Posts Tagged ‘think tank

27
Mar
12

Apaga y vámonos




El ministro de Industria, Energía y Turismo del gobierno de España, prepara una subida general del recibo de la luz.


Otra más.


Lo ve como la única solución al déficit de 24.000 millones de euros que le reclama el sector eléctrico tradicional (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.ON y HC).


Este oligopolio ya consiguió que un gobierno anterior del Partido Popular (PP) aprobara la Ley 54/1997 y las compensara por una posible bajada de los precios por la liberalización del sector impuesta por la Unión Europea (UE).


Pero los precios no bajaron (por cierto… son de los más altos de la UE)… Así que, además del blindaje, ganaron dinero.


Y, además el oligopolio eléctrico dice que se les debe una deuda, por haberse congelado las tarifas… El dichoso déficit de los 24.000 millones.


Un déficit que no es tal.


Esa espiral de “deuda” no tiene nada que ver con los costes de producción de la energía.


Se basa en unos cálculos realizados por las propias empresas productoras de electricidad, mezclando los distintos tipos de energía tradicionales (procedentes del carbón, petróleo, gas natural, hidroeléctrica…) y tasándolas al precio más caro de todas ellas.


Es como si vas al pescadero y le pides 1 kilo de sardinas, 1 kilo de merluza, y 100 gramos de percebes… Te lo pone todo en una bolsa, te lo pesa y te cobra como si fueran 2.100 gramos de percebes.


Así que, más que una deuda contraida, sería más bien un regalo… del Partido Popular (PP) al lobby energético tradicional.





El ministro Soria está asumiendo las recomendaciones sobre política energética de FAES, el think tank neoliberal que dirige el ex-presidente del gobierno, José María Aznar (PP).


Curiosamente, Aznar fue nombrado hace un año “asesor” por la eléctrica Endesa (cuya privatización él mismo concluyó en 1998), por unos módicos 200.000 euros anuales.


Todo un ejemplo de “moderación salarial“, para premiar una trayectoria que recuerda a la de su amigo y compañero de batallas (por lo que a Iraq se refiere), Tony Blair.


Claro, que Aznar no estará solo… La ex-ministra de economía Elena Salgado (PSOE) también ha fichado por Endesa, un destino ya antes acogedor para otro ex-ministro de economía, Pedro Solbes (PSOE), y…sí… para el actual ministro de economía español, Luis de Guindos (PP).


Fichajes de alto voltaje.


La susodicha ley de 1997, con su imposición de horarios de producción, forzó a que unas 50.000 empresas fotovoltaicas (en directa competencia con el oligopolio tradicional de la energía) se vieran abocadas a la quiebra.


La excusa del oligopolio energético tradicional es que la energía solar y eólica son caras respecto a la nuclear.





No es que las eléctricas tradicionales estén perdiendo dinero, precisamente… En 2010 obtuvieron un beneficio de más de 8.200 millones de euros, con un incremento del 8% respecto al año anterior… pese a la crisis.


Es un problema de posicionamiento: no han apostado por las energías renovables… y se sienten amenazados… como el vendedor de cables cuando llegó el Wi-Fi… Así que, obtener 24.000 millones de euros les dará fuerza para seguir “conectados“.


Entre las renovables, Abengoa es el mayor productor termosolar del mundo, y lidera el mayor proyecto mundial. Su punto fuerte: la innovación y la inversión en I+D+i.


Justo lo que los científicos e ingenieros reclaman como salida a la crisis al presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y que éste pese al fulgor propagandístico… no contempla.


De modo que, con los recortes, el proyecto de crear 100.000 puestos de trabajo con las energías renovables (una alternativa al ladrillo), se apaga, para dar brillo al lobby energético tradicional.


En un país donde los fabricantes de coches se marchan si no reciben subvenciones, donde la agricultura no existe sin subvenciones… y donde hasta la iglesia católica recibe subvenciones… se recortan las subvenciones para las renovables.


Eso sí que puede calificarse de actuación discriminatoria y no transparente.





El actual gobierno español no desea salga a la luz el lado oscuro de las eléctricas tradicionales .


Que fueron multadas por prácticas anticompetitivas en 2011.


Que cuesta lo mismo construir la termosolar Solucar que construir una central nuclear de tercera generación.


Que la energía nuclear recibió 40 veces más ayuda pública que la eólica.


Que reciben 15.000 millones de euros en subvenciones, anualmente, para la energía nuclear.


Que reciben 1.000 millones cada año para fomentar el uso del gas natural.


Que han cobrado miles de millones de euros indebidamente a los usuarios desde 1984, a los que añadir los que se están cobrando al “estimar” los consumos con los nuevos contadores de paso de la luz.


Las centrales nucleares ya están amortizadas, y se les va a sacar más jugo al conseguir que el gobierno amplíe su vida útil, por muy peligrosa que sea su tecnología.


Da igual los vertidos en el mar.


Da igual que aumente la tasa de leucemia infantil en las zonas próximas a centrales nucleares.


Da igual que las empresas que las explotan ahorren dinero en seguridad contra accidentes.





Por no hablar del problema de los residuos.


España había alquilado almacenamientos temporales centralizados de residuos nucleares de alta radioactividad (ATC) en Gran Bretaña y en Francia. Los contratos vencían, respectivamente, en 2010 y 2011, pero, al no poder asumir el retorno de esos residuos por no disponer de un lugar apropiado, el gobierno español ha venido asumiendo multas de hasta 60.000 euros diarios.


Unos y otros han hecho creer a la opinión pública que era obligación del estado, tanto pagar las multas, como constuir un ATC.


Y no era así.


¿ Qué pasaría si el gobierno no construyese el ATC ?…


Pues que habría que crear un almacén ó ampliar las piscinas de cada central nuclear, opciones que, según el gobierno, resultarían más caras… porque tendrían que pagarlo las eléctricas.


700 millones de euros (al menos), que se han ahorrado.


Por supuesto, el gobierno no ha incluido el coste del ATC en el circuito de “recortes presupuestarios” en serie.


Prefiere que paguen los de siempre… Mediante circuitos para-lelos.





Todo, para fomentar una energía que dicen limpia.


Podrían preguntar sobre ello al que limpia, o al que come y pisa Chernobil.


O poner su parte para reunir los 2.500 millones de euros que cuesta evitar los previsibles chernobiles de los países del Este de Europa.


Deben tener mucha confianza


Como la que da Fukushima y su “infabilidad“.


La misma confianza que transmiten las imágenes del ex-ministro Fraga bañándose en el “inocuoPalomares… cuando, ahora, sus herederos políticos dicen negociar con EEUU (50 años después) la limpieza de la zona…


Nos ven con pocas luces.





La energía es otro caso de escasez impuesta.


Pero las renovables han logrado que haya un superávit energético. En promedio, y salvados los picos de consumo, España exporta energía: unos 15.000 GWh año en 2010, y 20.000 en 2015, previendo unos 25.000 para 2020.


Está claro que la lucha del lobby energético tradicional con el lobby renovable es una pugna de intereses entre familias por el dinero, y por el poder para conseguir más dinero.


Pero hay cosas más trascendentes en juego.


Una, que la producción de electricidad tradicional, basada en combustibles fósiles es, a nivel mundial, la actividad que más dióxido de carbono (CO2) emite a la atmósfera: el 41% del total, en 2008.


Incluso si no crees que el cambio climático está inducido por la quema de combustibles fósiles, el agotamiento de éstos obliga a que, cuanto más rápidamente se industrialice el mundo subdesarrollado, más rápidamente deba desarrollar el mundo industrial un nuevo modo de producción.


La otra, es la tecnología de acceso a la energía en sí. En el fondo, el lobby energético tradicional y los estados temen que, en pocos años, la energía fotovoltaica y el agua caliente se abaraten, y cada consumidor o grupo de ellos sea autosuficiente en su casa y termine con los actuales privilegios.


Postulado por la “Teoría Hidráulica” de Karl Wittfogel, el peligro es tan cierto en el control del agua, como en el de la energía.


Sin una forma descentralizada y libre de acceso a los recursos y a sus tecnologías de explotación, es fácil perpetuar una tiranía con un mínimo de esfuerzo.


Y con un mínimo de inversión.





Actualmente, mientras boicotean a su competencia renovable, las eléctricas tradicionales se frotan las manos ante la perspectiva de utilizar minirreactores nucleares comercializando por EEUU, China, Rusia y Japón, porque, aún siendo instalaciones peligrosas, su despliegue requeriría una inversión financiera muy inferior a los costes nucleares tradicionales.


Eso no es precisamente, descentralizar.


Es perpetuar su control centralizado, a un menor coste.


Como si le faltase tiempo, el primer decreto-ley que aprobó el gobierno de Rajoy en 2012, el RDL 1/2012, establece una moratoria para las nuevas instalaciones de energías renovables.


Afecta, especialmente, a la eólica .


Es lógico. La eólica es la más competitiva… y su nombre le trae malos recuerdos al ministro Soria, que fue acusado de corrupción, cohecho, tráfico de influencias y prevaricación en varios casos, siendo uno de ellos el “caso Eólico” ó “caso Eolo“, no hace mucho.


Cuando suba el precio de la luz, subirán los precios de todo… Sí, el Metro también…


Toda una reacción en cadena.


Más focos para el escenario neoliberal, alumbrando un ciclo combinado de inflación y paro con un nivel de tensión e intensidad descomunales, pese a la resistencia.


Estos actores con reactores insisten en llegar al núcleo del error, con luz y taquígrafos.





Entretanto, a la gente se nos va encendiendo la bombilla.


Ante abusos similares, hay donde hasta han saltado los fusibles.


Para iluminarnos a todos, los pro-nucleares podrían dar ejemplo.


Que la claridad bien entendida, empieza por uno mismo.


A ver…


Si ese es el futuro que propugnan…


Podrían instalar los minirreactores nucleares en su propia casa.





La ubicación más lógica.


En cuanto a las pruebas de resistencia que promueve la “dúctilOIEAcualquiera podría superarlas.


Las simulaciones son claras.





Con la inspiración, llegaría la iluminación.






23
Feb
11

Zombificación



El estreno de la serie de TVThe Walking Dead“, basada en el cómic del mismo nombre, bate récords de audiencia en todo el mundo.





En TV aparecen cientos de cuerpos de niños, ancianos, mujeres y adultos, desmembrados, ensangrentados, muertos o agonizando, y los supervivientes sin esperanza de atención médica, con dolores, con sufrimiento extremo, deambulando como zombies entre los cadáveres y las ruinas.


No, no se trata de la serie de TV… Es la vida real, y está pasando en sitios como Haití.





Haití se hizo famoso por los ritos vudú que crean un efecto de “zombificación” sobre aquellos que caen en trance, aunque en realidad no sea sino un estado de catalepsia, de origen esquizofrénico o farmacológico… Paradojas de la vida. Más allá de los ritos, un año después del terremoto, la mayor parte de su irredenta población son “muertos vivientes“.





Por contra, en “The Walking Dead“, los muertos que vuelven a la vida… Y no provocan indiferencia.


La forma de actuar de humanos y zombies constituye un ensayo inevitable de sociología.




El director de películas de temáticazombie‘ más conocido es George A. Romero.


En producciones como “Dawn of dead” (1978), subyace una crítica al consumismo.





Esa es la interpretación “clásica” del enfrentamiento entre el ser humano y su imagen carente de vida y de pensamiento racional: la crítica a la sociedad de consumo actual… porque el neoliberalismo capitalista proyecta en la gente un comportamiento gregario e inconsciente.


El ‘centro comercial‘ (‘mall‘) es el escenario del ‘apocalipsis zombie‘, porque ‘comprar’ se ha convertido en una necesidad primordial y básica… Y ‘consumir‘ es lo que hacemos todos los días.


Romero comenta que sus películas expresan la idea de que los zombies no son “ellos” sino “nosotros”… Los zombies son aquello en lo que nos estamos convirtiendo.





Tal es el papel que nos han asignado en este teatro del Dinero… porque el papel de “vampiro“, ya está reservado para la Banca.


Como ‘consumidores’, no sólo somos “seducidos” por las campañas intencionales de marketing.


Para estimularnos a consumir, las fabricantes se dirigen directamente a nuestros sentidos, desarrollando el color, el sonido y la fragancia de los productos que finalmente compramos, en un continuo ciclo programado de comprar-tirar-comprar.





Desde 1962, las tendencias de “moda” vienen predeterminadas por Color Marketing Group, una organización internacional que diseña los colores a utilizar cada año, no por un altruista sentido estético, sino porque limitar la paleta de colores supone un notable ahorro en los gastos de fabricación. No se “apuesta” por una tendencia, se juega sobre seguro.





No hay “elección” como tal, es una mera “ilusión de libertad“.


Somos “orientados“, por no decir “condicionados“, y los medios de comunicación y de entretenimiento juegan su papel de “crear opinión“… Lo cual va más allá del ya aparente ‘desinformar’.





Unos lo hacen subrepticiamente, como es el caso de los medios de comunicación y entretenimiento… y otros, tan a las claras como ese “think tank” de empresas que, en rueda de prensa, declara haberse constituido para “asesorar” al gobierno socioliberal o neoliberal de turno.


Las imágenes que nos proyectan a través del cine y del resto de medios audiovisuales, no son un reflejo de la realidad: constituyen una visión sesgada, buscando influir en nuestra percepción e interpretación del mundo, de forma interesada.





Queda patente en el caso de los jóvenes, quienes, como si no tuvieran bastante con las inseguridades creadas por su inexperiencia vital y por su incipiente sexualidad, sufren un bombardeo de culpabilidad propia e insensibilidad ante el sufrimiento ajeno, introducido en las películas de terror adolescente (‘slasher‘)… Que, de paso, les prepara para conformar nuevas y sumisas camadas egoistas pro-lucro, máxime en una época con tasas de desempleo juvenil astronómicas.


Esto se traduce, por ejemplo, en que el 47% de los escolares españoles se burla del físico de sus compañeros.


Y en la “liberalEuropa, el 46% por ciento de los estudiantes se burla de los demás por su orientación sexual, el 42% por la apariencia física, y el 35% por la discapacidad… En esa linea, el 47% de los inmigrantes de primera generación ha sufrido burlas en los últimos 3 meses, y el 17% han sido intimidados.





Las películas de zombies recogen las peores tendencias posibles de la gente, tanto entre humanos, como de los humanos hacia los zombies, mostrando otro aspecto de la misantropía, de esa actitud social y psicológica inducida de aversión general hacia la especie humana.


Este subgénero de películas predica que en realidad somos un subgénero humano, y se apoya en la frase de Plauto, un comediógrafo latino al servicio de la élite romana, de que “el hombre es un lobo para el hombre”.


Pero ese estado NO es “natural“. Es un comportamiento, y, por aberrante, urge modificar las condiciones en las que se apoya.


La “competenciasólo surge cuando unos se empeñan en dejar fuera a otros. Y este planeta puede dar cabida a todos, si se hace un uso justo e inteligente de los recursos.


Otro mundo es posible.


Pero raramente se cita la frase de Sénecael hombre es sagrado para el hombre“, y muy poca filmografía recuerda que la corrupción NO es innata al ser humano, que ha sido fruto del uso del Dinero, y agravada por el capitalismo para intensificar las desigualdades, hasta en lo más básico.





En lugar de fomentar la colaboración, que es inherente a la especie humana, se fomenta la competividad sin medida, explotando un falso rasgo animal desde una perspectiva capitalista, para globalizar un mundo donde el Dinero de unos pocos subyuga al resto, y bajo cuyo prisma tan lícitos son el enriquecimiento de la minoría como la esclavitud de la gran mayoría, amparados bajo cualquier revestimiento ideológico y religioso.


En las películas de zombies, los únicos que cooperan realmente entre sí, son los propios zombies… La ‘cooperación‘ entre homo sapiens queda denostada al compararla con el comportamiento de “homo infestus” inventados.


Esa es una idea perversa.


Pero hay
otras más…


Otras que también persisten en las películas y en la serie “The Walking Dead“.





En un mundo plagado de zombies, los ‘supervivientes’ humanos se consideran legitimados para acceder a todos los medios materiales a su alcance para exterminar a los zombies, especialmente a las armas y a la gasolina.


Eso viene a justificar, tanto la legalización de la venta de armas a particulares y países, como el intervencionismo exterior para el saqueo de recursos naturales como el petróleo.





Y otro mensaje.


Apostados en lo alto de los edificios, detrás de los búnkers, o parapetados detrás de un vehículo, los ‘supervivientes contemplan con suficiencia y asco cómo se mueve a nivel del suelo esa marea infrahumana, cosificada, y el ‘tiro al zombie‘ se convierte en un deporte plausible.





En una época escasa de verdaderas revoluciones‘, pero plena de ‘protestas‘ contra los recortes sociales y los dictadores políticos (y quizá, en algún momento, contra la dictadura de la Banca, sus crisis planificadas y sus previsibles ‘subidas de los tipos de interés‘), los cuerpos y fuerzas de seguridad de cada Estado pueden tener la tentación de sentirse oníricamente “legitimados” para considerar al pueblo al que supuestamente debían servir, como zombies, como meras dianas inhumanas sobre las que hacer blanco.


Las demostraciones populares puede que estén dirigidas por intereses espúreos (como el control del petróleo y del gas natural), que pretenden, o bien perpetuarse en el poder, o bien sustituirlo por nuevos y lucrativos regímenes-títere neo-liberales pseudo-democráticos globalizados.


Pero, cuando se manifiestan centenares de miles de personas, parece claro que están representando a una mayoría, habitualmente silenciosa, que se atreve a salir a la calle reclamando justicia social y una lucha honesta contra la corrupción del Dinero.


Adoctrinados para la caza del zombie, las fuerzas y cuerpos de seguridad no tienen por qué pararse a pensar en quién se manifiesta y por qué.


Pese a que, después de todo, la mayoría de los manifestantes podrían estar compartiendo algo con los ‘zombies‘.


El hambre.




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 66 seguidores