsible que algún país de este planeta pueda costear los enormes cambios necesarios para transformar la agricultura, el tratamiento de aguas, la producción de energía, etc.?

Justo ahora, que la pirámide de la deuda global está paralizando poco a pocoal mundo entero…

A esto se añade el alto nivel actual de desempleo, que será crónico, por ser un “desempleo tecnológico“.

Los trabajos no van a volver.

Por no hablar, finalmente, de la perspectiva social global.





Gracias a este sistema, la pobreza en el planeta se ha duplicado entre 1970 y 2010, y, viendo cómo van las cosas, ¿crees de veras que la pobreza, el sufrimiento y el hambre no volverán a duplicarse?





[El comienzo]

No va a haber ninguna recuperación.





Esta no es una larga recesión que vaya a terminar algún día.

Con la próxima ola de colapsos económicos, creo que veremos disturbios sociales masivos.

Cuando se dejen de pagar los subsidios de desempleo porque los estados no tengan más dinero, y las cosas vayan tan mal, que la gente retire su confianza en los líderes electos y demanden un cambio.

Si antes no nos matamos unos a otros, o destruimos el medioambiente.

Tengo miedo de que lleguemos a un punto sin retorno

Eso no deja de preocuparme.

Debemos hacer todo lo que podamos para evitar llegar a ese punto.

Está claro que nos acercamos a un gran cambio en la vida humana…

Un cambio tremendo en relación a la vida en el siglo pasado.

Ha de haber una relación entre la economía y los recursos de este planeta, entendiendo por recursos: la vida animal y vegetal, la salud de los océanos y todo lo demás.

El sistema monetario sólo parará con la muerte del último ser humano.

El grupo en el poder hará lo que sea para permanecer al frente, eso debes tenerlo claro.




Usarán al ejército, la marina, las mentiras… y todo lo que haga falta para seguir en el poder.

No renunciarán al poder, porque no conocen ningún otro sistema donde les vaya a ir mejor.





(Las protestas globales paralizan la economía mundial)

(Noticias desde Nueva York, en directo)

(Noticias desde Londres, en directo)

(Protestas masivas en Pekín, China, en directo)

(En directo, desde España)

(En directo, desde Sudáfrica)

(Protestas en Moscú, en directo desde Rusia)

(Canadá protesta, desde Toronto a Vancouver)

(Arabia Saudí, en directo)





(Las guerras por la energía asolan Oriente Medio)

(La criminalidad se dispara en Occidente)

(La ONU declara el estado de emergencia global)

(La falta de agua va de África a Eurasia)

(El desempleo global llega al 65%)

(Aumenta el riesgo de Guerra Mundial)

(El derrumbe de la Deuda provoca escasez alimentaria)



[Tíralo]




(En medio de las protestas pacíficas masivas, se están retirando billones de dólares de las cuentas bancarias de todo el mundo, y los billetes se están arrojando a la puerta de los bancos centrales de todo el mundo)



ESTE ES TU MUNDO


ESTE ES NUESTRO MUNDO


ES LA HORA DE LA REVOLUCIÓN



(www.thezeitgeistmovement.com)




20
Dic
10

8 de cada 10



El paro es la principal preocupación para 8 de cada 10 españoles.


Pese a que 8 de cada 10 españoles ya percibe que estar en la Unión Europea (UE) es perjudicial para la economía, es relevante que 8 de cada 10 entienda que la clase política no es un problema


O lógico, si asumimos que quien mueve los hilos es la Banca8 de cada 10 empresas ha tenido problemas para encontrar financiación. El dinero público que va al ámbito privado no vuelve si no es con intereses leoninos.


Y 8 de cada 10 percibe que al gobierno y a la oposición  mayoritaria, sólo le preocupan los intereses de la industria cultural… Como la llamada Ley Sinde, redactada tras intensa presión desde EEUU, cuya aprobación sólo depende de las exigencias de la derecha nacionalista tras el primer rechazo, o los nuevos canales televisivos neo-conservadores.


Nada de leyes para doblegar a la Banca… pero sí para legislar el grandísimo “interés cultural general” de las retransmisiones deportivas.





Y funciona. 8 de cada 10 espectadores vimos la final España-Holanda del Campeonato Mundial de Fútbol 2010 pagado por la Sudáfrica oculta.


Casi 8 de cada 10 ciudadanos consideran que la ciencia y la tecnología tienen más beneficios que perjuicios. Pensamos que las utilizarán para nuestro bien, que el papel de la tecnología era satisfacer nuestras necesidades y deseos… Luego resulta que las máquinas se suelen utilizar para reemplazar el trabajo humano, y no repercute el alza de la productividad lograda en mejorar gratuitamente el bienestar de la gente (por no hablar de los usos policiales y militares).




8 de cada 10 personas que tienen un familiar a su cargo sufre ansiedad y estrés. Eso no lo van a arreglar las máquinas. Pero los ahorros de costes podrían orientarse a un sistema público de atención sanitaria y domiciliaria universal que mejorase la vida de ancianos y enfermos, y de sus familiares.


Ese interés no interesa. Está claro.  “Cuando el lucro es la finalidad principal de las actividades tecnológicas, caso ampliamente mayoritario, el resultado inevitable es considerar a las personas como mercaderías“.


Así que, entre la espada y la pared, justo aquellos que debían preparar la sociedad para la siguiente generación (sobre todo, los que tienen entre 45 y 54 años), se afanan por llevar al límite una obsesión que afecta a casi 8 de cada 10 españoles: perder peso.


Peso físico, para acompañar al moral, que ya anda bajo. Vacíos, pero delgados. Superficiales, pero flacos.





Y pasamos a asumir como simple anécdota que al menos 8 de cada 10 adolescentes consigue alcohol sin dificultad, o que casi 8 de de cada 10 estudiantes españoles vivan en casa de sus padres, mientras que solo 1 de cada 10 lo hace en Suecia.


Asistimos impasibles al hecho de que 8 de cada 10 españoles respira aire perjudicial para su salud, o que 8 de cada 10 productos que contienen transgénicos no lo advierten en su etiquetado.


Mucho más lejos queda demandar medidas contra la deforestación que se extiende desde Ecuador a China, y de paso, reducir la extinción de 8 de 10 cada especies, haciendo frente al mercadeo del CO2 del Banco Mundial.


Nos deja impertérritos que 8 de cada 10 áreas marinas protegidas del mundo estén mal gestionadas.


O que 8 de cada 10 personas siguen obteniendo agua de recursos contaminados.


Nos resulta ajeno que 8 de cada 10 personas del mundo sufran la explotación de corporaciones privadas, y asistimos insensibles a nuevas olas de privatizaciones.


Bonita herencia. Gran legado.





Miramos al cielo en busca redención… pero el papa y sus seguidores, fieles a su subyugante epilepsia particular, nos devuelven de bruces a la tierra, afirmando que el rock causa los males del mundo.


Aunque casi 8 de cada 10 españoles se declara católico, también 8 de cada 10 cree que, cuando una pareja no es capaz de solucionar sus problemas conyugales, el divorcio es la mejor solución. Por una vez, cuanto más lejos esté un mito metomentodo, mejor.


Como a 8 de cada 10 le gusta” que el papa visite España, se deduce que agrada su llegada, pero no para “evangelizar“, sino sólo como atracción turística… Lo perverso es que también viene como jefe del estado vaticano, al cual, el estado español regala cada año 6000 millones de euros; con la de puestos de trabajo que se crearían para acometer obras de misericordia… como la asistencia domiciliaria universal a ancianos y enfermos.





Más que el rock, el culpable del “orden criminal del mundo“, sería el rich. Se condena al rock’n’roll, pero se alaba el rich’n’ god.


La fe en dios y en los mercados.


No hay más dios que el dinero, y la Banca es su profeta.





Ahora, los mercados vienen a por el dinero del sistema público de pensiones de España.


No vienen a preparar la asistencia domiciliaria universal para los ancianos presentes y futuros.


No vienen a corregir que 8 de cada 10 mayores que viven solos no llegan a ser ni ‘mileuristas‘… dado que la pensión media contributiva es menor de 800 euros.


Ni vienen a derogar la congelación de las pensiones, pese a que el ahorro de 1530 millones sea equivalente a la deuda de despilfarro de las televisiones autonómicas.


Vienen a desmontarlo.


Los llamados reaganomics/liberales/neo-conservadores/pro-Globalización/neoliberales y socioliberales (como los del monopartido bicéfalo PPSOE), no creen en lo público… porque obedecen a intereses para saquear lo público desde lo privado. Todo un robo, por más que quieran revestirlo de ideología.


Quien gana es… de nuevo, la Banca.


Poco importa que la actual crisis-burbuja de la Deuda provoque que 8 de cada 10 españoles no pueda ahorrar para su futuro.


Al endurecer las condiciones para su percepción íntegra y digna, la cuantía de las pensiones se reducirá, y la gente se verá obligada a aportar en planes de pensiones privados.


Así será, por mucho que su rentabilidad ya se esté derrumbando en plena crisis. El partícipe es un cliente cautivo: no puede sacar el dinero aunque el plan vaya mal, sólo traspasarlo a otro que no irá mucho mejor… porque cajas y bancos lo gestionan igual (de nefasto… para el partícipe).


Pese a ello, los ministros de Trabajo siguen recomendando invertir en ellos.


Y su derrumbe no ocurre sólo en España. La situación se repite en todas partes, y más crudamente, en los países de  Lationoamérica, donde los neoliberales camparon a sus anchas.


Y el objetivo final es privatizar totalmente las pensiones públicas.


Es un plan formalizado en 1994, cuando el Banco Mundial (BM) publicó un documento sobre el “futuro de las pensiones“, de amplio calado en la UE, donde se ha conformado otro euro-puzzle, ahora de pensiones.





Ese mismo año 1994, el presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitó España para criticar su sistema público de pensiones, haciéndose acompañar en su visita por una compañía de fondos privados de pensiones, lo cual decía mucho de su “honestidad intelectual“.


Y cuando caigan las gestoras que manejarán nuestras pensiones… no veremos ni un céntimo.


Acaba de ocurrir en Holanda: el pasado septiembre, los 5 principales fondos del país (incluido ABP, cuyo patrimonio de 229.000 millones es el del mundo) anunciaron… que se ven “obligados” a recortar las pensiones prometidas a sus jubilados.


Así de sencillo.


Por cierto, en Irlanda, año y medio antes de su “rescate financiero” (eufemismo para pérdida de soberanía), los fondos de pensiones privados se habían declaradoinsolventes“.


Y, previamente, en 2006, antes de la actual burbuja inmobiliaria, la quiebra de pensiones privadas afectó a EEUU por más de 600.000 millones de dólares.





La gestión privada del dinero de las pensiones públicas supone ganar un premio gordo en la lotería de las burbujas de la Deuda.


Es “para tapar agujeros”… Y, de paso, seguir lucrándose.


Por eso se crean alarmas infundadas sobre el actual sistema público de pensiones, y se realizan unas previsiones catastrofistas tan falsas como malintencionadas.


Quieren convertir un derecho en un negocio.


Qué más da que se forme otra burbuja, y cuando quiebre, el país pida otro préstamo, se malvendan sus recursos, y más de lo mismo… Otra (¿nueva?) burbuja de Deuda…. y luego, otra… y otra…




Y qué más da que, por el camino, 8 de cada 10 personas acabe viendo recortadas sus pensiones.




Pese a que 8 de cada 10 tiene momentos de introspección e interiorización, y sabe lo que es justo y lo que es injusto, nos quedamos boquiabiertos [ad]mirando de soslayo las movilizaciones francesas contra la reforma de las pensiones, ocupados como estamos en esperar, con la pueril ilusión de poder tener/mantener un trabajo, como el esclavo que aspira a recibir algún día una dádiva de su señor, y entretanto permanece tras la puerta para lo que guste.


El paro es la principal preocupación para 8 de cada 10 españoles.

23
Nov
10

Automanías




El domingo 28 de noviembre tendrán lugar las elecciones al Parlamento de Cataluña.


Son el pistoletazo de salida para el alud de elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2011, que finalmente culminará en las próximas elecciones generales a las Cortes Generales de España.


Como parte de la campaña a las autonómicas catalanas, se renuevan las llamadas a la independencia de Cataluña del estado español.


En concreto, CiU afirma que, si gana mayoritariamente, se da 8 años para conseguir la soberanía.


8 años.


Pero las causas para correr tanto no son:

  • Que el Tribunal Constitucional de España rechazase por inconstitucionales numerosos artículos del reciente Estatut autonómico de 2006 aprobado por las Cortes. Dado que los Estatutos de Autonomía están subordinados a la Constitución, aunque juntos conformen el marco constitucional, al menos no deben contradecirse.


  • La preocupación por reducir la brecha con el estado del bienestar catalán con la Unión Europea (UE) y con el conjunto español. Es cierto que, pese a los esfuerzos del Tripartito, hay déficit fiscal, pero se explica por la política de recorte de impuestos de los gobiernos del Partido Popular (PP) y por la falta de ingresos como consecuencia de la actual crisis económica tras el estallido de la pseudonovedosa-burbuja-inmobiliaria, más que a políticas de confrontación.



Visto que esos 2 argumentos son meras excusas, debe haber algún aliciente, una motivación extra para que resulte rentable conseguir la independencia.


Algo les dice que les irá mejor.


Y ser más ricos, teniendo actualmente un PIB del 110% respecto a la media de la UE-15 no lo justifica… Eso no mejora así como así, de un día para otro…


Salvo que tengan en mente otra fuente de financiación.





Algo que sea factible madurar de aquí a 8 años.


Eso descarta el empleo verde. Es una via factible para la creación de puestos de trabajo, pero desarrollarla no requiere construir un estado independiente sobre hecho diferencial alguno.


Debe haber algo más. Un plan maestro distinto, radical y definitivo, que precise la independencia de Cataluña para poder llevarlo a cabo.





Tras la II Guerra Mundial, las potencias aliadas de ocupación decidieron consagrar al federalismo como principio estructural de la nueva Alemania, para evitar la tendencia a la centralización que fomentara el surgimiento de nuevos afanes imperialistas.


Para acercar la administración a los ciudadanos, no se optó por desplegar ramas periféricas  (desconcentración), sino por restar poder al estado, antes un elemento aglutinador, creando estructuras que dejasen de guardar una relación de jerarquía entre sí (“descentralización“).


Ponía al día el principio de “divide y vencerás” de la antigua Roma para evitar excesivas concentraciones  de poder, y así imponer más fácilmente una debilidad a nivel militar, político y económico. Y, puesto al día, estos objetivos son los que viene persiguiendo el Capitalismo, al que modernamente llamamos Globalización, pero que sigue los mismos dictados de siempre del Dinero, manejado por la Banca.


Y ese mismo paradigma se aplicó al caso de España con la Constitución de 1978, que, al profundizar en el “estado de las autonomías“, ha hecho de ella un “Reino federal“, hasta el punto de sobrepasar al modelo alemán en cesión de competencias y asimetría.


Asimetría que se consolidó también a nivel internacional, con la entrada de España en la UE y el euro, para convertirla en un mero mercado de consumo para los productos fabricados por otros bajo una política monetaria dictada desde fuera, sin poder velar libremente por sus propios intereses.





Es cierto que, bajo esta misma bandera de “los propios intereses“, se pueden amparar (y de hecho, lo hacen) el federalismo y los nacionalismos regionalistas… y cualquier extrapolación que  reduzca el alcance hasta la provincia, el pueblo, el barrio, el bloque de viviendas, el portal y la puerta de la casa de uno.


Pero hay una diferencia fundamental.


El tamaño importa.


Un país grande, con diversas zonas, puede unir la producción de agricultura, ganadería, industria y servicios, y conformar una economía más diversificada, lo cual le confiere una mayor flexibilidad y autonomía sobre su futuro frente a otros países, empresas multinacionales u organizaciones supranacionales, que la que tendría un país pequeño, una vez realizada la fragmentación.


Y el federalismo, no es sino una fragmentación en nacionalismos de inspiración independentista, a la que se dota de bandera, himno y selección nacional deportiva.


Todo federalismo es inevitablemente inestable por la tensión entre el gobierno central y los federados (lander, regiones, autonomías, o comoquiera que cada trozo del territorio fragmentado se denomine), que se traduce en problemas como el excesivo número de leyes, las financiaciones mixtas, el establecimiento de límites al endeudamiento, la optimización de tareas, la cooperación en lo relativo a la planificación y la gestión (servicios, impuestos, compras,  sistemas informáticos…).


Un estado puede ser un estado tirano. Da igual que sea grande o pequeño. Da igual que sea centralizado o federal. Ahí no reside la “calidad” del mismo.  Ninguno de ellos está a salvo de oligarquías e intereses espúreos.


Pero el estado, antes centralizado, queda vacío de contenido y por tanto, también exento de las obligaciones para sus ciudadanos, para desesperación de éstos. Y, paradójicamente, les hace fácil presa de las críticas de los federados ante cualquier revés que se sufra.


Todo lo cual tiene consecuencias: la desigualdad de los ciudadanos entre territorios, el desamparo de los mismos frente a los caciquismos locales, y la inseguridad jurídica al atravesar sus fronteras.


Eso nos da una pista de por donde van las prisas para las solicitudes de independencia. Porque no se trata sólo de Cataluña


Veamos sólo un par de casos más.





El pasado 20 de noviembre de 2010 se clausuró en Lanzarote el II Congreso Autonómico Progreso e Identidad Canaria, evento realizado con la atenta colaboración de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria… hasta el punto de que la asistencia al congreso servía para la obtención de créditos universitarios.


Los ponencias marco del congreso giraban alrededor de las soberanías energética, alimentaria, comercial, industrial y migratoria en una eventual Canarias independiente.





El pasado 20 de julio, Jesús Gamallo, director general de Relaciones Exteriores con la Unión Europea de la Xunta de Galicia, gobernada por el PP, propuso conseguir “una mayor autonomía e independencia” en los asuntos europeos, especialmente en los ámbitos del Consejo de Ministros de la UE y en los comités de la Comisión Europea.


Así que algo un común tienen los nacionalistas de Cataluña, Canarias y Galicia, para defender la independencia.


Un plan maestro.





Al electorado, se le promociona la independencia como si de un paraíso de libertad y posibilidades económicas para sus trabajadores se tratara, ajenos éstos a la idea de que todo estado es una estructura de “saqueo interno“, una forma coercitiva de control de la violencia que ampara a las élites oligárquicas, y ajenos también al hecho de que la Globalización aprovecha sus debilidades para llevarse el empleo allí donde el coste es menor.


De modo que, a la hora de conformar un estado para la defensa de los intereses comunes de la gente,  su tamaño, diversidad y la equidad de su soberanía pueden ser cruciales para aumentar sus posibilidades de supervivencia.


Y nunca se sabe cuándo hay que echar mano de ellos. Bélgica, sumida en repetidas crisis políticas de índole independentista entre valones y flamencos, constituye un buen ejemplo. La Valonia era la zona belga tradicionalmente rica, gracias a su potente minería y siderurgia de hierro y carbón, pero, tras su declive desde los años 50′, Flandes pasó de ser la región pobre a ser la rica, al desarrollar el puerto de Amberes, el comercio y las finanzas. Si los valones hubiesen soltado el lastre flamenco, hoy estarían acabados… Hoy es al revés, pero mañana, por cierto, las tornas podrían volver a cambiar.


Esta estrategia adaptativa se resume en el refrán de que “la unión hace la fuerza“.


Pero, según los nacionalistas catalanes, canarios y gallegos (por citar algunos), su versión (reducida) de estado será “mejor”.


No porque soltando lastre les cambie la vida a mejor, de repente… Crear un nuevo estado significa incurrir en una gran Deuda. Véase el caso de Haití.


Será “mejor“, porque se basarán en ese plan maestro.


Que, según los nacionalistas catalanes, es factible de conseguir en sólo 8 años.





¿ Qué condiciones se dan para que sea posible en tan corto plazo ?


Las que propicia el Capitalismo, la dichosa Globalización, con su énfasis en el libre tráfico de capitales, y la corrupción que nace alrededor de la falta de control de los poderes públicos a la acción de los defensores del afán del lucro.



¿ En qué consiste ese plan ?


En que estos pequeños y nuevos estados se funden en connivencia con la delincuencia organizada.


Esta abarca, desde la creación de paraísos fiscales donde no se pregunta el origen del dinero (por sucio que sea), al tráfico de narcóticos (marihuana, heroina, cocaina, pastillas) y de recursos naturales escasos (petróleo, diamantes, coltán), para lucrarse luchando, paradójicamente, contra los intentos de regulación y proteccionismo por parte de los (otros) estados.


Los nacionalistas han visto los ejemplos de la historia reciente, y comprobado cómo se enriquece una pequeña élite clientelar y corrupta, amparada por un sistema financiero que no distingue la proveniencia del Dinero ni el dolor que éste ha causado una vez en el Banco.





Para evitar el pago de unos aranceles muy elevados, durante los años 50′ y 60′ se desarrolló un contrabando entre Dubai y la India que movía muchas toneladas de oro cada año . Se trataba de una industria estable, y la autoridad de los 4 padrinos de Bombay que la controlaban no fue disputada por nadie en el hampa durante tres décadas.


Dubai también ha acogido a muchos gánsteres en las 2 últimas décadas, siempre y cuando sean discretos: nada de violencia… “Los Emiratos Arabes son un estado que, si no le gustas, puede echarte sin más —señala Firoz, un abogado de Bombay que a veces ha hecho de mensajero entre la familia mafiosa de Dawood Ibrahim y el gobierno indio—. Que la mafia prosperase en Dubai no habría sido posible sin el conocimiento y, digámoslo, la complicidad de la familia gobernante“.


El jeque Rashid, el visionario pionero de Dubai, formó parte durante muchos años de la lista personal de Indira Gandhi, mandataria de la India antes de su asesinato, de contrabandistas de oro más buscados .


La ciudad acogía de buen grado a los ricos , y no se inmiscuía en absoluto en cómo ganaba dinero la gente, ni en qué pensaba hacer con él.


Dubai, que no aplica impuesto sobre la renta ni sobre las ventas, se labró la reputación de ser un lugar seguro donde colocar dinero en Oriente Medio. Desde entonces, siempre ha prosperado cuando ha estallado una crisis en la región.


A finales de los años 90′, Dubai todavía no estaba totalmente metido en el enredo cada vez más enmarañado de política internacional y bandas mafiosas de Bombay, aunque muchas de ellas se habían mudado al emirato. Pero esta ciudad-estado tiende a beneficiarse de los conflictos, siempre y cuando no tengan lugar en su territorio. La operación Tormenta del Desierto, la intifada palestina, el 11-S, la invasión estadounidense de Afganistán y la segunda guerra de Irak han canalizado enormes sumas de dinero a Dubai.


En paralelo, Dubai se había convertido en el puerto franco más grande de una región que abarcaba desde el sur de Europa hasta Singapur. Tradicionalmente había atraído a grandes capitales del subcontinente indio, Asia central, África oriental y Oriente Medio. Y, de ser el centro de distribución de productos de una vasta región que iba desde Rusia hasta la India y Sudáfrica, de forma natural, Dubai se ha convertido también en el mayor mercado financiero.


Y sin control alguno sobre todo ello: se puede introducir o sacar tanto dinero como se desee, ya sea en maletas llenas de billetes, en oro y diamantes, por transferencia bancaria (a través de alguna de las numerosas entidades que se habían fundado para aprovechar este flujo inagotable de capital), o mediante los hawaldars y hundis, los cambistas de dinero no oficiales, que constituyen el puntal de la economía financiera “informal” de la que dependen la masas de trabajadores emigrantes que allí se alojan por sueldos cada vez más bajos.


El 11-S provocó tan espectacular flujo de dinero árabe desde EEUU hacia Dubai, que las estimaciones varían entre centenares de miles de millones, y dos o tres billones de dólares… De esta forma,  ya a mediados de los años 90′, el 63% de los ingresos de los Emiratos Arabes procedían de fuentes distintas al petróleo.


Claro que Dubai atrae inversiones occidentales… Con su hermosa costa, su tiempo soleado durante todo el año y su ausencia de impuestos, bombas, asesinatos y preguntas, y suficientes centros comerciales para cubrir la demanda de un planeta pequeño, no ha tardado en llegar dinero a espuertas procedente de todos los rincones de Europa.


Todo el mundo se beneficia en Dubai, y nadie, ni siquiera los grupos terroristas pretenden dañar a este emirato.





Dubai recibe a glamurosos visitantes de todo el mundo, como David Beckham, Michael Schumacher y Tiger Woods. Famosos y empresarios de todo el mundo hacen cola para comprar un rincón en algunos de los deslumbrantes proyectos de construcción que proliferan como un virus por la costa y el desierto de esta parte del mundo. Rod Stewart se apresuró a adquirir la parcela correspondiente a Gran Bretaña de The World, un complejo compuesto por islas que, vistas desde el aire, tienen el aspecto de un mapamundi. También está el fabuloso complejo de Palm Jumeira, Palm Deira y Palm Jebel Ali, que son enormes franjas de terrenos ganados al mar que forman una silueta de palmeras tan gigantescas que se pueden ver desde el espacio.


Estas parcelas están destinadas a ser de las más solicitadas del planeta. Pasad, ved y comprad… si tenéis dinero. Ninguna o pocas preguntas os harán sobre cómo lo habéis conseguido o qué queréis hacer con él. La actitud de discreción que reina en Dubai con respecto al capital, ha hecho posible que durante la última década esta ciudad atraiga a figuras destacadas, no sólo del mundo deportivo y el espectáculo:

  • El traficante de armas ruso Viktor Bout, conocido como “el Comerciante de la Muerte“, acostumbraba a guardar sus aviones en Sharjah, el emirato vecino de Dubai, a 16 kilómetros, mientras recibía cheques extendidos por bancos occidentales con base en Dubai en pago por los servicios prestados a diversas facciones en conflicto


  • El mayor contrabandista de tabaco de los Balcanes estableció sus oficinas en el Burj al-Arab, el rascacielos en forma de vela, el primer hotel de 7 estrellas del mundo (con precios de 7 estrellas: a partir de 1500 dólares la noche)


  • 11 de los 16 imputados en el 11-S recibieron fondos procedentes de Dubai.



Siempre que se forma una burbuja inmobiliaria, los responsables del proyecto aseguran que ésta no estallará con la misma violencia que las anteriores…


Pero sostienen que Dubai es diferente, porque es una ciudad con un atractivo único para la riqueza de todo el mundo… Nunca permitirán que la pirámide se derrumbe, porque están totalmente comprometidos con que el crecimiento de Dubai sea uno de los grandes motores internacionales del Capitalismo.


En todas las burbujas inmobiliarias (incluida la actual, y por supuesto también en España), entra mucho dinero negro. Por supuesto, en Dubai, se ha verificado el origen de muy poco o nada del dinero que ha entrado.


Mucho dinero, sin vigilancia.


Demasiado goloso.


A uno le entran ganas de declararse independiente, y fundar un estado así.





Transnistria no es el escenario de ninguna aventura de Tintin.


Transnistria es una parte de la República de Moldavia, aunque está controlada por un gobierno separatista que declaró la independencia en 1990.


Desde entonces, el Presidente de Transnistria ha gobernado con el apoyo de agentes del KGB, de la oligarquía, y de una actitud curiosamente indulgente por parte de Gazprom con respecto a la enorme deuda que Transnistria ha contraído con este gigante energético.


La capital, Tiraspol, alberga al equipo de fútbol FC Sheriff , en un complejo que cuenta con dos grandes estadios de fútbol, un polideportivo homologado para celebrar encuentros internacionales de cualquier deporte de pista cubierta, un campo de entrenamiento de 5 zonas, una academia deportiva y un hotel con bar y restaurante, unas instalaciones arrendadas a menudo por los equipos más importantes de Kiev y Moscú. Y, para los transnistrianos que dispongan de tiempo y dinero, incluso hay un concesionario Mercedes en el complejo…


La UEFA, el organismo que gobierna el fútbol europeo, afirma que es el único estadio de Europa que “cumple todas y cada una de las medidas de seguridad estipuladas” por esa organización.


Para poder participar en una competición futbolística, un país tiene que ser miembro de la UEFA. Y como Transnistria se proclamó independiente de Moldavia, ha sido excluida de la UEFA.


De modo que, aunque Transnistria se niega guardar relación alguna con Moldavia en cualquier sentido oficial, “en cuestiones futbolísticas” sí reconoce la soberanía del Gobierno moldavo. Así, éste mantiene una frágil capacidad para presionar al gobierno separatista. Y el FC Sheriff , con su arrogante nombre, con su gran presupuesto, gana cómodamente el campeonato moldavo cada temporada. Y, gracias a eso, consigue proyección internacional, jugando las rondas de clasificación de la Champions League europea.


El presupuesto anual del estado de Transnistria no alcanza los 250 millones de dólares, y el estadio costó unos 180 millones.


La pregunta obvia es… ¿ de dónde saca el FC Sheriff el dinero ?


Una pista: en Transnistria estaba acantonado el 14º Ejército soviético desde 1956.


¿ Os acordáis de la preocupación por el arsenal de armas soviéticas ?… ¿Y de que hay dos o tres fábricas que se cree que producen armas sin que nadie las controle ?


Estas armas salen de Transnistria, vía Odessa, hacia los frentes de guerra del Cáucaso, Asia central, Oriente Medio y África central y occidental.


Pese a las inspecciones y retiradas de armas propugnadas por Rusia, y según un agente de inteligencia occidental, “en Transnistria hay suficientes armas para abastecer a todo un ejército, cuestan millones de dólares, y son mortíferas“.


Transnistria es un territorio pequeño, aproximadamente del tamaño de la isla de Mallorca, pero afecta y debilita a países de muchas zonas del mundo. No sólo a los receptores de armas.


La aparición de estos “estados criminales” es un veneno de corrupción y violencia también para sus vecinos. Hacer frontera con Transnistria tiene una influencia nociva tanto sobre Ucrania como sobre Moldavia.




Los ejemplos de Dubai y Transnistria son más familiares de lo que parece para Cataluña, Canarias o Galicia:

1. El comercio con Andorra y Gibraltar, paraísos fiscales muy próximos para el dinero negro, es habitual.



2. Gracias a su gran longitud de costa y falta de vigilancia apropiada, abundan las noticias de operaciones donde están involucradas las mafias napolitana, rusa, cubano-americana, y colombiana (entre otras), con personajes de la vida política catalana, gallega y canaria.


3. El presupuesto de seguridad del estado español (como de otros) está condicionado por la intervención del ejército en la guerras ilegales de Irak y Afganistán, y en la lucha policial contra ETA, de modo que la lucha contra los delitos de narcotráfico, tráfico de personas, y blanqueo de dinero está infradimensionada. Como muestra, un botón: en La Linea de la Concepción (Cádiz), los policías locales hacen su ronda en autobús, porque el ayuntamiento carece de dinero para reparar su inservible parque de vehículos, en un municipio donde el 25% está en paro y donde abunda el narcotráfico por su proximidad a Gibraltar.


4. El fútbol mueve millones de euros en un país en crisis económica general, no por su rentabilidad, sino porque sirve para el blanqueo de dinero, y es utilizado por las mafias. Ningún club se salva de la sospecha, por muy nacionalistas que declaren ser sus dirigentes.


5. El fraude fiscal en España es el doble de la media de la UE, y es el caldo de cultivo para profundizar en actividades delictivas de mayor calado. Los Bancos y también las  grandes empresas españolas llevan su dinero a paraísos fiscales… Bueno, en realidad, el 69% de las empresas incluidas en el índice bursátil Ibex-35 opera en paraísos fiscales. Los ricos, por supuesto, también, utilizando fondos unit-linked. Los políticos (máxime los que dicen ser más “patriotas“) son cazados en redes de blanqueo. El abandono de funciones del estado y la corrupción, crean el clima para que los impuestos de los “emprendedorestampoco afloren al estado de bienestar real de la gente. En fin, no te dan un ticket de compra ni al pagar el peaje de una autopista.


6. No extrañamente, la legislación española es muy blanda con el delito mafioso:  no incluye el delito de asociación mafiosa, ni tampoco recoge la posibilidad de detenciones preventivas ni la confiscación del patrimonio de los mafiosos antes de un juicio.


7. El juez Garzón, azote de las actividades ilícitas, puesto fuera de juego por destapar la trama Gürtel del PP para el blanqueo de dinero, abogaba por agilizar la liquidación de los bienes del narcotráfico, a fin de que revirtiesen a favor de las víctimas y la población en general… Y el desencanto con el sistema judicial es otro síntoma más del desencanto con los políticos socio-liberales y neo-liberales que se alternan en el poder.




España sufre el mal de la corrupción.


En 2009, sólo el Cuerpo Nacional de Policía contabilizó 750 investigaciones con políticos implicados, 1000 personas implicadas y más de 3000 millones de euros incautados en casos en casos de corrupción.





Cuando Puigcercós asegura que los andaluces “no pagan impuestos”, y lo argumenta presentando una gráfica de lo que la Agencia Tributaria recauda por via ejecutiva, que muestra que en Cataluña es el doble que en el resto de autonomías, está engañando al personal. La via ejecutiva se usa cuando se ha evadido el pago en el plazo debido: se recauda más en Cataluña, porque los demás cumplen mejor con las obligaciones fiscales, y no son necesarias tantas inspecciones y recargos fiscales.


No olvidemos que todos los inspectores de toda España reciben un bonus de productividad por cuantas más infracciones detecten, y se detectan donde se detectan: donde hay más fraude, porque todos los inspectores del estado están igual de motivados, por sus incentivos, para perseguirlas.


Y más que deberían estarlo.


Pero son pocos.


Según el sindicato Gestha de inspectores de Hacienda, un trabajo riguroso que redujera del 23% el 13% el fraude fiscal en España aportaría casi 25000 millones de euros a las arcas públicas.


Por eso, varios cientos de inspectores fueron retirados, en los últimos años, de la vigilancia de las grandes fortunas españolas.





Las élites no quieren que se investigue ahí… Pero, además, buscan otro medio de financiación.


En 2009, el índice de corrupción de España se estancó, por el pinchazo de la “burbuja inmobiliaria”.


Debido a la crisis, nuestras élites, ya acostumbradas a un alto nivel de vida, han visto cerrarse las posibilidades de mantener e incrementar su patrimonio.


Pero han aprendido por el camino.


La corrupción a gran escala, el blanqueo de dinero y la trama organizada les son familiares.


Sólo falta dar un pequeño paso más.


Aprender una nueva asignatura en la escuela de la delincuencia.





España ya es un paraíso para las mafias.


Encubierto, pero paraíso.


Y ese es un filón por explotar.


El plan de las élites nacionalistas catalanas, gallegas, canarias o de cualquiera que salga enarbolando una bandera y entonando un himno, es repartirse ese pastel para sí, cada uno a su aire en su territorio, aportando legalidad y facilidades a la captación de estas actividades ilícitas.


Lo ven muy claro.





El bajo interés de la ciudadanía catalana por la soberanía, tanto a nivel de encuestas como de participación, muestra una vez más que la gente tiene un sexto sentido, que sabe que hay “gato encerrado” tras las proclamas de independencia.


Nadie en sus cabales, en época de crisis, elige empequeñecerse en lugar de crecer.


Salvo que no quiera miradas indiscretas.





Esas tenemos.


Pero, ante la maniobra de crear mini-paraísos fiscales autonómicos independientes, estilo Dubai y Trasninstria, donde no se pregunta el origen del dinero, y se acoge al tráfico ilícito, cabe otra opción.


La opción de adelantarse.


A nivel estatal.


De hecho, ya se han dado los primeros pasos.

La Hacienda española ha negociado acuerdos con Gibraltar y con Andorra para compartir información fiscal y contable. A cambio, se permite a estos paraisos fiscales tradicionales, dejar de ser considerados como tales, lo cual legitima a las empresas y dinero allí alojados… Toda una reconversión, por ambas partes.


En paralelo, Hacienda tiene en sus manos la mayor regularización de dinero negro nunca vista. La revelación de los datos de 1500 grandes fortunas españolas, clientes del banco HSBC, repartidas en 3000 cuentas en Suiza por un montante de 6000 millones de euros, previsiblemente dé lugar a una repatriación masiva de fondos irregulares. 



Además, se estudia realizar una amnistía fiscal, similar  la realizada en Gran Bretaña en 2009 para cubrir el agujero de las cuentas públicas, algo parecido a lo que el ministro Boyer realizó mediante decreto-ley en los 80‘ para aflorar el dinero negro, y que ya aplicaron Alemania e Italia en el año 2002.



Sólo faltaría seguir el ejemplo de los paraísos fiscales, con un régimen tributario especialmente favorable a los ciudadanos y empresas no residentes, que aquí se domicilien a efectos legales… lo suficiente para atraer la inversión, con las menos preguntas posibles sobre su origen.


En cuanto a la industria, no se trataría de sólo poner la mano de obra… Lo ideal sería imitar el modelo de negocio de China, creando empresas mixtas, compartidas entre extranjeros y locales (típico régimen semiestatal), para, lógicamente, llevar a cabo la transferencia tecnológica correspondiente, tanto en proyectos de industria tradicional como en las modernas energías renovables.


Y todo ello, acompañado de medidas como, por ejemplo, la despenalización de la producción y comercio de marihuana.


Las barreras proteccionistas o legales para dificultar la importación de productos de consumo refuerzan la capacidad industrial del país y maximizan los ingresos del erario público en concepto de aranceles aduaneros, pero atraen la aparición de comercio ilícito. La “ley seca” de EEUU fue un ejemplo. Las restricciones del tráfico de oro en la India y su contrabando entre Dubai y Bombay es otro, y muy reciente.


La marihuana es legal en Canadá para uso médico, desde 2001, pero EEUU, en lugar de secundar la postura, crea un problema de orden público persiguiendo un delito que al otro lado de la frontera no lo es.


Si la hoja de coca se adoptara masivamente para usos medicinales y en bebidas energéticas, se dejaría de perseguir a los camellos que hacen el trabajo sucio a los grandes narcotraficantes, y muchos países, como Colombia, asistirían a una transición a la legalidad dejando atrás a los sórdidos cárteles mafiosos y paramilitares, encontrando sus agricultores un sustento remunerado como salida de subsistencia.


Eso no significa que todo el mundo fumará marihuana. No todo el mundo es alcohólico, ni todo el mundo fuma tabaco, ni toma café, y todas ellas son drogas “legales“; tomadas en grandes cantidades son dañinas, pero es que todo lo tomado sin medida, lo es… Y los impuestos de su industria y comercio permitirían al erario público el sostenimiento de los servicios para la población.





Pero exige cambiar de modelo de estado. Si los impuestos recaudados con las legalizaciones de actividades hoy ilícitas, sirven para seguir pagando el vaciado del estado central y el  federalismo de 17 autonomías descoordinadas, con sus miles de millones de pérdidas en televisiones al servicio del poder de turno, con un abuso demagógico que aturde a su clase trabajadora en favor de la competición interpartidista, con una tupida red de empresas, fundaciones, institutos, observatorios, consorcios y entes variopintos que sirven para proporcionar ocupaciones jugosamente remuneradas a correligionarios y clientes políticos, y para centrifugar el déficit obviando las restricciones del ‘Derecho público’, con el fin de perpetuar y ahondar las desigualdades, mal vamos, y mejor olvidarse del tema… Dejemos las cosas como están.


En ese caso, olvidémonos de legalizaciones y de paraísos fiscales.





Sigamos en la UE y en el euro… máxime cuando España experimentará una reducción notable en los fondos europeos.


Pensemos que viviremos de la sopa boba, cuando en realidad iremos cada vez a peor.


Permitamos que inunden nuestro mercado de productos, y dejemos que se hunda (más) nuestra economía.


Sigamos pagando a la Banca, cuando les vaya bien y cuando les vaya mal.


Dejemos que se fragmente el estado en multitud de reinos de taifas, en guerra interna y externa por el poder, tácita o declarada, política o económica o militar, en pequeños Kosovos (cuya independencia se celebra por los nacionalistas) a merced de las mafias, mini-estados canallas especializados en la heroína y la trata de blancas.



Emigremos a cualquier sitio, endeudémonos con “traficantes de personas“, como hacen las prostitutas que buscan salir de la miseria bajo la falsa promesa de un trabajo legal, y busquemos drogas para evadirnos de nuestra realidad.



A nuestro lado, las élites seguirán acaparando el dinero negro que hemos generado.





No hay por qué escandalizarse. Para escándalo, el de la Globalización, que nos está llevando a tener que sobrevivir en una extraña jungla de inflación, desempleo, pérdida de pensiones y de servicios públicos. También conviene recordar que, hace 200 años, los ingleses que iban a Shanghai no eran gentlemen, sino piratas.


Estamos hablando de reconvertir el dinero ilegal en un comercio que genere impuestos que se pongan al servicio de la gente.


Para ello, hacen falta políticos responsables, no sujetos a los designios de la Banca que financia sus partidos.


No los hay, pero los que hay, no son tontos.


Si la gente se echa a la calle de verdad, la élites locales habrán matado la gallina de los huevos de oro.


Antes de que eso ocurra, deberán tomar medidas.


Pueden comenzar con las puramente coercitivas, como la ya adoptada de que las únicas plazas de empleo público estatales para 2011 sean para trabajar en las Fuerzas de Seguridad del Estado y en las Fuerzas Armadas.


Teniendo en cuenta que, con la legislación vigente, quienes les darán las órdenes no están actualmente persiguiendo el delito fiscal y el tráfico ilícito, entendemos que el reclutamiento tendrá como fin que, cuando salgamos a la calle, puedan darles la orden de aporrearnos de lo lindo. Ya veremos si los chavales lo hacen.





Les servirá como ensayo el “estado de sitio” sufrido en Barcelona con motivo de la visita del Papa a principios de este mes, con el arresto domiciliario de los vecinos de varias calles.


Tomar la opción coercitiva les llevará a una espiral nada espiritual… y la gallina de los huevos de oro no resucitará.


La legalidad es una frontera modificable. Lo ilícito puede pasar a ser lícito, y hay numerosos ejemplos de ello en la historia. Basta con que se den las condiciones apropiadas.


Y en esas estamos.


Eso sí, llevándolo a cabo en un “Estado de Derecho”.


De momento, el que tenemos.





Pero reforzando su soberanía y seguridad jurídica. Y si para ello hay que poner entre la espada y la pared a la UE, al euro, al PPSOE, a CiU, a ERC, a  los cachorros canarios y al sursuncorda, y en algún momento, deshacer las competencias entregadas a las autonomías , sea.


No nos hacen falta nacionalistas de ningún signo que nos “dividan y venzan“.


Para contrarrestar las perversas manías de mirarse el ombligo y buscar la confrontación que han contraído las autonomías (“automanías“), hace falta gente con cierta capacidad de ver el sufrimiento ajeno en lugar del lucro propio, que nos “unan y ayuden“.


A todos.


Tenemos 8 años.







Participa. De momento, en cada proceso de elecciones autonómicas, municipales o generales, votemos a la izquierda no nacionalista, o, ante la injusta ley electoral española, abstengámonos de votar… y como mucho, votemos en blanco.





Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 66 seguidores

Anuncios