Posts Tagged ‘Globalización

28
May
14

Antropoceno 4

Sobre la Bifaz de la Tierra



Catarsis



Este momento es crucial.


En palabras del antropólogo Marvin Harris:


Cada decisión individual de aceptar, resistir o cambiar el orden actual, altera la probabilidad de que se produzca un resultado específico.


La evolución cultural nunca está libre de influencia, y probablemente algunos momentos son más «abiertos» que otros.


Los momentos más «abiertos» son aquéllos en los que un modo de producción alcanza sus límites de crecimiento, y pronto debe adoptarse un nuevo modo de producción.


Estamos avanzando rápidamente hacia uno de esos momentos «abiertos».


Cuando lo hayamos atravesado, y sólo entonces, al mirar hacia atrás, sabremos por qué los seres humanos eligieron una opción, y no otra.


Mientras tanto, la gente comprometida a nivel personal con una determinada visión del futuro, está plenamente legitimada para luchar por ella, aunque conseguirlo pueda parecer parezca difícil e improbable.


En la vida, como en cualquier partida cuyo resultado depende tanto de la suerte como de la habilidad, la respuesta racional, en caso de desventaja, consiste en luchar con más ahínco.”





oPresión




Pero, en este sistema, algunos llegan a la conclusión de que favorecen sus propios intereses cuando consiguen perjudicar con su comportamiento a los demás… Así que, querrán justificar como “respuesta racional” una conducta que no surge del consenso sino de la imposición de sus intereses sobre los de los demás.


Se podría calificar ese comportamiento desaprensivo como “racional” , dado que es fruto de un razonamiento, pero, moralmente, es “destestable”.


Quienes lo llevan a cabo saben que, por regla general, su mala conducta quedará impune, bien porque no existe ninguna ley que la prohíba, o bien porque dicha ley existe pero no se hace cumplir con eficacia.


El Piramidón


Ahí se encuadra precisamente el ritual neoliberal de “privatizar los beneficios y socializar las pérdidas“.


Los infractores se sienten seguros: son pocos en número, y están muy motivados ante la perspectiva de cosechar beneficios cuantiosos, fáciles e inmediatos.


En contraste, las pérdidas generadas quedan difuminadas entre un gran número de individuos… Esto proporciona a los perdedores (o, como vimos, incautos) una motivación escasa para escarmentar y complicarse con el trastorno, el embrollo y el coste que supone defenderse, ya que cada perdedor pierde sólo un poco, y, aunque consiguiera enmendar el robo perpetrado por la minoría de “tramposos“, únicamente obtendría beneficios reducidos, inciertos y tardíos.


La lucha contra el cambio climático es otro ejemplo de lucha por una “sociedad civilorganizada fuera de las empresas o corporaciones para actuar en el campo de lo público, buscando el bien común cívico y social, sin ánimo de lucro personal.


Sinergia


El proverbio chino dela unión hace la fuerza” se ha disfrazado en el eufemístico y moderno concepto de sinergia… Y también resulta válido fuera del ámbito empresarial: la fuerza de la unión de acciones realizadas simultáneamente por individuos separados tienen, en su conjunto, un efecto mayor que la suma de sus individuales: “1+1=3”


No es por un mero calentón.


El cambio climático puede suponer una nueva oportunidad para denunciar el desamparo del capitalismo y su actual globalización corporativa neoliberal.


Para reconstruir la esfera pública, fortalecer la sociedad y crear trabajos dignos.


Para ahondar en la democracia y mejorar realmente la calidad de vida de todo el mundo.


Katriyan


Pero, ¿cómo de probable es influir?


No bastará con recordar que la impredecibilidad del clima es global, y que a todos o a cualquiera le puede afectar.


El tifón Haiyan de 2013 en Filipinas, es un ejemplo de desastre natural que veremos cada vez con mayor frecuencia en el futuro… Miles de muertos, importantes daños económicos, crisis humanitaria y éxodo, violencia y saqueos, informes sobre dejación de la responsabilidad estatal en el mantenimiento de las infraestructuras, críticas a los gobiernos por el tardío aviso y la falta de preparación y coordinación de la asistencia…


Pero eso mismo ocurrió con el huracán Katrina 8 años antes (2005) en la metrópoli EEUU.


Nada cambió porque nada se hizo… Eso sí, se evitó que los pobladores volvieran a sus hogares, para especular urbanísticamente con ese terreno.


Prevaricación


Suiza también quedará afectada… Pero las transferencias de fondos son electrónicas, y en algún otro paraíso fiscal hará buen tiempo.


Así, que, con este capitalismo financiero global, no va a ser una tarea fácil.


Pero nunca lo ha sido.


Elite


Parafraseando al científico Jared Diamond, cuando la élite puede aislarse de las consecuencias de sus actos, es más probable que haga cosas que beneficien a sus miembros aunque sus actos perjudiquen a todos los demás.


Y, a la inversa, en aquellas sociedades en las que la élite no puede aislarse de las consecuencias de sus actos, es mucho menos probable fracasar en las demandas.






(Continuará)



Anuncios
23
Feb
11

Zombificación



El estreno de la serie de TVThe Walking Dead“, basada en el cómic del mismo nombre, bate récords de audiencia en todo el mundo.





En TV aparecen cientos de cuerpos de niños, ancianos, mujeres y adultos, desmembrados, ensangrentados, muertos o agonizando, y los supervivientes sin esperanza de atención médica, con dolores, con sufrimiento extremo, deambulando como zombies entre los cadáveres y las ruinas.


No, no se trata de la serie de TV… Es la vida real, y está pasando en sitios como Haití.





Haití se hizo famoso por los ritos vudú que crean un efecto de “zombificación” sobre aquellos que caen en trance, aunque en realidad no sea sino un estado de catalepsia, de origen esquizofrénico o farmacológico… Paradojas de la vida. Más allá de los ritos, un año después del terremoto, la mayor parte de su irredenta población son “muertos vivientes“.





Por contra, en “The Walking Dead“, los muertos que vuelven a la vida… Y no provocan indiferencia.


La forma de actuar de humanos y zombies constituye un ensayo inevitable de sociología.




El director de películas de temáticazombie‘ más conocido es George A. Romero.


En producciones como “Dawn of dead” (1978), subyace una crítica al consumismo.





Esa es la interpretación “clásica” del enfrentamiento entre el ser humano y su imagen carente de vida y de pensamiento racional: la crítica a la sociedad de consumo actual… porque el neoliberalismo capitalista proyecta en la gente un comportamiento gregario e inconsciente.


El ‘centro comercial‘ (‘mall‘) es el escenario del ‘apocalipsis zombie‘, porque ‘comprar’ se ha convertido en una necesidad primordial y básica… Y ‘consumir‘ es lo que hacemos todos los días.


Romero comenta que sus películas expresan la idea de que los zombies no son “ellos” sino “nosotros”… Los zombies son aquello en lo que nos estamos convirtiendo.





Tal es el papel que nos han asignado en este teatro del Dinero… porque el papel de “vampiro“, ya está reservado para la Banca.


Como ‘consumidores’, no sólo somos “seducidos” por las campañas intencionales de marketing.


Para estimularnos a consumir, las fabricantes se dirigen directamente a nuestros sentidos, desarrollando el color, el sonido y la fragancia de los productos que finalmente compramos, en un continuo ciclo programado de comprar-tirar-comprar.





Desde 1962, las tendencias de “moda” vienen predeterminadas por Color Marketing Group, una organización internacional que diseña los colores a utilizar cada año, no por un altruista sentido estético, sino porque limitar la paleta de colores supone un notable ahorro en los gastos de fabricación. No se “apuesta” por una tendencia, se juega sobre seguro.





No hay “elección” como tal, es una mera “ilusión de libertad“.


Somos “orientados“, por no decir “condicionados“, y los medios de comunicación y de entretenimiento juegan su papel de “crear opinión“… Lo cual va más allá del ya aparente ‘desinformar’.





Unos lo hacen subrepticiamente, como es el caso de los medios de comunicación y entretenimiento… y otros, tan a las claras como ese “think tank” de empresas que, en rueda de prensa, declara haberse constituido para “asesorar” al gobierno socioliberal o neoliberal de turno.


Las imágenes que nos proyectan a través del cine y del resto de medios audiovisuales, no son un reflejo de la realidad: constituyen una visión sesgada, buscando influir en nuestra percepción e interpretación del mundo, de forma interesada.





Queda patente en el caso de los jóvenes, quienes, como si no tuvieran bastante con las inseguridades creadas por su inexperiencia vital y por su incipiente sexualidad, sufren un bombardeo de culpabilidad propia e insensibilidad ante el sufrimiento ajeno, introducido en las películas de terror adolescente (‘slasher‘)… Que, de paso, les prepara para conformar nuevas y sumisas camadas egoistas pro-lucro, máxime en una época con tasas de desempleo juvenil astronómicas.


Esto se traduce, por ejemplo, en que el 47% de los escolares españoles se burla del físico de sus compañeros.


Y en la “liberalEuropa, el 46% por ciento de los estudiantes se burla de los demás por su orientación sexual, el 42% por la apariencia física, y el 35% por la discapacidad… En esa linea, el 47% de los inmigrantes de primera generación ha sufrido burlas en los últimos 3 meses, y el 17% han sido intimidados.





Las películas de zombies recogen las peores tendencias posibles de la gente, tanto entre humanos, como de los humanos hacia los zombies, mostrando otro aspecto de la misantropía, de esa actitud social y psicológica inducida de aversión general hacia la especie humana.


Este subgénero de películas predica que en realidad somos un subgénero humano, y se apoya en la frase de Plauto, un comediógrafo latino al servicio de la élite romana, de que “el hombre es un lobo para el hombre”.


Pero ese estado NO es “natural“. Es un comportamiento, y, por aberrante, urge modificar las condiciones en las que se apoya.


La “competenciasólo surge cuando unos se empeñan en dejar fuera a otros. Y este planeta puede dar cabida a todos, si se hace un uso justo e inteligente de los recursos.


Otro mundo es posible.


Pero raramente se cita la frase de Sénecael hombre es sagrado para el hombre“, y muy poca filmografía recuerda que la corrupción NO es innata al ser humano, que ha sido fruto del uso del Dinero, y agravada por el capitalismo para intensificar las desigualdades, hasta en lo más básico.





En lugar de fomentar la colaboración, que es inherente a la especie humana, se fomenta la competividad sin medida, explotando un falso rasgo animal desde una perspectiva capitalista, para globalizar un mundo donde el Dinero de unos pocos subyuga al resto, y bajo cuyo prisma tan lícitos son el enriquecimiento de la minoría como la esclavitud de la gran mayoría, amparados bajo cualquier revestimiento ideológico y religioso.


En las películas de zombies, los únicos que cooperan realmente entre sí, son los propios zombies… La ‘cooperación‘ entre homo sapiens queda denostada al compararla con el comportamiento de “homo infestus” inventados.


Esa es una idea perversa.


Pero hay
otras más…


Otras que también persisten en las películas y en la serie “The Walking Dead“.





En un mundo plagado de zombies, los ‘supervivientes’ humanos se consideran legitimados para acceder a todos los medios materiales a su alcance para exterminar a los zombies, especialmente a las armas y a la gasolina.


Eso viene a justificar, tanto la legalización de la venta de armas a particulares y países, como el intervencionismo exterior para el saqueo de recursos naturales como el petróleo.





Y otro mensaje.


Apostados en lo alto de los edificios, detrás de los búnkers, o parapetados detrás de un vehículo, los ‘supervivientes contemplan con suficiencia y asco cómo se mueve a nivel del suelo esa marea infrahumana, cosificada, y el ‘tiro al zombie‘ se convierte en un deporte plausible.





En una época escasa de verdaderas revoluciones‘, pero plena de ‘protestas‘ contra los recortes sociales y los dictadores políticos (y quizá, en algún momento, contra la dictadura de la Banca, sus crisis planificadas y sus previsibles ‘subidas de los tipos de interés‘), los cuerpos y fuerzas de seguridad de cada Estado pueden tener la tentación de sentirse oníricamente “legitimados” para considerar al pueblo al que supuestamente debían servir, como zombies, como meras dianas inhumanas sobre las que hacer blanco.


Las demostraciones populares puede que estén dirigidas por intereses espúreos (como el control del petróleo y del gas natural), que pretenden, o bien perpetuarse en el poder, o bien sustituirlo por nuevos y lucrativos regímenes-títere neo-liberales pseudo-democráticos globalizados.


Pero, cuando se manifiestan centenares de miles de personas, parece claro que están representando a una mayoría, habitualmente silenciosa, que se atreve a salir a la calle reclamando justicia social y una lucha honesta contra la corrupción del Dinero.


Adoctrinados para la caza del zombie, las fuerzas y cuerpos de seguridad no tienen por qué pararse a pensar en quién se manifiesta y por qué.


Pese a que, después de todo, la mayoría de los manifestantes podrían estar compartiendo algo con los ‘zombies‘.


El hambre.

31
Ene
11

Vuelve Volcker




Paul Volcker ofreció apoyo moral al presidente del gobierno español, José Luis Rodriguez Zapatero, en la presentación de su “Informe Económico 2010“.


El famoso economista ha sido consejero de economía del presidente de EEUU, Barack Obama, hasta la semana pasada.


Desde finales de 2008, Volcker ha estado al frente del Consejo Asesor para la Recuperación Económica, y desde este puesto, ha acometido el llamado “plan Volcker” (también conocido como “regla Volcker“), una regulación sobre las actividades de riesgo de los bancos estadounidenses, base de la reforma financiera del presidente Obama, que desató la ira de Wall Street, al punto  que algunos banqueros afirmaron Volcker había perdido el contacto con la realidad económica actual.


Y es que el “plan Volckerimpide a cualquier banco que capte depósitos, tener inversiones financieras de alto riesgo (‘hedge funds‘) ni fondos devaluados (‘private equity‘). A los bancos se les permite ofrecer servicios de inversión a los clientes, pero no usar sus depósitos para obtener beneficios financieros de riesgo.


Con su presencia, Zapatero quiere utilizar la figura de Volcker para reforzar su imagen ante el electorado de lucha contra la Banca, dando a entender su apoyo a una regulación como respuesta a la crisis actual creada por el sistema financiero.





En el acto de presentación de su “Informe Económico 2010“, asistieron, no sólo Volcker, sino también la flor y nata de la Banca española, así como representantes de los principales bancos de inversión que operan en España (Deutsche Bank, Nomura, Citi, UBS, Goldman Sachs, BNP Paribas y Societé Generale).


Delante de todos ellos, el presidente del gobierno español puso de manifiesto su intención de completar la reforma laboral, reformar las pensiones… y acelerar la “reestructuración” de las Cajas de Ahorro.

En efecto, pocos días después, se anuncia que las Cajas de Ahorro españolas, entidades financiaras sin accionistas, obligadas a destinar sus excedentes a fines sociales, y actualmente en crisis debido al riesgo asumido en la burbuja inmobiliaria, a su atomización y a la perversa utilización política, no van a ser nacionalizadas para la reconstrucción de una Banca Pública, sino que serán reflotadas con dinero público, para, una vez saneadas con cargo al bolsillo de todos, ser despojadas y privatizadas en pro del lucro de unos pocos: la Banca, especialmente la extranjera (a precio de saldo)… con lo que se consiente y premia la usura de esa Banca, que está prestando dinero incluso al 15% a los empresarios que quieren poner en marcha actividades económicas para crear riqueza y empleo.


Una medida que el Partido Popular (PP) en la oposición, aplaude íntimamente, dado que en 2009 ya abogaban por “limitar ” la participación pública en estas entidades.


Y, pocos días después, el gobierno español, las organizaciones empresariales CEOE y CEPYME, y los sindicatos CCOO y UGT, llegan a un acuerdo para la reforma de las pensiones, consiguiendo que la media de reducción de las pensiones que percibirán los trabajadores jubilados sea de al menos un 25%, de forma que el estado dispondrá de 40000 millones de euros extra en los próximos años para engrosar el negocio de la Banca y los especuladores que operan para ella, en un penúltimo pacto social, innecesario y de dudosa responsabilidad.





Respaldados por el ideario de los neoliberales en la oposición, y la presencia de la Banca y de Volcker, los socioliberales del gobierno quieren hacernos creer que se trata de regulaciones necesarias en esos sectores, no de presiones de la Banca nacional e internacional.


Pero, si Volcker es partidario de la regulación financiera desde el estado, ¿ qué hacía en un acto de apoyo a la desregulación pública del estado ?


¿ Es el mismo Volcker que, en septiembre de 2009, dijo que “el sistema financiero de EEUU es insolvente y está quebrado” ?


¿ Cómo Volcker se queja de que el gobierno de EEUU haya tenido que nacionalizar la banca financiera privada para reflotarla, y avala con su presencia un acto donde el presidente del gobierno de España anuncia una medida similar ?


Si Zapatero presume de que la fortaleza bancaria española se debe a estar regulada, e invita a Volcker por ser un defensor de las regulaciones, ¿ por qué Volcker apoya con su imagen un acto donde se anuncia que se van a privatizar las Cajas de Ahorro, que concentran el 51% del ahorro de los españoles, exponiéndolo a manos de una Banca internacional con regulaciones menos rígidas o en pañales ?





¿ Bebe Volcker demasiado Johnnie Walker ?




La “solución Volcker”



Debido a que las reservas de oro de EEUU eran insuficientes para que el dólar jugase el papel de la única moneda “pilar” mundial en pleno despliegue de la superioridad militar de EEUU, el presidente Nixon anunció a un sorprendido mundo el 15 de agosto de 1971 que, desde ese día, EEUU incumpliría sus obligaciones respecto a los tratados internacionales de Bretton Woods, que obligaban a que la oferta monetaria (esto es, imprimir billetes de dólar) precisase del respaldo del oro.


Fue la culminación de un proceso histórico que, desde la época romana (“dinero” proviene del término latino “denario“), había venido devaluando el valor de la moneda en relación al oro, el metal precioso por antonomasia… Nerón realizó la primera devaluación, y Nixon acabó con la convertibilidad del dólar en oro.


Así que, desde 1971, el valor del dólar, ni se corresponde con las reservas de oro, ni está garantizado por el estado: es una moneda privada, emitida por los Bancos privados que componen la Reserva Federal (FED), la cual presta al estado para luego recuperarlo con intereses, eso sí, con cargo a nuestro bolsillo.


Entre los asesores más cercanos de Nixon, estaba un funcionario llamado Paul Volcker, entonces Secretario del Tesoro para Asuntos Monetarios Internacionales, que llevaba largo tiempo asociado a la familia Rockefeller.


Volcker fue el padre de la idea. La “solución Volcker” de desligar el dólar del oro, trataba de reconvertir a EEUU, de mayor prestamista del mundo, a ser el mayor deudor del mundo… y sin límite . Así, las finanzas estadounidenses y el dólar dominarían las finanzas mundiales.





Luego, fue fácil. Simplemente, la FED cerró el grifo del dinero, con lo que las monedas del mundo entraron en una fluctuación libre por la incertidumbre, acudiendo al dólar como moneda refugio. Pero el dólar ya no estaba respaldado por oro, sino sólo la por la “plena fe y confianza” en el gobierno de EEUU.


La “solución Volcker” fue tan simple, como destructiva para la salud de la economía mundial… pero perfecta para desplegar el complejo capitalista-militar de EEUU: la necesidad de dólares hizo que los países comprasen deuda estadounidense, a la par que EEUU se podía permitir endeudarse más y más…


Pero
a mayor déficit, mayor inflación.


Fue tan alta la inflación causada por la “solución Volcker“, que, ante el desplome exterior de la “confianza” en el dólar, en agosto de 1979, el presidente Jimmy Carter se vio obligado por los grandes bancos de Wall Street a aceptar… en efecto, al mismísmo Paul Volcker, como nuevo presidente de la FED, con la orden taxativa de preservar al dólar como moneda de referencia.


Volcker ejerció como presidente de la FED entre 1979 y 1987, bajo la presidencia del demócrata Jimmy Carter, y luego fue reelegido para el cargo en 1983 por el presidente republicano Ronald Reagan.


¿ Agradecidos, a ambos lados de la plutocracia ?… Pero, ¿ no era Volcker un regulador anti-Banca ?




El “plan Volcker”



Desde 2009 hasta su reciente dimisión, Volcker ha diseñado las lineas maestras de la reforma financiera auspiciada por el presidente Obama. Con el “plan Volcker“, ha intentado que los grandes bancos no utilicen los sistemas de protección de depósitos como plataforma para sus operaciones especulativas.


Pero el “plan Volcker” tiene agujeros por los cuales podría pasar un elefante:

  • Para empezar, sólo se aplica a las instituciones que manejan depósitos. Goldman Sachs o Morgan Stanley, por ejemplo, podrían eludir el “plan Volcker” y seguir adelante con sus operaciones especulativas si se deshacen de la pequeña base de depósitos que mantienen en la actualidad.


  • En realidad, el “plan Volcker” da permiso a los Bancos para mantener inversiones financieras de alto riesgo (‘hedge funds‘) y amplía el plazo hasta el año 2019 para gestionarlos como deseen, lo que significa que tendrán 9 años más de sustanciosos beneficios antes de tener que cerrar esa fábrica de riesgo. Enhorabuena a Citigroup, Morgan Stanley, JP Morgan, Goldman Sachs y Merrill Lynch.


  • Por otra parte, los Bancos van a poder seguir siendo dueños de fondos de cobertura y de otros fondos de títulos financieros, siempre y cuando las operaciones se hagan a nombre y por cuenta de sus clientes (en lugar de ser vehículos de inversión especulativa con recursos propios del Banco). Pero esto es peligroso. La crisis demostró que la línea divisoria entre operaciones a nombre de los clientes y con recursos propios de un banco, es muy tenue: en la crisis, muchos bancos grandes acabaron rescatando a clientes poderosos que habían salido “trasquilados” en operaciones de dudosa calidad. Ahora, los bancos podrán eludir el “plan Volcker” con tan sólo retirar su capital de los fondos de cobertura que manejan: de ese modo siempre podrán argumentar que todas las operaciones son de sus clientes.


  • De igual manera, el “plan Volckerno impedirá a los Bancos realizar operaciones especulativas en los mercados de futuros, de materias primas y ‘commodities‘. Sólo tienen que demostrar que se trata de operaciones por cuenta de sus clientes. De hecho, las empresas especializadas en este tipo de transacciones (como Trafigura, Glencore o Vitol), se verán beneficiadas por la exclusión de los Bancos en este sector. Muchos analistas piensan que, en la lucha por apropiarse de mayores parcelas de mercado, la volatilidad va a arreciar. No hay que olvidar que las alzas en precios de aceites y cereales hace 2 años estuvieron relacionadas con la actividad especulativa de Bancos, fondos, aseguradoras y otros grandes agentes en los mercados de futuros… La crisis por los altos precios de los alimentos puede agravarse próximamente.



La desregulación es sin duda una de las raíces de la crisis bancaria actual, pero también les ha hecho enormemente ricos. Así que, por diseño, la reforma que propone el “plan Volcker” debe ser tímida, demasiado como para que alguien piense que en algún momento contrarrestará el alud especulativo sin fin (especialmente, de la economía estadounidense)…


Como mucho, lo reconducirá. Y, en cuanto a  asumir menor riesgo… Bueno, en realidad, da igual que ahora se exija aumentar la provisión de capital (fondos propios y reservas, ‘core capital‘) al 8%… Con cualquier cifra menor del 100%,  siempre se estarán “apalancando“, siempre estarán jugando con el dinero de los demás, porque esa es la base de su negocio.


Las regulaciones de Volcker, el “sargento de hierro“, son dúctiles como el plomo… ¿ Está fuera de lugar decir “como era de esperar” ?.




Re-Volcker



En España, la economía se dirige a un estancamiento por crecimiento nulo y desempleo alto, al que se viene a sumar, por si fuera poco… una inflación alta, es decir, un aumento de los precios. En 2010 la inflación ha sido del 3%, debido sobre todo al aumento de los precios del petróleo y las materias primas, y las subidas impositivas (del IVA en julio y del tabaco en diciembre). Ya han subido, o se espera que suban, o sigan subiendo: energía (luz, gas, propano, gasolina, gas-oil), transportes, alimentos, seguros (son más caros, porque hay más robos)…


La palabra que define esta situación económica, es una palabra tabú para los economistas: estanflación.


En “estanflación” se combinan los términos “recesión” (estancamiento) e “inflación“, porque se trata de la situación económica que indica la simultaneidad del alza de precios, el estancamiento económico y el alto desempleo.





En economía clásica, la inflación se opone al desempleo: a mayor inflación, menor desempleo, situación que se describe con la curva de Phillips. La estanflación supone la ruptura de esa “ley económica“, porque coexisten el aumento de la inflación con el alto desempleo.


La estanflación, si ocurre, solo se da en situaciones económicas críticas… Es, digamos, “casi lo peor” que le puede pasar a una economía capitalista, y puede preceder a una época de “hiperinflación” , que se supone es “lo peor” que puede sucederle a esa economía. Al llegar la “hiperinflación“, se dan casos de acumulación y acaparación de bienes, principalmente, los bienes básicos para la pura subsistencia.


La estanflación se convierte en un arma de destrucción masiva dirigidas a los medios de subsistencia, no sólo de los pensionistas y de aquellos con ingresos fijos, sino también de los estudiantes, los desempleados, las familias, y casi todos los que tienen un empleo en la economía de producción.


Qué casualidad que aparezca Volcker.





Porque el mayor hito de la carrera de Volcker, por lo que mejor se le recuerda, tuvo lugar cuando era presidente de la FED.


Volcker se enfrentó a la estanflación.


Para reducir la galopante inflación provocada por las medidas adoptadas desde la etapa Nixon, subió escalofriantemente los tipos de interés hasta el 21,5%, aumentando así el valor del dólar, aunque ello impactase directamente sobre los países en desarrollo (latinoamericanos, africanos… España…). El aumento de los tipos ocasionó el incremento de los intereses que se cobraban por las deudas que habían contraido empresas y estados de todo el mundo, siendo común en la época recurrir a créditos para poder hacer frente a los pagos de préstamos anteriores… Este fenómeno recibió el nombre de “espiral de la Deuda”.


El efecto fue devastador. En los 80′, la subidas de los tipos de interés de Volcker provocaron la peor recesión de EEUU desde la década de los 30′, para las vidas de millones de estadounidenses de clase media y baja. Además, esta política supuso una sobreafluencia de capital a EEUU, dificultando enormemente la competencia de otros países, que pasaron a disponer de un menor capital.


Los más afectados por estas políticas fueron los estados latinoamericanos, que se vieron obligados a aceptar las políticas del Consenso de Washington si querían ser rescatados de esta “espiral” o “crisis de la Deuda” (otra más) que la subida de tipos originó, y se vieron sometidos a los terribles Planes de Ajuste Estructural (¿ suena familiar ?): la subida de interés no sólo allanaba el camino al neoliberalismo, sino que además, ampliaba el terreno sobre el que aplicarlo.


En este mismo sentido, los países africanos registraron un importante retroceso: en el año 2000, 24 países africanos tenían un PIB per cápita menor que 25 años antes.


Volcker causó la peor recesión desde la Gran Depresión… pero preservó el sistema capitalista y la primacía financiera estadounidense.





No parece casual que Zapatero invite al luchador anti-estanflacionista Volcker… porque estanflación es lo que se espera en España.


La subida de los tipos de interés “made in Volcker” puede volver a aplicarse.  Sabemos a quién sirve… y las consecuencias.


España no puede devaluar la peseta ni actuar con “Planes de Estabilización” porque nos metieron en el euro, sólo nos dejan actuar sobre la productividad, reducir las emisiones de Deuda, y alguna otra medida para maquillar nuestros ratios en la Unión Europea (UE). El premio Nobel de Economía, Paul Krugman, al comparar los problemas de Deuda de Islandia con los de Irlanda, dijo: ”A Islandia le ha beneficiado el hecho de que, a diferencia de Irlanda, sigue teniendo su propia moneda; la devaluación de la corona islandesa ha hecho que las exportaciones de Islandia sean más competitivas, y ha limitado la gravedad de la crisis”… En el caso español, la salida del euro, más que una posibilidad, sería una necesidad.


De modo que España, tampoco puede subir los tipos de interés unilateralmente, al estar la soberanía en su política monetaria entregada al Banco Central Europeo (BCE).



Pero cuando los suba EEUU... arrastrará a todo el mundo. Y es factible: en la situación actual, una vez sobresaturados los mercados globales, ya inundados de dólares, se puedan elevar las tasas de interés y los rendimientos de los bonos de Tesoro , para provocar una fuga masiva de capitales hacia EEUU y hacer estallar las burbujas de activos en los mercados emergentes.  De paso, provocaría además que las economías en desarrollo se viesen en la necesidad de aumentar aún más su Deuda… En fin, toda una reedición de la “espiral de la Deuda”.


Para más inri, se espera que el propio BCE suba los tipos de interés en la zona euro, porque dicha subida sería bienvenida en Alemania o Francia: el corazón del euro goza de buena salud en el empleo, está cerca de alcanzar el objetivo de déficit presupuestario de la Unión Europea (UE) y, tras un año de fuerte expansión de las exportaciones, se vaticina una sensible mejora del consumo doméstico…. Pero para el resto de países del euro, supondría una mala noticia, porque aumentaría su Deuda y la consiguiente refinanciación (Irlanda, Grecia, PortugalEspaña…). Cuando hace una década se vivió una situación inversa, y Alemania y Francia tenían apuros para salir de la recesión, además de dar pie a las primeras infracciones en el Pacto de Estabilidad, forzaron al BCE a mantener una política de tipos de interés favorable para ambas potencias, pero demasiado laxa para economías como la española o la irlandesa, inmersas entonces en un fulgurante despegue de la inversión (inmobiliaria, principalmente) y el consumo privado. La UE y el euro sirven a quienes sirven.


Ya suba los tipos EEUU, o la UE de Alemania-Francia, empeorará la vida de la clase trabajadora del resto del mundo. Pero la Banca seguirá ganando.


La solución a la estanflación es recuperar el suministro de materias primas. La estanflación se mitiga, bien por encontrar un sustituto a la falta de recursos, o bien aumentando la productividad económica y la eficiencia energética de manera se consiga una mayor producción con menos coste de recursos.


Por ejemplo, a finales de los 70′ ‘y principios de los 80′, la escasez de petróleo fue superada por el aumento de la eficiencia energética y el aumento de la producción mundial de petróleo. Este factor, más que los ajustes en la política monetaria, fue crucial para terminar con la estanflación.


Teniendo en cuenta que toda estanflación ocurre cuando hay especulación con las materias primas, que la especulación hace que el petróleo no deje de subir, que China e India precisan de  energía y materias primas, que el “plan Volcker” permite a la Banca realizar operaciones especulativas en los mercados de futuros, materias primas y ‘commodities‘, que las multinacionales de la alimentación manejan la producción y el acopio de alimentos para especular también con los precios (el propio Volcker forma parte del consejo de administración de la multinacional Nestlé), que España no puede devaluar su (inexistente) propia moneda ni competir en productividad con China… En el marco actual, no hay escapatoria a la estanflación.





La única salida sería salirse de este perverso sistema económico basado en el Dinero, e ir hacia una economía basada en Recursos.



La alternativa de gastar menos” no funciona, no ante el poder de una Globalización que opera a nivel mundial: es imposible competir a nivel global en bienes y servicios con países que sometan a seres humanos a trabajar por menos de un dólar al día. Así que no es de recibo adoptar reformas locales que tienden a reducir el de por sí precario ‘estado de bienestar‘ de la gente, sin además reducir el despilfarro… salvo que se persiga perpetuar el actual poder de unos pocos sobre la gran mayoría. Es más, cuando los “mercados” decidan ir a por este o aquel estado, por muchas reformas anti-sociales prometidas o en curso, no llamarán a la puerta… Simplemente, la derribarán… Tal es el poder de la Banca, y del sistema financiero que ha creado.


Y España no es sino otro caso más: la estanflación se repite en cada vez más países del mundo.


Objetivamente, el Capitalismo empuja hacia la estanflación: el empleo no se puede recuperar porque se fabrica en otra parte, pero la inflación amenaza siempre, aunque provenga de fuera por la especulación con las materias primas y los alimentos. Esta política de tierra quemada‘ sólo continúa adelante merced a la apertura de nuevos mercados y suministros de mano de obra, es decir… a través de la Globalización.


Visto así, la Globalización es una respuesta adaptativa temporal de la Banca para mantener su estatus… Unos se arrogan el papel de paraíso financiero. A otros, les toca, bien producir a coste irrisorio, y al resto, ser dejados de lado enfrentados a la estanflación, o directamente depredados.




Con V de Volcker



Volcker ha recibido críticas de Wall Street, que se revuelve con uñas y dientes ante cualquiera que ose insinuar poner coto a su depredación… No se paran a pensar que el veterano luchador es uno de los suyos. El dinero, ciega.


Volcker viene de ‘tour‘ a España buscando redención, el acercamiento y la reconciliación con Wall Street, y por eso apoya privatizaciones como las de las Cajas de Ahorro, y los encargos de estudios de “evaluación de políticas” y viabilidad financiera para el estado y para las desiguales autonomías españolas: son filones que engrosarán las arcas de las consultoras y la Banca estadounidenses, que vendrán, gustosamente, a ‘hacer Caja‘.





Volcker dimite, dolido, porque ya no precisan de sus consejosObama le sustituye por Jeff Immelt, republicano y presidente ejecutivo de General Electric (rescatada por el gobierno federal), para encabezar el panel de asesoría económica centrado en promover el crecimiento de la inversión empresarial.


El tal Immelt es, por cierto, un firme partidario de la externalización de los procesos de manufactura, pese a su terrible impacto en la clase trabajadora local. Pero Obama le prefiere en lugar de Volcker, porque así se atrae a sus críticos en un momento crucial: calentando los motores electorales, muestra al dividido país y al empresariado un sentido pragmático y menos ideológico, y, además, une a sus filas a alguien que puede ayudarle en sus relaciones con los republicanos en el Congreso.


La Banca mueve sus hilos para poner a cargo de las instituciones a sus presidentes, y así, pueden expander o contraer la oferta monetaria (fabricar o cerrar el flujo de dinero), y crear, abolir y modificar las normativas, según les convenga, para perpetuar y ahondar el saqueo y la soberanía de sus propios ciudadanos y de los del resto de países… desde Irán, a Haití… en una auténtica guerra contra la (verdadera) democracia.


Cuando Volcker afirma que “estamos en un sistema financiero dependiente del gobierno, nunca pensé que viviría para verlo… tenemos que luchar para salir de esa situación“, se refiere a que no cree que el estado deba rescatar Bancos de la quiebra por haberse expuesto excesivamente al riesgo.


Pero Volcker no quiere ser un aguafiestas, sólo defiende que la Banca financiera no corra riesgos para no poner en peligro la Banca comercial tradicional.





Puede que sea un veterano luchador, pero este no es el mesías-libertador que pone su coraje, saber y experiencia al servicio de presidentes que luchan contra la Banca: desde su más tierna juventud, era un acólito de la familia Rockefeller, y sigue a su servicio. Sólo quiere que no corran riesgos innecesarios que les pongan en peligro, y apoya retomar la función clásica de la Banca.


Porque cree en el Capitalismo… Además de economista, y de ex-presidente de la Reserva Federal estadounidense, es ya casi un banquero: trabajó en el Banco de la Reserva de Nueva York a los 25 años, y fue miembro fundador de la Trilateral.


Como protegido de la familia Rockefeller, ha trabajado largos años en el Chase Bank, y en el  Comité Fiduciario del Rockefeller Group, Inc. (RGI).


Y después de salir de la FED en 1987, se convirtió en presidente de la importante firma de banca de inversión y asesoramiento empresarial de Nueva York J. Rothschild, Wolfensohn & Co. (dirigida por James D. Wolfensohn, quien más tarde se convirtió en presidente del Banco Mundial. Desde octubre de 2006, es el Presidente de la influyente Junta de Síndicos, con sede en Washington. Actualmente, es presidente de la Junta de Consejeros de la Cámara Internacional de Manhattan.


Y, desde hace muchos años, Volcker asiste a las reuniones del grupo Bilderberg.


Dese su lucha por una Banca menos arriesgada, Volcker nos recuerda que las crisis se han planificado y las regulaciones modificado (con su propia participación), para que esa Banca pueda expandir sus beneficios, ramificándose y diversificándose como una hiedra se adosa a su huésped para extraerle el jugo.


Porque el Dinero es un veneno, y, el ánimo de lucro a corto plazo recorre todo el cuerpo social, así enfermo, buscando cualquier nuevo punto débil donde atacar…


Volcker teme que el ansia de dinero acabe con el enfermo, y quiere sacarlo de la UVI… pero no sanarlo.


La medicina que nos cure no se habrá de limitar a aliviar los síntomas.







Las aguas se calmarán.


Y, un día, Wall Street reconocerá que nunca podrá estar lo suficientemente agradecida a Volcker por hacer ganar dinero a sus mecenas, por lograr que el dólar fuese la referencia de la Deuda mundial, y por acometer una reforma tan liviana, que no evitará nuevas burbujas y crisis de contracción de crédito bancario… y le homenajearán.


Hoy por hoy, en este “teatrillo del dinero“, están actuando como una panda de arrogantes jovenzuelos desagradecidos.


Si Volcker no les infunde “confianza“, imaginemos lo que piensan del resto de nosotros.

23
Nov
10

Automanías




El domingo 28 de noviembre tendrán lugar las elecciones al Parlamento de Cataluña.


Son el pistoletazo de salida para el alud de elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2011, que finalmente culminará en las próximas elecciones generales a las Cortes Generales de España.


Como parte de la campaña a las autonómicas catalanas, se renuevan las llamadas a la independencia de Cataluña del estado español.


En concreto, CiU afirma que, si gana mayoritariamente, se da 8 años para conseguir la soberanía.


8 años.


Pero las causas para correr tanto no son:

  • Que el Tribunal Constitucional de España rechazase por inconstitucionales numerosos artículos del reciente Estatut autonómico de 2006 aprobado por las Cortes. Dado que los Estatutos de Autonomía están subordinados a la Constitución, aunque juntos conformen el marco constitucional, al menos no deben contradecirse.


  • La preocupación por reducir la brecha con el estado del bienestar catalán con la Unión Europea (UE) y con el conjunto español. Es cierto que, pese a los esfuerzos del Tripartito, hay déficit fiscal, pero se explica por la política de recorte de impuestos de los gobiernos del Partido Popular (PP) y por la falta de ingresos como consecuencia de la actual crisis económica tras el estallido de la pseudonovedosa-burbuja-inmobiliaria, más que a políticas de confrontación.



Visto que esos 2 argumentos son meras excusas, debe haber algún aliciente, una motivación extra para que resulte rentable conseguir la independencia.


Algo les dice que les irá mejor.


Y ser más ricos, teniendo actualmente un PIB del 110% respecto a la media de la UE-15 no lo justifica… Eso no mejora así como así, de un día para otro…


Salvo que tengan en mente otra fuente de financiación.





Algo que sea factible madurar de aquí a 8 años.


Eso descarta el empleo verde. Es una via factible para la creación de puestos de trabajo, pero desarrollarla no requiere construir un estado independiente sobre hecho diferencial alguno.


Debe haber algo más. Un plan maestro distinto, radical y definitivo, que precise la independencia de Cataluña para poder llevarlo a cabo.





Tras la II Guerra Mundial, las potencias aliadas de ocupación decidieron consagrar al federalismo como principio estructural de la nueva Alemania, para evitar la tendencia a la centralización que fomentara el surgimiento de nuevos afanes imperialistas.


Para acercar la administración a los ciudadanos, no se optó por desplegar ramas periféricas  (desconcentración), sino por restar poder al estado, antes un elemento aglutinador, creando estructuras que dejasen de guardar una relación de jerarquía entre sí (“descentralización“).


Ponía al día el principio de “divide y vencerás” de la antigua Roma para evitar excesivas concentraciones  de poder, y así imponer más fácilmente una debilidad a nivel militar, político y económico. Y, puesto al día, estos objetivos son los que viene persiguiendo el Capitalismo, al que modernamente llamamos Globalización, pero que sigue los mismos dictados de siempre del Dinero, manejado por la Banca.


Y ese mismo paradigma se aplicó al caso de España con la Constitución de 1978, que, al profundizar en el “estado de las autonomías“, ha hecho de ella un “Reino federal“, hasta el punto de sobrepasar al modelo alemán en cesión de competencias y asimetría.


Asimetría que se consolidó también a nivel internacional, con la entrada de España en la UE y el euro, para convertirla en un mero mercado de consumo para los productos fabricados por otros bajo una política monetaria dictada desde fuera, sin poder velar libremente por sus propios intereses.





Es cierto que, bajo esta misma bandera de “los propios intereses“, se pueden amparar (y de hecho, lo hacen) el federalismo y los nacionalismos regionalistas… y cualquier extrapolación que  reduzca el alcance hasta la provincia, el pueblo, el barrio, el bloque de viviendas, el portal y la puerta de la casa de uno.


Pero hay una diferencia fundamental.


El tamaño importa.


Un país grande, con diversas zonas, puede unir la producción de agricultura, ganadería, industria y servicios, y conformar una economía más diversificada, lo cual le confiere una mayor flexibilidad y autonomía sobre su futuro frente a otros países, empresas multinacionales u organizaciones supranacionales, que la que tendría un país pequeño, una vez realizada la fragmentación.


Y el federalismo, no es sino una fragmentación en nacionalismos de inspiración independentista, a la que se dota de bandera, himno y selección nacional deportiva.


Todo federalismo es inevitablemente inestable por la tensión entre el gobierno central y los federados (lander, regiones, autonomías, o comoquiera que cada trozo del territorio fragmentado se denomine), que se traduce en problemas como el excesivo número de leyes, las financiaciones mixtas, el establecimiento de límites al endeudamiento, la optimización de tareas, la cooperación en lo relativo a la planificación y la gestión (servicios, impuestos, compras,  sistemas informáticos…).


Un estado puede ser un estado tirano. Da igual que sea grande o pequeño. Da igual que sea centralizado o federal. Ahí no reside la “calidad” del mismo.  Ninguno de ellos está a salvo de oligarquías e intereses espúreos.


Pero el estado, antes centralizado, queda vacío de contenido y por tanto, también exento de las obligaciones para sus ciudadanos, para desesperación de éstos. Y, paradójicamente, les hace fácil presa de las críticas de los federados ante cualquier revés que se sufra.


Todo lo cual tiene consecuencias: la desigualdad de los ciudadanos entre territorios, el desamparo de los mismos frente a los caciquismos locales, y la inseguridad jurídica al atravesar sus fronteras.


Eso nos da una pista de por donde van las prisas para las solicitudes de independencia. Porque no se trata sólo de Cataluña


Veamos sólo un par de casos más.





El pasado 20 de noviembre de 2010 se clausuró en Lanzarote el II Congreso Autonómico Progreso e Identidad Canaria, evento realizado con la atenta colaboración de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria… hasta el punto de que la asistencia al congreso servía para la obtención de créditos universitarios.


Los ponencias marco del congreso giraban alrededor de las soberanías energética, alimentaria, comercial, industrial y migratoria en una eventual Canarias independiente.





El pasado 20 de julio, Jesús Gamallo, director general de Relaciones Exteriores con la Unión Europea de la Xunta de Galicia, gobernada por el PP, propuso conseguir “una mayor autonomía e independencia” en los asuntos europeos, especialmente en los ámbitos del Consejo de Ministros de la UE y en los comités de la Comisión Europea.


Así que algo un común tienen los nacionalistas de Cataluña, Canarias y Galicia, para defender la independencia.


Un plan maestro.





Al electorado, se le promociona la independencia como si de un paraíso de libertad y posibilidades económicas para sus trabajadores se tratara, ajenos éstos a la idea de que todo estado es una estructura de “saqueo interno“, una forma coercitiva de control de la violencia que ampara a las élites oligárquicas, y ajenos también al hecho de que la Globalización aprovecha sus debilidades para llevarse el empleo allí donde el coste es menor.


De modo que, a la hora de conformar un estado para la defensa de los intereses comunes de la gente,  su tamaño, diversidad y la equidad de su soberanía pueden ser cruciales para aumentar sus posibilidades de supervivencia.


Y nunca se sabe cuándo hay que echar mano de ellos. Bélgica, sumida en repetidas crisis políticas de índole independentista entre valones y flamencos, constituye un buen ejemplo. La Valonia era la zona belga tradicionalmente rica, gracias a su potente minería y siderurgia de hierro y carbón, pero, tras su declive desde los años 50′, Flandes pasó de ser la región pobre a ser la rica, al desarrollar el puerto de Amberes, el comercio y las finanzas. Si los valones hubiesen soltado el lastre flamenco, hoy estarían acabados… Hoy es al revés, pero mañana, por cierto, las tornas podrían volver a cambiar.


Esta estrategia adaptativa se resume en el refrán de que “la unión hace la fuerza“.


Pero, según los nacionalistas catalanes, canarios y gallegos (por citar algunos), su versión (reducida) de estado será “mejor”.


No porque soltando lastre les cambie la vida a mejor, de repente… Crear un nuevo estado significa incurrir en una gran Deuda. Véase el caso de Haití.


Será “mejor“, porque se basarán en ese plan maestro.


Que, según los nacionalistas catalanes, es factible de conseguir en sólo 8 años.





¿ Qué condiciones se dan para que sea posible en tan corto plazo ?


Las que propicia el Capitalismo, la dichosa Globalización, con su énfasis en el libre tráfico de capitales, y la corrupción que nace alrededor de la falta de control de los poderes públicos a la acción de los defensores del afán del lucro.



¿ En qué consiste ese plan ?


En que estos pequeños y nuevos estados se funden en connivencia con la delincuencia organizada.


Esta abarca, desde la creación de paraísos fiscales donde no se pregunta el origen del dinero (por sucio que sea), al tráfico de narcóticos (marihuana, heroina, cocaina, pastillas) y de recursos naturales escasos (petróleo, diamantes, coltán), para lucrarse luchando, paradójicamente, contra los intentos de regulación y proteccionismo por parte de los (otros) estados.


Los nacionalistas han visto los ejemplos de la historia reciente, y comprobado cómo se enriquece una pequeña élite clientelar y corrupta, amparada por un sistema financiero que no distingue la proveniencia del Dinero ni el dolor que éste ha causado una vez en el Banco.





Para evitar el pago de unos aranceles muy elevados, durante los años 50′ y 60′ se desarrolló un contrabando entre Dubai y la India que movía muchas toneladas de oro cada año . Se trataba de una industria estable, y la autoridad de los 4 padrinos de Bombay que la controlaban no fue disputada por nadie en el hampa durante tres décadas.


Dubai también ha acogido a muchos gánsteres en las 2 últimas décadas, siempre y cuando sean discretos: nada de violencia… “Los Emiratos Arabes son un estado que, si no le gustas, puede echarte sin más —señala Firoz, un abogado de Bombay que a veces ha hecho de mensajero entre la familia mafiosa de Dawood Ibrahim y el gobierno indio—. Que la mafia prosperase en Dubai no habría sido posible sin el conocimiento y, digámoslo, la complicidad de la familia gobernante“.


El jeque Rashid, el visionario pionero de Dubai, formó parte durante muchos años de la lista personal de Indira Gandhi, mandataria de la India antes de su asesinato, de contrabandistas de oro más buscados .


La ciudad acogía de buen grado a los ricos , y no se inmiscuía en absoluto en cómo ganaba dinero la gente, ni en qué pensaba hacer con él.


Dubai, que no aplica impuesto sobre la renta ni sobre las ventas, se labró la reputación de ser un lugar seguro donde colocar dinero en Oriente Medio. Desde entonces, siempre ha prosperado cuando ha estallado una crisis en la región.


A finales de los años 90′, Dubai todavía no estaba totalmente metido en el enredo cada vez más enmarañado de política internacional y bandas mafiosas de Bombay, aunque muchas de ellas se habían mudado al emirato. Pero esta ciudad-estado tiende a beneficiarse de los conflictos, siempre y cuando no tengan lugar en su territorio. La operación Tormenta del Desierto, la intifada palestina, el 11-S, la invasión estadounidense de Afganistán y la segunda guerra de Irak han canalizado enormes sumas de dinero a Dubai.


En paralelo, Dubai se había convertido en el puerto franco más grande de una región que abarcaba desde el sur de Europa hasta Singapur. Tradicionalmente había atraído a grandes capitales del subcontinente indio, Asia central, África oriental y Oriente Medio. Y, de ser el centro de distribución de productos de una vasta región que iba desde Rusia hasta la India y Sudáfrica, de forma natural, Dubai se ha convertido también en el mayor mercado financiero.


Y sin control alguno sobre todo ello: se puede introducir o sacar tanto dinero como se desee, ya sea en maletas llenas de billetes, en oro y diamantes, por transferencia bancaria (a través de alguna de las numerosas entidades que se habían fundado para aprovechar este flujo inagotable de capital), o mediante los hawaldars y hundis, los cambistas de dinero no oficiales, que constituyen el puntal de la economía financiera “informal” de la que dependen la masas de trabajadores emigrantes que allí se alojan por sueldos cada vez más bajos.


El 11-S provocó tan espectacular flujo de dinero árabe desde EEUU hacia Dubai, que las estimaciones varían entre centenares de miles de millones, y dos o tres billones de dólares… De esta forma,  ya a mediados de los años 90′, el 63% de los ingresos de los Emiratos Arabes procedían de fuentes distintas al petróleo.


Claro que Dubai atrae inversiones occidentales… Con su hermosa costa, su tiempo soleado durante todo el año y su ausencia de impuestos, bombas, asesinatos y preguntas, y suficientes centros comerciales para cubrir la demanda de un planeta pequeño, no ha tardado en llegar dinero a espuertas procedente de todos los rincones de Europa.


Todo el mundo se beneficia en Dubai, y nadie, ni siquiera los grupos terroristas pretenden dañar a este emirato.





Dubai recibe a glamurosos visitantes de todo el mundo, como David Beckham, Michael Schumacher y Tiger Woods. Famosos y empresarios de todo el mundo hacen cola para comprar un rincón en algunos de los deslumbrantes proyectos de construcción que proliferan como un virus por la costa y el desierto de esta parte del mundo. Rod Stewart se apresuró a adquirir la parcela correspondiente a Gran Bretaña de The World, un complejo compuesto por islas que, vistas desde el aire, tienen el aspecto de un mapamundi. También está el fabuloso complejo de Palm Jumeira, Palm Deira y Palm Jebel Ali, que son enormes franjas de terrenos ganados al mar que forman una silueta de palmeras tan gigantescas que se pueden ver desde el espacio.


Estas parcelas están destinadas a ser de las más solicitadas del planeta. Pasad, ved y comprad… si tenéis dinero. Ninguna o pocas preguntas os harán sobre cómo lo habéis conseguido o qué queréis hacer con él. La actitud de discreción que reina en Dubai con respecto al capital, ha hecho posible que durante la última década esta ciudad atraiga a figuras destacadas, no sólo del mundo deportivo y el espectáculo:

  • El traficante de armas ruso Viktor Bout, conocido como “el Comerciante de la Muerte“, acostumbraba a guardar sus aviones en Sharjah, el emirato vecino de Dubai, a 16 kilómetros, mientras recibía cheques extendidos por bancos occidentales con base en Dubai en pago por los servicios prestados a diversas facciones en conflicto


  • El mayor contrabandista de tabaco de los Balcanes estableció sus oficinas en el Burj al-Arab, el rascacielos en forma de vela, el primer hotel de 7 estrellas del mundo (con precios de 7 estrellas: a partir de 1500 dólares la noche)


  • 11 de los 16 imputados en el 11-S recibieron fondos procedentes de Dubai.



Siempre que se forma una burbuja inmobiliaria, los responsables del proyecto aseguran que ésta no estallará con la misma violencia que las anteriores…


Pero sostienen que Dubai es diferente, porque es una ciudad con un atractivo único para la riqueza de todo el mundo… Nunca permitirán que la pirámide se derrumbe, porque están totalmente comprometidos con que el crecimiento de Dubai sea uno de los grandes motores internacionales del Capitalismo.


En todas las burbujas inmobiliarias (incluida la actual, y por supuesto también en España), entra mucho dinero negro. Por supuesto, en Dubai, se ha verificado el origen de muy poco o nada del dinero que ha entrado.


Mucho dinero, sin vigilancia.


Demasiado goloso.


A uno le entran ganas de declararse independiente, y fundar un estado así.





Transnistria no es el escenario de ninguna aventura de Tintin.


Transnistria es una parte de la República de Moldavia, aunque está controlada por un gobierno separatista que declaró la independencia en 1990.


Desde entonces, el Presidente de Transnistria ha gobernado con el apoyo de agentes del KGB, de la oligarquía, y de una actitud curiosamente indulgente por parte de Gazprom con respecto a la enorme deuda que Transnistria ha contraído con este gigante energético.


La capital, Tiraspol, alberga al equipo de fútbol FC Sheriff , en un complejo que cuenta con dos grandes estadios de fútbol, un polideportivo homologado para celebrar encuentros internacionales de cualquier deporte de pista cubierta, un campo de entrenamiento de 5 zonas, una academia deportiva y un hotel con bar y restaurante, unas instalaciones arrendadas a menudo por los equipos más importantes de Kiev y Moscú. Y, para los transnistrianos que dispongan de tiempo y dinero, incluso hay un concesionario Mercedes en el complejo…


La UEFA, el organismo que gobierna el fútbol europeo, afirma que es el único estadio de Europa que “cumple todas y cada una de las medidas de seguridad estipuladas” por esa organización.


Para poder participar en una competición futbolística, un país tiene que ser miembro de la UEFA. Y como Transnistria se proclamó independiente de Moldavia, ha sido excluida de la UEFA.


De modo que, aunque Transnistria se niega guardar relación alguna con Moldavia en cualquier sentido oficial, “en cuestiones futbolísticas” sí reconoce la soberanía del Gobierno moldavo. Así, éste mantiene una frágil capacidad para presionar al gobierno separatista. Y el FC Sheriff , con su arrogante nombre, con su gran presupuesto, gana cómodamente el campeonato moldavo cada temporada. Y, gracias a eso, consigue proyección internacional, jugando las rondas de clasificación de la Champions League europea.


El presupuesto anual del estado de Transnistria no alcanza los 250 millones de dólares, y el estadio costó unos 180 millones.


La pregunta obvia es… ¿ de dónde saca el FC Sheriff el dinero ?


Una pista: en Transnistria estaba acantonado el 14º Ejército soviético desde 1956.


¿ Os acordáis de la preocupación por el arsenal de armas soviéticas ?… ¿Y de que hay dos o tres fábricas que se cree que producen armas sin que nadie las controle ?


Estas armas salen de Transnistria, vía Odessa, hacia los frentes de guerra del Cáucaso, Asia central, Oriente Medio y África central y occidental.


Pese a las inspecciones y retiradas de armas propugnadas por Rusia, y según un agente de inteligencia occidental, “en Transnistria hay suficientes armas para abastecer a todo un ejército, cuestan millones de dólares, y son mortíferas“.


Transnistria es un territorio pequeño, aproximadamente del tamaño de la isla de Mallorca, pero afecta y debilita a países de muchas zonas del mundo. No sólo a los receptores de armas.


La aparición de estos “estados criminales” es un veneno de corrupción y violencia también para sus vecinos. Hacer frontera con Transnistria tiene una influencia nociva tanto sobre Ucrania como sobre Moldavia.




Los ejemplos de Dubai y Transnistria son más familiares de lo que parece para Cataluña, Canarias o Galicia:

1. El comercio con Andorra y Gibraltar, paraísos fiscales muy próximos para el dinero negro, es habitual.



2. Gracias a su gran longitud de costa y falta de vigilancia apropiada, abundan las noticias de operaciones donde están involucradas las mafias napolitana, rusa, cubano-americana, y colombiana (entre otras), con personajes de la vida política catalana, gallega y canaria.


3. El presupuesto de seguridad del estado español (como de otros) está condicionado por la intervención del ejército en la guerras ilegales de Irak y Afganistán, y en la lucha policial contra ETA, de modo que la lucha contra los delitos de narcotráfico, tráfico de personas, y blanqueo de dinero está infradimensionada. Como muestra, un botón: en La Linea de la Concepción (Cádiz), los policías locales hacen su ronda en autobús, porque el ayuntamiento carece de dinero para reparar su inservible parque de vehículos, en un municipio donde el 25% está en paro y donde abunda el narcotráfico por su proximidad a Gibraltar.


4. El fútbol mueve millones de euros en un país en crisis económica general, no por su rentabilidad, sino porque sirve para el blanqueo de dinero, y es utilizado por las mafias. Ningún club se salva de la sospecha, por muy nacionalistas que declaren ser sus dirigentes.


5. El fraude fiscal en España es el doble de la media de la UE, y es el caldo de cultivo para profundizar en actividades delictivas de mayor calado. Los Bancos y también las  grandes empresas españolas llevan su dinero a paraísos fiscales… Bueno, en realidad, el 69% de las empresas incluidas en el índice bursátil Ibex-35 opera en paraísos fiscales. Los ricos, por supuesto, también, utilizando fondos unit-linked. Los políticos (máxime los que dicen ser más “patriotas“) son cazados en redes de blanqueo. El abandono de funciones del estado y la corrupción, crean el clima para que los impuestos de los “emprendedorestampoco afloren al estado de bienestar real de la gente. En fin, no te dan un ticket de compra ni al pagar el peaje de una autopista.


6. No extrañamente, la legislación española es muy blanda con el delito mafioso:  no incluye el delito de asociación mafiosa, ni tampoco recoge la posibilidad de detenciones preventivas ni la confiscación del patrimonio de los mafiosos antes de un juicio.


7. El juez Garzón, azote de las actividades ilícitas, puesto fuera de juego por destapar la trama Gürtel del PP para el blanqueo de dinero, abogaba por agilizar la liquidación de los bienes del narcotráfico, a fin de que revirtiesen a favor de las víctimas y la población en general… Y el desencanto con el sistema judicial es otro síntoma más del desencanto con los políticos socio-liberales y neo-liberales que se alternan en el poder.




España sufre el mal de la corrupción.


En 2009, sólo el Cuerpo Nacional de Policía contabilizó 750 investigaciones con políticos implicados, 1000 personas implicadas y más de 3000 millones de euros incautados en casos en casos de corrupción.





Cuando Puigcercós asegura que los andaluces “no pagan impuestos”, y lo argumenta presentando una gráfica de lo que la Agencia Tributaria recauda por via ejecutiva, que muestra que en Cataluña es el doble que en el resto de autonomías, está engañando al personal. La via ejecutiva se usa cuando se ha evadido el pago en el plazo debido: se recauda más en Cataluña, porque los demás cumplen mejor con las obligaciones fiscales, y no son necesarias tantas inspecciones y recargos fiscales.


No olvidemos que todos los inspectores de toda España reciben un bonus de productividad por cuantas más infracciones detecten, y se detectan donde se detectan: donde hay más fraude, porque todos los inspectores del estado están igual de motivados, por sus incentivos, para perseguirlas.


Y más que deberían estarlo.


Pero son pocos.


Según el sindicato Gestha de inspectores de Hacienda, un trabajo riguroso que redujera del 23% el 13% el fraude fiscal en España aportaría casi 25000 millones de euros a las arcas públicas.


Por eso, varios cientos de inspectores fueron retirados, en los últimos años, de la vigilancia de las grandes fortunas españolas.





Las élites no quieren que se investigue ahí… Pero, además, buscan otro medio de financiación.


En 2009, el índice de corrupción de España se estancó, por el pinchazo de la “burbuja inmobiliaria”.


Debido a la crisis, nuestras élites, ya acostumbradas a un alto nivel de vida, han visto cerrarse las posibilidades de mantener e incrementar su patrimonio.


Pero han aprendido por el camino.


La corrupción a gran escala, el blanqueo de dinero y la trama organizada les son familiares.


Sólo falta dar un pequeño paso más.


Aprender una nueva asignatura en la escuela de la delincuencia.





España ya es un paraíso para las mafias.


Encubierto, pero paraíso.


Y ese es un filón por explotar.


El plan de las élites nacionalistas catalanas, gallegas, canarias o de cualquiera que salga enarbolando una bandera y entonando un himno, es repartirse ese pastel para sí, cada uno a su aire en su territorio, aportando legalidad y facilidades a la captación de estas actividades ilícitas.


Lo ven muy claro.





El bajo interés de la ciudadanía catalana por la soberanía, tanto a nivel de encuestas como de participación, muestra una vez más que la gente tiene un sexto sentido, que sabe que hay “gato encerrado” tras las proclamas de independencia.


Nadie en sus cabales, en época de crisis, elige empequeñecerse en lugar de crecer.


Salvo que no quiera miradas indiscretas.





Esas tenemos.


Pero, ante la maniobra de crear mini-paraísos fiscales autonómicos independientes, estilo Dubai y Trasninstria, donde no se pregunta el origen del dinero, y se acoge al tráfico ilícito, cabe otra opción.


La opción de adelantarse.


A nivel estatal.


De hecho, ya se han dado los primeros pasos.

La Hacienda española ha negociado acuerdos con Gibraltar y con Andorra para compartir información fiscal y contable. A cambio, se permite a estos paraisos fiscales tradicionales, dejar de ser considerados como tales, lo cual legitima a las empresas y dinero allí alojados… Toda una reconversión, por ambas partes.


En paralelo, Hacienda tiene en sus manos la mayor regularización de dinero negro nunca vista. La revelación de los datos de 1500 grandes fortunas españolas, clientes del banco HSBC, repartidas en 3000 cuentas en Suiza por un montante de 6000 millones de euros, previsiblemente dé lugar a una repatriación masiva de fondos irregulares. 



Además, se estudia realizar una amnistía fiscal, similar  la realizada en Gran Bretaña en 2009 para cubrir el agujero de las cuentas públicas, algo parecido a lo que el ministro Boyer realizó mediante decreto-ley en los 80‘ para aflorar el dinero negro, y que ya aplicaron Alemania e Italia en el año 2002.



Sólo faltaría seguir el ejemplo de los paraísos fiscales, con un régimen tributario especialmente favorable a los ciudadanos y empresas no residentes, que aquí se domicilien a efectos legales… lo suficiente para atraer la inversión, con las menos preguntas posibles sobre su origen.


En cuanto a la industria, no se trataría de sólo poner la mano de obra… Lo ideal sería imitar el modelo de negocio de China, creando empresas mixtas, compartidas entre extranjeros y locales (típico régimen semiestatal), para, lógicamente, llevar a cabo la transferencia tecnológica correspondiente, tanto en proyectos de industria tradicional como en las modernas energías renovables.


Y todo ello, acompañado de medidas como, por ejemplo, la despenalización de la producción y comercio de marihuana.


Las barreras proteccionistas o legales para dificultar la importación de productos de consumo refuerzan la capacidad industrial del país y maximizan los ingresos del erario público en concepto de aranceles aduaneros, pero atraen la aparición de comercio ilícito. La “ley seca” de EEUU fue un ejemplo. Las restricciones del tráfico de oro en la India y su contrabando entre Dubai y Bombay es otro, y muy reciente.


La marihuana es legal en Canadá para uso médico, desde 2001, pero EEUU, en lugar de secundar la postura, crea un problema de orden público persiguiendo un delito que al otro lado de la frontera no lo es.


Si la hoja de coca se adoptara masivamente para usos medicinales y en bebidas energéticas, se dejaría de perseguir a los camellos que hacen el trabajo sucio a los grandes narcotraficantes, y muchos países, como Colombia, asistirían a una transición a la legalidad dejando atrás a los sórdidos cárteles mafiosos y paramilitares, encontrando sus agricultores un sustento remunerado como salida de subsistencia.


Eso no significa que todo el mundo fumará marihuana. No todo el mundo es alcohólico, ni todo el mundo fuma tabaco, ni toma café, y todas ellas son drogas “legales“; tomadas en grandes cantidades son dañinas, pero es que todo lo tomado sin medida, lo es… Y los impuestos de su industria y comercio permitirían al erario público el sostenimiento de los servicios para la población.





Pero exige cambiar de modelo de estado. Si los impuestos recaudados con las legalizaciones de actividades hoy ilícitas, sirven para seguir pagando el vaciado del estado central y el  federalismo de 17 autonomías descoordinadas, con sus miles de millones de pérdidas en televisiones al servicio del poder de turno, con un abuso demagógico que aturde a su clase trabajadora en favor de la competición interpartidista, con una tupida red de empresas, fundaciones, institutos, observatorios, consorcios y entes variopintos que sirven para proporcionar ocupaciones jugosamente remuneradas a correligionarios y clientes políticos, y para centrifugar el déficit obviando las restricciones del ‘Derecho público’, con el fin de perpetuar y ahondar las desigualdades, mal vamos, y mejor olvidarse del tema… Dejemos las cosas como están.


En ese caso, olvidémonos de legalizaciones y de paraísos fiscales.





Sigamos en la UE y en el euro… máxime cuando España experimentará una reducción notable en los fondos europeos.


Pensemos que viviremos de la sopa boba, cuando en realidad iremos cada vez a peor.


Permitamos que inunden nuestro mercado de productos, y dejemos que se hunda (más) nuestra economía.


Sigamos pagando a la Banca, cuando les vaya bien y cuando les vaya mal.


Dejemos que se fragmente el estado en multitud de reinos de taifas, en guerra interna y externa por el poder, tácita o declarada, política o económica o militar, en pequeños Kosovos (cuya independencia se celebra por los nacionalistas) a merced de las mafias, mini-estados canallas especializados en la heroína y la trata de blancas.



Emigremos a cualquier sitio, endeudémonos con “traficantes de personas“, como hacen las prostitutas que buscan salir de la miseria bajo la falsa promesa de un trabajo legal, y busquemos drogas para evadirnos de nuestra realidad.



A nuestro lado, las élites seguirán acaparando el dinero negro que hemos generado.





No hay por qué escandalizarse. Para escándalo, el de la Globalización, que nos está llevando a tener que sobrevivir en una extraña jungla de inflación, desempleo, pérdida de pensiones y de servicios públicos. También conviene recordar que, hace 200 años, los ingleses que iban a Shanghai no eran gentlemen, sino piratas.


Estamos hablando de reconvertir el dinero ilegal en un comercio que genere impuestos que se pongan al servicio de la gente.


Para ello, hacen falta políticos responsables, no sujetos a los designios de la Banca que financia sus partidos.


No los hay, pero los que hay, no son tontos.


Si la gente se echa a la calle de verdad, la élites locales habrán matado la gallina de los huevos de oro.


Antes de que eso ocurra, deberán tomar medidas.


Pueden comenzar con las puramente coercitivas, como la ya adoptada de que las únicas plazas de empleo público estatales para 2011 sean para trabajar en las Fuerzas de Seguridad del Estado y en las Fuerzas Armadas.


Teniendo en cuenta que, con la legislación vigente, quienes les darán las órdenes no están actualmente persiguiendo el delito fiscal y el tráfico ilícito, entendemos que el reclutamiento tendrá como fin que, cuando salgamos a la calle, puedan darles la orden de aporrearnos de lo lindo. Ya veremos si los chavales lo hacen.





Les servirá como ensayo el “estado de sitio” sufrido en Barcelona con motivo de la visita del Papa a principios de este mes, con el arresto domiciliario de los vecinos de varias calles.


Tomar la opción coercitiva les llevará a una espiral nada espiritual… y la gallina de los huevos de oro no resucitará.


La legalidad es una frontera modificable. Lo ilícito puede pasar a ser lícito, y hay numerosos ejemplos de ello en la historia. Basta con que se den las condiciones apropiadas.


Y en esas estamos.


Eso sí, llevándolo a cabo en un “Estado de Derecho”.


De momento, el que tenemos.





Pero reforzando su soberanía y seguridad jurídica. Y si para ello hay que poner entre la espada y la pared a la UE, al euro, al PPSOE, a CiU, a ERC, a  los cachorros canarios y al sursuncorda, y en algún momento, deshacer las competencias entregadas a las autonomías , sea.


No nos hacen falta nacionalistas de ningún signo que nos “dividan y venzan“.


Para contrarrestar las perversas manías de mirarse el ombligo y buscar la confrontación que han contraído las autonomías (“automanías“), hace falta gente con cierta capacidad de ver el sufrimiento ajeno en lugar del lucro propio, que nos “unan y ayuden“.


A todos.


Tenemos 8 años.







Participa. De momento, en cada proceso de elecciones autonómicas, municipales o generales, votemos a la izquierda no nacionalista, o, ante la injusta ley electoral española, abstengámonos de votar… y como mucho, votemos en blanco.


28
Sep
10

SPQR




Desde el año de 508 aC, en que fue fundada la República de Roma, todos los monumentos que los romanos elevaron, llevaron las siglas latinas SPQR, que significaban “el Senado y el Pueblo de Roma”.


La palabra “Pueblo” no se correspondía en absoluto con lo que pudiéramos entender hoy día, porque Roma no incluía dentro del término “Pueblo” a toda la ciudadanía, sino tan sólo dos clases sociales: la de los patricios y la de los caballeros (‘equites’).

  • Los patricios eran los descendientes de los fundadores de la ciudad: un centenar de familias, que, naturalmente, acapararon las mejores propiedades, y que se consideraban algo así como “los dueños de la casa” con respecto al montón de gente que vino después, la clase de los plebeyos.


  • Con el tiempo, de los plebeyos se diferenció un pequeño grupo que se puede asimilar a la alta burguesía o clase media, muy fuertes desde el punto de vista financiero: los caballeros (‘equites’).



Cuando el último rey fue desalojado del poder, y se instauró la República, los patricios comprendieron que no podían quedarse solos contra todos los demás, y pensaron en tomar por aliados a los ricos caballeros, que, en el fondo, y como todos los burgueses de todos los tiempos, no aspiraban sino a formar parte de la aristocracia, es decir, del Senado (si los nobles franceses del siglo XVIII hubiesen hecho otro tanto, se habrían salvado de la guillotina).


El pueblo lo constituían, pues, solamente estos dos órdenes: patricios y caballeros. Todo el resto era plebe, y no contaba. Los plebeyos eran agricultores, artesanos, pequeños comerciantes, empleaduchos, y esclavos liberados (“libertos“)… pero no eran “Pueblo de Roma”; carecían de poder e influencia.


Con este planteamiento, es fácil prever que el primer siglo de la República de Roma estuvo enteramente ocupado por las luchas sociales entre los que querían ampliar el concepto de “Pueblo” y los que querían mantenerlo restringido para las aristocracias (la de la ‘sangre’ y la de ‘carteras llenas’).


Así, esa lucha comenzó en 494 aC, es decir, sólo 14 años después de la proclamación de la República, cuando Roma, atacada por todas partes, había perdido todo lo conquistado bajo la monarquía y, reducida a casi ‘cabeza de partido’, tuvo que conformarse con ser miembro de la Liga Latina en pie de igualdad con todas las demás ciudades.


Al final de aquella ruinosa guerra, la plebe, que había proporcionado la mano de obra para llevarla a cabo, se encontró en condiciones desesperadas. Muchos habían perdido los campos, que quedaron en territorios ocupados por el enemigo. Y todos, para mantener a la familia mientras estaban en filas, se habían cargado de Deudas.


En efecto, en Roma, existían el dinero, la inflación, los préstamos y, por ende, las crisis económicas planificadas.


¿ Qué podían hacer aquellos plebeyos para reclamar un poco de justicia ?


Comenzaron a agitarse por calles y plazas, pidiendo por boca de los más desenvueltos, que sabían hablar, la anulación de las Deudas, un nuevo reparto de tierras que les permitiese reemplazar la propiedad perdida y el derecho de elegir magistrados propios.


Pero las clases privilegiadas y su Senado hicieron oídos sordos a estas demandas.





Así que, grandes masas de plebeyos decidieron cruzarse de brazos, retirarse al Monte Sacro, a unos 5 kilómetros de la ciudad, y proclamar que, a partir de aquel momento, no aportarían ni un bracero a la tierra, ni un obrero a las industrias…y, lo más dañino… ni un soldado al ejército.


Estaban en huelga.


Finalmente, el Senado capituló. Canceló Deudas, restituyó la libertad a quienes habían caído en la esclavitud por ellas, y puso a la plebe bajo la protección de 2 tribunos y de 3 ediles elegibles por ésta cada año.


Fue la primera gran conquista del proletariado romano, la que le dio el instrumento legal para alcanzar también las demás por el camino de la justicia social.





No mucho después, Roma lograba la ley de las Doce Tablas“.


Fue otro éxito de los plebeyos: tras volver del Monte Sacro, no cejaron en pedir que las leyes no fuesen dejadas más en manos de la Iglesia,  que a su vez era monopolio de los patricios, sino que se publicasen, de modo que cada uno supiese cuáles eran sus deberes y cuáles las penas en que incurrirían en caso de infringirlas.


Hasta aquel momento, las normas en que se basaba el magistrado que juzgaba habían sido secretas, reunidas en textos que los sacerdotes conservaban celosamente, y mezcladas con ritos religiosos con los que se pretendía indagar la voluntad de los dioses. Si el dios estaba de buen humor, un asesino podía salir de apuros; si el dios tenía mal día, un pobre ladronzuelo de gallinas podía terminar en la horca. Dado que quienes interpretaban su voluntad, magistrados y sacerdotes, eran patricios, los plebeyos se sentían en clara indefensión.


Así, el Senado encargó a una comisión de 10 legisladores que redactasen el código o ley de las Doce Tablas, que constituyó la base, escrita y pública, nada más y nada menos, que del Derecho Romano, que es la base de los ordenamientos jurídicos contemporáneos.


Esta otra conquista lleva la fecha del año 451 aC, sólo 57 años después de la fundación de la República.


La letra P de las siglas SPQR comenzaba a tener otro significado.





Toda huelga general tiene como objetivo extenderse a todas las actividades laborales, y afectar al conjunto de trabajadores e incluso a otros estamentos sociales (estudiantes, jubilados, etc.).


La convocada el 29-S en España, surge como respuesta a la reciente reforma laboral.


Se puede argumentar, con razón, que llega un poco tarde.


Porque la reforma laboral ya está aprobada.


Solo podrá modificarse si otro gobierno la deroga o altera.


Es lícito pensar que tiene más sentido esperar y expresarse en las siguientes Elecciones Generales, previstas para 2012.





Claro que, con la actual ley electoral, el sistema consigue que votar a partidos de implantación nacional que no sean los 2 mayoritarios, minusvalore el voto del resto.


Pero, en realidad, la huelga general no se plantea contra las decisiones de este o cualquier otro gobierno títere de la dictadura de los mercados, sino contra los mercados mismos, y más concretamente, contra la que es hoy su principal arma contra la clase trabajadora española, europea y mundial: el sistema financiero.


Vista la delegación de la soberanía de España a manos del euro, la Unión Europea (UE) y la Banca, la huelga general del 29-S se justificaría no sólo en defensa de derechos económicos, sociales y laborales, sino frente a la tergiversación de la Democracia.


Así, la huelga ya no es una lucha exclusivamente obrera, sino una lucha de todos, porque, directa o indirectamente, a todos van a afectar las reformas, que, por cierto, forman parte de un paquete de medidas neoliberales que la UE trata de implementar vía Fondo Monetario Internacional (FMI). Con dicho conjunto de medidas, similar a los “planes de ajuste estructural” que el FMI imponía a los países latinoamericanos en los años 80’ del siglo pasado para sojuzgar a los países, tratan de imponer duros sacrificios, y hacer pagar al Pueblo por una crisis que éste no ha provocado, y que ya le está afectando seriamente.





Esta crisis no ha sido provocada por la inmensa mayoría de la población, sino por una pequeña minoría de especuladores ligados a la gran Banca que, con el pretexto del estallido de la “burbujainmobiliaria y financiera, la han trasladado a la economía real vía saqueo de las arcas públicas (con la colaboración de gobiernos cómplices) y la supresión drástica del crédito a empresas y familias, provocando miles de quiebras, y millones de parados.


El rescatar a la Banca no lo va a pagar la propia Banca. Quieren que lo paguen el Pueblo.



La reforma laboral es el primero de los ejes del ataque a la población.


De entrada, esa reforma mina el papel de los sindicatos.


Además, y en paralelo, se ha orquestado una brutal campaña de propaganda contra los sindicatos, en prensa e Internet.


Los especuladores que han creado la crisis exigen recortar salarios y derechos sociales, diciendo que los trabajadores vivían “por encima de sus posibilidades“. Los gobiernos aplican planes de ajuste contra los trabajadores… Pero la campaña se forma sólo cuando los sindicatos convocan una huelga general contra esos recortes.


Y es cierto que los sindicatos han actuado de forma excesivamente complaciente, firmando ‘pactos sociales’ que libraban de responsabilidad al gobierno de turno por las mermas sociales, pactando ERE’s a nivel autonómico o nacional, y beneficiándose de la gestión de la formación para desempleados.


Pero la explicación de los ataques tiene que ver con la hipótesis de una ofensiva en toda la UE contra el (muy básico en el caso de España) estado del bienestar.


El Partido Popular (PP) ya tiene puesta la vista más allá de la huelga general: espera ganar las próximas elecciones. Ese hipotético gobierno del PP sería el encargado de profundizar en el desmantelamiento del estado del bienestar y en el recorte aún más grave de los derechos laborales. Y para esa política, con un PSOE en la oposición después de haber dado los primeros pasos en esa línea, sólo queda un enemigo a tener en cuenta: los sindicatos.





Porque, hoy por hoy… los sindicatos son los únicos que pueden movilizar y sacar al Pueblo a la calle para defender sus derechos.


La campaña contra los sindicatos quiere facilitar las cosas a los que se aprovechan de la clase trabajadora, desmoralizar a los propios trabajadores, y dejarles sin armas de organización colectiva para responder a los recortes salariales y sociales.





Los otros 2 grandes aglutinadores de masas: los clubes de fútbol, y la Iglesia y cofradías católicas no han puesto el menor interés por defender al ciudadano, ni lo van a poner.


Y los sindicatos tienen tanta legitimidad para hacerlo como el que más. Suman tantos afiliados como los partidos políticos que dicen representar al conjunto de los españoles. Si 3’5 millones de afiliados son suficientes como aval de los partidos para presentarse a unas elecciones, 3’5 millones de afiliados también avalan a los sindicatos para representar así a los trabajadores.


Y es desde los sindicatos desde surge la mejor posibilidad de reconstrucción de la “izquierda social“, como salida política.


De ahí la importancia del éxito de la huelga general, como resistencia frente el ajuste neoliberal actual y previsible.





En España, uno de los colectivos de trabajadores más reivindicativos, con permiso de las organizaciones agrarias y ganaderas, viene siendo el de los mineros del carbón.


Resulta clarificador…


Los mineros son trabajadores de un sector “obsoleto.


Pero es que sectoresobsoletos” lo son todos los del país, porque se pide competir en cada momento con quien ofrezca, a nivel mundial (por aquello de la ‘Globalización‘), el menor coste de mano de obra, sin asumir responsabilidad alguna por el medio ambiente, cuando hay beneficios, ni por las consecuencias para las personas, cuando deja de haberlos.


Y, por eso mismo, todos los trabajadores de España y la UE ya están obsoletos. Hoy se ofrecen mejores costes de mano de obra para productos y servicios desde China, Argentina, Brasil… Pero, cuando dejen de ofrecerse desde esos países, aparecerán otros: India y Vietnam… Y luego, otros…



Y el rastro que se irá dejando es de pobreza y miseria, las raíces de los males del mundo.


Tendremos un mundo globalmente pobre.





En paralelo con el paro y los recortes de derechos sociales, asistiremos a otra oleada de privatizaciones, con la excusa de tapar el agujero de la Deuda.


Los gobiernos volverán a recurrir a la malventa de activos públicos para sanear las cuentas… que irán a parar a los de siempre, administrándolos gestores más preocupados por el lucro que por el servicio prestado.





En España, una vez avanzadas las privatizaciones en las áreas de salud y enseñanza, quedan, como bocados muy apetitosos, AENA (gestor de aeropuertos); el 20% de Red Eléctrica, el transporte de mercancías de RENFE (e incluso el ADIF, gestor de las infraestructuras ferroviarias), las cajas de ahorro (proceso ya iniciado), el agua (la Comunidad Autónoma de Madrid sacará próximamente a Bolsa el Canal de Isabel II), la lotería del Estado

Mientras tanto, el gobierno de EEUU nacionaliza empresas para salvarlas de la quiebra: la aseguradora AIG, el banco Citigroup, las automovilísticas General Motors y Chrysler… en contraste con las políticas que se aplican dentro de la UE. Estos romanos están locos.




En tiempos de la República de Roma, el Pueblo lo componían sólo los nobles y los ricos. En el Capitalismo actual, el Pueblo somos la Plebe: todos, menos los nobles y los ricos.


Los privilegios surgidos en ambas épocas son análogos, pues en ambas se lucha por el status basado en el juego de Dinero y poder.


Por eso, del mismo modo, los plebeyos de Roma se negaron a reconocer ninguna pertenencia natural a una casta inferior, e hicieron huelga.


De hecho, negarse a trabajar ha sido siempre la  única arma disponible para la Plebe.


Al menos, tenían una. Porque, por debajo en la jerarquía social, utilizados como la mano de obra más barata posible, y como base del sistema productivo, estaban los esclavos.


Los esclavos eran alojados, vestidos y alimentados por sus amos. Pero, en el Capitalismo actual, los esclavos pagan su propia manutención.




“La esclavitud posibilita la propiedad sobre el trabajo, pero obliga a tener que cuidar de los obreros, mientras que… el Capital controla el trabajo, gracias al control de los salarios. Y eso se puede conseguir, controlando el Dinero” (circular interbancaria de julio de 1862, contra el greenback, una nueva moneda libre de Deuda para EEUU).


23
Jun
10

La, la, la… la reforma laboral




Tras varias rondas de consultas con empresarios y sindicatos, el gobierno redactó un  decreto-ley de reforma laboral, que fue convalidado por el Congreso el pasado 22 de junio.


Y sólo con 8 votos en contra.


Qué felicidad.


Yuju.


La, la, la…



Poco importa que el abaratamiento del despido para las empresas favorezca más despidos, gracias a que el contribuyente aportará los 8 primeros días de cualquier despido en los nuevos contratos (el coste, de momento, se estima en 740 millones de euros de 2010 a 2012).


O que sea posible facilitar el despido ante dificultades económicas de las empresas (como si las finanzas no fuesen manipulables coyunturalmente, junta o separadamente de reajustes, mejora de productividad, causas tecnológicas, organizativas o de producción…), y así justificar despidos colectivos indemnizando sólo 20 días por año trabajado, frente a los 45 previos a esta reforma.


O que, para el resto de casos, se universalice el contrato con despido más barato (33 días frente a los 45 ordinarios).


O que ahora los contratos temporales por obra puedan tener una duración de 3 años.


O que, además, las empresas ya puedan incumplir los aumentos salariales pactados en convenio.


O que las Empresas de Trabajo Temporal (ETTs), privadas, ahora puedan intermediar, con ánimo de lucro, en el mercado laboral de la construcción y la Administración.


O que se liberalicen las Agencias privadas de colocación (pagar por trabajar).


O que los Bancos se froten las manos ante la perspectiva de gestionar el también aprobado “fondo austriaco de capitalización individual“, que no es sino un seguro obligatorio, como el del automóvil, que el trabajador llevará consigo, aunque cambie de empresa. Y, por cierto, en cuanto a financiar el fondo, una cosa ya quedó clara en el Decreto-Ley del gobierno: que no lo financiarán las empresas. De modo que, por exclusión, lo financiarán los trabajadores, directa (aportaciones) o indirectamente (impuestos como contribuyentes).


No importa.


Pues venga.


Alegría.

Lo que haga falta para mejorar la “escasa flexibilidad” del mercado laboral actual.




¿ “Escasa flexibilidad” ?



No parece… salvo que se pretenda ir hacia el contorsionismo, o fomentar nuevas olas de emigración masiva al extranjero… porque a todos (y, especialmente, a 4,6 millones de parados) nos gustaría saber quién y en qué sectores se ha venido ofreciendo empleo dentro del país… sin incurrir en precariedad laboral.


Y tampoco se deben poder referir a la estabilidad en el empleo… El 90% de las contrataciones se vienen haciendo mediante contratos temporales.


Pero, para erradicar eso, no se incluye nada en la nueva reforma laboral.



Y eso que la temporalidad es endémica en España, desde hace décadas.





Por si algún político quiere ponerse la medalla de haber reducido la temporalidad, es interesante denotar que ha sido la crisis la que ha provocado la rebaja de la tasa de temporalidad del conjunto del mercado hasta el 25,2%, nueve puntos menos que hace tres años…


Ea, alegría.


En temporalidad, España tiene el dudoso honor de ser líder europeo.





Es más, en el actual escenario laboral, el 50,8% de l@s jóvenes que trabajan tiene firmado un contrato temporal


El problema llega, incluso, al sector público, donde las cifras de temporalidad son aún más chocantes (si cabe): el 53,5% para los varones y el 71,7% para las mujeres.


¿ De verdad, alguien cree que es posible una mejora de productividad de los temporales respecto a los fijos ?


Está claro que la reforma no se ha diseñado para evitar la temporalidad.


Y que el mercado laboral ya era suficientemente flexible… Demasiado flexible.


De tanto, uno de estos días igual se rompe. Pero, a la vez, se pide a la juventud compromiso con el futuro. Se refieren a su voto, claro.


No problem.


Alegría.


De seguro que los 3.720.500 trabajadores temporales entre 31 y 44 años agradecerán les paguen 33 días por año trabajado frente a los 45 anteriormente vigentes, gracias a la ampliación del contrato de fomento del empleo.



¿ La reforma laboral creará empleo ?



Pues tampoco.


En realidad, se prevé que cree menos empleo que la anterior legislación.


¿ Entonces, para qué sirve la reforma laboral ?



La reforma no está pensada para acabar con la temporalidad, ni va a aumentar la movilidad laboral, ni va a modificar el comportamiento de la contratación.


La reforma incide en conseguir extinguir contratos indefinidos, a un menor coste para las empresas, para crear más contratos temporales.


Están por reducir los costes laborales. Lo que antes éramos los “activos más importantes” de las empresas, ahora somos denominados, sin rubor, “costes laborales“. Ahora, los activos primordiales son la marca y la información. Dejad paso.


El objetivo final es reducir salarios a toda la población.


Es un marco de cesión a los intereses financieros… que pasa por desproteger a los trabajadores.


Se ve que, de momento, no se les ocurre nada mejor… Y como les parece que todo vale… Maldito dinero.


A  los mercados financieros no les importa nuestro mercado de trabajo.


Sólo les importa que se venda, al menor coste, por el mayor precio, en producto originario desde cualquier lugar, para obtener el máximo beneficio.


No buscan avivar el consumo interno para reflotar la economía;  por eso reducen la inversión pública como motor económico.


En lugar de salir de la UE y del euro (como ya vimos), y proteger el tejido productivo y empresarial, España se suma a las medidas para que la clase trabajadora pague el lucro de los Bancos y élites financieras que invierten allí donde se trabaja más por menos, y para eso, los Estados deben dejar a su población desprotegida, y desinvertir en salud, educación y vivienda, y quedando la clase trabajadora a merced de los nuevos esclavistas, en las condiciones que el neocolonialismo liberal de la Globalización decida.


Política de tierra quemada.


Caiga quien caiga.


En España, hasta ahora, se daba un “conflicto intergeneracional“: protección a los padres, frente a desprotección de los hijos. Estos ven casi imposible dejar el hogar y proponerse un proyecto de vida con trabajos temporales y mal pagados, en un país donde ya es caro vivir… especialmente, desde la llegada del euro.


Y, ahora, van a por los padres, tíos y abuelos.


A por todos.





Pero Obama está contento.


La, la, la…


Y también el Fondo Monetario Internacional (FMI), su brazo armado para esclavizar a los países mediante la Deuda.


Saben que nos hemos plegado… y que no se parará ahí la cosa.


¿ Por qué si no, felicitarían al gobierno español ?


Es como si un banquero te felicitara por no endeudarte. No es por eso… no tendría sentido.


Es más que un rumor que el FMI ya tiene preparado el préstamo… no se le quiere llamar “rescate“, queda mejorlínea de créditos flexibles”. En cualquier momento.


Felicitan a España porque saben que pagará los intereses de la (actual y nueva) Deuda… aunque sea a costa de sus trabajadores y parados.


Y, de paso, España ha tomado posición a favor de EEUU frente a China


Felicitan a España porque saben que ya está en sus manos, y que se va a endeudar… pero con ellos.




Todo ello, a la mayor gloria de la derecha estatal y autonómica, en el gobierno… y en la oposición. El Partido Popular (PP) no sólo no votó contra la reforma laboral en el Congreso, sino que, además, sale a los medios intentando arrullar a la clase trabajadora con cantos de sirena del estilo de:

“El PP va a apoyar todo aquello que sea bueno para nuestro país, va a apoyar todas las reformas que sean buenas para los trabajadores de toda España.”


Sólo que, si la actual reforma laboral no es buena, la que haría el PP sería peor.


Desde una mayor desregularización (¿ quién quedará vigilando al “todo vale” del lucro ?), a quitar las prestaciones por desempleo (neoesclavismo).


Olvidan que Aznar nos metió en el euro, introdujo el modelo estadounidense de burbuja inmobiliaria (un espejismo cuyos efectos ahora padecemos), nos hizo perder poder adquisitivo, estimuló la insolidaridad fiscal interna, y la brecha social con Europa… por no hablar del oropel, de la malversación de fondos públicos, de la ilegal guerra de Iraq, del 11-M… y hasta tiene implicaciones en el caso Gürtel de corrupción política.


En EspañaNO hay un verdadero estado del bienestar, y, pese a saberlo aún en construcción, ya quieren recortarlo.


Pero, por mucho que intentan segmentar a los trabajadores españoles en funcionarios/privados, empleados/parados, indefinido/temporal, y dividirnosla gente se da cuenta de lo que pasa.


No en vano, España es el país cuya población se declara más de izquierdas de Europa. Que a nadie le extrañe, visto lo que tiene que aguantar.





Ante esta crisis, la gente sabe que si el PSOE está a la derecha, el PP está en la ultraderecha. Es como elegir entre un conservador y un liberal. Misma escuela (por cierto, casi literalmente). Algo a considerar, sobre ambos, cuando haya que manifestarse en próximas votaciones.


De modo que cuando Rajoy, el neoliberal jefe de la oposición al gobierno social-liberal de Zapatero, dice que “cuando se hacen las cosas bien, la sociedad española responde“, debería tener cuidado.


No sea que también se lleve una sorpresa electoral.



¿ Cómo se crea empleo ?



Haciendo lo contrario de lo que nos predican.


Lógico, porque no buscan nuestro beneficio, sino el de las élites financieras.


EEUU predica un modelo neoliberal de creación de empleo.


Pero la causa de que la recuperación económica sea mayor y el desempleo sea menor en EEUU que en la UE, no se debe a la mayor desregulación de los mercados de trabajo de EEUU, sino al mayor estímulo económico realizado por el gobierno federal, basado en una elevada expansión del gasto público en actividades y sectores que generan mucho empleo. Son las políticas de austeridad del gasto público en la UE, las responsables de la escasa recuperación económica y elevado desempleo.


La mayoría de países de la Unión Europea (UE) han dedicado muchos más fondos a “salvar” a la Banca que a estimular la economía (al revés que en EEUU, donde los fondos públicos para estimular la economía han sido mayores que los dedicados a salvar a los bancos).


Así, Gran Bretaña se ha gastado el equivalente al 29% de su PIB, Alemania el 20%, Francia el 18%, España el 14% y Portugal el 6% de su PIB en “salvar” a los bancos, todos ellos porcentajes mayores que EEUU (un 5%).


Durante el periodo 1950-1980, el desempleo de la mayoría de países de lo que más tarde pasaría a ser la  UE-15 fue menor que el existente en EEUU.


Es sólo desde el establecimiento de la UE (con un Pacto de Estabilidad que limita los déficits del estado a un porcentaje del PIB menor del 3% y con unos intereses bancarios dictados por el Banco Central Europeo, BCE, más elevados que en EEUU), que el desempleo es mayor en la UE que en EEUU.


Un análisis riguroso del mal llamado modelo liberal estadounidense, muestra que su éxito en su crecimiento económico se debe primordialmente a políticas públicas de tipo keynesiano, tales como:

  1. Un déficit del gobierno federal que alcanzó durante la Administración Bush el equivalente a un 5.4% del PIB. Es decir, EEUU no respetó el criterio de Maastricht que se fijó para el interior de la UE.

  2. Una política de intereses bajos por parte de la Reserva Federal (FED), el banco central privado de EEUU, que se ha mantenido por mucho tiempo y que se ha modificado sólo hace unos meses, contrastando con la política de intereses altos que ha caracterizado la política del Banco Central Europeo (BCE), que ha priorizado sistemáticamente el control de los precios y de la inflación sobre la función de estímulo de crecimiento económico

  3. Un gasto público federal que representa el 19% del PIB estadounidense, permitiéndole, no sólo el estímulo del crecimiento económico, sino también la reducción de las desigualdades regionales existentes en aquel país. La UE-15, sin embargo, no tiene en la práctica un Gobierno federal europeo: la Comisión Europea, al controlar sólo un 1,17% del PIB europeo, limita enormemente su capacidad de incidir en la economía europea y en la corrección de las desigualdades regionales de renta y de desempleo, que son mucho mayores en la UE que en EEUU.



En definitiva, hace falta gasto público, especialmente, cuando hace falta amortiguar el descenso del gasto privado. Eso lo saben EEUU y el mundo económico y financiero. Y, por eso, predican lo contrario. Porque no puede haber amos sin esclavos.


Y eso lo reconocen hasta los propios empresarios españoles, hablando de los recientes ajustes.


Con esta crisis, y visto que la gente tiene la fea costumbre de comer todos los días, dormir bajo techo, y pagar las facturas… y que para ello tiene que trabajar, el gobierno, sea del signo que sea, debe utilizar el gasto público.


Y si el marco actual no es el adecuado, se cambia.


De entrada, España debería abandonar las políticas regresivas, salirse fuera de este euro, y salirse fuera de la UE, de forma que se centre en estimular su recomposición interna.


Para que ese gasto público se use con sentido común, y sin desmanes ni despilfarro. Así, sí que se podría conseguir un estado de bienestar real.





El gobernador del Banco de España, el ínclito neoliberal Miguel Angel Fernandez Ordoñez, no nos cuenta eso.


Porque está, literalmente, “muy feliz” con la reforma laboral.


La, la, la…


Aún así, lamentó que tal reforma no fuera más ambiciosa, incluyendo flexibilidad en los convenios (es decir, que la empresas puedan saltárselos alegremente) y retirar las trabas a la temporalidad.


Pero Fernández Ordóñez no dice nada de fomentar el crédito a autónomos, pequeñas y medianas empresas, y rechaza la creación de un impuesto a la Banca… virando aún más a la derecha que la propia UE… Entendido. A los Bancos, ni tocarlos.


¿ Sorprendente ?


No tanto… si se parte del hecho de que Fernández Ordóñez fue directivo del FMI.



El futuro desarrollo de la reforma laboral mediante Proyecto de Ley y posteriores Reglamentos ahondarán en mayores profundidades… No hemos tocado fondo. Y luego, irán a por el grueso de las pensiones.


Entretanto…


Alegría.


La, la, la…


Ya llegó… La, la, la… la reforma laboral.






Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este Blog, y recibir un aviso por email con cada nuevo artículo publicado

Únete a otros 62 seguidores